El Amor y Sus Problemas

EL AMOR Y SUS PROBLEMAS ALBERT ELLIS La terapia racional emotiva es en gran parte una teoría y practica sobre las relaci

Views 185 Downloads 5 File size 200KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

EL AMOR Y SUS PROBLEMAS ALBERT ELLIS La terapia racional emotiva es en gran parte una teoría y practica sobre las relaciones interpersonales y lo mas probable es que no hubiera sido nunca creada y desarrollada de no haberme encontrado absorto, desde la infancia, con mi propio amor y los problemas relacionados con él (Ellis, 1965, 1972a, 1983a) debido a mi interés personal en el amor me encontraba motivado a realizar una gran cantidad de investigación pionera sobre la emoción del amor (Ellis, 1949a, 1949b, 1949c, 1950, 1951, 1954). También centré mi trabajo clínico de la RET, desde 1955 en adelante, en ayudar a personas con sus problemas amorosos, maritales y sexuales (Ellis, 1957, 1958, 1960, 1962, 1963a, 1963b, 1963c, 1972b, 1973a; Ellis y Harper, 1961a, 1961b). Algunos de los primeros clínicos de la RET también se consagraron a los problemas del amor y las relaciones interpersonales y realizaron contribuciones significativas a estas áreas (Ard, 1967; Ard y Ard, 1969; Blazier, 1975; Demorest, 1971; Grossack, 1976; Harper, 1960, 1963; Harper y Stokes, 1971; Hauck, 1973, 1974, 1977, 1981; Hibbard, 1975; Maultsby, 1975; McCletlan y Stieper, 1973; Shibles, 1978). Como resultado de este énfasis la RET ha estado siempre especialmente interesada con el diagnostico y tratamiento de problemas amorosos. Presentare en este capitulo sus teorías y practicas a propósito de los trastornos amorosos mas comunes y omitiré en gran parte sus tratamientos para problemas sexuales y maritales los cuales serán cubiertos en otros capítulos de este libro. Debido a que este capitulo esta fundamentalmente dedicado a los problemas del amor y sus tratamientos, matiza ciertos tipos y grados de amor – especialmente el amor romántico intenso. Actualmente el sentimiento de amor resulta normalmente sano y gratificante. Con mucha frecuencia es altruista y orientado socialmente (en lugar de estar absorto primariamente en uno mismo y centrado en el egoísmo). No solo vitaliza la vida y la felicidad humana, sino que también ayuda a perpetuar y preservar la raza humana. Sin amor ¿Quién de nosotros se atrevería a anidar y criar niños? O ¿prolongar nuestras propias vidas? ¿Qué es el amor? Es un sentimiento que es tan variado y omnipresente que resulta difícil de definir. El Webster´s New Word Diccionario empieza a definirlo con valentía de la siguiente manera: . Para añadir a continuación: : como actuar por amor. Continuando estas dos definiciones, llegamos a mi designación del amor en The American Sexual Tragedy: (Ellis, 1954, p. 117). Algunos de los muchos sinónimos adecuados al amor – y especialmente al amor sano- son: Afecto, cariño, preferencia, consideración, estima, intimidad, proximidad, amistad, cuidado, preocupación, ternura, bondad y ardor.

AMOR SUPER ROMANTICO El amor romántico, apasionado o el enamoramiento intenso ha existido desde tiempos inmemorables pero recibió un empujón enorme durante la Edad Media para convertirse en casi un requisito para casarse en el siglo veinte (Burgess y Locke, 1953; de Rougemont, 1956; Ellis y Harper, 1961a; Finck, 1887; Hunt, 1959; Lucka, 1915; Murstein, 1974). Presenta enormes ventajas, dado que el amante romántico experimenta con frecuencia sentimientos extremadamente placenteros y se encuentra motivado para la realización de grandes esfuerzos de grandes esfuerzos y actuaciones asombrosas. Se reconoce generalmente que el amor romántico incluye varios factores importantes especialmente la idealización de la persona amada; un alto grado de exclusividad; intensos sentimientos de ligazón, normalmente con un fuerte componente sexual; la poderosa convicción de que el amor durara para siempre; obsesión con pensamientos acerca de la persona amada; y urgencia por realizar y sacrificar casi cualquier cosa por lograr a la persona amada; la convicción de que el amor romántico es la cosa mas importante del mundo; y la creencia de que uno puede fundirse prácticamente con la persona amada y convertirse en uno con el o ella (Ellis, 1949a, 1949b, 1949c, 1950, 1951, 1954; Hunt, 1959; Katz, 1976; Kremen y Kremen, 1971; Mc Donald y Mc Donald, 1973; Stendlhal, 1947; Tennov, 1979). Los devotos del romance tienden a crear y mantener una serie de creencias irracionales (BSIr) o mitos que interfieren con sus relaciones íntimas y con su felicidad. Aquí están, por ejemplo, alguno de los mitos románticos comunes en nuestra cultura. 1. Puedes amar apasionadamente a una, y solo a una, persona a la vez (Ellis, 1954). 2. El verdadero amor romántico dura para siempre.

3. Sentimientos profundos de amor romántico aseguran un matrimonio estable y compatible. 4. El sexo sin amor romántico no es ético ni satisfactorio. El amor y el sexo siempre van juntos (Bach y Wyden, 1969; Ellis, 1954). 5. Dentro de las relaciones maritales se puede fácilmente desarrollar y alimentar el amor romántico. 6. El amor romántico es superior al amor conyugal, amor de amistad, amor no sexual y otros tipos de amor, y difícilmente existes si no lo experimentas intensamente. 7. Si pierdes a la persona que amas románticamente debes sentirte profundamente apenado o deprimido durante un largo periodo de tiempo y no puedes volver a enamorarte legítimamente hasta que haya transcurrido este largo periodo de luto. 8. No es necesario percibir el amor todo el tiempo para saber que alguien te ama (Katz, 1976). Cuando las personas creen devotamente en este tipo de mitos tienden a convertirlos en reglas personales de conducta y encajonarse en y absolutistas. Así, se dicen a si mismos (o piensan implícitamente) , . Mis sentimientos románticos deben durar para siempre y hay algo que marcha muy mal en mí si desaparecen al cabo de un espacio relativamente corto de tiempo. . >. . La RET, cuando se enfrenta a románticos poco realistas en grado considerable que por lo tanto se hacen ansiosos, deprimidos, hostiles, o sienten lástima hacia sí mismos, debido a que mantienen mitos o creencias irracionales como las que acabamos de mencionar, emplea dos modos para disputarlas: 1. Enseña a las personas cómo sus creencias son anti-empíricas o poco realistas y les proporciona evidencias de su invalidez. En este sentido presenta datos de que uno puede positivamente amar a dos o mas personas simultáneamente (Murstein, 1974); que el amor romántico normalmente desaparece, especialmente cuando los amantes viven juntos (Finck, 1887), que los sentimientos propios de amor no sólo aseguran un matrimonio estable y compatible, sino que a menudo interfieren con el (de Rougemont; 1956), y que el amor romántico no es de ninguna manera siempre superior ni conlleva más felicidad que otros tipos de amor (Lederer y Jackson, 1968). 2. La RET de la misma manera que hace con las creencias irracionales que las personas tienen en otros aspectos de sus vidas, revela y disputa especialmente sus y absolutistas respecto al amor romántico. Les enseña que a pesar de lo mucho que ellas prefieren compromisos apasionados, no tienen porqué lograrlos o mantenerlos, y que cuando lo pierdan en las etapas iniciales o ultimas del romance, es algo muy inconveniente y muy triste y deplorable, pero no es catastrófico y terrible (Ellis, 1957, 1962, 1984a; Ellis y Becker, 1983; Ellis y Grieger, 1977; Ellis y Harper, 1961b, Ellis y Harper, 1975). Además de estas técnicas cognitivas para ayudar a las personas a renunciar a sus mitos y auto-derrotistas sobre el amor romántico, la RET emplea otro numero de métodos emotivos y conductuales. Así, puede mostrar a los clientes que su relación con el terapeuta no es romántica y sin embargo es satisfactoria y sirve de ayuda; les demuestra que el terapeuta puede respetar y aceptarles tengan o no éxito románticamente; les proporciona tareas in vivo que les permita encontrarse románticamente comprometidas con parejas , y ver que no tienen que casarse o irse a vivir con estas parejas, y puede proporcionarles un entrenamiento en habilidades concretas o ayudarles a encontrar, comunicarse con y ganar el amor de un compañero/a romántico (Ellis, 1962, 1973b, 1976, 1979a, en imprenta). Aborda especialmente el amor obsesivo-compulsivo o acaramelamiento, como se muestra en la siguiente sección de este capitulo.

EL AMOR OBSESIVO-COMPULSIVO O ACARAMELAMIENTO El amor obsesivo-compulsivo, o lo que Tennov (1979) ha llamado (), es normalmente aunque no necesariamente romántico. Una madre puede amar obsesivamente a su hijo o hija, un emprendedor puede amar compulsivamente su trabajo y un adolescente puede adorar obsesiva-compulsivamente a su amigo/a del mismo sexo sin desear tener

relaciones sexuales o casarse con su amigo/a. No obstante, en gran parte, el es una forma extrema de amor romántico que frecuentemente incluye: (1) Conductas trastornadas como el pensar obsesiva e intensamente en la persona amada; (2) La necesidad apremiante de reciprocidad; (3) Cambios de humor dependientes en la interpretación que el amante haga de reciprocidad que haga de la persona amada; (4) Intensos sentimientos de ansiedad y depresión si la persona amada no parece corresponder al amor de uno; (5) Idealización de la persona amada y rechazo a ver u observar sus deficiencias; (6) Afán por hacer cosas temerosas para ganar o mantener los favores de las personas amadas (Tennov, 1979). De acuerdo con la RET, el amor obsesivo-compulsivo o acaramelamiento normalmente implica que el amante mantenga devota y absolutisticamente una o mas de estas creencias irracionales (BSIr): (1) (2) (3) (4) (5) (Ellis, 1962, 1973a, 1973b, 1979a, 1984a; Ellis y Grieger, 1977; Ellis y Whiteley, 1979). La RET emplea un número de métodos cognitivos para ayudar a las personas a superar sus trastornos obsesivo-compulsivo respecto al amor, incluyendo los siguientes: 1. Les enseña cómo disputar de manera activa y persistente sus creencias irracionales (BSIr) y cambiarlas por preferencias relativistas (Ellis, 1957, 1962, 1973a, 1973b, 1984a, en imprenta – a,b,c) 2. La RET les enseña cómo emplear creencias racionales (BsRs) o afirmaciones de afrontamiento y cómo pensar en ellas y seguir repitiéndolas hasta que verdaderamente las sientan. Las auto afirmaciones racionales típicas son: >, >, >. 3. La RET muestra a las personas cómo emplear técnicas de distracción cognitiva como el método de relajación progresiva de Jacobsen (1942), o el yoga o técnicas de meditación, para desviar los pensamientos intrusitos a cerca de su amada/o (Ellis, 1984b). 4. La RET enseña a los amantes obsesivo-compulsivos cómo pueden también querer a otros además de su único y amado/a y pueden por lo tanto ser menos obsesivos. 5. La RET ayuda a las personas a hacer un listado y revisar concienzudamente algunas de las desventajas de su excesivo apego a su amado/a y algunas ventajas de querer a otras personas, tener otros intereses y compromisos hasta que se vuelvan menos obsesivos con un amado/a especial. 6. La RET enseña especialmente a los amantes obsesivo-compulsivos (o acaramelados) cómo trabaja sobre los síntomas secundarios de su perturbación. A nivel primario, se vuelven obsesionados y compulsivos, y después, a nivel secundario, se dan cuenta de esto y se repiten creencias irracionales (BSIr) como >. 7. La RET les enseña a disputar estas BSIr auto- desvalorizantes preguntándose a sí mismos > y >, ayudándoles así a aceptarse a sí mismos a pesar de su absurda conducta. La RET alivia sus perturbaciones secundarias y les permite recuperar el tiempo perdido y volver a enfrentarse y abandonar sus apegos obsesivo-compulsivos primarios (Ellis, 1962, 1979b, 1980, en imprenta – a; Ellis y Harper, 1975). La RET también emplea numerosos métodos emotivos y conductuales con amantes obsesivocompulsivos. Así, hace que el practicante de la RET los acepte incondicionalmente, a pesar de su loca adicción al amor; les enseña mediante métodos de la role-playing, a resistirse a las demandas irracionales, de sus compañeros/as; les proporciona tareas para casa sobre como resistirse a estas demandas , y les enseña cómo reforzarse a sí mismos por haber resistido; les muestra cómo penalizarse (ej.: Quemando dinero) cuando consienten en pensar demasiado en su amado/a o en llamarle por teléfono con excesiva frecuencia (Ellis y Abraham, 1978).

CELOS Y POSESION Podríamos distinguir entre dos formas de celos: celos racionales y celos irracionales. Estamos o somos racionalmente celosos cuando deseamos unas relaciones continuadas, y a veces monógamas, con nuestro amado/a y cuando estamos preocupados de que ésta se rompa porque él o ella ama (o presta demasiada atención) a otra persona – y por lo tanto nos prive de su presencia y suponga probablemente la amenaza de una perdida completa. Cuando estamos racionalmente celosos, nos sentimos frustrados y defraudados cuando nuestro amado/a presta atención a otros, pero no estamos gravemente trastornados. Estamos o somos irracionalmente (insensatamente) celosos cuando exigimos u ordenamos de manera absolutista que nuestro amado/a nos quiera y preste atención casi exclusivamente a nosotros y nos sentimos horrorizados ante la idea de que él o ella puede intimar emocionalmente con otra persona hasta llegar incluso a poder abandonarnos, por ella. Cuando estamos irracionalmente celosos tendemos a sentirnos gravemente ansiosos, hostiles y/o deprimidos, a rumiar obsesivamente sobre el grave peligro de perder a nuestro amado/a, a ser suspicaz contra sus actos, a exigir constantemente pruebas o palabras de afecto de él o ella, y a intentar estar con él o ella prácticamente todo el tiempo (Clanton y Smith, 1977; Ellis, 1972b, en imprenta b; O´Neill, 1972). La RET defiende la hipótesis de que las personas insensatamente celosas y posesivas tienden a mantener de manera dogmática varias creencias irracionales (BSIr) que crean sus celos, como por ejemplo: (1) ; (2) ; (3) , (4) . (Ellis, 1972b; Harper, 1963; Hauck; 1981). Cuando las personas están irracionalmente celosas, la RET intenta ayudarles especialmente a reconocer sus creencias irracionales (BSIr) y cambiarlas por creencias racionales (BsRs). De esta forma, les enseña como disputar sus irracionalidades y acabar adoptando filosofías realistas y menos dogmáticas acerca del amor y la vida: (1) . (2). (3), (4) . (Ellis, 1972b, en imprenta b; Harper, 1963; Hauck, 1981). La RET emplea varios métodos cognitivos para ayudar a las personas a combatir sus sentimientos de celos auto-derrotistas: (1). Les anima a hacer una lista comprensiva de las desventajas de los celos, la posesión y el odio de una lista de las ventajas de los celos racionales y de sentimientos de preocupación y frustración. También les estimula para hacer un listado de las ventajas de relaciones abiertas que permiten a ambos miembros disfrutar de actividades no monógamas y a revisar firmemente cuando alguno de sus miembros se sienta celoso. Algunas de las ventajas de las relaciones abiertas son: (a) Llevan a una mayor variedad de experiencias sexuales y amorosas y al alivio del aburrimiento y monotonía; (b) Proporcionan un máximo de libertad y un mínimo de restricción a ambos miembros de la pareja; (c) Proporciona satisfacciones cuando los dos miembros están alejados días o semanas; (d) A veces ayudan a que los miembros de la pareja se valoren más el uno al otro y lleguen a vínculos de mayor intimidad y confianza; (e) Pueden proporcionar experiencias de sexo-amor y aprendizajes que puedan ayudar significativamente a ambos miembros a desarrollarse y madurar y llevarse mejor entre sí; (f) Pueden satisfacer la curiosidad de miembros que con anterioridad han tenido pocas experiencias de sexo-amor; (g) Pueden compensar la privación del amor y/o sexo de uno de los miembros que puede tener mayores deseos libidinosos que el otro; (h) Pueden ayudar a establecer sentimientos de auto-eficacia o confianza de logro en miembros relativamente inexpertos (Ellis, 1972b).

(2). La RET enseña a los amantes celosos a fijar un tiempo concreto o límite de tiempo cada día durante el cual permitirse a sí mismos tener pensamientos celosos. Por ejemplo, pueden permitirse caer en ser indulgentes y manifestar rumiaciones de celos (¡u homicidas!) de 8:00 a 8:15 p.m. todos los días y pueden forzarse a sí mismos a pensar en otras cosas el resto del tiempo. (3). La RET estimula las tareas de lecturas que muestren a las personas celosas que es posible que una persona viva intensamente y no se sienta irracionalmente celosa. Así, recomienda libros como Sex without (Ellis, 1958), The Civilized Couple’s Guide to Extramarital Adventure (Ellis, 1972b) Infidelity (Boyland, 1971) Jealousy (Clanton y Smith, 1977) Overcoming Jealousy and Possessiveness (Hauck, 1981) y Open Marriage (O´Neill y O´Neill, 1972).

A nivel emotivo, la RET emplea varios métodos para ayudar a las personas a abandonar sus sentimientos de celos infundados. Y así les enseña cómo emplear la imaginación racional – emotiva (Maultsby, 1975; Maultsby y Ellis, 1974). Con un cliente masculino lo empleé de la siguiente manera: T:

Cierra los ojos. Ahora imagina, lo mas intensamente que puedas, que tu mujer está de verdad, como a veces piensas que está, teniendo una aventura con uno de tus mejores amigos y que ella le quiere mucho pero continúa negando que tenga algún interés en él. Pero, tú encuentras cartas de amor de ella dirigidas a él, que prueban que está enamorada de él y tiene relaciones sexuales estables con él. Puedes imaginarte vivamente esto.

C:

¡Sin esfuerzos!, a menudo me imagino cosas parecidas.

T:

¡Bien! ¿Cómo sentías honestamente, a medida que te imaginabas esto vivamente?

C:

Muy exasperado. ¡Prácticamente homicida!

T:

¡Bien! Ahora sigue imaginándote esa escena y mientras te lo imaginas quiero que consigas sentirte solo defraudado, solo triste – pero no enfadado u homicida.

C:

Estoy teniendo dificultad en cambiar mis sentimientos.

T:

Ya sé que es difícil, pero tú puedes hacerlo. Sé que puedes hacerlo. Ahora cambia tus sentimientos a solo desagrado y tristeza.

C:

(Al cabo de unos minutos): Ya está.

T:

¿Ahora solo te sientes defraudado y triste y no exasperado? ¿No es así?

C:

Sí.

T:

¡Muy bien! Abre los ojos. ¿Ahora, cómo lo has logrado? ¿Qué has hecho para cambiar tus sentimientos?

C:

Yo creo que les veía haciendo el amor – y estaban en nuestra propia cama, en la que mi mujer y yo dormimos! Y me enfade muchísimo! Después me relajé y se me pasó el enfado.

T:

Eso puede funcionar. Relajarte hará que desaparezca tu rabia. Pero no hará que te sientas defraudado. ¿Qué has hecho para lograr sentirte defraudado?

C:

Ah, sí, es cierto. Después de relajarme, me he dicho: .

T:

¡Eso ha estado muy bien! Ahora lo que quiero es que continúes haciendo lo que acabas de hacer, imaginación racional-emotiva, al menos una vez al día durante los próximos 30 días. Primero imagínate lo peor y siéntete todo lo celoso y enfadado que puedas. Entonces cambias tus sentimientos a los de tristeza y desilusión de la misma manera que acabas de hacerlo y de otras formas que se te vayan ocurriendo. Hay muchas cosas que puedes decirte para crear sentimientos de desilusión. La tuya ha sido una buena manera pero puedes encontrar también otras.

C:

¿De verdad?

T:

Claro que puedes. Ahora vas a practicar esta imaginación racional-emotiva al menos una vez al día durante los próximos 30 días hasta adquirir automáticamente la practica de sentirte adecuadamente defraudado en lugar de inadecuadamente homicida, cuando supongas que tu mujer te esta siendo infiel.

C:

Sí, lo haré. ¿Pero suponga que empiezo a sentirme ansioso e inseguro en lugar de enfadado?

T:

Muy bien. Esos dos sentimientos acompañan también normalmente a los celos. Así que los sientes, haz lo mismo, permítete sentir una ansiedad e inseguridad extrema y entonces cámbialos por sentimientos de preocupación real por la posibilidad de perder a tu mujer – pero no ansiedad o excesiva preocupación. Logra sentirte muy pesaroso por su posible perdida – pero no te desvalorices a ti mismo. ¿Entendido?

C:

Sí, creo que sí.

T:

Bien. Ahora vete a practicar la RET al menos una vez al día durante 30 días. A nivel emotivo, la RET también emplea role-playing para ayudar a los clientes celosos a confrontar y trabajar situaciones que les provocan celos. Yo les enseño, cómo repetirse a sí mismos, con energía, afirmaciones de afrontamiento, como: Les proporciona una aceptación incondicional, incluso cuando estén absurdamente celosos, y les enseña como aceptarse totalmente a sí mismos cuando se dé el peor de las casos.

A nivel conductual la RET proporciona a los clientes tareas para casa que les ayudan a contradecir sus pensamientos y sentimientos de celos. Así, les estimula a que se citen con miembros que estén también comprometidos emocionalmente en otras parejas. Y a veces les anima a que establezcan una relación abierta con un compañero/a, en el curso del cual pueden trabajar activamente algunos de sus sentimientos de celos. La RET refrendaría las reglas conductuales de Taylor (1982) que recomiendan a los amantes celosos: (1) No espíes ni fisgones, (2) No confrontes ni entrampes, (3) Cuando pienses que tu pareja está teniendo una aventura, mantente al margen. O como diríamos en la RET si estas decidido/a a confrontar o meterte en la aventura de tu pareja, primero líbrate de tu hostilidad y gimoteo autolastimero, y entonces, y sólo entonces, haz tu confrontación. Luego mediante el empleo de varios métodos cognitivos, emotivos y conductuales, la RET ayuda a las personas a retener sentimientos adecuados o racionales de celos y a minimizar los celos y la posesión insensatos y racionales (Ellis, en imprenta – b).

ENCONTRAR PAREJA ADECUADA Debido a que las relaciones amorosas satisfactorias resultan a menudo difíciles de encontrar, debido a que la mayoría de las personas son demasiado selectivas respecto al amor de lo que lo son respecto el compañerismo y el sexo; y debido a que parejas a largo plazo y con un grado de amor elevado son difíciles de mantener, hay literalmente millones de amantes potenciales que raramente o nunca disfrutan de una relación intima duradera. La timidez social, la falta de asertividad o el miedo al rechazo son barreras importantes a la hora de encontrar parejas amorosas adecuadas y la RET siempre se ha especializado en ayudar a las personas a sobreponerse a estos bloqueos. Las personas que se bloquean o impidan a sí mismos conocer a un buen numero de parejas potenciales e ir estrechando escalonadamente las amistades intimas a una o unas pocas, mantienen a nivel profundo, casi siempre, el mismo tipo de creencias irracionales (BsIr) que otros individuos auto-derrotistas, especialmente estas tres: (1) , (2) , (3) . La RET muestra a amantes tímidos y evasivos que ellos tienen de manera explicita o implícita estas creencias irracionales (BsIr) y les enseña métodos activos para disputar y superar éstas (BsIr) (Ellis, 1957, 1962, 1971a, 1973a, 1973b, 1979a, en imprenta a, b, c). A nivel cognitivo, el terapeuta de la RET a menudo tendrá un dialogo similar al siguiente con la cliente femenina que desea conocer a hombres con los que poder relacionarse a nivel emotivo, pero que raramente hace algo para iniciar o facilitar tales encuentros.

T:

Cuando ves lo que consideras ser un hombre atractivo y de buena presencia en un baile, fiesta u otra situación social y deseas hablar con él pero sales huyendo ante esa idea. ¿Qué te repites a ti misma para hacerte retroceder?

C:

Me digo a mi misma que él no es para mi o que el ya tendrá una mujer, o algo parecido.

T:

Bueno, eso es racionalizacion. Te das a ti misma una excusa, que parece ser creíble pero que realmente no lo es, de manera que no tengas que hablar con él. ¿Pero cuál es la razón que escondes detrás de esta racionalizacion? ¿Qué es lo que realmente te dices a ti misma que hace que tengas miedo a hablar con él?

C:

No lo sé.

T:

¡Sí que lo sabes! ¿Qué?

C:

.

T:

Sí, eso es lo que tú te dices a ti misma. Pero eso es una afirmación anti-empírica e irreal que se desprende de alguna filosofía absolutista, de algún o . ¿Cuál crees tú que es esa filosofía absolutista?

C:

.

T:

Exacto. Ahora vamos a repasar ese grupo de creencias irracionales. En A, Acontecimientos Activadores, te encuentras con un hombre con el cuál realmente desearías hablar, y probablemente salir, y hasta acostarse con el tiempo. En B, tu marco irracional de creencias, te dice a ti misma que no debes ser rechazada por él o cualquier otro hombre decente, que debes lograr todos los hombres que te parecen buenos. Entonces, en C, consecuencias emocionales y conductuales, te sientes ansiosa y te retraes y te niegas a hablar con ese hombre.

C:

Sí, es Así como ocurre normalmente.

T:

Así es como tú haces que sea. Pero vamos a hacer que tu hagas que las cosas vayan de otra forma: ayudándote a abordar muchos o la mayoría de los hombres que encuentras deseables.

C:

¿Cómo?

T:

Primero, pasando a la fase D. Discutir, vamos a hacer ahora tú y yo algo de disputa activa. Primero, ¿Por qué debes conseguir todos los hombres deseables que conoces?, ¿Dónde esta escrito que no debes ser rechazada por ellos?

C:

Uh - ¡Porque es tan desagradable no conseguir lo que deseo!

T:

¡Así que es desagradable! ¡Por qué debe ser desagradable!

C:

Porque yo quiero que así sea.

T:

¿Por qué debes conseguir lo que deseas?

C:

Uh – Supongo que no tengo por qué.

T:

>.

C:

(Riéndose) Sí, supongo que siento que realmente cedería.

T:

¿Y a dónde te van a llevar todos estos ?

C:

A estar ansiosa y retraída.

T:

¡Exactamente! Pero sería conveniente que pudieras superar eso – sería mejor que te enseñaras a ti misma, con cuidado y con detalle, que mientras insistas en que debes hacerlo bien y conseguir lo que quieres, es casi inevitable que te sientas ansiosa y retraída.

C:

Hum.

T:

Sí, ¡hum! Supongamos que no consigues ese hombre tan atractivo, lo intentas con todas tus fuerzas pero sigues sin conseguirlo. ¿Cómo te sentirías por eso?

C:

¡Horrible!

T:

¿Por qué sería horrible ser rechazada?

C:

Porque no me gustaría.

T:

Por eso sería malo. Desagradable. Una patada en el culo. ¿Pero, por qué iba a ser eso horrible?

C:

Bueno, supongo que realmente no lo sería.

T:

¿Por qué no lo sería?

C:

Bueno, esto porque realmente solo seria un inconveniente y hay otros hombres disponibles.

T:

Exacto. Si sería horrible, sería totalmente malo o inconveniente o 101% malo. ¡Y apenas eso! No importa lo inconveniente que sea, probablemente siempre puedas seguir viviendo felíz y buscar luego algo menos inconveniente.

C:

Sí, supongo que sí.

T:

¡Sería mejor que dijeras eso con más entusiasmo!

C:

Sí, supongo que podría ser felíz sin este hombre concreto. Pero supongamos que nunca consigo un amante o marido bueno. ¿Podría entonces ser felíz?

T:

¿Por qué no? No serías tan felíz como si hubieras conseguido uno. Pero podrías seguir siendo felíz. ¿No es así? ¿De alguna forma?

C:

Ah sí. Ya entiendo a qué se refiere. Aunque nunca tuviera éxito en el amor podría seguir siendo felíz de otra forma, con otras cosas.

T:

¡Tienes toda la razón!

De esta manera, la terapeuta continúa enseñando al cliente cómo cognitiva y filosóficamente ella puede arriesgarse a ser rechazada, y que si no lo hace, es probable que sea mucho menos felíz que si lo hace. El terapeuta de la RET toma sus puntos de vista absolutistas y las derivaciones poco realistas que hace de estos, los fragmenta y le enseña como puede disputarlos ella misma. Aprende a utilizar el método científico para seguir probándose a sí mismo que: (1) No tiene que encontrar el amor; (2) No es ni mucho menos horrible si no lo encuentra; (3) Puede soportar que los hombres la rechazen; (4) Su valía como ser humano no disminuye cuando es rechazado; (5) Los hombres que la traten mal en situaciones de encuentro se están portando de manera poco considerada pero no son unos cabrones, y (6) Sería bonito que se dieran condiciones fácil y placenteramente para que ella pudiera conocer a hombres hasta encontrar finalmente a una pareja amorosa adecuada, pero el mundo está lejos de ser un mundo terrible si las cosas son difíciles, o si ella tiene que seguir luchando para conseguir lo que quiere. La RET emplea, con clientes así, algunas de sus técnicas cognitivas comunes como: (1) Enseñarles a elaborar un listado de las ventajas de tomar riesgos y recibir, probablemente, muchos rechazos al hacerlo, y de las desventajas de negarse a tomar tales riesgos y esperar como un pasmarote a que los hombres adecuados se acerquen a ella. (2) Se les da información sobre cuáles son algunos de los mejores lugares para ir para conocer hombres, y que métodos de abordamiento pueden emplear para conocerlos. (3) Se les enseña técnicas de distracción cognitiva como las técnicas de relajación de Jacobsen (1942), para emplear cuando se ponen ansiosas en una situación de encuentro. (4) Se les enseña a imaginarse a sí mismas conociendo hombres y hablando con ellos de una manera adecuada. (5) Se les proporciona material de biblioterapia para leer sobre RET y los encuentros, como The Intelligent Woman´s Guide to Dating and Mating (Ellis, 1979a), y The First Person Singular (Jonson, 1977).

A nivel emotivo, la RET también emplea sus técnicas conocidas con clientes que tienen problemas para encontrar a otros y conocer parejas amorosas, como son: (1) Auto-Afirmaciones Enérgicas: ayudar a las clientes a decirse a sí mismas, con energía, afirmaciones como: , . (2) Imaginación Racional-Emotiva: enseñar a los clientes a imaginarse a sí mismos fracasando miserablemente en sus encuentros con otros y sentirse solo tristes, lamentando estar frustrados y disgustados, y no deprimidos ni desvalorizándose a sí mismos. (3) Role Playing: proporcionar a los clientes práctica a través del role-playing, sobre como conocer a parejas que ellos consideran adecuadas, mostrándoles como se ponen ansiosos, sin necesidad, cuando realizan un encuentro. (4) Ejercicios para contrarrestar la vergüenza: inducir a los clientes deliberadamente a hacer algo que ellos consideran absurdo o que les da vergüenza, a la hora de realizar un procedimiento de abordaje, cómo llevar una ropa llamativa o decir deliberadamente algo equivocado, enseñándoles a no sentirse avergonzados y a aceptarse a sí mismos cuando lo hacen. La RET emplea numerosos métodos conductuales para ayudar a los clientes a superar su temor a encontrar posibles parejas amorosas: (1) Desensibilización in vivo: Ayudarles a realizar tareas para casa sobre encuentros reales con parejas potenciales al menos varias veces al día, hasta que se desensibilizan al rechazo. (2) Tareas implosivas: Inducir a los clientes a realizar encuentros con parejas potenciales de manera continua, por ejemplo, 20 veces al día hasta que ven que no hay en hacerlo. (3) Reforzamiento: Enseñar a los clientes como reforzarse a sí mismos cada vez que realizan una de sus tareas de encuentros. (4) Penalización: Enseñar a los clientes a penalizarse a sí mismos cada vez que eviten llevar a cabo una de sus tareas de encuentros. (5) Entrenamiento en competencias: Proporcionar a los clientes entrenamiento en competencias (o enviarles alguien que se lo proporcione) que les ayudará a encontrar a otros – por ejemplo, entrenamientos asertivo, entrenamiento en comunicación y entrenamiento sexual.

PÉRDIDA DEL AMOR Uno de los principales problemas es el de la perdida del amor de la pareja elegida; en un principio, cuando uno primero ama y es rechazado por la persona amada; o después de que uno ha experimentado reciprocidad durante un periodo de tiempo y más tarde la pierde porque su pareja rechaza su amor o se muere. En cualquiera de estos casos, la perdida del amor puede llevar a ansiedad, depresión, autocompadecimiento, desvalorización, rabia e incluso (en no pocos casos) suicidio u homicidio. La teoría de la RET postula que en la mayoría de los casos en los que las personas sufren intensamente la perdida del amor, no solo están extremadamente tristes o dolidos sino que también sienten lastima y odio a sí mismos, tienden a creer y mantener firmemente varias creencias irracionales (BsIr) como: 1. . 2. . 4. Practica sentimientos amorosos. Recuerda e imagínate situaciones que te hagan sentirte afectivo/a, cariñoso/a, ardiente y excitado/a. Dedica algún tiempo, quizás todos los días, a pensar en estas situaciones y construir sentimientos amorosos respecto a estas situaciones. 5. Actúa deliberadamente de forma cariñosa con tu amado/a. Mándale flores: cómprale regalos, escríbele poemas, dile palabras cariñosas, cuenta a otras personas lo mucho que le/la quieres. No importa lo difícil que te resulte decir ¡Dilo! ¡Una y otra vez! (Ellis y Harper, 1961b; Hauck, 1977, 1984). 6. Planifica y lleva a cabo actividades que sean mutuamente placenteras con tu amado/a; leer en alto juntos, practicar deportes, asistir al cine y al teatro, visitar amigos, tener relaciones sexuales, ir de camping, etc. (Buscaglia, 1982). 7. Observa tus sentimientos de rabia, irritación, resentimiento, aburrimiento y frustración con tu amado/a. Fíjate si nacen de deseos o preferencias (); o de demandas o exigencias absolutistas (). Mantén tus deseos pero prescinde de tus exigencias (Ellis y Becker, 1982). 8. Si deseas sobre todo que tu amado/a piense, actúe, o sienta de diferente modo, intenta expresar tus deseos preferentemente de manera no hostil y anímale cariñosamente a realizarlos. Si no puedes lograr este tipo de cambios, intenta aceptar tu frustración y no le des demasiada importancia (Ellis, 1979a, en imprenta – b). 9. Si te sientes resentido/a porque tu amado/a te defrauda, fíjate en tus exigencias autoritarias – tu insistencia en que él o ella deba satisfacer de manera absolutista lo que demandas - y emplea la confrontación de la RET para combatir tus exigencias. Repítete vigorosamente a ti mismo, > (Blazier, 1975; Ellis, 1977a, 1979a, 1983b; Hauck, 1974, 1977, 1984). 10. Si tienes una baja tolerancia a la frustración respecto a las condiciones que te impiden disfrutar completamente con tu amado/a, busca tus y respecto a estas condiciones y emplea activamente la RET para disputarlas. Repite con fuerza (Ellis, 1975, 1979a). 11. Consideración no es lo mismo que amor pero desde luego ayuda. Si intentas descubrir lo que le gusta a tu amado/a le disgusta u odia, y evitas hacer esas cosas, conseguirás en gran medida conservar su amor por ti vivo (Taylor, 1982). 12. ¡No sea compulsivamente honesto respecto a todo! En boca cerrada no entran moscas, especialmente cuando tu pareja sigue haciendo cosas irritantes que puedes soportar. No pienses que tienes que hablar, expresarte, o ser completamente honesto/a. Pero si él o ella hace algo que va en contra de tus principios o valores básicos, y que puede ser modificado – entonces habla. 13. ¡Mantén un buen sentido del humor! Reduce tus ideas de preocupación excesiva respecto a lo de la conducta de tu amado/a hasta verlas como algo absurdo. Aprende algunas divertidas canciones racionales de la RET respecto al amor y la perturbación, y cántatelos con fuerza a ti mismo en ocasiones adecuadas (Ellis, 1977b, 1977c) Intenta por ejemplo estas canciones:

¡Quiéreme, quiéreme, sólo a mí! (Con la música de Yankee Doodle) ¡Quiéreme, quiéreme, sólo a mí, o me moriré sin ti! ¡Haz que tu amor sea una garantía, para que nunca pueda dudar de ti! Quiéreme, quiéreme totalmente; inténtalo, inténtalo con fuerza, cariño: ¡Pero si pretendes de confiar en mí, te odiare hasta que me muera cariño! Quiéreme, quiéreme todo el tiempo, completa y totalmente; ¡La vida se convierte en una ciénaga de fango si no me quieres solo a mí

Ámame con gran ternura, sin peros, cariño; ¡Pues si me amas un poco menos te odiare hasta las entrañas, cariño!

Te amo excesivamente (Con la música de I love you Truly, de Carrie Jacobs Bond) Te amo excesivamente, excesivamente, cariño! ¡Igual que un perrito perseverare! Cuando eres vago/a y actúas como uno/a aburrido/a, Estoy tan loco/a que te quiero más! ¡Te amo excesivamente, excesivamente, cariño! ¡Excesivamente y sin descanso! Aunque seas ingobernable y me partas el alma; ¡Te amo excesivamente, porque soy un chalado/a!

Sólo soy una babosa del amor (Con la música de Annie Laurie, de Lady Scott) Oh, sólo soy una babosa del amor, Que necesita oírte decir Que tú eres totalmente para mí ¡Para siempre jamás! Si no me garantizas Que siempre para mí serás Gritaré y lloraré y haré de la vida un infierno ¡Y luego me dejaré morir! (Letras de Albert Ellis. Copyright 1977 Del Instituto para la Terapia Racional-Emotiva). 14. Reconocer francamente tus propios deseos y tendencias sexuales y las de tu pareja, reconocer que el sexo no se reduce a la penetración sino que incluye muchos placeres no coitales, y en colaboración con tu pareja acordar que los dos obtendréis regularmente satisfacción sexual (Ellis, 1960, 1976, 1979a). 15. Pasa tiempo junto a tu pareja y comparte con ella un grado considerable de cosas pero intenta acordar que ambos mantendréis también una individualidad apreciable así como la identidad personal (Ellis y Becker, 1982). 16. Realiza esfuerzos constantes por comunicarte bien con tu amado/a. Usa especialmente los métodos RET para facilitar la comunicación desarrollados por Ted Crawford (1982). Esto incluye una escucha activa hacia tu pareja, devolviendo la secuencia de discusión (donde te aseguras que cada uno comprende el punto de vista del otro antes de estar o no de acuerdo con él), y la eliminación de los y que bloquean la comunicación real (Brainerd, 1976; Ellis, 1983b). 17. El amor requiere algunos sacrificios, especialmente de tiempo y esfuerzo. Puedes amara legítimamente a otro – estar muy entregado a su trabajo (como lo estaba Edison) o a una causa (como Lenin). Pero si quieres por encima de todo querer y ser querido/a por otra persona, mas vale que te entregues primero a aceptar (y bien podría decir quererte) a ti mismo y a preocuparte por esa persona. Puedes estar entregado al trabajo y a una causa sí – hasta cierto grado, pero no demasiado. > (Blazier, 1975; Ellis, 1979a; Ellis y Harper, 1961b; Fromme, 1965; Kelly, 1979; Murstein, 1974).

SUMARIO Y CONCLUSIONES La RET tiene sus propias teorías sobre el amor, sus obstáculos, y sus posibilidades de realización. Está especialmente indicado para los individuos que presentan graves problemas amorosos: como personas poseídas por un amor super-romántico, acaramelados que ponen el punto de mira en sentimientos obsesivo-compulsivos; amantes insensatamente celosos y posesivos; personas que interfieren sin necesidad con el encuentro de parejas adecuadas; y aquellas que sufren angustia y depresión cuando pierden el amor. En los aspectos positivos, tiene cosas importantes que enseñar respecto a los deseos humanos normales para potenciar el amor y mantenerlo vivo. Naturalmente, la RET no tiene todas las respuestas para el amor, ni para ninguna otra cosa. Pero esta realizando contribuciones significativas en este fascinante campo del esfuerzo y la ternura humanos.