Gran Colombia. Resumen sobre Ecuador en la Gran Colombia.

Breve resumen sobre Ecuador en la gran Colombia.Descripción completa

Views 82 Downloads 1 File size 239KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

GRAN COLOMBIA.- Nombre dado a la República creada por Simón Bolívar en el Congreso de Angostura de 1819.

Inicialmente estuvo integrada por los territorios de Venezuela y Nueva Granada (incluyendo Panamá), y en 1822, luego de la Batalla del Pichincha anexó también los territorios de Guayaquil, Quito y Cuenca (el Ecuador actual y todos los territorios que la rapiña peruana nos ha arrebatado a través de la historia).

Para su administración estuvo dividida en tres grandes distritos: La Capitanía General de Venezuela era el Distrito del Norte; el Nuevo Reino de Granada fue el Distrito Central; y el Distrito del Sur (del cual era parte el Departamento de Guayaquil), que estuvo formado por los territorios de lo que más tarde sería la República del Ecuador.

La disolución de la Gran Colombia se inició el 6 de mayo de 1830 cuando Venezuela reunió su primer Congreso Constituyente, que desconoció la autoridad de Bolívar y la estructuración constitucional promulgada en Bogotá por el Congreso Admirable; nombró al Gral. José Antonio Páez como primer Presidente de la República de Venezuela; y finalmente, en un increíble gesto de ingratitud, desterró al Libertador y lo declaró fuera de la ley.

Una semana más tarde, el 13 de mayo se reunió en Quito -en el salón principal de la Universidad de Santo Tomás- una asamblea que acordó la separación del Distrito del Sur para conformar un estado libre e independiente, y que encargó el poder civil y militar al Gral. Juan José Flores, que ejercía el cargo de Jefe Superior del Distrito del Sur de Colombia.

Entonces y en un desesperado intento por evitar su disolución definitiva, Bolívar pidió a Sucre que se traslade a Quito para que realice las gestiones necesarias, pero el Gran Mariscal no pudo cumplir con su misión, porque el 4 de junio, mientras viajaba, fue cobarde y traicioneramente asesinado en las montañas de Berruecos (ver: Asesinato de Sucre).

Finalmente, convocada por el Gral. Flores, el 14 de agosto de 1830 se reunió en la ciudad de Riobamba la Primera Constituyente, que dictó la primera Carta Fundamental de la República del Ecuador.

En ese día el Distrito Sur, es decir la antigua Audiencia de Quito –sin advertir el trastocamiento de la prédica de Bolívar y rompiendo el concepto cultural, político y espiritual de “Patria Grande Latinoamericana”- proclamó su independencia de la Gran Colombia, transformándose en república autónoma, a través de una Asamblea de Notables de Quito, para decirlo en otros términos: la aristocracia quiteña. El Distrito Sur estaba integrado por tres departamentos: “El Departamento de Ecuador, con todo el norte del país donde Quito es la capital, por otra parte el Departamento de Azuay, (todo la parte austral ecuatoriana) cuya principal ciudad es Cuenca; y, finalmente, el Departamento de Guayaquil, con jurisdicción en toda la costa. El ejecutor del separatismo ecuatoriano fue aquel que hasta ese momento había sido el prefecto general del Distrito Sur; un general venezolano, coterráneo de Bolívar, pero que al parecer no había comprendido en profundidad cuál era la garantía de la libertad: la unidad. Ese caudillo llanero se llamaba Juan José Flores (1801-1864), aunque había asumido con el rango de mandatario provisional, pero con amplias atribuciones para la organización del nuevo Estado. Sin haber cumplido los 30 años se sintió dueño de un nuevo país. Los ecuatorianos, con una visión localista de la situación, sin horizonte histórico, lo aclamaron como “El Fundador” de la república. Pero no fue suficiente, él también quiso ser “El Defensor” del nuevo régimen. Es decir, en

consideración de los gobernadores de los otros dos departamentos –recordemos que él era el responsable del departamento de Quito-, tanto de Guayaquil, como de Azuay, estaban bajo el mando del general Flores. Para solidificar su obra pretendió ser, el mismo, la esencia de una nueva Constitución. Por tal razón el 31 de mayo de 1830, el general Juan José Flores en su calidad de Encargado del Mando Civil y Militar, firmó el decreto de convocatoria para una Asamblea Constituyente. No habría en la nueva constitución ni dificultades bicamerales, mucho menos tricamerales, como lo había visto en el Pacto Fundamental vitalicio: bastaba con una sola cámara y en lugar de un numeroso e “ingobernable” gabinete de ministros, se contentaba con un ministro, también único, claro. De esta manera el poder podía concentrarse en una sola mano con mayor facilidad. Fue la primera constitución política de la República del Ecuador tras su creación después de la separación del Distrito Sur de la Gran Colombia. La misma fue redactada por la Asamblea Constituyente de 1830 reunida en la ciudad de Riobamba el 10 de agosto y que inició sus sesiones el 14 de agosto con la asistencia de 20 diputados.

Dibujo de la primera Asamblea Constituyente en Riobamba

La constitución fue aprobada el 11 de septiembre de 1830 por el Congreso Constituyente quien en 45 días, además de la Nueva Constitución, también expidió varias leyes orgánicas. Se preveía que la guerra civil era inevitable. Flores quiso aprovechar la oportunidad “balcanizadora” para anexarse Pasto, pero fue vencido.

Panorámica de Pasto, departamento de Nariño, actual Colombia; que Flores quiso anexar a Ecuador y fracasó.

Atendiendo a sus transparentes propósitos conservadores, los liberales del mismo terruño lo combatieron. El inspirador de los liberales ecuatorianos fue Vicente Rocafuerte. Flores advirtió el potencial poder de Rocafuerte y lo envió al ostracismo. El cabecilla de la oposición instituyó frente a Guayaquil, en la isla Puná, un gobierno efímero pero significativo. Traicionado por sus seguidores, Rocafuerte fue a dar con sus huesos a la prisión; como era de esperar –pues entre bueyes no hay cornadas- fue bien tratado por Flores e hizo las paces con él, el 3 de julio de 1834.

Vicente Rocafuerte, el caudillo liberal que en 1834 alcanzaría la presidencia ecuatoriana.

Después de la batalla de Miñarica, en que Flores venció a sus enemigos, el 18 de enero de 1835, se inicio una etapa de apaciguamiento de los ánimos. Flores y Rocafuerte pactaron una especie de alternabilidad del gobierno, entre conservadores y liberales.