La Postura de La Muerte

La Postura de la Muerte por Peter J. Carroll, de "The Magic of Thanateros" 1978 La cima de la excitación y la cima del

Views 11 Downloads 3 File size 33KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

La Postura de la Muerte

por Peter J. Carroll, de "The Magic of Thanateros" 1978 La cima de la excitación y la cima del silencio absoluto se encuentran en el mismo lugar mágico y fisiológico. Sobre esta cima en la dimensión secreta del ser se posa el buitre del self. Las variaciones sin fin del camino del silencio son todo lo que la postura de la muerte es. Lo que sigue puede ser de utilizado tanto en parte o en su totalidad. De rodillas adoptando la posición asana del dragón, las manos sobre los muslos, espalda erguida, el adepto mirará fijamente la imagen de sus propios ojos en un espejo grande ante él, a una distancia aproximada de 60 cm. Sería ideal que el templo esté totalmente vacío y blanco. Uno se puede preparar previamente por medio de la concentración en la respiración, utilizando mantras, visualización de una cierta imagen, o por esfuerzo intenso del pensamiento convergente. (abstracción por medio de algún tipo de tarea mental exigente). Al mirar sus propios ojos el adepto detendrá el pensamiento. Ni el mas mínimo esfuerzo en el sentido habitual de la palabra será de utilidad. Paciencia infinita será apenas suficiente. Se debe dar atención permanente a la imagen del ojo hasta que el proceso de pensamiento se dé por vencido. Cualquier clase de distorsión de la imagen es síntoma de pensamiento y debe ser evitada. El éxito es caracterizado por ciertos fenómenos que son irrefutables. Puede haber una pérdida de imagen visual de la perspectiva o del cuerpo. El cuerpo puede comenzar a sentirse extenso o microscópico. Estos fenómenos son característicos de la privación sensorial. Son no el resultado deseado sino el indicativo del comienzo de la pérdida de la creencia. Los ojos entonces se cerrarán y el vacío se incorpora lo mas completamente posible. Una cierta imagen se puede utilizar como receptáculo del pensamiento si éste no puede ser anulado totalmente. En esta etapa el adepto puede comenzar a practicar cualquier forma de magia. Las inspiraciones o los atavismos pueden ser disparados con la ayuda de sigilos y la voluntad y percepción tienen acceso a las esquinas más recónditas del cosmos. Si lo anterior es insuficiente para alcanzar la gnosis el mago se parará en puntas de pie, ojos cerrados, con los brazos trabados detrás, el cuello estirado y espalda arqueada, esforzando el cuerpo entero al límite. Se puede utilizar una pared para mantener el balance. La respiración profunda y trabajosa a medida que la crucifixión continúa. Olvidándose de todo excepto de la tensión y el esfuerzo se puede lograr el vacío tan pronto uno cae agotado, supino al piso. Para exorcizar cualquier posible estado de aversión invocado por reflejo, el adepto puede recurrir a la risa en este momento. Reflejando el sin sentido de cualquier cosa de la cual él se hace consciente, ríe de todo sin motivo . Asi al mago puede serle concedida la gracia de ser elevado hacia la locura divina de la risa del éxtasis. Traducido por Kaosmos