Ensayo Escuelas Para Padres

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR INSTITUTO PEDAGÓGICO DE MATURÍN SUBDIR

Views 167 Downloads 0 File size 120KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR INSTITUTO PEDAGÓGICO DE MATURÍN SUBDIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO EXTENSIÓN SAN ANTONIO DE CAPAYACUAR MUNICIPIO ACOSTA - ESTADO MONAGAS

ENSAYO

LA ESCUELA PARA PADRES COMO MECANISMO DE APOYO ESTUDIANTIL

FACILITADOR:

AUTORA:

PROF. RONNY VICEN

PROFA. FRANCYS VELASQUEZ

C.I.: 13.835.632

SAN ANTONIO, FEBRERO DE 2013

El mejoramiento en la calidad de la educación Venezolana siempre ha sido preocupación, tomando en consideración que la misma debe ser un medio para el progreso de la comunidad, debiéndose lograr a través de la formación de un individuo culto, sano, crítico y apto para participar activamente en el desarrollo productivo del país. Ahora bien, tanto la escuela como la familia han tratado en lo posible de cumplir con este precepto. La familia a su manera, basada en experiencias transmitidas de generación en generación han moldeado la educación de sus hijos; la escuela como órgano sistemático del estado, ha fallado al no lograr la sincronización de estrategias para hacer que el trabajo escolar tenga continuidad en el hogar y se logre un rendimiento estudiantil satisfactorio. La Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (1998), en su artículo 54, establece la obligación de los padres y representantes de garantizar la educación a los niños y adolescentes, exigirles su asistencia regular a clases y participar en su proceso educativo; además la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), en su artículo 76 establece el deber compartido e irrenunciable del padre y la madre de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos e hijas.

Sin embargo, a pesar de lo establecido en las leyes venezolanas, muy pocas familias se esmeran en mantener el carácter natural de educar a sus hijos; las causas son muy diversas, entre las que se pueden mencionar la desintegración familiar, el trabajo, el desempleo, la fatiga, la ignorancia o apatía sobre el compromiso real de los padres. Por otra parte, muchos padres han dejado la responsabilidad educativa en manos del maestro y sus hijos acuden a las escuelas casi obligadas, a veces tan descuidadas en su apariencia personal, que a primera vista se demuestra la falta de atención familiar. La falta de apoyo en el hogar afecta al niño, quien debido a su inexperiencia opta por no cumplir con sus compromisos escolares, viendo a

1

la escuela como un castigo, generando de esta manera un rendimiento escolar nada satisfactorio.

Ahora bien, una realidad pertinente lo esta atravesando la Escuela Primaria Bolivariana “Barrancas”, ubicada en la localidad de Guanaguana, específicamente el 5to. Grado, sección A de esa institución donde los representantes de los 30 niños no asumen como familia su responsabilidad en la reafirmación de las actividades escolares, lo que trae como consecuencia el bajo rendimiento académico de los niños y niñas.

Conocida la problemática y, de acuerdo a las estadísticas manejadas por la docente de aula, acerca del bajo rendimiento, se hace necesaria la creación de alternativas viables que busquen incorporar a los padres en las actividades escolares de sus hijos, y una de ellas es la Escuela de Padres. A tal efecto, Isaacura y Gaití (2002), plantean: “La escuela para padres es una herramienta eficaz para estimular los sentimientos de afecto, solidaridad y compromiso” (p. 1), en búsqueda de cambios de conducta que permitan mejorar la situación familiar a través de proyectos de vida. En virtud de lo expuesto, la escuela de padres busca la recuperación del carácter natural de la familia como base de la sociedad, siendo una alternativa para mejorar el rendimiento estudiantil de los 30 estudiantes del 5to grado, que en el último examen se registraron cuantitativamente las siguientes notas:

12

11

13

11

10

11

12

15

18

18

11

14

10

13

11

12

10

16

10

11

12

18

11

12

10

13

11

12

11

14

2

Visto el cuadro con las notas llevadas en registro cuantitativo por la docente, es pertinente la aplicación de una tabla de frecuencia para constar las frecuencias y los porcentajes del bajo rendimiento, puesto que la máxima nota es en base a 20 puntos siendo la aprobatoria 10 puntos, por lo que un buen rendimiento seria, por observación lógica un promedio de 16 puntos o que la mitad mas uno tenga este promedio, por lo que a continuación se desarrolla la distribución de frecuencia estadística. Tabla de Distribución de Frecuencia xi

f

fa

fr

fra

f%

fa%

10

5

5

0,17

0,17

17%

17%

11

9

14

0,3

0,47

30%

47%

12

6

20

0,2

0,67

20%

67%

13

3

23

0,1

0,77

10%

77%

14

2

25

0,07

0,83

7%

83%

15

1

26

0,03

0,87

3%

87%

16

1

27

0,03

0,9

3%

90%

18

3

30

0,1

1

10%

100

Total

30

1

100%

Visto el cuadro estadístico y observando las notas 10, 11 y 12 que tienen mas frecuencia se puede inferir que son las notas promedio del estudiantado, por lo que es pertinente el acercamiento escuela y comunidad en correspondencia de la corresponsabilidad que tienen los padres en la educación de sus hijos. La importancia del presente ensayo radica en que la escuela de padres surge como una herramienta educativa, para ofrecer a través de la experiencia compartida un espacio de crecimiento personal, incorporando a los representantes en las actividades escolares de sus hijos, además permite sensibilizar a los mismos sobre las necesidades escolares

3

de sus hijos. En la escuela interactúan tres actores: los alumnos, los docentes y los representantes. A los alumnos los instruyen los docentes, los docentes se preparan en la universidad donde reciben todas las estrategias didácticas para atender a los alumnos y el representante se prepara como padre a medida que sus hijos va creciendo; por ello y debido a la falta de experiencia, numerosos padres no sabe que hacer a la hora de atender a sus hijos.

Por consiguiente, es una necesidad en nuestros centros de educación contar con escuelas para padres y madres de familias, para tratar los diversos problemas que la niñez y la juventud enfrentan hoy en día, sobre todo los problemas del hogar y de la educación de los hijos en las zonas rurales como urbanas, especialmente por los cambios acelerados del ambiente, de la sociedad y de la familia. Estas son causas más que suficientemente validas para hacer un esfuerzo humano, comunitario e institucional, para lograr la formación de una escuela donde se brinden capacitaciones sobre diferentes temas relacionados con la situación familiar, social y educativa que actualmente se vive, en nuestro país. Los padres necesitan una formación permanente, que les ayude a perfeccionar sus métodos educativos o adquirir nuevos métodos, que les capacite para enfrentar las situaciones cambiantes de la vida.

4