EN BUSCA DE TIMOTEO.pdf

En busca de Timoteo Descubriendo y desarrollando excelencia en el grupo de trabajo de la Iglesia y voluntarios del Minis

Views 511 Downloads 22 File size 8MB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

En busca de Timoteo Descubriendo y desarrollando excelencia en el grupo de trabajo de la Iglesia y voluntarios del Ministerio de Ayudas

Tony Cooke

... Mas

entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. Mateo 20:26-28

Esto te escribo, aunque téngo la esperanza de ir pronto a verte, para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad. 1 Timoteo 3:14-15

[, .:\ 1i) Pntitt:r.i !mprL·s1tin t.'rl l'~pat1('1l f'LBUC1t:K•:{G c:RJSTL·\S:b /DERu:\,\IERJC:.-\.'!:b LTO:\ G6ü Ed!WPLJ! CnTt'!. \"!

!Ut.:!t•I!

tumad,1.s dt.' i~1 Biblw :\ut:::Ll \·t·rs!t1n lntanactLit1J.l

l.Js LJtas Bihlicas rcf.:nda;; cL1nw \;\]\.\ fueron tnm . 1da.::: dt::: ~a \·ersión en lngit'.s de: la S:mta Bibliz:1. >iuern \'ersión lntern:icion.il (Holy Bible. >iew lrnern..:tional Version). © Derechos Rescr\"ados 1973.1978, 198-t Por las Sociedades Biblicas lmemacionaks. Usada con Permi;o de Zondercan. Todos los derechos reservados. Las citas Bíblicas referidas como (NLT) fueron tomadas de la ,·ersión en Inglés de la Biblia Nueva Traducción V'.viente (Holy Bible, New Living Translation), Derechos Reservados © 1996. Usada con permiso de la Casa Editorial Tynciale !P.c. Wheaton, IL 60189 USA. Todos los derechos reservados.

Las citas Bíblicas referidas como (NTV) fueron tomadas de la versión de la Biblia ~;ueva Traducción \·11iente en español.

H1\1\:1ht"ma.org

En Canadá escriba a: Kcnncch liagtn Mtnistri2s P.O. Box 335, Station D Ewbicohc (Torontoj, Ontario CGnadd, M9A 1X3

Las citas Bíblicas referidas como (TLS) fueron tomadas de la rersión en inglés de la Biblia Viviente (Tne Living Bible). Derechos Reservados ©1971. Usada con permiso de la Casa Editorial T}11dale !ne. Wheaton, IL 60189 USA. Todos los derechos n~servados.

1Y1Y-1\1.rhemaca11a.dn.0Tg

A menos que se indiqne le contrario, todas las dtas b1blicas usadas se han tomado de !a Biblia Reina Vaiera fü:,isión 1Q60.

L:ls citas Bíblicas referiáas coma (Amp) A~!PUFICADA fue:on tomadas de La Biblia Amplificada, Álltíguo Testamento. Derechos Reservados© i965, 1987 por la

Corporación Z0ndervan. El Nue•:o Testamento Amplificado, Derechos Reservacios ¡¡;, 1954, 1958,

Las citas Ribhcas referidas como (WUEST) fueron tomadas de la versión en Inglés del Nuevo Testamento: Una Tmducción Ex-pwdida por Kenneth S. Wuest. Derechos Reservados© 1961 por Compañia Editorial \Villiam B. Eerdmans, Grand R1pids, Mid1igan. Usada con permiso

Algunas citas fueron parafraseadas por el autor y/o por el traductor.

1987 por la Fundación Lodm1an. Usada con pemtiso. Las citas Bíblicas referidas como (NTBE) El Nuevo Te.stamento en Ing!t!s BáSico (New Testament in Basic English) fueron tomadas de L1 Biblia en Inglés Básico, impres.1 en 1965 por la Editorial Caml:ridge, Reino Unido.

Ninguna porción o pane de esta publicación podrá ser reproducida, procesada en algún .sistema que la pueda reproducir, o transmitida en alguna forma o por algún n:edio electrónico, mecánico, fotocopia, cinta m:ignetofónica u otro, sin el penniso pre1io del autor y/o editor.

Las cita$ Bíblicas referidas como (KJV) fueron tomadas de !a versión en inglés de la Biblia King james.

Edición: P.C./. Casa Editorial Diagramación: /.,)'nda Gianny Era;:o Higuera

Las citas Biblicas referidas como (MSG) EL MENSAJE fueron tomadJls de la versión en inglés L\ BIBLIA DEL ME>IS..\JE. Derechos Resem1dos © por Eugene H. Petmon 1993, 1994, 1995, 1996. 2000, 2001, 2002. Usada con el pemtiso del Grupo Editorial NavPress.

lSBN edición en inglés 0-89276-973-4 !SBN-13 edición en inglés 978-0-89276-973-5 ISBN edición en español 978-958-57438-1-6

Las citas Bíblicas referidas como (NASB) fueron tomadas de la versión en Inglés de la Biblia Estándar Nue\·a Arnericana (New American Standard Bible) ,© Derechos Reservados 1960, 1962, 1963, 1968, 1971, 1972, 1973, 1975, 1977 por fa Fundación Loclnnan. Usada con permiso.

Impreso en Colombia Printed in Colombia El Escudo de la Fe es marca registrada de la Iglesia Bíblica RHE¡,lA y los Ministerios Kenneth Hagin !ne., registrada en la oficina de Patentes y ~1arcas de los Estados Unidos, y por lo tanto no debe ser duplicado.

CONTENIDO

Prefacio ............................................................................................ 7 Introducción .................................................................................. 11 Parte I - Principios Bíblicos del Ministerio de Ayudas CAPÍTULO 1 - Los retos del liderazgo ........................................... .17 CAPÍTULO 2 - Las voces de los líderes solitarios .......................... .21 CAPÍTULO 3 - Aprendiendo a ser como Timoteo ........................ 31 CAPÍTULO 4 - Cuatro compromisos que los Ministros de Ayudas deben hacer ................................................................ .37 CAPÍTULO 5 - Permanezca enfocado manteniendo las prioridades ................................................................................ 43 Parte H - Ejemplos Bíblicos del Ministerio de Ayudas CAPÍTULO 6 - Pablo y Timoteo: espíritus afines .......................... 51 CAPÍTULO 7 - Pablo y Marcos: Si la primera vez no tienes éxito ............................................................................... 59 CAPÍTULO 8 - Pablo y otros: Conexiones estratégicas ................. 63 CAPÍTULO 9 - Jesús y sus discípulos .............................................. 69 CAPÍTULO 10 - Juan el bautista: Promoviendo el éxito de otro .............................................................................. 77 CAPÍTULO 11 - Moisés y su equipo de ayudas .............. '. .............. 81 CAPÍTULO 12 - David y Jonatán: Almas ligadas ........................... 89 CAPÍTULO 13 - David y sus valientes guerreros ............................ 93 CAPÍTULO 14 - Elíseo: Ejemplo de un verdadero seguidor ....... 101 Parte IH - Los Rasgos de los Grandes Ministros de Ayudas CAPÍTULO 15 - Los grandes Ministros de Ayudas son leales ..... 107 CAPÍTULO 16 - Los grandes Ministros de Ayudas tienen una excelente actitud ....................................................... 115 CAPÍTULO 17 - L¿s grandes Ministros de Ayudas son fieles ...................................................................................... 119 CAPÍTULO 18 - Los grandes Ministros de Ayudas trabajan bien con los demás ....................................................... 125 CAPÍTULO 19 - Los grandes Ministros de Ayudas tienen corazón de siervo ............................................................. 135

CAPÍTULO 20 - Los grandes Ministros de Ayudas son enérgicos y entusiastas ......................................................... 141 CAPÍTULO 21 - Los grandes Ministros de Ayudas son equilibrados .......................................................................... 147 CAPÍTULO 22 - Los grandes Ministros de Ayudas son flexibles y orientados hacia el crecimiento ......................... 155 CAPÍTULO 23 - Los grandes Ministros de Ayudas son personas automotivadas ....................................................... 161 CAPÍTULO 24 - Los grandes Ministros de Ayudas son buenos comunicadores ......................................................... 167 CAPITULO 25 - Los grandes Ministros de Ayudas se multiplican a sí mismos .......................................................... 173 CAPÍTULO 26 - Los grandes Ministros de Ayudas son personas íntegras y honestas ............................................... .179 CAPíTUW 27 - Los grandes Ministros de Ayudas son sabios al ministrar desde el púlpito ..................................... 185 CAPÍTIJLO 28 - Los grandes Ministros de Ayudas son discretos ................................................................................ 191

Parte IV - Manteniendo al Equipo de Tuabajo Libre de Infecciones CAPÍTULO 29 - Evitando infecciones en el equipo de trabajo ............................................................... 199 CAPÍTULO 30 - Bajo la influencia ................................................ 207 CAPÍTULO 31 - Conozca para quién trabaja ............................... 217 CAPÍTULO 32 - La ofensa puede matarle .................................... 223 CAPÍTULO 33 -Absalón: El peor tipo de infección en ei equipo ................................................................................. 229 Parte V - Dónde Encontrar a Timoteo CAPÍTULO 34 - El hombre en el espejo ..................................... .239 CAPÍTULO 35 - Buscando a Ti.moteo dentro de nosotros ......... .249

PREFAC

O

E

scribo este libro con mucha gratitud por haber podido seíVir en el equipo de trabajo de dos iglesias excelentes en un período de veinte años. Siempre estaré agradecido con el Dr. Dan Beller y con el Pastor Kenneth Hagin Jr. por la oportunidad de servirles en sus respectivos ministerios; el entrenamiento que recibí por medio de ellos fue invaluable. El servir en estas iglesias me enseñó el valor del trabajo en equipo, me proveyó de ideas y revelación para trabajar con personas que poseen dones diferentes y complementarios y me posibilitó ver el poder del trabajo en equipo en operación. Mientras aprendía muchas lecciones valiosas, durante el tiempo de servicio en los equipos de trabajo de estos sobresalientes pastores 1 recolecté mucha de la información incluida en este libro; especialmente sirviendo como director de la Asociación Internacional de Ministros de RHEMA (AIMR). Ser director de AIMR me permitió tener múltiples conversaciones con varios pastores acerca de sus experiencias con los miembros de sus equipos de trabajo, y ministerios de ayuda. También tuve numerosas conversaciones con varios miembros de estos equipos quienes compartieron sus experiencias en sus respectivos ministerios. También estoy agradecido por la oportunidad de interactuar con otros líderes a través de los años, de viajar y ministrar en muchos estados de los Estados Unidos y en otros países. A través del tiempo en el ministerio, estas experiencias me han dado numerosas oportunidades para observar asuntos que tienen que ver con el equipo de trabajo de las iglesias, dándome el conocimiento tanto del aspecto positivo, como del negativo de las relaciones del ministerio. Sé que las relaciones de equipo y de los ministerios de ayudas no son siempre positivas. Una experimentada autoridad en crecimiento de iglesias y en temas de liderazgo compartió la siguiente aleccionadora observación:

«Mis treinta y cinco años de estar involucrado con múltiples equipos de trabajo de cientos de iglesias han sido más que deprimentes. 7

Es raro encontrar a uno de cada cuatro grupos que trabaje en amory armonía. Jvluchos miembros de equipo lo que hacen es simplemente tolerarse unos a otros. Parecen matrimonios que viven como solteros, sin tener compromiso, metas comunes o sentido de compartir. Solo comparten la misma casa. Si hay un lugar en el mundo cristiano, donde las personas deberían ser un equipo genuino, es en el liderazgo de la Iglesia. El equipo pastoral debería ser un modelo de lo que Cristo quiso que fuera la Iglesia. Agradar al Padre es trabajar en unidad. El liderazgo de la Iglesia debería demostrar cómo funciona realmente la diversidad de dones. El equipo pastoral debería mostrar cómo se pone en práctica la aceptación, el perdón, el compartir, el apoyarse, el animarse, y el perseguir metas comunes. Este equipo de trabajo debe ser un microcosmos del Cuerpo de Cristo, la Iglesia en miniatura. Si el equipo del Pastor no puede demostrarle a los hijos de Dios la belleza y armonía del ateJpo de Cristo, sus miembros no puedén esperar que la familia de la Iglesia opere en unidad de manera apropiada»l. Este libro puede ser leído con gran beneficio por un individuo, pero creo que el provecho más grande de En busca de Timoteo será encontrado en giupos de estudio y discusión. Veo a los equipos de las iglesias y del liderazgo leyendo este libro. como un «devocional de equipo» y usando las preguntas de reflexión y discusión al final de cada capitulo en discusiones de grupo. Creo que si hacemos esto se obtendrán los resultados de Hebreos 10:24-25: «Considerémonos, demos atento y continuo interés en cuidamos los unos a los otros, estudiando cómo poder avivai11os (estimular e incitar) al amor, a las buenas obras y actividades nobles. No abandonando o siendo negligentes en el congregarnos, [reunirnos como creyentes), como es hábito para algunos, más bien amonestándonos (advirtiendo, urgiendo, animándonos) unos a otros y con mas fidelidad viendo el día acercarse» (Amp) Reconozco que estas contribuciones al Cuerpo de Cristo vienen tanto de hombres como de mujeres. Por eso, toda referencia de este 8

libro a palabras como «pastor», «líder», «trabajador», o «él» son usadas en términos genéricos y no intentan excluir el trabajo vital de las mujeres en la Iglesia, tanto en el área de liderazgo como en los roles de ayudas. Simplemente estoy tratando de evitar el uso de frases como «él o ella» que puede convertirse en algo fatigante cuando se hace repetitivamente. Finalmente, al leer este libro, por favor, tenga en mente que estoy presentando muchos ideales. Todos estamos en un nivel diferente de crecimiento, madurez, desarrollo y aun de compromiso. No es el deseo que el contenido de este libro sea irrefutable, tampoco que sea un estándar rígido por medio del cual juzgamos o condenamos personas por no estar a la altura. Oro para que este libro sea leído y aplicado con gracia, entendiendo que todos estamos creciendo y todos somos una obra en progreso. Si Dios tuviera que esperar hasta que fuésemos totalmente perfectos antes de poder usarnos, ninguno de nosotros podría senrirle. Al mismo tiempo, confio en que aquellos que lean este libro aspiren a convertirse en lo mejor que ellos puedan ser para el Reino de Dios, y que buscarán crecer en todo lo que Dios tiene para sus vidas. Nuestro desan-ollo toma tiempo, pero con la ayuda de Dios siempre estaremos aumentando en nuestra labor y contribución para Su Reino.

Tomado de l'vfan11al del Personal de la Iglesia, 2da Edición, 1997 por Harold J. Westing, Publicaciones Kregel, Grand Rapids, MI. Usado con permiso de la editorial. Derechos Reservados.

9

NTRODUCC

¿por

Ó N

qué el título: En busca de Timoteo? Los líderes están buscando (muchas veces con desesperación) ayudantes que sean leales y fieles, y que provean un servicio de calidad. Este libro detalla las cualidades que cada líder anhela encontrar dentro de su equipo dr trabajo y en otros líderes importantes. Es mi oración que aquellos que lean estas páginas busquen en sí mismos cómo incrementar la calidad del servicio que están dando a sus pastores, líderes, y al cuerpo de Cristo. ¿Por qué buscar a Timoteo? Timoteo se destaca como un ejemplo excepcional de cómo un ministro de ayudas puede servir y apoyar a los líderes en el Cuerpo de Cristo. La forma en que Timoteo apoyó y sirvió a Pablo no se supone que fuera un caso único o aislado. Más bien Timoteo nos da un excelente patrón que cada cristiano debería seguir e imitar como ministro de ayudas y miembro de equipo. Timoteo es uno más de ese gran ejército de hombres y mujeres que aparecen en las Escrituras y que sirvieron a Dios ayudando a los demás, y permanece como un ejemplo para aquellos que sirven a sus líderes hoy en día. Ya que el término Ministro de Ayudas es usado ampliamente a lo largo de este libro, vamos a definirlo desde el comienzo. Primero, alguien que apoya, provee estabilidad, da fuerza, y ayuda. Por otro lado, un ministro es alguien que sirve a Dios y a otros. Por lo tanto, el término Ministro de Ayudas describe a una persona que apoya a otra, provee estabilidad, da fuerza, y ayuda a través del servicio. Los principios que estoy señalando se pueden aplicar de manera general a cualquier persona, ya sea que reciba un salario en la Iglesia 11

o que sea simplemente un voluntario. Obviamente, aquellos que están empleados de tiempo completo tendrán una descripción de trabajo más amplia y más intensa, pero Dios quiere que todo aquel que le sirva demuestre excelencia y un corazón de siervo, independientemente de que sea compensado financieramente o no. ¿Por qué es la unidad del equipo de trabajo una prioridad para Dios? Él sabe que la unidad desata un tremendo potencial. Después del diluvio, los descendientes de Noé abrazaron un ambicioso proyecto de construcción y Dios hizo la siguiente observación: «Mira, ellos están en unidad, y tienen todos una misma lengua; y esto es solo el comienzo de lo que harán y ahora nada de lo que se han imaginado será imposible para ellos». (Gn. 11 :6 Amp). Dios reconoció la capacidad ilimitada que la unidad provee, y puso fin a los esfuerzos unidos de construir la Torre de Babel, porque el pueblo tenía un propósito camal al construirla. La unidad es buena cuando apunta en la dirección correcta. Cuando las personas se unen por una causa justa se vuelve una fuerza poderosa y positiva. iLas iglesias de hoy podrán alcanzar lo inimaginable, o lo que otros consideran imposible, cuando sus equipos de líderes estén unidos en su compromj.so de servir al Señor Jesucristo! A través de la Biblia vemos que Dios, consistentemente, trabaja con equipos de dos o más personas para alcanzar Su voluntad y Su propósito. Moisés trabajó en equipo con Josué, Aarón, Hur y con los ancianos. Jonatán y otros «hombres valientes» fueron parte de lo que Dios hizo a través de David. Eliseo trabajó con Elías. Jesús tenía un equipo de doce discípulos. Pablo tenía relaciones de trabajo con muchos otros: Timoteo, Bernabé, Lucas, Silas, Tito, Marcos y otros más. 12

Vemos a través de las Escrituras que no se esperaba que estos líderes estuviesen solos mientras cumplían la vc1untad de Dios; fueron diseñados para trabajar en equipo y sociedad con otros. Es el anhelo y la oración de mi corazón, que este libro ayude a levantar una nueva generación de Ministros de Ayudas que tengan el mismo corazón y la misma actitud de Timoteo, y que también mejoren el desempeño y aumenten la calidad del servicio dado por aquellos que ya están trabajando dentro del Ministerio de Ayudas. La Biblia da mucho valor a aquellos que sirven en roles de ayudas; por eso escribo con gran respeto y aprecio por todos aquellos que sirven tras bambalinas. Son frecuentemente los héroeSJ sin reconocimiento de la Iglesia. Los pastores se dan cuenta que sin el apoyo y participación de los líderes de ayudas, la efectividad del ministerio de la Iglesia declinaría drásticamente. Creo que estaremos sorprendidos en el Cielo por los honores y galardones que Dios dará a aquellos que tal vez nunca predicaron un sermón, pero sirvieron fiel y diligentemente en una amplia variedad de posiciones en el Ministerio de Ayudas. ~e todos nos esforcemos por ser más corno Timoteo mientras servimos a nuestros respectivos líderes, y que al mismo tiempo perseveremos en llegar a ser más como Jesús mientras ministramos el amor de Dios a aquellos que están a nuestro alrededor.

13

t

PARTE I PRINCIPIOS BÍBLICOS DEL MINISTERIO DE AYUDAS En esta primera parte de En Busca de Timoteo estudiaremos varios principios bíblicos del Ministerio de Ayudas. Estos principios tienen aplicación espiritual y práctica, y le harán ver la inmensa importancia que Dios pone sobre los Ministros de Ayudas y sus ministerios. Sí, es sin lugar a dudas un ministerio, y los Ministros de Ayudas no tienen por qué sentirse líderes de segunda clase. Se ha dicho que: «La persona que dice ser líder y no tiene seguidores solo está haciendo una caminata». (Qy,ien dice ser líder sin seguidores va de paseo) Cada buen líder requiere buenos seguidores. El poner estos principios en práctica le equipará para ser el buen seguidor que todo líder quiere, y le ayudará a convertirse en el «Timoteo» que su Pastor está buscando.

15

C

A

P

T

U

L

O

LOS RETOS DEL LIDERAZGO n líder que conozco tenía una congregación grande. Todo parecía estar bien hasta que uno de los altos miembros deil equipo pastoral, uno de sus asistentes claves, decidió que podía hacer las cosas mejor. Tomó a más del treinta por ciento de la congregación y empezó su propia obra. Sobra decir que fue una división muy dolorosa. (Cuando este tipo de cosas ocurre, se hacen preguntas. Los jugadores en la banca empiezan a sacar conjeturas: «Si tan solo el líder hubiera estado más conectado con el equipo, esto no hubiese sucedido» o, «Si tan solo el líder hubiera desarrollado una mejor relación con la congregación, no se hubiese perdido un porcentaje tan grande de personas»). Después de la división, el líder mantuvo su obra con la congregación que quedó; era todavía un grupo numeroso. Además decidió comenzar una nueva obra, aparte de la que tenía, otra congregación en un lugar diferente. Como la mayoría de obras nuevas, esta era pequeña, de hecho muy pequeña, pero él vio mucho potencial en este pequeño grupo. Esta vez no ocurrió una división, fue peor: esta vez el líder perdió toda su congregación. Más tarde, el líder hizo algunas cosas que le permitieron recuperar parte de la congregación que había perdido y aún hacerla crecer más, pero el proceso presentó muchos retos y retrocesos. Mucha sangre, sudor y lágrimas fue el costo de este trabajo de reconstrucción.

U

17

En Búsqueda de Timoteo

Este líder tenía un familiar cercano quien también estaba en el ministerio. Él tenía un verdadero corazón de Pastor y era un excelente maestro. La presencia del Espíritu Santo estaba con él de manera muy notable, y obtuvo grandes resultados. Sin embargo, también enfrentó retos en su liderazgo. Había mucho movimiento, la gente iba y venía regularmente, pero tenía problemas de consolidación, y en una ocasión tuvo un éxodo masivo de miembros. Este líder también tuvo retos con su equipo de trabajo. Los altos miembros del equipo no se llevaban bien. Eran muy competitivos y periódicamente tenían discusiones. Se descubrió luego que uno de los miembros de su equipo estaba involucrado en la apropiación indebida de dinero del ministerio. Otro de sus miembros era una persona muy impulsiva en palabra y en acción. De hecho, este miembro perdió el control una vez y atacó a una persona~ Puesto que usted está interesado en el Ministerio de Ayudas y está leyendo este libro quiero que considere las siguientes preguntas: ¿Le gustaría trabajar en el equipo de uno de estos líderes mencionados? • ¿Le gustaría trabajar para un líder que pierde más del treinta por ciento de su congregación y luego empieza otra obra que se derrumba completamente, (al menos temporalmente)? ¿Le gustaría trabajar para un líder cuyo equipo no se lleva bien la mayor.parte del tiempo y hay mucha deserción en la congregación?

¿Quiénes son estos líderes? El primero que describí es Dios el Padre. El segundo es Jesús. Compartí su historia en forma un poco velada con un propósito. Todos estaríamos de acuerdo en que Dios el Padre y Jesús son maravillosos, perfectos en todo, pero aun así encontraron problemas en su liderazgo. El Arcángel de Dios, Lucifer, se rebeló en su contra e hizo que una tercera parte de los ángeles lo siguieran. Adán y Eva (la segunda 18

Los retos del liderazgo

"congregación" de Dios) volvieron sus espaldas a Dios y, como representantes de la raza humana, rompieron su relación con Dios. Y por último, decir que los discípulos DIOS EL PADRE Y JESÚS SON de Jesucristo eran un poco difkiles, MARAVILLOSOS, PERFECTOS es ponerlo de forma muy liviana. EN TODO, PERO AUN ASÍ ¿Fueron los problemas que ENCONTRARON PROBLEMAS describimos problemas del liderazgo o EN SU UDERAZGO. problemas de los seguidores? ¿fue acaso que Dios el Padre y Jesucristo fallaron en ejercer buen liderazgo, o fue que otros fallaron en ser buenos seguidores? Una vez más, sabemos que Dios el Padre y Jesús son perfectos e infalibles, por est0 no cuestionamos sus habilidades como líderes. Pero el buen liderazgo no puede alcanzar resultados óptimos sin buenos seguidores.

Los buenos líderes necesitan buenos seguidores Sin duda, el liderazgo es un asunto importantísimo. En los últimos años, en el Cuerpo de Cristo, hemos sido privilegiados en tener excelentes enseñanzas acerca de liderazgo, y damos gracias a Dios por esto. Los líderes deben EL BUEN UDERAZGO dirigir, y estamos agradecidos por NO PUEDE ALCANZAR todas las verdades vitales que los RESULTADOS ÓPTIMOS ayudan a desarrollar sus habilidades SIN BUENOS SEGUIDORES. y dirigir más efectivamente. Pero los seguidores también tienen que hacer su parte. Deben buscar la excelencia en seguir y en ser fieles cumpliendo sus propios deberes y responsabilidades. La declaración de Pablo en Romanos 1: 11-12 ilustra este punto. Romanos 1 :11-12 (l\1VI) 11 Tengo muchos deseos de verlos para impartirles algún don espiritual que los fortalezca; 12 mejor dicho, para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos. 19

En Búsq1tidt1 de Timoteo

Note cómo Pablo empezó esta carta a la Iglesia de Roma. Como líder, pensó automáticamente en lo que podía hacer para servir y ayudar a otros creyentes, y lo que escribió en el versículo 11 refleja esencialmente esta men~alidad de «una vía». Él dice, en efecto, que "desea ir para impartirles algún don espiritual que los fortalezca". Pero luego se da cuenta que su ministerio no es una calle de una sola vía. Parafraseando, dice en el verso 12: "no solo soy yo dando a ustedes, sino que necesitamos trabajar juntos en este asunto. Hay que dar y recibir mutuamente. Yo debo hacer mi parte, pero ustedes también tienen que hacer la suya y, cuando cada uno hace su correspondiente trabajo, entonces todos seremos bendecidos y animados". No es solo el liderazgo el que va a hacer que el trabajo se realice. Los seguidores juegan un gran. papel en esta ecuación. No hay duda que el buen liderazgo ayuda a inspirar y a motivar a los buenos seguidores. Pero ~-~en,Q~~jdores animan a los buenos líderes también. Cuando ambas partes fimciona"~· bien, nos llevan a todos a niveles más altos.

Preguntas de reflexión y discusión L ¿Cuál fue su reacción cuando se dio cuenta que los dos líderes descritos en el capítulo eran Dios Padre y Jesús? 2. ¿cuáles son sus ideas acerca de los retos entre liderazgo y seguidores que Dios Padre y Jesús tuvieron que enfrentar? 3. ¿o_gé piensa acerca del enunciado: «El buen liderazgo no puede alcanzar óptimos resultados sin buenos seguidores»? 4. ¿cuáles son sus reflexiones acerca de Romanos 1:11-12 (NVI): «Tengo muchos deseos de verlos para impartirles algún don espiritual que los fortalezca; mejor dicho, para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos»? 5. ¿Qy_é aprendió de este capítulo y cómo lo puede aplicar? 6. ¿Por cuáles áreas necesita orar o en cuáles cree que debe mejorar? 20

C A P

T

U

L

O

2

LAS VOCES DE LOS LÍDERES SOLITARIOS 1

H

ay un viejo dicho que afirma: «Hay mucha soledad en la cima». Qpien haya dicho esa frase pudo haber estado reflexionando en las vidas y ministerios de los grandes líderes de la Biblia. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento vemos líderes que soportaron la carencia de ayudas y se sintieron muy solos al llevar a cabo la tarea que Dios les había encomendado, al menos hasta que se empezaron a beneficiar de la colaboración de aquellos que fueron asignados para ayudarles. Muchos de los líderes de hoy enfrentan los mismos retos. Están buscando personas divinamente asignadas a colaborar con ellos, para. ayudarles a llevar a cabo la visión que han recibido.

¿Pablo, un apóstol solitario? En su última Epístola encontramos increíble revelación acerca de la vida de este gran apóstol. Frecuentemente, cuando pensamos acerca de Pablo, lo hacemos en cuanto a la gran revelación que recibió de Dios y que registró en sus cartas, de las muchas iglesias que plantó y de las grandísimas persecuciones que soportó. Considere los siguientes comentarios en la segunda Cart¡i a Timoteo: « Yti sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia, de los cuales son Figelo y Hennógenes». (2 Ti. 1:15 RV). 21

En Búsqueda de Timoteo

«Porque Demtls me ha desamparado, amando este ·mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente Jite a Galacia, y Tito a Dalmacia». (2 Ti. 4:10 RV). «En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta». (2 Ti. 4:16 RV). Cuando los colaboradores de DIOS NUNCA QUISO Pablo le abandonaron en los QUE ESTUVIÉRAMOS SOLOS momentos difíciles, llamó a un O QUE HICIÉRAMOS TODO. viejo amigo, a su protegido, a su l'lECESITAMOS A OTRAS hijo en la fe. Él fue en busca de PERSONAS. Timoteo. Desde las restricciones y limitaciones de su celda romana, donde era prisionero, Pablo hizo las siguientes peticiones registradas también en Segunda de Timoteo. • «Proettra venir pronto a verrne .. .». (2 Ti. 4:9 RV) • «Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayonnente los pergaminos». (2 Ti. 4:13 RV). • «Procura venir antes del invierno». (2 Ti. 4:21 RV) Estas no rnn simples instrucciones dadas de manera rutinaria, son los ruegos desde el corazón de un hombre que desesperadamente necesitaba a Timoteo. Considere la descripción vívida y gráfica que Charles Swindoli hace, ampliando imaginativamente las palabras de Pablo desde la prisión: «Necesito mi capote, debí haberlo dejado en la morada de Carpo en Troo..s. No tendrás problema en encontrarlo, Timoteo. Es viejo, pero ha estado en mi espalda a través de muchos inviernos crudos. Ha sido humedecido con la brisa del mar Mediterráneo, blanqueado con la nieve de los empinados picos de Panfilia. Empolvado y sucio por el polvo de la vía Egnatia, enrojecido con mí propia sangre por la terrible apedreada en Lístra. El capote está manchado y rasgado, Timoteo, pero el invierno viene y necesito el calor que me proveerá. También necesito los libros. Tú los recuerdas. Los que leía bajo 22

Las voces de los líderes solitarios

la luz de las velas mando salíamos de las aguas toscas del Ageo y soportamos los rigores de Macedonia juntos; esos pergaminos que alimentaron mi mente con brotes frescos de esperanza y con ideas estimulantes. Trae contigo esos libros, amigo mío. iEspecialmente necesito los papiros! Ellos son mi más preciado tesoro, Timoteo. Cuánto necesito el consuelo de los Salmos del Rey David, la fortaleza de la pluma de los profetas, el discernimiento y la revelación de los Proverbios HABÍA UNA RAZÓN POR de Salomón. Sí, los papiros. De LA CUAL PABLO LLAMÓ A seguro guardarán mi corazón TIMOTEO CUANDO MÁS tibio y mis esperanzas en alto en NECESITABA DE ALGUIEN. este desolado lugar. iPero, Timoteo, te necesito, cuán desesperadamente te necesito! Haz todo lo posible por venir; ven antes del invierno. Ven antes que los vientos de noviembre empiecen a desnudar los árboles de sus hojas y las lancen ondulando por los campos y por las ocupadas calles que están sobre mí. Ven antes que la nieve empiece a caer y a cubrir los carruajes y las lagunas congeladas con su sábana de hielo. Ven, mi amigo; el tiempo de mi partida ha llegado. Pronto la cuchilla caeráy no habrá más tiempo para mí. No puedo soportar pensar en el invierno sin el calor de tu compañía; esos ojos de comprensión, esas palabras que solo ttÍ puedes traer para pasar esta desierta y amarga 1 estación. Eifitérzate por venir antes del irlvierno>2. Había una razón por la cual Pablo llamó a Timoteo cuando más necesitaba de alguien. Pablo confiaba y valoraba a Timoteo como un amigo y compañero de ministerio. ¿por qué a Timoteo? A través de este libro, descubriremos y estudiaremos las características que hicieron de Timoteo alguien tan especial para Pablo y para el Cuerpo de Cristo.

Nadie más como Timoteo Pablo sintió una carencia de ayudks y de asistencia en otros momentos de su ministerio, no solo durante sus últimos días aquí 23

En Búsqueda dt' Timoteo

en la Tierra. Muchos años antes de que Pablo escribiera Segunda de Timoteo, reveló esta carencia de ayudas en una carta que escribió a los Filipenses durante su primer encarcelamiento en Roma. Pablo amaba entrañablemente a los creyentes en Filipos. Ellos nunca le habían dado las frustraciones y sufrimientos que le dieron los cristianos en Galacia y Corinto. Aunque separado de los filipenses por miles de kilómetros, el corazón de Pablo estaba con ellos. Él quería visitarles, pero no podía porque estaba en prisión. Entonces, Pablo les escribió y les dijo lo siguiente: Filipenses 2:19-21 19 Espero en el Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo al saber de vuestro éstado; 20 pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros. 21 Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús. En hi Nueva Traducción Viviente, el versículo 20 dice de esta manera: «No cuento con nadie como Timoteo» (NTV). Y la Biblia Amplificada en Inglés, dice: «Porque no tengo a nadie como él (a nadie con el mismo espíritu)» (Amp). Cuando uno escucha el anhelo profundo de Pablo por los cristianos de Filipos, inmediatamente se da cuenta de las restricciones y limitaciones que enfrentaba. Él quería estar con ellos. Qyería asegurarse de que estaban bien y que permanecían en la fe. Qyería saber que estaban bien cuidados y ministrados apropiadamente. Pero, debido a su prisión, Pablo necesitaba de alguien que sirviera como puente entre él y los filipenses. Necesitaba un representante, alguien que pudiera ir como una extensión y expresión suya, alguien que fuera por él como un reflejo verdadero 24

Las voces de los líderes solítaríos

de su corazón hacia los filipenses. No podía ser cualquiera, contratar a alguien no sería suficiente. Tenía que ser alguien que genuinamente se interesara por estos preciosos creyentes y velara por sus mejores intereses, de la misma forma que él lo haría. Pablo solo contaba con una persona que pudiera hacer esto: Timoteo. Gracias a Dios, Pablo tenía a Timoteo, pero me pregunto por qué Pablo solo tenía una persona en la que confiara de esa forma. ¿Por qué el ministro más influyente en la historia de la cristiandad solo tenía una persona disponible para asistirle en esta difícil situación? ¿No debería haber docenas de ministros jóvenes deseosos de servir y sacrificarse al lado de este gran apóstol? Recuerde, en la cima hay soledad, o deberíamos decir, desde el punto de vista del servicio: «en el fondo hay soledad». Al estudiar la Biblia se dará cuenta que Pablo no fue el primer creyente en experimentar aislamiento y soledad cuando se dio a la tarea de cumplir la voluntad de Dios.

Moisés: uno de esos que hacen todo ellos mismos En Éxodo Capítulo 18, Moisés estaba tratando de hacer una enorme cantidad de las obras del ministerio por sí mismo. Por admirables que fueran sus intenciones (ayudar a su pueblo), su tendencia a tratar de hacer todo fue, de hecho, una invitación a la frustración y al cansancio. Moisés trabajaba desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche tratando de solucionar solo los problemas y las disputas de todas las personas. Afortunadamente, para él, y también para nosotros, Moisés tenía un suegro sabio. Jetro vio lo que sucedía e hizo la siguiente observación: Éxodo 18:17-18 17 Entonces el suegro de Moisés le dijo: No está bien lo que haces. 25

En Bú.1qut:da de Timoteo

18 Desfallecerás del todo, tú, y también este pueblo que está contigo; PORQUE EL TRABAJO ES DEMASIADO PESADO PARA TI; NO PODRÁS HACERLO TÚ SOLO. (é.a) Por mucho que tratemos de hacer las cosas por nosotros mismos, la Biblia nos enseña que «hacerlo todo solos» no es bueno. De acuerdo con el versículo 18, el actuar como «Yo hago todo solo» seguro lo desgastará tanto a usted como a las personas que están a su alrededor. En otra ocasión, Moisés estaba extremadamente estresado después de un tiempo de queja intensa del pueblo. Usted puede sentir la profunda frustración que tenía cuando habló con el Señor:

Números 11:11-15 11 Y dijo Moisés a Jehová: ¿por qué has hecho, mal a tu siervo? ¿y por qué no he hallado gracia en tus ojos, que has puesto la carga de todo este pueblo sobre mí? 12 ¿concebí yo a todo este pueblo? ¿10 engendré yo, para que me digas: Llévalo en tu seno, como lleva la que cría al que mama, a la tierra de la cual juraste a sus padres? 13 ¿De dónde conseguiré yo carne para dar a todo este pueblo? Porque lloran a mí, diciendo: Danos carne que comamos. 14 NO PUEDO YO SOLO SOPORTAR A TODO ESTE PUEBLO, QUE ME ES PESADO EN DEMASÍA. 15 Y SI ASÍ LO HACES TÚ CONMIGO, YO TE RUEGO QUE ME DES MUERTE, si he hallado gracia en tus ojos; y que yo no vea mi mal. (é.a) iEsta es una frustración por la pesada carga! Moisés se sintió tan aislado en su ministerio que expresó su deseo de morir para evadir el tener que enfrentar continua...rnente la carga de dirigir al pueblo él solo. 26

Las voces de los líderes solitarios

El.fas: solo y desanimado Elías fue otro hombre al cual Dios usó en gran manera, pero llegó a una posición donde estaba dolorosamente aislado en su obra. Después de la milagrosa victoria sobre los profetas de Baal, recibió una amenaza de muerte de la Reina Jezabel. El desánimo y la soledad le sobrecogieron y, al igual que Moisés, expresó su deseo de morir. 1 Reyes 19:4,10 4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y DESEANDO , MORIRSE, DIJO: Basta ya, oh Jehová, QUÍTAME LA VIDA, pues no soy yo mejor que mis padres. 10 El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y SÓLO YO HE QUEDADO, y me buscan para quitarme la vida. (é.a) En su angustia Elías expresó sus sentimientos de estar solo en su trabajo para el Señor. Esta «soledad» le llevó a un desánimo intenso, tan intenso que en ese momento Elías pensó que estaría mejor muerto. Dios nunca quiso que nosotros estuviésemos solos y que· tratáramos de hacer todo por nosotros mismos. Necesitamos a otras personas. Aún Jesús necesitó a otras personas.

Jesús: aha:ndonado poi· sus discípulos Cuando Jesús fue al huerto de Getsemaní, y en su alma sufrió la angustia que precedía a su crucifixión, pidió a su grupo principal de discípulos que esperaran en cierto lugar del huerto. Tomó consigo a Pedro, a Santiago, y a Juan y los llevó un poco más allá. A través de la agonía de su oración, Jesús vino en repetidas ocasiones donde estaban aquellos discípulos y los encontró durmiendo, 27

En Búsqueda de Timoteo

así que les dijo: «¿No habéis podido velar conmÍgo una hora?» (Mateo 26:40). En la Biblia El Mensaje, dice: ¿Ni siquiera pudieron aguantar una hora conmigo? Jesús sabía que ni Pedro, ni Juan, ni Santiago podían cambiar la situación por la que iba a pasar. Pero parecía que Jesús buscaba el apoyo, el consuelo y la compañía de sus compañeros más cercanos durante esta hora de gran necesidad. Pero estos tres discípulos no lo pudieron hacer. Cada uno de estos líderes espirituales (Pablo, Moisés, Elías y Jesús) experimentaron un sentido de soledad mientras se disponían a llevar a cabo el llamado de Dios. Hubo varias razones por las cuales se sintieron así. En el caso de Pablo, vemos que las personas eran muy egocéntricas como para servir sacrificadamente. Moisés y Elías tenían una tendencia a hacer todo solos. Jesús fue abandonado porque Pedro, Santiago y Juan no lograron percibir la magnitud de lo que estaba sucediendo entre ellos (no solo en el Huerto de Getsemaní, sino también en el Monte de la Transfiguración, pues parece que se durmieron durante parte de esta experiencia, según algunas versiones de Lucas 9:32). Cada uno de estos casos mencionados son ejemplos más bien dramáticos. Sería fácil para nosotros decir io que hubiéramos hec.1-io de estar en esa situación: «Si hubiese estado vivo en esa época, hubiera ayudado a Moisés y Elías»_, «Yo hubiera permanecido despierto y le hubiera ofrecido ayudas a Jesús en el huerto», «Yo hubiera estado justo al lado de Timoteo ayudando a Pablo». La realidad es que no podemos apoyar ni a Pablo, ni a Moisés, ni a Elías ni a Jesús en sus ministerios terrenales. Ellos terminaron su obra aquí y se han ido por sus galardones. Pero hay una multitud de líderes espirituales ministrando hoy que sí necesitan nuestra ayuda. Hay pastores en todas las comunidades de nuestro país (y alrededor del mundo) que necesitan de ayudas y asistencia en la obra del Señor. iUn sinnúmero de pastores en este momento están en busca de Timoteo! 28

Las voces de los líderes solitarios

Preguntas de :reflexión y discusión l. ¿Qpé significa el dicho: «En la cima hay soledad»?

2. ¿cuáles son algunos ejemplos bíblicos de ese dicho? 3. ¿Cuáles son algunas de las razones por las cuales varios líderes bíblicos enfrentaron un sentimiento de soledad en sus ministerios? 4. ¿se siente su Pastor rodeado y apoyado por un gran equipo de líderes y trabajadores que están activamente compartiendo y ayudando a llevar la visión que Dios le ha puesto en su corazón? 5. ¿Por qué razón podría su Pastor sentir algún tipo de soledad como las que experimentaron los grandes líderes de la Biblia? 1 6. ¿Qpé aprendió de este capítulo y cómo lo puede aplicar? 7. ¿por cuáles áreas necesita orar o en cuáles cree que debe mejorar?

2

Charles Swindoll, Vt?n ames del bzviemo y Comparte mi Esperanza, Living Books I Tyndale, 1985, 12-13 (pie página/introd)

29

En Búsqueda de Timoteo

30

C

A

P

T

U

L

O

3

APRENDIENDO A SER COMO TIMOTEO

C

uando Lisa y yo fuimos por primera vez a la Escuela Bíblica, tenía ciertas ideas y aspiraciones acerca de cómo Dios nos usaría en nuestro futuro ministerio. Pero en lugar de ponemos en una posición de mucha visibilidad, (tal como el ministerio de púlpito), el Señor, muy sabiamente, nos colocó donde pudiésemos crecer en carácter y aprendiéramos el valor y la importancia de servir. Servir como conserje en una Iglesia local sacó a la luz varias cosas de mi vida: tenía inmadurez y orgullo con los cuales necesitaba lidiar, pero además necesitaba cultivar el corazón de siervo. Necesitaba hacerme más como Timoteo. Había momentos en que mi actitud no era la que debería ser, y el Señor, con mucha gracia, habló tres palabras vitales de instrucción y corrección a mi corazón. Desde ese momento en adelante, esas tres correcciones se convirtieron en mis valores centrales y moldearon mi punto de vista acerca del Ministerio de Ayudas.

Corrección núme:ro uno: sé fiel en lo «poco» La primera vez que el Señor me corrigió, dijo: «Q!:liero que trates este trabajo como si fuera tu más supremo llamado y como si fuera la cosa más importante que hayas hecho para MÍ». • A veces lo que consideramos «pequeño» o insignificante es algo sobre lo cual Dios coloca gran valor. Jesús enseñó la importancia de ejercitar fidelidad en situaciones aparentemente pequeñas. 31

En Búsqueda de Timoteo

Lucas 16:10-12 (NVI) 10 El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco, tampoco lo será en lo mucho. 11 Por eso, si ustedes no han sido honrados en el uso de las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas? 12 Y si con lo ajeno no han sido honrados, ¿quién les dará a ustedes lo que les pertenece. Dios puede estar más interesado en nuestra fidelidad con ciertas A VECES LAS PERSOf'-IAS tareas que lo que está en la tarea VEN LO QUE ESTÁN HACIENDO misma. Él sabe que si no podemos EN EL PRESENTE ÚNICAMENTE ser fieles en «lo poco» nunca Cot-iO UN ESCALÓN HACIA ALGO MÁS, A PASTOS MÁS podremos ser fieles en «lo mucho». VERDES AL OTRO LADO Este pasaje está relacionado con DE LA CERCA. el Ministerio de Ayudas. Nos enseña a dar valor a lo que estamos haciendo en el momento, aunque no creamos que sea lo que Dios nos está llamando a hacer a largo plazo. Si no somos fieles en lo que estamos haciendo en este momento, puede que no lleguemos a dónde queremos ir, o a lo que creemos que Dios nos ha llamado finalmente a hacer. A veces las personas ven lo que están haciendo en el presente únicamente como un escalón hacia algo más, a pastos más verdes al otro lado de la cerca. Las personas que tienen este punto de vista solo se esfuerzan a la mitad y producen resultados menos que excelentes. Entonces, aun si Dios los ha llamado a hacer algo más, frecuentemente no están en posición de ser promovidos, por no haber sido fieles. Martín Luther King Jr. capturó el espíritu de excelencia, el cual todos deberíamos empeñamos en obtener, cuando dijo: 32

Aprendiendo a ser como Timoteo

«Si un hombre es llamado a ser barredor de calles, debería barrer las calles como A1iguel Ángel pintó, o como Beethoven compuso música o Shakespeare escribió poesía. Debería barrer esas calles tan bien que todos los qircitos del cieloy de la tierra se detuvieran solo para decir: Aquívive un gran barredor de calles, que hizo su trabajo muy bien»3.

Co:r:rección núme:ro dos: isea esa pe:rsona! Recibí las instrucciones del Señor en cuanto a la fidelidad con todo mi corazón, y empecé a tratar mi trabajo como si fuera mi más supremo llamado y la cosa más importante que haría para Él. Hubo otra ocasión en la que mi actitud necesitó un ajuste.1 El Señor habló a mi corazón diciendo: «Si fueras el Pastor, ¿qué clase de conserje te gustaría tener trabajando para ti?». Fue fácil hacer una lista ESTABA HACIENDO mental. Después de todo, si estuviera a MI TRABAJO EXTERNAMENTE, cargo, tendría grandes expectativas de PERO ESTABA QUEJÁNDOME aquellos trabajando conmigo. Después INTERNAMENTE. de hacer la lista, sentí al Espíritu decir: «Tú, sé ese conserje». iEl cambio inmediato en mis sentimientos me sorprendió! Era fácil esperar un nivel alto de desempeño de una persona que podría estar trabajando para mí, pero era más dificil dar la talla y alcanzar ese mismo nivel cuando en la ecuación era yo el que estaba sirviendo. Es1i reto me hacía consciente de lo que comúnmente llamamos la «Regla de Oro». Mateo 7:12 (MSG)

12 Esto es una simple regla de oro para el comportamiento: Pregúntate qué es lo que quieres que las personas hagan por ti, entonces toma la iniciativa y hazlo por ellos. Esto será el resultado final si sumas la Ley de Dios y los profetas.

33

En Búsqueda de Timoteo

A la luz de Mateo 7: 12, cambié mi actitud· y trabajé para convertirme en el tipo de conserje que hubiese querido si yo fuera el Pastor. Obedecí la palabra e «hice con los demás como me gustaría que ellos hicieran conmigo».

Corrección número tres: haga el trabajo como para el Señor Aun cuando corregí mi comportamiento con las dos primeras e..xhortaciones, hubo otra ocasión en que dejé que mi actitud resbalara. Estaba haciendo mi trabajo externamente, pero estaba murmurando internamente. Recuerdo estar parado en uno de los baños limpiando el espejo cuando escuché al Espíritu Santo hablar a mi corazón: «Limpia este baño como si fuera Jesús la próxima persona por entraP>. Me di cuenta en ese momento que no había estado haciendo mi trabajo como para el Señor. Colosenses 3:22-24 (MSG) 22 Siervos, hagan lo que les dicen sus amos terrenales. Y no hagan lo mínimo para salir del paso. Hagan lo me1or. 23 Trabajen de corazón, para su Amo verdadero, para Dios. 24 Confiados de que todo se les va a pagar cuando venga su herencia. Siempre tengan en mente que el verdadero amo para el cual trabajan es Cristo. Para determinar si está poniendo cuidado a la exhortación de Colosenses 3:22-24, hágase las siguientes preguntas: ¿Q:ié hago cuando mi Pastor o supervisor entra mientras estoy trabajando? rnmpiezo a trabajar más duro y más eficientemente? rnmpiezo a comportarme más educado y cortés? Si es así, ¿Por qué cambió la forma de trabajar cuando una figura de autoridad humana entra a la habitación? Si hubiera estado trabajando para el Señor, estaría dando lo mejor, ya sea que alguien más estuviera mirando o no. 34

Aprendiendo a ser como Timoteo

La corrección cuando viene puede ser dura para la carne, pero produce grandes resultados cuando se escucha (Hebreos 12:11). Estoy agradecido con Dios por haberme ayudado a corregir mi actitud. Él quiere que tengamos una actitud de compromiso y excelencia hacia todo nuestro trabajo. Qy.iere que sirvamos a otros de la misma forma en que quisiéramos ser servidos. Y quiere que todo lo que hagamos lo hagamos como para ÉL

Preguntas de reflexión y discusión l. rnstá valorando su trabajo presente para el Señor, o lo está viendo como un escalón hacia algo más? 2. Dé algunos ejemplos de la forma en que sirve a otros de acuerd¿ a como le gustaría ser servido. 3. Dé algunos ejemplos de cómo trabaja como para el Señor y no como para los hombres.

4. ¿cómo responde típicamente a la corrección? 5. ¿Le ha hablado el Espíritu Santo alguna vez alguna palabra de corrección acerca de su actitud o de su desempeño? Si es así, ¿qué cambios hizo? 6. ¿Le ha corregido Dios recientemente? ¿Q_y.é va a hacer al respecto? 7. ¿Q_y.é aprendió de este capítulj y cómo puede aplicarlo a su vida? 8. ¿Por cuáles áreas necesita orar y en cuáles cree que debe mejorar?

3

"Tomado de Grandes Frases de Grandes Líderes", 1997, The Career Press Inc.

35

En Búsqueda de Timoteo

36

C

A

P

T

U

L

O

4

CUATRO COMPROMISOS QUE LOS MINISTROS DE AYUDAS DEBEN HACER n el capítulo anterior relaté tres lecciones que aprendí temprano en el ministerio a través de la corrección del Señor. Esas no fueron las únicas lecciones que aprendí, o las únicas veces que he sido corregido. El crecimiento es un proceso, y el proceso toma tiempo. Las personas no se convierten en miembros importantes del equipo de trabajo por accidente, y los Ministros de Ayudas no son exitosos solo por presentarse a trabajar. Las personas deben gradualmente crecer y desarrollarse en esos grandes ministros de ayuda, y solo lo pueden hacer después de comprometerse en cuatro áreas esenciales.

E

Los Ministros de Ayudas deben ser devotos: l. A Jesús y a la Palabra de Dios.

2. A la Iglesia, el Cuerpo de Cristo. 3. A su propio llamado. 4. Al Pastor para el cual trabajan; Compromiso número uno: devotos a Dios y a su Palabra '/ A través del curso de nuestro servicio en el ministerio, debemos recordar que antes que nos hiciéramos colaboradores de Dios, 37

En B!Ísqueda de Timoteo

fuimos hechos hijos de Dios. A veces, puede que sea difícil separar estas dos relaciones, pero no debemos olvidar que son dos roles diferentes. Muchas veces la gente se involucra tanto en el trabajo de la Iglesia que se olvida que el asunto más importante en la vida es la relación personal con Jesús. Después de felicitar a la Iglesia en Éfeso por ciertos rasgos positivos, Jesús le dijo: «Pero tengo esto contra ti, que has dejado ttt primer amor» (Apocalipsis 2:4). Recuerde: la obra del ministerio no es el sustituto de una relación vibrante. con el Señor. Marcos 3:14-15, dice: «Y estableció (Jesús) a doce, PARA QUE

ESTUVIESEN CON ÉL, y para enviados a predicar, y que tuviesen atttondad para sanar enfermedades y para echar }itera demonios» (é.a). LA ESPIRITUALIDAD PERSONAL Y EL CARl,CTER NUNC.l\ DEBERÍAN SACRIFICJl,RSE EN EL ALT.C..R DEL SERVICIO CRISTIANO.

La prioridad inicial y suprema de Jesús no era que ellos fueran a predicar, sino que estuvieran con el.

Jesús no estaba interesado únicamente en la productividad del ministerio de sus discípulos. Estaba profundamente interesado en su desarrollo personal y en la transformación de su carácter. De hecho, fue el carácter de los discípulos (formado y moldeado a través de la interacción con Jesús) lo que les permitió ser verdaderamente productivos en el ministerio. ¿cómo podemos representar a Jesús como Él es si no le conocemos? Una vez escuché a un ministro decir: «Algunas personas, en el proceso de convertirse en grandes predicadores, se convierten en cristianos mediocres>>. Algunos ministros han desarrollado grandemente sus habilidades de predicar y enseñar, pero han permitido que su integridad, carácter y en algunos casos aún su moral se deteriore. La espiritualidad personal y el carácter nunca deberían sacrificarse en el altar del servicio cristiano. Tampoco nuestra posición dentro de la Iglesia puede llevar al orgullo, causando la pérdida de la humildad y la santidad. Una posición o título en la Iglesia nunca es sustituto del crecimiento espirituaL 38

Cuatro compromisos que los Ministros de Ayudas deben hacer

Comp:romiso núme:ro dos: devotos a la :U:glesia Aquellos que aman al Señor también deberían amar a su pueblo y tenerlos en gran estima. Las personas que con excelencia apoyan el ministerio, abrazan la verdad que la Iglesia, el Cuerpo de Cristo, es vital, es de valor y es precioso para el Señor. Jesús ama a la Iglesia (Efesios 5 :25), y lo mismo deberíamos hacer nosotros. Jesús está dado a edificar su Iglesia (Mateo 16:18) y, si amamos a Jesús, entonces debemos estar comprometidos a hacer las mismas cosas con las que Él está comprometido. Necesitamos amar la Iglesia más de lo que amamos nuestra posición y más de lo que amamos nuestro prestigio o autoestima; los cuales provienen de estar en esa misma posición. Este amor no es solamente un sentimiento, sino que debe traducirse en acciones positivas, tales como la fidelidad en la asistencia, en el servicio diligente y en el apoyo financiero consistente. Estas son algunas de las características que los pastores buscan antes de seleccionar personas para el servicio en posiciones claves en la Iglesia; estos rasgos de carácter deben continuar cuando la persona ha entrado en el liderazgo. Estos rasgos no deben estar basados en si se tiene una posición formal, sino en el amor y el compromiso hacia la Iglesia de Jesucristo. Cuando un ministro tiene un corazón de Pastor, siempre va a considerar el bien de la Iglesia en sus decisiones y acciones. Él no hará cosas que le causen daño. Un ministro de ayudas debería siempre buscar el beneficio y el bienestar de la Iglesia, tal como lo hizo Jesús.

Comp:romiso número tres: devoto a su p:ropio llamado El Ministerio de Ayudas es más que un trabajo, es un llamado. Es un ministerio de verdad. Los pastores asociados, los ministros de jóvenes, de niños, los de la alabanza y adoración recibirán en ocasiones preguntas tales como: «¿Cuándo es que realmente vas a entrar en el ministerio?». La implicación es que solo los pastores 39

En Búsqueda de Timoteo

están en el ministerio. iEsto no es verdad! Un miembro del equipo pastoral fue a v1s1tar a alguien al hospital. El enfermo le preguntó si «Un verdadero Pastor» podría venir a visitarle. El Ministerio de Ayudas es un ministerio real y válido y no debe ser visto solo como un escalón hacia un llamado más