Trabajo Completo de Familia

INTRODUCCION En el presente trabajo se desarrollan dos aspectos importantes relacionados con la familia contemporánea y

Views 232 Downloads 6 File size 185KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

INTRODUCCION En el presente trabajo se desarrollan dos aspectos importantes relacionados con la familia contemporánea y las funciones sociales de la familia.

En primer término es indudable que todo lo relacionado al ámbito familiar, ha evolucionado a través del tiempo, como por ejemplo podemos mencionar que la familia desde el punto de vista de grupo, ha pasado por la horda, la gens, el clan, la fratría, la tribu y por último la nación.

Esta última evolución como grupo, nos lleva al término de que como nación tenemos Patria, la Patria en donde nos desenvolvemos y que debemos cuidar, exaltando los valores de solidaridad, cooperación, establecidos en nuestra Constitución, y en donde la familia juega un papel vital, en la formación de los ciudadanos.

En una sociedad tan bombardeada por el consumismo, que indiscutiblemente trata de desmembrar y desvirtuar los roles esenciales que tiene la unidad familiar, que pretende inculcar culturas orientadas al esnobismo, debemos tener presente, los roles en diversos campos que la familia desempeña en la actualidad, tales como educación, civismo, socialización, culturales, económicos y reproductivos, cada uno de estos roles con las particularidades que la época actual ha marcado, tal como se comenta a lo largo del desarrollo del presente trabajo.

1

1. La familia contemporánea Se ha reconocido siempre, que la familia es la célula de la sociedad, ésta se basa en el parentesco conyugal y consanguíneo, es decir, en las relaciones entre marido y mujer, padres e hijos, hermanos y hermanas, etc. La vida de la familia se caracteriza tanto por procesos materiales como por procesos espirituales. El amor, el respeto mutuo, el cuidado por la educación de los hijos constituyen los principios morales más importantes dentro de la familia. Es en el seno familiar, donde el ser humano se descubre como persona única e irrepetible, que vale por sí misma; es el lugar donde se aprende a manifestar los sentimientos, se adquieren los valores más fundamentales y donde se vivencian las creencias y conocimientos que regirán nuestras vidas. La estructura familiar, como todo en la historia humana, ha evolucionado y sufrido cambios impactantes; la familia moderna ha variado en cuanto a sus formas más tradicionales, sus funciones, su composición, su ciclo de vida, y principalmente, los roles de los padres. La única función que ha sobrevivido a todos los cambios, en todas las épocas, es la de mantener fuerte el afecto y el apoyo entre todos sus miembros, en especial hacia los hijos. La globalización y la mundialización en las formas de vida, han impactado fuertemente a la familiar, al transformar los roles que sus miembros deben asumir, en especial las actividades que por tradición la mujer venía ejerciendo.

2

Históricamente, el principal papel desempeñado por la mujer, desde la época prehistórica, había sido la maternidad, el cuidado de los hijos y el hogar; pero las necesidades actuales, requieren de su contribución a la economía (doméstica y nacional), modificando su rol familiar, por lo que las costumbres y los valores más conservadores, también han tenido que transformarse. Durante el siglo XX, en las diversas culturas del mundo disminuyeron considerablemente las familias numerosas, es decir, con muchos hijos. Se asoció este cambio particularmente a los avances científicos en cuanto a la salud reproductiva de las mujeres, que les permitió a los cónyuges poder controlar el número de hijos, planeando su familia; y además ha impactó a las mismas relaciones de pareja, al otorgar mayor libertad a la mujer. A partir de la década de 1960, en la unidad familiar ha entrado en una nueva dinámica: un mayor número de parejas viven juntas antes, o en lugar de contraer matrimonio. De igual forma se ha incrementado considerablemente el número de familias de jefatura femenina, ya sea por propia decisión de ser madres solteras, o por la facilidad, con que las parejas actuales, deciden separarse. La familia, cualquiera que sea su composición y su estructura, ha sido y sigue siendo la unidad primaria en la que los hijos, siendo niños, comienzan a desplegar su proceso de desarrollo, y en la que los padres asumen el rol de educadores, función que les ha representado una gran responsabilidad, y que hoy

3

en día, existe información práctica y sencilla que oriente su trabajo en beneficio de sus hijos. Es en esta nueva dimensión familiar, en la que las parejas actuales comienzan su aventura de ser padres, e intentan educar y socializar a sus hijos, buscando adaptarlos a distintas formas de vida; en donde deben considerar, de manera seria, las necesidades y exigencias que obligan a un rediseño familiar, que responda a nuevos estilos de convivencia humana, más acordes al proceso de transformación que las sociedades están sufriendo en la actualidad, para que esto les permita, afrontar la grave problemática social que forman parte de nuestra cotidianidad. Asumir un compromiso que busque una vida más humana, con relaciones interpersonales de calidad, incorporando valores como la tolerancia y el respeto a la diversidad. Todo esto permitirá que la familias del siglo XXI avancen en ese complicado proceso de lograr que sus hijos sean ELLOS MISMOS, utilizando los padres de familia, herramientas valiosas como el amor, la aceptación incondicional, el respeto por encima del autoritarismo, pero sobre todo esto, alejándolos de la ambición desmedida por el poder y la vanidad absurda de el tener.

4

2. Funciones sociales de la familia

Las familias tienen diferentes funciones. La primera función y la más importante es la función de reproducción, ya que sin ella no hay familia (padres e hijo/s). Una vez formada la familia, la función de reproducción servirá para ampliarla y crear otras familias. La función económica o de consumo, actualmente esta función es sobre todo la de consumo, y viendo así que desde los medios de comunicación se ofertan en numerosos productos dirigidos a las familias, anteriormente (hoy en día casi ya no), la familia cumplía una función de producción muy importante. En cuanto a la función de socialización, esta función es muy clara en la familia. En esta, la familia actúa como agente de socialización, ya que es en ella donde se da la socialización primaria del niño y es en ella donde los seres humanos vamos adquiriendo nuestros primeros conocimientos. Así es la institución ideal (por delante de la escuela) en donde vamos aprendiendo como funcionar en sociedad, por lo que es, en una palabra, el reproductor de la sociedad y sus valores vigentes. Si se consigue dominar la institución familiar, se consigue dominar a la sociedad. Aunque también hay que tener en cuenta que es en la familia donde se da el apoyo a los valores individuales, a las potencialidades de cada individuo, y donde se le apoya (o se le debería apoyar) sus defectos.

5

La familia es el principal agente de la Educación. Su función educadora y socializadora basándose en como institución, supone un conjunto de personas que

aceptan,

defienden

y

transmiten

una

serie

de

valore

y

normas

interrelacionados a fin de satisfacer diversos objetivos y propósitos. Los padres, en este proceso, actúan como modelos que los hijos imitan. Hay una abdicación de la familia en la cultura urbana, esto se debe a aspectos como el trabajo de ambos cónyuges, las distancias, los horarios y el pluriempleo... va siendo reemplazada en la faceta educativa por la escuela, las amistades. Debemos señalar también los factores temporal espacial, de escolarización y la distancia social. Padres e hijos, aportan distintas culturas al hogar, ya que se mueven por ambientes distintos. La familia es, en definitiva, el agente de socialización. Por último hay que mencionar la función de apoyo, de protección emocional ya que es en la familia donde los más desfavorecidos encuentran su mayor apoyo (aunque no siempre) económico y emocional. A la familia se acude cuando nos va mal: paro, mala relación con la pareja, desengaños... En general decimos que las funciones de la familia pueden distribuirse en tres tipos fundamentales. Las funciones de tipo biológico, social y psicológico. Este es el papel principal de la familia de hoy, el de la fuerza creadora y dinámica que haga una renovación positiva de la sociedad. Su misión es la humanización de este mundo tecnificado y materialista, llevándole su experiencia de fraternidad. Después de ver las funciones de la familia en general pasemos a ver cuales han sido estas funciones a lo largo de la historia, marcando su evolución.

6

3. LAS FUNCIONES DE LA FAMILIA A LO LARGO DE LA HISTORIA La familia desempañaba en el pasado múltiples funciones. La familia patriarcal se denomina también familia extensa. Ésta tenía en la sociedad preindustrial una seria de funciones, las cuales desarrollamos a continuación. En primer lugar, satisfacía las necesidades sexuales y aseguraba la reproducción. En segundo lugar, era una unidad económica de producción y de consumo, una unidad autónoma que organizaba el cultivo de la tierra, la caza y la pesca. Era, por tanto, una unidad económica de subsistencia: se producía para consumir lo producido. Todo ello bajo la autoridad paterna. En tercer lugar, la familia daba seguridad a sus miembros y garantizaba su supervivencia. Desde el punto de vista educativo, en primer lugar tenía la necesidad de enseñar a los hijos cómo comportarse dentro de la sociedad en que aquélla vivía. La familia extensa realizaba la primera etapa de la socialización y ejercía una influencia sobre la personalidad de los hijos en virtud de las múltiples relaciones familiares. Por último, realizaba también una función de enseñanza informal, al que se derivaba del aprendizaje de un oficio que, a veces, estaba en relación con la primitiva división del trabajo existente en el seno familiar. La familia extensa constituía un orbe muy cerrado y prácticamente autosuficiente. Durante mucho tiempo la humanidad se acostumbró a que la familia satisfaciera las necesidades sexuales, garantizara la conservación de la prole, cuidara materialmente del sustento de sus miembros, fuera un centro de seguridad y de protección frente al exterior, sanara sus heridas o sus 7

enfermedades, le enseñara a comportarse en sociedad, fuera un refugio afectivo o le transmitiera un oficio. Todo esto explica el papel fundamental que en la evolución de la humanidad ha jugado la institución familiar. De ahí que cuando la familia extensa sufra la mutación sustancial que supuso la revolución industrial y la aparición de la llamada “familia nuclear”, se hable de crisis de la familia. En la actualidad, en las sociedades industriales la familia aparece integrada por dos generaciones, la pareja fundadora (también denominada familia nuclear) y la prole. El matrimonio se concibe como una asociación de iguales y la prole se reduce a un número de hijos muy pequeño. La transformación durante la revolución industrial afectó a la familia extensa. Por un lado no puede afirmarse (desde el punto de vista biológico) que la familia sea estrictamente necesaria ya que esta función puede asegurarse con otros tipos de organizaciones. Por otro lado, la familia dejó de ser el centro de imputación económica. La aparición de la fábrica supuso la proletarización del trabajador y la separación entre el hogar familiar y el centro de trabajo. Los miembros de la unidad familiar trabajan ahora en un ámbito ajeno, no como seres dependientes de una unidad superior que los alberga, sino como individuos aislados. Las funciones que desempañaba la familia como unidad económica de subsistencia son reemplazadas ahora por un sistema económico de mercado donde todo se compra y todo se vende. Finalmente, las funciones de seguridad y protección han pasado a ser desempañadas por instituciones especializadas (policía, tribunales de justicia, etc.). Por lo que se refiere a las funciones referentes a la socialización se mantienen en la familia nuclear debido a que la necesidad de transmitir a la nueva 8

generación los roles que deben desempañar en la sociedad es prácticamente la misma que en la sociedad preindustrial, aunque la complejidad es mayor. Es por esto que la familia sirve para completar la labor de la socialización de la escuela. Cuando el niño actual ingresa en el sistema educativo se efectúa la primera socialización, pero a partir de ese momento la socialización es obra de la familia y de la escuela. Algunas veces surge un choque conflictivo entre la escuela y la familia, sobretodo cuando la transmisión de valores no es exactamente la misma. La escuela tiende a impartir los conocimientos y roles necesarios para ingresar en la sociedad industrial, la familia, atiende al desarrollo de la personalidad y de la afectividad del sujeto. Existe otra función educativa a la que ha tenido que renunciar la familia nuclear; Antes, el individuo aprendía un oficio en el seno de la familia extensa, en la actualidad, de eso se encarga el sistema educativo. La escuela suministra los conocimientos básicos para vivir en la sociedad industrial y enseñar una profesión. Podemos decir que más que una crisis en el sentido tradicional, e una mutación importante de la institución familiar. Hay una distinción entre funciones alienables (fruto de una situación histórica) y las inalienables (permanecen mientras subsista la humanidad). Estas últimas, se dividen en dos; la socialización y el desarrollo de la personalidad. Las dos constituyen funciones educativas. La familia se manifiesta como un agente educativo de primer orden no sólo porque en ella se produce el “segundo nacimiento sociocultural”, sino también porque ella es la gran educadora de la personalidad del niño. La familia suministra el afecto que el sujeto necesita para la estabilidad emocional. Cuando la familia abdica de alguna de

9

estas dos funciones educativas surge el individuo antisocial o la perturbación psíquica.

10

CONCLUSION La familia ha sufrido cambios a lo largo de la evolución del hombre, y vemos como hoy más que nunca juega un papel fundamental para el ciudadano, sobre todo en su formación, ya que la familia desempeña funciones sociales, en diversos ámbitos. Es de hacer notar, que en el proceso revolucionario esta realidad se ve reflejada en la promulgación de leyes que van dirigidas a preservar al institución familiar, tal como la Ley Orgánica para la Protección de niños, niñas y adolescentes, Ley de igualdad de oportunidades para la mujer, Ley para la protección de las familias, la maternidad y la paternidad, Ley Orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, entre otras. Pero no vasta un conjunto de leyes que protejan a la institución familiar, si dentro de cada uno de nosotros no cultivamos lo verdaderos valores de solidaridad, igualdad y fraternidad que deben ser los ejes formadores del individuo y que deben estar presente en la institución familiar, Para concluir, debemos tener presente la importancia la institución familiar , que nuestra carta magna desarrolla un capitulo especifico, en donde se establecen los derechos sociales y de las familias (Titulo III, Capitulo V) …..Artic. 75 de la CRBV: “El Estado protegerá a las familias como asociación natural de la sociedad y como ele espacio fundamental para el desarrollo integral de las personas. Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y 11

deberes, la solidarias, el esfuerzo común, la comprensión mutua y el respeto reciproco entre sus integrantes. El Estado garantizará protección a la madre, al padre o a quienes ejerzan la jefatura de la familia…….”

12

CAMBIOS EN LA FAMILIA VENEZOLANA Menos hijos y más trabajo La nueva familia venezolana es diferente a la de sus antepasados (Trabajo publicado en abril de 2005) La modernidad ha traído grandes beneficios a la sociedad venezolana, la cual disfruta de los avances tecnológicos, políticos y económicos, pero también padece sus consecuencias. Al hacerse la vida más cara el grupo familiar se redujo, dejando como un recuerdo las grandes familias de siete o más hermanos. Hoy existen más hijos únicos o niños con un solo hermano, muchos padres están divorciados y el inicio de la maternidad es más tardío. La tendencia es a reducir el número de la descendencia y vivir más años.

La estructura de la familia venezolana ha variado considerablemente durante el siglo XX y lo que ha transcurrido del siglo XXI debido al aumento de años en la esperanza de vida del venezolano y el mayor acceso a la educación. La composición actual de la familia venezolana es derivada de una variación demográfica que ha ocurrido durante años en Venezuela como consecuencia de cambios políticos y sociales que han permitido una mejor calidad de vida, índices de mortalidad más bajos y control de la fecundidad. Esto se puede observar en los resultados del Censo General de Población y Vivienda 2001, al hacer una comparación con datos previos. Las cifras en etapas

13

De acuerdo con datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en el período 1950-1970 se evidenció un alto crecimiento demográfico (3,9 y 3,3%) debido al descenso de la mortalidad presente en la década de los cuarenta y al aumento de la esperanza de vida de 53,9 a 66,2 años. Con la caída de la cifra de mortalidad infantil la población se hizo más joven. En esta etapa el promedio de hijos por mujer era de 6,8. Para la época el índice de analfabetismo era alto, especialmente en las mujeres, las cuales se dedicaban a las labores del hogar. No se hablaba de divorcio. Durante los años 1970-1980 baja el índice de fecundidad. En esta etapa aumenta la esperanza de vida a 68 años y los avances tecnológicos disminuyen drásticamente la mortalidad infantil un 26%. El promedio de hijos es de 4,3. Los ingresos de la actividad petrolera benefician a la sociedad, la cual cambia su estilo de vida, se satura la fuerza de trabajo, la educación aumenta, hay un crecimiento en la urbanización y, lo más importante, la mujer participa más intensamente en la actividad económica, lo cual altera la estructura de la familia. Ahora la madre toma decisiones en el hogar, tiene un nivel educativo más alto que la generación que le precedió, trabaja y tiene control de su vida. Aumentan los divorcios, lo que influye en las relaciones entre padres e hijos y en el número de la descendencia. Entre 1980 y 2000 la esperanza de vida sube a 73,3 años, el nivel de fecundidad se reduce a 2,6 hijos por mujer y se evidencia un deterioro severo de la calidad de vida de la población. Los excesos de los ochenta pasan factura y comienza la austeridad. Esto afecta nuevamente la estructura familiar; en primer lugar por la crisis de la vivienda, que muchas veces obliga a las nuevas parejas a compartir el techo con sus padres. El desempleo es otro factor que influye en la disminución de la tasa de fecundidad. La importancia de mantener un trabajo y de desarrollarse profesionalmente, así como el deseo de prestar más atención a los hijos, hace que muchas mujeres prefieran postergar el momento de su primera gestación. Así en esta etapa la maternidad no sólo disminuye sino que comienza a una edad más avanzada. Se estima que para 2020 la esperanza de vida suba a 76,3 años y disminuya la tasa de fecundidad a 2,1 hijos por mujer. A pesar de la poca planificación familiar, cada vez son más las mujeres que procuran controlar la reproducción después de la primera gestación. ADEMÁS:

Unión y separación Una de las razones que ha influido notablemente en la baja tasa de fertilidad es la económica, la cual ha llevado a muchas parejas a inhibir la reproducción y al divorcio. De acuerdo con información presentada en el INE, en 2003 hubo 20.077 divorcios, cuyas sentencias fueron en su mayoría por ruptura prolongada de la vida en común. No se muestra el por qué de la decisión de separarse, pero sí indican la duración de los matrimonios, 11.440 de estos divorcios fueron uniones con promedio de 5 a 14 años.

14

Abuelos del siglo XXI La población adulta, o mayor de 65 años, forma tan sólo el 4% de la población, sin embargo este porcentaje es mayor en la actualidad que en años anteriores. Para 1961 era de 2,6% y para 1981 de 3,5%. En contraste con las generaciones previas, en la actualidad muchos abuelos se encuentran aún en actividad profesional. Además de ello, existen numerosos programas de atención social a este grupo etario, que elevan la condición humana. Todas estas ventajas hacen que actualmente los abuelos puedan compartir con sus nietos unos años más y que la relación sea más compleja que la que tuvieron otras generaciones. Los abuelitos de hoy navegan en Internet y disfrutan los videojuegos.

15