Las Ciudades Criollas

Grupo 3 11/10/2013 Luis Enrique Castillo Daniel Orlando Chacón Paola Andrea Izquierdo Angélica G. Mora EXPOSICIÓN - LA

Views 30 Downloads 1 File size 385KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

Grupo 3

11/10/2013

Luis Enrique Castillo Daniel Orlando Chacón Paola Andrea Izquierdo Angélica G. Mora EXPOSICIÓN - LAS CIUDADES CRIOLLAS

El texto desarrolla la perspectiva de evolución y adaptación de la clase social criolla en el lapso de tiempo previo, durante y posterior al proceso de independencia, evaluándola en aspectos económico, sociológicos, urbanos y culturales; muestra también el proceso de gestación de la nueva mentalidad independista y cómo esta afectó cada uno de los aspectos ya mencionados, clasificando el proceso desde los ámbitos de:

1. VIEJA Y NUEVA ECONOMÍA ANTES DE LA INDEPENDENCIA No hubo grandes cambios en los sistemas productivos sin embargo, a pesar de extinguirse la encomienda, poseedores de tierras y minas se beneficiaban de un servil trabajo por parte de los indios. También hubo afinamiento de la rutina y creció producción para el mercado urbano; en cuento a la agricultura se gestaron nuevas ideas de desarrollo, en cuanto a la ganadería se notó un crecimiento de los viejos hatos y la minería se caracterizó por la aparición de nuevas vetas. DESDE LA INDEPENDENCIA: Generó conmoción social, las tierras y minas cambiaron muchas veces de manos. El desarrollo mercantilista contradecía el régimen monopolista de las metrópolis. Esto generó:   

Crecimiento de importaciones y exportaciones El movimiento comercial llegaba por medio del contrabando Las capitales y los puertos se vuelven focos comerciales

También cabe destacar que la liberalización del régimen comercial (en el que Portugal y España suprimen trabas) generó la expansión de las metrópolis, ampliando las perspectivas, se abren relaciones directas con los centros de comercio inglés y se establecen los comerciantes extranjeros.

2. UNA SOCIEDAD CRIOLLA Se presentan cambios en la sociedad de barroca a criolla (finales del s.XVIII) siendo los principales:  

El Impacto mercantilista que estimulaba el desarrollo de las ciudades: crisis de la ciudad barroca. Con el paso del tiempo, se modifica la estructura de una sociedad que deja de ser de colonizadores y las clases sometidas: se “acriolla” la sociedad. Cada vez hay más criollos y pardos y era tan contundente que empieza a dislocar el sistema constituido por la conquista, lo cual constituía una amenaza para el sector peninsular.

Este proceso de cambio en la sociedad es denominado criollización y es a partir de este que se presentan características como:  





 

A diferencia de la sociedad barroca que era estática, la nueva sociedad criolla era dinámica. Paralelamente, en lo rural empezó a formarse una sociedad marginal de inmigrantes, esclavos libertinos y prófugos de la ley; gente campestre que luego penetraron en la ciudad por los suburbios. Al igual que las sociedades rurales, aparecieron de los grupos peninsulares las nuevas burguesías con nuevas mentalidades mercantiles y a favor de los grupos rurales y de la nueva sociedad. Los grupos populares (populacho) tienen la posibilidad de un ascenso social y de integración a la sociedad hidalga, y los españoles “blancos” pierden su importancia. El mestizo tiene una condición privilegiada (Real Cédula de 1795 de Caracas) División entre criollos viejos (comprometidos con la nueva sociedad ) y nuevos (comprometidos con las coronas europeas)

3. LA NUEVA FISONOMÍA URBANA Se desarrolla en un contexto donde se presenta un Incremento de la actividad comercial, apertura hacia el mundo mercantil, un notable Crecimiento de la población urbana donde a su vez Los lugares de habitación y los de comercio o actividades laborales eran diferenciados e intercomunicados. La Sociedad abigarrada se nota preocupada por la ostentación del nivel social y por el ascenso del mismo y hay un Aumento de familias ilustres con la afirmación de la conquista, que mostraban un interés de conservar un “modo de vida noble”, surgiendo así un interés por el mundo mercantil y por alcanzar una educación acorde con la época de las luces. Se difunde el gusto por las tertulias de sobre literatura, política, filosofía, economía y ciencias. De este modo, las Ciudades se hallan politizadas y surgen movimientos revolucionarios encabezados por las nuevas burguesías criollas.

Las principales repercusiones urbanas que se presentan en este marco de situaciones son: El crecimiento de las ciudades comienza a acelerarse especialmente en las últimas décadas del siglo XVIII, sobre todo en aquellas que recibieron súbitamente el impacto de la activación comercial. Sin embargo, No todas las ciudades gozaron de este esplendor, fueron sobre todo lo puertos, las capitales, y aquellas en las que un azar provocaba una explosión de riqueza. La sociedad abigarrada usaba la ciudad más que antes y desbordaba los lugares públicos, de modo que la preocupación por la limpieza elemental. El aprovisionamiento de agua y el sistema de alcantarillado se mejoró en las capitales, en las que empezó a instalarse un rudimentario alumbrado público. Así mismo, se dotó de equipamientos la ciudad como hospitales, cementerios, hospicios. Posteriormente se da la presencia de suburbios (borde urbano-rural), evidencia de una incipiente diferenciación de barrios y las manzanas próximas a las plazas conservaban, en su conjunto, el mayor prestigio, algunas calles definían su fisonomía: algunas alineaban las casas de las familias más importantes y otras reunían los comerciantes o artesanos de un mismo ramo. Pero un poco más allá las parroquias más alejadas a cuyo alrededor se iba apretando la edificación, se constituían barrios populares.   

Más y mejores casas comenzaron a levantarse en terrenos antes baldíos y la ciudad fue llenándose. Forzadas por su expansión las ciudades latinoamericanas debieron empezar a preocuparse por los problemas que aparecían en ellas. Se procuró regularizar el trazado de la ciudad, delimitar los espacios libres, trazar o mejorar los paseos públicos y someter a algunas reglas la edificación, sin embargo la mayor preocupación fue ordenar el funcionamiento de la ciudad.

Ciertas ciudades amenazadas erigieron nuevos fuertes, de acuerdo con las concepciones dieciochescas de la ingeniería militar; y algunas levantaron y perfeccionaron sus murallas. Se agregaron a las viejas capitales en el proceso de expansión las nuevas capitales de intendencia que aparecieron al instaurarse el nuevo sistema administrativo español en 1788. Así mismo ciudades fueron fundadas como consecuencia de una marcada tendencia a recoger la población dispersa por los campos, y algunas surgieron solas, como resultado de una actividad económica muy productiva que las tonifico desde muy pronto.

4. REFORMAS Y REVOLUCIONES En víspera de todos estos acontecimientos internos y externos, se va formando una nueva mentalidad producto del crecimiento dispar de los grupos blancos y las castas. Al ser cada vez menos criollos blancos, el proceso de mestización y aculturación trajo la expansión de este grupo social y allí pronto se desprendieron aquellos a quienes les correspondería el gobierno: las burguesías criollas ilustradas.

Todo esto debido a que Los peninsulares limitan su poder a mediados del Siglo XVIII en la llamada era de las reformas, acentuando así el autoritarismo y educar a las burguesías ilustres se convierte en una prioridad para los peninsulares, todo desde la nueva perspectiva de que el comercio, la industria y la opulencia son los únicos apoyos de la preponderancia de un estado. La educación se traduce prontamente en una actitud reformista que sacude al sistema tradicional, viendo la evidente desigualdad e injusticia del pueblo y el derecho que tenían las sociedades coloniales de trabajar para sí mismas, un pensamiento que surge desde los grupos progresistas peninsulares. También, tras la expulsión de los jesuitas se hizo visible que la nueva mentalidad tenía tanto discípulos como opositores en las colonias. Así se consolida una ideología reformista metropolitana, asumida por esta burguesía criolla incipiente, que corría el peligro de convertirse en una ideología revolucionaria. En un contexto latinoamericano, se da el establecimiento de comercio libre Construyéndose así Hospitales, cárceles y Escuelas: la Academia Científica de Rio de Janeiro, Escola Mineira (Brasil),Universidad de Charcas (Bolivia), Real Convictorio Carolino (Buenos Aires), etc.

“Un afán de saber y un designio de transformar el opaco mundo colonial vibraba en los jóvenes que se acercaban a las fuentes del pensamiento moderno”.1

REFORMA SE TRANSFORMA EN REVOLUCION: Finalmente se presenta una ola de insurrecciones anticoloniales desde 1780, generalmente apoyadas y buscando vincularse a la autoridad británica, casi siempre contra un objetivo concreto (gravámenes), mostrando la insospechada fuerza oculta en la población indígena y rural; destacando como revoluciones rurales:   

PERU: El indígena Túpac Amaru y en Cuzco el criollo mestizo Lorenzo Farfán en un intento de equiparar la condición de los mestizos a la de los indios. BOLIVIA: El movimiento gritaba “que muera el Rey de España” SANTIAGO DE CHILE: Buscó el apoyo de ingleses y franceses.

Y como movimientos urbanos (influencia de la ilustración y crisis ibérica):     1

ORURO: Muestran la ambivalencia de la posición de los criollos NUEVA GRANADA: Los comuneros logran con el apoyo indígena logrando la afirmación de los derechos de los criollos. BRASIL: Se integran las clases altas criollas con las populares afirmando un nativismo como grito de batalla. VENEZUELA: Derechos del hombre, querían el fin de la dominación española.

ROMERO, José Luis. Latinoamérica: las ciudades y las ideas. Medellín, Editorial Universidad de Antioquia, 1999

5. LAS BURGUESÍAS CRIOLLAS: ILUSTRACÍON Y CAMBIO La burguesía criolla logra consolidarse de las pequeñas minorías comerciantes a una clase social con mayor poder económico y político a finales del siglo XVIII. La filosofía de la ilustración es aceptada por la burguesía criolla y a partir de ella construyen una ideología de cambio para la economía y la sociedad. Se reconocían como una sociedad mezclada y de rasgos confusos, de criollos y mestizos que participaban de la vida de la tez blanca. La nueva clase social, guiada por los principios iluministas europeos, se preocupa por la acumulación de conocimientos teóricos y prácticos, además de reivindicar los oficios y la labor artesanal de la población criolla y la explotación agrícola. Este proyecto de cambio de los burgueses generó, además de una población campesina más “ilustre y útil para la sociedad”, un aumento favorable en la economía agrícola y mercantil y en la calidad de vida de los criollos en general. Así, se establece una nueva relación Explotador/Explotado con el campesinado, pero admitiéndolos como parte del cambio social que generaban; desaparece la relación Vencedor/Vencido tradicional de la hegemonía española. (...) Era el Triunfo de la razón sobre la rutina…2 Los cambios generados por este “proyecto reformista” alteraron radicalmente la estructura social urbana y rural, quebrando el orden político colonial y estallando en un “proyecto revolucionario” del campesinado “ilustrado”. Para los tradicionalistas coloniales esta anarquía requiere de un control y una represión, generando tensiones y conflictos al interior de la ciudad. La burguesía que había estimulado los cambios sociales del campesinado, ahora era víctima de sus acciones, lo que la llevo a ceder ante las presiones de la revolución, disolverse paulatinamente e ir perdiendo el carácter social conseguido.

BIBLIOGRAFÍA: ROMERO, José Luis. Latinoamérica: las ciudades y las ideas. Medellín, Editorial Universidad de Antioquia, 1999

2

Óp. Cit. Capítulo V