Libro de Oraciones

ORACIONES ESPIRITISTAS Por la señal Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. E

Views 567 Downloads 11 File size 270KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

ORACIONES ESPIRITISTAS Por la señal Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

PADRE NUESTRO Padre nuestro que estás en el Cielo, / santificado sea tu nombre, / venga a nosotros tu Reino, / hágase tu voluntad en la Tierra como en el Cielo, / danos hoy nuestro pan de cada día, / perdona nuestras ofensas, / como también nosotros perdonamos / a los que nos ofenden, / y no nos dejes caer en la tentación, / y líbranos del mal. / Amén".Hasta ahora el texto de esta oración era: "Padre nuestro que estás en los Cielos,/ santificado sea tu nombre,/ venga a nosotros tu Reino, / hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo. / El pan nuestro de cada día dánosle hoy / y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, / y no nos dejes caer en la tentación, / mas líbranos del mal. / Amén.

AVE MARÍA Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Puro amor de Dios, misericordia infinita, fuente de todo bien. Santo eres Tú, Señor del universo, Santo eres tú el inmenso y poderoso, Señor de toda la creación. Dios mío Todopoderoso, cuya infinita misericordia reconozco, miradme. Yo pecador os pido perdón humildemente por todas mis faltas y las que haya cometido en mis diversas existencias. Os suplico Señor, separéis de mí toda tentación contraria a vuestra Santa Ley, y vos, María, a todos los espíritus puros del Padre Eterno, a mi ángel custodio y espíritus protectores pido igualmente que me iluminéis y ayudéis para perseverar siempre en el bien, y que cuando cumpla su progreso mi pobre espíritu salga de este mundo de pruebas hacia otros más mundos más perfectos hasta alcanzar la tierra de los bienaventurados. Amén.

CONFESIÓN Dios mío, todopoderoso, cuya infinita misericordia reconozco. Yo pecador, os pido perdón humildemente de todas las faltas que haya cometido en mis diversas existencias. Y os suplico, Señor, separéis de mí toda tentación contraria a vuestra santa ley. A vos, María, a todos los espíritus del Eterno Padre, a mi Angel custodio y a mis espíritus protectores, os pido, me iluminéis y ayudéis a perseverar siempre en el bien, para que cuanto antes cumpla su progreso mi pobre espíritu, pueda salir de este mundo de miseria para otros mas perfectos, hasta alcanzar la bienaventuranza.

ACTO DE CONTRICIÓN Jesús redentor mío, espíritu puro que viniste a este mundo a enseñarnos la verdadera doctrina de nuestro Padre Eterno, me pésame de todo corazón haberte ofendido. Ofrezco la enmienda a las infracciones de sus santos mandamientos. Y confío en vuestra bondad que intercederéis con vuestro Padre misericordioso para que, contrito y arrepentido de mis faltas, me perdone y me conceda gracia para soportar con resignación las pruebas de la vida. Página 1 de 45

EVOCACIÓN A LOS ESPIRITUS BUENOS Alabados seáis, espíritus puros del Señor. Yo humilde y atrasada criatura, elevo a vosotros mi pensamiento y mi corazón, para rogaros que me guiéis por el camino de la verdad y me iluminéis siempre en los divinos preceptos, para no faltar a ellos y hacerme digno de alcanzar pronto la bienaventuranza. Amen.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DIAS Dios de infinita bondad y misericordia; Señor Omnipotente. Os suplicamos la gracia de que, asistidos por nuestros ángeles custodios y alejados de malas influencias, podamos concentrarnos en el fondo de nuestras almas y elevando nuestros humildes espíritus hacia Vos, imploremos lo que mejor pueda convenir a todo el género humano, pues, que siendo vuestros hijos sentimos el deseo de estrecharnos con el brazo del más fraternal cariño. Escasos son nuestros méritos, Señor, y no nos consideramos acreedores a vuestros dones; nada se nos debe en justicia, pero confiado en vuestro paternal amor, esperemos que nos lo consideréis por gracia, que procuraremos merecer. Os rogamos nos concedáis conformidad en nuestras pruebas, alivio en nuestros males, resignación en las calamidades, paciencia en los sufrimientos, olvido de los agravios, alejamiento de todas las malas pasiones e influencias perniciosas, compasión para nuestros enemigos, consuelo en las aflicciones, prudencia en todos nuestros actos, luz de verdad divina que ilumina la senda que conduce a la suprema felicidad, guíanos por la mano de nuestro ángel custodio que vela por nosotros y nos ayuda a trasmitiros nuestras preces. Os pedimos alivio y progreso espiritual para nuestros padres, hermanos, parientes, amigos y enemigos; salud para los enfermos, luz para los espíritus atrasados y malos, de los que estamos rodeados; compasión para los que son perseguidos por sus influencias, misericordia para las almas que sufren olvidadas de los hombres y solicitan nuestras oraciones, indulgencia para los que gimen en las cárceles y presidios y perdón para nuestros perseguidores. "Padre nuestro", etc.

ALABANZA A DIOS Gloria al Santísimo. Gloria al Eterno. Gloria al Creador. Evocamos con vuestra gracia, Señor, a los elevados espíritus de vuestra corte, dulce emanación de todo lo bueno y de todo lo grande, santo y justo. Espíritus elevados por las virtudes a tan alto grado de perfección y dicha, donde reciben la visión directa del Omnipotente, para que medien y llegue a nosotros los efectos de su paternal amor. Mensajeros de la Divina Palabra, acercáos a nosotros por la caridad, porque os llamamos con toda la fuerza de nuestras almas, para que transmitáis al Señor nuestros humildes cánticos, purificados con el radiante ambiente de vuestra gloria; Que vibren en nuestros corazones con suave emoción el eco de vuestras voces angelicales, cuyas melodías exaltan los sentidos que perciben la belleza de vuestras armonías. Gloria al Altísimo, por cuya misericordia empezamos a gozar en esta morada de destierro la luz de la verdad, la esperanza de su amor perfecto, y el incomparable abrazo de su cariño divino. Deseamos el don sobrenatural de la fortaleza, la virtud de sufrir con paciencia nuestras pruebas, porque su bondad infinita nos ha hecho comprender su gran sabiduría, así como nuestra pura y necesaria misión en este mundo. ¡ Gracias por tan grandes beneficios!. Espíritus Divinos enviados por Dios, esclareced nuestras almas e iluminad con vuestro saber el escabroso camino de nuestra vida, para mayor resplandor de la antorcha de la verdad. Que nuestras almas se purifiquen con benéficas influencias y terminada nuestra merecida peregrinación nos Página 2 de 45

conduzcáis cómo sencillas palomas a los pies del Rey de Reyes para pedirle perdón por nuestras faltas. "Padre nuestro", etc.

ORACIÓN AL EMPEZAR LA REUNION Rogamos al Señor Dios omnipotente que nos envíe buenos Espíritus para asistirnos, aleje a los que pudieren inducirnos en error, y que nos conceda la luz necesaria para distinguir la verdad de la impostura. Apartad también a los Espíritus malévolos, encarnados o desencarnados, que podrían intentar poner la discordia entre nosotros y desviarnos de la caridad y amor al prójimo. Si alguno pretendiese introducirse aquí, haced que no encuentre acceso en el corazón de ninguno de nosotros. Buenos Espíritus que os dignáis venir a instruirnos, hacednos dóciles a vuestros consejos; apartadnos de todo pensamiento de egoísmo, de orgullo, de envidia y de celos; inspiradnos indulgencia y benevolencia para nuestros semejantes presentes y ausentes, amigos y enemigos; haced, en fin, que en los sentimientos de que nos sintamos animados, reconozcamos vuestra saludable influencia. Dad a los médiums a quienes encarguéis de transmitirnos vuestras enseñanzas, la conciencia de la santidad del mandato que les ha sido confiado y de la gravedad del acto que van a cumplir, con el fin de que tengan el fervor y el recogimiento necesario. Si, en la asamblea, se encontrasen personas que fuesen atraídas por otro sentimiento que no sea el del bien, abrid sus ojos a la luz, y perdonadles, así como nosotros les perdonamos, si vinieren con malas intenciones. Rogamos especialmente al Espíritu de N… nuestro guía espiritual, que nos asista y vele sobre nosotros. Ahora se reza la Oración del Padrenuestro y se canta el primer cántico. Mientras, los miembros van haciéndose uno a uno la limpieza (si no se ha hecho antes) y se canta el cántico Comisión despojadora. También se sopla un poco de ron, de uno en uno, al centro de la reunión. Terminada esta operación, empieza la invocación (ver oración invocativa) y la bajada de los espíritus.

OTRA ORACIÓN Dios omnipotente, excelso, misericordioso, que velas con incesante providencia por el bien de todas las criaturas; y te has dignado traernos por tan singulares caminos al conocimiento de tu grandeza y de tu sabiduría; Las cuales vas poniendo al alcance de nuestro limitado entendimiento por conducto de tus inspirados servidores; Pagando con tan insigne favor el poco mérito de la fe que nos reúne. Para que en vista de tanta maravilla, nuestros corazones se abran y ensanchen a la fe que tanto necesitamos; y para que se disipen las nieblas que ocultan a nuestros ojos la luz que puede mostrarnos el camino seguro de nuestro mejoramiento. Condición precisa para llegar al perfecto conocimiento de tu Ser, aclarándonos o dejándonos entrever tantos misterios hasta ahora ocultos al entendimiento humano, aún en aquellos que más se han distinguido por su amor a la ciencia y por sus buenos deseos; Tú, Señor, que nos has dicho tantas veces, por conducto de tu enviado más excelso, que busquemos para encontrar; que llamemos para que se nos responda; y que apliquemos todas nuestras facultades y potencias a la investigación de vuestro reinado y de vuestra justicia, después de lo cual, todo nos sería dado por añadidura; Tú, Señor, que prometiste, también, la asistencia de tu Santo Espíritu a los que invocando con fervor tu nombre y creyendo tus palabras, se reunieran para buscar unidos la verdad y la ciencia de la salvación y los dones todos de tu gracia. Página 3 de 45

Míranos, Señor, en los caminos en que andamos; conforta nuestro corazón; afirma nuestra fe e ilumina nuestro entendimiento. Para que nos hagamos dignos de las admirables lecciones que pueden damos y las instrucciones que reverentes solicitamos de los venerables insignes siervos tuyos, nuestros instructores. A quienes diste y en quienes conservas los más altos dones de tu gracia, y en particular, el de la sabiduría, y el del celo por la instrucción de tus criaturas. Para que tu nombre sea ensalzado y bendecido; para que, puestos todos en el camino del bien, os sirvamos en santidad y en justicia en todos nuestros días. Mejorándonos, ilustrándonos y dirigiéndonos en el mejoramiento e ilustración progresiva de todas tus criaturas, y en particular las de la especie humana. A todas las cuales nos has encomendado la grande y misteriosa obra de concurrir a la admirable armonía que desde el principio estableciste; Y os diste, para conseguirlo, facultades, potencias y voluntad suficiente para desempeñar cumplidamente la parte que respectivamente nos corresponde en este sublime concierto de tu incesante creación; Porque así, no sólo conseguiremos nuestra paz, nuestra salud, nuestra bienaventuranza, aún en medio de las aparentes tribulaciones inherentes a todo trabajo incompleto; Sino que también crecer y mejoramos incesantemente hasta elevamos a la posesión del sumo bien; El cual, por la virtud, intercesión y merecimientos de Jesucristo nuestro Redentor, está en la unión con El y con vos Padre, por los siglos de los siglos; Como nos lo ha ofrecido y cada día se nos recuerda por tus inspirados servidores, instructores nuestros. Aleja de nosotros, Señor, Dios de bondad y de misericordia, toda idea de satisfacción propia; haz que en cuanto hagamos y se nos conceda, ni se mezclen, ni mucho menos prevalezcan, ideas ni sentimientos de vanidad ni interés alguno que no sea digno, sino que sirva para confortar nuestra fe, abrir nuestro corazón y ensanchar nuestro entendimiento, a fin de que seamos digno depósito de virtud y de doctrina; Con que ayudar a todos a creer y proclamar que eres próvido, santo, misericordioso, admirable y digno de toda veneración y loa por los siglos, y conocido y glorificado por las criaturas todas que formaste, desde el sol de los soles, al insecto más humilde y al átomo más incomprensible. Dadnos, Señor, de tus dones, los que nos convengan, y que se haga siempre tu voluntad; lo que pedimos de corazón con las palabras que nos dictó el Divino Maestro. Padre nuestro, etc.


AL FIN DE LA REUNIÓN. Damos gracias a los Buenos Espíritus que han querido venir a comunicarse con nosotros; les rogamos que nos ayuden a poner en práctica las instrucciones que nos han dado, y que hagan que al salir de aquí, cada uno de nosotros se sienta fortificado en la práctica del bien y del amor al prójimo. Deseamos igualmente que estas instrucciones sean provechosas a los Espíritus qué sufren, ignorantes o impulsivos, que hayan asistido a esta reunión, y sobre los cuales imploramos la misericordia de Dios. Con Dios empezamos y con Dios terminamos.

ORACIÓN PARA LOS MÉDIUMS Dios Todopoderoso, permitid a los buenos espíritus que me asistan en la comunicación que solicito. Preservadme de la presunción de creerme al abrigo de los malos espíritus; del orgullo que pudiera ofuscarme sobre el valor que obtenga; de todo sentimiento contrario a la caridad con respecto a los otros médiums, si soy inducido en error, inspirad a alguno el pensamiento de que me advierta, y a mí la humanidad que me hará aceptar la crítica con reconocimiento, tomar para mí mismo, y no para otros, los consejos que se sirvan darme los buenos espíritus. Página 4 de 45

Si por cualquier concepto intentase abusar o envanecerme de la facultad que habéis tenido a bien concederme, os ruego que me la retiréis, antes de permitir que la desvíe de su objetivo providencial, que es el bien de todos y mi propio adelantamiento moral.

ORACIÓN AL ANGEL GUARDIÁN Y ESPÍRITUS PROTECTORES Oración al ángel guardián y espíritus protectores 01 Espíritus prudentes y benévolos mensajeros de Dios, cuya misión es la de asistir a los hombres y conducirlos por el buen camino, sostenedme en las pruebas de esta vida, dadme fuerzas para sufrirlas sin murmurar, desviad de mi los malos pensamientos y haced que no de acceso a ninguno de los malos espíritus que intenten inducirme al mal. Iluminad mi conciencia para que pueda ver mis defectos, separad de mis ojos el velo del orgullo que podría impedirme verlos y confesármelos a mí mismo. Vos sobre todo … mi ángel de la guarda, que veláis más particularmente sobre mi y vosotros Espíritus protectores que tomáis interés por mi, haced que me haga digno de vuestra benevolencia ; conocéis mis necesidades, haced, pues que me sea conducida la gracia a la voluntad de Dios. Amén

Oración al ángel guardián y espíritus protectores 02 Dios mío, permitid a los buenos espíritus que me rodean que vengan en mi auxilio cuando padezca o está en peligro, que me inspiren fe, esperanza y caridad; que sean para mí un apoyo, una esperanza y una prueba de vuestra misericordia, haced, en fin, que encuentre a su lado la fuerza que me falta para resistir a las sugestiones del mal, la fe que salva y el amor que consuela.

Oración al ángel guardián y espíritus protectores 03 Espíritus muy amados, ángeles guardianes, vosotros a quienes Dios en su infinita misericordia,  permite velar por los hombres, sed mis protectores en las pruebas de la vida terrestre. Dadme la fuerza, el valor y la resignación; inspiradme todo lo que es bueno y detenedme en la pendiente del mal; Que vuestra dulce influencia penetre mi alma; haced que sienta que un amigo sincero está cerca de mí, que ve mis sufrimientos y comparte mis alegrías. Y vos, mi buen ángel, no me abandonéis; tengo necesidad de vuestra protección para soportar con fe y amor las pruebas que le plazca a Dios enviarme.

ORACION PARA ALEJAR A LOS MALOS ESPIRITUS En nombre de Dios Todopoderoso y por la presencia radiante e irresistible del Arcángel San Miguel, que los malos espíritus se alejen de mí. Que los espíritus luminosos y puros sean mi baluarte contra esos espíritus malhechores que inclinan al mal y al desequilibrio. Espíritus mentirosos y tramposos que engañáis; espíritus burlones que abusáis de la credulidad de los inocentes, os rechazo con todas las fuerzas de mi alma, y cierro el oído a vuestras sugestiones. Que la Misericordia Divina se derrame sobre vosotros. Espíritus buenos que os dignáis a asistirnos, dadme fuerzas para resistir la influencia de los malos espíritus y arrojad la luz necesaria para evitar la burla de sus perversas intenciones. Preservadme del orgullo y la presunción, separad de mi corazón los celos, la envidia, el odio, la codicia desmedida, y la malicia gratuita, y todo aquello contrario a la caridad y el amor. Sea para el Altísimo la única gloria por siempre.Y a ti, espíritu del mal, que el Señor te repruebe. Gloria al Santísimo.

PARA CORREGIRSE DE UN DEFECTO ¡Oh, Dios mío! Tú me diste la inteligencia necesaria para distinguir el bien del mal. Así pues, desde el momento en que reconozco que algo es malo, soy culpable si no realizo el esfuerzo para rechazarlo. Presérvame del orgullo que me impediría percibir mis defectos, y de los Espíritus malos que podrían incitarme a perseverar en ellos. Página 5 de 45

Entre mis imperfecciones, reconozco que soy particularmente propenso a…; y si no resisto a esa inclinación es porque he contraído el hábito de ceder a ella. No me has creado culpable, porque eres justo, sino con igual aptitud tanto para el bien como para el mal. Si he seguido el camino del mal es por efecto de mi libre albedrío. No obstante, cómo he tenido la libertad de hacer mal, tengo también la de hacer bien y, por consiguiente, de cambiar el rumbo. Mis defectos actuales son un resto de las imperfecciones que he conservado de mis precedentes existencias; son mí pecado original, del que puedo despojarme por obra de mi voluntad, con la asistencia de los Espíritus buenos. Espíritus buenos que me protegéis, y sobre todo tú, mi ángel de la guarda, dadme fuerza para que resista a las malas sugestiones y pueda salir victorioso de la lucha. Los defectos son las barreras que nos separan de Dios, y cada defecto vencido es un paso hacia adelante en el camino del progreso que habrá de acercarme a Él. El Señor, en su infinita misericordia, ha tenido a bien concederme la existencia actual para que ella contribuya a mi adelanto. Espíritus buenos, ayudadme a aprovecharla, a fin de que no sea una existencia perdida para mí, y para que, cuando el Señor decida quitármela, me retire mejor que cuando ingresé en ella.

PARA RESISTIR A UNA TENTACIÓN Dios Todopoderoso, no me dejes sucumbir ante la tentación que me impulsa a cometer una falta. Espíritus bienhechores, que me protegéis, desviad de mí este pensamiento malo, y dadme fuerza para resistir a la sugestión del mal. Si cedo, mereceré expiar mi falta, tanto en esta vida como en la otra, porque soy libre de elegir.

ACCIÓN DE GRACIAS POR LA VICTORIA OBTENIDA SOBRE UNA TENTACIÓN Dios mío, te doy las gracias por haberme permitido salir victorioso de la lucha que acabo de sostener contra el mal. Haz que esa victoria me dé la fuerza para resistir a nuevas tentaciones.

PARA PEDIR UN CONSEJO Cuando estamos indecisos en hacer una cosa, ante todo, debemos hacernos estas preguntas: 1. 2. 3.

Lo que pretendo hacer, ¿puede recaer en perjuicio de otro? ¿Puede ser de utilidad para alguno? Si otro hiciera esto con respecto a mí, ¿quedaría yo satisfecho?

Si esta cosa sólo interesa a sí mismo, está permitido pesar las ventajas y los inconvenientes personales que de ella pueden resultar. .Si interesa a otro, y haciendo bien para uno pueda resultar mal para otro, es menester igualmente pesar la suma del bien y del mal para obrar en consecuencia. En fin, aun para las cosas mejores, es menester considerar la oportunidad y las circunstancias accesorias, porque una cosa buena por sí misma puede tener malos resultados en manos inhábiles y si no se hace con prudencia y circunspección. Antes de emprender una cosa conviene consultar las propias fuerzas y los medios de ejecución. En todos los casos se puede siempre reclamar la asistencia de los espíritus protectores recordando esta sabía máxima: "En la duda, abstente"


Oración para el consejo En nombre de Dios todopoderoso, espíritus buenos que me protegéis, ángeles guardianes inspiradme con la divinidad de las alturas para que tome buena resolución en la incertidumbre en que me encuentro, para actuar correctamente, sin que mi decisión pueda perjudicar a nadie, y si resulte beneficiosa para mi propósito. Página 6 de 45

Dirigid mi pensamiento hacia el bien y desviad la influencia de aquellos que intentasen separarme del buen camino, realizar mis propósitos dentro del bien común. Dios todopoderoso, fortifica mi espíritu e ilumina mi pensamiento, para actuar correctamente y no desviarme de vuestros divinos preceptos.

EN LAS AFLICCIONES DE LA VIDA Dios Todopoderoso, que ves nuestras miserias, dígnate escuchar con benevolencia la súplica que te dirijo en este momento. Si mi pedido es desatinado, perdóname; si es justo y conveniente según tu mirada, que los Espíritus buenos, que ejecutan tu voluntad, vengan en mi ayuda para su cumplimiento. Comoquiera que sea, Dios mío, hágase tu voluntad. Si mis deseos no son escuchados, es porque está en tus designios ponerme a prueba, y me someto sin quejarme. Haz que no me afecte el desánimo, y que no flaqueen ni mi fe ni mi resignación. (Formular el pedido.)

ACCIÓN DE GRACIAS POR UN FAVOR OBTENIDO Dios infinitamente bueno, bendito sea tu nombre por los beneficios que me has concedido. Sería indigno de ellos si los atribuyera a la casualidad de los acontecimientos o a mi propio mérito. Espíritus buenos, que habéis sido los ejecutores de la voluntad de Dios, os agradezco, y sobre todo te agradezco a ti, mi ángel de la guarda. Apartad de mí la idea de enorgullecerme de lo que he recibido, así como de no utilizarlo para el bien. En especial os doy las gracias por… (digase el favor obtenido)

ACTO DE SUMISIÓN Y DE RESIGNACIÓN Acto de sumisión y de resignación 01 Dios mío, eres soberanamente justo. Todo sufrimiento en la Tierra debe, pues, tener su causa y su utilidad. Acepto la aflicción que acabo de experimentar, como una expiación de mis faltas pasadas y como una prueba para el porvenir. Espíritus buenos que me protegéis, dadme fuerza para soportarla sin quejarme. Haced que para mí sea una advertencia saludable; haced que permita aumentar mi experiencia; que derrote en mí el orgullo, la ambición, la necia vanidad y el egoísmo, y que contribuya de ese modo a mi adelanto.

Acto de sumisión y de resignación 02 Siento, ¡oh Dios mío!, la necesidad de rogarte que me des fuerza para sobrellevar las pruebas que has tenido a bien enviarme. Permite que la luz sea suficientemente intensa en mi espíritu, a fin de que aprecie la magnitud de un amor que me hace sufrir porque quiere mi salvación. Me someto con resignación, ¡oh Dios mío! Pero, por desgracia, la criatura humana es tan débil, que temo desfallecer si no me sostienes. No me abandones, Señor, porque sin ti nada puedo.

Acto de sumisión y de resignación 03 Elevé la mirada hacia ti, ¡oh Eterno!, y me sentí fortalecido. Tú eres mi fuerza, no me abandones. ¡Oh Dios! Estoy abrumado bajo el peso de mis iniquidades. Ayúdame. Tú conoces la debilidad de mi carne. ¡No apartes tu mirada de mí! Una sed ardiente me devora. Haz que brote un manantial de agua viva, y en él saciaré mi sed. Que mi boca sólo se abra para cantarte alabanzas, y no para quejarme de las aflicciones de mi vida. Soy débil, Señor, pero tu amor me sostendrá. Página 7 de 45

¡Oh Eterno! Sólo tú eres grande, sólo tú eres la finalidad y el objetivo de mi vida. Bendito sea tu nombre, si me haces sufrir, porque tú eres el Señor y yo el servidor infiel. Doblaré la frente sin quejarme, porque sólo tú eres grande, sólo tú eres la meta.

ANTE UN PELIGRO INMINENTE ¡Dios Todopoderoso, y tú, mi ángel de la guarda, socorredme! Si debo morir, que se cumpla la voluntad de Dios. Si debo salvarme, que durante el resto de mi vida repare el mal que he hecho y del que me arrepiento.

ACCIÓN DE GRACIAS POR HABER SALIDO DE UN PELIGRO A ti, Dios mío, y a mi ángel de la guarda, os doy las gracias por el socorro que me habéis enviado cuando el peligro me amenazaba. Que ese peligro sea para mí un aviso y me instruya acerca de las faltas que tal vez lo atrajeron hacia mí. Comprendo, Señor, que mi vida está en tus manos, y que puedes quitármela cuando te plazca. Inspírame, a través de los Espíritus buenos que me asisten, la idea de emplear útilmente el tiempo que aún me concedes en este mundo. Ángel de la guarda, sostenme en la resolución que adopto, de reparar mis errores y de hacer todo el bien que de mi dependa, con el fin de llegar con menos imperfecciones al mundo de los Espíritus, cuando Dios decida llamarme.

EN EL MOMENTO DE DORMIRSE Mi alma va a encontrarse un instante con los otros espíritus. Que vengan los buenos y me ayuden con sus consejos. Ángel de la guarda, haced que al despertar conserve de ello una impresión saludable y duradera. Ahora mi alma va a viajar a los reinos celestiales para recibir conocimientos, sabiduría y fortaleza. Purifica mi ánimo terrenal, Ángel de la Guarda, y lávame antes de dejar este cuerpo, porque el sueño es un pequeño viaje de ida y vuelta al mundo de la luz espiritual. Protégeme en todo momento, Ángel de paz y protección, y que nada pueda perturbarme en este dulce sueño que tú me procuras.

CUANDO SE PREVÉ LA PROXIMIDAD DE LA MUERTE Dios mío, creo en ti y en tu bondad infinita, razón por la cual no puedo creer que hayas dado al hombre la inteligencia para conocerte y la aspiración al porvenir, para luego sumergirlo en la nada. Creo que mi cuerpo es sólo la envoltura perecedera de mi alma y que, cuando él haya cesado de vivir, me despertaré en el mundo de los Espíritus. Dios Todopoderoso, siento que se deshacen los lazos que unen mi alma al cuerpo, y que pronto voy a rendir cuentas del empleo que he hecho de la vida que dejo. Voy a sufrir las consecuencias del bien y del mal que he realizado. Allá no habrá más fantasías ni subterfugios posibles. Todo mi pasado habrá de desplegarse delante de mí, y seré juzga- do según mis obras. Nada me llevaré de los bienes de la Tierra. Honores, riquezas, satisfacciones de la vanidad y del orgullo; en definitiva, todo lo que pertenece al cuerpo va a quedar en este mundo. Ni la mas pequeña de las cosas me acompañará, ni me será de utilidad alguna en el mundo de los Espíritus. Sólo llevaré conmigo lo inherente al alma, es decir, las buenas y las malas cualidades, que serán pesadas en la balanza de la más rigurosa justicia. Seré juzgado con tanta más severidad cuanto mayor haya sido el número de las ocasiones que tuve para hacer el bien y no lo hice, conforme a la posición que ocupé en la Tierra. (Véase el Capítulo XVI, § 9.) ¡Dios de misericordia, llegue hasta ti mi arrepentimiento! Dígnate cubrirme con el manto de tu indulgencia. Página 8 de 45

Si fuera tu voluntad prolongar mi existencia, que lo que reste de ella sea empleado para reparar, tanto como de mí dependa, el mal que haya hecho. Si ha llegado fatalmente mi hora, llevo conmigo el pensamiento consolador de que me será permitido redimirme por medio de nuevas pruebas, a fin de que un día merezca la felicidad de los elegidos. Si no me es permitido gozar de inmediato de esa felicidad plena, que sólo comparten los justos por excelencia, sé que la esperanza no está definitivamente perdida para mí, y que mediante el trabajo alcanzaré la meta, más tarde o más temprano, según mis esfuerzos. Sé que los Espíritus buenos y mi ángel de la guarda están cerca de mí, para recibirme; que dentro de poco los veré, así como ellos me ven a mí. Sé que volveré a encontrar a los que he amado en la Tierra, si lo merezco, y que los que dejo aquí vendrán a unirse conmigo para que un día estemos juntos para siempre, y que, hasta tanto llegue ese día, podré venir a visitarlos. Sé también que voy a encontrar a los que he ofendido. ¡Les ruego que me perdonen todo lo que puedan reprocharme: mi orgullo, mi crueldad, mis injusticias, a fin de que en su presencia no me abrume la vergüenza! Perdono a los que me han hecho o han querido hacerme mal en la Tierra. No tengo contra ellos mala voluntad y ruego a Dios que los perdone. Señor, dame fuerzas para que renuncie sin sufrir a los placeres groseros de este mundo, que nada representan en relación con los goces puros del mundo en que voy a ingresar. Allí, para él justo, ya no hay tormentos, sufrimientos ni miserias. Sólo sufre el culpable, pero siempre le queda la esperanza. A vosotros, Espíritus buenos, y a ti, mi ángel de la guarda, no me dejéis flaquear en este instante supremo. Haced que resplandezca ante mí la luz divina, para que se reanime mi fe sí llegase a vacilar.

ORACIONES PARA EL PRÓJIMO PARA LOS QUE ESTÁN EN LA AFLICCIÓN Dios mío, de infinita bondad, dígnate aliviar la penosa situación de N…, si esa fuera tu voluntad. Espíritus buenos, en nombre de Dios Todopoderoso, os suplico que lo asistáis en sus aflicciones. Si en bien de su propio interés no fuera posible aliviarlas, hacedle comprender que son necesarias para su adelanto. Infundidle confianza en Dios y en el porvenir, para qué le resulten menos pesadas. Dadle también fuerza para que no se abandone a la desesperación, porque perdería el fruto de sus padecimientos y haría que su situación futura fuese aún mas penosa. Guiad mi pensamiento hacia él, para que lo ayude a sostener su ánimo.

ACCIÓN DE GRACIAS POR UN FAVOR CONCEDIDO A OTRO Dios mío, bendito seas por la felicidad que has concedido a N… Espíritus buenos, haced que él vea en esa felicidad un efecto de la bondad de Dios. Si el bien que se le concede es una prueba, inspiradlo para que haga de él un buen uso, y no para que se envanezca, a fin de que ese bien no llegue a resultarle perjudicial en el porvenir. A ti, genio bueno que me proteges y deseas mi felicidad, aleja de mi corazón todo sentimiento de envidia o de celos.

PARA NUESTROS ENEMIGOS Y PARA LOS QUE NOS QUIEREN MAL Dios mío, perdono a N… el mal que me ha hecho y el que ha querido hacerme, así como deseo que Tú me perdones y que él también me perdone las faltas que yo haya co- metido. Si lo has colocado en mi camino como una prueba, hágase tu voluntad. Desvía de mí, Dios mío, la idea de maldecirlo y todo deseo malévolo en contra de él. Haz que nunca experimente alegría por las desgracias que puedan afectarlo, ni pena con lo bueno que se le pudiera conceder, para que no perturbe mi alma con pensamientos indignos de un cristiano. Señor, que tu bondad se extienda sobre él y lo conduzca a mejores sentimientos con respecto a mí. Página 9 de 45

Espíritus buenos, inspiradme el olvido del mal y el recuerdo del bien. ¡Que no entren en mi corazón el odio, ni el rencor, ni el deseo de devolverle mal con mal, porque el odio y la venganza sólo pertenecen a los Espíritus malos, ya sea que estén encarnados o desencarnados! Por el contrario, ¡que yo esté dispuesto a tenderle fraternalmente la mano, a devolverle bien por mal y a prestarle auxilio si estuviera a mi alcance! Deseo, para dar muestra de la sinceridad de mis palabras, que se me ofrezca la ocasión de serle útil; pero sobre todo, Dios mío, presérvame de hacerlo por orgullo u ostentación, agobiándolo con una generosidad humillante, lo que me haría perder el fruto de mi acción, porque entonces sería merecedor de que se me aplicaran estas palabras de Cristo: Ya recibiste tu recompensa.

ACCIÓN DE GRACIAS POR EL BIEN CONCEDIDO A NUESTROS ENEMIGOS Dios mío, en tu justicia has querido alegrar el corazón de N… Te doy las gracias por él, a pesar del mal que me ha hecho o ha procurado hacerme. Si se valiese de ese bien para humillarme, lo aceptaré como una prueba para mi caridad. Espíritus buenos que me protegéis, no permitáis que experimente por ello ningún pesar. Desviad de mí la envidia y los celos que degradan. Inspiradme, por el contrario, la generosidad que eleva. La humillación está en el mal y no en el bien, y sabemos qué tarde o temprano a cada uno se hará justicia según sus obras.

PARA LOS ENEMIGOS DEL ESPIRITISMO Señor, tú nos dijiste por boca de Jesús, tu Mesías: “Bienaventurados los que sufren persecución por la justicia; perdonad a vuestros enemigos; orad por los que os persiguen”. Y Él mismo nos mostró el camino, al orar por sus verdugos. A fin de seguir su ejemplo, Dios mío, imploramos tu misericordia para los que desprecian tus divinos preceptos, los únicos que pueden garantizar la paz en este mundo y en el otro. Nosotros también decimos, como Cristo: “Perdónalos, Padre, porque no saben lo que hacen”. Danos fuerza para soportar con paciencia y resignación, como pruebas para nuestra fe y nuestra humildad, sus burlas, sus injurias, sus calumnias y persecuciones. Apártanos de todo pensamiento de represalia, porque la hora de tu justicia sonará para todos, y la esperamos con sumisión a tu santa voluntad.

PARA UN NIÑO RECIÉN NACIDO Para un niño recién nacido 01 (Para que la digan los padres.)

Espíritu que has encarnado en el cuerpo de nuestro hijo, bienvenido seas entre nosotros. Dios Todopoderoso, que nos lo has enviado, bendito seas. Este hijo constituye un encargo que nos ha sido confiado y del que un día deberemos rendir cuentas. Si pertenece a la nueva generación de Espíritus buenos que habrán de poblar la Tierra, ¡gracias, Dios mío, por ese favor! Si se trata de un alma imperfecta, nuestro deber es ayudarlo para que progrese en el camino del bien, mediante nuestros consejos y buenos ejemplos. Si cae en el mal por culpa nuestra, responderemos por ello ante ti, pues habremos fracasado en nuestra misión para con él. Señor, ampáranos en nuestra tarea, y danos la fuerza y la voluntad para llevarla a cabo. Si este niño debe ser un motivo de pruebas para nosotros, ¡que se cumpla tu voluntad! Espíritus buenos que habéis presidido su nacimiento y que debéis acompañarlo durante su vida, no lo abandonéis. Apartad de él a los Espíritus inferiores que pudieran inducirlo al mal. Dadle fuerza para resistir a sus sugestiones, y valor para que sufra con pa- ciencia y resignación las pruebas que lo esperan en la Tierra. Página 10 de 45

Para un niño recién nacido 02 Dios mío, me has confiado la suerte de uno de tus Espíritus. Haz, Señor, que sea digno de la tarea que me encomendaste. Concédeme tu protección. Ilumina mi inteligencia a fin de que pueda percibir desde el comienzo las tendencias de aquel a quien me corresponde preparar para que ingrese en tu paz.

Para un niño recién nacido 02 Dios de infinita bondad, puesto que has permitido al Espíritu de este niño que venga a sufrir nuevamente las pruebas terrenales, destinadas a hacerlo progresar, dale la luz, a fin de que aprenda a conocerte, amarte y adorarte. Haz, por tu omnipotencia, que esta alma se regenere en el manantial de tus divinas instrucciones; que, al amparo de su ángel de la guarda, su inteligencia se expanda, se desarrolle y le inspire el deseo de aproximarse cada vez más a ti; que la ciencia del espiritismo sea la luz brillante que lo ilumine para superar los escollos de la vida; que sepa, en fin, apreciar la inmensidad de tu amor, que nos pone a prueba para purificarnos. Señor, envía una mirada paternal a la familia a la que habéis confiado esta alma, para que pueda comprender la importancia de su misión y haga que germinen en este niño las buenas semillas, hasta el día en que él pueda, con el impulso de sus propias aspiraciones, elevarse por sí mismo hacia ti. Dígnate, ¡oh Dios mío!, escuchar esta humilde plegaria, en nombre y por los méritos de Aquel que dijo: “Dejad que los niños vengan a mí, porque el reino de los Cielos es para los que se les parecen”.

PARA UN AGONIZANTE Dios omnipotente y misericordioso, aquí tienes un alma que se prepara para abandonar su envoltura terrenal y retornar al mundo de los Espíritus, su verdadera patria. Que pueda volver en paz, y que tu misericordia se extienda sobre ella. Espíritus buenos que la habéis acompañado en la Tierra, no la abandonéis en este momento supremo. Dadle fuerza para sopor- tar los últimos padecimientos que debe sobrellevar en este mundo a favor de su adelanto futuro. Inspiradla para que consagre al arrepentimiento de sus faltas los últimos destellos de inteligencia que le restan o qué pueden volverle momentáneamente. Dirigid mi pensamiento, a fin de que su acción haga menos penoso el trabajo de desprendimiento, y que esta alma lleve consigo, en el momento de dejar la Tierra, los consuelos de la esperanza.

Para los recién fallecidos

Para los recién fallecidos 01 Dios Todopoderoso, que tu misericordia se extienda sobre el alma de N…, a la que acabas de llamar hacia ti. ¡Que las pruebas que ha sufrido en la Tierra se consideren a su favor, y que nuestras plegarias mitiguen y abrevien las penas que aún tenga que sufrir como Espíritu! Espíritus buenos que habéis venido a recibirlo, y tú particularmente, su ángel de la guarda, ayudadlo a despojarse de la materia. Dadle la luz y la conciencia de sí mismo, a fin de sacarlo de la turbación que acompaña al tránsito de la vida corporal a la vida espiritual. Inspiradle el arrepentimiento de las faltas que haya podido cometer, y el deseo de que se le permita repararlas, para acelerar su adelanto rumbo a la vida de eterna bienaventuranza. N…, acabas de ingresar en el mundo de los Espíritus y, sin embargo, estás aquí presente entre nosotros. Nos ves y nos escuchas, pues la única diferencia entre tu y nosotros es el cuerpo perecedero que acabas de abandonar y que muy pronto quedará reducido a polvo. Página 11 de 45

Has dejado la grosera envoltura, sujeta a las vicisitudes y a la muerte, y sólo conservas la envoltura etérea, imperecedera e inaccesible a los padecimientos. Si bien ya no vives con el cuerpo, vives la vida de los Espíritus, y esa vida se halla exenta de las miserias que afligen a la humanidad. Tampoco tienes delante el velo que nos oculta los resplandores de la vida futura. De hoy en adelante puedes contemplar nuevas maravillas, mientras que nosotros estamos aún sumergidos en las tinieblas. Vas a recorrer el espacio y visitar los mundos con plena libertad, mientras que nosotros nos arrastramos penosamente en la Tierra, donde nos retiene nuestro cuerpo material, semejante para nosotros a una carga muy pesada. El horizonte de lo infinito va a desplegarse delante de ti, y ante tanta grandeza comprenderás la vanidad de nuestros deseos terrenales, de nuestras ambiciones mundanas y de los goces fútiles con que los hombres tanto se deleitan. La muerte, para los hombres, no es más que una separación material de algunos instantes. Desde el destierro donde nos retiene aún la voluntad de Dios, así como los deberes que tenemos que cumplir en la Tierra, seguiremos acompañándote con el pensamiento, hasta el momento en que se nos permita reunirnos contigo, así como tú te has reunido con los que te precedieron. Nosotros no podemos ir al lugar en que te encuentras, pero tú puedes venir a nuestro lado. Ven, pues, junto a los que te aman y que has amado. Ampáralos en las pruebas de la vida. Vela por los que te son queridos. Protégelos, según tu poder. Atenúa sus pesa- res con el pensamiento de que eres más feliz ahora, y mediante la consoladora certeza de que llegará el día en que estaréis reunidos en un mundo mejor. En el mundo en que te encuentras habrán de extinguirse todos los rencores terrestres. ¡Ojalá, de aquí en adelante, seas in- accesible a ellos, para tu felicidad futura! Perdona, pues, a los que te han hecho algún agravio, como ellos te perdonan los que tú cometiste contra ellos. Nota. Pueden añadirse a esta oración, aplicable a todos, algunas palabras especiales, según las circunstancias particulares de familia o de relaciones, así como a la posición social que ocupaba el difunto. Si se trata de un niño, el espiritismo nos enseña que no hay en él un Espíritu que ha sido creado recientemente, sino uno que ha vivido ya y que puede ser muy adelantado. Si su última existencia ha sido corta, se debe a que no era más que el complemento de una prueba, o a que constituía una prueba para sus padres.

Para los recién fallecidos 02 Señor Todopoderoso, ¡que tu misericordia se extienda sobre nuestros hermanos que acaban de dejar la Tierra! ¡Que tu luz resplandezca ante ellos! ¡Sácalos de las tinieblas, ábreles los ojos y los oídos! ¡Que los Espíritus buenos los acompañen y les hagan oír palabras de paz y de esperanza! Señor, por indignos que seamos, nos atrevemos a implorar tu misericordiosa indulgencia en favor de ese nuestro hermano que acaba de ser llamado del destierro. Haz que su regreso sea el del hijo pródigo. Olvida, ¡oh Dios mío!, las faltas que ha podido cometer, para tener presente tan solo el bien que hizo. Sabemos que tu justicia es inmutable, pero también sabemos que tu amor es inmenso. Te suplicamos que aplaques tu justicia en ese manantial de bondad que emana de ti. ¡Que la luz se haga para ti, hermano mío, que acabas de dejar la Tierra! ¡Que los buenos Espíritus del Señor desciendan hacia ti, te acompañen y te ayuden a cortar tus cadenas terrenales! Comprende y admira la grandeza de nuestro Maestro. Sométete, sin quejarte, a su justicia, pero nunca desesperes de su misericordia. ¡Hermano! Que un serio análisis de tu pasado te abra las puertas del porvenir, y te haga comprender las faltas que dejas detrás de ti, así como el trabajo que te queda por hacer para repararlas. Que Dios te perdone, y que los Espíritus buenos te sostengan y te animen. Tus hermanos de la Tierra orarán por ti, y te piden que ores por ellos.

Página 12 de 45

PARA LAS PERSONAS QUE AMAMOS Dígnate, ¡oh Dios mío!, acoger favorablemente la oración que te dirijo para el Espíritu de N… Hazle entrever tus divinas claridades, y facilítale el camino de la dicha eterna. Permite que los Espíritus buenos le lleven mis palabras y mi pensamiento. Y tú, N…, a quien he querido en este mundo, escucha mi voz, que te llama para ofrecerte una nueva prueba de mi afecto. Dios ha permitido que te liberases antes que yo, y de eso no podría quejarme sin egoísmo, porque sería desear que continuaras sometido a las penas y los padecimientos de esta vida. Aguardo, pues, con resignación, el momento en que nos reuniremos nuevamente en ese mundo más venturoso en el cual me has precedido. Sé que nuestra separación es sólo momentánea y que, por larga que pudiera parecerme, su duración se borra ante la eterna dicha que Dios promete a sus elegidos. Que su bondad me preserve de hacer nada que pueda retardar ese instante deseado, y que me ahorre de ese modo el dolor de no volver a encontrarte cuando salga de mi cautiverio terrenal. ¡Oh! ¡Qué dulce y consoladora es la certeza de que sólo hay entre nosotros un velo material que te oculta a mi mirada! Que puedes estar aquí, a mi lado; que puedes verme y oírme como muchas veces lo hiciste, y aún mejor que antes; que no me olvidas como yo tampoco te olvido; que nuestros pensamientos no cesan de confundirse, y que el tuyo me sigue y me sostiene siempre. La paz del Señor sea contigo.

PARA LAS ALMAS QUE SUFREN Y PIDEN ORACIONES Para las almas que sufren y piden oraciones 01 Dios clemente y misericordioso, que tu bondad se extienda sobre todos los Espíritus que se encomiendan a nuestras oraciones, y particularmente sobre el alma de N… Espíritus buenos, cuya única ocupación es hacer el bien, interceded conmigo a favor del alivio de todos ellos. Haced que resplandezca ante sus ojos un rayo de esperanza, y que la divina luz los ilumine y les haga ver las imperfecciones que los mantienen alejados de la morada de los bienaventurados. Abrid sus corazones al arrepentimiento y al deseo de purificarse, a fin de acelerar su adelanto. Hacedles comprender que mediante sus esfuerzos pue- den abreviar la duración de sus pruebas. ¡Que Dios, en su bondad, les dé fuerza para que perseveren en sus buenas resoluciones! Puedan estas palabras benévolas mitigar sus penas, y mostrarles que en la Tierra hay seres que se compadecen de ellos y desean su felicidad.

Para las almas que sufren y piden oraciones 02 Te suplicamos, Señor, que derrames las gracias de tu amor y tu misericordia sobre todos los que sufren, sea en el espacio como Espíritus errantes, o entre nosotros como Espíritus encarnados. Ten compasión de nuestras debilidades. Tú nos has hecho falibles, pero nos diste la fuerza para resistir al mal y vencerlo. Que tu misericordia se extienda sobre todos los que no han sido capaces de resistir sus malas inclinaciones y aún se dejan arrastrar por malos caminos. Que vuestros Espíritus buenos los acompañen; que tu luz resplandezca ante sus ojos y que, atraídos por su calor vivificante, acudan a postrarse a tus pies, humildes, arrepentidos y sumisos. Nosotros también te rogamos, Padre de misericordia, por aquellos hermanos nuestros que no han tenido fuerza para sobre- llevar las pruebas terrenales. Tú nos diste una carga para llevar, Se- ñor, y debemos depositarla a tus pies. Con todo, grande es nuestra debilidad, y a veces nos falta valor durante el camino. Ten piedad de esos servidores indolentes que han abandonado la obra antes de la hora establecida. Que tu justicia los perdone, y permite que tus Espíritus buenos les lleven alivio, consuelo y esperanza en el por- venir. La perspectiva del perdón fortifica el alma. Muéstrala, Señor, a los culpables que están desesperados. Entonces, sustentados por esa esperanza, extraerán fuerza incluso de la magnitud de sus faltas y de sus padecimientos, a fin de rescatar su pasado y prepararse para la conquista del porvenir. Página 13 de 45

PARA UN ENEMIGO MUERTO Señor, te has dignado llamar antes que a mí al alma de N… Le perdono el daño que me ha hecho y sus malas intenciones hacia mí. Ojalá se arrepienta por ello, ahora que ya no alienta las ilusiones de este mundo. Que tu misericordia, Dios mío, se extienda sobre él, y aparte de mí el pensamiento de alegrarme de su muerte. Si le hice mal, que me lo perdone, del mismo modo que yo olvido el mal que él me ha hecho.

PARA UN CRIMINAL Señor, Dios de misericordia, no rechaces a ese criminal que acaba de dejar la Tierra. La justicia de los hombres lo condenó, pero no ha quedado exento de la tuya, si el remordimiento no ha conmovido su corazón. Quítale la venda que le oculta la gravedad de sus faltas. ¡Qué con su arrepentimiento encuentre gracia ante ti, y que se alivien los pesares de su alma! ¡Qué también nuestras oraciones y la intercesión de los Espíritus buenos le den esperanza y consuelo! ¡Inspírale el deseo de reparar sus malas acciones en una nueva existencia, y dale fuerza para que no desfallezca en medio de las nuevas luchas que habrá de emprender! ¡Señor, ten piedad de él!

PARA UN SUICIDA Sabemos, ¡oh Dios mío!, cuál es la suerte reservada a los que violan tus leyes cuando abrevian voluntariamente sus días. Pero también sabemos que tu misericordia es infinita. Dígnate entonces derramarla sobre el alma de N… ¡Que nuestras oraciones y tu conmiseración alivien la amargura de los padecimientos que experimenta, por no haber tenido el valor de esperar la finalización de sus pruebas! Espíritus buenos, que tenéis la misión de asistir a los desdichados, tomadlo bajo vuestra protección, inspiradle arrepentimiento por la falta que ha cometido, y que vuestra asistencia le dé fuerza para sobrellevar con más resignación las nuevas pruebas por las que deberá pasar para repararla. Apartad de él a los Espíritus malos, que podrían impulsarlo nuevamente al mal y prolongarían sus padecimientos, al hacerle perder el fruto de sus pruebas futuras. En cuanto a ti, N…, cuya desgracia es motivo de nuestras oraciones, ¡que nuestra conmiseración endulce tus amarguras y haga nacer en ti la esperanza de un futuro mejor! Ese futuro está en tus manos. Confía en la bondad de Dios, que ampara a todos los que se arrepienten y sólo rechaza a los corazones empecinados en el mal.

PARA LOS ESPÍRITUS ARREPENTIDOS Dios de misericordia, que aceptas el arrepentimiento sincero del pecador, ya sea que esté encarnado o desencarnado, aquí tienes un Espíritu que se complacía en el mal, pero que reconoce sus faltas e ingresa en el camino del bien. Dígnate, ¡oh Dios mío!, recibirlo como un hijo pródigo y perdonarlo. Espíritus buenos, aunque él haya despreciado vuestra voz, de aquí en adelante desea escucharos. Permitidle entrever la felicidad de los elegidos del Señor, a fin de que persista en el deseo de purificarse para conseguirla. Amparadlo en sus buenas resoluciones, y dadle fuerza para resistir a sus malos instintos. Espíritu de N…, te felicitamos por tu conversión, y damos gracias a los Espíritus buenos que te han ayudado. Si antes te complacías en hacer el mal, era porque no com- prendías cuán dulce es el goce de hacer el bien. Además, te considerabas demasiado insignificante para pretender conseguirlo. Sin Página 14 de 45

embargo, desde el instante en qué pusiste el pie en el camino del bien, una nueva luz ha brillado para ti. Empezaste a disfrutar de una felicidad que no conocías, y la esperanza ha penetrado en tu corazón. Eso se debe a que Dios escucha siempre la oración del pecador arrepentido, y no rechaza a ninguno de los que acuden a Él. Para volver a obtener por completo la gracia del Señor, aplícate, de ahora en adelante, no sólo a no hacer el mal sino, sobre todo, a reparar el mal que hiciste. Entonces habrás satisfecho la justicia de Dios. Cada una de las buenas acciones que practiques borrará una de tus faltas del pasado. Has dado el primer paso. Ahora, cuanto más avances en el camino, tanto más fácil y agradable te resultará. Persevera, pues, y un día tendrás la gloria de ser contado entre los Espíritus buenos y entre los bienaventurados.

PARA LOS ESPÍRITUS EMPECINADOS EN EL MAL Señor, dígnate posar tu mirada bondadosa sobre los Espíritus imperfectos, que aún permanecen en las tinieblas de la ignorancia y no te conocen, particularmente sobre el Espíritu de N… Espíritus buenos, ayudadnos a que le hagamos comprender que sí induce a los hombres al mal, por medio de la obsesión y los tormentos que les ocasiona, prolonga sus propios padecimientos. Haced que el ejemplo de la felicidad de que vosotros gozáis sea un estímulo para él. Por tu parte, Espíritu de N…, que aún te complaces en el mal, ven a escuchar la oración que hacemos por ti. Con ella te de- mostraremos que deseamos hacerte bien, aunque tú hagas el mal. Eres desdichado, pues no se puede ser feliz cuando se practica el mal. ¿Por qué, pues, sigues penando, cuando de ti depende evitarlo? Observa a los Espíritus buenos que te rodean; mira cuán felices son. ¿No sería más grato para ti gozar de la misma felicidad? Dirás que eso te resulta imposible. Pero nada hay imposible para el que tiene voluntad, pues Dios te ha dado, al igual que a todas sus criaturas, la libertad de elegir entre el bien y el mal, es decir, entre la felicidad y la desdicha, y nadie está condenado a ser malvado. Así como tienes voluntad para hacer el mal, también puedes tenerla para hacer el bien y ser feliz. Vuelve tu mirada hacia Dios. Elévate por un instante hacia Él mediante el pensamiento, y un rayo de su divina luz te iluminará. Di con nosotros estas simples palabras: Dios mío, me arrepiento, perdóname. Trata de arrepentirte y de hacer el bien, en vez de hacer el mal, y verás como de inmediato su misericordia descenderá hasta ti, y un bienestar indescriptible reemplazará a la angustia que experimentas. Cuando hayas dado un paso en el camino del bien, el resto de su extensión será fácil de recorrer. Entonces comprenderás cuánto tiempo de felicidad has desperdiciado por tu culpa. No obstante, un porvenir radiante y pleno de esperanza se desplegará ante ti y hará que olvides tu miserable pasado, caracterizado por la perturbación y los tormentos morales que, si duraran eternamente, te parecerían el infierno. Llegará el día en que esos tormentos serán de tal intensidad que querrás hacerlos cesar a cualquier precio. No obstante, cuanto más te demores, tanto más difícil te resultará conseguirlo. No creas que habrás de permanecer siempre en el estado en que te encuentras. No, eso es imposible. Tienes ante ti dos perspectivas: la una, sufrir mucho más de lo que has sufrido hasta ahora; la otra, ser feliz como los Espíritus buenos que te rodean. La primera será inevitable si persistes en tu obstinación. Un simple esfuerzo de tu voluntad alcanzará para sacarte de la dificultad en que te encuentras. Date prisa, pues, porque cada día de demora es un día perdido para tu felicidad. Espíritus buenos, haced que estas palabras encuentren acce- so en esa alma todavía atrasada, a fin de que la ayuden a acercarse a Dios. Os lo suplicamos en el nombre de Jesucristo, qué tan grande poder tenía sobre los Espíritus malos.

Página 15 de 45

ORACIONES PARA LOS ENFERMOS Oraciones para los enfermos 01 (Para que la diga el enfermo.)

Señor, Tú eres todo justicia. Por consiguiente, debo merecer la enfermedad que me has enviado, dado que nunca impones un sufrimiento sin que haya una causa. Me entrego, para mi curación, a tu infinita misericordia. Si fuera de tu agrado restituirme la salud, bendito sea tu santo nombre. En caso contrario, si debo sufrir más, bendito sea tu nombre también. Me someto sin quejas a tus divinos designios, porque todo lo que haces no puede tener otra finalidad que el bien de tus criaturas. Haz, ¡oh Dios mío!, que esta enfermedad sea para mí un aviso saludable, y me haga reflexionar acerca de mi conducta. La acepto como una expiación del pasado y como una prueba para mi fe y para mi sumisión a tu santa voluntad..

Oraciones para los enfermos 02 (Para el enfermo.)

Dios mío, tus designios son impenetrables, y en tu sabiduría has considerado necesario que N… sufra por medio de la enfermedad. Te suplico que dirijas una mirada compasiva sobre sus padecimientos y te dignes ponerles un término. Espíritus buenos, ministros del Todopoderoso, os pido que secundéis mi deseo de aliviarlo. Dirigid mi pensamiento, a fin de que este acuda a derramar un bálsamo saludable sobre su cuerpo, así como el consuelo en su alma. Inspiradle la paciencia y la sumisión a la voluntad de Dios. Dad- le fuerza para sobrellevar sus dolores con resignación cristiana, a fin de que no pierda el fruto de esta prueba.

Oraciones para los enfermos 01 (Para que la diga el médium curador.)

Dios mío, si te dignas servirte de mí, indigno como soy, podré curar esta enfermedad, si esa es tu voluntad, porque tengo fe en ti. No obstante, sin ti nada puedo. Permite que los Espíritus buenos me impregnen con sus fluidos saludables, para que yo los transmita al enfermo, y aparta de mí todo pensamiento de orgullo y de egoísmo que pudiese alterar su pureza.

ORACIÓN PARA LOS OBSESOS Oración para los obsesos (Para que la diga el obseso.)

Dios mío, per- mite que los Espíritus buenos me liberen del Espíritu maligno que se ha vinculado a mí. Si se trata de una venganza por los males que le hice en el pasado, tú lo permites, Dios mío, para mi castigo, y sufro las consecuencias de la falta que cometí. ¡Que mi arrepentimiento merezca tu perdón y mi libertad! No obstante, cualquiera que sea el motivo de mi perseguidor, imploro tu misericordia para él. Dígnate facilitarle el camino del progreso, que lo desviará de la idea de hacer el mal. Por mi parte, pueda yo devolverle bien por mal, e inducirlo de ese modo a mejores sentimientos. Pero también sé, ¡oh Dios mío!, que son mis imperfecciones las que me hacen accesible a las influencias de los Espíritus imperfectos. Dame la luz necesaria para que los reconozca y, sobre todo, combate en mí el orgullo que me ciega con relación a mis defectos. ¡Cuál no será, pues, mi indignidad, si un ser maligno puede dominarme! Haz, Dios mío, que ese golpe aplicado a mi vanidad me sirva de lección para el porvenir; que me fortalezca en la resolución que adopto de purificarme mediante la práctica del bien, de la caridad y de la humildad, a fin de oponer, de ahora en adelante, una barrera a las malas influencias. Señor, dame fuerza para soportar esta prueba con paciencia y resignación. Comprendo que, como todas las otras pruebas, esta debe contribuir a mi adelanto, si no pierdo sus frutos con mis quejas, pues Página 16 de 45

me proporciona la ocasión de poner de manifiesto mi sumisión, y de ejercitar mi caridad para con un hermano desdichado, perdonándole el mal que me hace.

Oración para los obsesos (Para el obseso.)

Dios Todopoderoso, dígnate darme el poder de liberar a N… de la influencia del Espíritu que lo obsesiona. Si está en tus designios poner término a esa prueba, concédeme la gracia de hablar a ese Espíritu con autoridad. Espíritus buenos que me asistís, y tú, ángel de la guarda de N…, prestadme vuestro auxilio y ayudadme a liberarlo del fluido impuro que lo envuelve. En nombre de Dios Todopoderoso, conjuro al espíritu maligno que lo atormenta, a que se retire.

Oración para los obsesos (Para el Espíritu obsesor.)

Dios infinitamente bueno, imploro tu misericordia para el Espíritu que obsesiona a N… Hazle entrever las divinas claridades, a fin de que reconozca el falso camino en que se ha internado. Espíritus buenos, ayudadme a hacerle comprender que haciendo el mal lo perderá todo, y todo lo ganará si hace el bien. Espíritu que te complaces en atormentar a N…, escúchame, pues te hablo en nombre de Dios. Si reflexionas, comprenderás que el mal nunca supera al bien, y que tú no puedes ser más fuerte que Dios y los Espíritus buenos. Ellos habrían podido preservar a N… de tus ataques. Si no lo han hecho es porque él (o ella) debía sufrir una prueba. Pero cuan- do esa prueba concluya, te impedirán toda acción sobre tu víctima. El mal que le hayas hecho, en vez de perjudicarlo, habrá contribuido a su adelanto, y entonces será mas feliz. Por consiguiente, habrás empleado tu maldad inútilmente, y se volverá en contra tuya. Dios, que todo lo puede, y los Espíritus superiores, sus de- legados, que son más poderosos que tú, podrán poner término a esa obsesión cuando lo deseen, y tu tenacidad se quebrará frente a esa suprema autoridad. No obstante, por el hecho mismo de que Dios es bueno, Él quiere dejarte el mérito de que hagas que cese por tu propia voluntad. Se trata de una moratoria que te concede. Si no la aprovechas, sufrirás sus deplorables consecuencias. Te esperan grandes castigos y crueles padecimientos. Te verás forzado a implorar la piedad y las oraciones de tu víctima, que ya te perdona y ruega por ti, lo que representa un gran mérito ante Dios y, al mismo tiempo, habrá de apresurar tu liberación. Reflexiona, pues, mientras hay tiempo aún, porque la justicia de Dios caerá sobre ti, cómo sobre todos los Espíritus rebeldes. Piensa que el mal que haces en este momento forzosamente tendrá un término, mientras que si persistes en tu obstinación, tus padecimientos aumentarán sin cesar. Cuando estabas en la Tierra, ¿no habrías considerado una estupidez sacrificar un gran bien por una ínfima satisfacción momentánea? Lo mismo sucede ahora que eres Espíritu. ¿Qué ganas con lo que haces? Apenas el triste placer de atormentar a alguien, lo que no te impide que seas desdichado, digas lo que digas, y que te vuelvas más desdichado aún. Por otra parte, mira lo que pierdes. Observa a los Espíritus buenos que te rodean, y dime si su suerte no es preferible a la tuya. Cuando quieras, participarás de la felicidad que ellos gozan. ¿Qué es necesario para conseguirlo? Implorar a Dios y hacer el bien en vez del mal. Sé que no puedes transformarte de repente, pero Dios no exige lo imposible: sólo quiere buena voluntad. Así pues, haz la prueba y nosotros te ayudaremos. Haz que pronto podamos decir a tu favor la oración para los Espíritus arrepentidos, y que ya no tengamos que clasificarte entre los Espíritus malos, mientras aguardamos a que puedas contarte entre los buenos. (Véase también él “Oraciones para los Espíritus empecinados en el mal”.) Observación. La cura de las obsesiones graves requiere mucha paciencia, perseverancia y abnegación. Exige también tacto y habilidad para encaminar en el bien a Espíritus que muchas veces son muy perversos, obstinados en el mal y astutos, porque los hay rebeldes en el grado máximo. En la mayor parte de los casos tenemos que guiarnos por las

Página 17 de 45

circunstancias. Sin embargo, cualquiera que sea el carácter del Espíritu, es un hecho cierto que nada se obtiene por la fuerza o las amenazas. Toda la influencia reside en el ascendiente moral. Otra verdad, igualmente comprobada tanto por la experiencia como por la lógica, es la absoluta ineficacia de los exorcismos, las fórmulas, las palabras sacramentales, los amuletos, los talismanes, las prácticas exteriores o cualquier otra señal material. La obsesión muy prolongada puede ocasionar desórdenes patológicos y requiere, algunas veces, un tratamiento simultáneo o consecutivo, sea magnético o medicinal, para restablecer la salud del organismo. Destruida la causa, resta combatir los efectos. (Véase El Libro de los Médiums, Segunda parte, Capítulo XXIII, “Acerca de la obsesión”; y la Revista Espírita, de febrero y marzo de 1864, y de abril de 1865, donde se registran ejemplos de curas de obsesiones.)

EN EL JUICIO DE LOS HOMBRES ANTES DE LA SENTENCIA. Dios omnipotente, justicia suprema, bondad infinita. En este momento critico de fallar, cuya misión es superior a la triste condición de un hombre condenado a la vida material por sus defectos; postrado ante Vos con el grave peso de mis culpas, os pido clemencia, Señor, y el concurso de los buenos espíritus , para que me ayuden en este acto tan difícil de mi existencia; que en el estado de atraso de nuestro mundo, consideramos aun necesario para el equilibrio social. ! Oh, Dios mío! si en esta morada de destierro el hermano, esta obligado a juzgar el hermano, porque la ley de los hombres les impone este deber, también en ello se refleja vuestra justicia, porque esto mismo es un castigo merecido por nuestras miserias y nuestro atraso moral: Mi alma sufre. Dios mío, siente y conoce que el hombre que juzga y el hombre acusado son hermanos, y en la necesidad de cumplir un deber que le impone el destino, a Vos, padre celestial imploro clemencia y gracia: Juzgadme primero, y con arrepentimiento de mis propias faltas, permitid que me eleve a vuestro tribunal infalible con la conciencia pura, y que vuestra luz radiante descienda sobre mi y me haga ver clara la falta que condena y las causas que atenúan para poder fallar con justicia. Espíritus buenos, ángel mío tutelar, no me abandonéis; proteged también al acusado, que su guía espiritual le defienda para que su pena sea menos pesada, y que sea también mas llevadera su prueba, si es castigado. Ayudadme todos a suplicar al Señor, que contrayendo méritos en esta vida; venga a nosotros la tierra prometida, y que mejorando nuestros espíritus, sea Dios nuestro único juez, bajo cuyo manto de bondad infinita nos acogemos para nuestra eterna felicidad. Amen.

EN LOS JUICIOS DE LOS HOMBRES ANTES DE LA SENTENCIA. Dios omnipotente, justicia suprema bondad infinita en este momento crítico de fallar, cuya misión es superior a la triste condición del hombre condenado a la vida material por sus defectos postrado ante vos con el grave peso de sus culpas os pido clemencia señor y el concurso de los buenos espíritus para que me ayuden en este acto tan difícil de mi existencia que en el estado de atraso de nuestro mundo consideramos aún necesarios para el equilibrio social oh Dios mío a si en esta morada de destierro el hermano está obligada a juzgar al hermano por la ley de los hombres les impone este deber también en ellos se refleja la justicia porque eso mismo es un castigo merecido por nuestras miserias y nuestro atraso moral, mi alma sufre Dios mío siente y conoce que el hombre que una y el hombre acusado son hermanos y en la necesidad de cumplir un deber que se impone el destino, a vos, padre celestial imploro, clemencia y gracia: juzgarme primero, y con arrepentimiento de mis propias faltas, permitir que me eleve a vuestro tribunal infalible con conciencia pura y que vuestra luz y radio sobre mí y me hagan ver bien las faltas que condena, y las causas que atenúan para poder fallar con justicia espíritus buenos, ángel mío titular no me abandones, proteger también al acusado, es un guía espiritual le defienda para que su pena sea menos pesada, y sea llevadera su nueva, si es castigado. Ayudarme en todos a suplicar al señor, y contrayendo méritos en esta vida venga a nosotros la tierra prometida, y que mejorados nuestros espíritus sea Dios nuestro único juez bajo cuyo manto de bondad infinita nos acogemos para nuestra eterna felicidad. Amén Página 18 de 45

DE "DESPUÉS DE LA MUERTE" Dios mío, tú que eres grande, tú que eres el todo, deja caer, sobre mí, pequeño, sobre mí que no existo sino porque tú lo has querido, un rayo de tu luz. Haz que penetrado de tu amor, encuentre el bien fácil, el mal odioso: porque animado por el deseo de agradecerte, mi espíritu venza los obstáculos que se oponen al triunfo de la verdad sobre el error, de la fraternidad sobre el egoísmo; haz que en cada compañero de pruebas vea un hermano, como Tú ves un hijo en cada uno de los seres que emanan de Ti, y deben volver a Ti. Concédeme el amor al trabajo, que es el de todos en la tierra, y con el auxilio de la antorcha que has puesto a mi alcance, hazme ver las imperfecciones que retardan mi adelantamiento en esta vida y en la otra. (Oración dictada por medio de una mesa que dirigía Leon Denis por el el espíritu de Jerónimo de Praga a un grupo de obreros; Nuevo Devocionario Espiritista)

DE "DIOS EN LA NATURALEZA" ¡ Oh, misterioso Desconocido! – exclamé – . ¡ Ser grande! ¡Ser inmenso! ¿Qué somos nosotros? ¡ Supremo autor de la armonía! ¿Quién eres Tú, si tu obra es tan grande? ¡Oh, Dios! ¡Oh, Dios! ¡Atomos, nada! ¡ Cuán pequeños somos! ¡Cuán pequeños somos! ¡ Cuán grande eres Tú! ¡ Quién, pues, se atrevió a nombrarte por vez primera? ¿Quién fue el orgulloso insensato que por primera vez intentó definirte? ¡Oh, Dios! ¡Todo poder y todo ternura! ¡Inmensidad sublime e inconcebible! ¿ Y qué nombre a los que os han negado, a los que no creen en Vos, a los que nunca han sentido vuestra presencia? ¡Oh Padre de la naturaleza! ¡Oh! ¡Te amo! ¡Te amo! Causa soberana y desconocida. Ser que no puede nombrar ninguna palabra humana, yo te amo ¡oh divino Principio! Pero soy tan pequeño que no se si me escucharás … ¡Si! Tú me oyes, ¡oh Creador! ¡Tú que das a la florecilla de los campos su belleza y su perfume! La voz del océano no cubre la mía y mi pensamiento sube hasta ti, ¡oh, Dios mío!, con la oración de todos.

CONTEMPLACIÓN Dios omnipotente, voluntad sublime y viviente que no hay palabras con que expresar que ninguna idea puede abrazar, podemos sin embargo, elevar nuestro corazón hacia ti, porque aquí estamos unidos. Tu voz se hace oír dentro de nosotros; el día incomprensible, nuestra propia naturaleza y el mundo entero no son intangibles, cada enigma de nuestra existencia está resuelto y en nuestra alma reina una perfecta armonía; tú creaste en nosotros la conciencia nuestro deber y la de nuestro destino en la serie de los seres razonables. ¿Como? La ignoramos. pero acaso tenemos necesidad de saberlo? Lo que sabemos es que tú conoces nuestro pensamiento y aceptar nuestras buenas intenciones y contemplación desde tus relaciones con nuestra naturaleza finita basta para tranquilizarlos y hacernos felices. En cuanto nosotros mismos no sabemos bien lo que sabemos hacer, por tanto, obraremos simplemente con sinceridad y sin astucia, porque tuvo esa es la que ordena y la fuerza con que cumplimos nuestro deber es la tuya propia.
 No tenemos los acontecimientos de este mundo porque este mundo es tuyo y estos acontecimientos forman parte de tu designio; lo que dentro de estos designios es positivamente el bien, o sólo un medio de evitar el mal lo ignoro pero sabemos que todo el universo concluirá bien y en esta estamos seguros. ¿Que importa que no conozcan que es el germen, la flor o fruto perfecto? Lo que nos interesa es el progreso de la razón y de la moralidad entre los seres razonables ¡ah! Cuando nuestro corazón se cierne a todo deseo terrestre cuán grande nos aparecerá el universo bajo un aspecto glorioso las masas inertes embarazosas que sólo sirven para llenar el espacio, se desvanecen y en su lugar, en un eterno oleaje de fuerza y acción, brotar del gran manantial de la vida primordial, que es tu vida señor que es unidad eterna.

Página 19 de 45

LA FE Soy la hermana mayor de la Esperanza y de la Caridad, me llamo la Fe. Soy grande y fuerte; el que me posee no teme ni al hierro ni al fuego; a prueba de todos los sufrimientos físicos y morales. Resplandezco sobre vosotros como una antorcha, cuyos chispeantes rayos se reflejan en el fondo de vuestros corazones, y os comunico la fuerza y la vida. Entre vosotros se dice que yo levanto las montañas, y yo os digo: Vengo a conmover al mundo porque el Espiritismo es el germen que debe ayudarme. Uníos, pues, a mí, Yo os convido, soy la Fe. ¡Soy la Fe! Habito con la Esperanza, la Caridad y el Amor, en el mundo de los Espíritus puros. A menudo he bajado de las regiones aéreas y he venido sobre la tierra a regeneraros, dándoos la vida del espíritu; pero a excepción de los mártires de los prime- ros tiempos del Cristianismo y algunos fervientes sacrificios hechos de tarde en tarde para el progreso de la ciencia, de las letras, de la industria y de la libertad, sólo he encontrado entre los hombres indiferencia y frialdad, y he vuelto a remontar tristemente mi vuelo hacia el cielo; me creíais entre vosotros, pero os engañabais, porque la Fe sin las obras, no es la Fe; la verdadera Fe es la vida y la acción. Antes de la revelación del Espiritismo, la vida era estéril; era un árbol seco que nada producía. Se me reconoce por mis actos; ilumino las inteligencias, por las refulgentes chispas del rayo divino caliento y reanimo los corazones en mi regazo; alejo de vosotros las influencias engañosas y os conduzco a Dios por la perfección del Espíritu y del corazón. Venid y agrupaos bajo mi estandarte; soy poderosa y fuerte. Soy la Fe. Soy la Fe, y mi reinado empieza entre los hombres, reinado pacífico que les hará felices para el tiempo presente y para la eternidad. La aurora para mi advenimiento entre vosotros es pura, serena; su sol será resplandeciente, y su ocaso vendrá a mecer dulcemente a la humanidad en los brazos de eterna felicidad. ¡Espiritismo! Derrama sobre los hombres tu bautismo regenerador; yo les hago un llamamiento supremo, pues yo soy la Fe.

LA ESPERANZA Me llamo la Esperanza; os sonrío cuando entráis en la vida, en ella os sigo paso a paso y solo os dejo cuando llegáis a los mundos en que se realizan, para vosotros, las promesas de felicidad que sin cesar oís. Soy vuestra fiel amiga; no rechacéis mis inspiraciones; soy la Esperanza. Yo soy la que canto por el camino con la voz del ruiseñor, y la que en el eco de los bosques exhalo esas notas lastimeras y armoniosas que os hacen entrever los cielos; yo soy la que inspiro a la golondrina el deseo de anidar sus amores al abrigo de vuestros techos; juego con la ligera brisa que acaricia vuestros cabellos; derramo a vuestros pies los perfumes suaves de las flores de vuestros jardines, y casi nunca ocupáis vuestro pensamiento con esta amiga que tan sincera es. No la rechacéis; es la Esperanza. Tomo todas las formas para acercarme a vosotros. Soy la estrella que brilla en el azul del cielo, el caliente rayo del sol que os vivifica; yo os entretengo por las noches con sueños gozosos; alejo de vosotros el negro cuidado y los pensamientos sombríos; guío vuestros pasos por el sendero de la virtud; os acompaño en vuestras visitas a los pobres, a los afligidos, a los moribundos, y os inspiro las palabras afectuosas que les consuelan. No me rechacéis; yo soy la Esperanza. ¡Soy la Esperanza! Yo soy la que en el invierno hago crecer en la corteza de las encinas el musgo espeso en donde los pajarillos construyen su nido; soy la que en la primavera corona el manzano y el almendro de blancas y rosadas flores, y las esparzo sobre la tierra como alfombra celeste que hace aspirar a los mundos felices. Sobre todo, yo estoy con vosotros cuando estáis pobres y enfermos, mi voz suena sin cesar en vuestros oídos, no me rechacéis; yo soy la Esperanza. No me rechacéis, porque el Ángel del Desespero me hace una guerra encarnizada y agota sus esfuerzos para tomar mi puesto al lado de vosotros; no siempre soy la más fuerte y, cuando consigue que me aleje, os rodea con sus fúnebres alas, desvía vuestros pensamientos de Dios y os conduce al suicidio; uníos a mí para alejar su funesta influencia y dejaos mecer dulcemente en mis brazos. Yo soy la Esperanza Eterna. Página 20 de 45

LA CARIDAD Soy la Caridad; sí, la verdadera Caridad; en nada me parezco a la caridad que vosotros practicáis. La que ha usurpado mi nombre entre vosotros, es fantástica, caprichosa, exclusiva, orgullosa, y vengo a precaveros contra los defectos que empañan, a los ojos de Dios, el mérito y el resplandor de sus buenas acciones. Sed dóciles a la lecciones que el Espíritu de la verdad os da por mi voz; seguidme los que me sois fieles, pues yo soy la Caridad. ¡Seguidme! Yo conozco todos los infortunios, todos los dolores, todos los sufrimientos, todas las aflicciones que asedian a la humanidad. Soy la madre de los huérfanos, la hija de los ancianos, la protectora y el sostén de las viudas; curo las llagas infectadas; cuido todas las enfermedades; doy vestido, pan y abrigo a los que no lo tienen; subo hasta las más miserables buhardillas; voy a la humilde pocilga; llamo a la puerta de los ricos y de los poderosos, porque, por donde quiera que viva una criatura humana, yo sé que que bajo el velo de la felicidad hay amargos y punzantes dolores. ¡Oh! ¡Cuán grande es mi tarea! No podré acabarla, sino venís en mi ayuda; venid a mí; yo soy la Caridad. No guardo preferencia por nadie; jamás menciono a los que me necesitan.¡Oh falsa caridad, qué daño haces! La falsa caridad dice “tengo a mis pobres atendidos”, ¡dirigíos a otra parte.! Amigos, nos debemos a todos; creedme, no rehuséis vuestra asistencia a nadie, socorred a los unos y a los otros con total des- interés para no exigir ningún reconocimiento de parte de los que habréis socorrido; la paz del corazón y de la conciencia es la dulce recompensa de mis obras, pues yo soy la verdadera Caridad. Nadie en la tierra conoce el número y la naturaleza del bien que yo hago; sólo la falsa caridad hiere y humilla al que consuela. Guardaos de este funeste extravío: las acciones de esta clase no tienen ningún mérito delante de Dios, y llaman sobre vosotros su cólera. Sólo El debe conocer los generosos rasgos de vuestros corazones cuando os hacéis los tributarios de sus beneficios. Guardaos, pues, amigos, de dar publicidad a la práctica de la asistencia mutua, no le déis tampoco el nombre de la limosna; creedme, yo soy la Caridad. Tengo que consolar a tantos desgraciados, que muy a menudo se quedan mis pechos y manos vacías. Vengo a deciros qué espero de vosotros. El Espiritismo tiene por lema “Amor y Caridad”. Todos los verdaderos espiritistas querrán sumarse a este sublime precepto, predicado por Cristo hace ya veinte siglos. Seguidme, pues, hermanos; yo os conduciré al reino de Dios nuestro Padre, pues yo soy la Caridad.

PLEGARIA DEL NÁUFRAGO Torna tu vista, Dios mío, hacia esta infeliz criatura, no me des mi sepultura entre las olas del mar. Dame la fuerza y valor para salvar el abismo, dame gracia, por lo mismo que es tan grande tu bondad. Si yo, cual frágil barquilla, por mi soberbia halagado, el mar humano he cruzado tan solo tras el placer; Déjame, Señor, que vuelva

a pisar el continente, haciendo voto ferviente de ser cristiano con fe. Si yo con mi torpe falta me he mecido entre la bruma desafiando la espuma que levanta el temporal; Te ofrezco que, en adelante, no tendré el atrevimiento de ser sordo al lamento de aquél que sufre en el mal. Y siguiendo mi rumbo, he tenido hasta el descaro de burlarme de aquel faro que buen puerto me designó; Página 21 de 45

Yo te prometo, Dios mío, no burlarme de esa luz que brilla sobre la cruz por el hijo de tu amor. iOh! Tú, padre de mi alma que escuchas al afligido, y me ves arrepentido de lo que mi vida fue; Sálvame, Dios mío, sálvame, y dame, antes que dé cuenta, para que yo me arrepienta, el tiempo preciso. Amén.

PLEGARIA DEL BIENHECHOR ¡ Oh! Tú que todo lo ves y nadie puede engañarte, Tú que el estado conoces de mi alma; como sabes a donde llevo mis miras, a donde van mis afanes y Tú que te has penetrado del placer inexplicable y las puras intenciones del acto que me inspiraste. Tú, Dios mío, que me comprendes que si hay algo que me halague es esperar tu mirada junto al triste que gozare del benéfico consuelo que por mi mano pasare; pues así lo habéis querido para mi bien, escuchadme la súplica que os elevo que este afán incesante, que del fondo de mi alma fervorosamente sale. Vos que de misericordia fuente sois inagotable, y de bondad infinita como más clemente padre, amparad al desvalido por quien ruego, y ayudadle a soportar la tristeza de ese corazón que late y suspira por el término de prueba tan dura y grande. Dadme, Señor, ocasiones

de poder ejercitarme a nombre de vuestro amor y con obras de esta clase para que pueda mi espíritu, con tu gracia, descastarse de la grosera materia con que adherido a este valle para más purificase. Yo te ofrezco, Dios inmenso, Dios piadoso, justo y grande todos mis actos que fueren a tus ojos agradables; y esa grande sensación extraña y vivificante, que mi ser experimenta cuando cosa buena hace. Dadme paz en ese mundo, y ante todo, Señor, hágase y cumplase tu voluntad en la tierra y en los aires. Amén

PLEGARIA DEL AGRADECIDO ¡ Como pude padre mío,
 desesperar en mi prueba!
 ¡Perdón!, mi razón la lleva
 el pesar del desvarío.
 Perdona, Señor y atiende
 esta obra meritoria,
 que yo grabo en mi memoria,
 de quien su mano me tiende. Dulce impresión que yo abrigo
 en mi seno recogida
 sello que toda mi vida
 llevaré siempre conmigo;
 dulce impresión que mañana
 mi pecho sagrario suyo
 quedará al regazo tuyo
 allende en vida cercana.
 Escucha mi voz contrita,
 de mi pasado desvío;
 escucha mi afán, Dios mío,
 en tu bondad infinita.
 Oye la súplica que
 yo te elevo en mi fervor,
 por el alma que a tu amor
 vuela en alas de la fe. Por ella te mando hoy,
 el consuelo que me envías,
 Página 22 de 45

las férvidas preces mías
 y las gracias que te doy.
 Por ella ruego que presto
 cese si es que le conviene,
 la triste pena que tiene
 por su atraso. Padre Nuestro.

ACTO DE AMOR A DIOS A ti vuela, Señor, mi pensamiento palpita por tu amor mi corazón. Haz que hacia Ti me eleve el sufrimiento y de ofensas e injurias el perdón. Que brille en mi horizonte la Esperanza, que me alumbre la antorcha de la Fe, y bendice el espíritu que avanza entre tinieblas si esa luz no ve. De caridad la llama abrasadora sea en mi pecho el fuego de Vestal voz de consuelo para el ser que llora pan de los pobre y remedio al mal. Del egoísmo arranca la semilla si pretendiera germinar en mí. A ti, Señor, la creación se humilla: mi orgullo solo te desconoce a ti. Desvanece las nubes de mi mente que intentara la duda levantar y en alas de un rumor siempre creciente deja que pueda a tu mansión volar. Yo sentía, mi Dios, dentro del pecho
 un deseo y afán siempre creciente
 y ese afán ardentísimo y deshecho,
 era un enigma a mi confusa mente. Yo buscaba un objeto que pudiera
 dejar contento al corazón ansioso,
 y no hallaba en la Natura entera
 y volvía a mi anhelo impetuoso. Y era, Dios mío, que mi pecho amaba
 y ese inmenso afán en que latía,
 objeto inmenso cual su amor buscaba
 y era el mundo pequeño al ansia mía. Entonces conocí cuál era el polo
 y desde entonces me entregé a Ti solo


que yo buscaba en mi ferviente anhelo,
 y Tú fuiste mi amor y mi consuelo. Amor divino cuya ardiente llama
 nutre el ser que me dió tu providencia,
 que es cadáver, Dios mío, el que no ama,
 y tu amor es la vida y la existencia. Mas, ¡ay!, que el pecho fascinado a veces
 de Ti se olvida, aletargado y frío
 y apagado tu amor con esquiveces,
 la mundana ilusión abrasa impío. Mas no permitas que un error tan triste
 efecto alguno al corazón exhale,
 que es indigno del alma que me diste
 amar un mundo que tan poco vale. Calle ese mundo, pues, calle el grito
 con que apartarme de tu amor intenta,
 un corazón que amando es infinito
 con menos que con Dios no se contenta.

CONTEMPLACIÓN Qué bella la luna, su rostro de plata asoma en las nubes, rasgando su tul, que bella en los mares su imagen retrata con tintas brillantes, en fondo azul. Qué grato su aroma desprenden las flores, que baña el arroyo con sordo rumor que dulce y tranquilo su canto de amores extiende en la selva feliz ruiseñor. Qué puros los rayos en mi alma relucen, que baña el arroyo con sordo rumor, qué dulce y tranquilo su canto de amores, extiende en la selva feliz ruiseñor. Qué puros los rayos en mi alma relucen, qué amante los ecos anhelo escuchar, qué grande, Dios mío, tu amor reproducen aas aves, las flores, la luna y el mar. Qué bella es la luna, qué gratas las flores… qué dulce es el canto de aquel ruiseñor, qué puros al verte, se ven mis amores… qué grande ¡Dios mío! qué grande tu amor. 


Página 23 de 45

ORACIÓN DE PAZ EN EL HOGAR Señor, soy uno de los mortales que tal vez tenga más imperfecciones y esté más oscurecido, pero comprendiendo que vos sois tan misericordioso y deseando entrar en el buen camino, arrepintiéndome de mis malos pasos dados, te pido tengas piedad de mí. Comprendo, Señor, que de tu grandeza todo se espera, y que por más imperfectos que seamos, aún no nos abandonas y siempre nos tiendes tu mano misericordiosa. Por eso, Señor, elevo a ti mi pensamiento, para que me concedas, como pan de mi hogar, La Paz; como para los pobres de espíritu, La Paz; como para la sumisión de los tiranos, La Paz. Que en nuestro cerebro brille la estrella de la Paz, y que fortalecidos todos por la sublimidad de Tu Santo Espíritu, bebamos en la misma fuente para que arrepentidos de nuestros desvíos, sólo Paz, tranquilidad y armonía podamos compartir en nuestro hogar, transportando al mundo de lo bello nuestros humildes espíritus. ¡Oh, Paz Sagrada!, fortalece nuestros corazones con tus Santos efluvios, y no nos abandones Fortalece te pido, de tu magnificencia, a todos los demás miembros de mi familia, para que Paz y solo Paz, reine en mi humilde Hogar. ¡Oh, Jesús sacramentado!, tú que solo paz nos enseñaste y practicaste durante tu peregrinación por ese mundo, consérvame en la cadena armónica de mi familia, y dale Paz y tranquilidad a mi atribulado espíritu encarnado, para que esa misma paz sea esparcida en el santuario de mi hogar. "Padre Nuestro", etc.

ORACION DEL ESPIRITISTA Oh gran poder de Dios Omnipotente celador de los bienhechores de consuelos de los afligidos a ti oh, padre Celestial te imploramos que nos bendigas y que nos des permiso para trabajas el camino espiritual y así hagas posible la elevación de nuestra materia cuando sea necesario pero siempre para ayudar al prójimo.Nosotros deseamos que sea un espíritu de buena luz el que venga en mi materia o en otro hermano mío para que nos llene de paz y sabiduría para saber llevar el calma de nuestra vida terrenal.Rogamos a ti padre por todos los espíritus de luz y de buena voluntad que luchan incansablemente por cumplir tu palabra. Guíanos al refugio espiritual donde hemos de encontrarnos con nuestro espíritu protector el cual nos enseñara mas Honre el hermoso camino espiritual.

INVOCACION PARA EL ANGEL GUARDIAN Les doy la bienvenida a mis Angeles de la guarda y les agradezco su amorosa amabilidad y apoyo.Les pido a los Angeles de la guarda que me guien con seguridad hacia mi mayor felicidad y mis senderos espirituales. Que me bañe en la luz de mis Angeles de la Guarda cuando ellos me fortalecen y me inspiran con su amor. Amen.

PARA LOS ESPIRITUS DE LUZ Dios mio, permitid a los buenos espíritus que me rodean que vengan a mi auxilio cuando padezca o este en peligro ,que me inspiren fe, esperanza y caridad. Que sean para mi un apoyo una esperanza y una prueba de vuestra misericordia ,haced en fin que encuentre a su lado la fuerza que me falta para resistir las sugestiones del mal,la fe que me salva y el amor que consuela. Amen.

Página 24 de 45

ANGELES GUARDIANES Y ESPIRITUS GUIAS Espíritus amados,Angeles Guardianes, vosotros a quienes Dios en su infinita misericordia permite velar sobre los hombres sed nuestros protectores, en la prueba de nuestra vida terrestre, dadnos fuerzas ,valor y resignación ,inspiradnos en la pendiente del mal, que vuestra influencia penetre en nuestra alma, haced que conozcamos que un amigo sincero esta aquí, cerca de nosotros, que ve nuestros sufrimientos y toma parte en nuestros goces y a vos, mi Angel de la Guardia no nos abandones tengo necesidad de vuestra protección para sobrellevar con fe y amor las pruebas que Dios quiera enviarme. Amen.

ORACION AL ANGEL GUARDIAN Y ESPIRITUS PROTECTORES Espíritus prudentes y benévolos mensajeros de Dios, cuya misión es la de asistir a los hombres y conducirlos por el buen camino ,sostenedme en las pruebas de esta vida, dadme fuerzas para sufrirlas sin murmurar, desviar de mi los malos pensamientos y hacer que no de acceso a ninguno de los malos espíritus que intenten inducirme al mal Iluminad mi conciencia para que pueda ver mis defectos, separad de mis ojos el velo del orgullo que podría impedirme el verlos y confesármelos a mi mismo.Vos sobre todo …Mi Angel de la Guarda ,que veláis mas particularmente sobre mi y vosotros Espíritus protectores que tomáis interés por mi, haced que me haga digno de vuestra benevolencia, conocéis mis necesidades haced, pues que me sea conducida la gracia a la voluntad de Dios.Amen.

ORACIÓN PARA LA BOVEDA Oración para la Boveda 01 Eggunes que me protegen y administran benditos sean aquí reverentes estoy para destinarles este sitio de mi casa para que me trasmitan sus mensajes y también para que me permitan ofrendarlos, ustedes que conocen todos mis secretos y que tienen poder sobre mi vida. Vuelvan su vista hacia mi y ayúdenme a vivir y a entender esta vida mejor.

Oración para la Boveda 01 Te pedimos Olofi por nuestros difuntos, hermanos de nuestra fe, Babalochas, Iyalochas y babalawos que llenaron esta tierra de la grandeza del conocimiento y la fuerza de la fe para que tu infinita sabiduría y bondad los lleves a alcanzar la plenitud de la paz y la tranquilidad de sus almas, guiadas de las manos por sus Ángeles de la guarda y sus luminosos guías espirituales ahora convertidos para ellos en amigos y compañeros permanentes, te pedimos muy especialmente por nuestros queridos (se nombran los difuntos) la paz de Olofi este siempre con ellos.

ORACION AL GUIA Compañero invisible de mi vida, faro de luz en el mar bravío que es la existencia, fiel guardián de los guardianes cuando todos se hayan marchado, siempre quedaras tu firme, en tu puesto, hasta el fin. Quiero despojarme de todas mis impurezas limpiar mi alma de apetitos, y arrojar lejos de mis humanas y muchísimas flaquezas…Para así, Padre mío, el alma hecha agua cristalina, mansa a la vez que vigorosa altitud de montaña, bondad de paloma y cósmico vigor de terremoto elevar por ti y para ti, a Dios esta sentida plegaria para que te de cada vez mayor luz, que es progreso más y más misericordia ¡que es premio y es gracia! Compañero invisible de mi vida juntos hemos de recorrer todo el camino en dos planos distintos, las naves, en diversas claves, las cartas…pero marchando siempre hacia un mismo mundo en espera de nosotros el mismo puertoYo hago por ti cuanto por ti puede desde aquí hacerse y tu haces por mí cuanto desde allá puede de Dios para mí lograrse Hemos sido somos y seremos, el uno para el otro nací en tu cuna, y estaré a la hora de mi muerte a tu abrigado y protector regazo y no habrá nada ni nadie, pues es por voluntad divina, que pueda al uno del otro, separarnos.Sigue por esos surcos siderales en busca de bien para hacer bien de luz para hacer luz Página 25 de 45

siempre bajo la voluntad de Dios al que le pido como pan de cada día que no te prive ni un sólo instante de su Santa Bendición sin porfía.

LA GRAN INVOCACION Desde el punto de luz en la mente de Dios que afluya luz a la mente de los hombres. Que la luz descienda a la tierra, desde el punto de amor, en el corazón de Dios que afluya amor en los corazones de los hombres. Que Cristo retorne a la tierra. Desde el centro donde la voluntad de Dios es conocida, que el propósito guíe las pequeñas voluntades de los hombres. Desde el centro te llamamos la raza de los hombres, que se realice el plan de luz y amor. Que se sellen las puertas donde se halle el mal. Que la luz, el poder y el amor establezcan el plan en la tierra. Que la luz liberadora del Buda, que el amor infinito del espíritu de la Paz, el Poder indescriptible del Avatar de Síntesis establezcan el plan de Dios en la Tierra.

ORACION AL SEÑOR PARA UN HOGAR FELIZ Señor, Jesús, Tú viviste en una familia feliz. Haz de esta casa una morada de tu presencia, un hogar cálido y dichoso. Venga la tranquilidad a todos sus miembros, la serenidad a nuestros nervios. El control a nuestra lenguas, la salud a nuestros cuerpos. Que los hijos sean y se sientan amados y se alejen de ella para siempre la ingratitud y el egoísmo. Inunda, Señor, el corazón de los padres de paciencia y comprensión, y de una generosidad sin límites. Extiende, Señor Dios, un toldo de amor Para cobijar y refrescar, calentar y madurar a todos los hijos de la casa. Danos el pan de cada día, y aleja de nuestra casa el afán de exhibir, brillar y aparecer, líbranos de las vanidades mundanas y de las ambiciones que inquietan y roban la paz. Que la alegría brille en los ojos, la confianza abra todas las puertas, la dicha resplandezca como un sol; sea la paz la reina de este hogar y la unidad su sólido entramado. Te lo pedimos a Ti que fuiste un hijo feliz en el hogar de Nazaret junto a María y José. Amén.

ORACIÓN PARA LA BÓVEDA ESPIRITUAL (para limpiar a alguien) Esta oración debe rezarse ante la Bóveda Espiritual, misma que sirve para santiguarse y librarse de los males. Dicen los que saben que es muy potente y específica para los espiritistas.

Criatura de Dios yo te bendigo en el nombre de la Santísima Trinidad. Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero. Te bendigo poniendo como intercesora a la Santísima Virgen María, concebida sin mancha de pecado original. Virgen antes del parto, en el parto y después del parto. Te bendigo invocando también como intercesores al glorioso patriarca San José, a San Roque, a San Sebastian, a Santa Martha, a Santa Gertrudis, a San Luis Beltrán y a todos los Santos y Santas del cielo. Te bendigo venerando la gloriosa encarnación de nuestro señor Jesucristo, su glorioso nacimiento, su santísima pasión y su gloriosa resurrección. Por tan grandes y santísimos misterios que creo, venero y suplico señor a tu divina majestad, poniendo como intercesora a la Santísima Virgen María nuestra abogada, que sanes a esta afligida criatura de esta enfermedad que padece y la libres de brujería y cualquier otro mal.

Página 26 de 45

ORACION PARA LIMPIEZA PERSONAL Lo mas recomendable es que cada mañana al levantarte o antes de iniciar las Labores, reces esta Poderosa Oración y te veras protegido, Libre y Limpio de cualquier maldad

"Yo, (se dice el nombre de la persona), ruego a Dios Padre Todopoderoso, al Espíritu Santo y a la Divina Providencia que cualquier energía negativa desaparezca de mi vida, y me empiece a encontrar bien de salud, de energía y de vitalidad. Que el amor, el trabajo y el bienestar me acompañen durante el resto de mis días. Así lo afirmo y lo espero, por el poder de  Dios Padre.

ORACION MILAGROSA AL JUSTO JUEZ La Oración Milagrosa al Justo Juez es una poderosa protección para evitar que te hagan un daño físico… agredirte o robarte, por ejemplo. Puedes rezarla en momentos de apuros, pero te sugiero que la copies en un papel blanco, con crayón negro. Dobla el papel en cuatro (pequeño) y ponlo debajo de un vaso con agua que deberás cambiar todos los martes.

¡0h Divino y Justo Juez! A quien adoro rendido, hoy postrado aquí a tus pies el perdón, Señor, te pido. Justo Juez esclarecido, Protector Universal… A ti te pido rendido, me libres de todo mal. En peligroso lugar, quita el mal pensamiento… A todos los que de intento me quieran asesinar que me valga esta oración Cristo mío, Crucificado, y la Haga de tu costado será mi dulce habitación. Tan sólo con implorar Tu santo nombre glorioso, haz que salga victorioso del que me quiera robar. ¡Oh Santísima Cruz, de la gran ciudad de Sión! Te ofrezco esta oración Diciéndote: Amén Jesús.

LEGÍTIMA Y VERDADERA ORACIÓN AL JUSTO JUEZ Divino y Justo Juez de vivos y muertos, eterno sol de justicia, encarnado en el casto vientre de la Virgen María por la salud del linaje humano. Justo Juez, creador del cielo y de la tierra y muerto en la cruz por mi amor. Tú, que fuiste envuelto en un sudario y puesto en un sepulcro del que al tercer día resucitaste vencedor de la muerte y del infierno. Justo y Divino Juez, oye mis súplicas, atiende a mis ruegos, escucha mis peticiones y dales favorable despacho. Tu voz imperiosa serenaba las tempestades, sanaba a los enfermos y resucitaba a los muertos como Lázaro y al hijo de la viuda de Naim. El imperio de tu voz ponía en fuga a los demonios, haciéndoles salir de los cuerpos de los poseídos, y dio vista a los ciegos, habla a los mudos, oído a los sordos y perdón a los pecadores, como a la Magdalena y al paralítico de la piscina. Tú te hiciste invisible a tus enemigos, a tu voz retrocedieron cayendo por tierra en el huerto los que fueron a aprisionarte y cuando expirabas en la Cruz, a tu poderoso acento se estremecieron los orbes. Tú abriste las cárceles a Pedro y le sacaste de ellas sin ser visto por la guardia de Herodes. Tú salvaste a Dimas y perdonaste a la adúltera. Suplícote, Justo Juez, me libres de todos mis enemigos, visibles e invisibles: la Sábana Santa en que fuiste envuelto me cubra, tu sagrada sombra me esconda, el velo que cubrió tus ojos ciegue a los que me persiguen y a los que me deseen mal, ojos tengan y no me vean, manos tengan y no me tienten, oídos tengan y no me oigan, lengua tengan y no me acusen y sus labios enmudezcan en los tribunales cuando intenten perjudicarme. ¡Oh, Jesucristo Justo y Divino Juez!, favoréceme en toda clase de angustias y aflicciones, lances y compromisos y haz que al invocarte y aclamar al imperio de tu poderosa y santa voz llamándote en mi Página 27 de 45

auxilio, las prisiones se abran, las cadenas y los lazos se rompan, los grillos y las rejas se quiebren, los cuchillos se doblen y toda arma que sea en mi contra se embote e inutilice. Ni los caballos me alcancen, ni los espías me miren, ni me encuentren. Tu sangre me bañe, tu manto me cubra, tu mano me bendiga, tu poder me oculte, tu cruz me defienda y sea mi escudo en la vida y a la hora de mi muerte. ¡Oh, Justo Juez, Hijo del Eterno Padre, que con Él y con el Espíritu Santo eres un solo Dios verdadero! ¡Oh Verbo Divino hecho hombre! Yo te suplico me cubras con el manto de la Santísima Trinidad para que libre de todos los peligros y glorifiquen tu Santo Nombre. Amén.

ANTIGUA ORACIÓN DEL DIVINO Y JUSTO JUEZ. ¡Oh! Divino y Justo Juez, nacedor del cielo y tierra. Rey de Reyes sin igual, Juez de suprema virtud que a las almas dáis salud, con tu poder paternal. ¡Oh! Señor Redentor mío, Salvador del Universo, por vuestro infinito amor defiéndeme del adverso, vos me guiaréis, sois mi luz, mi protector y mi gloria, por vuestro infinito amor defiéndeme en toda hora. ¡Oh! Señor Ominipotente Clementísimo Jesús, mándame una buena muerte por la que tú padeciste y tormentos que sufriste clavado en la santa cruz, prepárame un santo padre, igual al que convirtió a tus amados apóstoles Santo Tomás y San Pablo, líbranos como libraste a Santa María Magdalena y a otras vírgenes varias, haz que mi vida sea buena sin ser de obras temerarias, favoréceme de cuestas de caminos peligrosos, de las muy crueles prisiones y de los ríos caudalosos, de todos mis enemigos, de perturbación de demonios, de ladrones, malas lenguas y de falsos testimonios, líbrame oh Supremo Ser de caer en pecado mortal, pues este es el mayor mal que en el mundo puede haber, haz que en mí mis enemigos no tengan ningún poder, sean visibles o invisibles, nunca me puedan vencer, no me hayan de ver sus ojos ni de alcanzarme sus pies, no me toquen con sus manos y puesto que eres mi Juez, haz que no me hablen blasfemias y si quieren herirme se hagan pedazos las lanzas, que se les rompan los sables, que se doblen los cuchillos, armas de fuego no disparen. A vos Señor os suplico que ningún enemigo mío tenga que dañarme a mí, solamente Tú Señor, porque tu eres mi Juez, mi Padre, mi Redentor. Tenedme vos escondido en esa llaga sagrada de tu Divino Costado, y en aquel velo Sagrado del Santísimo Sacramento os suplico Padre amado que sea mi cuerpo cubierto, que no sea herido, ni muerto, ni preso, ni cautivo, ni puesto en las manos de ningún enemigo, sean mis enemigos vencidos. El Padre me libre, el Hijo me guarde, el Espíritu Santo me acompañe y por mi hable. Amén Jesús. Esta Sagrada oración es del Arco Iris de Paz. Es tomada y aprobada por la Santa Inquisición, y dada a reconocer por S. Santidad León XII que la mandó extender en años del siglo V. (Sigue la oración con la que saludó Nuestro Señor a la Santa Cruz).

Que la Santa Trinidad camine conmigo,   Ellos delante, yo detrás, Trinidad Santísima en quien creo, que guíen mis pasos, en quien espero, que amparen mi alma, a quien amo con todo mi corazón que reconforten mi cuerpo, humildemente pido protección y ayuda. que siempre estén conmigo por siempre jamás. Santísima Trinidad, bendíceme,   ayúdame, ampárame, líbrame del mal Amorosísimo Dios, Trino y Uno: y peligro y de toda mala hora. Padre, Hijo y Espíritu Santo.   Página 28 de 45

Que todos mis enemigos se queden atrás. !Paz, Cristo! !Cristo Paz!   Que el enemigo que venga en mi contra en el acto sea vencido. Que tengan ojos y no me vean. Que tengan oídos y no me oigan, que tengan manos y no me alcancen.   Que con sólo nombrar a la Santísima Trinidad sean vencidos todos mis enemigos. En el nombre del Padre,  del Hijo y del Espíritu Santo.   (Se hace la señal de la Santa Cruz!) Con el manto de la Santísima Trinidad sea envuelto mi cuerpo. Con el escapulario de la Virgen del Carmen me vea envuelto para no ser visto, ni oído, ni preso, ni de los malos vencidos.   La Santísima Trinidad esté conmigo: el Padre me guarde, el Hijo me guíe, el Espíritu Santo me ilumine (se hace la señal de la Santa Cruz) y me acompañe dondequiera que yo vaya.

La Santísima Trinidad esté conmigo en todo momento y me libre siempre de todo mal y peligro.   Cruz santa, Cruz digna, Cruz divina, por el Señor que murió en Ti, cosa mala no llegue a mí.   En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.   (Se hace la señal de la Santa Cruz!) En el nombre de la Santísima Trinidad para que en esta hora y momento, Nuestro Padre Eterno, Nuestro Señor Jesucristo, el Espíritu Santo, (se hace la señal de la santa cruz!) me iluminen la mente, para que todas mis cosas me salgan perfectas y la paz de Nuestro Señor Jesucristo reine en mi hogar, en mi trabajo y en dondequiera que yo pise.   En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.   (Se hace la señal de la Santa Cruz).


PEQUEÑO GRAN EXORCISMO San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla, sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del Demonio. ¡Reprímale Dios! como rendidamente te lo suplicamos, y Tú, Príncipe de la milicia celestial, armado del poder divino, precipita en el Infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que para la perdición de las almas vagan por el mundo. ¡Amén!

ORACIÓN DEL CUERNO DE SIERVO PARA DESPOJAR En el nombre del Dios todopoderoso, Padre Grande, Padre Eterno, María Santísima, Trinidad Santísima, Santísima Cruz Bendita, Santísima Cruz de Nazareno, yo los invoco a ustedes, San Cipriano, san Ignacio de Loyola, Hermano Guaicaipuro, Naiguatá, Juan Yaracuy, Terepaima, Paramaconi, que no sea yo la que despojo sino ustedes en el nombre del gran Poder de Dios y la Divina Providencia para quitar cualquier influencia negativa, trabajo material o espiritual y me traigan toda la prosperidad y protección que necesito. Rezar un Credo, luego con este cuerno de siervo ya bendito se hacen cruces en las articulaciones, en el pecho, la espalda y las plantas de los pies. Amén

ORACIÓN “EN EGO DE JESUS ” EXELENTES PARA APERTURAR UNA Página 29 de 45

VELACION DE LIMPIEZA O SANACION

¡Oh mi amado y buen Jesús! postrado en tu santísima presencia; te ruego con el mayor fervor imprimas en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad verdadero dolor de mis pecados y propósito firmísimo de enmendarme, mientras que yo, con todo el amor y con toda compasión de mi alma, voy considerando tus cinco llagas teniendo presente aquello que dijo de Ti,

Dulce Nombre de Jesús que accedáis a mi petición y me devolváis la Paz del espíritu y la prosperidad material, alejando de mi casa y quitando de mi paso todos los escollos que son la causa de mis males, sin que jamás puedan volver a atormentarme. Mi corazón me dice que mi petición es justa y si accedéis a ella, añadiréis más gloria al nombre bendito por los siglos de los siglos de Dios nuestro Señor. De quien hemos recibido la promesa de Pedid y se os Dará. ¡Así sea en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo!…¡Oídme Changó!… ¡Oídme Ochún!… ¡Atiéndeme Yemayá!… ¡Mírame con buenos ojos Obatalá!… ¡No me desampares Ogún!… ¡Séme propicio Orula!… ¡Intercede por mí Eleggua!… ¡Concédeme lo que te pido por intercesión de las Siete Potencias Africanas, ¡Oh! Santo Cristo de Olofi. Por los siglos de los siglos bendito.

oh Buen Jesús, el santo Profeta David: Han taladrado mis manos y mis pies, y se pueden contar todos mis huesos.

ORACION A LAS SIETE POTENCIAS Esta es una oración muy fuerte que sólo debes invocar cuando necesites dinero de urgencia… y con un propósito especial. Si quieres que sea más efectiva, cópiala siete veces en un papel blanco, con crayón negro. Seguidamente, dobla cada papel en cuatro, quémalos (sin que nadie te vea) y guarda las cenizas en una bolsita de tela. Abro mis puertas, con el fin y la buena fe, a los siete espíritus de la fortuna. Que algún día lleguen a mi casa, que la Dicha y la Salud estén en mis puertas. Por los siete Pueblos Principales, por los siete Libros Sagrados, por los siete Candelabros del Templo de Salomón, por los siete Huesos de la Cabeza de Dios, por los Santos Ángeles Guardianes, Guía y Guarda de Dios. Y que la Bendición de Dios Padre Omnipotente, del Hijo y del Espíritu Santo descienda sobre nosotros.

ORACIÓN A LAS 7 POTENCIAS AFRICANAS ¡Oh Siete Potencias que estáis alrededor del Santo entre los Santos! Humildemente me arrodillo ante vuestro cuadro milagroso para implorar a toda la creación animada e inanimada, y os pido en nombre del Santísimo y

ORACIÓN  LAS 7 POTENCIAS PARA PROSPERIDAD MATERIAL Y FLORECIMIENTO DE LOS NEGOCIOS En el nombre de Dios Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, yo______ pido permiso y facultad para trabajar en esta hora y en este momento por vías espirituales para invocar a las siete potencias que están alrededor del Santo y entre los Santos. Me arrodillo ante ustedes para implorar su intercesión ante el Gran Poder de Dios, Padre Amoroso que nos protegéis os invocando el dulce nombre de Jesús. Accedáis a mi petición (hacer aquí la petición) para poder tener la paz de mi espíritu y la prosperidad material.  Changó defiéndeme de mis enemigos, Ochún ayúdame a progresar, Yemayá guía mis pasos, Ogún no me desampares, Orula propicia beneficios para mi futuro, Eleguá poderoso intercede por mí, y San Cristo de Olofi permite que tu sabiduría llegue hasta mí y cúbreme con el velo de tu gracia y el resplandor de tu magnificencia. Amén. Al rezar esta oración se recomienda encender un velón de las siete potencias. Las siete Potencias son para: Sabiduría (color blanco), Protección (color violeta), Salud (color azul), Dinero (color verde), Amor (color amarillo), Paz (color naranja) y Prosperidad (color rojo)

Página 30 de 45

ORACIÓN A SAN JOSÉ

“conocida por no fallar nunca”

No me desampares ni de noche ni de día… hasta que me entregues en los brazos de Jesús y María.

Oh san José, cuya protección es tan grande, tan fuerte y tan inmediata ante el trono de Dios, a ti confío todas mis intenciones y deseos.

Con tus alas me persigno y me abrazo de la Cruz y en mi corazón me llevo al dulcísimo Jesús.

Ayúdame, san José, con tu poderosa intercesión, a obtener todas las bendiciones espirituales por intercesión de tu Hijo adoptivo, Jesucristo Nuestro Señor, de modo que, al confiarme, aquí en la tierra, a tu poder celestial, Te tribute mi agradecimiento y homenaje. Oh san José, yo nunca me canso de contemplarte con Jesús adormecido en tus brazos. No me atrevo a acercarme cuando Él descansa junto a tu corazón. Abrázale en mi nombre, besa por mí su delicado rostro y pídele que me devuelva ese beso cuando yo exhale mi último suspiro. ¡San José, patrono de las almas que parten, ruega por mi! Amén. 

ORACION DIARIA AL ESPIRITU SANTO Esta es una oración especial que debes repetir tres veces antes de tener una conversación con alguien que te interesa mucho. Es especialmente efectiva cuando se presenta una discusión por motivo de celos o conflictos conyugales.

¡Oh, Espíritu Santo! Amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre lo que debo Pensar, en lo que debo Decir, y cómo debo decirlo… en lo que debo Callar, en lo que debo Escribir. Y cómo debo Actuar. Inspírame en lo que debo hacer para procurar vuestra gloria, el bien en las almas y mi propia santificación. ¡Oh, Espíritu Santo! Ayúdame a ser bueno y fiel a la gracia de Dios e inflama al mundo que se materializa en el fuego de tu amor.

ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA Esta es una oración especial para buscar la protección de los niños y las personas desamparadas. Se puede rezar diariamente, con fe… especialmente en las mañanas y junto a esa persona que se desee proteger.

ORACIONES A SANTA CLARA Oración a Santa Clara 01 Por ese espíritu de penitencia que os indujo a considerar particular delicia el ayuno más severo, la pobreza más rigurosa y la mortificación más penosa y por lo tanto la privación de todos los bienes para consagraros eternamente al amor de Jesús. Y por la especial devoción a Jesús Sacramentado por medio del cual salvaste Vuestro Monasterio y la ciudad de Asís de los bárbaros que la amenazaban, concédenos la gracia de preferir la pobreza a la riqueza, la mortificación al placer y especial devoción a la Santa Eucaristía. Para que nos conforte en todo el camino de ésta vida y nos lleve con seguridad a la santa eternidad. Amén.

Oración a Santa Clara 02 Oh amable Santa Clara, tú que siguiendo las huellas de la virgen María, fuiste madre del cuerpo místico de Cristo; danos tu amor por la iglesia y por todos los hermanos. Tú, que con tus últimas palabras has bendecido al Señor por haberte creado; haz que comprendamos el gran don que es la vida. Intercede para que en nuestras familias haya concordia, serenidad en el trabajo, alegría en el estar juntos; haz que un día podamos reunirnos para alabar y cantar eternamente contigo la misericordia del Señor. Amén.

ORACIÓN MILAGROSA DE SANTA CLARA DE ASÍS PARA ACLARAR EL CAMINO Y ROMPE MALEFICIOS. Gloriosísima Virgen y dignísima Madre Santa Clara, espejo clarísimo de santidad y pureza, base firme de la más viva fe, incendio de perfecta caridad y erario riquísimo de todas las virtudes. 

Por todos estos favores con que el Divino esposo os colmó; y por la especial prerrogativa Ángel Santo de mi Guarda… ¡0h mi dulce de haber hecho a vuestra alma trono de su compañía! infinita grandeza, alcánzanos de tu inmensa piedad, que limpie nuestras almas de las Página 31 de 45

manchas y de las culpas y destituidas de todo efecto terreno, sean templo digno de su habitación.  También te suplicamos por la paz y la tranquilidad de la iglesia, para que se conserve siempre en la unidad de fé, de santidad de costumbres, que la hace incontrastable a los esfuerzos de sus enemigos. 

ORACIÓN DE FE

Y si fuese para mayor gloria de Dios y bien espiritual mío cuando pido por esta oración, vos, como Madre y protectora, presentad mis deseos en el despaco Divino:  pues yo confió en la bondad infinita que por  vuestros méritos alcanzaré para su mayor honra y gloria.


de mi persona , mi casa (mi negocio , mi relación amorosa… )

Dios satisface mi necesidad; sacia mis hambres su inmensa piedad: conmigo anda y es mi guía cada momento de este día. Ahora tengo sabiduría, verdad, paciencia, bondad, amor, todo lo puedo, todo lo soy en Cristo, luz del alma mía. Dios es salud, no puedo enfermar; Dios es mi ayuda, no falla jamás Dios es mi todo voy sin temor bajo las alas de su amor.

ORACIÓN EN LAS DIFICULTADES ECONÓMICAS Señor, que has creado todo el Universo, Y has dotado a la tierra de riquezas suficiente para alimentar a todos los hombres que habitan, Ven en nuestra ayuda. Señor, que cuidas de los lirios del campo y de las aves del cielo, los vistes, los nutres y los haces prosperar, manifiesta sobre nosotros tu providencia paterna. Ayúdanos, Señor: Ya que nuestra salvación sólo puede venir de hombres honestos y buenos, Infunde en el corazón de nuestros prójimos El sentido de la justicia, de la honestidad, y de la Caridad. Cuida de nuestra familia que confiadamente espera de Tí el pan de cada día. Fortalece nuestros cuerpos. Da serenidad a nuestra vida, A fin de que podamos corresponder más fácilmente, A Tú gracia divina, Y sentir que sobre nosotros, Sobre nuestras preocupaciones y angustias, Vela tu amor de Padre! Amén.

ORACIÓN PARA PEDIR PERMISO AL TRABAJAR ESPIRITUALMENTE DESPOJAR En el nombre del Padre , del Hijo y del Espíritu Santo Yo (se dice el nombre) pido permiso para trabajar en esta hora ,facultad para trabajar en este momento por vías espirituales para conjurar (este tabaco, esta vela, este baño, etc) y despojar de todo fluido malo y mala influencia

Así mismo que se elimine o voltee cualquier trabajo material o espiritual que me hayan hecho o estén haciéndome. En el nombre de María Lionza , de las 45 Potencias Norteamericanas, de las 36 Cortes Inglesas , de las 7 Potencias Africanas , Corte Celestial , Corte Vikinga , Corte India , Corte Changó , Corte Macumba , Corte Negra , Espíritu de la Luz… Al Padre Eterno que todo lo puede y que todo lo vence ,me ayude a vencer todos los obstáculos y a todos mis enemigos así espero por gracia. ¡Oh , Señor , dame protección! Por los siglos de los siglos. Amén. “

INVOCACIÓN PARA LAS MATERIAS QUE VAN A RECIBIR ESPIRITUS En el nombre de Dios, Padre, Hijo y Espiritu Santo, por la Santísima Trinidad y por los 4 costados de la Tierra y la Madre Naturaleza, por fuego, viento, tierra y agua. Santísima Reina Maria Lionza y las 3 Potencias unan su poder y unan sus luces, y mandenlo a tierra como y los necesito para invocarlos a ustedes. Escuchame oggun, atiendeme Yemaya, no me dejes solo Eleggua, mirame con buenos ojos Obbatala, seme propicio Orula, dame luz Shango, dame potencia de luz Oya y te pido fuerza y poder de sangre Oya; 7 fuerzas en una mas las 3 potencias son 2 fuerzas que forma 1 se llama mechaca, forma 2 se llama Jesus, forma 3 poder, forma 4 María Virgen del Valle, forma 5 se llama Don Lino Valle, forma 6 Santísima Corte India, forma 7 Santísima Corte Africana Universal y Peruana, los invoco a todos ustedes para que se presenten como ustedes fueron y como son ahora.

Ave María Purísima; Ave María Purísima; Ave María Purísima. Página 32 de 45

Un Salve y un Padre Nuestro.

alta luz pueda acontecer en este sitio sagrado llamado portal."

ORACION PARA ELEVAR A UNA MATERIA Oración para elevar una materia 01 Con el permiso de dios todopoderoso la santisima trinidad virgen Purísima y santisima a los cuantros elementos tierra, aire, fuego y agua y los astros que rigen el dia de hoy. Reina maria lionza espiritus protectores y angeles guardianes den luz fuerza y claridad en esta hora y en este santo momento para darle elevacion a esta materia invocando un espiritu de luz alta sea corte india corte africana corte chamarrera corte libertadora corte celestial corte inglesa dando pase a un espiritu de alta luz sea de corte roja o corte negra. Padre nuestro que estas en el cielo santificado sea tu nombre venga un hermano de alta luz y mensajero de la paz con fuerza sea en el nombre de dios todopoderoso. AMEN. Permiteme agregarle algo con tu respectivo permiso, antes de hacerle una elevacion a una materia ya previamente con un descruce y su vela de proteccion, hazle un oraculo con talco ( estrela de belen ) que es la estrella de 5 puntas y en cada punta le colocas una luz blanca. Metes la materia alli adentro y si tu eres el banco colocas tu pies derecho en el medio de los de el y izquiero lo dejas afuera, alli sentiras que clase de espiritu es el que esta bajando, si hay o no hay fuerza.

Oración para elevar una materia 02 Con el permiso de mi Dios Padre de mi Dios hijo de mi dios Espiritu santo, del sagrado corazon de jesus del gran poder de Dios, de la Divina clemencia de nuestro Padre Celestial. Pido permiso a las deidades, potestades, virtudes, principados, angeles arcangeles querubines y serafines. Pido permiso a mi reina madre maria lionza dechado de belleza dulce y bondad, protectora de la naturaleza, al gran cacique Guaicaipuro y al gran Negro felipe amo señor y poseedor del santisimo libro del palmade, al angel de la guarda, cuadro guia espiritual y espiritus protectores de esta materia, para poderla conjurar en alma mente cuerpo, espiritu, pensamientos y acciones y con los permisos que se me han dado pido fuerza luz brillo proteccion paz serenidad y que se pueden abrir todos los caminos para que un espiritu de

se hacen cantos y otros rezos pero los mejores rezos son aquellos que salen de nuestro corazon pq el repetir siempre lo mismo, es como si comieras siempre lo mismo, aburre al cuerpo asi como los espiritus se aburren tambien. hay que enriquecer las oraciones y la suya hermano yorveis esta muy bien hecha de corazon.

Oración para elevar una materia 03 En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, estoy plantado bajo este santo portal, hoy tengo la bendición de Dios Padre Todopoderoso, que me permite hoy, me da fuerza espiritual para elevar a esta materia en paz y en Gracia de Dios. Hoy en esta grandísima hora invoco a mi Dios todopoderoso, a nuestro señor Jesucristo a María Santísima a todos los Santos y Santas de la Corte Celestial a los serafines y querubines, a San Miguel Arcángel, San Rafael Arcángel y San Gabriel Arcángel. Yo en esta santísima hora conjuntamente con el poder celestial nombro a mi santa Madre María Lionza, Diosa de las aguas, Reina de la corte india, yo en esta santísima hora invoco al Negro Felipe con su espada justiciera, al Indio Guaicaipuro con su fuerza divina junto a toda su corte india, conjuntamente con la corte vikinga, la corte africana, la corte guajira, la corte motilona, la corte chamarrera, la corte de los Juanes, Don Juan del Tabaco, Don Juan de la Luz en esta mismísima hora me invoco, yo soy la luz, yo soy la sabiduría, yo soy la fuerza, fuerza divina, yo soy espíritu divino en Dios, fui creado por Dios, mis palabras y oraciones fueron creadas por Dios, mis palabras salen en el nombre de Dios y no pueden regresar vacías. En esta mismísima hora yo invoco al espíritu de la luz, que cubra a esta santa materia por sus cuatro costados y cinco sentidos en pensamientos, palabras y obras, yo invoco al espíritu divino que la cubra en esta santísima hora porque yo con mi corazón y el mandato celestial, yo te invoco yo te necesito, yo te llamo yo me guió por ti, en esta santísima hora dale luz, dale fuerza, dale evolución a esta santa criatura de Dios para que se eleve en paz y en gracia de Dios. Yo invoco en esta santísima hora al planeta que rige hoy para que cubra con su luz, acampe sobre esta materia de sabiduría, inteligencia, comunicación y fuerza espiritual. Adelante Hermano. Amen.

Página 33 de 45

Oración para elevar una materia 04 Padre nuestro, un ave maria, un credo, la oración de San Marcos de león y la siguiente Oración:

En el Nombre de DIOS Padre Todopoderoso, yo..(Dice su nombre), Elevo a esta materia (sin decir el nombre de la materia), para permitir la entrada de (dice el nombre de la entidad espiritual a encajonar)

entidad espiritual estas en Paz, protegido por tu santo angel de la guarda, por tu espiritu guia. Hermano de luz (dice el nombre) te doy la bienvenida en el nombre del gran poder de DIOS, Nuestro Señor Jesucristo y el Espiritu Santo, es usted bienvenido, porque viene en santa Paz en el nombre de DIOS y con la autorizacion de Nuestra Reina Maria Lionza.

Oración para Bajar la Materia a tierra: En el Nombre de la Santisima Trinidad, San Miguel arcángel, Ntra Virgen del Carmen, Ntra Reina Maria Lionza y el santo angel de la guarda

ORACIÓN DE LA MAÑANA

Dignase Señor, Dios del cielo y de la tierra, dirigir, santificar, conducir y gobernar. En este día nuestros corazones y nuestros cuerpos, nuestros sentidos, palabras y acciones, según tu ley por el camino de tus mandamientos, Para que aquí y en la eternidad, por tu favor merezcamos vernos salvos y libres. Salvador del mundo que vives y reinas por los siglo de los siglos, Amen.

ORACIÓN A LAS TRES VIRTUDES TEOLOGALES FÉ. ESPERANZA Y CARIDAD Oh Dios Omnipotente!, padre de todo lo existente. Bondadoso, magnánimo, haz que la FE nunca se aparte de mí, para poder amarte y quererte. Oh Cristo, hijo de Dios!, redentor de la humanidad y ejemplo de mansedumbre y humildad, infiltra en mi ánimo la energía suficiente para que la ESPERANZA sea el bálsamo confortable que me ayude a cumplir dignamente el destino de mi vida. Oh, Santísima Madre de Cristo! Reina de los Cielos y dechado de pureza y virtud, tú que

de esta materia solicito permiso para bajar a esta materia a tierra. Espiritu (la entidad espiritual que se retira) muchas gracias por su visita, por su asistencia, mensajes dados y por las curaciones realizadas, vaya usted con DIOS y en DIOS, elevese y retirese en santa paz.. Amen. En esta santa hora y en este santo momento llamo a tierra a esta materia hijo de DIOS y servidor de luz para que baje a tierra (sin mencionar el nombre de la materia) en santa paz te elevaste y en santa paz has de bajar a tierra. Regresa a tu cuerpo y materia en esta santa hora y en este santo momento. El momento mas delicado es cuando esta bajando la materia a tierra, ya que puede caerse o golpearse, todas las materias no vuelven de un trance de la misma manera. 


prodigastes a manos llenas la CARIDAD entre todos los necesitados, dígnate llevar a mi corazón el reflejo de tu radiosa intervención para que pueda repartir también entre los que necesiten, algo de lo material en la parte que yo pueda. Y todas esas virtudes de FE, ESPERANZA y CARIDAD reverentemente ejercitadas, suplico me concedan lo que pido en esta oración, si es para mi bien y si no lo consigo, lo mismo las seguiré practicando hasta la hora de mi muerte. Amén

ORACION DE LA PUERTA (PROTECCION) Divina Providencia: Tú que eres el autor de todo lo creado sin cuya voluntad nada se mueve, recurro a tí en estos momentos de vacilación para que me guíes y me protejas en contra de los espíritus tentadores y envidiosos. Mi espíritu guía: si algún enemigo material aguijoneado por la envidia pretendiese levantar su mano para herirme o pronunciar una palabra para humillarme por medio de la calumnia, desviad su mano y su pensamiento para que arrepentido de su falta me pida perdón, que yo; le perdonaré y rogaré a Dios por su Salvación. Angel de mi guarda: no permitas que yo siendo inocente pueda ser víctima, ni pagar culpas que no he cometido, solamente por satisfacciones

Página 34 de 45

que quieran experimentar los espíritus falsos y obsesores.

eternamente; mis Fuerzas en lo natural han de ser nulas:

En nombre de Dios Todopoderoso, ruego al ángel de mi guarda y a mis espíritus protectores que me libren de malas influencias y de las malas tentaciones; que los espíritus falsos y seductores no tengan entrada en mi persona ni en mi casa y que los espíritus de luz me sirvan de escolta. Gran Poder: Que esta Oración en la Puerta de mi hogar sirva de muralla para todos mis enemigos materiales y espirituales y que vuestra Divina Gracia nos cubra con su manto. Amén Jesús

Yo no tendré en lo humano quien me ayude; desde ahora, para entonces, te invoco, padre mío; a tu patrocinio Me acojo; asísteme en aquel trance para que No falte en la fe, en la esperanza y en la caridad;

ORACIÓN PARA ALCANZAR UNA BUENA MUERTE

Cuando tú moriste, tu hijo y mi Dios, tu Esposa y Mi Señora, ahuyentaron a los demonios para que no se atraviesen a combatir tu espíritu. Por estos Favores y por los que en vida te hicieron, te pido ahuyentes a estos enemigos, para que yo acabe la vida en paz, amado a Jesús, a María y a ti, San José. Amen.

ESTA ORACION SE LE PUEDE REZAR A UNA PERSONA QUE ESTE AGONIZANTE Y QUE LE CUESTE MORIR,SE LE TOMA LA MANO Y SE DICE :

Jesús, José y María, les doy el corazón y el alma mía.

Dios de bondad, Padre de misericordia y Dios de todo consuelo. Tú quieres que no perezca ninguno de cuantos creen y esperan en ti.

Jesús, José María, asístanme en mi última agonía.

En mi última hora apiádate de mí: que mi muerte sea un paso de este mundo a ti, Padre, que me has santificado. Concédeme, Trinidad Santísima, el eterno descanso en tu amor infinito. Amén. Virgen María, Madre de Dios y Madre mía; en el momento de mi muerte, recomiéndame a tu Hijo Jesús. San José, protector de los moribundos, te confío a ti: … ; tú que has muerto dulcemente en los brazos de Jesús y de María, asísteme en mi última hora. Amén.

ORACION A SAN JOSE PARA PEDIR UNA SANTA MUERTE

Jesús, José y María, reciban, cuando muera, el alma mía. ESTA TAMBIEN SIRVE PARA LO MISMO , PERO HAY QUE SABERLAS USAR !

LA GRAN INVOCACIÓN Desde el punto de Luz en la Mente de Dios, Que afluya luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra. Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya amor a los corazones de los hombres; Que Cristo retorne a la Tierra. Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres; El propósito que los Maestros conocen y sirven. Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puerta donde se halla el mal. Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

Poderoso patrón del linaje humano, amparo de Pecadores, seguro regio de las almas, eficaz auxilio De los afligidos, agradable consuelo de los Desamparados, glorioso San José, el último ORACIÓN DE DOMINIO instante de Mi vida ha de llegar sin remedio; mi alma quizás agonizará terriblemente acongojada Oración para dominio 01 con la Representación de mi mala vida y de mis En el nombre de Dios yo te invoco, espíritu muchas Culpas; el paso a la eternidad será del Dominio, espíritu Intranquilo, espíritu del sumamente Duro; el demonio, mi enemigo, Desespero, espíritu de Don Juan de la Conquista, intentará combatirme terriblemente en todo el espíritu del Amor, espíritu de Don Juan de los poder del infierno, a fin de que pierda a Dios Página 35 de 45

Caminos, espíritu de San Juan Minero, espíritu de San Juan de la Calle, espíritu de los 4 vientos, sendas y lugares, espíritu del Encanto, espíritu de San Marcos de León, espíritu de Santa Martha y Santa Elena de Jerusalén, espíritu de San Salvador de Horta, espíritu de Santa Inés del Monte Perdido, espíritu de Maria de la Cabeza, espíritus benéficos todos, yo los conjuro para que me ayuden a dominar los cinco sentidos, pensamientos, juicio, espíritu vivo y la voluntad de XXX ofrezco este Conjuro al Santo Ángel de la Guarda de XXX por el santo día que lo bautizaron, por el día en que nació XXX por el día en que lo bautizaron y por el día en que ha de morir. Lo que estoy conjurando (vela o tabaco) es el espíritu vivo, cuerpo, mente, miembro sexual, cabeza, pies y manos, pensamiento, juicio y voluntad de XXX Concededme espíritus del Dominio que XXX no pueda estar, ni vivir tranquilo, que no pueda comer, ni dormir, ni beber, ni andar sin el pensamiento puesto en mi que me llamo XXX hasta que a mis pies venga a parar, rendido de amor, de interés y deseo por verme, desesperado por tenerme, atraído por mi sexo, ofreciéndome el suyo, deseoso, arrepentido y humilde, halagándome con besos y caricias, arrastrándose a mis pies, suplicante y manso, siendo yo su dueña para mi y por mi que me llamo… Con dos te veo, con tres te ato, la sangre te bebo y el corazón te parto, Cristo valedme y dadme la paz. Ven XXX dominado en cuerpo, pensamiento y voluntad, ya no puedes mirar a nadie mas que a mi, tu amor y tu cariño solo son para mí, mi presencia te es atractiva, mi mirada te sugestiona, mi voz te domina, mis ojos te ciegan y mi voluntad es la tuya, así sea, así sea, así sea, así sea, Amén.

Oración para dominio 02 Tu que dominas todos los corazones, domina el corazón de XXX. Con el poder infinito que tuvo santa marta para amansar el dragón, así yo quiero que amarres a XXX. ¡OH espíritu dominante! con tu divino poder que dios te a dado haz que XXX sea dominado en cuerpo y alma por mi; y que no pueda mirar a nadie mas que a mi, que su amor y su cariño solo sean para mi, que mi presencia le haga falta donde este, que no pueda estar tranquilo sin mi. Espíritu dominante, domina mis enemigos con tu divino poder que dios te ha dado. AMÉN

Se reza 9 Ave Marías y 1 Gloria al padre durante 9 días

ORACION AL ANGEL DE LA GUARDA(OTRA) ANGEL de la paz, Angel de la Guarda, a quien soy encomendado, mi defensor, mi padre , mi vigilante centinela : Gracias te hago , que me librastes de muchos danos y peligros del cuerpo y del alma. Gracias te hago ,estando durmiendo, tu me velaste, y despierto, me encaminastes; al oido, con santas inspiraciones me avisastes ;yo, encenegado en los vicios mundanos, no me valia de tus consejos, y como desgraciado, no me curaba. Perdoname, amigo mio ,mensajero del cielo, consejero y protector y fiel guardia mia: muro fuerte de mi alma, defensor y compañero celestial. En mis desobediencias ,vilezas ,desverqüenzas y mis muchas descortesias que hoy cometí en tu presencia , tu siempre me ayudastes y guardaste. Ayudame y guardame siempre ,siempre , de noche y de dia , AMEN … SE REZA 1 PADRE NUESTRO Y 1 AVE MARIA

ORACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS PARA CONSEGUIR COSAS DIFÍCILES CASI IMPOSIBLES Brazo Poderoso, ante Ti vengo con todo el fervor de mi alma a buscar tu Sagrado consuelo en esta difícil situación mi vida: Dadme esperanzas, no me desampares en las puertas que han de abrirse en mi camino, sea tu Brazo Poderoso el que las abra según tus sagrados designios, para darme la tranquilidad que tanto ansío. Aquí a tus plantas imploro humildemente esta súplica (Se hace la petición: …) dignamente recíbela porque la hace un corazón afligido y si el poder divino no está a mi favor sucumbiré por falta de ayuda. Brazo poderoso ámame, asísteme, ayúdame en las necesidades que tengo y concédeme la patria celestial. Amén. Se reza un Credo, tres Padres Nuestros y un Ave María al Corazón de Jesús. Se garantiza que a los ocho (8) días de haber hecho esta ORACIÓN da la gracia que se le pida

Página 36 de 45

ORACIONES. SANTA RITA

por difícil que sea. Se reza quince (15) días, comenzando viernes y terminando un viernes.

ORACIÓN A SANTA RITA PARA LOS CASOS DESESPERADOS ¡OH! poderosa Santa Rita, llamada Abogada de los casos desesperados, socorredora en la última esperanza, refugio y salvación en el dolor, que conduce al abismo del delito y de la desesperación: con toda la confianza en tu celestial poder, recurro a ti en el caso difícil e imprevisto que oprime dolorosamente mi corazón. Dime, OH Santa Rita, ¿no me vas a ayudar tu?, ¿no me vas a consolar? ¿Vas a alejar tu mirada y tu piedad de mi corazón, tan sumamente atribulado? ¡Tú también sabes lo que es el martirio del corazón, tan sumamente atribulado! Por las atroces penas, por las amargas lágrimas que santamente derramaste, ven en mi ayuda. Habla, ruega, intercede por mí, que no me atrevo a hacerlo, al Corazón de Dios, Padre de misericordia y fuente de toda consolación, y consígueme la gracia que deseo (indíquese aquí la gracia deseada). Presentada es seguro que me escuchará: y yo me valdré de este favor para mejorar mi vida y mis costumbres, para cantar en la tierra y en el cielo las misericordias divinas. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

ORACION DE GRATITUD Aunque nuestra boca estuviera llena de canto como el mar; y nuestra lengua de júbilo como el bramido de sus olas; y nuestros labios, de alabanza como la amplitud del firmamento; y nuestros ojos resplandecies en como el sol y la luna; y nuestros brazos se extendiesen como las águilas de los espacios; y nuestros pies fuesen ligeros como los de los ciervos… no alcanzaríamos a agradecerte, Adonai, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, y a bendecir tu Nombre ni una infinitésima parte, por los beneficios que hiciste a nuestros padres y a nosotros. Amén.

Oh poderosa Santa Rita, llamada Abogada de los casos desesperados, socorredora en la última esperanza, refugio y salvación en el dolor, que conduce al abismo del delito y de la desesperación: con toda la confianza en tu celestial poder, recurro a ti en el caso difícil e imprevisto que oprime dolorosamente mi corazón. Dime, oh Santa Rita, ¿no me vas a ayudar tu?, ¿no me vas a consolar? ¿Vas a alejar tu mirada y tu piedad de mi corazón, tan sumamente atribulado? ¡Tú también sabes lo que es el martirio del corazón, tan sumamente atribulado! Por las atroces penas, por las amargas lágrimas que santamente derramaste, ven en mi ayuda. Habla, ruega, intercede por mí, que no me atrevo a hacerlo, al Corazón de Dios, Padre de misericordia y fuente de toda consolación, y consígueme la gracia que deseo (indíquese aquí la gracia deseada). Presentada es seguro que me escuchará: y yo me valdré de este favor para mejorar mi vida y mis costumbres, para cantar en la tierra y en el cielo las misericordias divinas. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

ORACION A LOS 14 ENSALMOS REALES . Yo(Nombre de quien hace la oración)me ofrezco a los Catorce Ensalmos reales de Nuestro Señor Jesucristo y a la fuerza poder y espada de San Miguel Arcángel para que me ensalme a (nombre de la persona que queremos vencer) que pelea quiere conmigo y no peleará porque está ensalmado con los catorce ensalmos reales de Nuestro Señor Jesucristo y la fuerza, poder y espada de San Miguel Arcángel, con su arma blanca no me cortará, con su arma no me tirará, con su lengua y acciones no me dañará, María Santísima me resguardará, San Pedro y San Pablo me defenderán y tú San Miguel Arcángel, con tu fuerza, poder y espada, humillados y vencidos los traerás a mis pies, como tienes a Luzbel bajo tus plantas. Yo___________ me ofrezco a los catorce Ensalmos reales de Nuestro Señor Jesucristo y a la fuerza, poder y espada de San Miguel Arcángel para que si tuviera que verme en justicia quede todo aplastado y vencido y no se encuentre causas para sentenciarme.

Página 37 de 45

Yo___________ en cuerpo te saludo, con dos te veo, con tres te ato, el corazón te clavo y te parto; vendrás a mis plantas humillado como tiene San Miguel Arcángel a Luzbel bajo sus plantas. Yo___________ me ofrezco a los catorce ensalmos reales de nuestro Señor Jesucristo y a la fuerza y poder y espada de San Miguel Arcángel y espero verme libre de todos mis enemigos y de los lazos por ellos tendidos. Yo___________ me ofrezco a los catorce Ensalmos Reales de Nuestro Señor Jesucristo, y a la fuerza y poder y espada de San Miguel Arcángel para que me ensalme a todos mis enemigos tales como………………………………… ya si traten de poner sus manos sobre mi honra perderán toda la intención mala que tenga para mí Yo__________ me ofrezco a los catorce Ensalmos reales de Nuestro Señor Jesucristo y a la fuerza y poder y espada de San Miguel Arcángel, para que si tenga que huir me vea libre e invisible de mis perseguidores. Paz Cristo…….. Paz Cristo….. Paz Cristo….. Amén Este Servicio se hace con una vela blanca encendida y a la cual se le han hecho tres Cruces._________________

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO PARA ADQUIRIR EL SANTO BALANCE Señor concédeme: -La serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar -El valor para cambiar aquellas que puedo -Y la sabiduría para conocer la diferencia. Oh Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre: - lo que debo pensar, - lo que debo decir, - como debo decirlo, - lo que debo callar, - lo que debo escribir, - como debo de obrar. Para procurar vuestra Gloria, el bien de las almas y mi propia santificación. Espíritu Santo ilumina mi entendimiento y fortifica mi voluntad.

Señor dame el balance divino en mi vida. Gloria a ti Señor.

ORACIÓN PARA ALCANZAR LA HUMILDAD Jesús, cuando eras peregrino en nuestra tierra, Tú nos dijiste: Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y vuestra alma encontrará descanso. Mi alma encuentra en Ti su descanso al ver cómo te rebajas hasta lavar los pies a tus apóstoles. Entonces me acuerdo de aquellas palabras que pronunciaste para enseñarme a practicar la humildad: Os he dada ejemplo para que lo que he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis. El discípulo no es más que su maestro… Puesto que sabéis esto, dichosos vosotros si lo ponéis en práctica. Yo comprendo, Señor, estas palabras salidas de tu corazón manso y humilde, y quiero practicarlas con la ayuda de tu gracia. Te ruego, divino Jesús, que me envíes una humillación cada vez que yo intente colocarme por encima de las demás. Yo sé bien Dios mío, que al alma orgullosa tú la humillas y que a la que se humilla le concedes una eternidad gloriosa; por eso, quiero ponerme en el último lugar y compartir tus humillaciones, para tener parte contigo en el reino de los cielos. Pero Tú, Señor, conoces mi debilidad. Cada mañana hago el propósito de practicar la humildad, y por la noche reconozco que he vuelto a cometer muchas faltas de orgullo. Al ver esto, me tienta el desaliento, pero sé que el desaliento es también una forma de orgullo. Por eso, quiero, Dios mío, fundar mi esperanza sólo en Ti. Para alcanzar esta gracia de tu infinita misericordia, te repetiré muchas veces: ¡Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo!

ORACIÓN DE LIMPIEZA Y PROSPERIDAD A LAS 3 HIERBAS PODEROSAS PARA ALEJAR MALAS ENERGÍAS QUE ATRAEN POBREZA AL HOGAR Consiga un puñado de cada una de estas tres hierbas y póngalos en una olla al fuego, mientras se queman, recite la siguiente Alabanza, al finalizar riegue el humo bendito por toda la casa.

Página 38 de 45

Luego tome las cenizas y déjelas en la puerta de la casa en un vaso con agua, durante toda una noche. Usted verá un maravilloso cambio en su hogar, se alejará todo espíritu maligno, todo problema de amor, de dinero o familiar.

ORACIÓN PODEROSA PARA PEDIR LA BENDICIÓN DE DIOS

Oración de las 3 Hierbas poderosas

Bendíceme, Dios de bondad, y bendice todo cuanto hoy tome en mis manos.

Albahaca, ruda y romero de la tierra y Dios consagradas, que por virtud silvestre nacieron y no fueron por manos sembradas.

Bendice mi trabajo, para que, correctamente hecho, se convierta también en bendición para otros.

Albahaca, ruda y romero, por el secreto que Dios les ha dado, retiren de mi hogar cuanto hechicero me haya enfermado y venga lo sano que Dios ha creado.

Bendice mis pensamientos, para que piense bien de los demás.

Albahaca, ruda y romero, por tus secretos y virtudes; destierro con tus humos primeros los espíritus malévolos con sus actitudes

Bendice mi vida, para que con ella haga realidad continuamente la imagen única que tú te has hecho de mí.

ORACIÓN A LA SOMBRA DE SAN PEDRO PARA ALEJAR ENVIDIAS, INTRIGAS Y BRUJERÍAS QUE ALEJAN LA PROSPERIDAD    San Pedro glorioso, Tú que fuiste llamado por el Salvador “pescador de hombres”  Y recibiste el título de Piedra fundamental de la Iglesia, Tú que eres el custodio de las llaves de las puertas del Cielo, Y que siempre ayudas a los que en la tierra lo solicitan, Te pido que con tu sombra me cubras y ampares, Líbrame san Pedro bendito del mal que me acecha, Protégeme de enfermedades y males, Aléjame de hechizos, brujerías y encantamientos, De malos ojos, falsedad, egoísmo y rencor De barreras, cadenas y prisiones, Despeja mis caminos de traidor y malhechor, Ahuyenta con tu sombra todo dolor, Ocúltame de todo peligro, enemigo y mala situación; Sé mi ayuda y defensa, te pido con fervor Y préstame hoy te ruego tu especial favor:  (Hacer la petición)  

Bendice mis palabras, para que despierten vida en ellos.

Bendíceme para que yo, con todo cuanto soy, pueda convertirme en fuente de bendición para las personas con las que me encuentro. Concédeme creer que todas ellas son bendecidas por ti. Entonces las veré con otros ojos y reconoceré la bendición que sale a mi encuentro en cada persona. Bendice a todas las personas que llevo en mi corazón, Dios bueno y misericordioso, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén

ORACIÓN MILAGROSA DE SANTA ANA PARA PEDIR POR LOS HIJOS Gloriosa Santa Ana,  Patrona de las familias cristianas, a Ti encomiendo mis hijos.  Sé que los he recibido de Dios  y que a Dios les pertenecen.   Por tanto, te ruego me concedas la gracia de  aceptar lo que su Divina Providencia disponga para ellos. Bendíceles,   oh Misericordiosa Santa Ana  y tómalos bajo tu protección no te pido para ellos privilegios excepcionales;  sólo quiero consagrarte sus almas y sus cuerpos, para que preserves ambos de todo mal.

A Ti confío sus necesidades temporales y su salvación eterna. Imprime a sus corazones, mi buena Santa Ana,  horror al pecado;  apártales del vicio; presérvales de la corrupción; conserva en su alma la fe,  la rectitud y los sentimientos cristianos;  y enséñales, como enseñaste a Tu  Purísima Hija la Inmaculada Virgen María,  a amar a Dios sobre todas las cosas. Santa Ana, Tú que fuiste Espejo de Paciencia, concédeme la Página 39 de 45

virtud de sufrir con paciencia y amor  las dificultades que se me presenten en la educación de mis hijos.   Para ellos y para mí, pido Tu bendición,  oh Bondadosa Madre Celestial.  Que siempre te honremos, como a Jesús y María;  que vivamos conforme a la voluntad de Dios;  y que después de esta vida, hallemos la bienaventuranza en la otra,  reuniéndonos Contigo en la gloria para toda la eternidad.

ORACIÓN MILAGROSA DE LA MANO PODEROSA CONTRA TODO Y PARA TODO. Esta oración se debe rezar durante NUEVE días,  la gran mayoría que la han rezado obtienen lo pedido entre cinco o nueve días. Pero no por eso deje usted,  si le sucede lo mismo,  de rezarla por los nueve días recomendados. Siempre es bueno tener una estampa de La Mano Poderosa y pegarle a esta un pedacito de pan, para que nunca nos falte el pan de cada día.

Oración: Aquí vengo con la fe de un alma cristiana a buscar la misericordia en situación tan angustiosa para mí. No me desampares y la puerta que quiera abrirse en mi camino, sea tu mano poderosa, la que la cierre para no entrar en ella, si no me conviene o me la dejes abierta si ha de volver mi tranquilidad tanto tiempo deseada.  A tus pies dejo esta suplica, que te hace un alma obligada por el destino a grandes sufrimientos que ya no puede combatir, si tu mano poderosa no detiene la ley de la razón. Dios mío, perdona los desaciertos que he cometido  yo durante esta existencia,  la cual llevo de frente, dame fuerzas para soportar las amarguras de mi vida. Amén. Amén, Jesús.


PARA INVOCAR AL ANGEL DE LA GUARDA Yo ( su nombre) te invoco divino angel de la guarda, para que cumplas con el destino que Dios te impuso y me protejas.

vida eterna y ver sin cesar a jesús, amarlo, alabarlo y bendecirlo.

Espero que muy pronto la luz descienda sobre mi y sobre mi hogar.

Santo Angel te imploro para que me acompañes de noche o de dia, para que estes a mi lado socorriendome en los momentos dificiles e incrementando mi alegria en los momentos de dicha.

Tu presencia será un bálsamo en mi vida. Amen. Santo Angel mi guia celestial, a quien tantas veces he entristecido con mis pecados, no me abandones. Te lo ruego, en medio de los peligros, no me retires tu apoyo. No me pierdas de vista ni un solo instante, sino que tus amables inspiraciones dirijan y fortifiquen mi alma, reanimen mi corazon desfallecido y casi apagado, porque esta sin amor. Comunicale alguna chispa de las llamas suaves y puras que te abrasan, a fin de que cuando llegue el termino de esta vida pueda, con tu compañia y la de todos los angeles, obtener la

Amen.

Si todos los seres humanos tienen el amparo de un angel, tambien quiero disfrutar yo de ese privilegio. Te elijo porque eres un ser pleno de luz. Te elijo porque estas investido del poder de Dios y porque me he preparado de tu nombre en el cual anida tu poder. Santo Angel camina a mi lado, igual que mi sombra, se mi compañero, deja que tu luz caiga sobre mi e ilumina mi camino. Yo (su nombre) te nombro a ti (nombre del angel) como mi angel protector. Amen


Página 40 de 45

ORACIÓN AL SANTO ÁNGEL GUARDIÁN Santo Ángel, mi guía celestial, a quien tantas veces he entristecido con mis pecados. No me abandones. Te lo ruego, Luz de mi Sol. En medio de los peligros, no me retires tu apoyo, Luz mía. No me pierdas de vista ni un solo instante, sino que tus amables inspiraciones dirijan y fortifiquen mi alma, reanimen mi corazón desfallecido y casi apagado, porque está sin amor. Comunícale alguna chispa de las llamas suaves y puras que te abrasan, a fin de que cuando llegue el término de esta vida pueda en tu compañía y la de todos los Ángeles, obtener la vida eterna y ver sin cesar a Jesús, amarlo, alabarlo y bendecidlo. Amén.

ORACIÓN A MAMA FRANCISCA. En ti esta mi pensamiento Y absoluta contemplándote mi alma ilumina mi entendimiento

( hacer la petición )

a mis pasiones dales dulce calma de cuando te ofendí ya me arrepiento y me presento ante ti misericordia, oh negrita Francisca, oh madre Francisca En el nombre de Dios divino, omnipotente YO ( tu nombre completo ) Te Invoco madre Francisca en este momento para que me socorras en lo que te pido:

Y que atadas queden las malas sombras y que se rompan todos los obstáculos para conseguir   lo que anhelo, lo que buenamente deseo y luego retires todos mis inconvenientes, impedimentos y dificultades  que puedan o intenten entorpecer mi camino. misericordia madre Francisca. Me reconozco tu hija/o fiel y prometo seguirte fielmente. Amen


ORACION AL ESPIRITU CONGO Oh, glorioso espíritu negro, que por tu virtud has alcanzado de Dios la Santa Bendición y has llegado hasta la corte celestial para rodearte de Ángeles, Arcángeles y Serafines . Yo, admirador tuyo por tu fuerza, conocimientos y tu gran benevolencia, te pido en el nombre de Dios, Irradies mi cuerpo con tus santos fluidos para alejar de mi los malos pensamiento que quieran enviarme mis enemigos . Líbrame de toda acechanza de espíritus malos, ata de pies, manos y malos pensamientos a mis contrarios . Con tu compañía venceré, con tu fuerza me protegerás, con tus fluidos bendecirás y con el santo poder que Dios te ha dado ; Tú, gran espíritu Congo, me ayudarás a vencer en la vida . No he de retroceder porque tú estás conmigo y me ayudarás en todas mis necesidades .Te pido, gran espíritu Congo, divino protector que te dignes guardar los alrededores de mi hogar 
 contra le envidia, los celos y la mala fe . Líbrame, Congo mío, de toda mala influencia y no me abandones en el olvido .(Aquí se enciende una vela perfumada mejor de muchos colores) Te enciendo esta vela perfumada para que perfumes Mi cuerpo, mi hogar y todo lo que a mí pertenece .


ORACIÓN A LA MADAMA Oh Madama, humildemente invoco tu santo espíritu sublime. Señora de las aguas, que se invoca por su nombre Negra Tomasa, Negra Francisca, Mama Juana, Mama Ella, Ma Ma Elena Amparo y Mai Página 41 de 45

Te invoco como mi fortaleza de protección y por las virtudes otorgadas a usted por Dios, intercede por mi nombre. Liberarme de todo lo que es malo, y sólo traen la justicia y la bondad en mi camino. Que la luz de Dios eliminar mi casa y todo lo que es sagrado. Oh Madama, me libera de las almas atormentadas, y pueden los que desean mi mal, se arrepienten y vienen pidiendo el perdón de la ofensa que hayan hecho en mi contra. Que mi vía sea clara y suave. Que tu Espíritu Ascendido guiarme y puede todo el mal será desterrado de mi vida. Amen.

ORACIÓN A LA MADAMA Yo invoco a la sublime influencia de tu santo espíritu, Oh Madama, como mi protectora y por la virtud que Dios te ha dado a ti te entrego todas mis necesidades para que me brindes tu amorosa protección.  Que seas tú la que me libres de todo mal y proveas la felicidad en mi hogar, y que brille la luz de Dios en todos mis pensamientos. Que me libres de tormentos para el resto de mi vida y que mis enemigos me pidan perdón por el mal que me han hecho. Que mi camino sea recto para hacer la caridad, que en justicia y verdad tu espíritu me aconseje, y que de los malos me alejes por toda la eternidad. Con albahaca mi cuerpo voy a perfumar para así poder entrar en todo mi entendimiento, pasote para azotar todos los malos pensamientos, mejorana que da aliento para poder mejorar con éxito la suerte mía. Menta para que me des luz a la mente, y me ordenes  lo que debo hacer y me ilumines al prender una luz para ti.  Que me hagas feliz concediéndome lo que te pido.  Que no me dejes a tu olvido y siempre estés junto a mí. Oh Gloriosa y bendita Madama, bajo tu amparo me acojo. Padre Nuestro…  (para luz y progreso de mi hogar y mi familia …)

ORACION A SAN CIPRIANO ORACION DE SAN CIPRIANO. PARA COMBATIR TODA CLASE DE HECHIZOS, SACAR LOS MALOS ESPIRITUS DEL CUERPO, ALEJAR AL DEMONIO, BENDECIR UNA CASA. ES EFICAZ ASIMISMO CONTRA RAYOS, PEDRISCOS, HURACANES, TEMPESTADES , ETC.

Yo no conocía tu Nombre santo y terrible, Altísimo Señor; mas ahora sé que eres Dios fuerte, Dios grande, Dios omnipotente, Dios sempiterno. + Yo ataba las nubes e impedía cayese la Lluvia sobre el haz de la tierra, y la hierba de la tierra se secaba, y los árboles no daban fruto, y las mieses se marchitaban en los campos. Yo pasaba por en medio de un rebaño y las bestias se dispersaban y se perdían. Yo encantaba a un hombre, a una mujer, a un niño, solo con un rayo de mi mirada; mi poder para el mal era muy grande, pero hasta ahora no he conocido la ciencia secreta del bien, +oh grande y poderoso Señor! + +Oh, Dios omnipotente y sempiterno! Yo te ruego concedas a tu humilde siervo Cipriano que todo hombre o mujer que rezare devotamente mi oración se vea libre de hechizos, posesiones, sortilegios, encantamientos y otras malas artes de brujería, así como le preserves de tempestades, terremotos, huracanes, rayos e incendios. + Amen. Anula y desvanece, Altísimo Dios Creador Nuestro, + por las oraciones de los Ángeles buenos y por los Santos que te rodean, todos los sortilegios y ligaduras que se han hecho o hagan (de día o de noche) por hombres infames y mujeres perversas contra tu siervo. Y que sus enemigos y contrarios sean malditos… Y que sea desembrujado de cualquier maleficio hecho por invocación + virtudes y potestades infernales, ya sea hecho por figuras grabadas en oro, plata, cobre, estaño, hierro, plomo u otro metal cualquiera; ya sea por huesos de muerto, de hombre, o animal de cuatro patas, o de aves nocturnas; asimismo si fuera hecho el embrujamiento con pedazos de lana, de lino, de seda, de algodón o de cáñamo, pertenecientes a un muerto o a una persona viva, sana o enferma; o con Página 42 de 45

cabellos o uñas de cristiano, de moro, de judío o de hereje; o bien fuesen enterrados en sepultura de gigantes, o de hebreos, o de sarracenos, o de cristianos, y los que están hechos en piedra, o en madera, o en hierbas, o en agua (de mar o de río), y asimismo los maleficios por medio de libros o palabras o en estatua, de metal o de cera, o en signos dibujados en pergaminos; y también los hechos en montañas o en valles, en fortalezas o en castillos de moros; en campos o en viñas; en bosques o en selvas; junto a un árbol o bajo una mata o bajo una piedra; en cabaña o en casa de campo; en la pared de una iglesia, convento o ermita; en el lecho; o en el pozo de una casa; o en cualquiera otro sitio de la tierra elevado o profundo; asimismo los que se dan en comida o en bebida, o se pudren en aguas corrompidas, o se consumen o han sido consumidas por el fuego. +Oh, Dios santo, Dios poderoso, bueno y terrible! Haz que desaparezcan y queden deshechas todas las malas cosas dichas y hechas de Levante a Poniente… librando de todo mal y peligro, de vientos y pedriscos, de aguaceros y turbiones, de rayos y centellas, de fantasmas y visiones, de emboscadas y traiciones, de dagas y cuchillas y de toda cosa mala. + Gloria al Padre, + Gloria al Hijo, + Gloria a! Espíritu Santo. + Amen.

ORACION AL INDIO DEL MONTE En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Gran poder de Dios iluminados y por este medio imploramos la intervención de nuestro guía espiritual, ¡Oh! Gran Indio del monte fuerte, valeroso y de gran sabiduría, que en tu vida material fuiste de buen corazón y un guía terrenal; Hoy eres guía espiritual y Dios todo poderoso te ha concedido la potestad de ser el celador de los montes, donde proteges nuestra Madre naturaleza, todos sus elementos y vidas, guiando a los hombres y espíritus por el buen camino, donde también donde batallaste contra el mal, saliendo victorioso, triunfante y glorioso ante tus enemigos. ¡Oh! Indio del monte que tu hacha sea precisa rompiendo todos mis obstáculos materiales y espirituales, protegiéndome de todo mal. Que tus flechas sean certeras a la hora de encontrar soluciones a mis problemas y tribulaciones diarias, arropándome en tu poder divino. Poderoso Indio del monte, que el pan de cada día nunca falte en mi Hogar, ni a los míos; que en mi camino siempre encuentre labor para mi sustento.Indio del monte incesante guía y protector cúbreme con tu divino poder y líbrame de todo mal, ten vista de águila cuando mis enemigos ocultos y sabidos, también contra las entidades oscuras que pretendan hacerme mal. ¡Oh! Indio del monte inspírame y guíame por el sendero del bien, para así alcanzar la gloria de Dios, la bienaventuranza, la evolución material y espiritual, el conocimiento y la sabiduría para no desfallecer en este mundo. Indio del monte Avatar de nuestra tierra bendíceme siempre y protégeme, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amen Jesus. Sé rezan 3 Padres nuestros, 3 Salves y 3 Credos (recomendado el padre nuestro y credo espiritista). Se le puede ofrendar mazorcas tiernas, frutas, agua de coco, agua de rio fresca, viandas, la flor del indio, tabaco, ron, miel de abejas, café negro con y sin azúcar, su hacha, arco y flechas. Sí tiene un la imagen póngalo al solo entre las 8 y las 11 am, sé enciende una vela o velo blanco o amarillo, sí es para guerrear se enciende rojo oscuro.

ORACION AL INDIO BRAVO !Oh! indio Bravo le pido a Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, que puedas encontrar la elevación y puedas hallar la paz de espíritu, y así superar las pruebas y tribulaciones por las que pasaste en la tierra. !Oh! indio Bravo espíritu indomable, escucha la súplica de aquel que te invoca, yo ……. te pido de corazón y confiando en tu poder que me bendigas con tu coraje y valentía para superar los obstáculos de mi vida, te ruego me otorgues todo lo necesario para ser feliz y que pueda avanzar correctamente en mi vida material y espiritual, llévate todos los obstáculos y necesidades y haz que mis caminos se abran a todo lo bueno para tener amor, salud, tranquilidad y prosperidad. Página 43 de 45

!Oh! valiente y valeroso indio, bueno, bravo, protégeme, cuídame y guíame, para que pueda yo llegar a ser bravo y valiente ante las mas duras adversidades en mi vida, y que pueda yo, con tu ayuda y bendición, conquistar todos los impedimentos e inconvenientes, tanto actuales como los que se me presenten, y encontrar una solución a todos mis problemas de amor, a todas mis necesidades laborales y económicas.  Indio Bravo iluminame con tu fuerza he sabiduría para que pueda conseguir mis metas y deseos, para que yo pueda vivir en paz y ser dichoso, y también a todas las personas que valoro y amo. !Oh! indio bravo, al que le tengo una gran fe, estoy bajo tu guía y protección, confíando en que hagas justicia en todo lo que os pido, en mis oraciones hacia ti para que tengas la paz, entendimiento evolucion y la luz y Gloria merecida. Así sea. Se rezan tres Padres nuestros tres credos y se enciende una vela verde Y UNA LAMPARA DE ACEITE DE COCO. (se recomienda rezar el padre nuestro y credo espiritista)

ORACION AL INDIO DE LOS 7 PODERES ¡Oh! Glorioso y bravo Indio de los siete poderes en quien Dios todopoderoso confió los siete poderes y con su gloria fuiste bendecido, y consagrado con la madre tierra para que con tu luz divina encamines y des claridad a los hombres y mujeres en este mundo material. Te pedimos misericordia y acogenos Te Pedimos Misericordia Y Acojenos En Tu Santo Y Divino Hogar Espiritual Dandonos Ese Pan Espiritual Que Tanto Necesitamos, En El Nombre Del Padre, Del Hijo Y Espiritu Santo Invoco Tu Nombre En Las 7 Direcciones, Caminos En El Cielo Y La Tierra En Los Rios Y Mares De Este Mundo Para Que Con Tu Gran Poder Y Luz Brillante Del Arcoiris Nos Ilumines En Nuestros Caminos Materiales Y Espirituales Y Alives Mi Atribulado Espiritu. Y Para Ello Nos Concedas , La Sabiduria Con Que He De Realizar Mis Tareas De Mi Vida Cotidiana Y Ordenar Mis Pensamientos Para Bien, Caridad Y Glorificar Mas El Nombre Bendito De Dios Todopoderoso Y Alabarte, Y Agregar Mas Gloria A Tu Nombre Asi Sea. !Oh! Indio De Los Siete Poderes. Te Rogamos Nos Brindes La Proteccion Con Que Salvaguardastes A Tu Tribu, La Tierra Su Fauna, La Flora, Sus Aguas Y Cielos Y Todos Los Elementos De Nuestro Planeta Y Madre Tierra, Se Bravio, Fuerte Y Sigiloso, Habil Y Poderoso Contra Nuestros Enemigos Y Defiendenos Contra Todo Mal He Localizalos Con Tu Vista De Aguila Y Que Tu Hacha, Lanza, Arco Y Flechas Nos Libre De Todo Lo Malo En Mi Contra Asi Sea. !Oh! Indio De Los Siete Poderes Ayudanos Con Nuestra Salud Que Tus Brujos Yerberos Nos Den El Brebaje Indicado Para Nuestras Condiciones Tanto En Lo Material Como En Nuestra Salud Espiritual, Libranos De Esas Larvas Y Espiritus Que Nos  Roban Nuestra Energia, Sanadnos, Por Tu Bendito Poder Y Concedenos La Buena Salud Ahora Y Siempre Asi Sea. !Oh! Poderoso Indio De Los Siete Poderes Que Pueda Yo Con Mi Sudor Y Esfuerzo Conseguir El Pan De Cada Dia Y Que El Dinero Nunca Me Falte, Para Asi Cubrir Mis Necesidades Y La De Los Mios Y Que En Mi Hogar Siempre Haiga El Dinero Suficiente Para Mo Padecer Necesidad Asi Sea. !Oh! Indio De Los Siete Poderes Concedenos La Prosperidad En Todos Los Aspectos De Nuestra Vida, En Mi Lugar De Labores, En Mi Hogar, En Mis Negocios En Todo Aquello Que Sea Para Bienestar Mio Y De Mi Familia Y Asi Poder Compartir Con El Mas Necesitado, Indio Te Roganos Nos Sostengas En Prosperidad Para Asi No Depender De Nadie Asi Sea. !Oh! Indio De Los Siete Poderes Traernos La Paz En Nuestros Espiritus Encarnados En El Lecho De Mi Hogar, En Mi Lugar Donde Trabajo, Donde Frecuento Con Mis Amistades, Asistenos En Las Tribulaciones Danos Paz, Tranquilidad Para Asi Aprender Las Lecciones O Pruebas Que He De Pasar En Esta Vida  Que Los Aromas De Nuestra Madre Tierra Nos Traigan La Paz Que Las Aguas Nos Página 44 de 45

Traigan La Paz, Que Los Vientos Nos Traigan La Paz,Que La Flora Nostraiga La Paz, Que La Tierra Nos Traiga La Paz, Que La Fauna Este Con Nosotros En Paz, Que Nuestro Padre Sol Este Con Nosotros En Paz, Que Los Cielos Y La Tierra Este Con Nosotros En Paz Asi Sea. !Oh! Indio De Los Siete Poderes Hacednos Privilegiados En El Amor, Que Seamos Bien Vistos, Elegantes Y Atractivos A La Persona Que Pretendamos, Asi Mismo Dadnos Amor Para Con Nuestro Projimo Que Emane Amor Siempre En Nuestros Corazones Y Almas Y Ser Un Espiritu Lleno De Amor Y Luz El Cual Busca Estar Al Lado De Nuestro Creador Dios Todopoderoso Amen Jesus Asi Sea Y Su Santa Madre Maria Nos Cobije Y Proteja Junto A Ti Indio, Bravio, Poderoso De Los Siete Poderes. Indio A Ti Elevo Mi Atribulado Espiritu, En Quien Confio Y Tengo Fe De Tu Gran Poder Conferido Por Dios Nuestro Padre Celestial. Paz Y Justicia, Amor Y Caridad En El Nombre Del Padre, Del Hijo Y Del Espiritu Santo Amen Jesus. Hagase 3 Padre Nuestros, 3 Credos Y 3 Salves. (Recomendado El Padre Nuestro Y Credo Espiritista) Y Encienda El Velon De Los 7 Poderes Indios O De Los Colores Y 1 Lampara De Aceite De Coco.

Página 45 de 45