Ensayo libros de Vitruvio

Facultad de Ingeniería, Ciencias y Arquitectura Arquitectura 3°B Historia universal II Arq. Inocencio Luevanos Colla

Views 311 Downloads 1 File size 79KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

Facultad de Ingeniería, Ciencias y Arquitectura

Arquitectura 3°B

Historia universal II

Arq. Inocencio Luevanos

Collazo Torres María del Carmen

Jueves 17 de Noviembre

Introducción Marco Vitruvio polión fue un escritor, arquitecto, ingeniero, y tratadista romano, fue arquitecto de Julio César durante su juventud. Es el autor del tratado sobre arquitectura más antiguo que se conserva y el único de la Antigüedad clásica, sus 10 libros están probablemente inspirados en teóricos helenísticos. La obra trata sobre órdenes, materiales, técnicas decorativas, construcción, tipos de edificios, hidráulica, colores, mecánica y gnomónica. A Vitruvio se le considera a veces libremente como el primer arquitecto, pero es más exacto describirlo como el primer arquitecto romano que escribió registros de su campo. Él mismo cita a obras mayores, pero menos completas. Era al menos un pensador original o tenía el intelecto creativo de un codificador de la práctica arquitectónica existente. El pensamiento de Vitruvio se inspira en conceptos de racionalismo aritmético de origen pitagórico que se complican al combinarse con principios prácticos. En efecto, en su juicio interviene continuamente el elemento de la experiencia en el arte de construir. Desde un punto de vista teórico sus ideas son algo confusas, y su interpretación de algunas categorías sobre las que el autor parece fundarse, no tiene nada seguro. En la Edad Media, más precisamente en el año 1486, la obra de Vitruvio fue reeditada en Roma y de inmediato se convirtió en una inspiración para muchos artistas del Renacimiento inclinados absolutamente a la propuesta de la antigüedad clásica. Posterior y progresivamente se irían difundiendo por todo el mundo que la consideraría como una preciadísima fuente documental, por lo mencionado y también por las consideraciones sobre esculturas griegas y romanas y pintura que propone. Hoy es prácticamente nulo el legado arquitectónico de Vitruvio ya que el tiempo causó estragos en él, solo existen algunos en la población de Fano, siendo la Basílica de Fanum y un arco de triunfo

modificado, las únicas referencias concretas, de todos modos, Vitruvio, edificó muchísimos monumentos en su época, fue el responsable de importantes avances como la invención del módulo quinario para la construcción de acueductos y fue el autor de varias proyecciones de máquinas de guerra.

En su primer libro marco Vitruvio nos habla de varios aspectos importantes que debe de tener un arquitecto, consta de siete capítulos en los cuales nos va dando una introducción a como ser un buen arquitecto, nos da conceptos para entender que características debemos de mejorar, tales como los valores, la filosofía, la práctica, el conocimiento, también como entender la música, es decir, como la relacionamos con la ciencia, con el entorno, con lo que queremos dar a entender con nuestro sentir, también el relacionarse con el medio ambiente, porque es uno de los factores más importantes para llevar a cabo nuestra construcción. En base a todo lo anterior el hombre adquiere ciertos talentos, y es muy privilegiado por eso. Nos da a entender los elementos de una arquitectura, los cuales son, la simetría, el orden, la disposición, el ornamento y la distribución y la explicación de cada término para poder usarlos a nuestra conveniencia y así mejorar nuestras obras y poder entender un poco más la arquitectura. Así como las partes de una arquitectura, las cuales son la seguridad de la obra, que todo se lleve a cabo bajo las reglas de seguridad para que pueda funcionar perfectamente, también algo que importa mucho es la salubridad de los elementos a utilizar, saber de su cuidado.

Nos muestra cómo empezar la construcción de una muralla o castillo, en este texto se habla del entorno adecuado para dicha construcción, que elementos favorecen y con cuales tener cuidados y que tenemos que tener en cuenta antes de empezar a planear la construcción. Ya que el entorno queda explicado, Vitruvio procede a hablar del entorno interior y de las divisiones de una muralla o de un castillo, que es conveniente y que no. En el último capítulo de su primer libro habla sobre los lugares para edificios de uso común, de cómo obtener una buena división de nuestro espacio, y del entorno exterior. De cómo usar las calles, avenidas, plazas etc. a nuestro favor.

En su segundo libro nos cuenta una pequeña anécdota de un arquitecto que se presentó ante Alejandro para presentarle unas obras de grandes murallas y espectaculares catillos para ganarse su protección. El primer capítulo habla sobre Las comunidades primitivas y como eran sus costumbres, como Vivian nuestros antepasados, como cazaban a fieras salvajes para poder sobrevivir, como usaban la leña para empezar a conocer el fuego, y como se fueron dando cuenta de que la naturaleza les daba madera resistente para construir algo estable y ya no tener la necesidad de estar en movimiento constantemente. La mecánica, la construcción y la Gnomónica son las partes esenciales de la arquitectura, forman parte del tercer capítulo de

este libro, y habla de que en los edificios públicos se dan tres posibles objetivos: la protección, el culto y la situación ventajosa. En una construcción hay que saber que materiales se van a usar y que calidad tienen, que características, y qué ventajas tiene cada material, como lo es la arena, porque es algo indispensable para empezar una construcción. Otro material es la cal se obtiene por calcinación de piedra blanca o sílice; la cal que resulte de piedra dura y compacta será muy útil en la construcción y la que resulte de piedra más porosa será mejor para los enlucidos. Cuando la cal queda apagada, se mezcla con arena de cantera, en proporción de tres cuartas partes de arena por una de cal; Existe una clase de polvo que se da en la región de Bayas, en las comarcas de los municipios situados cerca del volcán Vesubio. Mezclado con cal y piedra tosca, ofrece una gran solidez a los edificios e incluso en las construcciones que se hacen bajo el mar, pues se consolida bajo el agua. Parece que esta particularidad se debe a que, bajo las montañas, hay tierras ardientes y abundante agua caliente, que no se darían si no hubiera en las profundidades magma en grandes cantidades, que arde o bien por el azufre, o bien por el alumbre, o por el betún. La cantera y la madera también son materiales que se usan para la construcción, debido a su resistencia y porque son materiales con muchas ventajas y que pueden embellecer a una construcción. Hay temporadas en que resulta que la madera es mejor para su debido uso y su mayor resistencia.

Este libro también se empieza con una anécdota donde habla de Sócrates. La disposición de los templos depende de la simetría, cuyas normas deben observar escrupulosamente los arquitectos. La simetría tiene su origen en la proporción, que en griego se denomina analogía. La proporción se define como la conveniencia de medidas a partir de un módulo constante y calculado y la correspondencia de los miembros o partes de una obra y de toda la obra en su conjunto. Es imposible que un templo posea una correcta disposición si carece de simetría y de proporción, como sucede con los miembros o partes del cuerpo de un hombre bien formado. Las principales estructuras de los templos de las que derivan su aspecto o figura exterior son: en primer lugar, el templo in antis, en griego naos en parastasin; a continuación, los llamados próstilo, anfipróstilo, períptero, pseudoperiptero, hipetro. Su diferente estructura obedece a estas características: será un templo “in antis” cuando posea en la fachada unas pilastras que delimiten las paredes que rodean el santuario y entre las pilastras se levanten dos columnas; en la parte superior, un frontón dispuesto con la simetría que detalladamente describiremos en este libro. Picnostilo, cuando tiene columnas muy espesas; sístilo, si sus columnas son más espaciadas. Diástilo, con las columnas aún más separadas; areóstilo, con las columnas más separadas de lo que es conveniente, éustilo, cuando las columnas están a una distancia proporcionada entre sí. Por tanto, el picnostilo tiene un intercolumnio de un diámetro y medio de la columna, como son el templo de Julio, el templo de Venus en el Foro de Cesar y otros templos levantados de manera similar.

Las principales estructuras de los templos de las que derivan su aspecto o figura exterior son: en primer lugar, el templo in antis, en griego naos en parastasin; a continuación, los llamados próstilo, anfipróstilo, períptero, pseudoperiptero, hipetro.

Su diferente estructura obedece a estas características: será un templo “in antis” cuando posea en la fachada unas pilastras que delimiten las paredes que rodean el santuario y entre las pilastras se levanten dos columnas; en la parte superior, un frontón dispuesto con la simetría que detalladamente describiremos en este libro. Un ejemplo de templo “in antis” es el que está junto a las tres Fortunas, próximo a la puerta Collina. Una parte importante de los templos son sus tres tipos de columnas, una de ellas es el orden jónico: El Orden Jónico es el segundo, en sentido cronológico, de los órdenes arquitectónicos clásicos que tuvo su origen hacia el siglo VI a. C. Sus principales características son las siguientes: La columna va dotada de basa. Se trata de una pieza de apoyo compuesta por tres molduras: dos boceles circulares o medios toros y una escocia intercalada entre ambos. El fuste es de sección circular, y suele presentar un ligero éntasis o gálibo. Posee 24 acanaladuras o estrías separadas entre sí por finos filetes longitudinales. El tamaño total de la columna suele ser de dieciocho módulos y el del propio fuste de dieciséis. El capitel es el elemento más representativo de este orden y se reconoce por las dos volutas o espirales con que se adorna. Forman parte del equino que se completa con otros ornamentos en forma de ovas y dardos El entablamento mide generalmente un quinto del orden total. El arquitrabe, que se muestra usualmente descompuesto en tres bandas horizontales superpuestas y escalonadas.

El friso es una banda continua adornada con una sucesión de metopas solamente. Carga directamente sobre el arquitrabe. La cornisa coronada por el alero forma un saledizo que generalmente cuenta con una moldura de tipo cimacio.

En la introducción del su cuarto libro le dice al cesar que ya que hablo sobre el orden jónico, le dará importancia ahora a los dos órdenes restantes, el corintio y dórico. El orden corintio es el más elegante y ornamentado de los órdenes arquitectónicos clásicos. Se atribuye su creación al escultor griego Calímaco en el siglo IV a. C. Esencialmente es similar al orden jónico, del que difiere básicamente en la forma y tamaño del capitel. El orden dórico es el más arcaico y simple de los órdenes arquitectónicos clásicos. Cuanto más antiguo, más sencillo, dando sensación de robustez (protodórico), cuanto más tardío, más esbelto y proporcionado es; logrando así la armonía y belleza clásica. La longitud del templo se fijará de modo que sea el doble de su anchura; la Celia será una cuarta parte más larga que ancha, incluyendo la pared donde se colocarán los batientes de la puerta. Las otras tres partes se extenderán hasta las pilastras embutidas

en las paredes del pórtico; estas pilastras deben tener el mismo diámetro que el de las columnas. En coherencia con estas leyes y en base a cálculos matemáticos se harán unos vasos de bronce, en proporción a las dimensiones del teatro. Se fabricarán de modo que, cuando se golpeen emitan un sonido acordado en cuarta, quinta y, siguiendo un orden, hasta la doble octava. La acústica, los paseos detrás del teatro, los baños, las palestras los puertos entre otras partes del teatro son las que explica en este libro.

En el quinto libro el decidió que sus textos fueran un poco más complejos, que no fuera para todo público, pero a su vez eran temas muy habituales. Nos habla sobre el foro y las basílicas, explica a detalle cada una de las características de su construcción, sus partes, y que conformaba cada parte de ellas.

El erario, la cárcel y la curia deben quedar contiguos al foro, de manera que conjunto de sus proporciones esté en consonancia con el mismo foro. Una vez que ya ha sido establecido el foro, debe elegirse el lugar más favorable y saludable para el teatro, donde se desarrollen los juegos durante los días dedicados a los dioses inmortales, tal como hemos dicho en el libro primero, al tratar sobre las condiciones más salubres en la construcción de las ciudades. La armonía es una ciencia velada y difícil dentro de la música, y resulta aún más difícil para quienes ignoran la lengua griega. Las clases de modulaciones son tres: la primera se llama en griego harmonía; la segunda chroma y la tercera díatonon. La modulación «armónica» se forma artísticamente y por ello su canto posee una extraordinaria e importante restancia. La modulación «cromática», debido a su exquisita sutileza y a la contigüidad de sus sonidos, produce un resultado muy agradable. La modulación «diatónica» es más natural, posee una mayor separación de sus pausas o intervalos y resulta de gran sencillez.

El sexto libro trata sobre el clima y cómo influye el saber de el en nuestra construcción, nos explica a su principio eso con una pequeña anécdota. Nos habla de las proporciones de los edificios, de cómo usar las proporciones adecuadas, también habla sobre los aspectos importantes de cada instancia de dicho edificio, La disposición más conveniente de las casas, según la categoría social de las personas también es un aspecto importante a considerar. Las casas en el campo, y las casas griegas son otro tipo de construcción que tiene que tener su debido cuidado, y que son muy distintas a los edificios, que necesitan otras cosas y eso lo especifica. Nuestros antepasados no sólo tomaron la determinación de transmitir a la posteridad sus reflexiones, de modo inteligente y práctico, mediante las propuestas de sus comentarios con el fin de que no se perdieran, sino que además los fue ron engrosando en

cada momento publicándolos en volúmenes antiguos, y poco a poco llegaron a alcanzar la elegancia y la perfección de la ciencia. Por ello, debemos mostrarles nuestra mayor gratitud ya que no los dejaron en el olvido, ocultándolos celosamente, sino que pusieron máximo cuidado en entregar a los siglos futuros sus propios tratados, sus propios logros en toda clase de conocimientos. Esto es parte de su séptimo libro como también los pavimentos, su preparación y lo que conlleva. Y otra característica de este libro es como embellecer el entorno interno, como lo es la pintura, los colores de pintura, y lo que significa cada uno o como puede ser un problema de humedad, como tratarlo adecuadamente. El octavo libro trata principalmente sobre el problema de la humedad, las fallas que existen a causa de esta, y las funciones del agua en una edificación, las características que tiene el agua con sus distintas formas de origen. Llegando a su penúltimo libro el escribe sobre los misterios del universo y sus planetas, las fases de la luna, la iluminación natural que debemos de aprovechar. Cómo va la rotación de los signos zodiacales y descubrimientos que él hace en base a esto y lo que él logra entender sobre el universo. El décimo libro nos aporta un gran manual de herramientas que se usaron el sus tiempos, para construcción y para el día a día. De que estaban hechas, como se usaban, su origen, sus materiales, sus partes, todo para que entendamos como esas herramientas fueron fundamentales para ayudar al hombre en su construcción y sus necesidades diarias.

En sus 10 libros marco Vitrubio nos da muchas aportaciones y son de gran ayuda para un arquitecto o para un estudiante, ya que muestra muchas técnicas y definiciones muy importantes en el ramo de la arquitectura, da a resaltar las características fundamentales y pensamientos que debemos de tener y que no se olvide el motivo de este arte que es la arquitectura, gracias a sus aportaciones a avanzado mucho la arquitectura y muchos personajes importantes han tenido la ayuda de estas aportaciones para llevar a cabo sus más grandes obras.