La cocina del sentido.

La actividad del hombre moderno es leer y observar signos sociales, como pueden ser imágenes, gestos, comportamientos (a

Views 74 Downloads 4 File size 167KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

La actividad del hombre moderno es leer y observar signos sociales, como pueden ser imágenes, gestos, comportamientos (a pesar de que estos sean heteróclitos). La semiología plantea justamente el análisis de de este mundo en donde estamos rodeados de signos (pero estos signos no tienen la simplicidad de las letras del alfabeto, de las señales del código vial o de los uniformes militares: son infinitamente más complejos y sutiles. Por lo tanto, descifrar los signos del mundo quiere decir siempre luchar contra cierta inocencia de los objetos.) ¿Por qué la cocina del sentido? Barthes lo utiliza como metáfora. Se podría decir que así como la cocina trabaja con la comida, el semiólogo trabaja con los signos y los distintos sentidos de estos. Esto constituye una empresa inmensa. ¿Por qué? Porque un sentido nunca puede analizarse de manera aislada. La lectura de los signos es muy normal para nosotros: implica valores sociales, ideológicos y culturales y es de carácter doble. En este carácter doble estarían implicadas estas dos lecturas: en primer lugar lo que se ve, es decir el mensaje denotado, en segundo término lo que implica (o desborda al signo) , es decir el mensaje connotado. Por ejemplo: vemos un hombre como un BMW, un Ferrari o cualquier otro que sea de una marca reconocida al cual solo se puede acceder con bastante dinero. Voy a tener dos lecturas: la primera será ver a un hombre con un auto, la segunda lectura será el ver que este hombre tiene una condición social alta. La semiología se basa en la reflexión de la lectura del segundo mensaje, del que están dotados los sentidos