Resumen de Los Textos

Francisco Ferrer Bermúdez RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I Índice CÉSARE LOMBROSO. MEDICINA LEGAL LECCIÓN IV Y LECCIÓN

Views 60 Downloads 2 File size 314KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I Índice

CÉSARE LOMBROSO. MEDICINA LEGAL LECCIÓN IV Y LECCIÓN XII ..................2 1 Clasificación Criminal de Lombroso:.......................................................................................2 2 Conclusión: .................................................................................................................................3 ÉMILE DURKHEIM CAPITULO V: EL SUICIDIO ANÓMICO -1897-..............................5 1 ¿Qué se propone el autor en el texto? ..........................................................................................5 2 La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto. ..............................5 3 Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales. .......................................................8 4 Conclusión del autor. .................................................................................................................8 5 Breve reseña biográfica del autor ..............................................................................................9 6 Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.............................9 ROBERT KING MERTON: ESTRUCTURA SOCIAL Y ANOMIA: REVISIÓN Y AMPLIACIÓN (1949)....................................................................................................................10 1 ¿Qué se propone el autor en el texto? .....................................................................................10 2 La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto. ............................11 2.1 La teoría de la anomia. ....................................................................................................11 3 Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales. .....................................................12 4 Conclusión del autor. ...............................................................................................................13 5 Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra. ........................................................................................................................14 EDWIN H SUTHERLAND (1988) LADRONES PROFESIONALES (DELITOS DE CUELLO BLANCO)......................................................................................................................15 1 ¿Qué se propone el autor en el texto? .....................................................................................15 2 La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto. ............................15 3 Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales. .....................................................17 4 Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra. ........................................................................................................................18 ERVING GOFFMAN “EL ESTIGMA” La identidad deteriorada (1963) ............................19 1 La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto. ............................19 2 Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales. .....................................................20 3 Conclusión del autor. ...............................................................................................................21 4 Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra. ........................................................................................................................22 HOWARD BECKER “LOS EXTRAÑOS” SOCIOLOGÍA DE LA DESVIACIÓN. (1963) ............................................................................................................................................................22 5 ¿Qué se propone el autor en el texto? .....................................................................................22 6 La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto. ............................23 7 Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales. .....................................................24 8 Conclusión del autor. ...............................................................................................................26 9 Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.) .......................................................................................................................27 ELENA LARRAURI (1991), LA HERENCIA DE LA CRIMINOLOGÍA CRÍTICA. MADRID, SIGLO XXI. CAPÍTULO I “BIENVENIDA A LAS TEORÍAS NORTEAMERICANAS”..............................................................................................................27 1 ¿Qué se propone el autor en el texto? .....................................................................................27 2 La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto. ............................28 2.1 Conexión sociológica: Crítica a la Teoría de la Anomia y de las Teorías Subculturales.................................................................................................................................28 1

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

2.2 Críticas al funcionalismo en la década de lo sesenta.....................................................29 2.3 La muerte de Lombroso: Las tendencias anticorrecionalistas......................................29 2.4 Cambio de paradigma: El labelling approach................................................................30 3 Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales. .....................................................31 3.1 La Etnometodología. .......................................................................................................31 3.2 La antipsiquiatría. (Laing, Szasz y Cooper)..................................................................32 3.3 Marxismo. .........................................................................................................................32 4 Conclusión del autor. ...............................................................................................................33 5 Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra. ........................................................................................................................34

CÉSARE LOMBROSO. MEDICINA LEGAL LECCIÓN IV Y LECCIÓN XII Médico, antropólogo y penalista italiano (Verona 1.835 - Turín 1.909). Fue profesor en las universidades de Pavia (1.862) y Turín (1.896), y director del hospital psiquiátrico de Pésaro (1.871). Escribió una obra que marcaría el inicio de unas nuevas teorías sobre la criminalidad "El hombre delincuente" (1.876) iniciando la rama de la antropología criminal. Para él, las condiciones independientes de la voluntad, como la herencia, la influencia de enfermedades nerviosas,..., tienen un papel principal en la psicología del delincuente. Sus teorías criminales gozaron de amplio eco, y sus teorías fueron muy controvertidas. Aunque con posterioridad las tesis de Lombroso han sido unánimemente consideradas erróneas, debe señalarse el importante papel que desempeñó en la separación del estudio de los criminales de los problemas de tipo moral.

1

Clasificación Criminal de Lombroso: 1. Delincuente nato: Es el que Lombroso hace girar sobre la idea de atavismo. El delincuente nato es aquél que presenta toda una serie de anomalías, estigmas de origen atávico o degenerativo. El delincuente nato es un ser atávico producto de la regresión a etapas primitivas de la humanidad, es un ser hipoevolucionado, como consecuencia de un genuino salto atrás hereditario. Estas teorías tienen su explicación ya que es cuando aparecen las ideas de Darwin. Lombroso descubre en 1.872 en un cráneo la existencia de una foseta en la zona occipital media, esta foseta es un estigma de franca regresión propia de los vertebrados inferiores. Al descubrir esto, entiende que ha encontrado aquello que justifica toda su teoría de regresión a épocas primitivas. Señalará todas las características psíquicas y físicas que el delincuente nato tendrá: frente huidiza, gran desarrollo de los pómulos, orejas en forma de asa, insensibilidad al dolor, mayor robustez de los miembros izquierdos (zurdez sensorial), insensibilidad afectiva, falta de remordimientos, cinismo, vanidad, crueldad, afán vengativo, impulsividad, tendencia a la mentira y neofilia, tendencia a las orgías, uso frecuente del argot, tatuajes obscenos,... 2

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

2. Delincuente loco moral: Dice que es una especie de idiota moral que no puede elevarse a comprender el sentimiento moral, o por la educación, ésa se estacionó en la práctica. Son indiferentes afectivos, y cuando entran en colisión con la ley, la indiferencia se transforma en odio, venganza, ferocidad, en la convicción de tener derecho a hacer el mal. Destacan por: corpulencia física, astucia, precocidad sexual, perversión afectiva, inteligencia natural intacta. Suele ser delincuente desde la infancia o la pubertad. 3. Delincuente epiléptico: Es un delincuente violento y agresivo, serán los delincuentes que cometan delitos gravísimos sin experimentar ningún tipo de remordimiento. 4. Delincuente loco: Distingue entre delincuente loco alienado, delincuente loco alcohólico y delincuente loco histérico. 5. Delincuente ocasional: No es aquel que busque la ocasión para delinquir, es aquel que se siente atraído por el delito, o bien cae en el delito por razones insignificantes. 6. Delincuente pasional: Es aquel que comete el delito teniendo como substrato la dolencia de alguna pasión. Trata de integrar atavismo, morbo y epilepsia. Lombroso observa que el delincuente carece de sentimiento moral debido a la regresión en etapas anteriores; regresión por un lado y no evolución por otro. Observó esta falta de evolución en los epilépticos, precisamente por esto es por lo que da una explicación del crimen: es una causa interna.

2

Conclusión:

Lombroso no busca una teoría criminogenética, sino que lo que quiere es encontrar un criterio diferencial entre un enfermo mental y el delincuente, pero al toparse con este descubrimiento, comienza a elaborar lo que él mismo llamaría: "ANTROPOLOGÍA CRIMINAL". Define al Delincuente Nato del Delincuente Loco moral, diciendo que si bien se asemejan porque en ambos, durante la infancia, no han desarrollado las facultades que les sirvan para poner freno a la irrestibilidad de sus actos, más bien esa facultad ha quedado en estado infantil, sin que tengan sentimientos morales, de prudencia, de dignidad sobre ellos y menos por los demás, de repugnancia por el mal. Y los diferencia porque el delincuente nato es la exageración del delincuente loco moral, aunque es más cruel el loco moral, que la forma congénita, pero ésta incluida en la forma de locura moral. Dice: “la locura moral es un género, del cual es especie la delincuencia”. Debido a los excesos de la Escuela Clásica, nace la Escuela Criminal Positiva. Todo se debió al abuso de la dogmática, al olvido del hombre delincuente a sus creencias de haber de haber agotado la problemática juridico-penal. LOMBROSO, es uno de los representantes la “scuola positiva”, junto a FERRI y GAROFALO, esto no quiere decir que sean todos sino 3

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

que con ellos son con los cuales se marca el principio de una corriente que llegaría con fuerza hasta nuestros días. Los postulados de esta escuela son: - La Escuela Positiva se caracteriza por su método científico. - El delito es un hecho de la naturaleza y debe estudiarse como un ente real, actual y existente. - Su determinismo, es totalmente determinista esta escuela. - Sustituye la responsabilidad moral por la responsabilidad social, puesto que el hombre vive en sociedad y será responsablemente social mientras viva en sociedad. - El hecho de que si no hay responsabilidad moral, no quiere decir que se pueden quedar excluido del derecho. - El concepto de Pena se sustituye por el de sanción. - La sanción va de acuerdo a la peligrosidad del criminal. - Estas deben durar mientras dure la peligrosidad del delincuente, y por eso son de duración indeterminada. - La ley penal no restablece el orden jurídico, sino que tiene por misión la de combatir la criminalidad considerada como fenómeno social. - El derecho a imponer sanciones pertenece al Estado a titulo de defensa social. - Más importante que las penas son los substitutivos penales. - Se acepta "tipos" criminales. - La legislación penal debe estar basada en los estudios antropológicos y sociológicos. - El método es inductivo - experimental. FERRI nos dice que " LA ESCUELA POSITIVA CONSISTE EN LO SIGUIENTE: ESTUDIAR AL DELITO, PRIMERO EN SU GENESIS NATURAL, Y DESPUES EN SUS EFECTOS JURIDICOS, PARA ADAPTAR JURIDICAMENTE A LAS VARIAS CAUSAS QUE LO PRODUCEN LOS DIVERSOS REMEDIOS, QUE POR CONSIGUIENTES SERAN EFICASES " El principal medio de difusión de esta escuela fue la revista "Archivi di psichiatria, scienze penali e antropologia criminale". La vida de esta escuela ha sido agitada y fecunda, llena de aciertos y de errores también, así como ha tenido muchos que la apoyan también están los que la contradicen. Otra conocimiento que FERRI nos explica es: "LA escuela criminal positiva no consiste únicamente, en el estudio antropológico del criminal, pues constituye una renovación completa, un cambio radical de método científico en el estudio de la patología social criminal, y de los que hay de mas eficaz entre los remedios sociales y jurídicos que nos ofrece. la ciencia de los delitos y de las penas era una exposición doctrinal de silogismos, dados a luz por la fuerza exclusiva de la fantasía lógica; nuestra escuela ha hecho de ello una ciencia de observación positiva, que, fundándose en la antropología, la psicología y la estadística criminal, y así de como el derecho penal y los estudios penitenciarios, llega ha ser la ciencia sintética que yo mismo la llamo sociología criminal, y así esta ciencia, aplicando el método positivo al estudio del delito, del delincuente y del medio, no hace otra cosa que llevar a la ciencia criminal clásica el soplo vivificador de las ultimas e irrefragables conquistas hechas por la ciencia del hombre y de la sociedad, renovada por las doctrinas evolucionistas “ 4

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

ÉMILE DURKHEIM CAPITULO V: EL SUICIDIO ANÓMICO 18971

¿Qué se propone el autor en el texto?

Émile Durkheim, se propone establecer la existencia de una relación entre la manera de ejercer la acción reguladora de la anomia y el porcentaje de suicidios, para ello a pesar de conocer la influencia que tienen las crisis económicas sobre la tendencia al suicidio, lleva a cabo una investigación social sujeta a una metodología científica, en base a un estudio fundamentado en las tasas de suicidio de la época, para explicar de un modo sociológico las causas del suicidio, obteniendo como resultado que no solo las causas o crisis económicas son la explicación de dicho fenómeno.

2

La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto.

El suicidio anómico. Este tipo de suicidio, es el que interesa particularmente a Durkheim porque es el más característico de la sociedad moderna. Este suicidio anómico es el que refleja en la correlación estadística entre la frecuencia de los suicidios y las fases del ciclo económico. Es sabido que cuando se producen crisis económicas la cifra de suicidios aumenta de forma vertiginosa, pero cuando se produce lo contrario la cifra de suicidios no disminuye en la misma proporción. Tras numerosos estudios ha llegado a la conclusión que no es por que la crisis en sí empobrezcan a la población, sino porque son perturbaciones del orden colectivo. El estado de irregularidad o de anomalía está, pues, reforzado por el hecho de que las pasiones se encuentran menos disciplinadas en el preciso momento en que tendrían necesidad de una disciplina mucho más fuerte. Esto hace que las ambiciones sobreexcitadas vayan siempre más allá de los resultados obtenidos, cualesquiera que sean, porque no se les advierte que no deben ir más lejos. Nada pues les contenta y toda la agitación se gasta sobre sí misma sin llegar a saciarse. Entonces si la pobreza protege contra el suicidio es porque por si misma, es un freno. Cuanto menos posee uno, menos intenta extender el círculo de sus necesidades. La riqueza al contrario por los poderes que confiere, nos da la ilusión de que nos engrandecemos por nosotros mismos. Al disminuir la resistencia que nos oponen las cosas, nos induce a creer que pueden ser indefinidamente vencidas, ahora bien, cuanto menos limitado se siente uno, más insoportable le parece toda limitación. Comparando este tipo de suicidio con el suicidio egoísta podemos decir que aunque guardan cierta relación ocupan parcelas sociales diferentes: el primero se ocupa del mundo empresarial mientras que el segundo se centra en carreras intelectuales. 5

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Estos fenómenos, el aumento de la frecuencia en las fases de agitación social, la disminución de la frecuencia en ocasión de los grandes acontecimientos, sugieren al sociólogo la idea del suicidio anómico. Éste tipo no es sólo el que aumenta durante las crisis económicas, sino también el suicidio cuya frecuencia crece paralelamente con el número de divorcios, el que afecta a los individuos a causa de las condiciones de existencia que caracterizan a las sociedades modernas. En estas sociedades, la existencia social ya no es regulada por la costumbre; los individuos compiten permanentemente unos con otros; por lo tanto están acechados perpetuamente por el sufrimiento que se origina en la desproporción entre sus aspiraciones y satisfacciones. Durkheim procura luego demostrar que los tipos sociales que ha elaborado corresponden aproximadamente a tipos psicológicos. El suicidio egoísta se manifestará por un estado de apatía y de ausencia de apego a la vida, el suicidio altruista por la energía y la pasión; y el suicidio anómico se caracterizará por un estado de irritación y de disgusto, que la existencia moderna ofrece, un disgusto que es el resultado de que se ha cobrado conciencia de la desproporción entre las aspiraciones y las satisfacciones. Podemos resumir la teoría de Durkheim: los suicidios son fenómenos individuales, que responden a causas esencialmente sociales. Hallamos aquí una vez más el tema fundamental de la sociología de Durkheim, a saber que en sí mismas las sociedades son heterogéneas respecto de los individuos. Para extraer las consecuencias prácticas del estudio del suicidio, conviene examinar el carácter normal o patológico de éste fenómeno. A juicio de Durkheim el delito es un fenómeno socialmente normal, si consideramos lo que ocurre regularmente el delito no es un fenómeno patológico. Asimismo, podemos considerar normal cierta tasa de suicidios pero Durkheim entiende que el aumento de la tasa de suicidios en la sociedad moderna es un fenómeno patológico. Dice que la sociedad moderna se caracteriza por la diferenciación social, la solidaridad orgánica, la densidad de la población, la intensidad de las comunicaciones y la lucha por la vida. Todos estos hechos, vinculados con la esencia de la sociedad moderna, no deben ser considerados como anormales en sí mismos. "Hay motivos para creer que este agravamiento (de la tasa de suicidios) responde, no a la naturaleza intrínseca del progreso, sino a las condiciones particulares en que aquél se realiza contemporáneamente, y nada nos asegura que las mismas sean normales. Pero entonces si la causa es anormal debe afirmarse lo mismo del efecto. Por consiguiente, lo que la marea ascendente de muertes voluntarias demuestra, no es el brillo cada vez mas intenso de nuestra civilización, sino un estado de crisis y perturbación que no puede prolongarse sin peligro" 6

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

¿Cómo puede restablecerse la integración del individuo con la colectividad? Durkheim examina sucesivamente el grupo familiar, el grupo religioso y el grupo político (sobre todo el Estado) y procura demostrar que ninguno de los tres ofrece el marco social cercano al individuo que puede ofrecerle seguridad al mismo tiempo que lo somete a las exigencias de la solidaridad. Desecha por dos razones la reintegración en el grupo familiar. Por una parte, la tasa de suicidios anómicos no aumenta menos en las personas casadas que en las célibes lo cual indica que el grupo familiar no ofrece una protección más eficaz contra la corriente suicidógena. Por otra parte, las funciones de la familia decaen en la sociedad moderna. El estado o agrupamiento político está demasiado lejos del individuo, es excesivamente abstracto tiende demasiado a lo autoritario para ofrecer el contexto necesario a la integración. En épocas pasadas la religión servia de consuelo tanto para ricos como para pobres pero hoy en día la religión ha perdido toda su fuerza, esto ha llevado a la consagración del materialismo, que el desarrollo económico se sitúe en primer lugar, nos lleva a considerar si no será esto el causante de que en crisis económicas se dispare el numero de suicidios. Tampoco la religión puede poner fin a la anomia eliminando las causas profundas del mal. En las sociedades modernas las religiones presentan un carácter cada vez más abstracto e intelectual. Ya no son escuelas de disciplina como antaño. Ahora bien, lo que Durkheim busca para curar los males de la sociedad moderna, no son ideas y teorías abstractas, sino formas morales en acción. Por lo tanto, el único grupo social que puede favorecer la integración de los individuos en la colectividad es la profesión; o para utilizar el término de Durkheim la corporación. Pero en esta discusión del carácter patológico de las tasas actuales de suicidios y de la búsqueda de una terapéutica aparece una idea fundamental de la filosofía de Durkheim. El hombre, abandonado a sí mismo, está animado de ilimitados deseos. El individuo quiere siempre más de lo que tiene, y se siente permanentemente decepcionado por las satisfacciones que encuentra en una existencia dura. El hombre individual es un ser formado de deseos, y desde luego la necesidad fundamental de la moral y la sociedad es la disciplina. El hombre necesita la disciplina de una fuerza superior, autoritaria y amable es decir, digna de ser amada, esta fuerza que al mismo tiempo se impone y atrae no puede ser sino la propia sociedad. La anomia es en las sociedades modernas un factor regular y especifico de suicidios, el suicidio anómico proviene de que la actividad de estas personas está desorganizada y esta es la razón de su sufrimiento.

7

Francisco Ferrer Bermúdez

3

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales. I. La religión servia de consuelo para ricos y para pobres pero hoy en día la religión ha perdido toda su fuerza, lo que ha llevado a la consagración del materialismo, que el desarrollo económico se sitúe en primer lugar, por lo que puede ser detonante de que aumente el numero de suicidios.

II. Los casos de desastres económicos, se produce como una descalificación, que hace que ciertos individuos queden una situación inferior a la que ocupaban hasta entonces. III. Las funciones industriales y comerciales están entre las profesiones que proporcionan más suicidios. IV. La pobreza como freno, si la pobreza protege contra el suicidio, por consecuencia cuanto menos posee uno, menos intenta extender el círculo de sus necesidades. V. La religión se proclamaba con sus enseñanzas los beneficios y el valor moral de la pobreza, para enseñar al hombre a contenerse. VI. El proceso de civilización predominan factores sociales que controlan la vida cotidiana. VII. Diferenciar los suicidios por grupo de edad y su estado civil con relación a los solteros.

4

Conclusión del autor.

Para Durkheim, el suicidio se produce como consecuencia del debilitamiento de los lazos sociales, en ausencia de modelos normativos y axiológicos o cuando estos no están claramente definidos y la economía se erige cono institución fuerte, por esto la frecuencia de los suicidios está altamente correlacionada con las crisis económicas, ante grandes bajadas o subidas acompañadas de momentos de gran euforia producida por el enriquecimiento repentino o de gran depresión causada por el empobrecimiento súbito, la cohesión social se debilita y las tasas de suicidios se elevan por encima de la normalidad. Nuestro autor, nos quiere hacer ver que las tasas de suicidio anómico, aumentan igualmente cuando la naturaleza de la interrupción es positiva o negativa. Cualquier tipo de interrupción hace que la colectividad sea temporalmente incapaz de ejercer su autoridad sobre los individuos. Estos cambios ponen a las personas en situaciones en las que ya no se observan las viejas normas y otras nuevas comienzan a desarrollarse. Los períodos de interrupción liberan corrientes de anomia, las cuales conducen a un aumento de las tasas de suicidio anómico. Diríamos que las personas se convierten en esclavas de sus propias pasiones y realizan una abundante serie de actos destructivos, entre ellos quitarse la vida, en mayor número que en condiciones normales. 8

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Que los varones se suicidan más que las mujeres, incrementándose las muertes por suicidio en edades avanzadas. El coeficiente de preservación entre los casados es mayor que entre los viudos. Las personas a edades tempranas y con vida familiar tienen menos probabilidad de suicidio. Sucede lo mismo entre las mujeres. Las viudas mueren más que las solteras y que las casadas. A excepción de las mujeres de edades entre veinte y veinticinco años, el resto de edades presenta una secuencia de suicidios similar a los varones. Descubre que el suicidio sigue criterios más regulares que las defunciones, que en los países protestantes mueren más personas que en los católicos, y que en tiempos de guerra y revolución las personas se suicidan menos. La vida social supone que un número de personas en función de su estado civil, género y religión se autoeliminan. Existe un hecho externo que condiciona los comportamientos individuales. La familia previene de la regularidad de la muerte; sobre todo previene a las mujeres que llevan una vida más familiar.

5

Breve reseña biográfica del autor

Émile Durkheim (1858 1917) Nació en Épinal (Lorena Francia), en el seno de una familia de origen judío. Lo apodaban "El Metafísico" debido a su marcado interés por las cuestiones filosóficas. En 1882 se licenció en Filosofía, disciplina en la que se formó bajo la influencia del positivismo y el evolucionismo. Émile Durkheim fue, sin lugar a dudas, uno de los principales responsables del surgimiento y reconocimiento de la Sociología como ciencia. Elaboró reglas metodológicas para la investigación social. La Sociología debe estudiar los hechos sociales o patrones de conducta mostrando no solo sus causas sino también cual es su función Ya rozando el final de su vida, entre 1912 a 1915 publica otra de sus obras, titulada, “Las formas elementales de la vida religiosa”, que se basaba en las observaciones de los aborígenes australianos para extrapolar un principio aplicable a toda la sociedad. Durkheim ejerció una profunda influencia en el desarrollo de la sociología. Además a través de la revista fundada por el mismo el año 1898, llamada “L’année sociologique”, influyó también en muchas otras áreas surgiendo un círculo intelectual cuyo centro era Durkheim, dejando profundas huellas en el campo de la antropología, historia, lingüística y la psicología.

6

Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.

Su madurez intelectual abarca el duro período de consolidación y crisis de la Tercera República Francesa, en la que la política de los liberales y anticlericales, sufren los embates del neo-bonapartismo, antisemitismo y nacionalismo. Debido a que Durkheim era judío, un producto claro del laicismo y del cientificismo de la Francia Republicana. Su formación teórica fue básicamente filosófica y estuvo fuertemente influido tanto por positivismo 9

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

como por el evolucionismo, aunque también recibió el influjo de pensadores como Montesquieu y Tocqueville y de teóricos alemanes como Simmel, Tonnies y Wundt. Sin embargo, su sociología es heredera de la obra de Auguste Comte, hasta el punto que debe considerarse a Durkheim como su auténtico continuador.

ROBERT KING MERTON: ESTRUCTURA ANOMIA: REVISIÓN Y AMPLIACIÓN (1949) 1

SOCIAL

Y

¿Qué se propone el autor en el texto?

Robert K. Merton, trata de exponer la importancia del papel de la familia como soporte para la difusión de las normas culturales a las nuevas generaciones. Por un lado, puede servir para generar conformidad o bien por el contrario los padres pueden proyectar las ambiciones sociales sobre sus hijos, pudiendo no estar en condiciones de ofrecer oportunidades reales para su consecución (generar desviación). Quiere hacernos ver que si la estructura genera desigualdades entre grupos e individuos, determinados grupos e individuos sentirán en mayor medida que otros la presión social hacia la anomia. Esto es, las tendencias hacia la conducta divergente no se producen al azar, ni son producto de un control social defectuoso sobre los impulsos humanos, psíquicos o biológicos. Es, de hecho, la sociedad, la que presiona sobre ciertas personas para que sigan una conducta divergente. La cultura, como vemos, determina una serie de objetivos (metas culturales) y una serie de modos admisibles (medios institucionalizados) para conseguirlos, estos modos no están necesariamente relacionados con la eficacia o la racionalidad, sino que presenta a menudo enormes cargas valorativas, generalmente sustentadas por grupos con suficiente poder y capacidad propagandística para ello. Además suele suceder que la importancia que se otorgue a los fines es mayor que la que se otorga a los medios para alcanzarlos, con lo que el triunfo se acaba interpretando como ‘ganar el juego’ y no como ‘ganar acuerdo en las reglas del juego’. Merton advierte cómo el dinero se ha convertido en la sociedad americana en el objetivo por excelencia, el dinero tiene la virtualidad de permitir el acceso a los mismos bienes y servicios se haya adquirido fraudulentamente o no. Y es aquí donde entra en juego las agencias de socialización, siendo la más importante la familia, que va ejercer una influencia atendiendo a la proyección de las ambiciones de estos padres sobre su hijo.

10

Francisco Ferrer Bermúdez

2

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto.

2.1 La teoría de la anomia. El término "anomia" se refiere a ciertos estados de vacío o carencia de normas en una sociedad, que provoca, entre otras consecuencias, la conducta desviada de algunos de sus miembros. Esta situación de crisis guarda estrecha relación con la estructura, organización y el grado de desarrollo social. Durkheim es el primero que desarrolla, desde un punto de vista criminológico, la teoría de la anomia, replanteando posteriormente su contenido, el sociólogo norteamericano Robert Merton. Merton parte de la misma idea propuesta por Durkheim en el sentido de que el delito es un fenómeno social normal, aportando a esta teoría un concepto fundamental: La ruptura entre fines sociales y medios para alcanzarlos. La conducta delictiva re fleja la discrepancia entre las expectativas culturalmente preexistentes y los medios determinados por la estructura social para satisfacer tales expectativas. Merton introduce muy claramente la variable estructural, al proponer una teoría general del comportamiento desviado, señalando que su primer propósito "...es descubrir cómo algunas estructuras sociales ejercen una presión definida sobre ciertas personas de la sociedad para que sigan una conducta inconformista y no una conducta conformista...". El comportamiento desviado, como expresión de una conducta inconformista, tiene, según Merton, causas sociales y culturales, ya que, tal conducta se origina en la discrepancia entre las aspiraciones culturalmente determinadas y los medios socialmente aceptados para obtenerlas. La estructura social le facilita a los grupos dominantes la obtención de los valores culturales, pero se lo hace difícil o imposible de alcanzar a los demás. La estructura social actúa como una barrera o como una puerta abierta para la acción impuesta por los mandatos culturales. Si no existe una adecuada integración entre la estructura cultural y la estructura social exigiendo la primera una conducta y unas actividades que la segunda impide, surge una definida tendencia que va desde el quebrantamiento de las normas hasta su abolición. Así, la estructura cultural convierte la acumulación de riqueza material en un valor supremo para todos los ciudadanos, mientras que la estructura social restringe a ciertos grupos sociales el acceso efectivo a los procedimientos legítimos que permitirían lograr tal meta. Esta es la situación que Merton define como uno de los procesos favorables al estado social de anomia. La presión de la estructura social sobre el individuo propicia cinco "tipos de adaptación" y que Merton denomina de la siguiente forma: 1-Conformismo: Es la adaptación más frecuente Es la actitud de quien se conforma con las metas culturales y los medios institucionalizados. Representan la adaptación que adopta la mayoría, si no fuese así, la sociedad no podría conservar su estabilidad y continuidad. Difícilmente coincide con una conducta desviada 11

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

2-Innovación: Este segundo modo de adaptación, da una gran importancia cultural al objetivo del éxito, y en dónde el individuo acepta los fines sociales convencionales pero rechaza los medios más típicos para su consecución y busca nuevos medios para conseguirlo. Nos pone el ejemplo de la sociedad norteamericana la cual le da gran importancia al éxito pecuniario para todos y la existencia de una estructura social que limita indebidamente la posibilidad de recurrir en la práctica a los medios aprobados, produciendo en muchas personas una tensión que las impulsa a prácticas innovadoras, alejadas de las normas institucionales 3-Ritualismo: El tipo ritualista se reconoce fácilmente. Implica el abandono o la reducción de los altos objetivos culturales del enriquecimiento y de la movilidad social en la medida en que uno pueda satisfacer sus aspiraciones. Este rechazo o reducción de los objetivos culturales se acompaña de un respeto casi compulsivo de las normas institucionales. 4-Retraimiento: Es la adaptación menos frecuente. Rechazan las metas culturales y los medios institucionales. Los individuos que se "mal adaptan" de esta manera, en realidad están en la sociedad pero no son de ella. A esta categoría pertenecen los psicóticos, los egotistas, los parias, los proscritos, los vagabundos, los vagos, los borrachos crónicos y los drogadictos. Este abandono de la búsqueda del éxito, puede desencadenar la persecución de estos disidentes, ya que difícilmente la sociedad admite que algunos de sus miembros renuncien al "éxito económico" o que no luchen por conseguirlo. 5-Rebelión. Este tipo de adaptación lleva a los individuos situados fuere de la estructura social, a imaginar y a intentar convertir en realidad una estructura social nueva. Es el tipo de adaptación colectivo por excelencia y difiere del resentimiento en la medida en que éste no implica un verdadero cambio de valores, moviéndose por sentimientos difusos. Todos estos tipos de adaptación, excepto el primero, representan modalidades de conductas "desviadas" aunque no necesariamente "criminales".

3

Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales.

Al asumir una actitud innovadora, el sujeto conserva las metas culturales, pero rechaza los medios institucionales para lograrlas. Esta adaptación la asumen las personas de estratos sociales altos y bajos, manifestándose, de igual forma, en la delincuencia de "cuello blanco". El delincuente económico casi siempre presenta las características que definen la reacción innovadora, aunque si se trata de una sofisticada defraudación en las altas finanzas, no será fácil determinar que lo que parece un "negocio genial", en realidad es un procedimiento ilegítimo y socialmente reprochable. También este planteamiento es aplicable a la delincuencia común, pues cuando existe poca movilidad social y los valores predominantes son el éxito económico y el ascenso social, la conducta desviada se convierte en una "reacción normal" de las clases subalternas.

12

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

También el comportamiento desviado o delictivo se podría manifestar a través de la rebelión. En este caso son comportamientos en los que no sólo se rechazan los fines culturales, sino que también se rechazan los medios institucionalizados para obtenerlos, proponiéndose, en último término, un cambio total. El revolucionario es el ejemplo que mejor sintetiza las características que definen la rebeldía. La delincuencia de cuello blanco casi siempre presenta las características que definen la adaptación innovadora, ya que la "rebelión" supone una ruptura que difícilmente asume la criminalidad económica. En un sistema social en el que el valor cultural dominante es el éxito económico, la presión estructural es intensa hacia la conducta desviada, ya que los medios legítimos para lograr tal enriquecimiento, están limitados por una estructura de clases que no le brinda, en todos los niveles, iguales oportunidades a los individuos capaces. La presión dominante se orienta hacia la utilización creciente de los procedimientos ilegítimos, ya que los legítimos resultan, generalmente, ineficaces. La actitud innovadora y los procedimientos legítimos limitados para lograr el enriquecimiento, constituyen las características más sobresalientes del delito de cuello blanco dentro de la teoría de la anomia planteada por Merton. A esta teoría se le han hecho diversas críticas, señalando, especialmente, que la desviación innovadora de las clases más desfavorecidas, no puede tener la misma función explicativa respecto a la criminalidad de cuello blanco. Es decir, que cuando se trata de personas pertenecientes a los grupos económicamente más poderosos, tal como ocurre con la criminalidad económica, difícilmente puede admitirse que sean sujetos que no tengan fácil acceso a los medios legítimos para obtener el éxito económico. En este punto el planteamiento de Merton se resquebraja, sin que identificara el nexo funcional objetivo de la criminalidad de cuello blanco y la gran criminalidad organizada, dentro de la estructura del proceso de producción y del proceso de circulación del capital; es decir, que existe, según se ha puesto en evidencia en diversas investigaciones sobre la gran criminalidad organizada, una relación funcional objetiva en la sociedad capitalista, entre los procesos legales y los procesos ilegales de acumulación. Por ejemplo, una parte del sistema productivo legal obtiene importantes beneficios de las actividades delictivas de gran estilo. Este vínculo estructural entre la delincuencia organizada y el sistema político económico, no permite considerar a la primera como un mero problema de socialización y de interiorización de normas, como lo sugiere Merton.

4

Conclusión del autor.

Una de las funciones más generales de la estructura social es la de constituir una base para poder predecir y regular la conducta social. Cuando existe una clara discrepancia entre los valores últimos y esenciales de una cultura y los medios sociales legítimos que se disponen para su consecución se produce un estado de tensión anómica, que va a generan comportamientos desviados. 13

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Del texto propuesto se ha centrado en las funciones sociales de las conductas divergentes, en ella la estructura social vista, produce una tendencia a la anomia y a la conducta antes citada , quedando el concepto de anomia, plasmado en la hipótesis de la ausencia de norma y de la tensión que este estado social genera en los individuos. Por lo cual la anomia queda como “aquel proceso, propio de las sociedades modernas, que resulta del cambio rápido de los valores sociales sin que dé tiempo a su sustitución por otros valores alternativos. Como consecuencia de ellos los individuos se quedan sin valores y normas que le sirvan de referencia.

5

Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.

(1910-2003) Sociólogo estadounidense nacido en Filadelfia, en el seno de una familia humilde judía Padre de la teoría de las funciones manifiestas y latentes, es uno de los clásicos de la escuela estadounidense de la sociología de la Ciencia. Merton concibe la ciencia como una institución social susceptible de estudio sociológico. Entiende la sociología de la Ciencia como una subdivisión de la sociología del conocimiento ocupada de esta forma particular del saber basada en la experimentación controlada. Merton separa a la sociología del conocimiento de las cuestiones epistemológicas en cuanto que la validez o la falsedad del pensamiento no están necesariamente determinadas por el hecho de su génesis social y en la sociología de la ciencia cree encontrar un campo de investigación cuyos empíricamente verificables, aun en los estudios históricos, e incluso susceptibles a un tratamiento sociométrico, como muestran sus análisis de los años 70, poniendo coto a las implicaciones metafísicas o dogmáticas de la epistemología de la sociología del conocimiento europea. Creador junto con Parson de la teoría estructural-funcionalista, su principal aportación es que considera indispensable relacionar la investigación con la teoría y su uso de paradigmas. Merton plantea ocho problemas fundamentales atendidos por la sociología del conocimiento: 1ª.

Determinación de los desplazamientos de los intereses, asociados a cambios en la estructura social;

2ª.

Análisis de la mentalidad de un estrato social y sus pautas de aceptación o rechazo de ideas;

3ª.

Estudios sobre la valoración de tipos distintos de conocimientos y de la proporción de recursos dedicados a ellos;

4ª.

Condiciones del auge y de la caída de problemas y disciplinas novedosos;

5ª.

Examen de la intelectualidad en cuanto organización social, y las normas, intereses y subvenciones que orientan su actividad;

6ª.

Estudios de instituciones que posibilitan o dificultan la transmisión y la difusión de las ideas; 14

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

7ª.

Estudios de los orígenes sociales del intelectual, de sus medios de selección, de la dinámica de sus lealtades de clase, intereses, motivos, etc.

8ª.

Análisis de las consecuencias sociales del progreso científico y tecnológico.

Los trabajos de Durkheim influyeron en la sociología estadounidense, especialmente en Robert K. Merton, quien identificó la anomia con la desviación (véase Desviación social), conflicto que sufre el individuo ante la contradicción que surge entre los fines o metas que se ha propuesto y los medios existentes, en función del lugar que ocupe en la estratificación social.

EDWIN H SUTHERLAND (1988) LADRONES PROFESIONALES (DELITOS DE CUELLO BLANCO) 1

¿Qué se propone el autor en el texto?

La criminología positivista tuvo un papel central en la llamada Escuela de Chicago, que se desarrolló desde comienzos del siglo XX, a partir de los trabajos del departamento de sociología de la Universidad de Chicago, donde se inicia la tradición por los estudios sobre problemas sociales concretos. En ellos se contempla la influencia que tienen en la conducta humana los cambios demográficos y las circunstancias económicas, considerando una multiplicidad de factores que componen el medio con que se relaciona el individuo y que determina en parte su conducta. Uno de los epígonos1 de esta escuela es Edwin H. Sutherland (1883-1950) autor de este libro —coautor de su primera parte —publicado en Estados Unidos en 1937, y donde por primera vez en la historia de las ciencias penales y criminológicas el «delincuente» es presentado como una persona normal, definido sólo por su situación al margen de la legalidad. Ya no es un pecador, ni un loco, ni un enfermo; o si es alguna de esas cosas, ellas no determinan ni definen su condición de delincuente.

2

La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto.

La idea que preside en “El ladrón profesional”, tanto en lo que contenga este libro de aportación de su inspirador “Chic Conwell”, como en lo que tiene fundamentalmente de obra de Sutherland, es una idea de integración. Los ladrones profesionales —el adjetivo ya implica un reconocimiento— son descritos como ciudadanos cuyos defectos no les son privativos, de la misma manera que participan a su vez de cualidades que se atribuyen a la gente honrada. Son igualmente un reflejo de la sociedad: tienen su código moral, sus reglas de funcionamiento, y su método de aprendizaje. Este tipo de ladrón profesional descrito por Conwell y Sutherland mantiene una curiosa relación dialéctica con el resto de la sociedad, entendiéndose con frecuencia con ella a 1

epígono.(Del gr. ἐπίγονος, nacido después). 1. m. Hombre que sigue las huellas de otro, especialmente el que sigue una escuela o un estilo de una generación anterior.

15

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

través de otras profesiones, como la de policía, abogado, juez o político, que le deben gran parte de su razón de existir y, a veces, también de sus maneras. Como profesional, se arroga una cierta categoría: en primer lugar, no es habitual en él la procedencia de los barrios bajos y se adorna con una cierta distinción social, que conviene perfectamente a su audacia. Desprecia a los atracadores a “mano armada”, incapaces de sacar provecho como él de otras cualidades más sutiles, como la buena conversación o la simulación. A fin de cuentas, su actividad al margen de la Ley no supone un defecto específico, desde el momento en que el funcionamiento del aparato legal que él conoce está absolutamente corrompido, produciéndose una corriente recíproca de ilegalidades inducidas. Quizás sea en este punto concreto, el de la confrontación del delincuente con el sistema de control legal, donde este libro resulta más revelador y se aprecia más su importancia histórica. Se nos presenta aquí una situación en la cual hay un convencimiento extendido entre todos los ladrones profesionales de que, si son detenidos, conseguirán librarse pronto mediante prácticas de corrupción. Los abogados dedicados por entero a su defensa se sirven de los agentes de policía, con los que están en contacto permanente, hasta el punto de que son esos agentes quienes muchas veces les suministran los clientes. Si el «problema» no se solucionara en la instancia policial, el aparato judicial ofrece el suficiente nivel de elasticidad como para buscar en él un arreglo. Esto es tanto más fácil en el sistema americano como que la posibilidad del “plead guilty” (defenderse como culpable) ofrece la ocasión de pactar con el Fiscal una pena reducida, extendiendo así al nivel jurisdiccional una clase de componendas que en muchos países se dan desde luego a nivel policial, donde confesiones amañadas, confidencias no escritas o puntuales indicaciones por parte del detenido le pueden valer la libertad o una inculpación benevolente. Todas estas prácticas contribuyen a que el delincuente mantenga la convicción de que «los representantes de la Justicia sólo van a lo suyo». El robo es así un oficio como otros, ni más ni menos digno que el del abogado cohechador o el de funcionario sobornable, pero con la particularidad de que resulta algo más arriesgado pues un trance de mala suerte o una caída en desgracia puede suponer la cárcel. Junto con estas semejanzas negativas, el ladrón que analiza Sutherland —lo reitera en su Síntesis— tiene en común con otras profesiones la utilización de una técnica compleja, para la que se requiere una habilidad especial que se adquiere mediante un aprendizaje propio y en la que no están de más, igual que en cualquier ocupación, algunas dotes «naturales» como son la de un cierto carácter seductor y algunas cualidades del actor de teatro. Todo ello conviene perfectamente a los distintos tipos de ladrones que Conwell nos presenta por la pluma de Sutherland; desde el simple descuidero hasta el gran estafador, en los que la habilidad y el engaño prevalecen siempre sobre el uso de métodos violentos. Y también convenía probablemente a una determinada realidad social en crisis, que con tanta reiteración y ligereza se compara con la de nuestros días, cuando ni en las causas, ni en las respuestas, ni en las consecuencias tiene mucho que ver. El fenómeno de 16

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

la delincuencia es uno de los indicadores que señalan la diferencia actual, pues sus límites ya no están marcados, habiéndose convertido en el exutorio 2 de otros problemas distintos.

3

Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales.

Sutherland, define al delincuente de cuello blanco como a una persona con elevado status socioeconómico que viola las leyes destinadas a regular sus actividades profesionales. Por una parte se podría diferenciar al delincuente de cuello blanco de la persona con un status socioeconómico bajo que viola el código penal habitual o las normas especificas de comercio que le afectan; por otra se lo puede diferenciar de la persona con elevado status socioeconómico que viola el código penal habitual en ámbitos que no tienen relación alguna con sus ocupaciones profesionales. La persona de elevado status socioeconómico que comete delitos, tales como el asesinato o el adulterio, que no tienen nada que ver son sus ocupaciones profesionales, queda excluida del grupo de los delincuentes de cuello blanco, ya que no diferencian fundamentalmente, en ningún aspecto significativo, de la persona con status socioeconómico bajo que comete los mismos delitos. La hipótesis en la que se funda este concepto de delito de cuello blanco es que este delito difiere de otros en el modo mediante el cual se hace efectiva la ley, pero es afín con ellos en el proceso genético que origina la conducta delictiva. Sutherland, explica que toda una serie de cuestiones surgen en relación con este concepto de delito de cuello blanco: ¿Es el delito de cuello blanco realmente delito? ¿En qué sentido se puede decir que el delito de cuello blanco difiere de los otros delitos y cómo se explican estas diferencias? ¿Qué dimensiones adquiere? ¿Qué implicaciones se derivan del delito de cuello blanco para las teorías de la conducta delincuente? El concepto de delito de cuello blanco tiene una gran relevancia desde el punto de vista de las teorías de la conducta delincuente, ya que llama la atención hacia una amplia área de la conducta criminal que ha sido descuidada por la Criminología. Los criminólogos han puesto un gran énfasis en la pobreza y en patologías sociales y personales que habitualmente se asociaban con ella. Han resaltado estos factores porque habían reducido sus estudios a criminales de las clases socioeconómicas bajas y han basado, de este modo, sus teorías en una sesgada muestra de todos los criminales. Si las patologías sociales y personales no explican la conducta de los delincuentes de cuello blanco, y presumiblemente tampoco explican la conducta de otros criminales, teniendo en cuenta que los delincuentes de cuello blanco constituyen un tipo específico de delincuentes que son el resultado de la manera cómo se aplica la ley.

2

Exutorio. (Del lat. exūtum, supino de exuĕre, separar, extraer). 1. m. Med. Úlcera que se deja abierta para que supure con un fin curativo. 17

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Las patologías sociales y personales de las clases delincuentes bajas pueden ser accidentales, del mismo modo que un ‘aire malsano’ puede ser la causa accidental de la malaria. Sutherland trata de explicar el delito de cuello blanco y los otros delitos en términos de procesos que son comunes a ambos tipos de delitos. Estos factores comunes han de buscarse en las ‘leyes del aprendizaje’ y en la organización social moderna, cuya especificidad radica en las relaciones culturales. Si el concepto de delito de cuello blanco está justificado tiene también implicaciones desde el punto de vista del tratamiento y la prevención de la conducta delincuente. La redistribución de la riqueza puede ser altamente deseable por otras razones pero probablemente no sea un medio para controlar el crimen. De igual modo, puede ser altamente deseable por otras razones corregir o prevenir los conflictos emocionales, pero probablemente esto tendrá un reducido efecto en la prevención o corrección de la conducta delincuente. Para terminar éste resumen, quiero hacer una reflexión que me llevan las conclusiones de éste autor, para hacer una pregunta final: La población reclusa se ha duplicado en estos últimos años, pero la delincuencia financiera sigue representando un porcentaje ínfimo del total de condenas judiciales, a pesar de que su volumen económico es miles de veces más importante que el de todos los robos. ¿Son esos hombres de cuello blanco los ladrones profesionales de nuestra época?

4

Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.

Sutherland divulgó la teoría de la asociación diferencial (Principies of Criminology, 1924), partiendo del análisis sobre el aprendizaje de la conducta humana en un sentido global. En este proceso de aprendizaje son básicos los contactos que se producen dentro de los distintos grupos sociales, cada uno con su estructura funcional y su esquema de valores. En esos grupos surgen relaciones que son diferenciales, determinantes de unos modelos de conducta, teniendo en cuenta el sexo, la edad y la posición social de sus miembros. De la misma forma que cualquier otra actividad, el comportamiento delictivo es siempre comportamiento aprendido (teoría del aprendizaje) donde inciden factores sociológicos y psicológicos. En este sentido, más que hablar de «desorden» al referirse al problema de la delincuencia, habría que hablar de «orden social diferenciado».

18

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

ERVING GOFFMAN “EL ESTIGMA” La identidad deteriorada (1963) 1

La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto.

La sociedad delimita y/o registra la capacidad de acción de la persona estigmatizada, la señala como desacreditada y determina los efectos malos que ellos pueden representar y cuanto más visible es la marca del estigma, menos posibilidad tiene el individuo de intentar romperla, difícilmente podrá revertir la imagen formada anteriormente por los patrones sociales. Goffman hace referencia al uso de la palabra estigma por los griegos, pues ellos usaban la palabra estigmas como: Signos corporales, sobre los cuales se intentaba exhibir algo malo y poco habitual en el status moral de quien los presentaba. Tal marca era representada por un corte o quemadura en el cuerpo y enseñaba la representación de lo malo para la convivencia, pues podría ser un esclavo, un criminal, una persona que simbolizaba un rito de deshonra, etc.; y la marca significaba una advertencia para evitar el mantenimiento de relaciones sociales en lo privado y principalmente en lo público. Ya en la época del Cristianismo las marcas corporales hacían una referencia al significado metafórico, a los signos corporales de la gracia divina, que se manifestaba a través de reacciones de la piel, y una referencia médica a través de las manifestaciones religiosas como signos corporales de perturbación física. En la actualidad la palabra estigma designa algo malo, que debe ser evitado por representar una amenaza para la sociedad, es decir, una identidad deteriorada por una acción social. Para Erving GOFFMAN (1993: 11) La sociedad establece los medios para caracterizar a las personas y el complemento de atributos, que se perciben como corrientes y naturales a los miembros de cada una de esas categorías. La sociedad establece un modelo de categorías e intenta catalogar a las personas por los atributos considerados comunes y naturales para los miembros de esa categoría y también establece las categorías de personas que en él se pueden encontrar, lo que significa que la sociedad determina un patrón externo del individuo que permite prever la categoría y los atributos, la identidad social del individuo y sus relaciones con el medio social. Creamos un modelo social del individuo y en el proceso de nuestras vivencias no siempre es imperceptible la imagen social del individuo que creamos; ésta no corresponde a la realidad, sino a lo que debería ser, lo que Erving GOFFMAN llama una identidad social virtual. Las categorías y los atributos que de hecho pueden demostrarse le pertenecen y serán denominados identidad social real. En una situación de confrontación con alguien que está delante de nosotros y demuestra ser dueño de un atributo poco común o raro y que lo vuelve diferente del otro, dentro de los patrones de referencias determinadas por lo social, lo convertiremos en alguien menos 19

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

deseado y, en situaciones extremas, en una persona mala y peligrosa; dejamos de verlo como una persona corriente y la reducimos a una persona no sólo diferente, sino disminuida de su totalidad como persona, es decir, que la persona es la representación de un estigma social. GOFFMAN lo definió como una forma de relación impersonal despersonalizante, en tanto que se deriva, no de la consideración del otro como individualidad empírica, sino de una representación circunstancial de ciertas características típicas de su clase de estigma. Es una categoría de marcación interiorizada y de carácter totalizador. No sólo es una acusación de desvío, sino también una maniobra de identidad. El estigma es un atributo que produce un descrédito amplio; en situaciones extremas recibe el nombre de defecto, falla o desventaja; eso constituye una discrepancia entre la identidad social virtual y la real. Para los estigmatizados la sociedad reduce sus oportunidades, esfuerzos y movimientos, no atribuye valor, impone la pérdida de su identidad como ser individualizado y determina una imagen deteriorada, dentro del modelo que conviene a la sociedad. Es decir, lo social anula la individualidad, determina el modelo que interesa al mantenimiento de los patrones de poder y anula a todos los que rompen o intentan romper con el modelo social. Lo diferente pasa a asumir la categoría de “nocivo” y se añaden todavía los atributos de estar al margen de la sociedad, de no pertenecer a ella. Lo social intenta mantener la imagen deteriorada en un esfuerzo constante por mantener la eficacia de lo simbólico y ocultar lo que interesa, que es el mantenimiento del sistema de control social.

2

Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales.

Para Erving GOFFMAN, los atributos indeseables son considerados estigmas: “Aquellos que son incongruentes con nuestro estereotipo acerca de cómo debe ser determinada especie de individuos. El término estigma será utilizado, pues, para hacer referencia a un atributo profundamente desacreditador; pero lo que en la realidad se necesita, es un lenguaje de relaciones, no de atributos. Un atributo que estigmatiza a un tipo de poseedor puede confirmar la normalidad de otro y, por consiguiente, no es ni honroso ni ignominioso en sí mismo”. Retomando el concepto de la identidad virtual y la identidad real del individuo, Erving GOFFMAN subraya la discrepancia que puede ocurrir entre las dos y lo malo que puede ser para el individuo cuando es conocida o manifiesta la diferencia. La discrepancia entre las dos identidades es perjudicial para la identidad social; el individuo asume una postura aislada de la sociedad o de sí mismo y pasa a ser una persona desacreditada por una sociedad que lo rechaza y en consecuencia pasa a no aceptarse a sí mismo y tampoco a ser aceptado por la sociedad.

20

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Los estigmatizados asumen un papel fundamental en la vida de los llamados normales, pues colaboran estableciendo una referencia entre los dos y demarcando así las diferencias entre ambos por el contexto social amplio. Según ERVING GOFFMAN otra posibilidad de los estigmatizados de desmarcar su papel social es cuando su diferencia no se revela de modo inmediato, y no se tiene un conocimiento previo (o, por lo menos, él no sabe que los demás la conocen), es decir, cuando no se trata en realidad de una persona desacreditada, sino desacreditable. El desacreditable no necesita sólo mantener el control de la tensión emocional ante los contactos sociales, sino mantener un buen control de la información acerca de los estigmas, como por ejemplo, revelar u ocultar en sus contactos y en qué situación o en qué momento puede expresar o silenciar, decir la verdad o mentir a quién, cómo, dónde y cuándo quiera.

3

Conclusión del autor.

El autor conceptúa la información social en los estudios del estigma como una representación social del individuo, con sus características más o menos permanentes, contrapuestas a los sentimientos, a los estados de ánimo e intenciones que el individuo puede tener en un determinado momento. Son signos que el individuo transmite a través de la expresión corporal, ante aquellos que reciben la expresión. El autor ha denominado “social” a tal información y ésta puede ser accesible de manera frecuente y regular, emitida y recibida de forma rutinaria. Según el autor, la información social transmitida por cualquier símbolo particular puede confirmarnos simplemente lo que otros signos nos dicen del individuo, completando la imagen que tenemos de él de manera redundante y segura. La información social transmitida por un símbolo puede constituir un registro especial de prestigio, honor o posición de la clase deseada, lo cual es denominado por el autor como símbolos de prestigio y puede contraponerse a los símbolos de estigmas. Para ERVING GOFFMAN, los símbolos de estigmas son aquellos signos especialmente efectivos para llamar la atención sobre una degradante incongruencia de la identidad, y capaces de quebrar lo que de otro modo, sería una imagen totalmente coherente, disminuyendo de tal suerte nuestra valorización del individuo. La visibilidad del estigma constituye un factor decisivo, la importancia de lo que dicen, acerca de la identidad social de un individuo, aquellos que lo rodean en su vida cotidiana. En un primer momento es necesario diferenciar lo que el autor denominó visibilidad o evidencias del estigma. Es necesario distinguir la visibilidad de un estigma de su “conocimiento”. En una situación de un individuo portador de un estigma muy visible, el 21

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

simple contacto con el otro dará a conocer el estigma. El conocimiento que los otros tienen de él dependerá de que conozcan o no previamente al estigmatizado, conocimiento que puede basarse en rumores o en contactos anteriores. Otro punto a distinguir en una situación de un individuo portador de un estigma visible es determinar hasta qué punto interfiere en la interacción con el medio social. ERVING GOFFMAN subraya en su escrito de los estigmas que la identidad social estigmatizada del individuo destruye atributos y cualidades del sujeto, ejerce el control de las acciones internas y refuerza el deterioro de la identidad social, enfatizando las marcas y desvíos, ocultando el carácter ideológico de los estigmas. La sociedad impone a los rechazados a quién estigmatiza, llevándolos a la pérdida de la confianza personal, social, y como tal, refuerza el carácter simbólico y marca la representación social de que ellos son considerados perjudiciales para la sociedad. Además, refuerza las representaciones simbólicas de lo “nocivo” e “irrecuperable”, en un esfuerzo constante por mantener la eficacia de lo simbólico y ocultar la dominación del sistema.

4

Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.

ERVING GOFFMAN: (1922-1982) Nace en Manvine, Alberta (Canadá). Sus padres nacieron en Rusia, quizás en Ucrania, eran mercaderes judíos emigrantes. Como Sociólogo y psicólogo, utiliza la observación participante para estudiar el comportamiento. Ha investigado especialmente las prescripciones implícitas que rigen las interacciones sociales y asignan un lugar a cada individuo en la jerarquía social. En su obra Asilos (1961) recurre a la experiencia que tienen los enfermos mentales en un hospital psiquiátrico para describir la institución totalitaria. Es autor también de La presentación del yo en la vida cotidiana (1957), Estigmas (1963), Ritual de la interacción (1967), etc.

HOWARD BECKER “LOS EXTRAÑOS” SOCIOLOGÍA DE LA DESVIACIÓN. (1963) 5

¿Qué se propone el autor en el texto?

Trata de esclarecer la situación y el proceso señalado por el término ambiguo “marginal”: las situaciones de ruptura de reglas y de imposición de las mismas, y los procesos por los cuales ciertas personas llegan a quebrantar las reglas y otras a imponerlas. Definiciones de la desviación y las respuestas de los otros “los no desviados”, quién hace las reglas para luego imponerlas, los tipos de desviación y el modelo secuencial de la desviación.

22

Francisco Ferrer Bermúdez

6

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto.

Las reglas sociales definen ciertas situaciones y los tipos de comportamientos apropiados para las mismas, prescribiendo algunas actuaciones como correctas y prohibiendo otras como incorrectas, se considera marginal a todo aquel que quebrante dichas reglas. La desviación es la infracción de alguna regla previamente acordada, por lo que es creada por la sociedad. Los grupos sociales crean la desviación al hacer reglas cuya infracción constituye la desviación, y al aplicar dichas reglas a ciertas personas en particular y calificarlas de marginales. La desviación no es una cualidad del acto cometido por la persona, sino una consecuencia de la aplicación que os otros hacen de las reglas y las sanciones para el ofensor. El que un acto sea desviado depende, de cómo reaccionan las otras personas frente al mismo. El modelo secuencial para ayudarnos a comprender como se origina la conducta desviada y a partir de ello permitirá desarrollar el modelo secuencial de la desviación, un modelo que permita el cambio a través del tiempo. El nuevo paradigma criminológico: “labelling aproach” o enfoque de la reacción social. Los interaccionistas ponen en crisis la idea de que la desviación genera control social, se sostiene que la desviación social no es propia del acto sino de cómo éste es considerado por los otros y que la idea inversa de que el control social (policía, sistema carcelario, etcétera) genera desviación, es igualmente sostenible. Becker, señala que el fenómeno de la desviación es relativo, incluso dentro de la misma sociedad, no todos consideran desviada la misma conducta. La desviación es creada por la sociedad, no es consecuencia del acto cometido por una persona sino consecuencia de la aplicación que los otros hacen de las normas. Hay un proceso de calificación, el problema pasa de conducta a reacción. Una conducta se puede sancionar de distinta manera si la realiza: un negro, un blanco, una mujer, etcétera. La sociedad está compuesta por grupos, clases sociales, que no comparten todos los valores, hay conflictos y desacuerdos, incluso por lo que se considera como desviado. Se comprende que la posibilidad de definir las reglas y de imponerlas en la sociedad es una cuestión de poder. H. Becker, habla de este proceso de rotulación o etiquetamiento que realiza la sociedad y de una “profecía de autocumplimiento”: la calificación de una persona como criminal tiene este carácter, generalmente pone en marcha mecanismos para que la persona se ajuste a la imagen que los demás tienen de ella. También se ocupa del tema de la policía y del arreglo al que pueden llegar los delincuentes profesionales o de cierto estatus social (coimas entre otros) o que tienen acceso a los medios de comunicación y, por lo tanto, menores posibilidades de ser atrapados por las agencias de control social y ser rotulados. Así, la calificación de una conducta desviada depende muchas veces de factores ajenos a la conducta misma; puede darse el caso en el que un policía sienta que debe hacer una 23

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

exhibición de cómo cumple su trabajo para justificar su cargo; o el caso en que la policía por orden del poder político haga una selección de los delitos que persigue. La sociedad, tengamos en cuenta que percibe las conductas como desviadas muchas veces, gracias al llamado de atención que realizan sobre ella estas instituciones. Hay un nuevo objeto de estudio de la criminología; ya no busca las causas de la delincuencia, sino: ¿por qué una persona es considerada como delincuente?, ¿quién define lo que es delito?; y decide estudiar la acción de las instancias oficiales de control social que aplican la ley (policía, jueces, sistema carcelario, etcétera) viendo en ellas una función constitutiva respecto de la criminalidad.

7

Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales.

En el concepto de marginal, la persona así catalogada puede tener una idea diferente acerca del asunto, ya que puede considerar marginales a quienes le juzgan. Las reglas pueden ser formales o informales y pueden tener deferentes tipos de sanciones, las formales a través de las leyes y las informales a través de las sanciones informales. Las reglas informales pueden morir por la falta de imposición, mientras que las reglas formales son llamadas las reglas verdaderamente operantes en los grupos y se mantienen vivas a través de los intentos de imponerlas. En el concepto de desviación cambia de una sociedad a otra, es decir; lo que en una sociedad se considera como una conducta desviada en otra no, si se utiliza en concepto de desviación el cual es estadístico (desviado es todo aquello que se aleje demasiado del promedio) puede dar lugar a que cualquier conducta pueda ser considerada como desviada, se aleja demasiado de la preocupación por la trasgresión de reglas que impulsan el estudio científico de los marginales. Otro enfoque de la desviación lo considera como conducta patológica (enfermedad mental) apoyada en una analogía médica en la que el organismo humano sano funciona eficientemente y sin experimentar malestar alguno y cuando no lo hace eficientemente es porque hay una enfermedad. La sociología usa un modelo de desviación basado en las nociones médicas de la salud y enfermedad, observadas a través de la sociedad, calificando a estos procesos de desviaciones o síntomas de desorganización social, diferencian aquellos aspectos de la sociedad que promueven la estabilidad y aquellas otras que la desbaratan. Otro punto de vista sociológico que es más relativista, identifica la desviación con la no observancia de las reglas grupales, este es el punto de vista más cercano a la opinión del autor aunque con matices ya que no da la suficiente importancia a las ambigüedades que surgen al decidir que reglas deben tomarse como patrón para medir y juzgar la conducta como desviada, ya que una persona para acatar las reglas de un grupo puede quebrantar las de otro. 24

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

La desviación y las respuestas de los otros, la conducta desviada es la conducta así llamada por la gente es, una consecuencia de las respuestas de los otros a los actos de una persona, el que un acto sea desviado depende de cómo reaccionan las otras personas frente al mismo, y ésta reacción resulta impredecible y varía considerablemente. La variación puede ser a lo largo del tiempo (dependerá del momento social) y el acto desviado dependerá de quién lo comete y quién se ha sentido ofendido por el mismo, algunas reglas solo se imponen cuando traen aparejadas ciertas consecuencias. La desviación no es una simple cualidad presente en algunos tipos de conducta y ausente en otros, es, el resultado de un proceso que implica las reacciones de las otras personas frente a esta conducta; la misma conducta puede ser una infracción a las reglas en un momento y no en otro; puede ser una infracción al ser cometido por una persona, pero no cuando es otra quién lo hace; algunas reglas pueden quebrantarse impunemente, otras no. Las reglas sociales son creación de grupos sociales específicos, no son organizaciones simples en la cuales todos están de acuerdo sobre cuáles son las reglas y como deben aplicarse en situaciones específicas, algunas se encuentran diferenciadas según los límites entre clases sociales, grupos étnicos…. Los problemas que los mismos enfrenta al tratar con su medio, su historia y las tradiciones que traen consigo, todas llevan al desarrollo de diferentes conjuntos de reglas. Las reglas formales, impuestas por algún grupo especialmente constituido, pueden diferir de aquellas consideradas apropiadas en la práctica para la mayoría de la gente. En esta situación una persona puede sentir que se le está juzgando de acuerdo con reglas, en cuya creación no ha participado y las cuales no acepta, reglas que le son impuestas por personas extrañas. La gente trata de imponer sus reglas a otros que no las comparten, por un lado aquellas personas que son realmente miembros del grupo tienen interés en crear e imponer ciertas reglas, por otro lado, los miembros de un grupo consideran importante para su bienestar que los miembros de otros grupos determinados obedezcan ciertas reglas. Los modelos simultáneos y secuenciales de la desviación; el análisis de variables múltiples presume que todos los factores que intervienen para producir el fenómeno en estudio actúan simultáneamente, lo que busca es descubrir qué variable o qué combinación de variables podrá predecir mejor la conducta en estudio. Las carreras de desviación, el primer paso es la comisión de un acto no conformista, que quebrante algún conjunto de reglas en particular, la gente piensa que los actos de desviación son motivados y se cometen a propósito. Las personas normales pueden tener impulsos hacia actos desviados, pero consigue controlarlos pensando en las consecuencias que le acarrearía.

25

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Las personas que mantiene un patrón de conducta desviada durante un largo periodo de tiempo y que organiza su identidad alrededor de un patrón de conducta desviada, el impulso casual de probar algo nuevo, se convierte en un gusto estable de algo ya conocido y experimentado, el individuo aprende a participar en una subcultura organizada alrededor de una actividad desviada en particular. El ser descubierto y calificado de desviado tiene importantes consecuencias para la participación social posterior y la imagen de sí mismo de la persona afectada, sufre un cambio drástico en la identidad pública del individuo. Status principales y subordinados, ciertos status sobrepasan, tanto en nuestra sociedad como en otras, a todos los demás, y tienen cierta prioridad, el status de desviado pertenece a este tipo de status principales. Un paso definitivo en la carrera de un desviado es la entrada a un grupo desviado organizado, tienden a racionalizar su posición y uno aprende a desarrollar su actitud desviada con un mínimo de problemas.

8

Conclusión del autor.

Las reglas sociales definen ciertas situaciones y los tipos de comportamiento apropiados para la misma, prescribiendo algunas actuaciones como “correctas” y prohibiendo otras como “incorrectas”. El grado exacto en el cual uno se encuentra “marginado”, varía de caso a caso. La definición estadística de la desviación está demasiado alejada de la preocupación por la trasgresión de reglas que impulsa el estudio científico de los marginales. La desviación es creada por la sociedad, la desviación no es una cualidad del acto cometido por la persona, sino una consecuencia de la aplicación que los otros hacen de las reglas y las sanciones para un ofensor. El que un acto sea desviado depende, de cómo reaccionan las otras personas frente al mismo; la misma conducta puede ser una infracción a las reglas en un momento y en otro no; puede ser una infracción al ser cometido por una persona, pero no cuando es otra quién lo hace; algunas reglas pueden quebrantarse impunemente, otras no. Las reglas sociales son creación de grupos sociales específicos, las reglas formales, impuestas por algún grupo especialmente constitutito, pueden diferir de aquellas consideradas apropiadas en la práctica por la mayoría de la gente. La gente está siempre imponiendo sus reglas a otros, aplicándolas más o menos contra la voluntad de estos otros y sin su consentimiento. Las diferencias en la capacidad de crear reglas y aplicarlas a otras personas son esencialmente diferencias de poder; ya sea legal o extralegal, las reglas que definen la desviación no son universalmente aceptada, son motivo de conflicto y desacuerdo, parte del proceso político de la sociedad. 26

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

El modelo secuencial de la desviación, trata de explicar el modo en que los patrones de conducta se desarrollan en una secuencia ordenada y cada etapa requiere una explicación, y un factor que puede actuar como causa en una etapa, puede no hacerlo en otra; la explicación de cada etapa es así una parte de la explicación de la conducta desviada. La carrera de la desviación explica como el individuo aprende a participar en una subcultura organizada alrededor de una actividad desviada en particular, cuando el desviado es descubierto, se le trata de acuerdo con el diagnóstico popular de por qué es como es, y ese trato en sí puede a su vez producir una desviación en aumento. Un paso definitivo en la carrera de un desviado es la entrada a un grupo desviado organizado; estos tienen en común su “desviación” y crece una subcultura desviada, teniendo más posibilidades de continuar con sus costumbres, ya que ha aprendido a evitar problemas y a racionalizar su conducta que le permite continuar, además tienden a incluir un repudio general de las reglas morales convencionales y de todo el mundo convencional.

9

Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.)

Howard S. Becker (1928: Nacido en Chicago, estudió sociología en la Universidad de su ciudad natal, donde se doctoró (1951) y adquirió las formas empíricas de la Escuela de Chicago. Ejerció la actividad académica como profesor de sociología en las universidades de Northwestern, Washington y California. Doctor 'honoris causa' de la Universidad de París, como Erving Goffman, con quien ha mantenido muchas coincidencias, desarrolló sus planteamientos teóricos y sus líneas de investigación aplicada bajo los parámetros fundacionales del interaccionismo simbólico. Howard Becker (1971), con su teoría de la etiqueta: sociedad y sujeto retroalimentan una “carrera” desviada, en la que el sujeto aprende y la sociedad ratifica la identidad adquirida en el proceso de aprendizaje individual.

ELENA LARRAURI (1991), LA HERENCIA DE LA CRIMINOLOGÍA CRÍTICA. MADRID, SIGLO XXI. CAPÍTULO I “BIENVENIDA A LAS TEORÍAS NORTEAMERICANAS” 1

¿Qué se propone el autor en el texto?

Nuestra autora se centra en un primer momento en la corriente sociológica funcionalista que en la década de los cincuenta dominaba en EEUU, la Teoría de la Anomia y la Teoría Subcultural ,haciendo un recorrido por diversos autores que estaban a favor o en contra como es el caso de Matza. Para luego centrase en el impacto que tuvo la perspectiva más 27

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

influyente de la década de los sesenta, el “labelling approach”, siguiendo con otras teorías, corrientes e ideas sociológicas como la etnometodología, antipsiquiatría y el marxismo que han influido en la formación de la nueva teoría de la desviación.

2

La o las ideas principales alrededor de la o las cuales gira todo el texto.

2.1 Conexión sociológica: Crítica a la Teoría de la Anomia y de las Teorías

Subculturales.

El funcionalismo criminológico pretendió explicar qué mantiene a la Sociedad unida, para ello ésta está formada por subsistemas y a su vez estos están compuestos por numerosas instituciones (familia, escuela, etc.), que cumple unas funciones en un contexto social global, teniendo en cuenta que estas instituciones puede ser funcionales o disfuncionales. Para conseguir que las instituciones contribuyan al sistema se deben compartir unos mismos valores sociales y para que estos se concreten en directivas de acción son necesarias un conjunto de normas que vana a especificar la forma adecuada de comportamiento para cada rol asociado al estatus que ocupe. Diríamos que lo que evita la desviación es que el individuo este socializado conforme a los valores culturales y normas. Estas últimas permiten el desarrollo de las expectativas sociales, es decir como actuará el individuo en un a situación determinada. Con la motivación se consigue comportarse de acuerdo con la norma, en atención a los premios y castigos correspondientes, cuando esta falla aparecen los controles formales e informales. La teoría de la anomia (Merton), en donde los individuos anhelan aquellos objetivos valorados en cada sociedad y sus dos criticas, la primera crítica sería el haber un mayor énfasis en la consecución de los objetivos que en los medios y la segunda crítica no todos pueden alcanzar los objetivos de forma igualitaria. En cuanto a las teorías subculturales, intentan combinar un enfoque macro de los problemas creados por la estructura social con un enfoque micro de dónde se localiza y cómo se aprende los comportamientos delictivos. Tenemos los siguientes autores: Albert Cohen es el representante más conocido, que nos dice “El joven de clase social trabajadora se adhiere a los valores sociales dominantes pero ante la imposibilidad de conseguirlos sufre un problema de estatus”. Cloward Ohlin, sigue en la misma línea, e intenta unir la teoría de Merton y Cohen, señalando que en ambos la falta de estatus y de éxito económico puede explicar los distintos tipos de delincuencia.

28

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Miller, la clase trabajadora se caracteriza por tener unos valores propios, y cuando esta realiza sus propios valores ello desemboca en comportamientos delictivos por la cultura dominante.

2.2 Críticas al funcionalismo en la década de lo sesenta. I. Dahrendorf con su Teoría del conflicto, dijo que el funcionalismo presenta una imagen “sobreconsensuada” de la sociedad. II. La crítica de Matza, que cuestiona uno de los pilares básicos de la criminología positivista: Que el delincuente es un ser distinto del ciudadano convencional. No es que este autor niegue la existencia de subcultura, sino que entiende que la función de esta es suministrar explicaciones, motivos de actuación, justificaciones, bajo las cuales la realización de la delincuencia está permitida. III. La perdida de atractivo puede deberse a la incapacidad para explicar el tipo de desviación predominante a finales de la década de los sesenta. Sin embargo a través de las críticas a las teorías criminológicas de la anomia y subculturales lo que se estaba realizando era una crítica de mayor alcance a las asunciones funcionalistas del delito (eran acusadas de la aceptación acrítica de las estadísticas delictivas oficiales, afirmar un sistema uniforme de valores y concebir la delincuencia como un fenómeno patológico) y a la criminología positivista (se asociaba a la idea de un ser patológico, determinando al delito por unas causas y con necesidad de tratamiento. Aunque las teorías fueron en principio bien recibidas en Inglaterra (se resaltaba la idea de que la delincuencia era una solución a los problemas planteados por la estructura social), los nuevos sociólogos de la desviación las despreciaron e ignoraron las verdades contenidas en ellas.

2.3 La muerte de Lombroso: Las tendencias anticorrecionalistas. Matza, criticó el método positivista propio de las anteriores teorías criminológicas, influyendo en nuevas tendencias sobre las teorías de la desviación. Junto con Sykes, hicieron hincapié en que el delincuente acepta y comparte los valores sociales dominantes, necesitando unas técnicas de neutralización, que serían la negación de la responsabilidad, del daño, de la víctima, rechazo y apelación a lealtades superiores. En un segundo artículo señala que en la cultura convencional existen “tradiciones subterráneas, y hace referencia a tres formas de rebeldía que son la delincuencia, el radicalismo y el espíritu bohemio. Otra hipótesis que luego desarrollaría apunta ala carácter transitorio, intermitente y no definitivo de la delincuencia. 29

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

De acuerdo con este autor el positivismo fue una sobre reacción a los postulados de la escuela clásica, siendo sintetizado el legado positivista en tres premisas: El actor sobre el acto infractor, la concepción de un sujeto determinado, y la diferenciación entre delincuentes y sujetos convencionales. Una vez realizada la crítica a la criminología positivista, Matza elabora su explicación de la delincuencia en base a las siguientes ideas claves: La similitud del delincuente con el ciudadano convencional, el carácter intermitente de su actividad y la capacidad del hombre para determinarse. El concepto que mejor expresaría el carácter de la delincuencia sería la incursión (drift). Con ello se reta la idea de un ser distinto, de un ser determinado o comprometido con actividades delictivas y se resalta por el contrario su semejanza con los ciudadanos convencionales y su posición a medio camino entre la libertad y el autocontrol. Matza, recupera los conceptos de “tradiciones subterráneas”(es el primer mecanismo presente en la cultura convencional y celebran aspectos como la juerga, la agresividad, etc.; son de las que se nutre la subcultura desviada) y “técnicas de neutralización” ( como negación de la responsabilidad, sentimiento de injusticia, etc.). Con estas técnicas el individuo neutraliza el vinculo que le unía al orden normativo, al observar cómo todas ellas son utilizadas por el Derecho Penal, como ejemplos la primera citada correspondería a la exención de la responsabilidad por inimputabilidad o la segunda la de utilizar las ideas de igualdad y proporcionalidad en la aplicación de la ley. En resumen cuando el sujeto ha neutralizado el vínculo que le une al sistema normativo, se encuentra en situación idónea para incurrir en actividades delictivas.

2.4 Cambio de paradigma: El labelling approach. La perspectiva más influyente de la década de los sesenta fue el labelling approach, con autores como Becker, Cicourel, Erikson, Lemert, etc., éstos representantes buscaron apoyo en el interaccionismo simbólico (corriente sociológica desarrollada por Mead en 1934 y que influye en los estudios de la sociología de la desviación), el cual resurge en la criminología de la mano de los teóricos del etiquetamiento. El labelling approach, produjo un cambio de paradigma, describe un viraje en el objeto del estudio: De estudiar al delincuente y las causas de su comportamiento (paradigma etiológico) se estudian los órganos de control social que tienen por función controlar y reprimir la desviación (paradigma de la reacción social). Como notas del texto a diversas preguntas sobre el etiquetamientos como: ¿Cuándo se aplica una etiqueta?, ¿Quien y por qué se aplica la etiqueta?, ¿Cómo se aplica esta etiqueta?, ¿Cuales son las consecuencias de aplicar una etiqueta?, podemos destacar lo siguiente: 30

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

De manera convencional se aplica una etiqueta cuando alguien realiza un delito, aunque ésta este llena de matizaciones, como por ejemplo hay mucha gente que comete delitos y no están etiquetados. Para Becker el desviado es aquel a quien se le ha aplicado con éxito la etiqueta y el comportamiento desviado e aquel que la gente define como desviado. De todo esto cabe decir que el delito no es sólo un hecho sino una construcción social que requiere de un acto y de una reacción social. Adicionalmente los teóricos del etiquetamiento señalaban que no es que el acto sea desviado sino el significado que se le atribuye al acto. Diríamos que lo que para un grupo es considerado desviado para otro puede no serlo o no tiene esa calificación es lo que se llama relativismo cultural. La razón por la cual determinados actos se etiquetan es debido a que el proceso de etiquetamiento cumple una función social, independientemente de lo que se etiquete. Los teóricos del etiquetamiento no se contentaron con señalar que el castigo de ciertas actividades no dependía, en últimas, del carácter del acto, sino que constataron además que incluso los actos tipificados rea objeto de distinta persecución. Las estadísticas no reflejan los actos delictivos sino el proceso por los cuales estos comportamientos han llegado a plasmarse en cifras oficiales, es decir estos depende de la mayor o menor persecución que han tenido. No puede hablarse d delincuente hasta que el sujeto ha asumido, por su contacto con los otros y en especial con el sistema penal, esta nueva identidad. De ahí Lemert se refiere a la desviación primaria (como aquellos actos en que el sujeto realiza debido a múltiples factores sociales, psicológicos, biológicos etc.) y la distingue de la desviación secundaria en la cual el sujeto ya no actúa movido por esos factores iniciales, sino guiado por una nueva situación, una nueva identidad creada, por los órganos de control, como una forma de responder a los problemas originados por esta reacción social. En resumen debido a que la asunción del estatus de delincuente le proporciona apoyo de un determinado grupo social, nuevas posibilidades de actuación y debido a las restricciones que se encuentra para actuar en el mundo convencional una vez etiquetado como delincuente, es por lo que el sujeto asume finalmente su nueva identidad.

3

Las ideas secundarias o derivadas de las ideas centrales.

3.1 La Etnometodología. Es una corriente sociológica norteamericana desarrollada principalmente por Garfinkel quien la definió “como el estudio del conocimiento de sentido común y la variedad de procedimientos y consideraciones por los cuales los miembros corrientes de la sociedad 31

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

dotan de sentido, encuentran su camino y actúan en las circunstancias en las que se encuentran”. Esta corriente sociológica recibió las influencias tanto de la sociología de Schutz como de la corriente funcionalista de Parson. Garfinkel, no esta de acuerdo con el planteamiento llevado a cabo por Parson, en el sentido en que este autor afirmaba que la gente se comporta de acuerdo a las normas porque se han interiorizado a través del proceso de socialización y que el actor sigue unas normas en su comportamiento. Es por ello que Garfinkel recurre a Schutz para responder a sus dudas, ¿cómo sabemos como actuar en determinadas situaciones?, o ¿porqué actuamos de la forma esperada? Según Schutz, la premisa básica es que debemos partir de lo que el actor sabe cuando actúa y a partir de aquí Garfinkel afirmará que todos tendemos a actuar conforme a la norma para evitar la sanción, ya que la persona conoce la norma y ello le permite, porque es un actor reflexivo, anticipar las consecuencias del cumplimiento o incumplimiento. Dos de sus ideas, puente con la criminología es que debe partirse de lo que el autor sabe cuando actúa y la segunda más influyente y discutida de Garfinkel, sería la adopción de este autor de la “actitud fenomenológica”postulada por Husserl y que consistía en suspender la creencia en la objetividad las cosas para ver como éstas eran construidas, es por ello que este autor entendía que el papel de la conciencia era primordial. Ello fue seguido por Garfinkel quien señalo que bajo cada actuación existe una serie de asunciones. Como ya había sucedido con las posiciones defendidas por Matza, y los teóricos del etiquetamiento también la etnometodología iba a ser objeto de una peculiar lectura acorde con el clima político ingles de la década de los sesenta.

3.2 La antipsiquiatría. (Laing, Szasz y Cooper). Este movimiento influyente en Inglaterra, discutió que la enfermedad mental fuese exclusivamente una cuestión a determinar técnica, objetiva y medica y afirmaron que bajo esta definición se esconde determinados conflictos sociales y políticos. El esquizofrénico es aquel que no puede soportar más la estructura de la familia monogámica. Como vemos para estos autores el individuo no era patológico, lo patológico era el contexto.

3.3 Marxismo. La entrada del Marx se produce en la criminología de forma gradual y no puede ni siquiera considerarse completa a “la nueva criminología”, como reconocen Walton, Young, Tayler. La influencia de las ideas marxistas en la nueva teoría de la desviación es según la autora un esfuerzo de lo que se escuchaba proveniente de otras teorías. A diferencia de las otras teorías, apela explícitamente a la necesidad de realizar un cambio social,(éste se logrará por medio de una revolución que será posible cuando la clase obrera

32

Francisco Ferrer Bermúdez

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

tome conciencia de su situación, cuando esté organizada y ciando establezca coaliciones con otras capas sociales que les permita la fuerza necesaria para conquistar el poder. La influencia del Marxismo, en relación al estudio de la delincuencia, tenderá a través de los nuevos sociólogos analizar la delincuencia como consecuencia de una sociedad basada en un modo de producción capitalista. Finalmente Elena Larrauri nos advierte que, como ha sucedido con el resto de teorías, también el Marxismo fue entendido y aplicado de una forma más radical que la pretendida, si no por su creador, cuando menos por su continuadores. En síntesis, la influencia aun cuando tenue, difusa del Marxismo iba a servir para radicalizar y politizar los planteamientos del resto de teorías norteamericanas, y todo ello desembocaría en la elaboración de la “nueva teoría de la desviación”.

4

Conclusión del autor.

Según nuestra autora ha pretendido esquematizar las diversas teorías que influyeron en la formación de la nueva teoría de la desviación, destacando que lo que unía a todas estas teorías era su aire radical que provenía fundamentalmente de su énfasis en señalar que el mundo, la desviación era una construcción social. Por otro lado se ha visto como la criminología europea se ha visto sacudida por los estudios del labelling approach, y que abrió el camino al estudio de la sociología de los inadaptados. Como consecuencia de esto la criminología se trasforma en estudios de sociología de la desviación y los criminólogos apoyando este enfoque se convertirán en sociólogos de la desviación. Los estudios de desviación, se centran en todos aquellos que tratan con el desviado y que tienen algo que ver en la producción de la desviación (policías, jueces, psiquiatras , etc.). Con la etiqueta se inicia un camino en dónde primero se le define, luego se le somete a control y tratamiento , terminando con el estatus de delincuente. Elena Larrauri, incide que las estadísticas no aportan nada del desviado, de su mundo, de sus motivos, siendo el método a seguir para describir el funcionamiento y organización de los desviados, el de las etnografías. Termina diciendo que si se quiere comprender el tema de la desviación habrá que abstenerse por consiguiente de aceptar los métodos y objetivos dictados desde las esferas oficiales. En definitiva nos dice que no corregir, sino apreciar es la tarea del criminólogo, y está se hace saliendo del discurso de la criminología oficial y elaborar por consiguiente una nueva teoría de la desviación.

33

Francisco Ferrer Bermúdez

5

RESUMEN LECTURAS CRIMINOLOGÍA I

Breve reseña biográfica del autor y Contexto histórico, social e intelectual en el cual el autor escribe la obra.

Elena Larrauri Pijoan, se licenció en la Universidad de Barcelona en 1982. Fue becaria de investigación y se doctoró en la Universidad Autónoma de Barcelona en 1986. Le fue concedida la beca Fulbright-La Caixa para estudiar criminología en la Universidad de Santa Bárbara (California) durante los años 1986 y 1987. Posteriormente le fue concedida la beca Alexander Von Humboldt para estudiar en la Universidad de Frankfurt en 1989, 1990 y 1991. También ha disfrutado de dos ayudas concedidas por la Generalitat de Cataluña para realizar una investigación en Israel (1989) y Noruega (1996) y de la beca de movilidad del profesorado del Ministerio de Educación gracias a la cual pudo ampliar sus estudios de criminología en la Universidad de Nueva York (N.Y.U.) durante 1997 y 1998. Ha sido profesora contratada en la Universidad de Hamburgo donde impartió durante un semestre los cursos de criminología. Ha sido invitada como conferenciante a numerosas Universidades entre las que destacan la Universidad de Antioquia (Colombia), San José (Costa Rica), Toronto (Canadá), Manchester (Inglaterra), Berlín (Alemania) y Paris (Francia). En la actualidad imparte clases de Derecho penal y criminología en la Universidad Autónoma de Barcelona, donde además investiga en un proyecto destinado a reducir el uso de la pena de prisión y sustituirla por otras penas alternativas y en otro proyecto destinado a controlar los delincuentes condenados por violencia domestica o violencia sexual en medio abierto. Entre sus publicaciones destacan: La herencia de la criminología crítica (Madrid, 1991); Mujeres, derecho penal y criminología (Madrid, 1994); Victimología (con Juan Bustos) (Barcelona, 1993);Violencia doméstica y legítima defensa (con Daniel Varona) (Barcelona, 1995);Penas alternativas a la prisión (con José Cid) (Barcelona, 1997); Teorías Criminológicas (con J. Cid) (Barcelona, 2001)y Jueces Penales y penas en España (con J.Cid) (Valencia, 2002).

34