(33) Esos Años en Busca de Mi Honor -Completo

Esos Años en Busca de Mi Honor by MarxistaKawa Titulos Alternativos: Ten Thousand Miles in Search of Honour * Those Year

Views 43 Downloads 0 File size 17MB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

  • Author / Uploaded
  • yuuri
Citation preview

Esos Años en Busca de Mi Honor by MarxistaKawa Titulos Alternativos: Ten Thousand Miles in Search of Honour * Those Years in Quest of Honor Mine * Author: Man Man He Qi Duo () Capítulos: 103 + 2 Extras Yu Ziyou y Zhong Wan sirvieron a diferentes maestros. Alguna vez habían sido las almas más cercanas y eran los enemigos más amargos. Después de perder la lucha por el trono, Zhong Wan llevó a sus dos jóvenes maestros con él lejos hacia las fronteras en aras de la supervivencia. Confió en la pequeña amistad que existía entre él y Yu Ziyou cuando eran jóvenes. Tomó prestadas algunas de sus pertenencias personales y también dejó caer varias pistas que hicieron que todos pensaran que había algo íntimo entre ellos. Dada la poderosa presencia autoritaria del Clan Yu en la corte imperial, esta apariencia de empatía le permitió a Zhong Wan vivir una vida mucho mejor que

antes. Como tal, las historias que inventó comenzaron a tener cada vez más peso. A medida que los rumores de su encantador romance se extendieron a miles de kilómetros en el horizonte, Yu Ziyou, que se encontraba en la lejana ciudad capital, finalmente se enteró de su profunda y épica historia de amor. En trance, Yu Ziyou, a quien le habían lavado el cerebro por completo durante siete años, creía en ellos. Supuso que algo especial realmente sucedió entre ellos en esos años ... **TRADUCCION DE INGLÉS A ESPAÑOL** Por favor visite PERPETUAL DAY DREAMS https://perpetualdaydreams.com/novel/tyqhm/tyqhm-tl/ Traducción inglesa: Sleepchaser y JP MANHUA en Inglés: https://mangadex.org/title/53527/these-years-in-quest-of-honour-mine

Glosario y Lista de Personajes Personajes:

Zhong Wan : | MC. 24 al comienzo de la novela. Es parte de la rama lateral del clan Zhong. Es muy inteligente y usa todo lo que tiene para proteger los bienes del Príncipe Qian An. Yu She / Yu Ziyou / joven príncipe Yu / El Heredero: ///| ML. 23 al comienzo de la novela. Tiene ataques de locura.

Xuan Rui: | Originalmente el heredero del Príncipe Ning, pero ahora es el Príncipe Qian An, el título de su patrimonio degradado de Príncipe de Primer Grado a Príncipe de Segundo Grado por iniciativa propia. 17 al principio de la novela y una persona tímida. Xuan Yu: | El hijo menor legítimo del Príncipe Ning (parte de un conjunto de gemelos). 10 al comienzo de la novela. Xuan Congxin: | La hija legítima del Príncipe Ning (parte de un conjunto de gemelos). 10 al comienzo de la novela. Príncipe Ning: | El benefactor de Zhong Wan. También crió a ZW como un padre. La madre del Príncipe Ning era la noble consorte Zhong, que pertenecía a la rama principal de la familia Zhong. Así que técnicamente es el tío de ZW, pero con muchos grados de separación. Lin Si: | mudo y creció con Zhong Wan en su juventud. Yan Pingshan: | administrador de la propiedad del Príncipe Qian An. Princesa Huiyang: | la Cuarta Princesa de nueve años. Xuan Jing / Cuarto Príncipe: | El compañero de bebida de Zhong Wan en el pasado Xuan Qiong / Quinto Príncipe:| El primo de Yu She por parte de su padre. Emperador Chongan:| Emperador de esta generación. Parece estar en sus sesenta.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Términos (alfabéticos): Actor : | Es decir, actor de ópera. En la antigua China, estos actores / actrices de ópera eran vistos muy humildemente y se les consideraba un poco mejores que las prostitutas.

Hijos bastardos : | Hijos de "amantes externas". Básicamente, sus madres nunca entraron en el hogar como esposa principal ni como concubina propiamente dicha. Beijiang :| Frontera norte; el norte de Xinjiang básicamente. Sala Central: | Salón de actos central en un patio de muchas estancias. Nombre de infancia: | Apodo dado a los niños. Polvo para alimentos fríos: | El polvo de alimentos fríos, también llamado polvo de cinco minerales, es una droga psicoactiva venenosa. Fue popular en China durante las Seis Dinastías y la Dinastía Tang. Nombre de cortesía: | En la antigua China, una vez que los hombres alcanzaban la mayoría de edad (veinte años), recibían su nombre de cortesía. Solo unas pocas personas los llamaban por su nombre real (zhengming), y estas personas incluían a sus padres y su esposa. Manga cortada: | Homosexual. Templo de Dali: | El poder judicial más alto de la China imperial, a cargo de condenar a las personas y el tiempo de prisión.

Gemelos dragón y fénix: | Gemelos fraternos masculinos y femeninos. Hijo mayor legítimo : | "Di" () señala el hecho de que nació de la esposa principal y, como tal, se considera de la línea legítima. "Zhangzhi" () se refiere al hecho de que él es el hijo mayor. Por lo general, el Zhangzhi era el heredero, ya que la mayoría de las familias aristocráticas y nobles se aseguraban de que su esposa principal diera a luz a su primer hijo. Tatuaje facial: | Una forma de castigo que implicaba tatuarse en la cara el crimen que cometió para que todos supieran lo que hizo. Soldados de la familia: | Las familias numerosas e influyentes a menudo tenían sus propios soldados. Laminilla Prohibida: | Viene del dicho, "cualquiera que toque la laminilla prohibida del dragón morirá". Básicamente, la laminilla prohibida es una escama en el cuerpo del

dragón que uno nunca debe tocar; metafóricamente, la laminilla prohibida de una persona es algo que, si se hace, los cabreará enormemente. Festival de los fanatasmas: demon| Un festival tradicional budista y taoísta que se celebra en ciertos países del este de Asia el día quince del séptimo mes. En la cultura china, el decimoquinto día del séptimo mes en el calendario lunar se llama Día del fantasma y el séptimo mes en general se considera el Mes del fantasma ( ), en el que los fantasmas y espíritus, incluidos los de los antepasados fallecidos, salen desde el reino inferior. Huiyan : | Primer puesto en el examen Metropolitan Hijo ilegítimo :| Hijos nacidos de las concubinas y no de la esposa. Corte del Clan Imperial : | La Corte del Clan Imperial o la Corte del Clan Imperial era una institución responsable de todos los asuntos relacionados con la familia imperial bajo las dinastías Ming y Qing de la China imperial. Preceptor imperial :| Una persona que enseñó a las princesas y príncipes. Una posición muy respetable. También conocido como "maestro del emperador". Jieyuan :| El rango más alto en el examen provincial Juren :| Las personas que aprobaron los exámenes metropolitanos se llamaron Juren. Los exámenes metropolitanos son un nivel por debajo de los exámenes imperiales y un nivel más alto que los exámenes provinciales. Mesa kang / mesa baja :| Mesa baja que se usa en un kang (que normalmente se encuentra en el norte / noreste y tiene varios usos. Se puede usar como cama o área para sentarse, y generalmente se conecta a un horno calentado para que esté caliente). Mascota Macho: | Muchachos jóvenes y atractivos mantenidos por hombres ricos como "amantes" o parejas sexuales. Mao Shi :| 5 a 7 am. Prenda de vestir media: | Prendas blancas que se usan debajo de la capa exterior de ropa. Se usa también de noche como pijama. Esta NO es ropa interior / la prenda interior. Ministerio de Justicia :| A cargo de los procesos judiciales y penales, pero no tenía

función de supervisión sobre el Censorate o el Gran Tribunal de Revisión. Ministerio de Ritos :| A cargo de organizar los grandes rituales estatales, supervisar los asuntos protocolares, realizar los exámenes estatales y supervisar las escuelas estatales. Nanjiang: | Conocido como el sur de Xinjiang en la actual China Niñera :| Sirvientes mayores encargadas de cuidar a los hijos del amo o capacitar a las sirvientas más jóvenes. Noble consorte: | Consorte imperial del rango más alto, segunda en poder entre las mujeres del palacio solo detrás de la Emperatriz (sin tener en cuenta a la Emperatriz Viuda) Examen de Palacio:| Después de que los eruditos de los exámenes imperiales hubieran terminado sus exámenes, y se hubieran determinado los rangos primero (), segundo () y tercero () en todo el país, se llevaría a cabo otra prueba frente al emperador. Allí, el emperador les haría una pregunta y debían responder en un ensayo. A veces, según las respuestas, se barajaban las clasificaciones de los tres primeros. Príncipe de una comandancia / Príncipe de segundo rango: Princesa consorte: | la consorte principal / esposa de un príncipe. Princesa de un Territorio / Princesa del Tercer Rango :| Alguien que realmente nació en el clan imperial en lugar de estar casado con él, pero no la hija del emperador. Princesa Real: | la hija mayor del emperador Compañero de lectura: | Los miembros de la familia imperial directa generalmente tenían un "compañero de lectura" (o compañero de estudio) que los acompañaba a las lecciones de los maestros imperiales. Por lo general, el compañero de lectura es un hijo de una familia aristocrática cercana a la edad de la princesa / príncipe que acompaña. Habitación adversa: | Es una habitación que da al norte desde el ala sur del patio. Generalmente se usa como casa de huéspedes. Segunda puerta :| Las antiguas propiedades chinas tenían una "puerta grande", que era la entrada principal, seguida de una "segunda puerta" entre el patio exterior y el

patio interior. Contrato de venta propia :| Contrato que detalla que un esclavo ha sido vendido a un propietario y ya no tiene libertades personales. Shuxiang :| Los animales asociados con los años del ciclo de 12 años. Cada animal tiene una buena relación con ciertos animales y malas relaciones con otros. Si Shi :| 9 a.m. a 11 a.m. Tres departamentos y seis ministerios : | La principal estructura del gobierno central en la China imperial Salón cálido/ sala cálida:| Una habitación (normalmente más pequeña que otras habitaciones) en el patio que se mantendrá caliente con una estufa / horno. Wu Shi :| 11 p.m. a 1 a.m. Palacio Xinghe : | El palacio contenía "palacios" más pequeños (básicamente el equivalente a patios en propiedades regulares) que ocupaban el emperador / consortes. Este es uno de ellos. Yamen :| Oficina administrativa o residencia de un burócrata local en la China imperial. Algo similar a una comisaría de policía moderna. Guardia Yulin :| Una rama de la guardia imperial que protege el palacio imperial y al emperador. Por el contrario, el solo protege al emperador. Yushui :| 2do de los 24 términos solares; 19 de febrero al 5 de marzo. Salón Zhichen :| El salón donde los funcionarios del gobierno, el emperador y los embajadores extranjeros se reunieron para las reuniones de las dinastías Tang y Song. Zhuangyuan :| Ranking superior en los exámenes imperiales (el examen nacional)

NOTA DE TRADUCTORES: No lo vi necesario en su tiempo, pero vi su confusión en los comentarios; así que para

futuras lecturas, aquí esta.

*-Prólogo-* ¿Quién en el mundo no ha oído hablar de ti? Había una docena de carruajes que esperaban en una fila en la calle frente a la Mansión del Príncipe Qian'An. Los sirvientes entraban y salían por la puerta de la esquina, apresurándose mientras cargaban el equipaje en los carruajes. En una tienda de vinos al otro lado de la calle, unas pocas personas asomaban la cabeza y estiraban el cuello mientras miraban, murmurando el uno al otro irresolublemente: "¿Qué está pasando? ¿Qué están haciendo en la Mansión del Príncipe?" "El cumpleaños de Su Majestad es en tres meses. Se dice que esos señores de la mansión irán a la capital para ofrecer felicitaciones".

"¿Van a volver?" "¡Disparates! ¡No es que tengan que hacer algo después!" "Su Majestad lo celebra todos los años. ¿Por qué tienen que ir esta vez?" "¡¿Cómo debería saberlo?!" "¡Vuelvan al trabajo!" El propietario de la tienda de vinos les golpeó la cabeza y se los llevó. Con una gran sonrisa en su rostro, personalmente le sirvió al cliente una taza de té. "Lo siento por eso. Por favor me permite." "No importa." El cliente era un forastero. Le gustó escuchar la conversación que tuvieron antes, por lo que preguntó: "¿Hay más de un señor en la mansión del Príncipe? ¿No escuché que el Príncipe Qian'An todavía es un adolescente? Acaso, ¿él también ha tomado una esposa también?" "No." El propietario sonrió, "Aparte de la propiedad del Príncipe Qian'An, él tiene un hermano y una hermana pequeños que viven allí". El cliente asintió. Después de dudar un momento, dijo: "¿Por qué los descendientes reales terminarían... terminarían...?" "¿Terminarían en una tierra pobre y estéril como aquí?" El propietario terminó su oración con una carcajada. "Bueno, todo comenzó en los días del difunto emperador..." La frontera sur estaba lejos del Emperador, y la gente aquí era más abierta. Nunca rehuían los temas políticos. Como todavía era temprano en la mañana y no había otros clientes alrededor, el propietario simplemente se sentó y se lo explicó lentamente. "El difunto emperador tenía seis príncipes. En sus últimos años, puso su corazón en dos de ellos, los príncipes segundo y sexto ". "El segundo príncipe era mayor y más prudente, mientras que el sexto príncipe era

joven e inteligente". "Dicen que el difunto emperador prefería más a su hijo menor en sus últimos años, pero el sexto príncipe era demasiado joven. Acababa de cumplir quince años en el año de la muerte del emperador. Tal vez pensó que la prosperidad del país necesitaba un monarca más viejo y con más experiencia. En el momento de su muerte, el difunto emperador eventualmente pasó el trono al segundo príncipe, que hoy se conoce como Su Majestad". "Después de la muerte de la corona, la noble consorte Zhong, la madre del sexto príncipe estaba tan afligida que falleció también. Y la tía del sexto príncipe que también entró al Palacio como concubina, los acompañó". "Además, se descubrió de inmediato que la familia materna del sexto príncipe también había cometido crímenes. Con esta serie de eventos, la posición del sexto príncipe sufrió un golpe repentino y devastador... " El cliente asintió comprensivamente. "Es un lugar incómodo para estar". El propietario y el cliente se sonrieron el uno al otro, y se quedaron sin palabras antes de continuar:

"Pero Su Majestad (el segundo príncipe) es bastante benevolente con el sexto príncipe. En el segundo año después de ascender al trono, otorgó el título de Príncipe Imperial Ning junto con todo tipo de recompensas generosas al sexto príncipe que aún no había alcanzado la mayoría de edad... " El cliente frunció el ceño. De repente, un pensamiento pasó por su mente, así que golpeó la mesa y exclamó: "¡Príncipe imperial Ning! El que había sido tomado prisionero durante la guerra..." El propietario asintió. "De hecho. En el decimoquinto año de Taihe, los bárbaros del norte invadieron nuestras tierras. No estoy seguro de si este estimado huésped sabe sobre esto, pero hay una ley de hierro decretada por nuestro Gran Emperador Fundador, donde un príncipe tiene que partir a la guerra con el ejército para levantar el ánimo. Ese año,

los hijos de Su Majestad estaban enfermos o demasiado jóvenes, así que... envió al Príncipe Ning". El cliente dudó: "Eso es..." "¡Jajaja! No importa si es su propio hermano o hijo". El propietario luego agregó pensativamente: "Los pequeños campesinos como nosotros no sabrían cómo fue la guerra. Solo escuchamos noticias de que el Príncipe Ning estaba demasiado ansioso por demostrar su valía, por lo que actuó prematuramente. No era rival para el enemigo, fue tomado prisionero de guerra y cayó a su muerte en la frontera norte medio año después. Alguien en primera línea incluso mencionó que, en realidad, el Príncipe Ning había desertado al lado del enemigo. En cuanto a cómo ocurrieron los eventos... nadie lo sabe con certeza". "La princesa imperial Ning perdió la vida cuando dio a luz a los gemelos, dejando atrás al hijo mayor de diez años y el par de gemelos de dos años. Los tres señores estaban ansiosos ya que estaban en una situación difícil. Si es cierto que el Príncipe Ning había desertado, entonces estos niños... " El cliente también compartió sus preocupaciones. "... ¿también estaría implicados?" "Su Majestad es benevolente y ha mantenido los rumores bajo control. No desquitó su enojo con los tres inocentes hijos del Príncipe Ning." El propietario sonrió con calma: "Aparte de eso, incluso hizo una excepción y permitió que el heredero del Príncipe Ning, que acababa de cumplir diez años, heredara el mismo título que su padre. Es un tratamiento generoso de hecho." El propietario echó un vistazo al exterior y dijo: "Ahora, el Príncipe que reside en la Mansión del Príncipe Qian'An es el heredero antes mencionado del Príncipe Ning, junto con sus hermanos gemelos". El cliente estaba confundido de nuevo. Dudando por un momento, dijo: "Usted mencionó anteriormente que el heredero del Príncipe Ning obtuvo el mismo título que él, pero el que está aquí ahora, es obviamente la mansión de un Príncipe de Distrito en lugar del Príncipe Imperial Ning..." "Jajajaja! Eso es porque no mucho después de la llegada del Príncipe, inmediatamente solicitó que Su Majestad lo redujera en rango a un Príncipe de Distrito, diciendo que carecía tanto de la virtud como del talento para aceptar la gracia de Su Majestad ". "El Príncipe de Distrito tomó a nuestro Qian'An como su feudo, lo que naturalmente lo

convirtió en el Príncipe Qian'An. Han pasado siete años desde entonces, y el Príncipe Qian'An está bien y en paz en nuestra tierra". El cliente lo pensó en detalle momentáneamente. Habiendo entendido finalmente toda la historia, suspiró: "El Príncipe Qian'An todavía es joven, pero es inteligente, sensible y también tiene un sentido de propiedad..." El propietario se echó a reír y sacudió la cabeza. "Y estás equivocado". El cliente estaba desconcertado, por lo que el propietario dijo a un ritmo pausado: "Por supuesto, el Príncipe Qian'An es naturalmente brillante, pero todavía era muy joven en ese momento. ¿Cómo pudo haber entendido estas cosas?" "¡Así es!" El cliente contó los años y dijo: "¡El Príncipe Qian'An solo tenía alrededor de diez en ese momento! Como lo hizo..." El propietario dijo: "En realidad, fue otra persona en la mansión la que salvó al príncipe y sus hermanos..." El cliente preguntó quién era esta persona. El propietario sonrió en secreto y dijo: "No es necesario que le explique quién es. Estoy seguro de que el estimado invitado debe haber oído hablar de él antes." El cliente se burló. "Acabo de llegar aquí. Cómo puedo saber..." "Zhong Wan" dijo el propietario con una sonrisa: "¿Alguna vez el estimado invitado ha oído hablar de él?" Los ojos del cliente se abrieron gradualmente. Luego golpeó la mesa y exclamó emocionado: "¡Ese nombre ha sonado en la Ciudad Imperial y ha atravesado Jiangnan! ¿Estás diciendo que es el Zhong Wan el que tanto ansió y deseó el joven príncipe Yu? ¿Quién en el mundo nunca ha oído hablar de él antes? ...

Capitulo 1 Zhong Wan estornudó. "Ya es otoño. Joven maestro Zhong, ¿se ha resfriado? " Dentro de la sala central, el magistrado local del condado dijo cortésmente: "Todos los días, el Joven Maestro Zhong trabaja muy duro dentro y fuera del territorio. Debes cuidarte bien. No te descuides a ti mismo. ¿Cómo puede uno no enfermarse cuando todo lo que uno come son los mismos cinco tipos de granos? (1) Recuerdo que cuando el Joven Maestro Zhong llegó por primera vez, no estabas acostumbrado a vivir aquí y te enfermaste durante un año. Ahora es mediados de otoño y Hanlu(2) está a la vuelta de la esquina ... " Debido al monólogo que intentaba el magistrado del condado para cuidar su salud,

Zhong Wan no pudo evitar que sus pensamientos se desviaran. Sin embargo, su expresión seguía siendo muy amable y asintió una y otra vez. Más de quince minutos después, el magistrado del condado finalmente llegó al punto. "Este humilde funcionario ha trabajado en este puesto durante mucho tiempo, pero nunca ha ingresado a la capital. Sin embargo, este humilde funcionario ha oído hablar del elegante comportamiento del joven príncipe Yu(3) y posee una gran admiración por él. Espero algún día tener la oportunidad de ingresar a la capital y hacer una visita oficial a Su Alteza. Solo entonces este humilde funcionario no quedaría decepcionado". El magistrado del condado le sonrió cuidadosamente a Zhong Wan. "Se dice que, en aquel entonces, el magistrado de la prefectura pudo hacer una visita oficial al Joven Príncipe Yu usando una ficha del Joven Maestro Zhong ..." Zhong Wan cayó en estupor otra vez. Cuando acababa de llegar a Nanjiang(4) , los días en el estado del príncipe eran difíciles de soportar. Todos podían decir que el emperador arrojó a los tres hijos del Príncipe Ning a una región tan árida y empobrecida para que puedan valerse por sí mismos. Para los funcionarios que manejan el feudo no hacer una visita oficial ya se consideraba bueno. Aquellos con planes malvados intentaron complacer a aquellos en la capital que deseaban la muerte de los tres niños. En ese momento, Zhong Wan solo había estado en su adolescencia. Intentar proteger la propiedad del príncipe que estaba al borde del colapso había resultado extremadamente difícil. En el pasado, el Príncipe Ning le había dado a Zhong Wang una gran gracia. Como tal, incluso si no tenía idea, todavía tenía que arruinarse sus cerebros sobre cómo salvar el territorio. Primero, ayudó al heredero, Xuan Rui, a devolver el título que se suponía que heredaría del Príncipe Ning al emperador, para disipar ligeramente la cautela del emperador. Pero esto solo les otorgaría un aplazamiento temporal. Nanjiang era estéril y empobrecido en primer lugar. Si no pudieran controlar a la población allí, uno temería perder incluso su territorio. Zhong Wan preferiría ser desvergonzado que dejar que la gente de su tierra se muera de hambre. Y así, Zhong Wan tuvo que recurrir a medidas drásticas. En el pasado, había sido el compañero de lectura(5) de Xuan Rui. Debido a que el Preceptor Imperial(6) había enseñado a una multitud de príncipes y princesas, Zhong Wan a regañadientes tuvo un poco de amistad con el joven príncipe Yu.

A partir de ahí, inventó una historia de que él y el joven príncipe Yu habían crecido juntos. Más tarde agregó que Yu She lo consideraba como un amigo. Con el paso del tiempo, Zhong Wan se volvió cada vez más desvergonzado. Simplemente dijo que Yu She y él compartieron una amistad profunda e íntima. Con los años, incluso si Zhong Wan hubiera rogado por algo, no podría obtenerlo. Pero ahora, lo que sea que pedía, lo recibiría. Yu She había sido joven en aquel entonces, y no tenía verdadero poder. Sin embargo, su padre era el único Príncipe del primer rango del país con un apellido diferente. Su madre era la hermana de sangre del emperador, la princesa real Anguo.

Su identidad era extremadamente noble. Si otros estuvieran en su presencia, naturalmente sabrían la cantidad de respeto que necesitaban para mostrarle. En aquel entonces, Zhong Wan había sido implicado por el Príncipe Ning y había sido despojado de su condición de civil. Convertido en esclavo. Entonces, el joven príncipe Yu lo compró. Vivió en la finca del príncipe Yu durante medio año en un patio lateral(7) . Una vez que había fabricado esas historias, cuando se le pidieron testigos, dio testigos. Cuando se le pidió evidencia, él dio evidencia. Durante un tiempo, pudo asustar a los lugareños en Nanjiang. Después de permanecer firmemente en Nanjiang, Zhong Wan hizo que Xuan Rui pidiera personalmente ser degradado a un Príncipe del Tercer Rango(8) . Medio año después, llegó la primera y muy esperada recompensa anual de la capital. Había sido el 6 de febrero. El decimoséptimo cumpleaños de Zhong Wan. El cumpleaños de Zhong Wan pasó en paz y dejó escapar un ligero suspiro de alivio. Luego comenzó a preocuparse de nuevo. Después de que estos funcionarios que enviaron la recompensa anual regresaron a la capital, ¿mencionarían casualmente el "romance" entre él y Yu She? En ese momento, cuando el Príncipe Ning había sufrido su caída, la propiedad del Príncipe Yu había sido uno de los principales motivos detrás de ella. Más tarde, golpearon la propiedad del Príncipe Ning cuando estaba con la guardia baja. Hasta ahora, cada vez que Xuan Rui pensaba en ellos, sentía la necesidad de comerlos vivos. Zhong Wan pudo aceptar lo que había sucedido. Sin embargo, estaba preocupado de que después de que Yu se enterara de las mentiras que había tejido, explotaría

furioso. Luego solicito a su tío el emperador un edicto imperial, para allanar la propiedad del Príncipe Qian An en ese instante. Pasó un año. Entonces dos. Los rumores en la capital se extendieron. Pero el lado de Yu She no hizo ningún movimiento. Durante ese período, había habido un valiente magistrado de la prefectura. Quien, durante el tiempo que había llegado a la capital para presentarse ante el tribunal, trajo un viejo admirador que Zhong Wan había dicho que pertenecía al joven príncipe Yu. Y mientras se preparaba para tocar las puertas principales de la propiedad del Príncipe Yu, lo llevó consigo. En el momento en que este magistrado de la prefectura llegó a la capital, Zhong Wan planeó un funeral. Sin embargo, inesperadamente, el magistrado de la prefectura regresó con una cara radiante unos meses más tarde. El magistrado de la prefectura trajo muchos regalos. Agradeció inmensamente a Zhong Wan. Sin embargo, Zhong Wan estaba asustado hasta los huesos. Dudó antes de preguntar: "Ziyou ... ¿Está bien?" El nombre de cortesía de Yu She era Ziyou. De manera generosa y con mucha emoción, el magistrado de la prefectura alabó a Yu She en los cielos. Zhong Wan preguntó con cautela: "Entonces, ¿Qué había querido el señor ...?" Encantado sin medida, el magistrado de la prefectura dijo: "¡Por supuesto que lo permitió! Una vez que tomó el presente, él ..." El magistrado de la prefectura tosió. "El antiguo afecto entre ustedes dos, naturalmente, está bien". Antes de cumplir los veinte años (9), Zhong Wan se había visto obligado a disciplinarse, hasta el punto en que se volvió listo y astuto hasta el extremo. Solo entonces pudo mantener su compostura y propiedad ese día. E hizo todo lo posible, con una etiqueta impecable, para expulsar al magistrado de la prefectura. "Este humilde funcionario no se atreve a engañarse, pero el Príncipe dijo 'al menos durante medio año'. Este humilde funcionario realmente apreciaba el recuerdo. Solo entonces este humilde funcionario pudo pensar, ¿podría ser ...?"

Zhong Wang dejó sus pensamientos. Le sonrió cortésmente al magistrado quien estaba parloteando, entendiendo que eso ultimo venía por algo. Acarició el medallón de jade que colgaba de su cintura. Esto fue lo último que le robó a Yu She. Originalmente, Zhong Wang había querido mantenerlo. Pero luego recordó cómo este magistrado del condado había tratado a Xuan Rui con mucha cortesía durante los primeros días que habían llegado a Nanjiang. Como tal, Zhong Wan le debía una deuda de gratitud. En toda la vida de Zhong Wan, lo que no estaba dispuesto a hacer más era deberle a alguien. Se quitó el medallón de jade que colgaba de su cintura. Sonrió: "Esto fue usado por el joven príncipe Yu en su juventud. Lo reconocerá con solo una mirada ..." El magistrado del condado estaba extasiado. Extendió la mano con las palmas hacia arriba para recibirlo. Y luego salió por la puerta, aún envuelto en una alegría total. Zhong Wan se puso de pie. Siguió al otro hombre para despedirlo. "Date prisa en tu camino". Tenían que irse a la capital hoy. La propiedad del príncipe Qian An debería estar en un estado de desorden por ahora. Los sirvientes se apresuraron a entregar el equipaje, entrando y saliendo, corriendo por las puertas. Desde lejos, el viejo mayordomo de la propiedad del príncipe observó cómo se iba el magistrado del condado. Entonces el mayordomo ya no le prestó atención. De pie en el patio, levantó la cabeza para comprobar la posición del sol. Todavía estaba resentido con los sirvientes por moverse demasiado lento, y continuamente gritaba: "¡Más rápido! ¡Ate el caballo al carruaje de Joven Señorita primero! ¡Prepara el patio interior primero!" El mayordomo manejó todo a la vez. Miró hacia atrás y vio a Zhong Wan acercarse. Luego fue a recibirlo, infeliz. "¿Por qué razón has venido?" "No mucho. Estoy aquí para ver partir al magistrado del condado. El príncipe estaba demasiado impaciente para recibirlo. Así que traté con él en su lugar." Zhong Wan sonrió. Casualmente tomó la pesada caja de libros de las manos de una sirvienta cercana.

Cuando colocó la caja en el carruaje, dijo: "No hay necesidad de apresurarse. Todavía no han terminado de limpiar el interior ". La criada hizo una reverencia a Zhong Wan. Las mejillas se sonrojaron, bajó la cabeza y corrió de regreso a la habitación central. Zhong Wan era un espectáculo para los ojos. Figura alta y esbelta. Era difícil encontrar que tenía una buena personalidad y que no poseía una actitud arrogante. Era amable con todos, en sus veintes, y aún no se había casado. Las sirvientas le querían mucho. El viejo mayordomo, Yan Pingshan, frunció las cejas con fuerza. "Este no es tu deber. Ve a esperar adentro" Zhong Wan terminó de atar la caja de libros. Le dio un golpecito. "Esperar es aburrido". Yan Pingshan no hizo comentarios al respecto. Luego dijo en voz baja: "En los últimos años, Su Majestad nunca se acordó de nuestro príncipe durante su cumpleaños. Entonces, ¿por qué lo hizo este año ...?" Una ligera sonrisa adornó los labios de Zhong Wan. "No es nada." Con la voz llena de preocupación, Yan Pingshan dijo: "La cámara interior de Su Alteza se iluminó durante toda la noche anterior. Acababa de cumplir diecisiete años el mes pasado. A una edad tan joven, él ... " "¿Es posible no viajar a la capital ahora que Su Majestad ha permitido la entrada de Su Alteza?" Después de que la pequeña sirvienta dejó la vista de Zhong Wan, dijo suavemente: "Su Majestad simplemente no puede estar a gusto. Él quiere ver a estos niños. Así que déjalo verlos. Una vez que se sienta aliviado, naturalmente nos dejaría regresar. En ese momento, viviremos nuestros días en paz ".

Pero Yan Pingshan todavía parecía tener algo que decir. La voz de Zhong Wan se hizo aún más suave. "Xuan Rui tiene la posición de Príncipe del Tercer Rango sobre su cabeza. Él llegará a la mayoría de edad muy pronto. ¿Es posible no dejar que Su Majestad lo mire?"

Yan Pingshan frunció el ceño. "Entonces, ¿por qué quiere ver al Segundo Joven Maestro Yu y la Joven Señorita? Todavía son muy jóvenes ..." El joven maestro Yu era Xuan Yu. La joven señorita se llamaba Xuan Congxin. Eran los gemelos dragón y fénix (10)del príncipe Ning . Una sonrisa floreció en los labios de Zhong Wan. "También eres consciente de que los dos son jóvenes. Y como tal, son aún menos amenazantes. ¿Su Majestad podría causar problemas a esos dos niños? Además, todavía me tienen a mí ". Yan Pingshan todavía tenía ganas de decir algo, pero al final no pudo pronunciar una palabra. Con Zhong Wan alrededor, parecía que realmente no había nada de qué preocuparse. Alrededor Si Shi (11) , la gente de la propiedad finalmente terminó de empacar y colocar el equipaje en los carruajes. El príncipe Qian An, Xuan Rui, llevó a su hermano menor Xuan Yu afuera. Xuan Yu tenía solo diez años e ignoraba el mundo. Una vez que escuchó que saldrían de la propiedad, se sintió lleno de alegría. Lanzó sus ojos de izquierda a derecha, diciéndoles a los sirvientes que fueran más rápido. Xuan Rui sonrió amargamente. Levantó a su hermano menor sobre el carruaje. "Su Alteza", dijo Zhong Wan en el carruaje tirado por caballos. Ayudó a apoyar a Xuan Rui a bordo. En voz baja, dijo: "No hay necesidad de pensar demasiado". Las cejas fruncidas de Xuan Rui ilustraron su preocupación. Miró hacia atrás, mirando directamente a los ojos de Zhong Wan. La preocupación en su corazón disipó una sombra, y asintió antes de entrar en el carruaje. Zhong Wan se subió a su caballo. Tiró de las riendas, de modo que la cabeza del caballo giró hacia atrás mientras trotaba, su mirada cayó sobre Xuan Congxin. Después de asegurarse de que no pasara nada, tiró de las riendas una vez más, y el caballo soltó un chillido relincho. La larga flota de carruajes avanzó gradualmente. La propiedad del príncipe Qian An nunca había actuado con fastuosidad. No había gente golpeando gongs o gritando para que la multitud se abriera paso. Los sirvientes estaban callados en su marcha. Una vez que estuvieron en la calle, el polvo que levantaron fue incluso menor que el de los otros transeúntes.

Dos meses después, llegaron a las periferias. Otro medio día, y llegarían a la capital. La gente del estado del príncipe Qian An tomó un breve descanso. Zhong Wan había sido sacudido a caballo durante dos meses, con todo el cuerpo dolorido. Ahora se tumbó en el banco del carruaje y descansó. De repente, el carruaje se hundió. Sus ojos se abrieron de golpe. Agotado, preguntó: "Tío Yan, ¿qué está pasando?" Se sentó. Antes de que pudiera apartar la cortina, alguien se metió en el carruaje. La alegría golpeó a Zhong Wan. "¡Lin Si!" Lin Si era experto en artes marciales; él había entrado silenciosamente en el carruaje sin que nadie lo supiera. En el interior, se arrodilló ante Zhong Wan. Zhong Wan lo puso de pie. "¿Has preparado las cosas que he pedido?" Lin Si asintió, recuperando un permiso de viaje de papel de su manga. Zhong Wan lo recibió, una sonrisa tirando de sus labios. "Mi contrato de venta esta... todavía en la finca del Príncipe Yu. En poco tiempo, si entro en la capital y alguien me interroga y me examina, tal vez me causen problemas debido a mi identidad como esclavo. Tener esto bien será de gran ayuda ".

Lin Si estaba mudo. Después de escuchar las palabras de Zhong Wan, esbozó una leve sonrisa. Con lenguaje de señas, le dijo a Zhong Wan que se sintiera tranquilo. Lin Si había sido el compañero de lectura de Zhong Wan cuando aún era un niño en la propiedad de la familia Zhong. Después de los eventos del Príncipe Ning, ambos fueron vendidos a la finca del Príncipe Yu. Después de eso, Zhong Wan acompañó a los tres hijos del Príncipe Ning a Nanjiang. Lin Si se quedó en la capital y en secreto ayudó a Zhong Wan a manejar los asuntos allí. El uso del lenguaje de señas era demasiado lento, por lo que Lin Si sacó un poco de papel y un pincel. Escribió un informe de todo lo que necesitaba decirle a Zhong Wan. Zhong Wan encendió su brasero portátil, quemando cada hoja de papel después de

haberlo leído. El carruaje se sacudió. Reino un denso silencio. Solo se oían los sonidos de ruedas chirriantes y el chisporroteo de las llamas. Dos horas después, Zhong Wan dejó escapar un ligero suspiro. "Está cerca de lo que había predicho". Lin Si usó el lenguaje de señas para decir: "Todo ya se ha preparado adecuadamente. No hay necesidad de preocuparse." Zhong Wan asintió con la cabeza. Después de un momento de silencio, dudó antes de decir: "¿Quién ...?" La mirada tranquila de Lin Si cayó sobre Zhong Wan, y esperó pacientemente. Zhong Wan se rió burlonamente hacia sí mismo. Dijo en voz baja: "¿Era ... el joven príncipe Yu?" La mirada de Lin Si todavía estaba en Zhong Wan. Esperó a que continuara hablando.

En sus pensamientos, Zhong Wan maldijo el hecho de que Lin Si no podía hablar y no podía leer a los demás. Solo después de golpearlo se movería un poco. Solo podía preguntar directamente: "¿Cómo está ... Joven Príncipe Yu?" Las siguientes palabras de Lin Si tenían su valor pesado en oro: muy bueno. Los dos cayeron en un ataque de silencio. El tiempo transcurrió pacíficamente durante cinco minutos. Frente a la fortuna, Lin Si entendió cosas que aún no había entendido antes. Firmó: "¿El Maestro quiere saber qué le sucedió?" Sintiéndose incómodo, Zhong Wan dijo: "En cualquier caso ... sigue siendo mi amante de nombre. Ahora que estoy a punto de entrar en la capital, debería estar bien mostrar cierta preocupación por él ". Lin Si pensó por un momento. Una vez más cogió papel y un pincel, y escribió. Zhong Wan se tomó su tiempo para leer las palabras. "Es un año más joven que yo". Zhong Wan introdujo hoja tras hoja de papel en el brasero portátil. Suavemente dijo: "Debería tener veintitrés este año. ¿Por qué ... aún

no se ha casado? No me digas ... ¿fue retenido por los rumores de nuestro 'romance'?" Lin Si sacudió la cabeza. Luego escribió: "El joven príncipe Yu llegó a la mayoría de edad hace tres años. Su Majestad y la Princesa Real Anguo habían buscado muchas señoritas excelentes de familias reconocidas para que coincidieran con el Joven Príncipe Yu. Pero el joven príncipe Yu lo rechazó sin excepciones." Lin Si escribió muchos nombres de hijas de buenas familias. Zhong Wan frunció el ceño. "¿Estaba insatisfecho? Entonces, ¿a quién más quería?" Lin Si escribió: "El joven príncipe Yu dijo que quería a la princesa Huiyang". Princesa Huiyang, la Cuarta Princesa del emperador reinante. Zhong Wan se atragantó con su saliva. "Huiyang acaba de cumplir nueve años ... ¿Se ha vuelto loco?" Una vez más, Lin Si sacudió la cabeza. Él escribió que Yu She "no se había vuelto loco". Que todavía era "de mente muy sana". Zhong Wan no pudo evitar reírse. "Su Majestad lo ha mimado demasiado. ¿No puede estar realmente de acuerdo? " Lin Si escribió: "No, Su Majestad había estado furioso. Casi golpeó al joven príncipe Yu ". El corazón de Zhong Wan tembló. Casi susurrando, dijo: "En mi juventud, acompañé a Xuan Rui a estudiar en el palacio imperial. Y me encontré con un secreto ..." Lin Si asintió con la cabeza. Él escribió: "Se ha difundido continuamente que el joven príncipe Yu es en realidad ..." "Shhh". Zhong Wan sacudió la cabeza. Lin Si hizo una pausa. Luego escribió: "En la ira de Su Majestad, casi le quitó al Joven Príncipe Yu su posición de heredero. Sin embargo, cuando la princesa entró en el palacio esa misma noche, Su Majestad finalmente fue persuadido de no hacerlo. Después de eso ... el joven príncipe Yu fue tan favorecido. Naturalmente, el asunto quedó sin resolver. Su Majestad trató al Joven Príncipe Yu fríamente durante dos meses. Después, Su Majestad le mostró la

gracia imperial habitual. Y su matrimonio se retrasó aún más ". Una sonrisa se extendió por los labios de Zhong Wan. "Su Majestad ni siquiera es tan paciente con sus propios hijos". Una vez más, Zhong Wan frunció el ceño. "Aunque el joven príncipe Yu tiene mal genio, no haría algo como esto. Él claramente sabía que este matrimonio fracasaría, entonces ¿por qué enojar deliberadamente a Su Majestad?" Lin Si sacudió la cabeza. Incapaz de entender las implicaciones, Zhong Wan preguntó: "¿Qué significa tu sacudir de cabeza?" Lin Si no escribió más. Él levantó la cabeza. Miró a Zhong Wan con ojos serios. Y él escribió: "No conozco los detalles completos, pero en los últimos años, el temperamento del joven príncipe Yu ha cambiado. No lo vea a menos que sea necesario". GLOSARIO 1.- Este dicho significa que las personas no son Inmortales (porque los inmortales no comen estos granos e incluso aquellos que se cultivan hasta la inmortalidad no), por lo que es imposible no enfermarse. Sin embargo, no significa que comer granos y granos diversos cause enfermedades. También es relevante para una práctica taoísta donde se abstienen de comer granos. 2.- El día que marca el comienzo del decimoséptimo término solar (8 o 9 de octubre). Comienza cuando el Sol alcanza la longitud celeste de 195 ° y termina cuando alcanza la longitud de 210 ° 3.- . Hay muchas filas de príncipes durante la China imperial. Un wáng () suele ser la forma abreviada de qinwang, que es el rango de príncipe más alto, un "Príncipe de la Sangre" / "Príncipe del Primer Rango". La mayoría de las veces, estos son los miembros directos de la familia del emperador (hijos y hermanos), aunque a veces pueden ser tíos del emperador. Para que haya un carácter de pequeño () insertado como descriptor, apunta al hecho de que este es el heredero del Príncipe Yu. 4.- Conocido como el sur de Xinjiang en la actualidad China. 5.- . Los miembros de la familia imperial directa generalmente tenían un "compañero

de lectura" (o compañero de estudio) que los acompañaba a las lecciones de los maestros imperiales. Por lo general, el compañero de lectura es hijo de una familia aristocrática que está cerca de la edad de la princesa / príncipe que están acompañando. 6.- una persona que enseñó a las princesas y príncipes. Una posición muy respetable. También conocido como "maestro del emperador" 7.- Esto fue traducido un poco liberalmente. Está más cerca de una "otra casa", que podría ser la casa en la que habitualmente vivían los sirvientes o una villa de vacaciones, pero la frase "otra casa" suena raro en inglés. 8.- Un "Príncipe del Tercer Rango" / "Príncipe de una Comandancia o distrito" es obviamente más bajo en rango que un "Príncipe de la Sangre" / "Príncipe del Primer Rango", que era el rango de pertenecer al padre de Xuan Rui, Príncipe Ning. 9.- . En la antigua China, los hombres llegaban a la mayoría de edad a los veinte años, en los que llevaban una "corona". Entonces, cada vez que mencionan "ponerse una corona" o algo de esa naturaleza, eso significa que el hombre tiene al menos veinte años. 10.- . Gemelos fraternos masculinos y femeninos. 11.- 9 a.m. to 11 a.m.

Capitulo 2 "Su temperamento cambió ..." Zhong Wan repitió suavemente, con el ceño ligeramente fruncido. Solicitar casarse con una princesa de nueve años realmente no parecía algo que él haría. Lin Si pensó que había estado de acuerdo con lo que había dicho, así que comenzó a discutir otras cosas. Entrarían a la ciudad en dos horas. Lin Si tenía que irse pronto, por lo que Zhong Wan no se atrevió a perder el tiempo juntos. Enterró las dudas en su corazón y se recompuso para escuchar lo que Lin Si tenía que "decir". Lin Si escribió: "A principios de año, el Tercer Príncipe se enfermó nuevamente y casi no lo logró. El Tercer Príncipe ha estado en mal estado de salud desde joven. Ya tiene treinta y cuatro este año, pero aún no ha tenido un hijo. Los médicos de la academia imperial de medicina no dijeron nada explícitamente, pero ... probablemente no durará muchos años más ". Zhong Wan frunció el ceño. El Tercer Príncipe estaba a punto de morir también. Hablando de esto, el emperador fue bastante desafortunado. Sus dos hijos anteriores

también habían muerto temprano. El primer príncipe murió a los doce años y el segundo príncipe murió a los tres. En medio de ellas, dos princesas también habían pasado. Después de muchas dificultades, finalmente logró concebir el Tercer Príncipe, pero el Tercer Príncipe nació con una constitución débil, con frecuencia plagada de enfermedades. Habían gastado tanto esfuerzo asegurándose de que viviera hasta ahora, pero aún era probable que muriera pronto. Su Majestad se acercaba a los sesenta este año, pero solo quedaban tres de sus hijos. Tampoco tenía nietos. Aparte del Tercer Príncipe, los únicos hijos que tenían buena salud eran el Cuarto Príncipe Xuan Jing de veintidós años y el Quinto Príncipe Xuan Qiong de veinte años. Lin Si dudó y decidió no escribir la siguiente parte. Lentamente hizo un gesto: "En los primeros años, un profeta dijo una vez que el trono de Su Majestad provenía de orígenes poco claros, no del Mandato del Cielo. No podía recibir las bendiciones de los Cielos, por lo que buscó cambiar el destino él mismo. Esto ciertamente dañaría su capacidad de tener descendientes, razón por la cual la mayoría de los hijos de Su Majestad no han podido sobrevivir ". Zhong Wan respondió con indiferencia: "¿Todavía no están vivos un par de ellos? Ya hay dos príncipes maduros y saludables. Son suficientes." Lin Si frunció el ceño. "Entiendo lo que quieres decir", dijo Zhong Wan, sonriendo. "Los hijos del emperador tienen la costumbre de morir jóvenes. Te preocupa que él no esté contento de ver a Xuan Rui y Xuan Yu y tenga otros pensamientos. La explicación más plausible de por qué Su Majestad nos ha llamado repentinamente a la capital es esta ". Lin Si asintió con la cabeza. Zhong Wan lo consoló diciendo: "Por eso, antes de venir, ya le dije a Xuan Rui una versión exagerada de todas estas cosas. Ha tenido tanto miedo que no ha podido comer ni dormir bien en los últimos días. Durante todo el viaje, ha sido forjado por la ansiedad y se ha vuelto un círculo más delgado. Sus ojos parecen muertos y su apariencia se ha vuelto extremadamente frágil. Cuando Su Majestad lo vea así, definitivamente estará tranquilo ". Lin Si no pudo evitar sonreír. "Entonces, este viaje fue necesario", dijo tranquilamente Zhong Wan. "Es inútil, no importa cuánto intentemos mantenernos fuera del camino. Lo único que realmente lo

convencerá es si puede verlos con sus propios ojos. Esa sería la única forma en que estaría dispuesto a dejarlos libres." Lin Si se relajó un poco. Lin Si luego comenzó a preguntar sobre la salud de Zhong Wan. Cuando los dos se separaron en el día, Zhong Wan estuvo tan enfermo que no pudo salir de la cama. Lin Si había estado preocupado por él todo este tiempo.

Lin Si tomó el pulso de Zhong Wan y firmó: "Escuché al tío Yan decir que incluso después de recuperarse, de vez en cuando todavía sientes los efectos persistentes de esa enfermedad. Cuando el clima se vuelva frío, seguramente volverás a enfermarte. Ya es invierno, tú ..." "Es un asunto insignificante. Ya estoy mayormente bien " Zhong Wan agitó su mano despectivamente. No estaba preocupado por su propio cuerpo en absoluto. "Acabas de decir..." Lin Si esperó en silencio. "Dijiste ..." Zhong Wang apretó los labios "Dijiste que ... su temperamento cambió drásticamente" Después de dar vueltas en un círculo completo, volvieron a hablar sobre Yu She. Lin Si sabía que Zhong Wan no querría creer esto, así que agarró otro papel y comenzó a escribir furiosamente: el primer año después de que se fueron, el incidente con el Príncipe Ning llegó a una conclusión y la ciudad capital volvió a su estado original, un estado pacífico. Un año después, de la nada, el joven príncipe Yu de repente le pidió al emperador una orden para eliminar su título de heredero. Zhong Wan estaba sin palabras. Una larga pausa después preguntó: "¿Por qué ... por qué haría eso?" Después de dar a luz a Yu She, la princesa Real Anguo ya no había sido capaz de concebir. Su Majestad se compadeció del escaso número de hijos del Príncipe Yu y le otorgó varias concubinas. El príncipe Yu tuvo dos hijos ilegítimos. Si Yu She perdiera su título de heredero, uno de los hijos ilegítimos lo heredaría. Lin Si sacudió la cabeza. Firmado, "No sé".

Zhong Wan se río secamente. "Primero, no discutamos si Su Majestad lo golpeará o no hasta la muerte. ¿Qué hay de la princesa? ¿Ella no murió de ira por él? ¿Cómo lo castigó?" Lin Si escribió: "No sé lo que dijo la princesa. Su Majestad estaba furioso y colocó al Joven Príncipe Yu bajo arresto domiciliario en el palacio. Solo lo dejaron irse después de dos meses de disciplina". Zhong Wan no sabía si reír o llorar. "Creció en el palacio. ¿Qué clase de arresto domiciliario es ese?" Lin Si continuó escribiendo: "Después de esto, el joven príncipe Yu se ofreció como voluntario para ir a Beijiang (1)". Zhong Wan: "..." suspiró con asombro. "Sorprendente. ¿Está tratando de dar un golpe de estado para su padre?" Cuando el emperador anterior había fundado su estado, había hecho que seis personas con diferentes apellidos fueran príncipes de primer rango. En estos días, solo quedaba la propiedad del Príncipe Yu. La familia Yu no solo logró sobrevivir, sino que incluso logró mantener una fuerte influencia en la corte. Pero como Príncipe de primer rango con un apellido diferente, muchos temas eran delicados. El príncipe Yu entendió claramente la relación entre un emperador y su subordinado, por lo que siempre trató de mantenerse alejado de los asuntos militares. Quién sabía que Yu She rompería esta prohibición. Lin Si escribió: "Ese día, el príncipe Yu llevó su sello al palacio y se arrodilló frente al salón principal durante dos horas. Nadie podía persuadirlo para que se pusiera de pie. Al final, fue Su Majestad el que personalmente lo ayudó a levantarse". Zhong Wan murmuró: "Primero ofende a la princesa, luego toca la lámina prohibida (2) del Príncipe Yu . ¿Piensa que tiene demasiado tiempo para vivir ...? " Li Si continuó escribiendo: "Él cree que tiene demasiado tiempo para vivir". Zhong Wan sonrió exasperado. "Un año después, la princesa Real Anguo descubrió inadvertidamente que el joven príncipe Yu estaba consumiendo polvo de comida fría(3) ...", escribió Lin Si.

"¡¿Qué?!" La sonrisa desapareció de la cara de Zhong Wan. "¿Se comió qué?" Lin Si dibujó un círculo alrededor de las tres palabras "polvo de comida fría". "Él ..." Zhong Wan apretó los dientes. "¿Por qué no comió directamente arsénico? ¿Qué paso después?" Lin Si escribió: "La princesa estaba furiosa. Mantuvo al joven príncipe Yu bajo arresto domiciliario durante la mitad de un año. El príncipe Yu pidió una orden del emperador para examinar todas las farmacias en la capital y todos los templos taoístas en los suburbios. Golpearon a varios comerciantes traicioneros que vendían en secreto esta droga hasta la muerte. Solo se detuvo después de que el joven príncipe Yu se recuperó por completo medio año después ". Lin Si lo pensó, luego siguió escribiendo: "Pasó otro año y el joven príncipe Yu ..." No había tiempo suficiente para que terminara de escribir todo. Zhong Wan observó en silencio, frunciendo las cejas cada vez más juntas. Hace un momento, le había parecido extraño cómo Yu se le ocurrió la idea de casarse con la princesa Huiyang de nueve años. Pero ahora, este hecho ya no parecía tan fuera de lugar. 'Él ...' murmuró Zhong Wan. "¿Qué le pasó en estos años? ¿Qué desafortunado evento podría haberlo llevado a buscar la muerte con tanta resolución? Yu She era el único hijo de la princesa real Anguo. Había sido concebido en el año en que había pasado el emperador anterior. Ese año, la princesa Real Anguo se sintió muy afligida durante el período de duelo nacional y casi perdió a su hijo. Más tarde, ella había ido a quedarse a la tumba del emperador anterior para presentar sus respetos, sin siquiera lograr regresar a la capital a tiempo para su fecha de parto. Había dado a luz a Yu She en la finca lateral del mausoleo real. Después, probablemente había dañado su cuerpo y no había podido concebir otro hijo desde entonces. Era el único hijo de la princesa, por lo que, naturalmente, fue tratado como un tesoro precioso. La emperatriz viuda y el emperador adoraban mucho a este niño. El nombre de Yu She incluso había sido dado por Su Majestad. Cuando cumplió uno, le habían otorgado el título de heredero del príncipe. A los dos años, fue invitado al palacio. Desde las comidas diarias hasta el alojamiento, lo atendían exactamente como lo

habría sido un príncipe real. Era como un príncipe real, pero no del todo. Los príncipes reales todavía tenían que luchar entre sí abierta y secretamente por el título de príncipe heredero. Como el único hijo nacido de sangre, Yu She había garantizado el título de heredero del príncipe desde su nacimiento. Estaba destinado a una vida llena de riquezas y poder. No necesitaba preocuparse por nada. ¿Qué podría hacer que fuera tan infeliz que se tratara así? En los recuerdos de Zhong Wan, Yu Ziyou tenía un excelente temperamento. En comparación con otros, Yu She era solo un poco más antisocial. No le gustaba interactuar con los demás, y casi parecía tener un surco de preocupación permanente entre sus cejas. A diferencia del príncipe Yu más viejo, más experimentado y severo, Yu She hizo las cosas abiertamente. Sabía exactamente qué debían hacer y evitar los de carácter noble, de lo contrario ... Zhong Wan no habría podido sobrevivir hasta ahora. Lin Si vio que Zhong Wan se perdió temporalmente en sus propios pensamientos, así que tomó el pincel y comenzó a escribir: "El joven príncipe Yu parece haberse convertido en otra persona en estos últimos años. Sus acciones se han vuelto impredecibles, su temperamento siniestro. El año pasado, ingresó al Templo Dalí(4) . Sus actos han causado miedo en muchos corazones. Una vez, no pude completar con éxito mi misión y fui atrapado por él. Casi me mata directamente. "

El corazón de Zhong Wan cayó. Lin Si le preocupaba que Zhong Wan se estresara, así que apresuradamente agregó: "No te preocupes. Le dije al Cuarto Príncipe con anticipación, por lo que transfirió mi caso al Ministerio de Justicia. Lo trataron como un delito menor y me liberaron después de una breve investigación ". Cuarto Príncipe Xuan Jing. Lin Si se había estado escondiendo en su propiedad todos estos años. Lin Si escribió en el papel, con trazos pesados, "El joven príncipe Yu no se preocupa por sus viejos conocidos".

Zhong Wan inhaló profundamente, luego asintió. Zhong Wan se apoyó contra la ventana del carruaje y guardó silencio durante un período de tiempo. Todavía no podía entenderlo. Él dijo en voz baja: "Entonces, hace cinco años, ¿por qué él ..." Lin Si miró a Zhong Wan, confundido. El no entendió. Zhong Wan transmitió lentamente: "Hace cuatro años, el magistrado de la prefectura de Qian An, Shen Fu, se presentó ante el tribunal en la capital. Bajo mi nombre, fue al estado del Príncipe Yu en busca de ayuda financiera. Ziyou ... realmente ayudó a encargarse de todo ". Lin Si recordó esto incluso y escribió: "Fue muy extraño. ¿Quizás en ese momento el joven príncipe Yu aún no estaba tan loco? Finalmente habían agotado todo el papel. Lin Si firmó: "Hablando de esto, fue este evento el que confirmó las historias sobre usted y el joven príncipe Yu". La mente de Zhong Wan estaba llena de pensamientos. Levantó la mirada y preguntó: "¿Ah?" Lin Si señaló: "Debido a esto, todos en la capital creían que los rumores sobre ustedes dos eran ciertos. Todos realmente piensan que el joven príncipe Yu está enamorado de ti, por eso se adapta a todo lo que hagas". Zhong Wan guardó silencio por un momento. Él preguntó: "¿Dilo otra vez?" Lin Si estaba mudo, así que no podía decir nada. Solo pudo volver a hacer los gestos: "Debido a esto, todos en la capital creían que los rumores sobre ustedes dos eran ciertos. Todos realmente piensan que el joven príncipe Yu está enamorado de ti, por eso se adapta a todo lo que hagas". Lin Si pensó que Zhong Wan no podía entender sus gestos, por lo que estaba a punto de encontrar un espacio en blanco en el papel para escribirlo, cuando un sonriente Zhong Wan lo detuvo. "Te enseñé todo el lenguaje de señas que conoces. ¿Cómo podría no entenderlo?" Las esquinas de los ojos de Zhong Wan se arrugaron en ligeras medias lunas. Contuvo la risa cuando dijo: "Solo quería escucharte 'decirlo' de nuevo".

Lin Si no sabía si reír o llorar. Pero después de pensarlo con más detalle, comenzó a sentir aprensión en su corazón nuevamente. Por otro lado, la expresión de Zhong Wan era normal. Lin Si reflexionó un poco e hizo un gesto: "Cuando los rumores comenzaron por primera vez en la capital, realmente llamaron la atención de muchos. En ese momento, todos estaban discutiendo sobre ellos. Escuché que después de que el joven príncipe Yu se enteró de los chismes, se enojó tanto que se enfermó por un período de tiempo". Zhong Wan tosió. Cogió su taza de té para tomar un sorbo. Lin Si volvió a firmar: "Según el Cuarto Príncipe, un día, de improviso, Su Majestad le preguntó específicamente al Joven Príncipe Yu si los rumores eran ciertos o no". Zhong Wan se atragantó. Lin Si le dio unas palmaditas en la espalda a Zhong Wan antes de agregar: "Ese día, el joven príncipe Yu salió del palacio con expresión extremadamente asquerosa. Después de regresar a su propio estado, no comió y no habló. La princesa real pensó que había discutido con el emperador nuevamente, por lo que lo llamó especialmente a la finca de la princesa para preguntarle sobre eso más tarde esa noche. Probablemente también preguntó por los rumores, porque después de abandonar el lugar de la princesa, el rostro del joven príncipe Yu estaba oscuro ... En realidad, realmente oscuro. Terriblemente oscuro. Es bueno que sea naturalmente guapo, o habría sido realmente horrible ". El estómago de Zhong Wan le dolió al tratar de contener la risa. Lin Si firmó: "Por supuesto, solo Su Majestad y la princesa podrían preguntarle en persona. Después de que todos vieron su actitud con respecto al tema, no se atrevieron a mencionar tu nombre en absoluto. Pero después..." Lin Si tragó saliva y continuó: "Simplemente había demasiada gente cotilleando. Es incierto si hubo tantos rumores que se volvió inmune, o si se dio cuenta de que la mayoría ya creía en los rumores, pero el joven príncipe Yu se rindió y dejó de tratar de explicar cualquier cosa ... Prácticamente se vio obligado a admitir que era verdad ". Lin Si lo pensó y señaló: "Quizás escuchó la historia demasiadas veces, así que comenzó a creerla él mismo. Nadie es lo suficientemente valiente como para hablar

públicamente de esto en la capital, pero las costumbres de Jiangnan son mucho menos estrictas. La gente ha escrito canciones y obras de teatro allí. Un año, el joven príncipe Yu hizo un viaje a la zona mientras estaba encubierto, y pasó una noche entera escuchando ópera sobre ustedes dos en una barcaza de placer en Suzhou. Incluso dejó una propina considerable al irse." La expresión de Zhong Wan era indescriptible. Después de esto, realmente no se atrevió a encontrarse con Yu She nuevamente.

Capitulo 3 Parte 1

"Después del cumpleaños de Su Majestad, regrese a Qian An conmigo", dijo Zhong Wan. No deben perder tiempo en ingresar a la capital. "Si hay algo que todavía tienes que atender, date prisa y hazlo". Lin Si se quedó allí, sorprendido. Dijo con lenguaje de señas: "No puedo irme. Quiero quedarme en la capital para ayudarte." "No hay necesidad." Zhong Wan sacudió la cabeza. "Después de que Su Majestad vea a Xuan Rui y Xuan Yu, debería sentirse completamente a gusto. No tiene sentido que te quedes aquí. ¿Por qué no seguirme de regreso a Nanjiang, donde es despreocupado, y pasar tus días conmigo en paz y estabilidad?" Sin esperar a que Lin Si respondiera, Zhong Wan dijo: "Dijiste antes que Yu She no considerará amistades pasadas. La última vez, te salvó porque no se preocupaba por ti. Además, el Cuarto Príncipe y Quinto Príncipe luchan actualmente por el puesto de Príncipe Heredero. Quinto Príncipe tiene la herencia del Príncipe Yu que lo respalda. Cuarto Príncipe podría no ser capaz de ganar. No estarás

a salvo en su propiedad. No puedo soportar que te quedes allí." Lin Si cayó en sus pensamientos por un momento. Luego no persistió más y asintió, su acción hablaba de vacilación. Zhong Wan le dio unas palmaditas en el hombro. "Retirate". Lin Si cayó de rodillas, inclinandose ante Zhong Wan. Se fue como llegó: en silencio. Zhong Wan levantó la tapa de la puerta, mirando las puertas de la capital que no estaban muy lejos. Se ajustó la ropa y la corona (1). El miedo a que lo interrogaran plagaba la mente de Zhong Wan. Como tal, no desembarcó del carruaje. Afuera, Yan Pingshan se dirigió al grupo de funcionarios de bajo rango del Ministerio de Ritos (2) y a los otros funcionarios de la capital. Y les entregó los documentos oficiales de los bienes del príncipe Qian An. Hace medio mes, estos funcionarios ya habían recibido noticias de que los bienes del príncipe Qian An llegarían a la capital. Estos funcionarios no lo hicieron difícil para Zhong Wan y su grupo. Desde lejos, presentaron sus respetos al carruaje de Xuan Rui. Después de preguntar ligeramente a los sirvientes que marchaban junto a los carruajes cuántas personas estaban con ellos, permitieron que el grupo se fuera. El emperador se había apoderado de la mansión del príncipe Ning que estaba en la capital. Después de que la mansión había sido reparada, se convirtió en la propiedad del Quinto Príncipe, Xuan Qiong. Al pasar por la propiedad anterior del Príncipe Ning, Zhong Wan levantó la tapa de la puerta. Cuando el emperador actual ascendió por primera vez al trono, por lo menos, trató a su hermano menor con generosidad, confiriéndole como Príncipe de primer rango y otorgándole su propio patrimonio. Además, el emperador había elegido personalmente hijas de familias aristocráticas para él, actuando como una figura paterna. En aquel entonces, la familia de los suegros del príncipe Ning, la familia Zhong, ya había cometido un delito. La familia Zhong tuvo muchas hijas y pocos hijos. Pudieron producir dos consortes (3) del harén imperial. Aun así, faltaba su cantidad de hijos. Los que podían contarse habían sido implicados por el crimen de su familia. El único hijo que le quedaba a esta familia era uno de una rama lateral, y él era muy joven. Debido a esto, él escapó de ser implicado por un

pelo. Más tarde, el Príncipe Ning llevó al niño a su propiedad y lo reconoció como un hijo. De esa manera, él acarició las bocas de los censores imperiales (4). Bajo la protección del Príncipe Ning, Zhong Wan pudo crecer normalmente. Después de haber recibido una gracia tan abundante del Príncipe Ning, la caída del Príncipe se produjo y Zhong Wan casi no logró proteger a Xuan Rui. Por lo tanto, no tenía la cara para mirar el lugar donde había crecido. Después de respirar profundamente, dejó caer la tapa de la puerta.

Fueron conducidos a un lugar diferente. No era espacioso, pero podría considerarse refinado. Yan Pingshan no estaba acostumbrado a comunicarse con estos funcionarios de bajo rango. Zhong Wan deslizó unos bolsos en su manga. Saltó del carruaje. Se acercó al grupo de funcionarios para saludarlos. Causó que los funcionarios del Ministerio de Ritos se llenaran de sonrisas. "Que Su Alteza encuentre consuelo descansando aquí. Es mejor lavarse rápidamente", aconsejó un funcionario de bajo rango con una sonrisa. "Después de Shen Shi (5), los sirvientes del palacio vendrán a invitarte". Zhong Wang le dio un bolso a él "Gracias" Después de cortésmente mandar a retirarse a los del Ministerio de Ritos, Zhong Wang ni siquiera tuvo tiempo de descansar. Se masajeo el cuello y los hombres que tenía rígidos, entró al patio interior e instruyo a los sirvientes a preparar las habitaciones de la Joven princesa primero. Zhong Wang se paró detrás de la cortina que colgada de la puerta y pregunto: ¿Le gusta a la joven señorita la decoración y los muebles de la habitación? Había visto crecer a Xuan Congxin, por lo que no estaba tan preocupado por sus acciones como para despertar sospechas. Salió de la habitación con una capa hecha de piel de zorro. "Estaba haciendo esto en el camino. Ahora finalmente está hecho. A ver si te queda bien." Zhong Wan no perdió tiempo en recibirlo. Una sonrisa adornó sus labios. "¿Entonces estabas haciendo esto para mí estos últimos días? Pensé que era para tu hermano

mayor ... " "Eres más débil al frío". Comparado con su ingenuo y travieso hermano menor, Xuan Congxin maduró antes. Tenía un temperamento frío. Incluso cuando estaba preocupada por alguien, su tono sería ligero. "Hace mucho frío en la capital. Deberías volver a entrar antes, o te enfermarías de camino a casa." "Sí, sí." Zhong Wan sonrió mientras se cubría los hombros con la capa. "Entonces vamos." Xuan Congxin miró la capa desde todos los ángulos, memorizando sus medidas sin decir una palabra. "No hay tiempo para ajustarlo. Solo úsalo por ahora. Que alguien me lo envíe por la noche y arreglaré el collar." Zhong Wan no estaba seguro de si reír o llorar. "También podrías matarme". En el período en que habían estado juntos, Xuan Congxin no había hablado mucho, y ahora se dio la vuelta para regresar a sus habitaciones. Zhong Wan no pudo perder un momento para relajarse. Giró sobre sus talones y se dirigió hacia el patio de Xuan Rui. La expresión de Xuan Rui era fea hasta el extremo. Como había estado recordando los eventos pasados en la capital, la aparición de Zhong Wan le dio un susto. Nunca había pensado Zhong Wan que Xuan Rui, que ya no era un niño, se asustara tan fácilmente. Ligeramente avergonzado, se apoyó en la puerta, una sonrisa tirando de sus labios. "¿Cómo quiere Alteza conocer al emperador? Su Majestad cree que nosotros, de la herencia del Príncipe Qian An, estamos empobrecidos hasta el punto de que incluso Su Alteza no puede tener una buena comida ". Xuan Rui era consciente de que Zhong Wan solo se estaba burlando de él. Sin embargo, no pudo reunir una sonrisa. Frunció los labios secos, los ojos apagados de preocupación. "He estado nervioso desde que entré en la capital. En mi mente solo quedan los recuerdos de hace siete años, cuando solo yo había estado bajo arresto domiciliario en nuestra antigua hacienda. Padre se había ido y te habían llevado. Yo..."

Zhong Wan suspiró. En voz baja, dijo: "Yo soy el que fue inútil. En ese momento, realmente quería encontrarte, pero era difícil para las noticias entrar y salir de la propiedad del Príncipe Yu. Yo ... suficiente. Estas cosas ya han pasado ". La preocupación aun corriendo por sus venas, Xuan Rui dijo: "Quiere preguntarme ... preguntarme ..." "Él no hará ninguna pregunta que te preocupe. No quiere mencionar las cosas del pasado más de lo que tú no lo haces ". Entonces el semblante de Zhong Wan se volvió severo. "Quiere tranquilidad. Así que solo dale eso. Si realmente quisiera matarte, enviaría una jarra de vino envenenado a la propiedad del príncipe Qian An. ¿Por qué te invitaría específicamente a la capital? ¿Crees que los libros de historia no tienen suficiente sobre qué escribir?" Una vez que Xuan Rui escuchó esas palabras, su expresión se iluminó. "Estas cosas ya están en el pasado", dijo Zhong Wan con voz suave. "Cuando regreses ... no importa. Los escoltaré a todos al palacio." "¿De Verdad?" Los ojos de Xuan Rui brillaron. "¿Me acompañarás allí?" "Por supuesto que no." Zhong Wan sonrió. "Sí quiero, pero ¿puedo realmente? Solo esperaré afuera. " Xuan Rui esbozó una sonrisa impotente. Pero su preocupación había disminuido. Cuando marco el shen shi, el palacio imperial envió a algunas personas. Pero solo invitaron a Xuan Rui y Xuan Yu. Zhong Wan fingió ser un sirviente y los siguió. Pero antes de que pudiera entrar por las puertas, los guardias lo bloquearon. Xuan Rui y Xuan Yu desembarcaron de su carruaje tirado por caballos, los sirvientes del palacio los condujeron al interior. Los dos siguieron a los eunucos con cuidado, y después de doblar muchas esquinas y caminar por quién sabe cuánto tiempo, finalmente vieron al emperador. Y tan pronto como lo hicieron, se arrodillaron.

Xuan Rui no se atrevió a levantar la cabeza. Respondió lo que le pidieron, su voz era un poco más fuerte que la de un mosquito. Incluso tuvo que confiar en un viejo eunuco para anunciar lo que había dicho en voz más alta. En comparación, el pequeño Xuan Yu respondió mejor. Solo tenía dos o tres años durante la caída del Príncipe Ning. Como tal, no lo recordaba mucho, y creció normalmente en los últimos años. Era más valiente que su hermano mayor por un amplio margen. Cuando el emperador le hizo preguntas, en realidad levantó la cabeza para mirar al emperador, sintiéndose un poco sorprendido tan pronto como lo hizo. Este "tío emperador" parecía más viejo de lo que esperaba. Parecía tener sesenta años, e incluso podría ser el abuelo de Xuan Yu. En los últimos años, el emperador Chongan (6) había mostrado lentamente signos de envejecimiento tanto en su apariencia como en su porte. No parecía que tuviera suficiente aire en los pulmones mientras hablaba. Estudió al pequeño Xuan Yu, sonrió amable y amigablemente, y le preguntó sobre sus estudios. Antes de que Xuan Yu pudiera hablar, el sudor frío brotó de todo el cuerpo de Xuan Rui. En aquel entonces, el emperador Chongan también le había preguntado esto a Xuan Rui. Al día siguiente, él y Zhong Wan fueron enviados al palacio imperial. ¿El emperador Chongan ... usaría esta razón para mantener a Xuan Yu en la capital? Xuan Rui quedó perturbado, el emperador Chongan le preguntó a Xuan Yu por casualidad algunas cosas. Xuan Yu les respondió a todos. Satisfecho, el emperador Chongan asintió. En un tono suave, dijo: "Muy bien. ¿Es decente el maestro que tu hermano mayor te contrató? ¿Qué tan erudito es él? ¿Es estricto?" Xuan Yu bajó la cabeza y dijo: "No contratamos a un tutor. He aprendido..." Aunque Xuan Yu era joven, instintivamente sabía que no debía nombrar a Zhong Wan. Una pausa, y él dijo: "Aprendí de un administrador alfabetizado en la propiedad". Pasó un tiempo sin que el emperador Chongan pronunciara una palabra. Luego preguntó: "¿Fue Guiyan quien te enseñó?"

Guiyan era el nombre de cortesía de Zhong Wan. Confundido, Xuan Yu frunció el ceño. ¿Como sabía esto? El emperador Chongan dijo lentamente: "Si te está enseñando, entonces naturalmente no habrá errores". En verdad, las palabras del emperador Chongan fueron muy lentas, como si sus pensamientos hubieran vagado por otro lado. Un tiempo después, dijo: "En el pasado, si hubiera participado en el examen del palacio (7) ..." Ni una palabra salió de los labios del pequeño Xuan Yu mientras escuchaba, sin atreverse a decir nada. El emperador Chongan no continuó hablando incluso después de mucho tiempo. Saludó y ya no preguntó por los estudios de los dos hermanos. Y Xuan Rui dejó escapar un suspiro de alivio en secreto. Después de un período de pequeñas conversaciones, el cielo comenzó a oscurecerse y el emperador Chongan se cansó. Les dio a los dos una mesa llena de buena comida y un viejo eunuco los acompañó hasta allí. El viejo eunuco llevó a Xuan Rui y Xuan Yu a un pequeño pero cálido pabellón, antes de salir a la calle. No había nadie más alrededor. Con voz suave, Xuan Yu preguntó: "¿Cómo es que el momento después de que Su Majestad escuchó sobre Zhong Wan, él—"

GLOSARIO 1.- Estas no son las mismas coronas que usa la realeza europea. Los hombres de la antigua China llevaban estas coronas una vez que alcanzaban los veinte años. Son más como sombreros en todo caso. 2.- . A cargo de ceremonias estatales, rituales y sacrificios. También supervisó los registros de los sacerdotes budistas y taoístas e incluso la recepción de enviados de los estados tributarios, y gestionó los exámenes imperiales. 3.- . Estas son concubinas imperiales en el harén imperial que son del rango Consort. Son de un rango inferior al de la emperatriz o Consorte Noble, pero superior al de la mayoría del resto del harén.

4.-. El Censorado era una agencia de supervisión de alto nivel en la antigua China. Los censores eran "los ojos y los oídos" del emperador y controlaban a los administradores en cada nivel para evitar la corrupción y la malversación. 5.- . 3 to 5 pm. 6.- . Este es el título del emperador, NO su nombre real. 7.- . Después de que los estudiosos de los Exámenes Imperiales hubieran terminado su examen, y se hubieran determinado los rangos Primero (), Segundo () y Tercero () en todo el país, se realizaría otra prueba frente al emperador. Allí, el emperador les haría una pregunta y deben responder en un ensayo. A veces, dependiendo de las respuestas, las clasificaciones de los tres primeros se barajan.

Capitulo 3 Parte 2

En ese momento, el viejo eunuco que solía atender al emperador guiaba a los

sirvientes con las comidas dentro del pabellón. Las comisuras de sus labios se inclinaron ligeramente. Actuó como si no hubiera escuchado nada y puso comida en cada uno de los cuencos de los hermanos. "Este viejo esclavo escuchó lo que se había dicho antes de Su Majestad". El viejo eunuco sonrió una vez más. "¿El joven maestro Zhong fue tutor personal de las altezas jóvenes?" La sorpresa golpeó a Xuan Yu. "¿Conoces a Zhong Wan?" Detrás del viejo eunuco, un joven eunuco cubrió su sonrisa con una mano. ¿Quién no sabía sobre el romance de Zhong Wan? Por supuesto, el pequeño Xuan Yu también escuchó los rumores. Él entendió que estas personas se burlaban de Zhong Wan, y se enojó hasta el extremo. Sin embargo, Xuan Rui le lanzó una mirada a Xuan Yu. El viejo eunuco que servía al lado del emperador Chongan no era alguien a quien pudieran ofender. Con eso, Xuan Yu bajó la cabeza y se metió arroz en la boca. El viejo eunuco volvió la cabeza. Miro al joven eunuco. Mientras atendía a los dos hermanos, dijo ni demasiado rápido ni demasiado lento: "Naturalmente, este viejo esclavo ha oído hablar de él. Es el Juren (1) más joven de esta dinastía. ¿Quién no sabría de él? " Xuan Yu levantó la vista. No sabía que Zhong Wan era tan increíble, y quedó aturdido. "¿Oh?" El viejo eunuco sonrió. Lentamente dijo: "Aunque la familia Zhong ha declinado, el Príncipe Ning lo trató como a un hijo y lo crio. Tal hijo de una familia reconocida, con tal experiencia y talento literario, en el futuro, ¿en cuál de los Tres Departamentos y Seis Ministerios (2) no podría entrar? Sin embargo, el joven maestro Zhong solo tenía que ser ambicioso y orgulloso, e insistió en tomar la ruta del examen. Y alcanzó los primeros puestos con un solo paso ... En la temporada de exámenes de primavera, obtuvo el puesto de Jieyuan (3). En la temporada de exámenes de otoño, obtuvo el puesto de Huiyan (4). Si no fuera por ..." El viejo eunuco contuvo las palabras que no se podían decir. "Este viejo esclavo ha escuchado que el Zhuangyuan (5) más joven tenía dieciocho años. En aquel entonces, si el Joven Maestro Zhong hubiera podido participar en el Examen de Palacio ..."

"Uno temería si no fuera por eso, sería el Zhuangyuan más joven en la historia de la dinastía". El viejo eunuco recuperó su batidor de caballo (6) de su cintura. Se dio la vuelta y golpeó al joven eunuco. "Esclavo barato e ignorante. ¡lárgate!" Fuera del palacio, el erudito dotado Zhong, que casi había tenido el rango más alto de los tres niveles de exámenes, se puso de pie y esperó en el frío. El estornudó. "Tan frío..." Zhong Wan había esperado cuatro horas. Las brasas en su brasero portátil se habían quemado hace mucho tiempo. Temiendo que sus piernas se congelaran, se bajó del carruaje por completo. Caminó para mover sus manos y pies. El tiempo dio wu shi (7), el cielo estaba completamente negro. Mientras Zhong Wan miraba las puertas del palacio desde lejos, en realidad no se sentía ansioso. En el peor de los casos, el emperador mantendría a Xuan Yu como rehén (8). Pero esto tenía una baja probabilidad de ocurrir. Lo que tenía más sentido era esto: mantener y criar en la capital al heredero de un príncipe que tenía su propio feudo y militares. ¿Cuál es el punto de mantener a Xuan Yu? ¿De qué se estaban protegiendo? ¿Las decenas de personas que Xuan Rui se reunieron en Qian An para rebelarse?

Qian An era espacioso pero empobrecido. A menudo requerirían ayuda por desastre de la capital. Si Zhong Wan fuera el emperador, después de ser notificado de la existencia de rebeldes en Qian An, él sería el primero en aprobar. Lo que más esperaría era que estas personas pobres se separaran del país. De esa manera, no necesitaría proporcionar ayuda por desastre todos los años. Zhong Wan se frotó las manos con mucha fuerza. Tenían tanto frío que se habían adormecido. En la actualidad, todo era debido a su aliento caliente que todavía estaban aguantando. Desde lejos, se escuchó el sonido de un carruaje tirado por caballos. Zhong Wan se puso alerta y giró la cabeza en esa dirección. El carruaje se acercó lentamente. Sus linternas colgantes se balancearon, el kanji de "Yu" impreso en ellas.

El corazón de Zhong Wan latió contra su pecho. A medida que el carruaje del estado del Príncipe Yu se acercaba gradualmente, muchos pensamientos se arremolinaban en su mente. La princesa Anguo tenía su propio carruaje. Entonces esta no debería ser ella. Las ramas laterales de la propiedad del Príncipe Yu definitivamente no abandonarían el palacio imperial en este momento. La persona sentada en este carruaje solo podría ser el Príncipe Yu. O esa persona. Zhong Wan respiró hondo. Él cantaba en su corazón, Príncipe Yu, Príncipe Yu, Príncipe Yu ... Colgando del carruaje, Zhong Wan estaba de pie junto a linternas con las palabras "La propiedad del Príncipe Qian An". No había forma de que la otra parte no pudiera ver eso. Si el Príncipe Yu fuera el que estaba sentado en ese carruaje, no le prestaría atención y pasaría junto a ellos. Pero si fuera Yu She ... No importa cuán favorecido estuviera Yu She, él todavía tenía que asumir la posición de su padre. Una vez que viera el carruaje tirado por caballos del príncipe Qian An, tendría que parar su propio carruaje y ceder el camino. El carruaje del príncipe Yu se acercaba cada vez más. En el frío, el sudor caliente brotó de la espalda de Zhong Wan. Un momento después, el carruaje se detuvo. Zhong Wan cerró los ojos y maldijo a la madre de Yu She. El carruaje de Yu She se había detenido a un lado de la carretera. Un mayordomo desembarcó y presentó sus respetos desde lejos. Luego se puso de pie y caminó hacia Zhong Wan. La alegría brotó de su corazón. En un clima tan frío, Yu She no estaría dispuesto a abandonar el refugio de su carruaje, y probablemente un mayordomo le preguntaría a Zhong Wan por qué el carruaje del Príncipe Qian An estaba estacionado allí. Y una vez que supiera que no había nadie a bordo, por supuesto se iría. El mayordomo llegó ante Zhong Wan. Tan pronto como levantó la cabeza, se

sorprendió. Reconoció a Zhong Wan en un instante y gritó: "¡¿J-Joven Maestro Zhong ?!" Zhong Wan casi se derrumba en el suelo. ¿No puedes hablar más suave? Se frotó las manos frías y adormecidas, respirando profundamente. Una ligera sonrisa se extendió en sus labios y dijo: "Soy yo. Su Alteza ha entrado en el palacio y aún no ha salido. Envíen a su alteza, joven príncipe Yu, primero." "Supuse que eras tú". El mayordomo miró a Zhong Wan de pies a cabeza, el primero parecía emocionado. "Volveré primero para informar a mi maestro. ¡Su honorable, usted puede esperar aquí!" "Nonono—" La ráfaga fría ahogó a Zhong Wan cuando había tratado de hablar, y tosió. "No no-" Pero el mayordomo ya se había escapado.

Zhong Wan se subió el cuello, tosiendo hasta que apenas pudo respirar. Realmente quería comerse a ese mayordomo vivo. Desde muy lejos, observó cómo el mayordomo se acercaba rápidamente al carruaje del príncipe Yu, se inclinaba y decía algo que se le escapaba de las orejas. Se acabó, se acabó, se acabó ... Realmente es el final esta vez. El corazón de Zhong Wan se estrelló contra su pecho a la velocidad de la luz. Él reflexionó sobre cómo debería manejar a Yu She. Ese mayordomo estuvo de pie ante el carruaje de Yu She por un largo tiempo. El tiempo suficiente para que Zhong Wan pensara que Yu ya había arreglado que los guardias de Yulin (9) lo mataran a tiros. "¿Qué... está haciendo?" Zhong Wan tenía tanto frío que ni siquiera podía hablar correctamente. Él entrecerró los ojos y su mirada cayó sobre el carruaje de Yu She.

Después de cinco minutos, ese mayordomo se despidió desde la distancia. Entonces el carruaje del Príncipe Yu comenzó a moverse, lentamente avanzando. ¿Se van, así como así? Sin decir una palabra, Zhong Wan vio irse el carruaje. De repente, una ráfaga fría entró en sus pulmones, y tosió sin descanso. Un sirviente que acompañaba al carruaje del príncipe Qian An corrió hacia Zhong Wan para apoyarlo. Él dijo: "¿Su honorable quiere regresar primero? E-eso ..." "E-estoy bien ..." Zhong Wan se sintió mejor después de que el sirviente ayudó a calmar su tos. Él sonrió con autodesprecio. "Soy yo quien me asustó. Estaba pensando demasiado." Zhong Wan observó cómo el carruaje se reducía gradualmente en la distancia, con una sonrisa bailando en sus labios. Si el temperamento de Yu She había cambiado o no, no tenía nada que ver consigo mismo. Incluso si supiera que Zhong Wan estaba aquí, ¿qué podría hacer? ¿Desembarcar de su carruaje y recordar juntos el pasado? Entonces mañana, casi todos en la capital sabrían que se habían encontrado fuera del palacio. Zhong Wan no pudo evitar sonreír. Si esto realmente sucediera, entonces sería realmente incapaz de eliminar todos los rumores. Sin darse cuenta, Zhong Wan tragó un poco de aire frío. Y su pecho se sentía como si se estuviera congelando. Tenía frío hasta el punto de que su cuerpo comenzó a sentirse caliente. En una coyuntura tan importante, Zhong Wan no podía permitirse el lujo de enfermarse. Si lo hiciera, entonces esos niños realmente no tendrían a nadie que los apoyara y manejara las cosas por ellos. No se atrevió a arriesgarse. Después de escuchar las palabras del sirviente, llamó a un palanquín de regreso a donde estaban alojados. Zhong Wan no hizo que ninguno de los sirvientes lo acompañara. Abordó el pequeño

palanquín. Una vez que se sentó, un ligero suspiro escapó de sus labios. Siete años. En aquel entonces, el joven apasionado con tal talento literario ya se había convertido en una manga corta en libros rápidos. No había razón para que se encontraran. Zhong Wan sintió calor y frío. Como si se hubiera quedado dormido, pero también consciente, entrando aturdidamente en un sueño. En su sueño, esa persona todavía estaba en su adolescencia. Una persona de pocas palabras, sentada junto a la ventana, escribiendo en silencio. Muchos melocotoneros estaban afuera, con sus flores rosadas cayendo sobre sus hombros. El palanquín tembló por quién sabe cuánto tiempo. Finalmente, aterrizó en el suelo. El repentino movimiento despertó a Zhong Wan. Se frotó los ojos. Se quedó mirando sin comprender. ¿Por qué esta persona taciturna y respetuosa de las reglas haría las cosas que Lin Si había mencionado? Zhong Wan tenía tanto frío que su cuerpo se sentía congelado y entumecido. Justo cuando estaba a punto de usar todas sus fuerzas para pararse, alguien levantó la cortina de la puerta del palanquín. Alto, con una capa negra de piel de zorro sobre su cuerpo. De pie afuera estaba Yu Ziyou, su rostro era una máscara inexpresiva. "Zhong. Gui. Yuan."

GLOSARIO 1.- . Las personas que aprobaron los exámenes metropolitanos se llamaban Juren. Es casi análogo a una maestría en la sociedad moderna. Los exámenes metropolitanos

están un nivel bajo los exámenes imperiales. 2.- . La principal estructura del gobierno central en la China imperial 3.- . El rango más alto en el Examen Provincial () 4.- . Primer rango en el Examen Metropolitano ( ). Este examen es un rango más alto que el examen provincial. 5.- . Rango superior en los exámenes imperiales (el examen nacional). Después del Examen Imperial es el Examen de Palacio, que se ha descrito en detalle en una nota del último capítulo. 6.- es una herramienta que se usa para aplastar moscas. Un artilugio similar se usa como un abanico manual en climas tropicales cálidos, a veces usado como parte de la vestimenta, y se llama chowrie, chāmara o prakirnaka en el sur de Asia y el Tíbet. 7.- . 11pm to 1am 8.- . Más específicamente, un príncipe enviado a un estado vecino para ser retenido como rehén, pero esto estaba implícito. 9.- . Una rama de los guardias imperiales que protege el palacio imperial y el emperador. Por el contrario, el (Da Nei Da Wei) solo protege al emperador.

Capítulo 4 Parte 1 Por un momento, Zhong Wan pensó que aún no se había despertado de su sueño.

Yu Ziyou se había vuelto mucho más alto. El ángulo de sus cejas y la mirada en sus ojos también se habían vuelto más duros. La preocupación que había plagado su expresión en la juventud ahora se transformó en ira, agregando un aura sombría a este hermoso rostro. Zhong Wan pensó para sí mismo, ¿estoy despierto o no? Si estoy despierto, ¿por qué vería a Yu Ziyou? Si estoy soñando ... ¿cómo puedo verlo tan claramente? La fiebre de Zhong Wan le hizo zumbar los oídos. Su cerebro era un montón de papilla. Luchó por levantarse, pero sus manos y pies congelados parecían estar llenos de plomo. Tomó un ligero respiro, luego apoyó su peso contra el palanquín para ponerse de pie. Aun así, perdió el equilibrio porque no podía usar sus piernas. Se rindieron debajo de él y él cayó hacia adelante.

Zhong Wan se arrodilló en la nieve, mirando las botas oscuras de Yu Ziyou. Pensó que estaba soñando de nuevo. El sueño se estableció hace diez años, justo después de que Zhong Wan había entrado en el palacio para ser un compañero de lectura. En ese momento, solo había cuatro personas bajo las instrucciones del Preceptor Imperial y alrededor de la misma edad: Zhong Wan, Yu She, el Cuarto Príncipe y Quinto Príncipe. Entre los cuatro, aunque Zhong Wan era solo un compañero de lectura, siempre tuvo los mejores ensayos y talentos literarios, superando a todos los niños reales por un gran margen. El preceptor imperial no solo adoraba sus ensayos, sino que incluso el emperador Chongan le prodigaba elogios cuando los probaba ocasionalmente. En aquel entonces, el emperador Chongan incluso le había preguntado a Zhong Wan en broma si estaba interesado en ingresar a la Secretaría. Entrar en la Secretaría para ser el secretario del emperador significaría que asumiría el papel de redactar los edictos reales oficiales. Zhong Wan había sido joven e imprudente entonces, aún no entendía los beneficios de ocultar sus talentos. Dijo que no se atrevía a recibir un trato especial del emperador, porque haría que otros menospreciaran el estado del Príncipe Ning. Pero también le pidió al emperador que le mantuviera un asiento en la Secretaría; tan pronto como llegaran al año de los exámenes, naturalmente podría ingresar oficialmente al Salón Zichen (1) a través de sus propias habilidades. Aunque el emperador Chongan no estaba seguro de si Zhong Wan realmente podría aprobar los exámenes a una edad tan joven, le gustó lo vibrante que era este joven enérgico, por lo que se rio y aceptó su solicitud. Dijo que le diría al Príncipe Ning que hiciera una silla y la enviará a la Secretaría a la espera de Zhong Wan mañana. Esto enfureció tanto al Cuarto y Quinto Príncipe que les picaron los dientes. El quinto príncipe Xuan Qiong estaba celoso de Zhong Wan pero solo le dificultaba las cosas en secreto. En persona, todavía mantenía un semblante cortés con Zhong Wan.

El cuarto príncipe Xuan Jing tenía un temperamento terrible y era bastante directo. Lo hizo muy obvio cuando estaba disgustado. En su banquete más tarde ese día, siguió incitando a Zhong Wan, y finalmente emborrachó al otro porque sabía que podía contener mejor su alcohol.

Zhong Wan no perdió sus modales porque estaba borracho. Solo se confundió un poco. Al salir del palacio, se perdió. Tenía la cabeza mareada, así que se tomó un descanso y se sentó en una glorieta. Ese día, Zhong Wan se topó con Yu She. Quizás porque los sobrinos se parecían a sus tíos, Yu She tenía una ligera semejanza con el Príncipe Ning. Zhong Wan estaba borracho, por lo que pensó que el Príncipe Ning había venido a buscarlo.

Zhong Wan sintió que estaba siendo descortés. Con una sonrisa, se arrodilló correctamente para saludar al "Príncipe Ning". El Joven Yu no podía entender lo que Zhong Wan estaba murmurando, así que suavemente le preguntó qué estaba mal. Zhong Wan pensó que el Príncipe Ning lo estaba regañando. Como sabía que el Príncipe Ning lo malcriaba, se enganchó suavemente en la esquina de la túnica del "Príncipe Ning" desde donde estaba arrodillado en el suelo y reconoció descaradamente: "Nunca volveré a beber. Padre, perdóname ... solo por esta vez." Yu She: "..." En medio del día, un joven Yu She se convirtió al azar en el padre de alguien en los Jardines Imperiales. Después de decir esto, Zhong Wan se durmió contra las piernas de Yu She, agarrándose a las esquinas de su túnica. Yu She no podía moverse. Él dudó, luego ayudó al otro a levantarse. Zhong Wan estaba borracho, por lo que no tenía fuerza en sus extremidades. No podía sostenerse solo, apoyando todo su peso en Yu She. Al final... Zhong Wan se estremeció desde donde se arrodilló en la nieve. Pensó salvajemente en su cabeza, ¿qué había sucedido al final en ese entonces? ¿Podría ser que Yu Ziyou lo recogió y lo llevó a casa?

Entonces, ¿cuál era la situación ahora? ¿Era esto un sueño o no? "Zhong Wan". Yu She miró inmóvil a Zhong Wan. Él preguntó ligeramente, "¿Dónde está mi pastel de osmanthus?" Zhong Wan sintió que alguien había apuñalado de repente un cuchillo en su pecho, cortando su corazón y órganos, causando un dolor inmenso. Instantáneamente recuperó su juicio. Esto no era un sueño. Zhong Wan comprendió ahora que había caído en una trampa. Este palanquín y su portador pertenecían a Yu She. Yu She esperó un rato. Al ver que Zhong Wan no iba a responder, preguntó: "¿Puedes levantarte?" Esto ya no era hace diez años. El Príncipe Ning no vendría a buscarlo de nuevo. Hoy, no parecía que Yu She planeara ayudarlo a levantarse. Zhong Wan apretó los dientes y se levantó lentamente. La fiebre hizo que le doliera todo el cuerpo. Apenas logró salir, "Saludos al joven príncipe Yu". La expresión de Yu She alternaba entre ser tormentosa y clara. Un momento después, dijo: "Adelante". Zhong Wan no había traído a nadie con él. Incluso si lo hubiera hecho, no habría podido escapar de las manos de Yu She de todos modos, por lo que solo podría seguirlo dentro. Zhong Wan caminó detrás de Yu She, escaneando sus alrededores con su visión periférica. Podía decir que este era el patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. En aquel entonces, había caído en la esclavitud y fue comprado por Yu She. El otro lo trajo de vuelta y lo mantuvo aquí. Yu She lo condujo al cuarto cálido (2). Zhong Wan ya estaba congelado de pies a cabeza. De repente, entrar en un área tan cálida hizo que todo su cuerpo temblara ligeramente. Yu She se sentó. Un criado le trajo una taza de té caliente. Lo recogió y lo probó lentamente.

Zhong Wan se quedó allí, mirando en silencio a Yu She. La apariencia de Yu She no había cambiado tanto, pero el aire a su alrededor había cambiado drásticamente, casi como si se hubiera convertido en una persona completamente diferente.

Yu ignoró a Zhong Wan durante unos cinco minutos y luego dijo: "Estás bastante desgastado. Incluso tienes puesto un abrigo de piel. ¿Cómo es que tienes tanto frío después de estar en el viento invernal durante tan poco tiempo?" Yu She entrecerró un poco los ojos. "Recuerdo que solías tener una gran salud". Zhong Wan pensó por un momento, luego eligió cuidadosamente un tono de voz. "Después de ir a Qian An, no pude acostumbrarme de inmediato al nuevo entorno y me enfermé. Desde entonces, me he vuelto algo frágil ... Lamento haber causado tal espectáculo ante usted, Príncipe." Yu puso su taza de té sobre la mesa y dijo suavemente: "Eso no es la verdad". Zhong Wan quitó el inmenso dolor de su dolor de cabeza y luchó por decir: "Mi humilde cuerpo no merece la preocupación del Príncipe". Yu Se quedó en silencio por un momento más, luego preguntó: "¿Está relacionado conmigo?" La cabeza de Zhong Wan le dolía y su visión era borrosa. Sacudió la cabeza. "No." Yu se burló, como si supiera que Zhong Wan estaba mintiendo. Pero finalmente, no dijo nada, bebió su té nuevamente. Zhong Wan pensó para sí mismo, si quieres preguntar algo, date prisa y pregunta. De lo contrario, me desmayaré dentro de poco y ni siquiera podrás sacar una mentira de mí. Yu She disfrutó su té solo, como si hubiera olvidado que Zhong Wan estaba presente. Zhong Wan movió lentamente los dedos. Sabía que debía concentrar toda su energía en Yu She en este momento, pero no pudo evitar dejar que su mente divagara. Como era de esperar, Yu She realmente había cambiado mucho.

Todos estos años, ¿qué le había pasado? En su juventud, Zhong Wan había pasado tiempo tanto dentro como fuera del palacio. Había escuchado una vez un secreto. Según los rumores, Yu no era el hijo biológico del Príncipe Yu, sino el hijo bastardo del emperador Chongan. Por supuesto, para comenzar un rumor como este, tenía que haber alguna base. Por ejemplo, la extraordinaria adoración que el emperador Chongan sentía por Yu She. En comparación, al Cuarto y Quinto Príncipe, que tenían más o menos la misma edad, tuvieron que pasar al final de la fila. Otro ejemplo fue que el emperador Chongan no pudo mantener vivos a sus hijos anteriormente. Su primer y segundo hijo habían muerto jóvenes, y su tercer hijo estaba enfermo. Si Yu She realmente fuera el hijo biológico del emperador Chongan, en orden de edad, sería el cuarto. Quizás el emperador también había creído las palabras del profeta, reconociendo que su trono provenía de orígenes sospechosos y que esto dañaría su suerte con los descendientes. Después de presenciar la muerte o la enfermedad de sus primeros tres hijos, tenía miedo de que su cuarto hijo tampoco sobreviviera, por lo que posiblemente lo envió a criar con su hermana menor biológica, la princesa Real Anguo. Pruebas similares abundaban, pero Zhong Wan no había creído en estos rumores cuando los escuchó por primera vez hace muchos años. En primer lugar, Zhong Wan había trabajado una vez la línea de tiempo hacia atrás desde el día y la hora de nacimiento de Yu She. Había descubierto que ninguna de las concubinas del emperador Chongan podría haber dado a luz a Yu She ese año. Por supuesto, era posible que Yu She pudiera haber nacido en secreto por alguien sin nombre ni apellido (3) en el palacio. Sin embargo, le habían dado el título de heredero a la edad de un año. Si realmente era el hijo biológico del emperador Chongan y el emperador había enviado a su propio hijo al estado del príncipe Yu para ser el heredero, eso era el equivalente a que el emperador obligará al príncipe Yu a rebelarse.

No era como si el Príncipe Yu fuera incapaz de tener hijos. Ya tenía varios hijos ilegítimos. ¿Por qué se permitiría verse obligado a darle al hijo de otra persona el título de heredero, a regalar ciegamente el rango y el poder que su padre y su abuelo habían trabajado tan duro para lograr? Zhong Wan no creía que el Príncipe Yu pudiera ser leal al grado de criar al hijo de otra persona para ellos y también regalarles su propio legado ancestral. Pero... Zhong Wan frunció suavemente el ceño. El emperador Chongan adoraba tanto a Yu. Entonces, ¿por qué no estaba dispuesto a darle una princesa? Casarse con un pariente garantizaría la seguridad del parentesco y también fortalecería la relación entre la familia real y el Príncipe de primer rango con un apellido diferente. ¿Dónde estaba el inconveniente? La Cuarta Princesa era honestamente demasiado joven, pero la Tercera Princesa tenía la edad adecuada para Yu She. Sin embargo, el emperador Chongan no había ordenado un matrimonio entre ellos. Y cuando Yu le pidió que se casara con la Cuarta Princesa, él se enojó de verdad, lo cual era raro. La cabeza de Zhong Wan sintió que se estaba abriendo. No tenía la energía para preocuparse por la situación en la que se encontraba ahora, completamente ocupado con la preocupación por Yu She. Los hijos y nietos del emperador seguían muriendo jóvenes, por lo que comenzó a sospechar de Xuan Rui y Xuan Yu y sintió la necesidad de verlos personalmente. ¿No podrían otros notar su desconfianza? ¿No tenían algo que decir el cuarto príncipe Xuan Jing y el quinto príncipe Xuan Qiong? Incluso desconfiaban de los dos hijos del príncipe Ning. ¿Cómo verían a Yu She? El emperador Chongan sabía muy claramente cuál era el verdadero trasfondo de Yu She, pero Xuan Jing y Xuan Qiong no. Zhong Wan de repente sintió que no podía respirar. ¿Estos dos príncipes ya vieron y

actuaron contra Yu She como si él fuera el hijo del emperador también? ¿El emperador Chongan realmente estaba malcriando a Yu She o usándolo como objetivo...?

GLOSARIO 1.- El salón donde los funcionarios del gobierno, el emperador y los embajadores extranjeros se reunieron para reunirse en las dinastías Tang y Song. 2.-Una habitación (generalmente más pequeña que otras habitaciones) en el patio que se mantendría caliente con una estufa / horno. 3.-sin importancia (no es una concubina oficial)

Capítulo 4 Parte 2 Las orejas de Zhong Wan zumbaron. Casi no podía seguir de pie. Realmente tenía demasiado dolor, lo que le hizo perder su autocontrol. Dejó escapar:

"Has hecho tanto en estos últimos años. ¿Es porque ... quieres evitar la lucha por el trono?" Yu She se quedó atónito por un momento, luego de repente se echó a reír. Yu She puso su taza de té sobre la mesa. Como si hubiera escuchado una broma increíble, comenzó a reírse a sí mismo. Se rio por mucho tiempo; Zhong Wan estaba sorprendido. El Yu She de antes nunca hubiera actuado de esta manera.

Yu She finalmente se rio lo suficiente. Tosió suavemente y arregló su túnica desordenada, luego sacudió la cabeza. "No, estoy aterrorizado de no ser arrastrado a eso". En este momento, las orejas de Zhong Wan aún resonaban y le dolía la cabeza. Si no fuera por el hecho de que estaba familiarizado con la voz de Yu She, probablemente ni siquiera podría entender lo que el otro estaba diciendo. La ira burbujeó en su corazón. "Ni siquiera tienes una oportunidad. Por qué molestarse..." Yu se detuvo cuando se dio cuenta de lo que estaba pasando por la mente de Zhong Wan. Él comenzó a reírse de nuevo. Un momento después, preguntó: "¿Qué estás pensando?" Yu She borró la sonrisa de su rostro. Él dijo con calma: "Simplemente no quiero que todos vivan tan bien, eso es todo". Zhong Wan, que había pasado varios años haciendo todo lo posible y más para sobrevivir, se enfureció hasta el punto de que casi se cae después de escuchar esto. Se echó a reír y reflexionó sobre sí mismo. Quizás estos años de lucha por sobrevivir habían desgastado sus ambiciones. De lo contrario, ¿por qué querría regañar a Yu She en lugar de su padre después de escuchar sus palabras? ¿No era lindo estar vivo? Zhong Wan se enojó mucho, tanto que los bordes de sus ojos se pusieron rojos. Yu She lo observó fascinado. Él preguntó: "Zhong Wan ... ¿estás preocupado por mí?" Zhong Wan no pudo descifrar lo que Yu estaba diciendo. Levantó la mirada, desconcertado. Yu se burló. "Entiendo ... Solo quieres salir de aquí. Piensas que fingiendo preocupación en unas pocas frases recordaré nuestra antigua amistad y te dejaré ir, ¿verdad?"

Incluso fue difícil para Zhong Wan mantener los ojos abiertos. En este momento, estaba usando su último aliento para mantenerse de pie. Si no fuera por el hecho de que no quería hacer el ridículo delante de Yu She, habría encontrado una silla para sentarse hace mucho tiempo. Apenas podía decir que Yu estaba diciendo algo, pero en cuanto a lo que estaba diciendo específicamente, Zhong Wan no tenía idea. La frente de Zhong Wan estaba húmeda de sudor frío. Levantó una mano para apretar entre las cejas, diciendo inconscientemente: "Ziyou, no me siento bien..." Yu She se congeló. Un momento después, dijo: "Hiervan un tazón de sopa de jengibre y tráiganlo". El criado levantó la cabeza, luego hizo un ruido de reconocimiento y salió. El razonamiento de Zhong Wan lo había abandonado por completo debido a su fiebre. Olvidó su identidad como invitado y ordenó, con voz ronca, "Añadan azúcar extra".

Yu She: "..." El criado también se sorprendió. Miró a Yu She. El asintió. Zhong Wan ya estaba fuera de sí. Cuando recuperó la conciencia, estaba descansando en el lugar donde Yu She había estado sentado originalmente. El criado trajo un tazón de sopa de jengibre con azúcar extra. Zhong Wan no tenía la energía para preocuparse por nada más. Lo recogió directamente y lo tragó todo. Un tazón de sopa de jengibre más tarde, Zhong Wan finalmente recuperó algo de color en su rostro. Yu She permaneció en silencio, simplemente mirando a Zhong Wan. El sirviente trajo otro cuenco para Zhong Wan. Este lo sorbió, poco a poco. Los sirvientes en la propiedad del príncipe Yu sabían qué hacer. Habían agregado algunos medicamentos utilizados para expulsar el resfriado a la sopa de jengibre, todos de alta calidad. Treinta minutos después, al instante se sintió

mejor. Ahora que su cuerpo ya no tenía dolor, su mente también logró aclararse. Por lo tanto, comenzó a ponerse aún más ansioso. Yu She se había tomado la molestia de traerlo aquí, ¿para qué? Yu She no dijo nada, así que naturalmente Zhong Wan tampoco se atrevió a hablar. Los dos se sentaron uno frente al otro, sin palabras. Uno sorbió su té y el otro su medicina. Una larga pausa después, Yu She habló de repente. "Zhong Wan ..." Zhong Wan se tragó lo último de su sopa de jengibre y colocó el tazón pequeño sobre la mesa. Podía decir que Yu Finalmente estaba a punto de llegar al punto. Hubo otro episodio de silencio insufrible. Yu She golpeó suavemente contra la superficie de la mesa. Lentamente comenzó: "Estos años pasados, me lo he preguntado muchas veces". Zhong Wan levantó la mirada. ¿Qué quiso decir él? ¿Estaba a punto de comenzar a pasar por todos sus eventos pasados uno por uno? Yu She parecía estar perdido en sus recuerdos. Él prolongó: "Siempre perplejo, siempre complicado. ¿Acaso ... sufrí una enfermedad grave y dañé mi cerebro con fiebre? Zhong Wan estaba desconcertado. "¿Huh?" "¿O quizás desafortunadamente me caí de un caballo y me lastimé la cabeza en el proceso?" Zhong Wan no tenía idea de lo que estaba pasando. ¿Qué tenía esto que ver con algo? Yu She dijo a la ligera: "Cada vez que estaba a punto de creer todas esas historias que inventaste ..." Zhong Wan de repente se atragantó.

Yu She miró a Zhong Wan y continuó: "Cada vez que no podía confiar en mí mismo, cuando comenzaba a vacilar, le preguntaba a los sirvientes que habían estado conmigo desde joven: ¿perdí parte de mi memoria? De lo contrario, ¿cómo no podría recordar ni siquiera un momento de nuestra historia de amor?" Zhong Wan comenzó a toser sus pulmones. Mantuvo un firme agarre sobre su boca. En un momento como este, absolutamente no podía comenzar a reír. Si Yu She pudiera matar a Lin Si, definitivamente él también podría matarlo a él. Pero tan pronto como pensó en un joven Yu She sufriendo dudas y un colapso mental, aferrándose a un viejo sirviente para preguntarle si había perdido la memoria, Zhong Wan realmente no pudo evitarlo.

Zhong Wan tomó prestada la cubierta de la tos para enterrar la cabeza en su propio pecho. Yu Ziyou lo miró con calma. "Ríete, no lo aguantes". Zhong Wan sacudió furiosamente la cabeza. Yu Ziyou levantó la esquina de sus labios en una mirada de desprecio. "Sé bueno, ríete a carcajadas ... por cada vez que te rías, te haré llorar la misma cantidad de veces". Zhong Wan perdió la fuerza en sus piernas por alguna razón. Originalmente podría haberlo aguantado, pero después de escuchar esto, ya no pudo controlarse. Una sola risa se le escapó. Yu Ziyou sonrió. "Muy bien, una vez". Zhong Wan se pellizcó con fuerza. Se sentía mucho mejor ahora, así que no se atrevió a seguir sentado. Él se paró. La expresión de Yu She estaba en conflicto mientras miraba a Zhong Wan por un momento. De repente, dijo: "Puedes irte". Zhong Wan estaba sin palabras. Él estaba ... ¿dejándolo ir, así como así?

Yu She se puso de pie. "Estoy cansado. Puedes irte." Zhong Wan lanzó un gran suspiro de alivio. Tan pronto como se dio vuelta para irse, escuchó a Yu. El añadió fríamente: "Mantenga una correa apretada en ese perro mudo suyo. No dejes que venga a molestarme otra vez." Zhong Wan hizo una pausa. Sabía que estaba hablando de Lin Si, por lo que hizo un ruido de reconocimiento y se fue. Su plan original implicaba traer a Lin Si de vuelta a Qian An después del cumpleaños de Su Majestad. Por lo tanto, naturalmente no molestaría a Yu She nuevamente. En el camino de regreso a la propiedad del príncipe Qian An, Zhong Wan tuvo un debate consigo mismo. El plan inicial de Zhong Wan ya se había hecho. Después de asegurarse de que el emperador Chongan había disipado por completo sus dudas, traería a todos de regreso a Qian An, para nunca volver a la capital. Pero ahora, de repente estaba vacilante. Zhong Wan pensó en las circunstancias en las que Yu estaba actualmente. No podía dejar de preocuparse. De cualquier manera, Xuan Rui no lo usarían pronto. Tal vez podría ayudar a planear para Yu She y convencerlo de que se retire de este desastre antes ... Zhong Wan de repente se deshizo de esta idea. Sin tener en cuenta la cuestión de si sería capaz de salir de la situación próxima de manera segura, ya había engañado a Yu She tantas veces antes. ¿Cómo podría el otro confiar en él para que lo ayude? Zhong Wan se acercó el abrigo de piel de zorro y se mofó, burlándose de sí mismo. Además, ya había caído tan lejos de la gracia. No le quedaba cara para ir a buscar a Yu She. Yu She probablemente solo había organizado los eventos de hoy como una advertencia para Lin Si. De ahora en adelante ... Zhong Wan no pensó que Yu She estaría dispuesto a volver a verlo.

Probablemente estaba más que disgustado. Tres meses después, los puentes serían puentes y los caminos serían caminos (1). Probablemente nunca se volverían a encontrar en toda su vida. Al mismo tiempo, en la propiedad del príncipe Yu, el viejo mayordomo del patio lateral estaba ayudando a Yu She a prepararse para la cama. Él gentilmente preguntó: "¿El heredero vio al Joven Maestro Zhong hoy?" Yu She asintió. "Este viejo esclavo también echó un vistazo por la cortina de la puerta. El joven maestro Zhong se ha vuelto mucho más alto y guapo". Yu She no habló. "Los rumores del heredero y del joven maestro Zhong son bastante conocidos. Aunque los aristócratas y los nobles solo lo consideran una broma y en realidad no lo creen, aunque no les impide pedir matrimonio a nuestra familia, aun así, no sería del todo correcto. Hoy te lo encontraste en medio de la noche, lejos de los ojos de todos, lo cual estuvo bien. Pero si te encuentras continuamente ..." El viejo mayordomo parecía que tenía algo que decir. Yu She sonrió levemente; él sabía lo que el viejo mayordomo quería decirle. "¿No quieres que lo vuelva a ver?" El viejo mayordomo no se atrevió a tratar de decirle a Yu She qué hacer. Él humildemente dijo: "Simplemente no creo que sea necesario". "No, es necesario". Yu She sonrió sádicamente. "Hoy dije que, si se atrevía a reír una vez, lo haría llorar una vez. En unos días más ... voy a hacerle pagar ".

GLOSARIO 1.- Decir que significa "vamos por nuestros caminos separados".

Capítulo 5 Para cuando Zhong Wan volvío a la propiedad temporal del Príncipe Qian An, el amanecer habría roto el cielo. Debido a que aún no había regresado, la mayoría de las personas dentro aún estaban despiertas. En el momento en que el carruaje giró hacia la calle, alguien salió a saludarlo. Cuando los sirvientes de la propiedad del príncipe Qian An se dieron cuenta de que se acercaba un carruaje del estado del príncipe Yu, compartieron una mirada asustada. "E-estoy bien ..." Zhong Wan desembarcó del carruaje tirado por caballos. Se sintió débil de pies a cabeza. Apoyado por un sirviente, se dirigió a la propiedad y susurró: "Ve a decirle a Su Alteza y ... a los dos pequeños maestros que estoy bien". Un sirviente a un lado rápidamente hizo una reverencia y se apresuró a difundir el mensaje. Mientras tanto, Zhong Wan estaba empezando a desmayarse. Temía que

una vez que cerrara los ojos, no sería capaz de despertarse por un tiempo. Haciendo todo lo posible por mantenerse consciente, dijo: "Antes de despertar, cierre las puertas de la propiedad y no reciba ningún invitado. Dígale al tío Shu que busque una manera de llamar ... llamar al mudo para una visita. Tengo algo que preguntarle." Sin comprender, el sirviente susurró: "¿Quién es el mudo?" "El tío Yan lo sabrá ..." Él tosió dos veces. "Si viene, asegúrate de despertarme". El sirviente estuvo de acuerdo de manera impotente, y una ola de alivio se apoderó de Zhong Wan. Luego perdió el conocimiento. Había muchas cosas escondidas en su corazón. Incluso dormido, no podía sucumbir por completo al sueño, todavía algo consciente de los alrededores. Su corazón estaba turbado. Cayó de sueño en sueño, esta incomodo en estos. Un momento después, soñó que el emperador Chongan les otorgó un festín, y se vio obligado a competir con el obstinado Xuan Jing sobre quién podía beber más. Un brindis dio a luz a otro y otro. En ese momento, Zhong Wan era fácil de instigar. Era esencialmente inflexible y no sabía cómo ocultar sus emociones. Después de haber bebido hasta el punto de la intoxicación, Xuan Jing todavía lo obligó a beber. Al final ... Afortunadamente Yu She, tuvo una palabra ligera con Xuan Jing. Que no debería perder la propiedad frente a Su Majestad. Después de eso, Xuan Jing temió que se avergonzaría a sí mismo, y se detuvo con mucha renuencia. Poco después, Zhong Wan soñó con el momento en que llegaron las noticias de la deserción del Príncipe Ning. Una espesa neblina de ansiedad y miedo había envuelto a toda la casa. Él mismo fue acusado de pasar mensajes al Príncipe Ning y fue encarcelado. Los exámenes de primavera se llevaban a cabo en ese entonces. Había obtenido el puesto de Huiyuan el otoño pasado, y durante los últimos tres meses lo mantuvieron en la residencia del antiguo Preceptor Imperial Shi para prepararse para la temporada de exámenes de primavera. Todos los días, tenía que escribir un ensayo. También pasó el año nuevo lunar en la residencia Shi. No dejó la residencia durante tres meses, entonces, ¿cómo podría

haberle pasado mensajes al Príncipe Ning? Zhong Wan fue claro sobre esto: esas personas solo estaban tratando de obtener de él, este "hijo adoptivo", la evidencia de la deserción del Príncipe Ning. Aunque había sido joven, poseía un honor académico. Esas personas no se atrevieron a torturarlo físicamente. En cambio, le dieron de comer comidas pobres. Lo llamaron día y noche repetidamente para interrogarlo, intimidarlo, y así pasaron tres meses. Lo amenazaron: "Joven maestro Zhong, has estado callado todo este tiempo. Como tal, solo podemos pedirle a Su Majestad que la Corte del Clan Imperial (1) nos ayude con esta investigación. Cuando llegue ese momento, también podemos interrogar al heredero Xuan Rui ".

Intentaron atraerlo prometiéndole ganancias: "¡Si el Príncipe Ning te ha engañado, solo dilo! Su Majestad ha ordenado que a la luz de verte crecer y afecto por ti, naturalmente miraría tus logros y perdonaría tus errores. Él no haría las cosas difíciles para ser honorable. Joven maestro Zhong ... Estás a solo un paso del examen de palacio. En diez días, comenzará el Examen de Palacio. Mientras admitas que le pasaste mensajes al Príncipe Ning, todo esto se olvidará ... " Zhong Wan resistió por un mes. Se hizo tan delgado que su apariencia cambió. Después de escuchar las palabras de los interrogadores, dejó caer la cabeza, y con una voz ronca y diferente a la de un humano, dijo: "Xuan Rui es el hijo de sangre pura de Su Alteza. Ahora que Su Alteza se encontró con este gran desastre, estará implicado sin lugar a duda. No puedo ayudarlo con el sufrimiento que experimentará naturalmente. Puedo soportar el castigo, lo puedo asegurar. Él también puede." "Puedes solicitar a la Corte del Clan Imperial todo lo que quieras. También quiero saber ... si se atreverían a interrogar a un niño de diez años." "El examen del palacio se llevará a cabo después de once días. Lo sé mejor que tú. ¿Me enviarás a tomar el examen de palacio? Je ... Ya he perdido todos mis títulos, pero ¿puedes enviarme al Examen de Palacio? Seguro eres capaz ..." Después de otro mes, Zhong Wan aún no cedió, sin admitir nada. Después de soportar tiempos tan difíciles, cayó en un estado aturdido. Sus interrogadores pensaron que estaban a un paso de lograr que confesara.

Enviaron a alguien a pararse afuera de su celda, cantando: "Ayer el Príncipe Ning ya ha confesado. Ayer el Príncipe Ning ya ha confesado. Ayer el príncipe Ning ya ha confesado. " Solo tenían que esperar hasta el colapso mental de Zhong Wan, y él confesaría cualquier cosa que dijeran. Zhong Wan sabía que no podía volverse loco. Si se equivocaba, todos en la casa del Príncipe Ning definitivamente perderían la vida. Zhong Wan fue claro sobre el hecho de que el Príncipe Ning no desertó. En su corazón había un toque de esperanza. Que el Príncipe Ning todavía estaba vivo. Que ciertamente estaba soportando mucho sufrimiento en este momento. El Príncipe Ning podía aguantar, entonces, ¿cómo él no podría? En ese momento, Zhong Wan estaba atormentado hasta el punto de que ni siquiera podía comer un bocado de arroz. Tenía miedo de perder la razón e intentó desesperadamente encontrar algo para ocuparse. Zhong Wan se apoyó contra la pared y rasgó los bollos que le habían dado en pedazos finos. Sin expresión, arrojó los fragmentos a través de los huecos de la puerta de la celda. En la cara de la persona que utilizaba la guerra psicológica contra él. Asustó a la persona que cantaba tanto que ni siquiera podía reaccionar. Pasó mucho tiempo antes de que finalmente estallara en ira y le gritara a Zhong Wan. Pero Zhong Wan tomó represalias arrojándole su comida y sopa, e incapaz de esquivar, esa persona quedó empapada de pies a cabeza. Los que lo interrogaban no se atrevieron a dejarlo morir de hambre. Entregaron otra comida poco después. Zhong Wan se puso de pie y golpeó a cualquiera que viniera. Medio mes después, el Ministro de Justicia (2) finalmente vino en persona para interrogarlo. Zhong Wan informó al ministro sobre las prácticas fraudulentas de sus interrogadores, acusándolos de explotar su poder para obtener ganancias personales y manipular los exámenes imperiales. Al día siguiente, los que habían dicho que lo llevarían al examen del palacio fueron detenidos. Y fueron encarcelados en una celda justo al lado de Zhong Wan. Todos los días, arrojaba su comida y sopa a esas personas.

Otro mes avanzó. Y el Príncipe Ning falleció en Beijiang. En su celda, la niebla roja brotó de los labios de Zhong Wan. Al día siguiente, fue despojado de su estado civil. Arrojado a la esclavitud. Esa persona como Zhong Wang se había convertido en esclavo, algunos estaban indignados. Otros arrepentidos. Aún otros suspiraron de emoción. Pero como muchas personas simpatizaban con Zhong Wang, incluso más disfrutaban de la emoción. Solo había estado en su adolescencia, su aspecto atractivo era famoso en todo momento. Comprar y vender funcionarios y sirvientes que habían cometido crímenes era algo común. Pero cuando se trataba de él, tenía un significado un poco más ambiguo. El talento académico de Zhong Wan fue reconocido en la capital. Comprar a esa persona para su patrimonio y pisarlo era sin duda algo de lo que valía la pena estar orgulloso. Algunas familias influyentes y prominentes no se preocuparon por este asunto. Pero también había muchas familias con inclinaciones especiales. Una vez que se difundió la noticia del caso terminado de Zhong Wan, la multitud de personas que intentaban ingresar a la cárcel casi rompió las puertas de entrada. En aquel entonces, a Zhong Wan solo le quedaba media vida. Escuchó débilmente que alguien quería comprarlo para expandir su compañía teatral. Débil y cansado, pensó Zhong Wan: Muy bien, cantaré y haré el papel de una viuda que visita la tumba de su marido muerto. También escuchó que alguien de una familia rica de Jiangnan quería comprarlo. Y Zhong Wan pensó: De ninguna manera. No quería irse de la capital. Además, escuchó que el Cuarto Príncipe, Xuan Jing, envió personas. Pero accidentalmente dejó que su madre se enterara, y ella lo capturó y le dio una charla. En los últimos meses, Zhong Wan probó la dulzura cálida y el sabor frío de la naturaleza humana. Después de escuchar que Xuan Jing quería comprarlo, no pudo evitar sonreír. Xuan Jing no mostró ningún interés especial en él. Incluso después de ser golpeado

por su madre, todavía quería comprarlo. No fue tan simple como querer humillarlo. No valió la pena para Xuan Jing. Era evidente que a Xuan Jing no le caía mal. Zhong Wan se sintió levemente agradecido. Sentía que este amigo del vino era un verdadero amigo. Hizo que el sirviente de Xuan Jing transmitiera un mensaje: por el resto de tu vida, tus talentos académicos nunca se compararán con los míos. Estas palabras hicieron que Xuan Jing casi estallara una arteria de ira. Hubo un flujo constante de visitantes que querían hacer negocios con la cárcel. Puso a Zhong Wan en estado de asombro. Resultó que mucha gente quería joderlo. ... Realmente no estaba seguro de si debería estar feliz o triste. Zhong Wan esperó sin hacer ruido. Temeroso de que se suicidara, el alguacil de la prisión lo vigilaba día y noche. Se burló. ¿Por qué se suicidaría? Él no era una mujer. Incluso si lo fuera, las cosas ya estaban en este punto. ¿Le importarían cosas como la reputación y la integridad? Esos tres niños ... Todavía no tenía idea de lo que les había pasado. Zhong Wan no tuvo tiempo de pensar en su propia situación. Solo quería irse rápidamente de este lugar. Después de esperar unos días más, alguien finalmente vino a recogerlo. La persona que lo había comprado parecía ser de una familia prominente, influyente y aristocrática. Poseía una gran etiqueta y sobriedad. Zhong Wan no pudo decir una palabra de él. El carruaje se sacudió durante mucho tiempo, antes de llegar finalmente al destino.

Desembarcó del carruaje, y en el momento en que levantó la cabeza, Zhong Wan casi escupió sangre una vez más.

La propiedad del príncipe Yu. Había calculado innumerables veces, sin embargo, Zhong Wan nunca había esperado que ¡Yu She también quería joderlo! Es cierto que no se puede juzgar a una persona por su apariencia, y no se puede medir qué tan grande era el mar con una cubeta. Xuan Jing sería golpeado si quisiera comprarlo. Pero Yu She podía hacer frente tanto a la Princesa Anguo como al Príncipe Yu, trayendo a Zhong Wan sin problemas. De hecho, los héroes nacieron de hombres jóvenes. Entre sus sueños, Zhong Wan sonrió. Luego frunció el ceño y se dio la vuelta, sintiendo que alguien tiraba de su mano. Después de hacer un gran esfuerzo, Zhong Wan abrió los ojos. Y le llevó un tiempo darse cuenta de que Lin Si estaba aquí. La expresión de Lin Si era la imagen de la urgencia. Una vez más sintió el pulso de Zhong Wan, tocando la frente de este último. Zhong Wan forzó una sonrisa. "Estoy bien ... me resfrié. Ayúdame" Cayendo a medio arrodillarse, Lin Si apoyó a Zhong Wan para que se sentara. Zhong Wan no sabía cuánto tiempo había estado durmiendo. Su fiebre ya se había disipado. Volvió a la vitalidad. Señaló su escritorio. "Ve ... toma papel y un pincel. Tengo algo que preguntarte." Después de que Lin Si trajo los artículos, Zhong Wan los tomó para sí. Resultó que él sería el que escribiría. El emperador Chongan había arreglado esta propiedad temporal para ellos. Como tal, Zhong Wan era cauteloso de decir estas palabras en voz alta. Sin perder tiempo, escribió: "Ese año, fuiste el último que vio a Su Alteza. Escriba de nuevo las últimas palabras de Su Alteza. No cometas ni una sola palabra de error" Una pausa, y Lin Si tomó el pincel de Zhong Wan. Él escribió: "Dile a Guiyuan que el fin ya está aquí y que se cuide. No hagas nada estúpido por mi bien. Y pídele que cuide bien de mis tres a cuatro parientes consanguíneos"

Frunciendo ligeramente las cejas, Zhong Wan escribió: "¿Tres a cuatro parientes de sangre?" Lin Si asintió con la cabeza. Zhong Wan recogió el pincel una vez más. "Su Alteza, la princesa consorte, falleció temprano. Su Alteza claramente solo tuvo tres hijos. ¿Por qué no dijo tres, sino tres a cuatro? Antes de la muerte del Príncipe Ning, había muchas personas irrelevantes rodeándolo. ¿Podría ser que hubo algo que no terminó de decir pero que no pudo decir con claridad, y como tal se basó en estas pocas oraciones para transmitir un mensaje a Zhong Wan? Lin Si frunció el ceño. Zhong Wan escribió: "¿Alguna vez has sospechado esto?" Lin Si asintió con la cabeza. "Hace unos años, ¿por qué caíste en manos de Yu She?" escribió Zhong Wan. Usando lenguaje de señas, Lin Si dijo: "Una experiencia de vida desafortunada". Como era de esperar, pensó Zhong Wan. "No fue por las últimas palabras de Su Alteza", señaló Lin Si. "El Cuarto Príncipe tenía muchas preguntas sobre el nacimiento del Joven Príncipe Yu. Me envió a investigar. Naturalmente, también quería saber ". Zhong Wan escribió: "¿Cuáles fueron los resultados?" Lin Si sacudió la cabeza. Aún no había descubierto nada. Apoyado contra la cama, Zhong Wan cayó en sus pensamientos. Con lenguaje de señas, Lin Si preguntó: "¿El Maestro sospecha que el Joven Príncipe Yu es el hijo de Su Alteza?" Zhong Wan murmuró para sí mismo: "Tengo mis sospechas ... pero no tiene ningún sentido".

Fue demasiado exagerado unir a los dos solo por la frase del príncipe Ning de "tres a cuatro". Sin mencionar que Yu She nació el año en que el anterior emperador había dejado el mundo. Ese año, el Príncipe Ning acababa de cumplir quince años. Un embarazo duró diez meses. Lo que significaba que el Príncipe Ning solo tenía catorce años en el momento de la concepción ... Zhong Wan no pudo evitar reírse. ¿Cómo podría ser eso posible? Redactando la mayoría de los pensamientos de Zhong Wan, Lin Si hizo un gesto honesto y franco: "No es completamente imposible a los catorce años". Una sonrisa incómoda se extendió por los labios de Zhong Wan. No quería hablar de esas cosas con respecto a su tío. Un momento de reflexión, y escribió: "En aquel entonces, Su Alteza era el Sexto Príncipe más favorecido, criado por el mismo emperador anterior y que probablemente heredaría el trono. El anterior emperador no le habría permitido tener un hijo de repente antes de casarse. Además, si la princesa Anguo y el príncipe Yu criaran un hijo para el príncipe Ning, ¿gastarían tanto esfuerzo? " Lin Si asintió e hizo un gesto: "Imposible. Su Majestad incluso tiene miedo de Xuan Rui. ¿Cómo podría dejar solo al joven príncipe joven Yu? Zhong Wan dejó escapar un suspiro. Algo no estaba bien con respecto a los hijos relacionados con la sangre del Príncipe Qing. Entonces, ¿qué estaba pasando realmente? ¿Había dicho casualmente "tres o cuatro parientes de sangre", o había un significado más profundo? "Tal vez esa parte sobre 'cuatro' se refiere a usted, maestro", dijo Lin Si con lenguaje de señas. Riendo a pesar de sí mismo, Zhong Wan escribió: "¡Soy un año mayor que Yu She! Entonces, ¿Su Alteza durmió con alguien a los trece años? ¡¿Qué estás pensando?! Aunque nuestra familia Zhong ya no existe, definitivamente nací de mis padres ". Bajando la cabeza, Lin Si sonrió. "¿Quién es realmente esa persona ...?"

Lin Si señaló: "Si el maestro quiere saber, puedo continuar investigando. No tengo prisa por volver al sur" "No", dijo Zhong Wan, sacudiendo la cabeza. "Hace un momento, me dijo que, si vuelves a caer en sus manos, definitivamente no te perdonará." Mientras Lin Si permanecía inmóvil, Zhong Wan pensó por un momento, antes de decir: "O ... Después del cumpleaños de Su Majestad, podemos cambiar de lugar. Los acompañarás de regreso a Qian An y yo me quedaré en la capital" Frunciendo el ceño, Lin Si dijo con lenguaje de señas: "¿No dijo el maestro que después de este tiempo ya no tendremos que hacer nada?" Zhong Wan se calló. Si los tres niños estuvieran a salvo, él sería digno de la crianza y la gracia del Príncipe Ning. Luego, en sus últimos años, tal vez podría ... Sin querer que Zhong Wan cayera en un pozo de problemas, incapaz de salir, Lin Si rápidamente hizo un gesto: "Los dos pequeños maestros tienen solo diez años". Una sonrisa amarga adornó los labios de Zhong Wan. Eso era cierto. Desde que el Príncipe Ning falleció, su vida no había sido la suya. ¿Cómo podría tener la libertad de pensar en otras cosas? ...

GLOSARIO 1.- . La Corte del Clan Imperial o el Clan Imperial era una institución responsable de todos los asuntos relacionados con la familia imperial bajo las dinastías Ming y Qing de la China imperial. 2.- . El funcionario de más alto rango en el Ministerio de Justicia, que está a cargo de los procesos judiciales y penales, pero no tenía ningún papel de supervisión sobre el Censorate o el Gran Tribunal de Revisión.

Capítulo 6 Lin Si y Zhong Wan habían crecido juntos. Por lo tanto, incluso si no podía decir que sabía todo lo que sucedía en la mente del otro, siempre podía adivinar al menos parte de eso. Miró a Zhong Wan e hizo un gesto, "¿Podría ser que el Maestro esté preocupado por el Joven Príncipe Yu?" Entonces, ¿te conectaste con fuerza a la verdadera identidad de Yu She con el Príncipe Ning, tratando de convencerte de quedarte? Zhong Wan no habló. Cuando el Príncipe Ning había sido incriminado, el Príncipe Yu había jugado un papel. Zhong Wan no debería preocuparse por Yu She.

Lin Si reflexionó un poco y firmó: "En el momento del evento, el joven príncipe Yu tenía solo poco más de diez años. No tenía parte en el esquema. El Maestro no necesita sentir que ha traicionado al Príncipe" Zhong Wan se frotó el lugar entre las cejas y dijo en voz baja: "Todavía puedo trazar la línea". Aunque Lin Si también había sido vendido en la propiedad del Príncipe Yu en ese momento, solo se había quedado fuera de la segunda puerta (1), alimentando caballos. No sabía mucho sobre lo que había sucedido entre Zhong Wan y Yu She dentro. Lo pensó y preguntó directamente: "En aquel entonces, ¿el Maestro y el Joven Príncipe Yu realmente se enamoraron?" Zhong Wan se atragantó. "No ..." Zhong Wan sonrió. "¿No me digas que también crees en esos rumores? Nada de eso ocurrió." Lin Si miró a Zhong Wan, confundido. Estaba completamente perdido. No se habían hecho promesas el uno al otro, entonces ¿por qué estaba preocupado por Yu She ahora? "Él..." Zhong Wan se recostó contra su cabecera, con la cabeza apoyada sobre su brazo. Él dijo: "Anteriormente ... aunque habíamos sido compañeros de clase durante algunos años, en la totalidad de esos tres años, apenas nos hablamos". "No quería causarle problemas al Príncipe, así que nunca me comuniqué con esas personas. Aparte de discutir ocasionalmente con el Cuarto Príncipe Xuan Jing cuando estaba aburrido, no tenía conexiones con nadie más ". "El quinto príncipe Xuan Qiong tenía manos negras y un corazón venenoso (2). Siempre tramaba y conspiraba contra mí desde las sombras. No pensaba mucho en él ... Yu She y Xuan Qiong son primos, así que estaban del mismo lado. Naturalmente, también lo evité ". La madre del quinto príncipe Xuan Qiong era la noble consorte Yu; ella también era la

hermana menor relacionada con la sangre del Príncipe Yu. Zhong Wan se frotó el dolorido cuello. "Hablando de esto, yo también estaba confundido cuando lo escuché por primera vez. No estábamos relacionados en absoluto, no como con Xuan Jing, donde teníamos una especie de relación después de tantas peleas. ¿Por qué pondría tanto esfuerzo en comprarme?" Lin Si lo pensó y firmó sin rodeos: "Entonces él te admiraba. O tenía pensamientos sucios " "No fue así. Realmente no lo hizo ". Zhong Wan sacudió la cabeza. "Después de arrojarme a un patio lateral de su casa, me ignoró por completo durante tres meses. Mucho tiempo después, probablemente después de molestarse con el administrador del patio lateral, finalmente se mudó" Lin Si estaba confundido. "¿Te molestaba el mayordomo?" Zhong Wan tenía una sonrisa que no era realmente una sonrisa en su rostro. Comenzó a toser de nuevo.

"Me tumbé en el patio lateral durante medio mes. Después de que finalmente podía levantarme de la cama, por supuesto que quería escapar ... Me escondí en el contenedor de desechos de comida, queriendo ser transportado." "También me vestí de sirviente e intenté escabullirme por la puerta lateral. Cada medianoche, iba a buscar los mejores lugares para voltear la pared ... Nadie de la propiedad principal vivía en el patio lateral." "Todos los criados en el patio se encargaron de vigilarme. El mayordomo tenía miedo de que pudiera escapar, por lo que me mantuvo bajo vigilancia las veinticuatro horas, siempre a medio paso detrás de mí. Todas las noches, el mayordomo traía una silla y la ponía junto a la cabecera de mi cama, luego se sentaba y me miraba" Zhong Wan tosió un par de veces e intentó no reírse: "Así que le pregunté al viejo mayordomo ..." El joven Zhong Wan yacía en la cama en silencio. Se veía inofensivo. Solo el viejo mayordomo sabía qué tipo de persona era realmente. Ya habían pasado tres meses, y no había pasado un momento en que Zhong Wan no estuviera

pensando en cómo escapar. El mayordomo trató realmente de explicar: "Joven maestro, ya eres un esclavo. Incluso si te vas, sin los documentos para irte, ni siquiera podrías salir de las murallas de la ciudad. Durante toda su vida, no podrás comprar propiedades o terrenos; tendrás que esconderte donde sea que vayas " Zhong Wan pensó para sí mismo, no importa, conozco las leyes de esta dinastía mejor que tú. El mayordomo estaba tan molesto que perdió la paciencia y comenzó a tratar de intimidarlo. "Joven maestro, nuestro heredero todavía tiene su contrato de venta (3). Si huyes, todo lo que tiene que hacer es decirle al yamen (4) y serás atrapado antes de que termine el día. Para entonces, el castigo por ser un esclavo fugitivo está siendo sentenciado a tatuajes faciales por las autoridades. Sabes lo que es el tatuaje facial (5), ¿verdad?" A Zhong Wan no le importó en absoluto. Él dijo fríamente: "Soy un hombre. A quién le importa si mi cara está arruinada. ¡Al menos de esa manera, nadie tendrá pensamientos sobre mí!" El viejo mayordomo se agitó. "El tatuaje facial es permanente. ¿Cómo puedes no preocuparte por tu propia cara ...?" El joven Zhong Wan estaba desconcertado. "Nunca me ha importado mi propia cara. ¡¡¡Mayordomo!!! ¿Ya he terminado en esta situación? ¿Qué cara tengo?" El viejo mayordomo estaba tan enojado que casi dejó de respirar. Los dos discutieron por todo un día. Al caer la noche, el viejo mayordomo pensó que Zhong Wan finalmente se calmaría. Estaba a punto de tomar una siesta en la silla cuando Zhong Wan de repente comenzó a hablar. "Tío Feng". Zhong Wan no tenía sueño en absoluto. Se quedó mirando la parte superior de las cortinas de la cama. "Tengamos una conversación sincera". Mayordomo Feng: "..." En su corazón, el mayordomo Feng maldijo a Zhong Wan por ser tan problemático, pero aun así se obligó a verse alerta mientras preguntaba con rigidez: "¡¿Hablar sobre

qué ?!" El joven Zhong Wan dijo con calma: "Hablemos de tu madre". El mayordomo Feng se congeló por un momento antes de darse cuenta de que su vieja madre había sido molestada. Inmediatamente se indignó, casi comenzando una pelea con Zhong Wan. "Cálmate, cálmate. ¿Por qué estás tan agitado?" El joven Zhong Wan suplicó apresuradamente. "Estaba equivocado, estaba equivocado, estaba equivocado ... ¡Cálmate! Ya tienes esta edad, así que no puedes enojarte tan fácilmente. ¡Siéntate! Siéntate..."

El mayordomo Feng estaba tan enojado que su barba voló hacia arriba. Se dio la vuelta y se sentó, planeando ignorarlo. Estaba a punto de quedarse dormido nuevamente cuando Zhong Wan de repente preguntó: "Tío Feng, ¿tienes esposa?" El mayordomo Feng con una expresión enojada, "Mi esposa todavía está viva, sí". Zhong Wan asintió con la cabeza. "Tú y la señora, ¿se llevan bien?" El mayordomo Feng estaba perdido. Era media noche ... ¿Por qué tuvo que contarle a alguien que apenas había salido de la adolescencia sobre la relación entre él y su esposa? El mayordomo Feng se dio la vuelta y miró a Zhong Wan. "¡No hay nada para estar bien o no bien! ¿Está relacionado con el Joven Maestro de alguna manera?" Zhong Wan fue muy honesto. "Por supuesto." El mayordomo Feng contuvo su ira. "Entonces, ¿puedo preguntarle al Joven Maestro Zhong ... ¿Cómo se relaciona contigo?" "Es la mitad de la noche, bastante tarde. Tu y yo." Zhong Wan se señaló a sí mismo y luego al mayordomo Feng. "Estamos juntos en una habitación. Me preocupa que solo me estés protegiendo tan bien porque quieres hacer algo malo. Después de que me duerma, me vas a violar" El mayordomo Feng se volvió completamente loco. Se puso de pie y rugió: "¡Tengo

cincuenta y cuatro este año! ¡Mi nieto tiene más o menos tu edad! Tú y yo ... yo ... yo ... yo ..." "N-n-no te enfades ..." Zhong Wan tenía miedo de que se hiciera daño en su ira, así que apresuradamente, "¡Solo estaba mencionando eso como una posibilidad! Solo una posibilidad ... Tenía miedo de que vieras mi semblante dormido y no pudieras resistirte, causando problemas accidentalmente." "Tienes una familia y yo tengo que mantener mi castidad por el heredero de tu amo. Si nos juntamos, eso no solo arruinaría tu relación con tu esposa, sino que también te haría perder tu trabajo. No podría soportar eso ..." El mayordomo Feng se negó a escucharlo. En su ira, lanzó una cadena de lenguaje colorido y estaba tan furioso que su rostro se puso morado. "Cálmate ... Estaba equivocado, yo soy el que se ha interesado en ti porque hemos pasado mucho tiempo juntos. No tú, no tú." Zhong Wan se apresuró a disculparse: "Utilicé los pensamientos de una persona menor para asumir el razonamiento detrás del comportamiento de un caballero. Sinceramente expreso mi pesar ". Zhong Wan se levantó de la cama para servirle personalmente al mayordomo Feng una taza de té. El mayordomo Feng lo bebió. Después de mucho tiempo, finalmente logró comenzar a respirar normalmente de nuevo. Zhong Wan se acostó. El mayordomo Feng también se sentó. Una hora después, el mayordomo Feng sintió algo de sueño. Zhong Wan comenzó una vez más, diciendo: "Lo pensé y me di cuenta de que mis palabras en este momento eran demasiado extremas. Mis disculpas, mayordomo Feng. Tu eres una buena persona." Mayordomo Feng: "..." El joven Zhong Wan miró por la ventana y dijo: "Mira. La luna es hermosa esta noche." El mayordomo Feng sintió la piel de gallina formándose en todo su cuerpo.

Zhong Wan se dijo a sí mismo: "En este momento, el estado de ánimo aquí también es bastante agradable". El mayordomo Feng pensó que tal vez tenía tanto sueño que se había vuelto loco ... ¿Cómo estaba de buen humor? Zhong Wan dijo muy en serio: "¿Qué tal si te canto una canción?" El mayordomo Feng miró a Zhong Wan aturdido. Zhong Wan dijo tímidamente: "Originalmente pensé que me venderían para convertirme en actor, así que en la cárcel ... me preparé con anticipación". La mirada del mayordomo Feng estaba desolada. No sabía si debía o no alabar a Zhong Wan por planear con anticipación. "Entonces comenzaré ahora". Zhong Wan se aclaró la garganta y golpeó suavemente la tabla de la cama rítmicamente. "Después de casarme ... tuve que vestirme de blanco (6) ... Quién murió ... El dueño de esta casa (7) ..." "¡¡¡Cállate!!!" El mayordomo Feng estaba furioso. "Cantando esto a tu maestro, ¿estás buscando morir?" "¿No está bien?" Zhong Wan suspiró con pesar. "Pero como alguien que comenzó a aprender recientemente ... solo sé cómo cantar La Viuda Joven visita la tumba (8)". El mayordomo Feng estaba tan enojado que le temblaron las manos. "Tú ... deja de cantar". Zhong Wan asintió con la cabeza. "Bien. No te enojes Solo quería cantar una canción para que te duermas. "¡Mientras dejes de hablar, naturalmente podré conciliar el sueño!" Zhong Wan lo prometió. Levantó tres dedos y juró a los Cielos: "Me callaré". El mayordomo Feng se sentó cautelosamente una vez más. Zhong Wan hizo lo que dijo que haría. Esta vez, realmente no dijo una palabra.

Una hora más tarde, el mayordomo Feng, que había corrido todo el día y se había quedado despierto la mitad de la noche, cayó en un sueño profundo. Con ojos brillantes, los labios del joven Zhong Wan se curvaron ligeramente. Nunca se había quedado dormido. Se sentó. "Mis disculpas para ti ..." Zhong Wan no se atrevió a ponerse los zapatos. Salió con cuidado, descalzo, y escapó del patio lateral esa noche. Por supuesto, lo atraparon y lo llevaron de regreso antes del amanecer. Zhong Wan fue escoltado a la habitación central (9), pero continuó actuando ruidosamente. "¿No es solo un tatuaje en la cara? ¡Haz lo que desees! ¡Incluso si hay un tatuaje en mi cara, todavía habrá muchas mujeres dispuestas a casarse conmigo! " El mayordomo Feng lo había buscado toda la noche, por lo que ahora estaba tan cansado que se sintió a un paso de la muerte. Exhaló débilmente cuando dijo: "No tienes miedo, ¿verdad? Bien, bien ... espera. Solo espera." Zhong Wan esperó. Una hora después, llegó Yu She. Zhong Wan se arrodilló en el suelo. Tan pronto como vio a Yu She, supo que las cosas habían terminado. La persona que realmente podía joderlo (follarlo) estaba aquí. ...

GLOSARIO

1.- Las antiguas fincas chinas tenían una "puerta grande", que era la entrada principal, seguida de una "segunda puerta" entre el patio exterior y el patio interior.

2.- Lo que significa que esta persona es de naturaleza cruel y también tiene formas de implementar estas ideas crueles. 3.- El contrato que detalla un esclavo se ha vendido a un propietario y ya no tiene libertades personales. 4.- La oficina administrativa o residencia de un burócrata local en la China imperial. Algo similar a una estación de policía moderna. 5.- Una forma de castigo que implicaba tatuar el crimen que cometiste en tu cara para que todos sepan lo que hiciste. 6.- El blanco se usaba durante los períodos de luto. 7.- Su esposo. 8.- La ópera tradicional de Huai representa a una joven viuda que visita la tumba de su esposo durante Qingming con su hijo y un sirviente. 9.- Salón de actos central en un patio de muchas salas.

Capítulo 7 No dejando que Zhong Wan, el culpable en su opinión hable antes de que pueda, el mayordomo Feng saltó primero. Mientras apuntaba con un dedo a Zhong Wan, sus palabras dejaron su boca en un desastre incoherente. "Él, él ... habló de mi madre ... y cantó ... que pagaría sus respetos a mi tumba. ¡Ya han pasado tres meses! Eso ... ¡Esa pared es tan larga y alta! ¡¡Tan alta!!" La joven Yu She se quedó allí sin palabras. ¿Qué estaba diciendo? El mayordomo Feng finalmente invitó a su joven maestro a entrar. Tenía ganas de quejarse de cómo había corrido todo el día, agotado hasta los huesos y exasperado. Tanto que ya ni siquiera podía hablar con claridad. Y solo tenía que estar ansioso, sus palabras no tenían un tema central. Dijo lo que se le ocurrió, dándole a Yu She un dolor de cabeza. Perdido, Yu She tomó al administrador honesto que lo había cuidado desde joven. Y se quedó en silencio. Se dio la vuelta e instruyó a sus sirvientes: "Convocar al médico imperial Wei". "¡¡No estoy loco!!" El mayordomo Feng se apoyó con el respaldo de la silla y una vez más señaló a Zhong Wan. "¡Es él ... él ... él ... él, él!" Yu She asintió. "Lo sé. Tienes que ver al médico primero" El mayordomo Feng cayó impotente. Solo podía mirar a Zhong Wan. Sintiéndose frágil, dejó que los otros sirvientes lo alejaran. Ahora, las únicas dos personas que quedaban en la habitación central eran Zhong Wan y Yu She. Compartieron una mirada. Ni una palabra salió de sus labios. Entonces Zhong Wan rompió el silencio. "Tu padre hizo una hermosa 'buena acción'". Él entrecerró los ojos solo como una pista. "Me compraste. ¿No tienes miedo de que te mate como venganza por su alteza?"

Yu She se quedó callado, antes de asentir. "Lo he considerado". "Ciertamente eres valiente para traerme aquí". Zhong Wan deslizó su mirada de arriba abajo por el cuerpo de Yu She. Murmuró: "Nunca había pensado ... a una edad tan temprana ya serías tan depravado, hasta el punto de que estás dispuesto a arriesgar tu vida para experimentar algo más estimulante ..." Yu She tardó un momento en comprender lo que Zhong Wan había querido decir. Su expresión se puso rígida. "No quería ... eso. Y ... y sé que no me matarás" Zhong Wan respiró hondo. Él estaba en lo correcto. No podía quitarle la vida. "Lo has adivinado correctamente". Zhong Wan se puso de pie y se frotó los doloridos hombros, que otros habían apretado. "Culpa solo a los responsables, no a los involucrados ... Yo ... jodí a tu madre" De repente, un ataque de mareo se estrelló contra Zhong Wan nuevamente, y cayó de rodillas. Golpeó el suelo con tanta fuerza que el dolor se podía definir con una sola palabra: insoportable. Si bien con el mayordomo Feng había soportado las dificultades durante todo un día, todavía podía tomar una siesta en el medio. Pero Zhong Wan había aguantado todo el día sin descanso. Ni siquiera tuvo la oportunidad de comer. Y ahora, estaba casi en el punto donde no podía soportar más. El joven Yu She quería ayudar a Zhong Wan, pero después de recordar las palabras anteriores de este último, le resultó imposible tocarlo. Solo podía ordenar a sus sirvientes que ayudaran a Zhong Wan a ponerse de pie, llevándolo a la cámara interior. Poco después, llegó el médico imperial Wei. Revisó los pulsos de Zhong Wan y el mayordomo Feng, prescribiendo el ungüento medicinal anterior para heridas externas y el último medicamento calmante.

El mayordomo Feng tardaría mucho tiempo en recuperarse. En este momento, no tenía la energía para supervisar a Zhong Wan. Como tal, Yu She estaba atrapado en

observar a la otra persona solo. Dentro de la cámara interior, Zhong Wan no permitió que otras personas lo atendieran. Él se subió las perneras de sus pantalones, dejando al descubierto los rasguños en sus piernas. Aplico el ungüento medicinal. Yu She se sentó en un escritorio no muy lejos leyendo un libro, su mirada nunca se desvió. No mucho tiempo después, Yu She escucho un susurro, naturalmente levanto su cabeza para dar un vistazo... Zhong Wan ya había atendido las heridas de rodillas. Ahora estaba parado al pie de la cama, de espaldas a Yu She mientras se quitaba la túnica exterior. Se quitó la prenda del medio (1), revelando su cuerpo delgado y juvenil. El era muy pálido. Lo que hacía que el verde y morado de los golpes florecieran en su cuerpo y se hicieran más visible y terroríficos. Mientras Zhong Wan cuidaba sus propias heridas, él cautelosamente las sopla, aparentemente murmurándose a sí mismo. Yu She contuvo el aliento sin saberlo. Al principio, pensó que Zhong Wan lo estaba maldiciendo. Pero nunca había esperado que Zhong Wan jadeara y susurrara: "No duele, no duele, no duele, no duele ..." En ese momento, el corazón del joven Yu She se suavizó. Justo cuando había captado esa vista, Zhong Wan se dio la vuelta y terminó de cuidar sus heridas. Sus miradas se encontraron. En un instante, Yu She giró la cabeza para mirar por la ventana. Esto provocó un ataque de falta de palabras por parte de Zhong Wan. Luego se puso nervioso. Lanzando un farol, dijo: "Tú, ¿qué estás tratando de hacer?" El corazón de Yu She se volvió caótico. Una vez más bajó la cabeza para leer, ni una palabra escapó de sus labios. Mientras tanto, Zhong Wan lo miraba con ojos vigilantes. Volvió a ponerse la ropa, tumbándose en la cama.

Estaba exhausto, pero no se atrevió a quedarse dormido. Justo ahora, la mirada de Yu She le había parecido extraña, y tenía miedo de lo que la otra persona le haría si se rindiera al sueño. Dos horas después, Yu She terminó un libro. Completó las anotaciones, y cuando fue a buscar otro, vio a Zhong Wan por el rabillo del ojo. Lo pude ver mirándolo con ojos inyectados en sangre, haciendo todo lo posible por aguantar. Yu She agarró otro libro. "Duerme", dijo suavemente. Enderezando su cuello, Zhong Wan dijo: "¡No tengo sueño!" Yu She abrió el libro. "No haré nada", dijo, manteniendo la voz baja. "Sí". Zhong Wan asintió. "Simplemente 'mirarás' y no harás nada". Yu She se sentó allí, estupefacto. Hace solo un momento, Yu She lo había mirado inconscientemente. Quería explicar esto, pero no sabía qué decir. Mientras dudaba, sus orejas se sonrojaron. Se puso de pie y recuperó dos varas de incienso calmante, insertándolas en el pequeño quemador de incienso sobre la mesa. La fuerte fragancia se extendió por la habitación. Desde el principio, Zhong Wan había estado esforzándose por no quedarse dormido. Pero en el momento en que olió el incienso calmante, sus ojos se abrieron como platos. Lo inevitable debía ocurrir al final. Una ola de impotencia se apoderó de él. No había forma de que saliera de este.

Yu She solía ser reticente. Así que sus pensamientos realmente eran tan profundos. Él estaba bien informado de esas cosas, y sabía que primero lo dejaría inconsciente. Lo que vino a la cabeza de Zhong Wan en ese momento dejó sus labios. "Tienes una mente sucia". Una vez más, Yu She se quedó sin palabras.

Cuando la mirada de Yu She se desvió hacia el quemador de incienso en la mesa, la comprensión lo golpeó. Se apresuró a decir: "Encendí el incienso porque, yo ..." La mano que sostenía el libro temblaba muy ligeramente. Yu She deseaba explicarse, pero descubrió que perdería la cara si decía las palabras que había querido decir. Y sus orejas florecieron aún más rojas. Todavía acostado, Zhong Wan perdió todo interés en la conversación, esperando el juicio del destino. "Soy yo quien te ha subestimado". La ira rugió una vez más, y Yu She la reprimió hasta que su respiración se volvió áspera e irregular, haciendo todo lo posible por controlarse. "YO. NO. QUIERO. TOCARTE." Pero Zhong Wan no creyó ni una palabra. Miró a Yu She, con los ojos caídos y a punto de rendirse a dormir. Un rastro de esperanza revoloteó en su corazón. "Yu She ... ¿Puedo preguntarte algo privado?" La cabeza de Yu She latía con fuerza. "¿A-algo privado?" él murmuró. Zhong Wan preguntó en un tono serio: "¿Prefieres estar arriba o abajo en la cama? Una vez que esas palabras salieron de los labios de Zhong Wan, Yu She se calmó. "¿Qué quieres decir ... arriba o abajo?" Zhong Wan frunció los labios. "Como ... sí prefieres ser el de abajo, en realidad no necesitas usar este incienso. Te concederé todos tus deseos. Gastaste un precio tan exorbitante por tenerme, así que no te dejaré malgastar tu dinero." El tosió. "Aunque hoy estoy exhausto y aún herido, no es gran cosa. Estoy en la flor de mi vida. Todavía puedo manejarte ..."

"¡No lo quiero!" gritó Yu She, finalmente entendiendo las implicaciones de las palabras de Zhong Wan. No pudo evitar arrojar el libro en sus manos al escritorio. "¡No me gusta nada de eso!" Una risa salió de sus labios. Zhong Wan pensó, solo un tonto te creería. Como sus negociaciones habían resultado infructuosas, continuó esperando mientras yacía allí. Mientras tanto, Yu She cogió un libro. Continúo leyendo. Los dos entraron en un punto muerto durante una hora. Con los ojos inyectados en sangre, Zhong Wan no se rindió al sueño. En este punto, Yu She estaba tan molesto que se sintió sofocado en su pecho. A Zhong Wan no le iría bien seguir luchando por la conciencia. Presionando su pecho que estaba a punto de explotar, se puso de pie. E insertó unos cuantos palitos más de incienso calmante en el quemador. El joven Yu She era una persona muy honesta y franca. En su opinión, una vez que Zhong Wan se despertara de una siesta y se diera cuenta de que no había sucedido nada, Yu She demostraría su inocencia. Por más que lo intentó, el Zhong Wan en la cama ni siquiera podía llorar. Estaba a punto de morir de agotamiento, pero ¡Yu She todavía quemaba más incienso! "¿Qué tipo de hábitos tienes ...?" Estaba tan agotado que ni siquiera sabía lo que estaba diciendo. "Una vez que estoy dormido, soy como un perro muerto. ¿Cuál es el punto de eso...?" Yu She se tambaleó. Luego, la furia que ardía en su cuerpo se hizo cada vez más desenfrenada, e insertó otra pila de incienso. En este momento, el resto de la ira de Zhong Wan se desvaneció. Yu She era aún más terco que él. Las grietas comenzaban a formarse en su fuerza de voluntad. Temía que dentro de un momento perdería toda conciencia.

Zhong Wan vio a través del polvo rojo (2). Parecía que no podía pasar esta prueba. Con tristeza, dijo: "Yu She, una vez que me despierte, me habré graduado como un verdadero hombre, ¿verdad?" Ante el sonido de esas palabras, las manos de Yu She temblaron, la urgencia de golpear a la otra persona inundando su cuerpo como un maremoto. Pero aún no resignado a su destino, Zhong Wan levantó un brazo y mordió con fuerza. "¡Tú!" La voz de Yu She estaba espesa de irritación. "¡¿Qué estás haciendo?!" La voz de Zhong Wan se hizo aún más suave en su fatiga. "Te estoy esperando ... para actuar según tus malas intenciones ..." "¡Solo estoy tratando de ayudarte a dormir!" Sin embargo, Zhong Wan solo negó con la cabeza. "Y después de que me duerma, me follarás ..." "¡¿Entonces que estás esperando?!" gritó Yu She, tan furioso que ni siquiera estaba prestando atención a lo que salía de sus labios. "Con lo alerta que estás, si realmente quisiera hacer algo, ¿podrías protegerte si estás despierto o no? ¡¿Podría ser que realmente quieres que haga esas cosas, que no dormirás a menos que actúe sobre ellas?!" Aquí estaban ellos. Zhong Wan finalmente escuchó las palabras que había estado esperando. Saltó a una posición sentada y gritó: "¿Ves? ¡Quieres follarme!" ... Cuando Zhong Wan dejó sus recuerdos, se ahogó de risa, entregándole el tazón de medicina al mayordomo Yan. El tosió. "Ya terminé de beber". Yan Pingshan quería decir algo, pero se detuvo. Sostuvo el cuenco y, después de un

rato, dijo: "Hace dos noches, ¿regresaste en el carruaje del Príncipe Yu?" Zhong Wan se calmó. Asintió con la cabeza. "Si." "¿Viste al joven príncipe Yu?" Los sirvientes de la familia Yu nunca secuestrarían abiertamente a personas en medio de la noche. "Me encontré con él." Zhong Wan se apoyó contra el poste de la cama. Mientras el recuerdo de un sombrío Yu She que decía "por cada vez que te rías, te haré llorar" pasó por su mente, su espalda se enfrió de la nada. Sin aliento, Zhong Wan dijo: "En comparación con la persona que era en su juventud ... realmente ha cambiado".

...

GLOSARIO 1.- . Prendas blancas que se usan debajo de la capa exterior de la ropa. Usado por la noche también como pijama. Esto NO es ropa interior / la prenda interior. 2.- . Ya no tener ningún apego a la vida y el nombre de uno. El "polvo rojo" se refiere al mundo.

Capítulo 8 Yan Pingshan vio las débiles ojeras bajo los ojos de Zhong Wan y quiso decir algo, pero no lo hizo. Zhong Wan se dio cuenta. Alzó la mirada. "¿Qué es? Habla lo que quieras" Yan Pingshan no era del tipo que podía mantener las cosas ocultas. Bajó la cabeza para mirar el tazón medio lleno de medicina en la mano y dijo en voz baja: "Si te hubieras quedado en la propiedad del Príncipe Yu en ese entonces, hubieras tenido una vida llena de riquezas y sin preocupaciones. No habrías arruinado tu propio cuerpo y terminarías en este estado ... " Zhong Wan se echó a reír. "Y aquí pensé que ibas a decir algo más". Zhong Wan tiró del abrigo de piel de zorro que Xuan Congxin le había confeccionado y se lo puso. No estaba molesto. "Hubiera estado cómodo, pero ellos... Nací para vivir una vida humilde; para nunca disfrutar la vida ". Yan Pingshan no podía soportar escuchar a Zhong Wan hablar de sí mismo así. Quería refutarlo, pero Zhong Wan no quería detenerse en este tema. Se puso de pie y dijo:

"Quiero preguntarte algo". Yan Pingshan dijo: "¿Qué?" Zhong Wan se levantó de la cama y se sentó frente al brasero de carbón. Levantó una mano sobre el fuego y la agitó, diciendo casualmente: "Tío Yan, ¿cuántos parientes de sangre del príncipe aún permanecen? Estoy hablando del príncipe Ning." Yan Pingshan realmente no entendió lo que estaba preguntando. ¿Los parientes de sangre del príncipe? ¿no había demasiados? El príncipe Ning pertenecía a la familia imperial. Sus parientes de sangre se podían encontrar en todas partes en la capital. Sin tener en cuenta a los que vivían en el palacio, pero contando a todos los demás muertos y vivos, probablemente estaba relacionado con casi todas las familias nobles grandes. "Quiero decir ... familia inmediata". Zhong Wan bajó la voz. "No es fácil ingresar a la capital. Quién sabe cuándo será la próxima vez. Estaba pensando, cuando me recupere de mi enfermedad, puedo evitar a todos los demás y visitar a algunos de ellos. Elija aquellos que no estén tan bien económicamente y ayúdelos. Sería un inconveniente para Xuan Rui y para ellos hacer esto, pero está bien para mí ". Yan Pingshan lo pensó y estuvo de acuerdo, pero después de reconsiderarlo, tampoco pudo encontrar a nadie. "¿Dónde están los familiares que podríamos visitar?" Yan Pingshan suspiró. "La familia de la madre del Príncipe, la propiedad Zhong, se volvió desolada hace muchos años. En aquel entonces, trabajamos muy duro y apenas logramos encontrarlo, ya que fue eliminado cinco veces. ¿Dónde encontraríamos a alguien más? " Zhong Wan frunció ligeramente el ceño. "Tres o cuatro parientes relacionados con la sangre". Si hablaba de parientes, Yan Pingshan no estaba equivocado. Aunque el apellido de Zhong Wan también era Zhong, ya había sido retirado muchas veces de la verdadera propiedad de Zhong. Él y el príncipe Ning no podían ser considerados parientes. De lo contrario, no habría

podido escapar de la terrible experiencia en aquel entonces y sobrevivir. El propio Zhong Wan definitivamente no estaba en la lista de tres o cuatro parientes relacionados con la sangre. No podría obtener ninguna respuesta de Yan Pingshan. Sin otra opción, Zhong Wan solo pudo recostarse nuevamente después de que sus piernas comenzaron a dolerle al sentarse.

La salud de Zhong Wan era mucho peor de lo que había sido en su juventud. Ese año, había sido interrogado por primera vez en la prisión del Ministerio de Justicia durante tres meses. Después de ser liberado, tuvo que perseverar e involucrar al mayordomo Feng en una batalla de ingenio y coraje. Pero no importa cuán difíciles estuvieran las cosas o lo cansado que se sintiera, mientras durmiera bien, toda su incomodidad desaparecería al día siguiente. Ahora, sin embargo, las cosas no eran lo mismo. Un pequeño resfriado requeriría de seis a siete días para recuperarse por completo. Mientras Zhong Wan estaba enfermo, el estado del príncipe Qian An cerró sus puertas a los visitantes. Si los extraños preguntaban, solo decían que el príncipe Qian An, Xuan Rui, estaba enfermo. Ahora que estaba mejor, Xuan Rui no podía seguir fingiendo. Tenía que asistir a las reuniones de cortesía adecuadas. Fue bueno que no mucha gente estuviera en contacto con la propiedad del príncipe Qian An. Xuan Rui aún podía manejar las cosas. Se evitaron aquellas situaciones que no eran fáciles de maniobrar y las que se podían evitar. "Pero esto no se puede evitar", dijo Zhong Wan después de enviar al joven eunuco que les había traído el decreto real. "La emperatriz quiere ver a la joven señorita mañana". Xuan Rui estaba en alerta, el nerviosamente pregunto, "¿Porqué... quiere ver a Congxin?" "Porque ella no lo ha hecho antes, ¿entonces quiere echar un vistazo?" Zhong Wan tampoco estaba seguro. "Pero ya le pregunté al joven eunuco en este momento. Ella

no solo quiere verla, porque varias otras consortes de princesas y princesas (1) también ingresarán al palacio. También están aquellos como la joven señorita, las hijas de los aristócratas, que también estarán allí. Probablemente ... cómo es fin de año, quiere verlos a todos juntos ". Xuan Rui seguía preocupado, "¿Podemos decir que ella está enferma? "No es lo mejor" Zhong Wan pauso por un momento. "La emperatriz no se toma de buena manera estas cosas. Si decimos que esta enferma, la emperatriz nos mandara un doctor y medicinas. Cuando ella se recuperé, ¿no querrá que ella le agradezca? Si se le recuerda a la emperatriz, ¿no la volvería a llamar?" Zhong Wan sacudió la cabeza. "Entonces, sería una reunión una a una. Eso es peor que ser visto mientras se mezcla con una multitud de personas. No te preocupes, la traeré mañana mismo." Xuan Rui lo pensó y se dio cuenta de que Zhong Wan no estaba equivocado. Él asintió con exasperación. Al día siguiente, Zhong Wan personalmente llevo a Xuan Congxin al palacio. Como la última vez, Zhong Wan salió temprano del carruaje tirado por caballos. Se acercó al palanquín de Xuan Congxin para darle algunos recordatorios. Xuan Congxin estaba mucho más tranquila que sus dos hermanos. Ella estuvo de acuerdo con lo que dijo desde el interior del palanquín, e incluso le dijo a Zhong Wan que se apresurara a regresar a su carruaje. Luego le ordenó que se fuera si lo encontraba demasiado frío; no había necesidad de que él siguiera esperando aprisa. Zhong Wan se rio entre dientes. Se frotó el bolso con las mangas e hizo sobornar al criado a cargo de llevar a Xuan Congxin al interior. Pero antes de que pudiera decir algo, el sirviente se inclinó y cortésmente dijo: "También me gustaría invitar al Joven Maestro Zhong a que también entre al palacio. Su Majestad quiere verle" Zhong Wan entrecerró levemente los ojos. La última vez después de que Xuan Rui y Xuan Yu ingresaron al palacio, Xuan Yu le

dio a Zhong Wan una jugada por jugada de todo lo que habían dicho y hecho.

Zhong Wan también se había dado cuenta de que el emperador Chongan probablemente todavía no había bajado completamente la guardia. Probablemente quería verlo para advertirlo y probarlo. Ciertas cosas no se pueden evitar. Zhong Wan ayudó al criado que se inclinaba ante él y metió el bolso que tenía en su mano, en la del otro. Él sonrió levemente. "Esta es la primera vez de nuestra señorita en el palacio. Si ella hace algo mal, espero que la ayudes a mantener un ojo en ella." Diez años en el palacio pasaron como un solo día. Nada había cambiado. Zhong Wan fue conducido por la ruta familiar para ver al emperador Chongan. En la sala cálida, la hornilla de incienso Kowloon (2) escupió silenciosamente velos de aire fragante. Detrás de la cortina ligeramente oscilante, el emperador Chongan se sentó con las piernas cruzadas en su asiento. Estaba en medio de la lectura de informes. Zhong Wan se arrodilló a modo de saludo. El emperador Chongan ordenó al criado que corriera la cortina. Por un momento, todo estuvo en silencio. Con Xuan Rui y Xuan Yu, aún podía actuar como si nada hubiera pasado y casualmente mostrar cierta preocupación. Pero con Zhong Wan, incluso el emperador Chongan ya no podía fingir. "Estos años, ¿has estado bien?" Zhong Wan se arrodilló en el suelo, la mirada baja. No levantó la cabeza. Por un momento, repasó las palabras del Emperador Chongan en su corazón una y otra vez. Como el emperador Chongan no estaba usando ningún lenguaje florido, Zhong Wan tuvo que aclimatarse a él. Se tomó un tiempo para pensar, luego dijo suavemente: "He estado bien. Al principio, no pudimos adaptarnos al clima en el sur, pero después de suficiente tiempo, hemos llegado a aceptarlo. Pero no esperaba que regresar a la

capital esta vez revelaría que ahora no estamos acostumbrados al severo frío del norte. Solo hemos estado aquí por un corto tiempo, pero la mitad de la hacienda ya se ha enfermado". El emperador Chongan se detuvo por un momento. Él dijo: "Comprensible para los demás, pero tú naciste y te criaste aquí. ¿Tú tampoco estás acostumbrado?" Zhong Wan respondió: "Me he desacostumbrado. Desde que me mudé al sur, siempre he estado plagado de enfermedades. Mi sistema inmunitario ya es bastante frágil. Ya no puedo soportar el frío ". Otro episodio de silencio interminable. "En aquel entonces ..." El emperador Chongan no podía recordarlo. Él preguntó: "En este momento, ¿sigues siendo un esclavo?" Zhong Wan bajó la cabeza. "Si." Pensando en lo glorioso que había sido el Joven Maestro Zhong en esos días, incluso el Emperador Chongan sintió que las cosas habían tomado un camino ridículo. Sacudió la cabeza. "Más tarde daré una orden. Tú, tu contrato de venta..." El emperador Chongan lo pensó y preguntó: "¿Es con Ziyou?" Zhong Wan hizo una pausa y luego asintió. "Lo más posible." "Él también va a entrar al palacio hoy. Cuando venga, haré que te lo traiga." El emperador Chongan suspiró. "Haré que alguien elimine tu clasificación de esclavo. En el futuro, tú ... Cuando estés en Qian An, las cosas serán más convenientes ". En este momento, no podía actuar como si estuviera sorprendido por esto. Eso realmente implicaría que se estaba burlando del emperador Chongan. Zhong Wan bajó la mirada y dijo con calma: "Gracias, Su Majestad".

El emperador Chongan hizo un ruido de reconocimiento, luego dejó de hablar nuevamente.

Como no estaba hablando, Zhong Wan solo se arrodilló allí en silencio. "El Preceptor Imperial Shi ..." El Emperador Chongan dijo de repente: "Murió el segundo año después de que te fuiste. ¿lo escuchaste?" Después de que el Viejo Preceptor Imperial Shi había muerto, Zhong Wan había tenido un año de luto en Qian An. ¿Cómo podría no haberlo escuchado? Pero él sacudió su cabeza. "Qian An está muy lejos y no recibe las actualizaciones de noticias más oportunas. No escuché sobre su fallecimiento hasta mucho después de que sucedió. Estuve bastante triste ... durante varios días ". El emperador Chongan dirigió una mirada de juicio a Zhong Wan, como si tratara de averiguar si estaba diciendo la verdad o no. El emperador Chongan dijo: "El preceptor imperial Shi ... te adoraba mucho". Zhong Wan respiró hondo, pero no habló. El emperador Chongan se apoyó contra la mesa Kang (3) y recordó eventos pasados. Lentamente dijo: "Antes de irse, Shi Jin me dijo ... Guiyuan es naturalmente inteligente y debería haber sido el primero en los Exámenes Imperiales, haciéndose famoso en toda la tierra. En aquel entonces, si no hubiera sido arrastrado por esos eventos, su nombre definitivamente habría sido notado por los registros históricos de las generaciones futuras ". La expresión de Zhong Wan era tranquila, como si no estuvieran discutiendo sobre él. El emperador Chongan continuó: "'Guiyuan encontró dificultades en su juventud. En estos años, ha sufrido demasiado. En el futuro, si hace algo malo de una forma u otra, espero que Su Majestad sea más indulgente con él, ya que la vida de este niño ha sido difícil ... '" Los labios de Zhong Wan temblaron ligeramente. Se negó a dejar que el emperador Chongan viera esto, así que bajó el cuerpo y apoyó la frente contra el dorso de las manos. Cuando se levantó de nuevo, su expresión era normal una vez más. Era como si solo hubiera estado agradeciendo al emperador por su gracia.

El emperador Chongan suspiró profundamente. "No tengo nada más que decir. Te puedes retirar" El emperador Chongan agitó su mano fatigado. "Todavía quedan algunos de los documentos escritos a mano de Shi Jin, muestras de caligrafía y pinturas que quedan en la biblioteca. Si los quieres, elige uno o dos antes de irte." Zhong Wan se inclinó, luego se levantó y siguió al criado. Zhong Wan se frotó el lugar entre las cejas. Recordó los tiempos en su juventud cuando Shi Jin lo encerró en su propiedad para escribir ensayos y sonrió levemente. El sirviente llevó a Zhong Wan a un pasillo lateral de la biblioteca y lo guió hacia un grupo de estanterías dentro. "La mayoría de los documentos manuscritos anteriores del antiguo preceptor imperial Shi se guardan aquí. Solo que nosotros los esclavos no podemos leer, así que, si los buscáramos de prisa, no podríamos saber cuáles fueron de la mano del Viejo Preceptor Imperial. Tendremos que molestar al Joven Maestro Zhong para encontrarlos usted mismo ". Zhong Wan asintió con la cabeza. "Bueno." Sería difícil clasificar un montón de textos antiguos juntos. Después de que el criado pasó el mensaje, se fue. Zhong Wan caminó por el estante, escogiendo libros para mirar. Tenía la intención de llevar todos los documentos escritos a mano del Preceptor Imperial Shi con él. Después de mirar un libro tras otro, había revisado los dos primeros estantes y solo había encontrado dos o tres libros. Se frotó los ojos doloridos y avanzó más en la biblioteca. Acababa de levantar otro libro cuando de repente notó un movimiento anormal detrás de él. Antes de que pudiera darse la vuelta, alguien ya lo había agarrado por la cintura. Tan pronto como el brazo alrededor de su cintura tiró, la forma entera de Zhong Wan se estrelló contra los brazos de esa persona. Zhong Wan olió un aroma familiar. Su corazón comenzó a latir con fuerza.

Yu She... Zhong Wan se movió. Yu She instantáneamente agregó más presión, atrapándolo por completo. Yu She entrecerró los ojos. "¿Quieres tu contrato de venta?" Zhong Wan se congeló, pero no explicó. Por lo tanto, Yu She simplemente presionó a Zhong Wan contra la estantería. Él preguntó: "¿Ansioso? ¿Ya no quieres tener ninguna conexión conmigo? Las respiraciones de Yu She rozaron la oreja de Zhong Wan. La oreja de Zhong Wan se puso roja. Él humildemente dijo: "Déjalo... no dejes que nadie más vea. ¡Sería feliz, pero nunca serías capaz de limpiar tu nombre!" Yu She se congeló. Se burló, "Esto otra vez ... ¿crees que me sentiré mal?" Yu She dijo suavemente: "¿Quieres saber cómo le respondí al emperador?" Zhong Wan reflexivamente preguntó: "¿Cómo?" La voz de Yu She estaba teñida de diversión. "Dije que no." Zhong Wan no pudo con Yu She pegado a él mientras hablaba. Luchó vigorosamente y se estrelló contra la estantería. La estantería se sacudió, haciendo que algunos libros cayeran al suelo en un aleteo. "Haz un escándalo" Yu She mantuvo su firme control sobre Zhong Wan. Él sonrió levemente. "Continúa haciendo un escándalo. No tengo miedo de causar una escena ".

...

GLOSARIO 1.- Junzhu (), princesa de una comandancia / princesa del tercer rango. Alguien realmente nació en el clan imperial en lugar de casarse con él, pero no la hija del emperador. 2.- Nueve dragones 3.-Mesa baja utilizada en un kang (que normalmente se encuentra en el norte / noreste y tiene varios usos. Se puede utilizar como cama o área de descanso, y generalmente se conecta a un horno calentado para que esté caliente).

Capítulo 9 ¿Quién estaba haciendo tanto alboroto? El completamente crecido Yu She era dos o tres pulgadas más alto que Zhong Wan. También era sorprendentemente fuerte. Zhong Wan no podía liberarse de su agarre en absoluto. No tuvo más remedio que intentar provocar náuseas a Yu She. "Por supuesto que tengo que hacer un escándalo ... Quiero que todos los que ingresaron al palacio hoy sepan lo que estás haciendo. Entonces eso será genial. El Joven príncipe Yu, tu honorable ser probablemente ha olvidado cómo sobreviví estos últimos años" Yu She bajó la mirada. Por sus ojos, era difícil saber si estaba feliz o triste. "Por supuesto que lo recuerdo". Zhong Wan hizo todo lo posible por hablar en voz baja. "Hay tantos eunucos afuera. Si realmente hacemos mucho ruido, ¿crees que no nos escucharán? Si otras personas se enteran, tú ... ¡Por el resto de tu vida, nunca podrás tener como esposa una princesa consorte Yu!" Yu She se quedó allí, sorprendido. Pero entonces una sonrisa en realidad adornaba sus labios. "Eso sería lo mejor". Dejó a Zhong Wan casi sin palabras. "Tú..."

Yu She apretó su agarre en la muñeca de Zhong Wan. Con una voz apenas por encima de un susurro, preguntó: "Si obtienes tu contrato de auto venta, ¿realmente podrías irte sin problemas y nunca volver a la capital?" Zhong Wan realmente quería golpear al Emperador Chongan hasta la muerte de un solo golpe. No pudo ayudar a Zhong Wan ni un poco, e incluso enojó a Yu She. "No era yo quien quería esto ... Incluso si lo hiciera, ¿me lo darías?" Yu She pensó por un momento, aflojando su agarre solo una poco. "Así que en realidad tienes algo de cerebro", dijo suavemente. Zhong Wan no podía imaginar cómo Yu She rechazó la oferta del emperador Chongan. Él dijo impotentemente: "¿Tú ... le dijiste directamente que no estabas de acuerdo?" Yu She gruñó en reconocimiento. Zhong Wan esbozó una sonrisa. "Crees que estoy actuando demasiado irrazonablemente, ¿verdad?" Yu She giró ligeramente la cabeza hacia él. Pudo ver a Zhong Wan con los ojos entrecerrados. "De hecho, puedo ser aún más irrazonable ... Zhong Wan, te preocupa que no pueda casarme, ¿verdad?" Yu She se inclinó hacia él un poco, su voz casi susurrando mientras le decía al oído: "Hablando de eso, podrías ayudarme con los asuntos de mi matrimonio. ¿Quieres ayudarme?" Los dedos de Zhong Wan temblaron solo ligeramente. En su corazón, cantó el Mantra de Corazón Puro (1) dos veces, antes de cerrar los ojos. Hizo todo lo posible para no prestarle atención a la Yu She que estaba detrás de él. Se dijo a sí mismo que no pensara tonterías. En voz baja, Yu She dijo: "¿Me ayudarás?"

Zhong Wan respiró hondo y apretó los dientes. "¿Qué estás tratando de decir?" "Dame la mano de Xuan Congxin en matrimonio", dijo Yu She de manera casual. "Ella probablemente te escucharía, ¿verdad?" "¡Como te atreves!" Los sentimientos agradables en su corazón se desvanecieron en un instante. Furia entrelazando sus palabras, dijo: "Yu She, tú ..." Una vez más, Zhong Wan luchó para escapar. Pero el agarre de Yu She era como un vicio. Una sonrisa floreció en sus labios. "¿Por qué estás enojado? Aunque técnicamente todavía se la puede considerar parte del clan imperial, el estado del príncipe Qiang An ya ha disminuido. Este matrimonio puede ser considerado... para ella."

"Sí ..." Zhong Wan estaba tan furioso que su rostro palideció. "Congxin todavía es joven. Sus dotes naturales aún no se han determinado, y no tuvo una madre que le enseñara en su juventud. En el futuro ... me temo que no puede soportar la responsabilidad del estado del Príncipe Yu. Le pido a Su alteza ... tenga piedad de ella." Yu She entrecerró los ojos. "Ella creció a tu lado ... ¿Podría ser que quieras casarte con ella?" "¿Qué edad crees que tiene?" se enfureció Zhong Wan. "¿Qué tipo de persona crees que soy?" "¿Realmente no tienes intención de casarte con ella?" Zhong Wan ya estaba agotado de energía en este punto. Se apoyó contra la estantería, jadeando mientras decía: "Su Alteza ... ¿Qué estatus tengo actualmente? ¿Qué estatus tiene ella? ¿Me casaría con ella? ¿De verdad crees que es posible? " Ni una palabra salió de los labios de Yu She. Si el incidente del pasado no hubiera ocurrido, con lo mucho que el Príncipe Ning adoraba a Zhong Wan, la primera realmente le habría dado su mano en matrimonio.

Notando el silencio de Yu She, Zhong Wan dijo entrecerrando sus dientes: "Joven Príncipe Yu... nunca habría imaginado tal cosa. Solo quise criar bien a los dos dragones y fénix gemelos. Para que Xuan Yu tuviera su propio estado y para que Congxin se casará con un buen hombre similar a su edad. Ella es también la descendiente del Clan Imperial. No la ates... con alguien como yo, ¿bien?" Yu She se quedó en silencio por un momento. Luego asintió. "Bien." Una ola de alivio cubrió la forma de Zhong Wan. Después de calmarse un poco, lamentó haber perdido la propiedad. Yu She, esta persona loca ... ¿Cómo podría casarse con Congxin? No hablemos de cuán incompatibles eran sus estados si se produjera este matrimonio. Incluso si quisiera casarse con la princesa Huiyang, el emperador Chongan estaría enojado hasta el punto de mantener a Yu She bajo arresto domiciliario. Congxin ... también se llamaba Xuan. Era evidente que Yu She le había estado tomando el pelo. Con voz suave, Zhong Wan preguntó: "¿Estabas usando esto como una excusa para ganar un punto?" Los pensamientos internos de Yu She habían sido descubiertos. Sin embargo, él solo sonrió. "Mientras tengas claro lo que estoy tratando de decir, entonces mi punto ha quedado claro". Nunca pensé en pedirte mi contrato de venta, pensó Zhong Wan. Yu She giró su cabeza hacia él. "Justo ahora, ¿estabas tan estresado hasta el punto de querer llorar?" "¿Llorar por qué?" Zhong Wan se calmó. "La última vez que lloré fue porque mis padres murieron ... no lloro fácilmente".

Yu She cayó en sus pensamientos, recordando el pasado ... De hecho, nunca había pillado a Zhong Wan llorando. Sabiendo que Xuan Congxin estaba a salvo, Zhong Wan se relajó. Y ya no discutía con Yu She. Acababa de recuperarse de una larga enfermedad y no tenía mucha energía. Ya no pensó en sus palabras cuando dijo: "Me duelen mucho las muñecas". Yu She se congeló. Zhong Wan intentó apartar ligeramente su brazo e inconscientemente, dijo:

"¿Ya hay marcas rojas?" Yu She miró hacia abajo. Levantó la manga de Zhong Wan un poco. De hecho ... unas pocas marcas de dedos estropearon su muñeca. Después de un momento de silencio, Yu She comentó: "Lo dijiste mal". "¿Qué?" dijo Zhong Wan, frunciendo el ceño. "Lo dijiste mal". Zhong Wan sospechaba que había contraído otra fiebre y le había quemado el cerebro. ¿Qué dijo incorrectamente? Yu She soltó a Zhong Wan. "Lo que deberías haber dicho en primer lugar fue: 'Heredero, me duele mucho la muñeca. Ayúdame a masajearlo' ". Zhong Wan estaba estupefacto. ¿Me he vuelto loco? "Después de eso, dejaré de prestarte atención y seguiré sosteniéndote. Entonces dirás, 'heredero, realmente duele. Por favor, aligere su agarre' ". Zhong Wan todavía no pudo encontrar sus palabras.

Finalmente dejó ir a Zhong Wan, y Zhong Wan se sintió aún más asustado ahora. Inquieto y ansioso, miró a Yu She. Esto ... ¿Era él el que se había vuelto loco, o era Yu She? Yu She se sentó. Su rostro sin expresión. "Yo diré, 'deja de pretender ser coqueto. No estoy usando mucha fuerza'". El silencio de Zhong Wan se extendió aún más. "Entonces tú dirás 'no conoces tu propia fuerza. Date prisa y compruébalo por mí. Sopla por mí''". Los pelos del brazo de Zhong Wan estaban erguidos. Yu She ... ¿Había estado poseído por cosas sucias? (2) Yu She lo miró, sacando un libro de su manga. Lo arrojó hacia el pecho de Zhong Wan. Confundido, Zhong Wan abrió el libro. "El bonito encuentro del hermano Zhong con el heredero en el estudio". Zhong Wan realmente no podía hablar ahora. Entonces no se había vuelto loco. Yu She simplemente estaba leyendo en voz alta las líneas de un libro. Pero todavía encontraba este asunto bastante impactante. ¿Existe realmente una novela como está circulando en la capital? ¿Era abierta la cultura del norte? El emperador, la princesa Anguo, el príncipe Yu ... Cualquiera de ellos ... ¿No rectificaron este asunto? ¿Por qué Yu She leyó este libro? ¿Y por qué fue capaz de repetirlo verbarlmente?

Zhong Wan se esforzó por decir: "Joven príncipe Yu ... Traes este libro de manga corta al palacio todos los días ... ¿No encuentras algo malo en eso? "O tal vez ... ¿lo trajiste específicamente para que lo lea?" dijo él sondeando. "No estaba preparado para ti". La expresión de Yu She era natural. "Lo traje para leerlo". Y Zhong Wan volvió a quedarse sin palabras. Al notar la tez de Zhong Wan, Yu She sonrió. "Cuando se trata de libros sobre nuestra relación, he leído todos los que son al menos un poco famosos". Zhong Wan realmente quería enterrar y esconderse en un agujero. Una vez más, luchó para decir: "Tú ... ¿Qué es lo que realmente buscas?" "Solo busco algo que me haga feliz". Yu She sonrió. "Realmente lo pasé mal estos últimos años. Lo único de alegría era leer libros sobre ti y sobre mí. Los encontré muy fascinantes ".

"¿Qué hizo que la vida fuera insatisfactoria?" preguntó Zhong Wan de manera sensible. Un momento de silencio. Después de eso, Yu She rompió en otra sonrisa. "Las cosas que hicieron la vida insatisfactoria no tenían nada que ver contigo ... Esta es la verdad". Zhong Wan no quería presionarlo más. Antes de que él pudiera decir algo más, Yu She dijo: "La prosa de este libro es decente. Hermoso, pero no hortera. Me gusta mucho ". Una vez que había visto el título del libro, Zhong Wan estaba tan avergonzado que quería morir. Realmente no quería leer lo que había dentro. Yu She notó su intención. Él deliberadamente dijo: "Te lo daré. ¿Qué dices?" Avergonzado, Zhong Wan respondió: "Dado que este es el artículo más preciado del

joven príncipe Yu, no me atrevo a aceptarlo". Yu She entrecerró los ojos peligrosamente. En un instante, Zhong Wan supo que había hablado mal. Cambió el tema de sus palabras a la fuerza. "Pero ... también tengo muchas ganas de leerlo. ¿Puede el joven príncipe Yu ... separarse de una posesión tan preciada?" Yu She asintió. "Sí, te lo daré". El tono demostró ser amable. Un suspiro de alivio abandonó sus labios. Zhong Wan deslizó el libro en su tapeta, preparándose para quemarlo una vez que salió del palacio imperial. "Vas a tirarlo una vez que salgas de las puertas del palacio, ¿verdad?" Una mirada, y Yu She vio a través de él. Lo suficientemente frío como para congelarse, dijo: "¿Solo estas llevándome la corriente?" Con una conciencia culpable, Zhong Wan bajó la cabeza. "No me atrevo. Lo que Su Alteza me ha dado ... definitivamente necesita ser leído todos los días ". "No hay necesidad de leerlo todos los días". Yu She se sirvió una taza de té. Tomó un sorbo. "Solo léelo una vez aquí, de principio a fin". Zhong Wan se calmó. Luego preguntó: "¿Hablas en serio?" Yu She asintió. "Después de que termines de leerlo, podría dejarte ir". Su amenaza era muy obvia. "Sabes, puedo mantenerte encarcelado en el palacio". Zhong Wan casi se derrumbó en el suelo. Sacó el libro y pasó algunas páginas. Incluso su corazón se sintió helado ... Este libro era puramente sobre asuntos románticos ... Poco a poco, las comisuras de los labios de Yu She se inclinaron hacia arriba. Zhong Wan quería decir algo, pero se detuvo antes de que pudiera. "Joven Príncipe ..." "Está bien si no quieres leerlo", Yu She se tomó su tiempo diciendo. "Voy a matar a

Lin Si hoy". Zhong Wan respiró hondo. Siete años. Lin Si se había quedado en la capital durante siete años y vivía una buena vida, comiendo a tope y descansando todos los días. Pero desde que Zhong Wan había llegado a la capital, el mudo lamentable fue empujado a situaciones peligrosas a diario ... Apretó los dientes. "Lo leeré". Yu She asintió. "No hables demasiado bajo mientras lees. Ponle algo de emoción ... Ahora comienza." El maligno traído sobre uno mismo era el más difícil de soportar. Zhong Wan se sentó. Paso a la primera página. Y sus ojos comenzaron a oscurecerse. Se aclaró la garganta. "Hoy, hablemos de X Dynasty en X Era. Había un caballero con un apellido de Zhong. Un tipo extremadamente apasionado ..." Acurrucado sin ningún objetivo, Zhong Wan comenzó a preguntarse si había estado pensando demasiado sobre los antecedentes de Yu She. ¿Qué información privilegiada? ¿Qué hijos bastardos ...? (3) Incluso el temperamento de una buena persona cambiaría enormemente después de muchos años de leer tales cosas ...

...

GLOSARIO 1.- . Hecho por el maestro Pu'an; Se canta para calmarse. 2.-

. Significado como fantasmas o demonios, etc.

3.- . Hijos de "amantes externas". Básicamente, sus madres nunca ingresaron al hogar como la esposa principal o como una concubina adecuada.

Capítulo 10 Yu She se sentó tranquilamente a un lado, con un rostro normal mientras escuchaba a Zhong Wan leer el libro de historias. Los libros de historia entre la gente común parecían algo rudimentarios, sin importar qué tan bien estuvieran escritos. Siempre hubo puntos que no tenían sentido o progresaban sin problemas. Originalmente, Zhong Wan podría haberlo cambiado en el acto mientras leía, pero quién sabía que el joven príncipe Yu tenía memoria fotográfica. Hacía mucho tiempo que había memorizado todas las palabras y oraciones en el libro, de modo que cada vez que escuchaba la corrección de Zhong Wan, las comisuras de sus labios se curvaban ligeramente hacia arriba. En comparación, Zhong Wan sintió que estaba sentado sobre agujas.

El comienzo estuvo bien. Pero cerca del final, Zhong Wan confió en el hecho de que él era naturalmente dotado de literatura y omitió varias oraciones. Luego, eliminó las discrepancias en un intento de engañar a Yu She. Qué pena que no pudiera. Yu She tomó un sorbo de su té e interrumpió: "Dejaste una frase ... Vuelve y léela de nuevo". Zhong Wan: "..." "Solo para ver que la ropa interior era tan delgada como la escarcha en una hoja de finales de otoño, simplemente una capa translúcida. El oficial Zhong finalmente no pudo soportarlo más. Él ..." Zhong Wan cerró los ojos y se calmó. Abrió los ojos para continuar, "el Oficial Zhong... él ..." Yu She miró a Zhong Wan con gran compostura. Había una pizca de burla en sus ojos. Zhong Wan finalmente no pudo aguantar más. Tiró el libro sobre la mesa. "¡Ya no quiere leer esto!" Yu She no pudo contenerse. Él estalló en una risa ahogada. Las orejas de Zhong Wan estaban ligeramente rojas. Giró la cabeza para mirar por la ventana y apretó los dientes. "En el pasado tú ... claramente no entendías nada ..." "Eventualmente, entendí todo". Yu She finalmente dejó de reír después de mucho tiempo. "Pero qué pena, ya te habías ido". Zhong Wan no entendió. "¿Qué ... fue una pena?" "Nada." Yu She cogió el libro y alisó las marcas dobladas que habían aparecido en la portada porque Zhong Wan lo había tirado. "¿Fue bueno?" Zhong Wan apretó los dientes juntos. "Muy. Bueno." Yu She sonrió. "Entonces te daré otro más tarde". La voz de Zhong Wan tembló, "¿Tú ... tienes muchos más?"

Yu She asintió. "Naturalmente. En el estudio de los bienes del Príncipe Yu, hay una docena de estantes que contienen libros sobre usted y yo. Hay varios mucho mejores que este ". Zhong Wan: "..." Algo brilló en los ojos de Yu She. "También hay varios ... mucho más valorados que este". "El Príncipe Yu ..." Zhong Wan miró a Yu She con incredulidad. "¿Sabe que el estudio en su propia casa está lleno de libros de cuentos sobre su hijo y otro hombre al azar?"

Yu She asintió con expresión complacida. "Naturalmente." Zhong Wan muy difícil respondió: "¿Él no ... te golpeó hasta la muerte?" Yu She sacudió la cabeza. "Nunca me ha levantado la mano". Zhong Wan se negó a rendirse. "¿Y la princesa? ¿El emperador?" Yu She sonrió. "Nadie puede controlarme". Zhong Wan murmuro, "Eso veo..." La sonrisa de Yu She desapareció lentamente de su cara.

"Solo colecciono libros, nada más. Ellos están ya muy satisfechos, por lo tanto, no pueden tratar de controlar mucho lo que hago... todos lo saben claramente. Sí tengo mucho tiempo libre, si no tuviera nada que hacer y me volvería infeliz... las cosas serían más problemáticas" Zhong Wan pensó para sí mismo, por ejemplo, pidiéndole al emperador Chongan que elimine su posición como heredero. O solicitar traer tropas a Beijiang, haciendo que la relación entre la propiedad del Príncipe Yu y el Emperador Chongan sea complicada y tensa. Zhong Wan miró a Yu She con expresión en conflicto. Realmente quería saber qué había sucedido realmente en estos últimos años.

"¿No puedes ..." Zhong Wan no pudo evitar preguntar: "¿Ser bueno?" Yu She levantó la mirada a Zhong Wan. Él sonrió, "No." Antes de que Zhong Wan pudiera preguntar algo más, continuó: "Lo dije antes ... solo quiero que todos sean miserables." "Te estoy dando este libro". Yu She de repente le ordenó que se fuera. "Puedes irte" Pero Zhong Wan ya no tenía prisa. Lentamente organizó los documentos escritos a mano del Viejo Preceptor Imperial Shi y los envolvió cuidadosamente; entonces, los recogió. Después de un momento de vacilación, dijo: "Preceptor imperial Shi ..." Yu She miró a Zhong Wan. Zhong Wan dijo: "El viejo preceptor imperial ... una vez me habló de ti". Yu She alzó una ceja. "A esa vieja cosa en realidad no le gustaba ... Nunca me animó de ninguna manera. ¿Qué dijo él sobre mí?" Zhong Wan bajó la mirada. "Ziyou no es lo mismo que el Príncipe Yu. Es bueno y amable por naturaleza ". Yu She parecía bastante impresionado. "¿Cuándo dijo eso?" Había sido cuando Zhong Wan se había quedado en la propiedad de Shi por un breve período de tiempo antes de los exámenes de primavera. Involuntariamente había comenzado a hablar sobre Yu She con Shi Jin y le había mencionado esto. Zhong Wan escondió la verdad. Estaba extremadamente nervioso cuando se arriesgó y dijo: "Durante el primer año después de que me fui a Qian An. El Preceptor Imperial lo mencionó en una carta." Yu She no estaba molesta. Dijo descuidadamente: "Es así ... Si aún estuviera vivo ahora, probablemente ya no pensaría eso". Zhong Wan ahora podía confirmar que fue en el primer año después de que salió de la capital que algo le sucedió a Yu She. Cuando salieron de la biblioteca, el sirviente acababa de sacar a Xuan Congxin. Los dos regresaron juntos a la propiedad del Príncipe Qian An.

En el estudio, Zhong Wan apretó el libro de historias con el ceño fruncido. El primer año que se había ido, todo había sido claramente normal en la capital. ¿Qué situación podría haber encontrado Yu She que podría haber cambiado tanto su personalidad? O ... ¿aprendió algo? ¿Podría ser que los rumores sobre que su identidad era sospechosa eran ciertos y que casualmente logró descubrir la verdad en este momento? Pero esto tampoco tenía sentido. Incluso si realmente fuera el hijo bastardo del emperador Chongan, ¿por qué esto lo obligaría a entrar en este estado? El Yu She de ahora no quería que nadie lo tuviera fácil cuando entró en un alboroto. Este "nadie" incluía al Príncipe Yu. El príncipe Yu lo trató como a su hijo biológico. Criar al hijo de otra persona para ellos fue bastante desafortunado. ¿Por qué él también tuvo que soportar la venganza de Yu She?

Zhong Wan lo recordaba muy claramente. El Yu She de hace siete años respetaba muy claramente a su propio padre. También había sido muy filial con la princesa Anguo. Zhong Wan hojeó el libro. Sintió que su corazón estaba hecho un nudo. Un Ziyou perfectamente bien ... ¿Qué había pasado realmente? "En aquel entonces había probado mucho sus límites, pero no pude hacer que perdiera el control ..." Zhong Wan murmuró para sí mismo. "Una persona así ... ¿qué tipo de situación podría haber causado que se derrumbara por completo en ese entonces, ni siquiera querer vivir más, comer polvo de comida fría ...?" Al mismo tiempo, en el patio lateral de la finca del Príncipe Yu, Yu She se apoyó contra el diván junto a la ventana y silbó suavemente, provocando al pájaro que colgaba de una jaula en el pasillo. "Heredero." El mayordomo Feng llevó una manta de piel de zorro y ayudó a Yu She a colocarla sobre sus piernas. "Está frío afuera. ¿Quizás cerremos las ventanas un

poco?" "No hay prisa", Yu She ordenó. "Trae dos libros para mí. Del estante. Cualquiera que sea." Al mayordomo Feng le dolían los dientes solo de pensar en esos libros en el estante, pero aun así fue obedientemente a buscarlos. Poco después, los trajo de vuelta. Yu She levantó una mano para agarrarlos y dijo: "Me encontré con Zhong Wan nuevamente en el palacio". La expresión del mayordomo Feng cambió. Para él, las dos palabras "Zhong Wan" eran el equivalente del mal y la locura. Yu She levantó la cabeza y lo miró. Él sonrió. "No te preocupes ... se porta mucho mejor que antes". Yu She acarició suavemente la portada del libro en su mano. "Tiene muchos principios y reconoce la importancia del bien común. Lo acosé durante mucho tiempo ... Para no insultarme, en realidad lo soportó ". El mayordomo Feng fingió ser sordo y no tuvo en cuenta la palabra "acosado". Él cuidadosamente dijo: "¿Eso no es bueno? Ya eres adulto, así que obviamente no puedes comportarte de la misma manera que lo hiciste en la juventud ". El mayordomo Feng trató de leer la mente de Yu She. Añadió: "Pero ... hablando de esto, su personalidad ostentosa y arrogante cuando era joven era mucho más agradable. Si realmente ya no tiene mal genio, entonces ... ya no sería interesante ". "No tanto." Yu She no pensaba de esta manera en absoluto. "Es igual de interesante". El mayordomo Feng murmuró para sí mismo, Joven Maestro Zhong, ya he tratado de ayudarlo. Yu She silbó, haciendo que el pájaro fuera de la ventana lo imitara. Después de un poco más de burlas, dijo: "Alrededor del tiempo en que Zhong Wan había llegado a nuestra propiedad durante medio año, hice una apuesta con él y perdí ... Sabes, en ese entonces, no sabía nada, no entendía nada. Lo que sea que interactuamos, me engañaría sin cesar. Perdí, así que le permití salir a tomar un poco de aire fresco ".

Yu She miró fijamente la nieve profunda fuera de la ventana. Él dijo: "Fuimos a la tienda de gemas preciosas en el lado oeste de la ciudad y casualmente nos encontramos con el hijo menor del viejo preceptor imperial Shi. El que era más loco por los libros que su padre: el joven maestro Shi, Shi Hong ". "Shi Hong miró a Zhong Wan. Su nariz no parecía una nariz, sus ojos no parecían ojos. Lo interrogó con dureza ..." "Claramente ya tenías honor a tu nombre después de los exámenes y pudiste hablar con el emperador. Sin embargo, no proporcionó la evidencia para revertir el veredicto sobre el caso del Príncipe Ning. Esto se considera incompetencia."

"Como hijo adoptivo del Príncipe Ning, recibiste la amabilidad de la educación del Príncipe Ning, pero no llevabas un atuendo de luto después de su muerte. Ni siquiera había un toque de tristeza en tu rostro. Esto se considera deslealtad y falta de piedad filial." "Ahora, los huérfanos del príncipe Ning están en un estado constante de ansiedad. Pero como su hermano espiritual, no los estás ayudando en absoluto. Esto se considera olvidar las buenas acciones de los demás y ser desagradecido." "Para vivir de manera ignorante, te estás sometiendo al hijo de tu enemigo. Esto se considera desvergonzado". Las acusaciones fuertes y aparentemente justas de Hong Shi todavía parecían sonar en su oído. "Una persona como tú ... ¡todavía tiene cara para vivir en este mundo!" El mayordomo Feng no sabía de estos eventos. Estaba tan enojado que comenzó a temblar. "¡¿Cómo se atrevió a hablar así?! En aquel entonces, el Joven Maestro Zhong apenas había salido de la infancia, ¿qué podría haber hecho? ¿Golpear su cabeza contra una superficie dura para suicidarse en la cárcel o llevar un cuchillo e intentar asaltar la Puerta Meridiana? (1) ¿Viviendo deshonorablemente? Si no viviera de manera ignorante, ¿cómo sobrevivirían los hijos del Príncipe Ning hasta hoy? Ese Hong Shi ... "

"En ese momento, yo también estaba tan enojado que todo mi cuerpo se sacudió ..." Yu She miró por la ventana. "Pero Zhong Wan no lo refutó en absoluto. En cambio, le recordó a Hong Shi que el Preceptor Imperial Shi era viejo ahora. Las personas mayores tenían huesos más débiles y no eran tan estables en sus pies. Debería tener más cuidado en estos días llenos de nieve." El mayordomo Feng miró a Yu She con incredulidad. "Solo más tarde supe que se había ido ese día para averiguar información sobre los hijos del príncipe Ning". Yu She miró por la ventana. "Verás ... Él es así". Una persona como esta era una persona que estaba demasiado avergonzada para mostrar abiertamente sus emociones al mundo. "Fingir ser obediente, fingir que no le importa ... esa es solo su vieja costumbre de volver a entrar. O tal vez ya se ha acostumbrado tanto a fingir que no puede volver a la normalidad ". Yu She abrió el libro y murmuró para sí mismo: "¿Cómo cambió él? Claramente no lo hizo. Ya ves ... aunque finalmente lo dejé ir, ¿no me dejó algo con lo que divertirme?" El mayordomo Feng miró las "Esas cosas entre mí y el heredero" en la mano de Yu She. No sabía si reír o llorar; no pudo evitar recordar ese incidente de hace seis años. Hace seis años, también en este patio lateral, un joven Yu She se había encerrado en su habitación después de enterarse de la verdad sobre el pasado. Había pasado tres días sin comer ni beber. Su cabello estaba despeinado, sus ojos inyectados en sangre. Él quería morir. En ese momento, el mayordomo Feng realmente había pensado que su joven maestro se dejaría mataría en su habitación. Pero casualmente, el sirviente que el joven Yu She había enviado a Qian An para encontrar información sobre Zhong Wan hacía dos meses regresó. El mayordomo Feng llamó a la puerta de la habitación de Yu She durante una hora entera antes de que un Yu She que apenas parecía vivo finalmente abriera la cerradura y abriera la puerta un poco. La cara del joven Yu She estaba tan pálida como el papel. Manchas de sangre salpicaban sus labios. Su voz era ronca. "¿Cómo... esta él?"

El mayordomo Feng tiró apresuradamente al criado desaliñado. El criado no sabía nada. Al ver la apariencia fantasmal de Yu She, se asustó tanto que ni siquiera pudo decir una palabra. El joven Yu She se burló. Ya no estaba interesado en escuchar el informe y se dio la vuelta, preparándose para cerrar la puerta. El mayordomo Feng golpeó la cabeza del sirviente con agitación. "¡Daté prisa y di lo que necesitas!" El criado se sacudió como una hoja. Tropezó, "No ... no pude ver al Joven Maestro Zhong, pero ... pero escuché ... escuché un rumor sobre el Joven Maestro Zhong. Escuché, escuché a personas decir que en Qian An, el Joven Maestro Zhong le dirá a cualquiera que vea eso, eso, eso ... " El mayordomo Feng odiaba lo inútil que era. Pateó al criado. "¡¿Qué dijo el Joven Maestro Zhong ?!" El criado cayó al suelo después de ser pateado. Decidió hablar sin tener recato. Se arrodilló y lloró en voz alta: "¡El joven maestro Zhong dijo! ¡Un despiadado Yu Ziyou me abandonó después de comenzar una relación! ¡No pudo tenerme completamente (refiriéndose al sexo), así que me echó!" El Joven Yu She abrió mucho los ojos y casi rasgó la piel que los rodeaba. Unas respiraciones profundas después, escupió la sangre que había estado atrapada en su garganta durante varios días. El mayordomo Feng dejó escapar un suspiro de alivio y apresuradamente ayudó a acariciarle la espalda. Él le aplacó: "Heredero, no podemos dejar que nada te suceda. Si algo te sucede, tú-tú-tú ... ¡Tu relación con el Joven Maestro Zhong nunca se aclarará! ¡Incluso podría usar ropa de luto para ti! ¡Y cantar La Joven Viuda visita la tumba por sí mismo! ¡Usar el título de aún no fallecido (2) para mantenerte de por vida!" El Joven Yu She jadeó por un largo tiempo. Su voz tembló cuando dijo: "Él ... él realmente ..."

El criado se inclinó. "¡De Verdad!" " ¡Pei!" (3) El mayordomo Feng se abofeteó tardíamente la cara. "¡¿Qué estaba diciendo?! ¡Heredero, definitivamente estarás bien! ¡Incluso si es solo para limpiar esta basura, tienes que mantenerte vivo y bien!" "Él ... él ..." El Joven Yu She estuvo mucho tiempo repitiendo el "él", pero no dijo nada significativo. De repente, se echó a reír a carcajadas sin dejar de respirar. Parecía loco. Ese día, el joven Yu She comenzó a comer y a tomar su medicina. Medio mes después, se recuperó por completo. Pero su personalidad lentamente, gradualmente, comenzó a cambiar. ...

GLOSARIO 1.- También conocido como Wumen; La puerta sur y más grande de la Ciudad Prohibida. 2.- Viuda / viudo (el que no ha muerto en una relación). 3.- Onomatopeya para escupir.

Capítulo 11 Durante el día, Zhong Wan compitió en una batalla de ingenio y valentía con Yu She en la biblioteca. Después de regresar a casa, estaba mentalmente agotado y se retiró temprano para pasar la noche. Como por lo general no dormía mucho, se despertaba en medio de la noche, revolviéndose en la cama, incapaz de dormir.

Cuando llegó por primera vez a la capital, Lin Si le contó algunas cosas sobre Yu She de los últimos años. Zhong Wan todavía tenía un aleteo de esperanza de que Yu She se hubiera vuelto así debido al emperador y a otros que lo malcriaban. Después de todo, el año en que Zhong Wan dejó la capital, Yu She solo había estado en su adolescencia. La naturaleza de los jóvenes era fácilmente influenciada. Podrían crecer para ser una variedad de cosas. En este medio mes, se había encontrado con Yu She dos veces, y Zhong Wan ocultó su miedo cada vez. El Yu She en la actualidad poseía un temperamento excéntrico, dentro de sus ojos un aura espesa y feroz que no podía ocultarse incluso si lo intentaba. Como si estuviera listo para sacar a todos de la muerte en cualquier momento. Este profundo, profundo rencor ... ¿De dónde viene? Zhong Wan usó su brazo como almohada, perturbado. Justo cuando estaba a punto de levantarse para encender las velas, sus oídos captaron el susurro de la ventana de celosía. Contuvo el aliento. Poco después, alguien llamó a su ventana tres veces. El alivio lo cubrió como una manta, y Zhong Wan se puso de pie para vestirse. Se bajó de la cama. Abrió la ventana. En un saltó, entró Lin Si, ágilmente y sin un sonido. "¿Qué estás haciendo aquí?" Después de encender las velas, Zhong Wan dijo en voz baja: "¿No te dije que no vinieras si no te llamo?" Lin Si saludó a Zhong Wan. Sin tiempo suficiente para encontrar papel y un pincel, hizo un gesto con las manos: "Con respecto al joven príncipe Yu, pude descubrir una pista de algo". Corriendo hacia el escritorio, Zhong Wan escribió: "¿Qué descubriste?" Li Si hizo un gesto, "Primero quiero preguntar si es posible que el Maestro conozca el cumpleaños del Joven Príncipe Yu?" Zhong Wan asintió con la cabeza. Él escribió: "Nació el primer año de la Era Tianhe, el 16 de marzo, en Mao Shi (1)". En el pasado, había vivido y comido con Yu She durante medio año. En aquel

entonces, Yu She todavía era joven. Y se había puesto un talismán de caoba que protegía el mal (2). Zhong Wan recordó que las palabras "nacido en marzo" habían sido grabadas en su superficie. Una vez, había sostenido ese pequeño talismán de madera para burlarse de Yu She. Después de que Zhong Wan le pidiera su cumpleaños, el joven Yu She se lo había dicho con su propia boca. Lin Si usó el lenguaje de señas para preguntar: "¿El Maestro está seguro?" Una pausa. Luego se formó una arruga entre las cejas de Zhong Wan, y él escribió: "¿Qué quieres decir?" Era solo una losa de un talismán de madera malvado. Disponible en cualquier templo de la capital. Naturalmente, no podría usarse como evidencia. Más bien, ¿cómo podría estar seguro? Zhong no había estado allí para presenciar el nacimiento de Yu She. De hecho, la princesa Royal Anguo había dado a luz a Yu She mientras estaba presentando sus respetos filiales al emperador anterior en la villa del Mausoleo Real. Se decía que la princesa Anguo había tenido un parto prematuro medio mes. Incluso la emperatriz viuda de la capital no pudo enviar médicos imperiales y parteras a tiempo, y un viejo médico imperial que estaba cerca de la villa había supervisado el nacimiento. Nadie, aparte de los que habían estado presentes, sabía cómo había sido realmente la situación.

Las personas que lo sabían contaban pocas en primer lugar. Lo único seguro era que la Princesa Real dio a luz prematuramente, y el parto había sido difícil. Había pasado mucho tiempo recuperándose, y después de eso, y ya no tenía la capacidad de concebir. Lin Si señaló: "Este cumpleaños para el joven príncipe Yu difiere ligeramente de lo que encontré recientemente". De repente, el miedo atravesó el corazón de Zhong Wan. Había llegado a una conclusión débil, pero quería confirmar más. Sentándose, Zhong Wan susurró: "Habla".

Con lenguaje de señas, Lin Si dijo: "Su Alteza el Cuarto Príncipe ha estado investigando el nacimiento del Joven Príncipe Yu en secreto durante los últimos años. Gasté mucho esfuerzo, pero no descubrí ni una pizca de información. Durante casi un año, el Cuarto Príncipe originalmente no tuvo ese pensamiento, pero recientemente, se enteró de la información privilegiada de los espías que había enviado al Quinto Príncipe ". Una luz fría brilló en los ojos de Zhong Wan. "Así que incluso Xuan Qiong lo está investigando ... Ah. A pesar de que Yu She es su primo hermano relacionado con la sangre ... " Lin Si asintió con la cabeza. Continuó haciendo un gesto: "Es porque tienen vínculos de parentesco lo que lo hace más conveniente. Por lo tanto, fue capaz de desenterrar más que nosotros. El Quinto Príncipe descubrió que durante junio del cuadragésimo séptimo año de la Era Taiyu, el médico imperial de la Academia Imperial de Medicina, Hu, diagnosticó a la Princesa Royal Anguo con un embarazo a través de su pulso (3). El diagnóstico escrito de ese año ahora está en la propiedad del Quinto Príncipe". El año 47 de la Era Taiyu, el año previo a que el emperador muriera. Zhong Wan frunció el ceño. Eso no fue un problema El embarazo de la princesa Real Anguo fue descubierto en junio. El emperador anterior respiró por última vez en enero. En ese momento, la princesa Real Anguo había caído profundamente en el dolor durante su embarazo y casi sufrió un accidente. Más tarde, fue al mausoleo real y, en marzo, dio a luz a Yu She. Lin Si hizo un gesto: "La clave es que el Quinto Príncipe descubrió que en marzo de ese año no se habían registrado nacimientos en la villa cerca del Mausoleo Real". La velocidad de sus latidos se aceleró gradualmente. De repente, se sintió mareado. Zhong Wan se compuso y escribió: "¿Cuál es la evidencia?" "No hay muchos sirvientes que sirvieron en la villa del Mausoleo Real en ese entonces que todavía están vivos hoy", señaló Lin Si. "Después de una búsqueda extenuante, lograron encontrar uno o dos, pero todos eran sirvientes trabajadores. Aun así, de los propios labios de los sirvientes, no había habido un indicio del llanto de un bebé durante el mes de marzo."

Soportando su ataque de mareo, Zhong Wan escribió: "¿Quizás Yu She nació sin llorar? ¿No nació prematuro? Los bebés prematuros sufren de debilidad y pueden llorar sin mucho ruido ... " Sin embargo, Lin Si sacudió la cabeza. Dijo con lenguaje de señas: "Eso no cuadra. Si realmente no podía llorar porque era tan frágil, los médicos imperiales deberían haber estado en un estado de extrema alerta y desorden. Después de todo, este era el hijo mayor legítimo (4) de la Princesa Real y el Príncipe Yu. Pero la gente que la emperatriz viuda había enviado entró y salió por la puerta, y ni una sola vez los vieron en estado de urgencia. Incluso escuché de las sirvientas mayores que asistieron a la Princesa Real que después del parto, tenía miedo de ver la luz y no podía ser tocada por el viento. Como tal, nadie pudo entrar en la sala de partos"

Zhong Wan respiró hondo. Escribió: "¿Cuándo notaron el llanto?" Levantó la cabeza, su mirada cayó sobre Lin Si. Con un poco de esperanza revoloteando en su pecho, preguntó: "¿April?" La entrega debería haber ocurrido en abril. O eso, o hubo un error en los registros. Sin embargo, Lin Si sacudió la cabeza. "¿Mayo?" escribió Zhong Wan. Lin Si sacudió la cabeza una vez más. Las yemas de sus dedos temblaron muy ligeramente. "¿Junio?" el escribio. Lin Si hizo un gesto: "La princesa Royal alimentó su embarazo en la villa del mausoleo real hasta julio. En aquel entonces, los sirvientes habían cambiado muchas veces. Incluso la mitad de los guardias cuyas familias habían estado en servicio durante muchas generaciones fueron despedidos. El criado laborioso que encontró el Quinto Príncipe había sido enviado lejos durante ese período. El día que salió de la villa, finalmente escuchó el sonido del llanto de un bebé." Limpiándose las gotas de sudor que le colgaban de la frente, Lin Si usó lenguaje de señas para decir: "Ese día había sido el quince de julio".

Zhong Wan dejó el pincel en la mano. Los médicos imperiales habían diagnosticado a la princesa Real Anguo con un embarazo en junio, y ella dio a luz a un niño el 15 de julio del año siguiente ... No importa qué, el niño no podía ser suyo. 15 de julio ... El día del Festival Fantasma (5), la fecha más desfavorable. Lin Si firmó: "Después de que ese sirviente se fue, en pocos días parecía que el administrador de la villa del Mausoleo Real buscó una niñera. Otros dos o tres días después, la princesa Real Anguo trajo al pequeño heredero de regreso a la capital ". Sin expresión, Zhong Wan movió su pincel como si estuviera volando. "¿Hubo gente que estuviera débil o delicada que viajara con ellos de regreso a la capital? ¿Había alguien con una identidad especial al lado de la princesa Anguo? Después de regresar a la capital, ¿la princesa Real hizo arreglos para que alguien cuidara su dolencia en su aldea?" Lin Si sacudió la cabeza. Hizo un gesto, "No, no lo había. Las personas que la princesa Real trajo de vuelta tenían identidades establecidas. Nada peculiar sobre ellos." Zhong Wan apretó los dientes. Entonces esa mujer debe haber aparecido el día del nacimiento de Yu She. "Hay dos posibilidades", dijo Lin Si con lenguaje de señas. "La primera es que la identidad de la madre biológica del joven príncipe Yu es extremadamente humilde. Como tal, la princesa Real no tenía que preocuparse por los familiares de esa mujer, y no queriendo que hubiera problemas en el futuro, la mató. O quizás..." Zhong Wan pensó que había otra posibilidad: la identidad de esa mujer no podía ver la luz del día. Una vez que la gente supiera de "ella", obtendrían más información privilegiada. ¿Quién era esta persona? En este momento, Zhong Wan no tuvo tiempo de pensar en esto. Miró a Lin Si y escribió cuidadosamente: "¿Es posible que le robes el informe de diagnóstico de su pulso a Xuan Qiong?"

Mientras destruyera esta lectura del pulso, esta vieja información se consideraría un caso no concluyente. Los cumpleaños podrían recordarse mal; La princesa Real podría olvidarlo. Estaría bien mientras no se pudiera probar que estuvo embarazada en junio.

Un embarazo y un nacimiento. Mientras la prueba blindada fuera aniquilada, nunca podrían descubrir la verdad. Lin Si miró a Zhong Wan con torpeza. Confundido, Zhong Wan mostró una sonrisa amarga. Xuan Qiong no dejaría que nadie tomara tan fácilmente algo tan importante. De hecho, incluso si Lin Si realmente robó el registro de la lectura del pulso, naturalmente caería en manos de Xuan Jing. En realidad, no importó en cuál de los dos cayera. Sería lo mismo de cualquier manera. Xuan Qiong codiaba la posición de Príncipe Heredero, pero ¿también no era así Xuan Jing? El sesgo absoluto del emperador Chongan hacia Yu She hace mucho tiempo había cultivado sospechas en los corazones de los demás. Además de confrontarse entre sí, ¿podrían el Cuarto Príncipe y el Quinto Príncipe especular en secreto si su lucha benefició a un tercero? ¿Y si el padre biológico de Yu She fuera el emperador Chongan? ¿Qué pasaría si, antes de que el emperador Chongan dejara el mundo, escribió un edicto imperial que respondía al misterio del nacimiento de Yu She? Entonces, ¿no se revelarían todos esos años de contienda abierta y lucha encubierta como una broma? Si Yu She realmente fuera el hijo bastardo del Emperador Chongan, una vez que Xuan Jing y Xuan Qiong descubrieran la verdad, enojados y avergonzados, ¿no sería Yu She la primera persona que eliminarían?

Una vez más, Zhong Wan apretó los dientes. "Esta difícil situación suya ..." Consciente de que algo pesaba en la mente de Zhong Wan, Lin Si aconsejó con lenguaje de señas: "En la actualidad, solo sabemos que la Princesa Real Anguo no dio a luz a Yu She, pero se desconoce la identidad de su padre biológico. Sin haber determinado nada, no se atreverían a actuar precipitadamente. De hecho..." Golpeado con otra posibilidad, Lin Si señaló: "Quizás después de que el emperador abandonara este reino, el joven príncipe Yu realmente ..." Señaló hacia el cielo, el significado era evidente. Zhong Wan sintió como si su cabeza estuviera a punto de abrirse. "Te estás olvidando del Príncipe Yu". Por un tiempo, Lin Si no respondió. Levantando el pincel, Zhong Wan escribió rápidamente: "¡El Príncipe Yu es el tío materno relacionado por sangre de Xuan Qiong! Uno es el hijo de otra persona, el otro es su sobrino relacionado por sangre. Si fueras él, ¿a quién apoyarías?" Lin Si no era tan inteligente como Zhong Wan. Solo después de un momento de pensamiento la comprensión lo golpeó. Lin Si dudó, antes de gesticular con mucha incertidumbre, "Entonces el Maestro dice que todos estos años, el Príncipe Yu en realidad ..." Cansado de su mente, Zhong Wan dijo: "No sé ..." Echó un vistazo a la parpadeante luz de las velas, su voz solo un toque por encima de un susurro y dijo: "Todo lo que sé es que la gente no se despertará temprano si no tiene ningún beneficio ". Lin Si se sintió obligado a consolarlo, haciéndolo con dificultad. "Todo sigue siendo especulación", señaló. "Si esas personas realmente descubren algo, ya sería demasiado tarde". Zhong Wan arrojó todo el papel sobre el escritorio al brasero de carbón. Un instante después, las llamas saltaron un pie de altura. "Después del cumpleaños de Su Majestad, regresa a Qian An con los niños. Me quedaré en la capital."

... GLOSARIO

1.- . El período incluido y entre las 5 y las 7 de la mañana. 2.- . un amuleto contra el mal. 3.- . Literalmente "pulso feliz". En la antigua China, los médicos diagnosticaron muchos estados físicos y dolencias al controlar el pulso. El embarazo fue uno de ellos. 4.- . "Di" () señala el hecho de que nació de la esposa principal, y como tal se considera de la línea legítima. "Zhangzhi" () se refiere al hecho de que él es el hijo mayor. Por lo general, el Zhangzhi era el heredero, ya que la mayoría de las familias aristocráticas y nobles se aseguraban de que su esposa principal diera a luz a su primer hijo. 5.- . Un festival tradicional budista y taoísta celebrado en ciertos países de Asia oriental el decimoquinto día del séptimo mes. En la cultura china, el decimoquinto día del séptimo mes en el calendario lunar se llama Día del fantasma y el séptimo mes en general se considera el Mes del fantasma ( ), en el que salen fantasmas y espíritus, incluidos los de antepasados fallecidos. desde el reino inferior

Capítulo 12 Lin Si sacudió la cabeza apresuradamente. "Pasaste tanto tiempo y energía estos últimos años para finalmente, después de mucha dificultad, alejarte de las controversias en la capital. ¿Por qué volverías a saltar de repente?"

La mirada de Lin Si estaba en conflicto mientras miraba a Zhong Wan. Parecía bastante asustado. Apresuradamente levantó un brazo para apuntar en dirección a la sala principal. Con la palma hacia abajo, dibujó un círculo, luego lo bajó antes de señalar rápidamente a Zhong Wan. Extendió la palma de la mano y la sacudió antes de señalar nuevamente a Zhong Wan. A partir de entonces, señaló su propio templo y rápidamente dibujó dos círculos. "Ellos. Ya han crecido. Usted. Debería. Comienza a hacer planes. Para ti." Zhong Wan estaba aturdido. Un momento después, se rio de sí mismo. "¿Hacer planes para mí? Hace mucho tiempo que olvidé cómo hacer planes para mí ..." Lin Si, agitado, firmó: "No importa lo que le pase en el futuro, ¡eso no tiene nada que ver con nosotros!" Zhong Wan no tuvo respuesta. Eso era cierto. No estaba relacionado con Yu She de ninguna manera. "Él ..." Zhong Wan dijo al azar. "Al menos hemos estado juntos durante tantos años en nombre ..." Lin Si miró a Zhong Wan, sin palabras. Firmó: "¿El joven príncipe Yu reconoce el hecho de que han estado juntos durante tantos años?" Por supuesto no. Zhong Wan no quería discutir sobre esto con Lin Si. Él dijo: "De cualquier manera, decidiremos sobre esto por ahora. No sigas investigándolo. Su fondo es una de sus láminas prohibidas. En estos días, el temperamento de Yu She cambia con frecuencia. No lo molestes de nuevo." La expresión de Lin Si era reacia. Zhong Wan sabía que Lin Si estaba actuando por orden de Xuan Jing. Él preguntó: "Pero no puedes renunciar a tu vida por estas cosas, ¿verdad?"

Lin Si no tenía otra opción. Solo pudo asentir. Después de reflexionar un poco, volvió a gesticular: "Pero Maestro, ¿estás seguro de que el joven príncipe Yu quiere que te quedes? Perdona mi honestidad ... si él quisiera tenerte cerca en ese entonces, no hubieras podido irte." Zhong Wan no se molestó. "No puede controlarme". Lin Si asintió con la cabeza. "El joven príncipe Yu no puede controlarte, pero mientras no te permita acercarte, no podrás obtener información privilegiada. Aún no podrás ayudar de ninguna manera ". Lin Si levantó la cabeza para mirar a Zhong Wan. Casi no podía soportarlo, pero aun así firmó: "Desde que regresó a la capital, el Maestro ya ha visto al Joven Príncipe Yu dos veces. ¿El joven príncipe Yu ha actuado tan cerca de ti como lo estuvo en el día?" Zhong Wan miró las llamas parpadeantes en el brasero. El no habló. Cercano, mi culo. En estos días, Yu She tenía un temperamento extraño. Uno no podía entenderlo en absoluto. A veces fue duro con Zhong Wan, pero a veces amable. Incluso sospechaba que los pocos casos de "bondad" eran solo producto de su imaginación. Incluso sin Zhong Wan diciendo nada, Lin Si podría adivinar. Hizo un gesto.

"Si no puedes unirte a sus filas más cercanas, ¿cómo puedes ser de ayuda? Quizás el joven príncipe Yu podría incluso pensar que tienes otras intenciones. Si no puede decirlo, podrías terminar en serios problemas". Zhong Wan suspiró. "No he dicho lo que planeo hacer todavía. Solo quiero quedarme y observar ". Lin Si persistió obstinadamente: "Mientras el joven príncipe Yu no quiera que te acerques a él, no tienes otra opción".

Zhong Wan entrecerró los ojos. "Me subestimas ...si quiero molestarlo, él no podrá evitarme". Zhong Wan dejó de preocuparse. "¡No quiero ver su cara de todos modos! ¿No has visto a alguien acosando a alguien sin tener en cuenta? Tengo mucha experiencia tratando de apegarme a él ... " Lin Si lo pensó y firmó suavemente, "Maestro, el joven príncipe Yu ahora ... ¿todavía te atreves a acosarlo?" Zhong Wan recordó el incidente cuando Yu She lo presionó contra el estante en la biblioteca. Él respondió con rigidez: "¿Por qué no? ¿De qué he tenido miedo?" El intento de Lin Si de persuasión falló. Él no podía estar mucho tiempo, tampoco, por lo que tuvo que irse. Zhong Wan considero todo en detalle. No sabía que esto podría ser fácil decirlo que hacerlo. Que bueno sería si regresara siete años atrás. Si este fuera el Yu She de hace siete años, entonces Zhong Wan definitivamente se atrevería ... Hace siete años, el Heredero You llegó al patio lateral. Debido a esto, el número de sirvientes en el patio lateral se duplicó. Un escuadrón de soldados de la familia (1) también fue transferido desde la finca del Príncipe. Las líneas de defensa tanto dentro como fuera del patio eran muy fuertes. Aunque estaban aquí para proteger a Yu She, también "protegieron" a Zhong Wan, este pobre pez que quedó atrapado en el fuego cruzado (2). Antes de la aparición de Yu She, Zhong Wan todavía era capaz de lidiar con el mayordomo Feng mientras planeaba escapar. Ahora, necesitaba renunciar a estas ideas. "Los cielos son azules. Ha salido el sol. Es medio día. ¿Por qué habría tantos asesinos?" Zhong Wan estaba de pie junto a la ventana y contemplaba el patio lateral muy vigilado con preocupación. "¿Por qué están siendo tan cuidadosos? ¿Tu heredero tiene tantos enemigos?"

Desde que Yu She había llegado al patio lateral, él estaba a cargo de vigilar a Zhong Wan durante el día. El mayordomo Feng solo necesitaba estar en guardia por la noche. Por lo tanto, tenía mucha más energía. Al ver a Zhong Wan tan nervioso, se sintió bastante complacido y tarareó: "Estas personas fueron enviadas por la princesa real. Mejor prevenir que lamentar." Zhong Wan se tumbó en su cama. Soltó un largo suspiro. El mayordomo Feng se sintió un poco mal al observar el lamentable estado de Zhong Wan. Dejó de burlarse de él y persuadió con dificultad: "En estos días, el heredero y yo nos turnamos durante la noche y el día para cuidarte. No podrá darnos el sueño suficiente para darte la oportunidad de escapar, por lo que puede renunciar a sus ideas. ¡Descansa un poco! Mírate ... ¡Un joven normal, pero tienes círculos oscuros debajo de los ojos! ¡Que es esto!" Zhong Wan miró al mayordomo Feng que no entendía sus dificultades y dijo humildemente: "Tengo que cuidar tanto al amo como al sirviente todos los días y todas las noches. ¿Cómo podría no estar cansado? Día tras día..."

El mayordomo Feng sintió que algo andaba mal con sus palabras, pero no podía señalar exactamente qué. "De cualquier manera, ya he dormido lo suficiente hoy, así que no volveré a dormir la siesta esta noche. No encontrarás oportunidad." El mayordomo Feng se sentó con confianza en su silla. "Tiempo de descansar. ¡Duerme!" Zhong Wan estaba lleno de molestia y preocupación. Se dio la vuelta y comenzó a pensar en otros planes. En este momento, no sería capaz de sobrevivir a este dúo de sirviente y maestro, y había tanta gente en guardia fuera de la finca. Sería prácticamente imposible escapar, a menos que ... Yu She se mudará. Mientras ese escuadrón de soldados de la familia se fuera con él, tenía una

oportunidad. Yu She era el dueño de esta propiedad secundaria. Si no quería irse, Zhong Wan, naturalmente, no podría obligarlo a hacerlo. Pero Zhong Wan podría disgustarlo. El segundo día, tan pronto como amaneció, Zhong Wan comenzó a buscar la muerte. "Yu She, ya que estás conmigo todos los días, ¿puedes realmente controlarte?" Recientemente, el joven Yu She estaba trabajando en anotar un conjunto de textos antiguos de la dinastía anterior. Al escuchar esto, tranquilamente realizó múltiples tareas y respondió: "Ese día caíste en un sueño tan profundo. ¿Te hice algo?" Desde ese día que había golpeado a Zhong Wan con incienso y lo había forzado a dormir bien, el joven Yu She se creía completamente libre de sospechas. Seguía siendo una buena persona noble, bien educada y virtuosa. Zhong Wan tarareó con frialdad: "Aquellos días no me veía bien. Sería normal para ti no tener ningún interés." Yu She se detuvo, pero lo ignoró. Zhong Wan guardó silencio por un momento antes de preguntar de nuevo: "Yu She ... ¿sabes? Los mejores años de un hombre son en realidad estos años ahora" El mayordomo Feng, de más de medio siglo, parado a un lado esperando para servir: "..." Yu She levantó la cabeza. Incluso pensó que había escuchado mal. "¿Qué dijiste?" "Estaba hablando de mí", reveló muy generosamente Zhong Wan. "El tiempo es como un caballo blanco cruzando una grieta (3). Si no me atesoras ahora, no podré prometerte cómo me veré en dos años." Yu She forzó la ira en su corazón y bajó la cabeza, sin dejar de anotar. Ignoró al otro.

Zhong Wan se quedó en silencio por un momento, luego susurró una vez más, "Yu She, ¿lo sabías? Nada te esperará en el lugar."

Yu She: "..." Muy bien. Discutían temas cada vez más profundos. Yu She respiró hondo y continuó fingiendo que él no había escuchado nada. Mojó su pincel en la tinta. Zhong Wan comenzó a sembrar discordia. Señaló al mayordomo Feng. "No te gusto, pero otros podrían decir lo mismo". El mayordomo Feng estaba furioso. "¡¿Qué estás diciendo?! Yo ... yo ..." sintió que no podía dar una explicación satisfactoria. Apresuradamente trató de demostrar su lealtad a Yu She. "¡En los tres meses que he vigilado al Joven Maestro Zhong, no le he echado un vistazo extra! ¡Los cielos y la tierra son mis testigos! Además, además ... ¡este esclavo ya tiene cincuenta y cuatro años! Incluso si tuviera esas intenciones, ¿podría actuar sobre ellas?"

"¡Ey!" Zhong Wan persuadió al mayordomo Feng, "¡Me niego a dejarte hablar sobre ti de esta manera!" El mayordomo Feng inmediatamente se enojó tanto que no pudo hablar más. Yu She bajó su pincel con exasperación y llamó a otro sirviente para que ayudara al mayordomo Feng a salir de la habitación. Después de que el mayordomo Feng se fuera, Yu She miró tranquilamente a Zhong Wan. "¿Qué es lo que realmente quieres? ¿No tienes miedo de que te haga algo? Entonces, ¿por qué siempre intentas acercarte tanto a mí?" Zhong Wan pensó para sí mismo, ¡quiero asquearte! Después de unos días de interacción, Zhong Wan finalmente pudo darse cuenta. Yu She era un verdadero caballero. Honestamente, no tenía ninguno de esos pensamientos perversos con respecto a Zhong Wan e incluso fue muy amable.

No miró ni dijo nada fuera de línea; tenía un dominio propio terriblemente bueno. Como este era el caso, Zhong Wan decidió cambiar su actitud. A propósito, se apegó a Yu She, probando un método diferente para hacer que este pequeño caballero auto disciplinado ya no pueda soportarlo. De esta manera, podría escapar. El problemático administrador Feng ya se había ido. Finalmente, solo Yu She y Zhong Wan permanecieron en la habitación. Zhong Wan se abrió paso lentamente detrás de Yu She. Él preguntó: "¿Qué ... estás leyendo?" Yu She ni siquiera levantó la vista. "Memorias de Yuzhang". "¿De qué se trata?" Zhong Wan se acercó más. Puso una mano sobre la página. "Nunca he oído hablar de eso". Yu She respondió en voz baja: "Un libro sobrante de la dinastía anterior. Se trata de lo que un anciano errante fue testigo al pasar por el condado de Yuzhang ". "Oh", respondió Zhong Wan secamente. "¿Puedo verlo?" Yu She no dijo nada. Se puso de pie y agarró los primeros pergaminos para entregarlos a Zhong Wan. Luego, se sentó una vez más. Zhong Wan dejó los libros sobre la mesa y caminó hacia un lado para llevar una silla. Lo puso al lado de Yu She y se sentó también. Yu She: "..." Yu She quería preguntar ¿por qué estás tan cerca de mí? pero tenía miedo de que simplemente estuviera pensando demasiado. Si preguntaba, Zhong Wan podría aprovechar la oportunidad para morder. No sería capaz de explicar, entonces, así que solo podía fingir que no notó nada. Zhong Wan se sentó y leyó en silencio durante media hora antes de señalar repentinamente una línea y preguntar: "¿Qué significa esto? No puedo entenderlo.

Yu She pensó para sí mismo, ¿hay cosas que no puedes entender? Pero aun así volvió la cabeza para leer el texto y explicar brevemente. Zhong Wan asintió y alabó: "¡¿Cómo es que entiendes todo?! ¡Heredero, eres increíble!" Yu She lo ignoró. Bajó la cabeza para seguir leyendo por su cuenta. Zhong Wan pasó dos páginas. Tenía una pregunta cada dos minutos. Yu She se obligó a seguir siendo paciente y respondió a cada uno. Mientras hacía una pregunta, Zhong Wan se acercaba más a Yu She. Después de treinta minutos, su brazo casi tocaba el de él. Pero ni siquiera miró. No se movió en absoluto. Zhong Wan hizo el movimiento y deliberadamente rozó a Yu She con su pierna. Inmediatamente después, observó la expresión de Yu She en alerta máxima. La expresión de Yu She solo se congeló temporalmente. Luego, se puso de pie con el pergamino que estaba leyendo y se acercó a la ventana. Zhong Wan apretó los dientes. Los dos habían pasado toda la mañana leyendo libros, completamente separados. Cuando llegó la hora del almuerzo, el mayordomo Feng llevó a los sirvientes a poner la mesa. Zhong Wan echó un vistazo a la comida en la mesa, y para parecer atento, preguntó con conocimiento: "Heredero ... ¿necesito servirle mientras come?" Yu She se obligó a mantener la calma. "No ... no, gracias. Puedes comer conmigo." Zhong Wan asintió, satisfecho, y se sentó. Uno no debe hablar mientras come o duerme. Yu She comió en silencio. La docena de sirvientes en la habitación también estaban callados. Zhong Wan tragó un bocado de comida y escaneó a todos en la habitación. Pensó en la mañana que había desperdiciado y decidió ser más duro consigo mismo.

"Yu She ... quiero comer la carne de venado estofado. Aliméntame." La docena de personas en la sala se congeló al instante. La expresión del mayordomo Feng se llenó de sorpresa. ¡No se atrevió a pensar en lo que había sucedido entre los dos esta mañana que los llevaría a alimentarse mutuamente ahora! Yu She miró la carne de venado estofada frente a él. "..." Yu She levantó la cabeza para mirar a Zhong Wan con incredulidad. El mensaje en sus ojos era claro: ¿Te has vuelto loco? Zhong Wan se obligó a abrir la boca. "Ah ..." Una docena de sirvientes se miraron aterrorizados. La mano de Yu She que sostenía los palillos plateados tembló ligeramente. Si realmente lo alimentaba, entonces los cientos de años de buena enseñanza familiar de la herencia del Príncipe Yu, los años que había dedicado a leer los clásicos, la reputación limpia que había trabajado tan duro para mantener estos últimos días ... sería completamente ¡arruinada! ...

GLOSARIO 1.- Las familias grandes e influyentes a menudo tendrían sus propios soldados. 2.- En la antigüedad, las ciudades tenían fosos a su alrededor. Cuando los enemigos intentaban conquistar una ciudad, disparaban flechas / otros proyectiles contra las murallas de la ciudad. Los soldados dentro de la ciudad también arrojarían tanques de aceite caliente / otras cosas a los invasores de afuera. Los peces en el foso sufrirían debido a este fuego cruzado. 4.- El tiempo vuela / pasa rápidamente.

Capítulo 13

El mayordomo Feng, que lo había cuidado desde joven, lo miró ... Los más de diez sirvientes en la habitación lo miraron ... Desde los cielos, las sucesivas generaciones de antepasados de la familia Yu lo miraron ... El joven Yu She apretó los dientes y dejó los palillos. Levantó el plato de carne de venado estofado delante de él y lo colocó frente a Zhong Wan. Las orejas de Yu She florecieron con una pizca de rojo, y haciendo un gran esfuerzo por recomponerse, dijo: "Si quieres comerlo, tómalo tú mismo ..." Mirando el plato frente a él, Zhong Wan dejó escapar un suspiro de decepción. Había fallado en disgustar a Yu She. Los platos de carne no eran de su gusto, y Zhong Wan definitivamente no quería comer carne de venado estofada.

Incluso si estaban bien cocinados, todavía tenían un olor a caza. Así que había dicho antes que no quería comer nada, con la excusa de que el plato estaba más cerca de Yu She. El mayordomo Feng dejó escapar un suspiro de alivio. Estaba contento de que ese pequeño yao (1) no hubiera hechizado a Yu She. Ni una sola vez la mirada de Yu She dejó la forma de Zhong Wan. Al darse cuenta de que Zhong Wan parecía algo deprimido, se preguntó si había causado que la otra parte perdiera la cara. Después de un momento de reflexión, ordenó: "A partir de mañana ..." El mayordomo Feng levantó la cabeza, alerta. Yu She miró a Zhong Wan. "Preparen la carne de venado para las comidas tres veces al día". Una risa seca salió de los labios de Zhong Wan. "No, yo no ..." El mayordomo Feng lo fulminó con la mirada, maldiciendo en su corazón que esta última era una belleza calamitosa. Con mucha reticencia, dijo: "Entendido". Yu She asintió. Luego su mirada cayó sobre Zhong Wan una vez más. Zhong Wan no pudo pronunciar una palabra sobre su sufrimiento. Pensó, ¿qué significa esa mirada expectante? ¿Estás esperando que me arrodille y diga 'muchas gracias por la gracia especial?' Sin embargo, él sonrió amargamente. "Gracias ... Heredero". Yu She sopesó las ventajas y desventajas, equilibrando el poder de cada lado. Y llegó a la conclusión de que había manejado la situación bastante bien. Incluso comió medio plato de arroz más de lo habitual para esta comida. Zhong Wan había levantado una roca y la dejó caer sobre sus propios pies. De mal humor, miró el plato de carne de venado que no era de su gusto. Solo mordisqueó unos cuantos bocados. Después de que terminaron la comida del mediodía, Yu She fue a leer nuevamente con Zhong Wan a cuestas.

Tenía que disgustarlo. Tenía que seguir tratando de disgustarlo. Si no disgustaba a Yu She hasta el punto de abandonarlo, ¿cómo podría Zhong Wan irse y encontrar a Xuan Rui y los demás? Yu She permitió que Zhong Wan usara su escritorio, y él se sentó como lo había hecho anteriormente en un sofá bajo al lado de la ventana. Mientras leía, anotó diligentemente los márgenes. Zhong Wan buscó una excusa para acercarse a él. "Está demasiado oscuro en el escritorio. ¿Qué tal si me muevo contigo ...? Yu She asintió. Levantó su libro doblado. Y gentilmente se puso de pie. Después de que cambiaron de lugar, una distancia de dos zhang (2) todavía los separaba.

Zhong Wan quería morder a Yu She hasta la muerte. Era evidente que Yu She no quería estar cerca de él. Zhong Wang no tenía otra opción más que pensar en otro plan. "Yu She." dijo Zhong Wang de repente. "Recuedo que, empezando el año pasado, la princesa real comenzó la búsqueda para tu princesa consorte. ¿Has llegado a una decisión ya?" Yu She se quedó en silencio. Luego dijo: "Solo fue mencionado ... Nada concreto se ha decidido". "¿Oh?" Los ojos de Zhong Wan se iluminaron. "Entonces, ¿podría decirse que las discusiones han comenzado? Cual familia ¿Es ... la Tercera princesa?" Yu She no se molestó en levantar la cabeza. "No es la tercera princesa. Deja de decir tonterías." "Tu tío emperador te adora tanto que casi te considera un hijo. ¿Quizás él quiere que seas su yerno?" Zhong Wan simplemente no lo dejó. "Solo dime de qué familia es. Cuenta, cuenta ... De las Tres Letras y los Seis Ritos (3), ¿qué has completado hasta

ahora? Yu She dejó de escribir. Después de un largo período de silencio, dijo: "Ni uno. Fue solo un poco de conversación." Las emociones complicadas surgieron en el corazón de Zhong Wan. "¿De qué familia es? Dilo ya ... Prometo mantenerlo en secreto. No tengo a nadie a quien contarlo de todos modos" Indenfenso, Yu She levantó la cabeza de su libro. "¿Por qué estás preguntando esto?" "En el futuro, ella será la consorte principal y yo seré una concubina", dijo Zhong Wan inocentemente. "Solo quiero tener una ventaja inicial al conocerla, para que no reciba un castigo más tarde". Sorprendido, Yu She quería explicar, pero al final ni una palabra salió de sus labios. Una vez más miró su libro, ignorando a Zhong Wan. "¿Y qué pasa si me lo dices?" dijo Zhong Wan de una manera lamentable. "Yu She... Una vez que te cases con una consorte principal, ¿aún vendrías a verme al patio lateral?" Yu She sentó allí, sin palabras. Dejando su libro, Zhong Wan se apoyó contra el sofá bajo. Comenzó a planificar su futuro. "¿Cargaría ella aquí con una gran multitud?" Yu She actuó como si él no lo escuchara. "¿Ella me querrá?" ¿Me hostigaría con muchas reglas?" ¿Me llamaría una zorra?" "¿Encontraría una sirvienta mayor para perforarme con agujas?" Yu She respiró hondo, ignorando a Zhong Wan. Pero Zhong Wan no se encontró en absoluto molesto. De hecho, continuó preguntando: "En ese momento, ¿podríamos leer juntos así?"

"En el futuro, ¿podría tener mis comidas contigo?" Con los ojos reflejando una profunda tristeza, Zhong Wan miró a Yu She. "¿Todavía podría comer carne de venado estofado?" Yu She finalmente dejó su libro. Y miró directamente a Zhong Wan, la mirada con un rastro de ira. En un instante, Zhong Wan se alarmó y ya no habló. Después de que la habitación estuvo en silencio durante quince minutos, Yu She dijo de repente: "No te preocupes. Aparte de mí, nadie podrá venir aquí. Incluso si fuera ... la Princesa Real o Padre, todavía no pueden entrar." Por un momento, Zhong Wan se quedó allí aturdido. Después de pensar un poco, Yu She dijo:

"A partir de hoy, el número de guardias aquí se duplicará. Definitivamente podrán protegerte ". "No, no, no, no ... ¡No tengo miedo de que otros vengan a causarme problemas, de verdad! ¡No envíes más personas aquí!" Yu She dijo con resolución, "No te preocupes". Zhong Wan realmente quería abofetear a su yo anterior. "Eso ... En términos generales, no importa cuánto intentes protegerme, todavía habrá personas que me acosarán". Ante la muerte, Zhong Wan intentó escapar. "Si realmente te preocupas por mí, entonces deberías dejarme solo. Llama a todos los sirvientes de este patio lateral y no me permitas comer hasta que esté lleno y vestirme hasta que esté caliente. Solo entonces, estaría a salvo ..." "Entonces podrás escapar". Zhong Wan quedó sin palabras. Entonces Yu She... ¿no era estúpido?

Yu She respondió: "¿Dónde escuchaste palabras tan extrañas?" "De un guion teatral" dijo Zhong Wan, pareciendo miserable. "Todos están escritos así". Yu She frunció el ceño. "¿guion teatral? Nunca he leído uno" Una chispa de interés. "¿Qué tal si salgo y te compro algunas copias?" Pero Yu She no estaba interesada en absoluto. "No quiero leerlos". "Bien." Zhong Wan se marchitó y se portó bien por un tiempo. Una hora después, Zhong Wan dijo de la nada: "No respondiste antes. ¿De qué familia es? Su matrimonio en realidad no había sido grabado en piedra. Yu She no quería disgustar a la chica que aún no se había casado, pero si él no abría la boca, Zhong Wan seguiría adivinando. Dudando por un momento, Yu She dijo: "Escuché de mi madre ... que ella es de la propiedad del duque Wenguo". Después de pensarlo, Zhong Wan recordó que el duque Wenguo tenía una nieta que tenía una edad cercana a Yu She. "Los estados coinciden. No está mal." Zhong Wan asintió con la cabeza. "¿Es la nieta del duque Wenguo?" Yu She miró hacia abajo, sin decir una sola palabra escapando de sus labios. "¿Qué pasa? ¿No es bueno hablar de matrimonio contigo?" dijo Zhong Wan secamente. "Sin embargo, es un buen partido". Yu She tuvo ganas de decir algo, pero al final él se contuvo. Volvió a leer. Frunciendo los ojos, Zhong Wan fue golpeado de repente con la impresión de que algo andaba mal. "Yu She ... ¿No estás contento con este matrimonio?" Después de un momento de silencio, Yu She dijo: "Madre me ayudó a elegir. Naturalmente, sería feliz ".

"No lo creo." Zhong Wan recorrió su mirada con Yu She de arriba a abajo. "Si realmente estuvieras contento con esto, me hubieras respondido la primera vez que te lo hubiera preguntado. Incluso si no quisieras hablar, no podrías evitar decir algunas palabras. Si realmente la adoraras ... no serías capaz de ocultarlo" Yu She dejo quieto el pincel. Una pequeña gota de tinta cayó sobre la página, un loto negro floreciendo gradualmente. Si uno realmente adorara a alguien, no sería capaz de ocultarlo sin importar qué. Un tiempo después, Yu She dijo: "La duquesa Wenguo ... trajo a su nieta a la propiedad de la princesa real para apreciar las flores". Luego, lentamente, Yu She continuó diciendo: "Ese día, mamá también me dijo que asistiera. Para poder saludar a la duquesa Wenguo. Realmente..."

La realización golpeó a Zhong Wan. "En realidad fue para que pudieras conocer a esa chica de antemano. Ustedes dos no podían reunirse en privado sin acompañante, y solo pudieron usar la excusa de rendir homenaje a los ancianos para compartir una mirada desde lejos ". Yu She asintió. Parpadeando, Zhong Wan preguntó: "¿Cómo se ve ella? ¿Es ella bonita?" "Muy bonita" Yu She murmuró para sí mismo: "Pero no quiero casarme con ella". Después de un período de reflexión, Zhong Wan supuso que la nieta del duque Wenguo debía ser hermosa. Si no, no habría entrado en los ojos de la princesa Anguo. Sin embargo, a Yu She no le habría gustado su carácter moral. Él era un caballero. Un caballero no habla mal de otros a sus espaldas. Una vez más, Yu She dejó el pincel, "De hecho ... A juzgar por la apariencia de la duquesa Wenguo, ella no parecía muy dispuesta". "¿Hah?" Zhong Wan estaba sorprendido. "Ella aceptó que su nieta se casara contigo, ¿pero todavía no estaba dispuesta? Cuando se trata de eso, se casan uniendo su

hogar con el suyo en matrimonio. ¿Cómo podrían no estar dispuestos?" Yu She sacudió la cabeza. "No lo sé. Pero noté que la duquesa Wenguo estaba hablando evasivamente. Mientras me miraba ... su mirada parecía extraña. Como si ella estuviera aterrorizada de mí. Y como si estuviera preocupada por algo." Zhong Wan no pudo resolverlo. "¿De qué está preocupada? La princesa Anguo solo te tiene como su hijo legítimo. En el futuro, asumirías el cargo de Príncipe de primer rango sin ningún problema. No hablemos de esto ... El emperador es tan parcial hacia ti. ¿De qué preocuparse en el futuro?" Yu She tampoco podía entenderlo. "Me preocupa que esto haya sido idea de mi madre, y la herencia del duque Wenguo no se atrevió a declinar". Con voz casi susurrante, dijo: "No quería casarme al principio. Ser forzado a casarse con alguien ... no tiene sentido" Esas palabras eran la verdad. La princesa real Anguo estaba tratando de encontrar una nuera para ella. Quien llama su atención solo pudo ceder y agradecerle por la gracia. ¿Quién se atrevería a estar en desacuerdo? "Entonces vamos a hablar con la princesa", dijo Zhong Wan. "Dile que no te gusta este matrimonio". Yu She frunció el ceño. " Mandato de los padres -" (4) "¡Esto es algo que durará toda tu vida!" Riendo a pesar de sí mismo, Zhong Wan simplemente dijo: "¿Qué tal si ... me llevas afuera una vez? Prometo que conseguiré que el estado del duque Wenguo tengan el coraje suficiente para rechazar el matrimonio de frente ". Dudando, Yu She preguntó: "¿Cómo planeas hacer esto?" "No preguntes por ahora. Definitivamente no perderá la cara por ti." Listo para arriesgarlo todo, Zhong Wan se masajeó los hombros y el cuello. "Por ahora ... soy un experto en causar problemas". En realidad, Yu She ya tenía un plan. Se había preparado para hacer una visita a la propiedad de la Princesa real mañana y contarle exactamente cómo se sentía.

Pero cuando vio la brillante mirada actual de Zhong Wan, inconscientemente dijo: "Está bien". ... GLOSARIO 1.- . Un yao es un espíritu animal que ha cultivado poderes mágicos y una forma humana a través de la práctica del taoísmo. Los objetos inanimados, como los árboles y las rocas, también tienen la oportunidad de convertirse en un yao si están en presencia de lingqi (influencia / poder sobrenatural). 2.- . Un zhang es una unidad de medida china equivalente a 10 pies (3.04 metros). Entonces, una distancia de dos zhang es de 20 pies (6.09 metros) 3.- . Estas son las costumbres tradicionales chinas antes de la boda. Los seis ritos tradicionales involucrados en una boda china son la propuesta formal, que da los ocho caracteres de la futura novia al lado del novio, la colocación de los ocho caracteres en el altar ancestral para confirmar la compatibilidad, el envío de regalos de compromiso a la novia y los regalos de devolución. para el futuro novio, la selección de una fecha de boda auspiciosa y la ceremonia de la boda. Los "ocho caracteres" se refieren a un concepto astrológico chino de que el destino o el destino de una persona puede ser adivinado por los dos caracteres del ciclo sexagenario asignados a su año, mes, día y hora de nacimiento. 4.- . Proviene del idioma más largo . "Comando de los padres y buenos oficios de un intermediario / casamentero". Esta era la forma correcta de contraer matrimonio en la antigua China.

Capítulo 14

Al día siguiente, Zhong Wan salió del patio lateral con Yu She.

En el carruaje, Yu She corrió las cortinas para mirar afuera. Luego, volvió a mirar a Zhong Wan. La incertidumbre llenó sus ojos. Zhong Wan miró a Yu She con recelo. "¿Qué? ¿Te sientes arrepentido? ¿Tú ... ya no quieres romper el compromiso?" Yu She sacudió la cabeza. "No me arrepiento de romper el compromiso". Yu She miró a Zhong Wan. Parecía que no sabía cómo expresar lo que quería decir. "Pero de repente me arrepiento de traerte conmigo". Esta era claramente una situación que podía resolverse simplemente diciéndole algo a la princesa. ¿Por qué estaba yendo en un círculo tan grande y haciendo que esta persona representara una escena? Zhong Wan contuvo su risa. "Te lo dije, definitivamente no te haré perder la cara. Solo te costará algo de dinero. Pero eso no te importa, ¿de qué tienes miedo?" "No tengo miedo de perder hacer el ridiculo. Solo creo ... "Yu She vaciló. Negoció con Zhong Wan, "¿Realmente tengo que decir eso?" Zhong Wan asintió con la cabeza. "Por supuesto. ¿No me digas que ni siquiera puedes recordar una línea? Es solo una frase. Te echaré un vistazo y lo dirás. ¿Puedes recordar eso?" Yu She apretó los dientes y asintió. El carruaje se detuvo frente al pabellón Qizhen (1). Los dos salieron. "Qué cliente tan raro. Si hubiera sabido que vendrías, habría abierto nuestro almacén de antemano y preparado algunos artículos preciosos para enviarlos directamente a la propiedad del Joven Príncipe. ¿Cómo me atrevo a hacer que el Joven Príncipe venga a la tienda? Esto ... jajaja, esto es demasiado apresurado. Simplemente indignante, indignante ". El dueño de la tienda se apresuró a bajar las escaleras para inclinarse ante Yu She. Los saludó personalmente a los dos y dijo: "Joven Príncipe, ¿hay ... algo que quieras mirar?" Yu She volvió hacia Zhong Wan. "No quiero mirar nada. Él sí"

El propietario se dirigió de inmediato a Zhong Wan. Pero Zhong Wan no habló. Miró a izquierda y derecha, lentamente tratando de alargar el tiempo. Después de media hora, llegó el joven maestro de la finca del duque Wenguo. Es al que estaban esperando. El joven duque Wenguo había ordenado algunas decoraciones de aquí hace unos días y las estaba recogiendo hoy. No había esperado que Yu She estuviera aquí también. Ya no se atrevía a recoger su pedido, apresurándose a saludar al otro. Zhong Wan fingió no ver nada. No se inclinó ni habló, y siguió mirando a su alrededor. El dueño de la tienda todavía le decía con gratitud: "Mira este juego de té. Aunque no es de un horno famoso, eche un vistazo detallado a este esmalte. ¿No es suave? Ahora mira esta coloración. Qué verde ciruela puro. Esta..." "Destrúyelo." Zhong Wan volvió a poner la pequeña taza de té en la mano en el estante y se limpió las manos con un pañuelo de seda. Él dijo a la ligera: "No me gusta el verde". Yu She: "..." Joven duque Wenguo: "..." El dueño de la tienda pensó que había escuchado mal. Él se rio secamente, "Joven Maestro, tú ... ¿qué acabas de decir?" Zhong Wan respondió con impaciencia: "Dije que no me gusta el verde. No soporto el color." El dueño de la tienda prácticamente no pudo encontrar su propia lengua. Tartamudeó, "No, no me gusta ... ¿eh?"

Zhong Wang miró al dueño y cuidadosamente dijo: "Nadie. Puede hacerme ver ese color. ¿Entendiste?"

El joven Duque Wenguo miraba a Yu She con terror. Yu She se forzó a sí mismo a permanecer en silencio. Zhong Wan escaneo los precios artículos en la repisa delante de él: "Todos los que verdes, destrúyelos" El dueño de la tienda estaba muerto de miedo. Se arrodilló a medias y miró a Yu She en una súplica silenciosa de ayuda. Yu She asintió. "Haz lo que él dice" Los sirvientes que habían traído con ellos de la propiedad del Príncipe Yu dieron un paso adelante y rápidamente recogieron todos los artículos verdes del estante. Los envolvieron dentro de una tela y comenzaron a romperlos. El joven duque Wenguo escuchó el sonido de la cerámica rompiéndose y comenzó a sudar frío. Zhong Wan volvió la cabeza y miró a un tigre de madera tallado en un estante diferente. Él entrecerró los ojos y miró al dueño de la tienda con incredulidad. Él preguntó: "No me gustan los tigres. ¿No lo sabías? La voz del dueño de la tienda temblaba. "Esto ... ¡Realmente no lo sabía!" "Bueno, ya sabes." Zhong Wan agitó la mano. "Quémalo." El dueño de la tienda miró con los ojos muy abiertos mientras los sirvientes de Yu She sacaban el tigre del estante y se lo llevaban. El joven duque Wenguo no pudo evitar entrar en pánico en su corazón mientras estaba de pie junto a Yu She. ¡El animal del zodiaco de su hermana pequeña era un tigre! Estaba bien que el joven príncipe Yu tuviera una mascota masculina (2). Pero complacerlo hasta este punto ... ese era un gran problema. El joven duque Wenguo giró la cabeza para mirar a Yu She, solo para ver la esquina de los labios del joven príncipe Yu temblar como si fuera a sonreír. Aunque su expresión era un poco extraña, no parecía que tuviera la intención de

detener al otro en absoluto. Luego, en el futuro ... después de que su hermana pequeña se casara con Yu She, si este Joven Maestro Zhong decía que no le caía bien, ¿también quemaría a su hermana pequeña? Zhong Wan destruyó todo lo relacionado con los tigres en la tienda y asintió. "Ahora es un poco más fácil para los ojos". "Recuerda esto. Yo, el Joven Maestro, nací en el año del caballo ". El tono de Zhong Wan era tranquilo. "En el futuro, todo lo relacionado con los caballos en esta tienda debe ponerse una capa roja. ¿Entiendes?" El dueño de la tienda tembló. No pudo evitar torcerse para mirar a Yu She. De esto se trataba. Zhong Wan le dio una mirada a Yu She, indicándole que dijera la última línea. Zhong Wan tenía miedo de que Yu She olvidara sus líneas, así que arregló una muy simple para él. Era simplemente, "¿Ya terminaste o no?" Entonces, Zhong Wan haría un berrinche y haría un escándalo. Los dos actuarían como una pareja coqueta enamorada y disgustarían al joven duque Wenguo hasta que se fuera. Todo se consideraría completo después de esto. Yu She movió los labios. El dueño de la tienda sintió una ligera anticipación. Se apresuró y ansiosamente miró a Yu She. Yu She bajó su taza de té y dijo: "Entonces ... pon capas rojas sobre todos ellos". Zhong Wan inmediatamente comenzó a toser vigorosamente.

El joven duque Wenguo lo había perdido por completo. Ni siquiera se atrevió a recoger sus adornos antes de escapar con miedo. Media hora después, todas las decoraciones de cuarenta y tantos caballos de diferentes tamaños y materiales en el Pabellón Qizhen tenían capas rojas brillantes

atadas alrededor de sus cuellos. Se veían bastante impresionantes y muy alertas. Zhong Wan no podía soportar ver esto. Se excusó de estar cansado y salió de la tienda. Después de subir al carruaje de caballos, Zhong Wan sintió un dolor de cabeza. Él gritó: "¿Qué te pasa?" Yu She frotó sus labios juntos. "Yo ... no lo recordaba". "¡Ni siquiera puedes recordar una frase!" Zhong Wan tuvo un colapso. "No me importa. En unos pocos días, no importa qué excusa se te ocurra, ¡debes hacer que la tienda elimine todas esas capas rojas! ¡Ya son lo suficientemente desafortunados como son!" Yu She dijo: "Voy a compensar los artículos que han sido destruidos. Podrá vender tantas cosas a la vez. Esto no puede considerarse desafortunado ". "¿Conocer a una persona loca no se considera desafortunado?" Zhong Wan recordó las palabras que acababa de decir y sintió una picazón. Jadeó y dijo: "Realmente ... perdí todas las caras de mis antepasados". Pero pensando en la expresión del joven duque Wenguo en este momento, Zhong Wan se rió y dijo: "Definitivamente va a querer romper el compromiso después de irse a casa. Cuando llegue el momento, todo lo que necesita hacer es seguir la corriente y estar de acuerdo. A lo sumo, la princesa me culpará. Ella no dirá nada más." Yu She asintió. Los dos se dirigieron a la propiedad del Príncipe Ning. Esto era lo que Yu She le había prometido a Zhong Wan la noche anterior. Yu She no acompañó a Zhong Wan. Se quedó en el carruaje para esperar. Una hora después, Zhong Wan salió de la propiedad del príncipe Ning. Estaba aturdido y parecía que no tenía mucha energía. "Tú..." Yu She sintió que debería consolarlo un poco en este momento, pero no sabía qué decir.

Yu She reflexionó un poco y no mencionó al Príncipe Ning ni a esos niños pequeños. En cambio, preguntó: "Escuché ... ¿que fuiste criado por la princesa Consorte Ning?" Zhong Wan hizo una pausa por un segundo, luego asintió con una sonrisa. "Si. Cuando llegué a la propiedad del Príncipe, solo tenía tres años. Originalmente, una niñera que me acompañaba de la finca Zhong me estaba cuidando, pero mi niñera era vieja y tenía mala vista. Realmente ya no podía distinguir los colores, así que me hizo un montón de ropa rosa, morada y roja ... " "En los primeros años, la Princese Consorte se unió a la finca, no tuvo hijos. En ese momento, el Príncipe me acogió como su hijo adoptivo. Nanny tenía miedo de molestar a la Princesa Consorte, así que me mantuvo en mi habitación todo el día ". "Pero en aquel entonces yo era demasiado juguetón y desobediente, a menudo me escabullía para jugar. La pobre niñera ya estaba medio ciega, pero todavía tenía que salir todos los días para tratar de encontrarme. Y no se atrevió a gritar en voz alta por miedo a molestar a la princesa consorte. Ella solo podía bajar la voz y llamarme por el nombre de mi infancia (3) ... " "Un día, creo que corrí hacia el patio interior. Esto le provocó a Nanny un gran pánico. Ella juntó el coraje y entró en el patio interior, temblando. Cuando finalmente me encontró después de muchas dificultades, casualmente nos encontramos con la Princesa Consorte ".

Yu She frunció el ceño. "¿Y entonces?" "La princesa Consorte notó que tenía barro en toda la cara y que vestía prendas para niñas, así que ni siquiera se dio cuenta de quién era. Ella pensó que yo era una joven sirvienta. Después de resolver todo, ella le dijo a Nanny que me trajera de vuelta. Pasó un día ... entonces la Princesa Consorte nos dijo que nos moviéramos al patio interior" "La Princesa Consorte dijo que si no tenía hijos y se quedaba con uno para criar, eventualmente tendría uno. No sabíamos si era verdad o no, pero Nanny y yo comenzamos a vivir en el patio de Princesa Consorte después de eso. La princesa Consorte fue generosa al interactuar con las personas, por lo que fue muy amable conmigo" "Ella personalmente me enseñó y me crío hasta los diez años, luego me envió a

quedarme en mi pequeño patio. La niñera era demasiado vieja y la princesa Consorte dijo que ya no podía cuidarme. Mantuvo a Nanny en su patio y la proveyó de todo lo necesario" Yu She escuchó en silencio. Después, dijo: "Vi a la princesa Consorte Ning varias veces en el pasado. Ella era una persona amable." Yu She levantó la mirada para mirar a Zhong Wan. Pensó para sí mismo, si no fuera por el tierno cuidado y la indulgencia de tus mayores, sería imposible criar a alguien con tu temperamento. "Si." Sorprendentemente no había dolor en la cara de Zhong Wan. "Era una buena persona, pero desafortunadamente no tenía buena salud. Cuando estaba dando a luz a los gemelos, ella ... " Zhong Wan no continuó hablando. Yu She lo sabía, aunque él no lo dijo. La princesa Consorte Ning había fallecido debido a complicaciones de parto al tener a los gemelos. "Tú ..." Yu She no quería que Zhong Wan se sintiera triste, por lo que cambió de tema. "¿Acabas de decir que tu niñera te llamó por el nombre de tu infancia mientras te buscaba en la finca?" Zhong Wan levantó la cabeza e hizo un ruido de reconocimiento. No sabía por qué Yu She de repente estaba prestando atención a estas cosas. Él dijo secamente: "Sí ... sí". Yu She se detuvo por un momento y luego preguntó: "¿Cuál es el nombre de tu infancia?" Zhong Wan miró a Yu She, alerta. "¿Por qué me preguntas eso?" Yu She tampoco sabía por qué de repente sentía curiosidad. Él respondió torpemente: "Solo estoy ... preguntando". "El nombre de mi infancia ... solo mi papá, mi mamá, mi niñera y la princesa consorte me han llamado así. Ni siquiera el Príncipe lo usó." Zhong Wan miró a Yu She, todavía algo sospechoso. "Si lo sabes y me llamas por eso, ¿no te convertiría en mi mayor? ¿Por qué tienes tan malas intenciones? "

El Joven Yu She realmente quería decirle a Zhong Wan que los ancianos no eran los únicos que podían usar nombres infantiles. Pero si decía esto, la situación probablemente sería aún más extraña. La expresión de Yu She se volvió cada vez más antinatural. Al final, simplemente decidió no hablar. Zhong Wan, muy molesto, pidió probar las aguas, "¡Entonces dime cuál es el nombre de tu infancia primero!" Yu She sacudió la cabeza. "No tengo uno". Zhong Wan no creía esto. "¿Cómo podría ser posible que no tengas uno? Entonces, cuando eras muy pequeño, ¿cómo te llamaba la princesa y los demás?" Yu She respondió: "Solo por mi nombre". Zhong Wan no creía esto en absoluto. Pensó que Yu She estaba evitando a propósito decírselo. "Entonces tampoco tengo un nombre de infancia" Estaba mintiendo justo ahora. El Joven Yu She tomó las cosas muy en serio. Él dijo: "Pero antes, dijiste que lo tenías ..." ... "Más tarde, le pregunté varias veces más, pero él no dijo ..." Yu She miró al pequeño caballo de cerámica con una capa roja atada al cuello que estaba en su habitación. Murmuró: "¿Por qué no me lo dijo a pesar de que le pregunté?" El mayordomo Feng se echó a reír. "En aquel entonces, el joven maestro Zhong podría haber sido considerado prácticamente un adulto. Por supuesto que no querría escuchar a nadie llamándolo por su nombre de niño. Que embarazoso." "Pero solo quería saber". Yu She tocó suavemente la cabeza del caballo de porcelana. "Quiero verlo llorar, quiero llamarlo por el nombre de su infancia ... Quiero hacerlo llorar mientras lo llamo por su nombre" (N/T: ¿50 sombras de Yu She?) El mayordomo Feng se agitó. Pensó para sí mismo, este año, Zhong Wan ya tiene

veintitantos años, pero todavía quieres llamarlo por su nombre de niño. ¿Qué tipo de interés extraño es ese? "La última vez no pude hacerlo llorar ... Parecía un poco difícil". Yu She colocó el libro de cuentos en su mano a un lado y se dijo a sí mismo: "Entonces, primero le preguntaré el nombre de su infancia. Ese perro que no puede ladrar. Recientemente, ¿ha hecho algo significativo?" El mayordomo Feng sacudió la cabeza. "No he escuchado nada". "Encuentra una manera de hacer que cause una conmoción". Yu She arqueó una ceja y sonrió. Él dijo siniestramente: "Usa el silencio para forzarlo. Oblígalo a decirme cuál es el nombre de su infancia. De ahora en adelante, lo llamaré usando su nombre de niño ... " El mayordomo Feng solo pudo estar de acuerdo, "Sí". ...

GLOSARIO 1.- Tesoro 2.- Chicos jóvenes y atractivos mantenidos por hombres ricos como "amantes" o parejas sexuales. 3.- Apodo dado a los niños.

Capítulo 15

Una vez que Zhong Wan tomó su decisión, tuvo una conversación con Xuan Rui y los demás. No queriendo preocuparlos por ninguna razón, no trató el asunto como algo serio. Su tono resultó relajado cuando dijo en la mesa del comedor: "Después del cumpleaños de Su Majestad, quiero permanecer en la capital por un tiempo". Zhong Wan había hablado de una manera tan ligera, pero el pánico había golpeado a los niños.

Su expresión permaneció natural. "Tengo uno o dos viejos amigos en la capital. En la actualidad, es inconveniente reunirse con ellos. Una vez que todos se hayan ido a Qian An, quiero poder evitar a los demás y cuidar de ellos". La gente, aparte de Zhong Wan, compartió una mirada impotente. ¿Qué otro "viejo amigo" tenía? El primero en reaccionar fue Xuan Congxin. Se limpió las comisuras de la boca con el pañuelo y dijo lentamente: "Después de que Su Majestad nos vea esta vez ... probablemente no volverá a pensar en nosotros. No hay asuntos importantes en Qian An. Si tiene asuntos que atender en la capital, entonces quédese ". Xuan Yu miró a Xuan Congxin. Luego su mirada cayó sobre Zhong Wan. En un instante, sus ojos se enrojecieron. Él espetó: "¡¿Por qué tienes que quedarte aquí?! ¡No quiero separarme de ti! Hace mucho frío aquí. ¿Serás capaz de manejarlo? ¿Por qué no nos vamos juntos? ¿De qué tienes que ocuparte? ¿Qué tal sí... el hermano mayor y la hermana se van primero? Yo me quedaré contigo. Una vez que hayas terminado lo que necesita hacer, ¡podemos irnos a casa juntos!" "Zhong Wan, naturalmente, tiene sus propios asuntos que atender". Xuan Congxin menospreciaba la apariencia de angustia lacrimosa de su hermano menor. Frunciendo el ceño, dijo: "¿Qué hay para llorar? ¡Para de llorar! ¡Regresa tus lágrimas!" "Yo ..." Desde joven, Xuan Yu había tenido miedo de su hermana gemela con una fuerte personalidad. Después de que ella lo reprendió, dejó de sollozar y contuvo las lágrimas desesperadamente. "Entonces Zhong Wan, ¿cuándo volverás?" preguntó de manera lamentable. "Yo ... ¿Puedo esperarte? Yo, yo ..." Intentando desesperadamente agarrar excusas, Xuan Yu dijo sin pensar: "¡Todavía necesitas darme tutoría!" "¡Cualquiera puede ser tu tutor!" Xuan Congxin frunció el ceño. "¿No podemos contratar un maestro para ti? ¿Te atreves a seguir llorando?" Xuan Yu inmediatamente detuvo el flujo de sus lágrimas, asustado hasta el punto de que ni siquiera se atrevió a pronunciar una palabra.

Un suspiro escapó de sus labios, Zhong Wan encontró que era una pena. Si Xuan Congxin hubiera nacido hombre, después de dos años podría separarse de la casa principal y establecer su propio estado. Y luego Zhong Wan estaría realmente a gusto. Zhong Wan desvió su mirada hacia Xuan Rui. Profundamente preocupado de corazón, Xuan Rui se sumergió en su comida. Un rato después, se tomó su tiempo y dijo: "Solo vete con nosotros. Si te quedas aquí ... Así como estás preocupado por nosotros, nosotros también estaremos preocupados por ti ". Una vez más, Xuan Congxin frunció el ceño. "Hermano mayor, ¿por qué tú también ...?" Xuan Rui levantó la cabeza de su tazón. Miró directamente a Xuan Congxin. Con voz baja y espesa de ira, dijo: "¿Podríamos quedarnos así en la capital? Ustedes dos han crecido en Qian An sin ninguna preocupación, entonces, ¿cómo podrían conocer el pasado crimen de nuestro hogar? ¿Esos días cuando el miedo siempre nos seguía como una sombra? No quiero quedarme aquí ni siquiera un día ... "

"No te preocupes". Zhong Wan acarició la mano de Xuan Rui para calmarlo. "No haré nada, solo..." "¿Por qué ustedes dos no piensan un poco por él?" Xuan Congxin simplemente no pudo contenerse por más tiempo. "Zhong Wan ya tiene veinticuatro años este año. Entre las familias normales, ya debería estar ..." Como niña, no importa lo fuerte que fuera, había cosas que Xuan Congxin no podía decir en voz alta. Su rostro se sonrojó y, después de una pausa, dijo: "Después del cumpleaños de Su Majestad, nuestro estado de príncipe debería estar despejado. Después de cuidarnos durante tantos años, está obligado a pensar en sus asuntos personales, ¿verdad? Sorprendido, Xuan Yu preguntó: "¿Qué ... asuntos personales?" Las mejillas de Xuan Congxin permanecieron escarlatas. "Actualmente, Su Majestad ya ha revocado el estado de Zhong Wan como esclavo".

Su voz era apenas un susurro. "Ya es hora de que arregle su matrimonio. ¿Qué damas nobles hay en Qian An? Después de que regrese, no podrá encontrar a nadie adecuado. Quiere establecer su matrimonio en la capital, entonces, ¿por qué todos ustedes ...?" Xuan Congxin no terminó de decir sus pensamientos. Bajó la cabeza y tomó un sorbo de sopa. Con una voz casi inaudible, ella dijo: "Después de que su matrimonio se haya resuelto ... naturalmente regresará con su esposa. Entonces, ¿por qué están apurados?" Girándose para mirar a Zhong Wan, Xuan Rui dijo alegremente: "¿Entonces eso es lo que es? ¿Estás tratando de encontrarnos una cuñada?" Xuan Yu también lo miró, sin palabras. Luego recobró su ingenio. "Entonces eso es ... ¿Lo qué querías hacer?" Al encontrar difícil expresar lo que quería transmitir, Zhong Wan miró a los tres niños y forzó una sonrisa. "¿Cómo quieres que ponga esto ...?" Aunque la curiosidad envolvió a Xuan Congxin, debido a su condición de niña, no pudo decir mucho. Ella solo podía mencionar débilmente de una manera indirecta: "De todos modos ... ¿a cuáles familias le tienes puesto el ojo?" "¿Es bonita la cuñada?" preguntó Xuan Yu, emocionado. Zhong Wan solo pudo sacar lo mejor de una mala situación, diciendo torpemente: "Es bonita ..." Xuan Congxin no pudo evitar preguntar, "¿Qué tan mayor es?" "Veinti...tres" dijo él con mucho esfuerzo. Los tres niños se miraron entre ellos consternados. Por un momento, el cuarto estuvo en silencio que se podía escuchar una gota caer. Los gemelos eran muy jóvenes, así que tenían mucha pena de hablar. Aun así, Xuan Rui dudo antes de decir, "¿No es un poco vieja? ¿Tú... no te habrás equivocado?" Zhong Wan se sintió perjudicado, pero no pudo pronunciar una palabra al respecto.

Hizo todo lo posible por sonreír. "No es así ... no creo que sean tan vieja". "Pero tampoco es joven", murmuró Xuan Congxin. "Tú ... ¿Por qué elegiste a alguien tan vieja?" Una risa hueca se derramó de sus labios. "Ya no soy joven, y.... tiene una apariencia juvenil". Asombrado, Xuan Rui espetó: "¿Ya la conociste?" Zhong Wan lamentó haber dicho algo. Él gruñó en reconocimiento, el impulso de morderse a sí mismo era fuerte. ¿Por qué demonios tejió tales mentiras ...? ¡Lo que él dijo no podía engañarlos!

Una luz brilló en los ojos de Xuan Yu. "¡Entonces dinos cuán alta es!" Sombrío y arrepentido, Zhong Wan dijo sin pensar: "Un poco más alto que yo". "¡¿Eh?!" Xuan Yu grito extremadamente sorprendido. "¡¡¿Mas alto que tú?!!" Las expresiones de Xuan Rui y Xuan Congxin también cambiaron abruptamente. ¿Qué tipo de chica encontró Zhong Wan? "Oh no." Zhong Wan apretó los puños, los nudillos brillaban blancos. "Tiene ... aproximadamente la misma altura que yo. Yo ... no encuentro estas cosas importantes ". "Mientras seas feliz". Xuan Congxin miró a Zhong Wan, una mirada complicada en su rostro. Ella no pudo evitar preguntar: "Entonces ... ¿cómo es su temperamento?" A una edad y estatura alta, esta persona debe ser sobresaliente si puede capturar el corazón de Zhong Wan. ¿O tal vez ella tenía buen carácter, gentil y considerada? "Temperamento..." Las emociones de Zhong Wan se volvieron inestables y de mal humor, burbujeando con la necesidad de matar en cualquier momento, a punto de volverse loco en

cualquier momento. Si realmente les respondía con sinceridad, temía que Xuan Rui, Xuan Yu y Xuan Congxin prefirieran morir antes que dejarlo permanecer en la capital. ¿De qué tipo de monstruo se enamoró Zhong Wan ...? Zhong Wan se obligó a aguantar. "Tienen un muy buen temperamento". Los tres niños compartieron una mirada. Pensaron que estaba bien mientras Zhong Wan fuera feliz. Después de terminar sus comidas, las cuatro personas tenían sus propios pensamientos. Luego se dirigieron a sus respectivas cámaras. Zhong Wan dejó escapar un suspiro de alivio. Se rio dos veces, pisando su propio patio. Tan pronto como entró en su habitación, Yan Pingshan, el mayordomo, lo siguió. "¿Qué es?" Zhong Wan se sentó junto a una sartén de fuego. Con un par de pinzas de metal, tomó un trozo de carbón de su brasero de mano y lo colocó en la sartén junto a sus pies. Empujó y tocó el carbón dentro, soplando ligeramente hacia ellos. Poco después, la sartén se calentó. Yan Pingshan cerró las ventanas y la puerta. Susurró: "Según nuestra gente, uno teme que el Tercer Príncipe no lo logre". Zhong Wan frunció el ceño. Desde que nació el Tercer Príncipe, estuvo enfermo y frágil. Arrastralo durante treinta y tantos años ya era difícil. Pero ¿por qué solo ahora había encontrado un problema ...? Yan Pingshan estaba muy ansioso. "A lo sumo, podría sobrevivir unos meses más. Podría ocurrir después del cumpleaños de Su Majestad ... De lo contrario, si los arreglos funerarios ocurren antes, entonces no podremos irnos." "Tienes razón ..." Entonces Zhong Wan preguntó: "¿Qué dijo el médico imperial?"

"El médico imperial dijo qué, si podía sobrevivir hasta la primavera, entonces podría recuperarse". Zhong Wan suspiró. "Entonces esto significa que no podrá vivir más allá de la primavera ... Eso es justo al comienzo o al final del cumpleaños del emperador". Yan Pingshan no pudo evitar quejarse suavemente: "Simplemente no puede elegir el momento adecuado". "Es seguro que el emperador lo sabe. De esta manera, ¿se seguirían celebrando las festividades y el banquete del cumpleaños de Su Majestad?"

"Por supuesto." Yan Pingshan se rio con desprecio. Habló aún más suave. "En este momento, el Tercer Príncipe ni siquiera puede tragarse un bocado de gachas sin luchar. Sin embargo, el emperador no parece tener el corazón roto en lo más mínimo. Lo que debería hacerse se haría. Justo en estos últimos días, invitó a todos los miembros del clan imperial a entretenerlos para cenar, comer hasta que se llenaran y dormir hasta descansar. Nadie disfruta la vida tanto como él ". La preocupación envolvió a Zhong Wan. Si es así ... entonces eso significaba que la gente de la propiedad del Príncipe Qian An estaría atrapada en la capital durante unos meses más. Con respecto a la propiedad del Príncipe Yu, estos últimos días, el estado de ánimo de Yu She había sido terrible. Originalmente, había querido detectar errores en Lin Si y capturar a este último nuevamente, encarcelándolo en el Templo Dali por dos días. Pero unos días después, Lin Si parecía haber desaparecido de la nada. Lin Si se había escondido en la propiedad del Cuarto Príncipe durante varios días sin mostrarse nunca. Yu She no sabía que Lin Si había recibido la orden de Zhong Wan de no hacer ningún movimiento. Solo pensaba que ese mudo era su enemigo natural. Cuando no lo estaba buscando, aparecería ante él. Cuando lo estaba buscando, no estaría a la vista. Impaciente, Yu She dijo: "¿Si no puedo encontrar sus defectos, entonces no puedo

capturarlo? No hay necesidad de encontrar una excusa. ¡Lo agarraré directamente!" El mayordomo Feng dijo burlonamente: "Si lo capturamos sin razón, uno teme que ofenda al Cuarto Príncipe ..." "¿Tengo miedo de ofenderlo?" El mayordomo Feng hizo una pausa. Así es. Tu honorable yo incluso se atreve a ofender al emperador, entonces, ¿a qué podrías tener miedo? Así, Lin Si solo quería salir de la finca y respirar aire fresco, cuando la gente de la finca del Príncipe Yu le arrojó un saco en la cabeza y se lo llevó. Yu She se sentó en el asiento de honor, mirando a Lin Si desde arriba. Hace siete años, después de que Zhong Wan se había ido, Yu She no tenía una relación con Lin Si al principio. Yu She no se hizo cargo de Lin Si, ni él le causó problemas. Coexistieron en armonía. Hasta que Lin Si investigó imprudentemente los antecedentes de Yu She. En ese momento, Yu She realmente quería matarlo. Incluso después de que Xuan Jing causó estragos en el Templo Dali, Yu She todavía no cambió de opinión. Dado que Xuan Jing se atrevió a investigar sus antecedentes, si no le daba una lección al primero, sería lo mismo que esperar su propia muerte. "Si no fuera por ..." Yu She miró a Lin Si. Y no terminó lo que estaba diciendo. En cambio, ordenó con un tono indiferente: "Tráelos". El sirviente levantó innumerables instrumentos de tortura, arrojándolos ante los ojos de Lin Si. "Deberías tener claras mis tácticas ..." dijo Yu She lentamente. No me digas que no puedo apresurarme a castigarte indiscriminadamente. Esta regla no existe aquí. Te preguntaré una cosa. Puede negarse a responder. Pero luego usaré cada uno de estos instrumentos de tortura en ti, uno tras otro. " Yu She estaba bien versada en el camino de los interrogatorios por tortura, para nada

apresurada por actuar. Más bien, convocó a un viejo alguacil del yamen que era experto en emplear el castigo. Y dejó que esta persona colocara cada una de las decenas de instrumentos de tortura frente a Lin Si, preparándolos de antemano como una muestra inicial de fuerza. El equipo de castigo de Dali Temple era de mucho mejor calidad que los del Ministerio de Justicia. Una hora después, el viejo alguacil terminó de colocar el equipo. Yu She sorbió tranquilamente su té. "No te preocupes. Tengo mucho tiempo." Lin Si miró los instrumentos de tortura. Levantó la cabeza para mirar a Yu She. Yu She finalmente le prestó atención a Lin Si. "¿Cuál es el nombre de la infancia de Zhong Wan ?" Silencio. En tono sereno Yu She dijo: "No me digas que no lo sabes. Ustedes dos crecieron juntos, así que no lo creeré." Él dejó la taza de té. Cambiando su mirada a uno de los instrumentos de tortura, dijo:

"¿No quieres hablar? Está bien. Voy a hablar primero ... ¿Quieres saber cómo se utiliza está? Hoy estoy bastante libre, así que puedo tomarme mi tiempo para explicárselo ... " Lin Shi tembló débilmente. Yu She entrecerró los ojos. Con mucho esfuerzo, Lin Si levantó una mano, presionándola contra el suelo. Yu She lo miró con una mirada llena de desconfianza. Dos sirvientes presionaron a Lin Si en el suelo. Fue bastante incómodo moverse. Sin embargo, levantó la mano y gastó mucho esfuerzo para golpear con los dedos un charco de agua con pimienta caliente. Y en la losa caliza delante de él, escribió dos kanjis: el nombre de la infancia de

Zhong Wan. Después, se inclinó. Ni una palabra escapó de los labios de Yu She. Un tiempo después, dijo: "¿Tu maestro Zhong Wan sabe que eres tan leal?" La vergüenza coloreó la cara de Lin Si. Bajó la cabeza y no respondió. Yu She echó un vistazo a los instrumentos de tortura en la habitación, encontrando complicado expresar sus pensamientos ... ¿Cuál fue el punto de usar una hora para colocar tantos equipos viejos de castigo? "Muy bien. Estás listo para dar y recibir". Después de mucho tiempo, Yu She dijo: "Puedes irte". Una vez más, Lin Si se arrodilló. Y se fue.

Capítulo 16

Yu She se puso de pie y caminó hacia donde Lin Si había estado arrodillado. Miró las manchas de agua que aún no se habían secado. Lo miró por un largo rato. Anteriormente, para obtener este nombre de infancia, Yu She había gastado mucho esfuerzo. En aquel entonces, no sabía cómo amenazar a las personas; solo sabía cómo sobornarlos. Pero Zhong Wan fue alguien que cedió a la fuerza, no con enfoques más suaves. No importa cuántas veces preguntara, Zhong Wan encontraría una manera de responder.

Durante mucho tiempo, Yu She había creído que él nunca conocería el nombre de la infancia del otro, al menos no en esta vida. Nunca había esperado que el mudo, Lin Si, tuviera tan poca columna vertebral. "¿Crees que él ..." Yu She parecía estar murmurando para sí mismo, "¿Sabe que Zhong Wan una vez juró que preferiría morir antes que decirme esto?" El mayordomo Feng se rio secamente. "¿Probablemente no?"

Lin Si obviamente no lo sabía. Después de abandonar la propiedad del Príncipe Yu, Lin Si originalmente había estado planeando visitar Zhong Wan. Pero después de pensarlo brevemente, sintió que en realidad no era necesario. Aunque Yu She había causado una gran conmoción, él solo le había preguntado sobre el nombre de la infancia. Además, el propio Zhong Wan había dicho: "No vengas a buscarme a menos que la situación sea extremadamente importante". ¿Cómo podría considerarse esto importante? Yu She no era razonable en absoluto. No se había molestado en dejar las cosas claras al principio. En cambio, lo había presionado directamente contra el suelo. Ni siquiera podía hacer señales con las manos. Yu She había estado aprovechando el hecho de que él estaba mudo. Si hubiera podido hablar, podría haberlo dejado salir hace dos horas. Lin Si no se sintió arrepentido en absoluto. ¿Debería haber pasado por una ronda de tortura sobre el nombre de la infancia de Zhong Wan? ¿Eso no lo volvería loco? Lin Si se frotó los doloridos hombros y continuó su paseo. En el patio lateral de la propiedad del príncipe Yu, Yu She continuó murmurando esas dos palabras en voz baja. Mucho tiempo después, de repente preguntó: "Hablando de eso, ¿Xuan Jin va a morir?" Xuan Jin, el tercer hijo del emperador Chongan. El mayordomo Feng mantuvo la cabeza baja. "Si. He oído que apenas aguanta. En los próximos dos o tres meses, quién sabe si él ..." El mayordomo Feng bajó la voz. "El Ministerio de Ritos ya ha comenzado a prepararse". La expresión de Yu She era fría. No parecía triste en absoluto. "La princesa Royal entró al palacio hace unos días para visitarlo. Al parecer, la

consorte Xian ha llorado tanto que sus ojos casi se han quedado ciegos. La consorte Xian ha tenido una vida difícil. Después de criar a un niño durante treinta y tantos años, la persona de cabello blanco está enviando a la persona de cabello negro (1)." "La Tercera Alteza ni siquiera ha dejado ninguna descendencia ...Ah, la Consorte Xian dijo que si la Tercera Alteza fallece, ella se niega a seguir viviendo también ", suspiró el mayordomo Feng. "La princesa real pasó mucho tiempo tratando de disuadirla. Pero parece que ... fue un fracaso ". "No está mal." La expresión de Yu She era normal. "¿No lo ha retenido durante treinta y tantos años ya? Entre los hijos del Emperador, él ha sido destinado a tener la vida más larga."

"¡Oye!" el mayordomo Feng frunció el ceño. "¡Qué estás diciendo, heredero!" "Sólo la verdad." Yu She se sentó de nuevo en su sofá bajo, apoyado en la almohada y mirando por la ventana. Mucho tiempo después, dijo: "De los otros, el mayor tiene solo veintitrés ... ¿no es eso menos que él?" El mayordomo Feng no pudo seguir escuchando estas cosas. ¡Lo interrumpió diciendo, "El Tercer Príncipe ha sido frágil desde el útero! ¡Ha sido enfermizo desde nacimiento! Los otros... los otros no son así." "Exactamente. Los tres anteriores murieron de enfermedad. ¿Quizás el siguiente debería morir de una violenta muerte?" Yu She pregunto al mayordomo Feng casualmente, como si estuviera hablando de algo sin importancia "Ah, dime, el siguiente podría ser Xuan Jing o..." "¡Heredero!" el mayordomo Feng estaba realmente agitado. "¡Cómo es que no puedes controlarte cuando hablas de estas cosas!" Yu She comenzó a reír bajamente. El mayordomo Feng miró a Yu She con dureza, y luego sirvió una taza de té caliente para el otro. Yu She agarró la taza de té y lentamente dijo: "Escuché ... a esa mujer. Antes de morir, seguía maldiciendo y gritando. Duró todo un día y una noche"

El mayordomo Feng deseaba poder callar a Yu She. "Bebe un poco de té primero". Yu She bajó la cabeza para tomar un sorbo. Él dijo: "El día que se abrieran las puertas del Infierno, ella gritó así durante todo un día y una noche. ¿Debe haber sido bastante aterrador? Dime, ¿crees que tenían miedo?" El mayordomo Feng tomó dos respiraciones rápidas. El no respondió. Yu She le preguntó a propósito. "¿Sabes qué maldición lanzó?" El mayordomo Feng miró a Yu She suplicante. "¡No ... no digas más!" Yu She sonrió y asintió. "Bien. No quieres escuchar más, así que no diré nada más." Yu She lentamente borró la diversión de su rostro. Él dijo: "Ve a descansar. Estoy cansado y quiero tomar una breve siesta ". El mayordomo Feng estuvo de acuerdo un tanto incrédulo. Antes de irse, encendió un incienso calmante para Yu She. Yu She cerró los ojos. Poco después, realmente se durmió. En sus sueños, Yu She volvió a ver a esa mujer por enésima vez. La mujer estaba vestida de rojo. Se sentó en la cama, acunando a un bebé en su brazo derecho; su izquierda estaba pegada a las cortinas de la cama. Lloró y gritó con todas sus fuerzas. "... Tus palabras fueron dulces, pero escondieron cuchillos. Has cometido todos los pecados del mundo. ¡Me has engañado para que sea así!" "¡Te maldigo para estar solo toda tu vida!" "¡Te maldigo por perder a todos tus parientes mientras aún estás vivo, por no tener a nadie que te respete en la muerte, por morir sin descendencia! ¡Nunca podrás tener un solo hijo! " El bebé en el abrazo de la mujer sollozó de miedo. La mujer bajó la cabeza para mirar al niño en sus brazos. Le temblaban las manos. Ella se rio y lloró, actuando terriblemente fuera de control.

"Jaja ... y ahí está ... y ahí está, tú joven bastardo malvado ..." La mujer de repente levantó al niño por encima de su cabeza con ojos rojos como la sangre, luego lo arrojó con dureza al suelo ...

Yu She parecía poder sentir ese dolor punzante en su sueño. Sus cejas se fruncieron fuertemente. El sudor frío goteaba de su frente. El infante cayó al suelo. En ese momento, dejó de hacer ruido, como si hubiera dejado de respirar. La mujer se aturdió temporalmente antes de lanzarse violentamente al suelo. Levantó al niño y lo examinó de cerca. En su boca, ella repetía: "Morir sin descendencia, morir sin descendencia ..." Sus largos dedos se clavaron en el suave cojín. Las yemas de sus dedos eran blancas. Mucho tiempo después, finalmente logró escapar de su pesadilla. Yu She estaba débil y cubierto de sudor frío. Sus respiraciones eran ásperas. Miró por la ventana, aturdido. Media hora después, parecía que finalmente se dio cuenta de que todo lo que acababa de suceder era solo un sueño. Yu She pellizcó con dureza el lugar entre sus cejas y cerró los ojos una vez más. Quizás debido al incienso calmante, se durmió nuevamente solo unos momentos después. La pesadilla de antes en realidad continuó. En su sueño, la mujer vestida de rojo acunó suavemente al bebé en sus brazos, como si estuviera sosteniendo un tesoro precioso. Lo sacudió suavemente, las lágrimas corrían por su rostro. "Niño ... el buen hijo de madre ... no mueras, no mueras ..." Ese bebé fue afortunado, ya que de alguna manera todavía estaba vivo. Se ahogó, luego comenzó a gritar de nuevo. La mujer se alegró por primera vez, pero el horror rápidamente reemplazó esto mientras miraba al bebé en sus brazos. Sus uñas y dedos rotos temblaron suavemente y se hundieron lentamente en el cuello delgado del bebé.

Unos pasos apresurados sonaron desde fuera de la habitación. La mujer se volvió loca, cavando al instante sus dedos más profundamente ... "Ke ..." (sonido de tos) Yu She se sentó de repente. Como una persona a punto de ahogarse, tosió durante mucho tiempo. Yu She se levantó y bebió media taza de té frío antes de que su expresión mejorara un poco. "Heh..." Yu She se rio fríamente. Ya no iba a dormir. Con este tiempo libre, preferiría considerar cómo engañar a Zhong Wan para que se acerque y pueda usar el nombre de su infancia para ... burlarse de él. En el estado del príncipe Qian An. Un Zhong Wan completamente despistado tuvo que lidiar lastimosamente con el trío de Xuan Rui, Xuan Yu y Xuan Congxin mientras leía. Es probable que estos tres hermanos hayan tenido una discusión sobre algo. Ahora que todos estaban reunidos aquí, parecía que querían dejar las cosas completamente claras. Xuan Congxin creía que como ella era la única mujer de la herencia del príncipe Qian An, era su deber ser responsable de los asuntos familiares. Por lo tanto, no se sintió incómoda preguntando sobre cuestiones de matrimonio en absoluto. Ella continuamente hacía muchas preguntas. "¿...... su familia tiene una reputación limpia?" Zhong Wan asintió y respondió ciegamente: "Está limpio, limpio". Xuan Congxin preguntó de manera indirecta: "¿Es su familia de alto estatus?" Zhong Wan murmuró: "Bueno, no son de bajo estatus ..." Xuan Congxin hizo una pausa por un momento, luego dijo cuidadosamente: "No te harán casarte con la familia (2), ¿verdad?"

Zhong Wan se atragantó y agitó las manos. Xuang Congxin se relajó. Ahora, solo esperaba que su nueva cuñada pudiera casarse con la familia antes para poder tener una amiga. Xuan Congxin preguntó una vez más: "¿Puede ayudarme a ocuparse de los asuntos familiares?" Zhong Wan no estaba seguro. "Lo más probable ... pero probablemente no sea necesario?" Cuando el príncipe se casará con la princesa Consorte Qian An, la princesa consorte será la encargada de las cosas. Nunca serán su responsabilidad. Xuan Yu seguía siendo el más preocupado por cuándo Zhong Wan podría regresar a Qian An. "Entonces, ¿cuándo puedes confirmar una fecha de boda?" Zhong Wan dudó. "Esto ... probablemente no podrá hacerse". Xuan Congxin frunció el ceño. "¿Por qué?" Zhong Wan se echó a reír. "Puede que ni siquiera esté dispuesto ..." Xuan Rui estaba conmocionado. "Alguien de su edad y estatura ... con alguien como tú pidiéndole su mano en matrimonio, ¿no estaría dispuesta? ¿Por qué podría estar disgustada? ¿Eras demasiado tacaño con el precio de la novia?" "No hay necesidad de eso; Aunque nuestra herencia ha caído en desgracia, no hemos llegado al punto de no poder proporcionar una novia príncipe lo suficientemente buena. No seas tan cuidadoso con tus gastos. Hará que su familia te menosprecie." "No está relacionado con el precio de la novia ..." Zhong Wan se rió con amargura. Pasó una página y dijo casualmente: "Probablemente piensa que soy demasiado bajo". Los tres tomaron inhalaciones bruscas. "¿Cómo podría ser así?" Xuan Congxin no pudo evitar criticar. "Ella logró crecer tan alta sola. ¡No es como si la alimentáramos a la fuerza! ¿Ella piensa que eres demasiado bajo? Entonces, ¿qué tipo de persona quiere encontrar? ¿Cuántos hay más

altos que tú?" "No es que sea estricta, pero con su estatura, si encuentra a alguien aún más alto, sus hijos en el futuro serán gigantes. Cuando su familia salga a la calle, serán mucho más altos que todos los que los rodean. Eso es demasiado llamativo ". Xuan Rui lo pensó y dijo con preocupación: "Eso no servirá. Según su ideología, las mujeres solo pueden encontrar maridos más altos que ellas. Luego, sus hijos transmitirán estos genes generación tras generación. Se volverán más y más altos, hasta el punto de ser anormales. En el futuro, cualquiera de la familia Zhong podrá llegar fácilmente a diez Chi (3). Qué llamativo ... " Xuan Yu dijo con horror: "Entonces, ¿no estarías creando una nueva especie de humano? ¡Correcto! ¡Como el tipo en 'Los clásicos de montañas y mares'! ¡Los muy, muy grandes! Kua-kua ... " Xuan Congxin puso los ojos en blanco hacia Xuan Yu que no podía recordar sus lecciones. " Kuafu persigue al sol (4)". Xuan Yu se dio una palmada en la pierna. "¡Ese! ¡Kuafu! ¡Podría ser que quiere que sus nietos persigan al sol!" Xuan Congxin agregó: "Trata de hablarle de que ella le halle sentido. ¿De qué sirve perseguir al sol?" Xuan Rui frunció el ceño. "Estamos discutiendo una ocasión alegre. ¡No digas esas cosas desafortunadas (5)! Zhong Wan: "..." Zhong Wan dejó en sus manos el "Clásico del Gran Desierto: Este" y exhaló profundamente. ¡Qué ... pecados habían causado tan malas consecuencias! ... GLOSARIO 1.-Una persona mayor tiene que sufrir porque una persona más joven muere antes que ellos (generalmente se refiere a la familia, por lo que un padre entierra a su hijo).

2.-Cuando el novio vive con la familia de la novia en lugar de al revés. 3.-Medida china para pie. Varía entre dinastías, pero mide alrededor de 20 centímetros (16-23 cm). 4.- El gigante mitológico que quería correr hacia el sol lo persiguió. Su historia está documentada en The Classics of Mountains and Seas, que es básicamente un gran libro de mitos y criaturas mitológicas chinas. 5.- Kuafu muere por deshidratación al final porque estaba persiguiendo al sol y no tenía suficiente agua para calmar su sed.

Capítulo 17

A medida que se acercaba el cumpleaños del emperador, la salud del Tercer Príncipe, Xuan Jin, empeoraba cada vez más. En la hora Yushui (1), de acuerdo con las costumbres de antaño, los miembros del clan imperial deben ingresar al palacio imperial trayendo seda roja, y junto con el emperador Chongan compartir una fiesta. Sin embargo, justo anoche, algo malo le sucedió al Tercer Príncipe Xuan Jin. "En palabras de Su Majestad, extrañó al Tercer Príncipe y salió del palacio temprano esta mañana para visitarlo. Después de compartir una comida juntos, Su Majestad regresó al palacio para cenar con los otros miembros del clan imperial. Su Alteza, Consorte Xian, sintió que tal acción le había dado mucha cara al Tercer Príncipe." "También pensó que para que el emperador lo visitara personalmente, el Tercer Príncipe definitivamente se recuperaría. El día anterior, hizo que la gente organizara y decorara la propiedad del Tercer Príncipe", dijo el mayordomo Feng mientras ayudaba a ajustar la ropa de Yu She. "El tercer príncipe estaba tan enfermo que se había vuelto pálido. Su Alteza, Consorte Xian, encontró esta apariencia de su falta de respeto."

"Por desgracia ... el día antes de que el emperador visitara al Tercer Príncipe, ella le había preparado un poco de sopa medicinal. Hizo que la gente ayudara al Tercer Príncipe a bañarse y peinarse. Originalmente, no debería haber sido un gran problema ... " El mayordomo Feng trajo un medallón de jade para que Yu She se lo pusiera. "El Tercer Príncipe mismo dijo que se sentía cómodo y que quería sumergirse en el baño por un tiempo. Sin embargo, ¿quién lo hubiera imaginado ... Una vez que los sirvientes salieron de la habitación para traer los artículos necesarios, el Tercer Príncipe se desmayó inesperadamente debido al calor, ¡y se deslizó de inmediato en la bañera así! Estaba acostado en una bañera con bandas doradas que era medio humano de altura." "Entonces, ¿se hundió inmediatamente en el fondo de la bañera?" Steward Feng recibió el abrigo de zorro que un sirviente le había entregado. Ayudó a Yu She a entrar. "No está claro cuánto tiempo estuvo ahogándose bajo el agua. En cualquier caso, se dice que una vez que los sirvientes sacaron al Tercer Príncipe del agua, su barriga incluso se había expandido. Algunos médicos imperiales lo trataron durante una hora. Solo un poco más y habría muerto ..." Yu She recibió un pequeño brasero de mano de un sirviente. "¿Pudieron resucitarlo? No tiene mucho más para vivir, ¿verdad?" "Solo le queda un mes" el mayordomo Feng suspiró. "Dime, ¿cómo llamas a esto? Antes, incluso decían que podía durar hasta la primavera, pero ahora ..." Yu She se burló. "Su Majestad no debería haber visitado a Xuan Jin". El mayordomo Feng no entendió lo que acababa de decir. Se ajustó el abrigo de zorro de Yu She. "En poco tiempo, Heredero irá a la propiedad del Tercer Príncipe. Solo muestra tu cara y luego regresa. No es un buen lugar para estar. Su finca tiene un pequeño estanque. Recientemente, el Tercer Príncipe rompió el tabú de la configuración de aguas amarillas de manatiales (2) . Qué desfavorable. La princesa real dijo este año que tu honrada persona no debería estar cerca del agua." "Obviamente cayó en la bañera porque perdió toda su energía ..." Yu She se quedó

aturdida, antes de preguntar: "¿Alguien dijo que Xuan Jin violó el tabú de configuración de aguas amarillas de manatiales?" El mayordomo Feng curvó su labio. "Hay incluso más cosas malas que se dicen sobre esto. Algunas personas afirmaron que el Tercer Príncipe originalmente debería haber estado bien, pero una mujer fantasma en el fondo de la bañera lo jaló por las piernas ..." Él suspiró.

"Lo más probable es que los sirvientes que lo habían estado cuidando escupieran estas tonterías ya que tenían miedo de estar asociados con su casi muerte". Yu She acarició ligeramente el pequeño brasero de mano. "Incluso si los sirvientes hubieran dicho eso, ¿por qué la princesa Real diría algo así?" El mayordomo Feng sonrió. "¿Qué otra razón podría ser? Ella está preocupada por tu honorable ser. Escucha a la princesa Real esta vez. Este año, no te acerques al agua ". "Ayer", dijo Yu She, mirando hacia afuera, "¿dónde se quedó la princesa Real?" Un criado entró en la habitación con la cabeza baja. "Reportando al Heredero, anoche, la princesa Real descansó en la finca de la princesa". "¿Y qué hay de Su Alteza?" preguntó Yu She. "También en la finca princesa". Entendiendo los asuntos claramente, Yu She hizo un gesto, señalando a los sirvientes que se fueran. En un día normal, el Príncipe Yu y sus dos hijos ilegítimos vivían en la propiedad del Príncipe Yu. La princesa Real Anguo vivía en la finca de las princesas, y Yu She se quedó en un patio lateral de la propiedad del príncipe Yu. Estas personas generalmente no se cruzan. Sin embargo, el Príncipe Yu a veces se quedaba en la finca de las princesas. Sin saber por qué Yu She había preguntado esto, el mayordomo Feng dijo con sondeo: "¿Y qué si Su Alteza estaba en la finca de las princesas? ¿Su honorable cree

que hizo que la princesa Real te advirtiera que no te acercaras al agua?" Yu She no lo confirmó. Pero tampoco lo negó. "¿Crees que él creería en esas tonterías?" Avergonzado, el mayordomo Feng dijo: "Es razonable pensar que Su Alteza no lo creería. Pero con lo profundamente que Su Alteza y la princesa se preocupan por su honorable, incluso si él no lo creía antes, lo creerá. Si uno pilotea un barco con cuidado, no se hundiría incluso en 10,000 años. Su Alteza y la princesa están preocupados de que algo te pueda pasar. Así que solo escúchalos ". Yu She sonrió. "Cuando los príncipes imperiales encuentran peligro, ¿por qué también debo tener cuidado? ¿Qué tiene que ver eso conmigo?" El mayordomo Feng se sonrojo, Incómodamente dijo, "Heredero..." "Bien, no diré nada" Luego Yu She ordenó "Preparen el carruaje" "Solo espere un poco más. La princesa real probablemente no hay terminado de estar presentable. Su honorable, no llegará tarde, incluso si salimos un poco más tarde" "No iré junto con la princesa real" dijo Yu She "Llegaré ahí un poco más temprano y asustaré a Xuan Jing" El mayordomo Feng espetó: "¡¿Cómo puede ser esto?! La princesa real dijo deliberadamente que el agua en el estanque de la propiedad del Tercer Príncipe opera bajo el tabú de aguas amarillas de manantial. Por lo tanto, durante el invierno, solo hay una capa delgada de hielo en la superficie. Solo pensar en eso provoca inquietud en las personas. La princesa Real está preocupada por ti y quiere acompañarte de ida y vuelta ... ¡Heredero!" Sus palabras iban por un oído y salían por el otro, y Yu She se fue solo. El estado del Tercer Príncipe. Los miembros del clan imperial continuamente visitaban al Tercer Príncipe enfermo, pero la mayoría de ellos ni siquiera podían entrar en su patio interior. Por dentro y por fuera era caótico. Yu She simplemente hizo los movimientos de mirar al patio interior, antes de irse. Antes de que pudiera encontrar a Xuan Jing, este último se le acercó furioso.

Los bienes del Príncipe Yu eran suegros del Quinto Príncipe, Xuan Qiong. Como tal, desde joven, Yu She y Xuan Jing se habían defendido entre sí y no eran cercanos. A medida que Xuan Jing maduró, su temperamento se volvió cada vez más impulsivo e irritable. No importa quién era, Yu She no les daría cara. Por lo tanto, desde hace un par de años, los dos no se respetaban. Ni siquiera se molestaron en fingir civilidad de rutina, discutiendo en cualquier lugar, en cualquier momento. "Yu She! ¡¿Cuál fue tu intención hace unos días?!" Xuan Jing hizo a un lado a la gente que obstruía su camino. Él se enfureció. "¡Estás cada vez más valiente, arrestando a mi gente a plena luz del día! ¡¿Quién te permitió atraparlo?!" "Oh ... Lin Si". Fue solo ahora que Yu She recordó esto, y una sonrisa se extendió por sus labios. "¿Regresó y se quejó contigo?" "Si él no dice nada, ¿entonces no lo sabría?" Xuan Jing se burló. "Yu Ziyou ... Otras personas pueden halagarte, pero yo no lo haré. Tienes que explicarme este asunto claramente. ¡O si no, reportaré tu Templo Dalí! ¡Me gustaría saber cuándo la gente del Templo Dalí se convirtió en el guardaespaldas de tu propiedad! ¡Ir tan lejos como permitirte ordenarlos así!" "Qué autoridad tan impresionante ..." Yu She barrió su mirada de arriba abajo por el cuerpo de Xuan Jing. Y él sonrió. "Ciertamente has cambiado". Esto sorprendió a Xuan Jing. "¿Cómo he cambiado?" "El estado del Cuarto Príncipe es diferente del anterior". Yu She echó un vistazo al patio interior del Tercer Príncipe. "Una vez que la persona dentro se vaya, te convertirás en el hijo mayor de Su Majestad. De hecho, puedes desafiarme entonces. Un movimiento de cabeza. "Debe haber sido difícil soportar durante tantos años. Felicidades." "Tú ..." Xuan Jing había sido completamente descubierto. Y se enfureció una vez más por humillación. ¡Nunca había pensado así! ¡Además, mi tercer hermano definitivamente estará bien!" "Esperemos que este sea el caso", dijo Yu She de todo corazón. "Tengo aún más esperanzas que tú seas el que tendrá una larga vida. Si no, ¿quién sabe quién será el próximo? Es realmente difícil de decir ". Se giró para irse, sus palabras asustando a

Xuan Jing. Después de un momento de vacilación, Xuan Jing preguntó: "Tú ... ¿Qué quieres decir con eso?" "No mucho." Yu She miró hacia atrás. "Considerando ... nuestro tiempo como compañeros de clase, te daré un pequeño consejo. No sueñes demasiado y no te relajes tan fácilmente ". "¡Espere! Tú ... ¡quédate ahí!" Xuan Jing podía decir que las palabras de Yu She tenían un significado oculto. Y se dirigió frente a Yu She, bloqueándolo. "¿Qué quieres decir? ¿Tú ... escuchaste algo ...? Yu She arqueó una ceja. "¿Escuchar que?" Xuan Jing no se atrevió a decir. Hoy había escuchado un rumor en las sombras. Que una mujer fantasma había arrastrado al Tercer Príncipe, Xuan Jin, bajo el agua. Que el estanque en la finca de Xuan Jin estaba sucio (3). También escuchó a personas mencionar asuntos de hace mucho tiempo. La fortuna del emperador Chongan para los descendientes resultó muy débil. Sus hijos nunca vivieron mucho ... Xuan Jin estaba parado en la puerta de la muerte. Naturalmente, Xuan Jing albergaba una alegría secreta en su corazón. Entre los hijos restantes del emperador Chongan, si fuera ascendido al puesto de hijo mayor, estaría un paso más cerca del éxito.

Pero al pensar en el rumor, Xuan Jing no pudo evitar sentirse incómodo. En voz baja, Xuan Jing se apresuró a decir: "¿Qué quieres decir con 'quién sabe quién será el próximo'? " Al darse cuenta de la mirada oscilante de Xuan Jing, Yu She estaba complacido. "¿Ni siquiera entiendes el significado literal? ¿Eres estúpido?" Una vez que terminó de hablar, se fue, pero Xuan Jing todavía intentó bloquear su

camino. Sin embargo, muchas personas se interponían entre ellos, por lo que no sería bueno seguir agarrándolo. Y al final, se contuvo, aunque de mala gana. Mirando el regreso de Yu She, Xuan Jing dijo resueltamente: "Eres unos meses mayor que yo ... ¡Será tu turno primero!" En primer lugar, Xuan Jing había llegado a causarle problemas a Yu She. Pero ahora, no había podido hacerlo. De hecho, Yu She le había causado un gran susto. El humor se echó a perder, se fue corriendo. Mientras tanto, Zhong Wan condujo a Xuan Rui y Xuan Yu a la propiedad del Tercer Príncipe de una manera educada. Siguieron a la multitud para hacer una visita como una mera formalidad. Zhong Wan había arrastrado a Xuan Rui allí contra su voluntad. El joven no poseía ni una pizca de interés en la condición de Xuan Jin. Sin embargo, todos los miembros del clan imperial que residían en la capital habían venido. No tuvo más remedio que llevar a su hermano menor y mostrar sus caras. Xuan Rui siguió inclinando la cabeza hacia un lado para mirar a Zhong Wan. Él dijo nerviosamente: "¿Nos dirían que vayamos a verlo? Definitivamente me llamarán ... Pero Xuan Yu podría no saber cómo hablar o comportarse. ¿Y si rompe una regla?" "No te preocupes. Xuan Yu no tiene que decir nada", dijo Zhong Wan. "En este tipo de evento, nadie les prestará atención a ustedes dos. Una vez que haya ingresado a la residencia, naturalmente habrá servidores de la propiedad que lo recibirán. Solo tienes que seguirlos ". Con la identidad de Zhong Wan, Xuan Rui sabía que el primero no podía entrar. Él asintió impotente, guiando a Xuan Yu de la mano dentro. Una vez que Zhong Wan llegó estaba frente a la habitación que daba al reverso (4), miró aturdido las flores de ciruelo. Originalmente, había tenido un rastro de esperanza de que el Tercer Príncipe viviera más. Aguantara otros dos meses. Que respiraría su último aliento después de que Xuan Rui y los demás hubieran regresado a Qian An. Nunca había esperado Zhong Wan que esta persona casi se ahogaría. "¿Es este el joven maestro Zhong?"

Zhong Wan se dio la vuelta. Ante él, un sirviente se inclinó. "Este humilde es un sirviente que pertenece a la finca de la Princesa Real". Reconoció el medallón que colgaba de la cintura del criado. Asintió con la cabeza. "Esta..." "El joven maestro Zhong no necesita sentirse preocupado". Una suave sonrisa se extendió por los labios del sirviente. "La Princesa Real está actualmente acompañando a Su Alteza, Consorte Xian. Después de haber visto al Príncipe Qian An, hablaron de asuntos antiguos y mencionaron que el Joven Maestro Zhang había vivido una vez en la propiedad del Príncipe Yu por un tiempo. Tan pronto como la princesa real escuchó que el joven maestro Zhong estaba aquí, hizo que este humilde te encontrara e invitara a pasar." Después de un momento de vacilación, Zhong Wan sonrió y sacó un bolso de su manga. Tomó la mano del sirviente. "No estoy seguro de por qué la princesa Real de repente tuvo tanto interés. ¿Podría ser porque nuestro príncipe ...?" "Este humilde no se atreve". El criado se movió a un lado para esquivar el bolso. Él declinó con tacto: "En nuestro estado de princesa, tal regla no existe. De ninguna manera este humilde puede aceptar las cosas del Joven Maestro" Zhong Wan también sabía que había muchas reglas de propiedad cuando se trataba de la princesa real Anguo. Él asintió de manera impotente. "Entonces te molestaré en liderar el camino". El criado se levantó de una reverencia. Y condujo a Zhong Wan al patio interior. Cuando se había quedado en un patio lateral de la finca del príncipe Yu, Zhong Wan notó que a Yu She no le gustaba la nieta del duque Wenguo. En el pabellón Qizhen, había fingido locura, asustando al joven maestro Wenguo. Efectivamente, tal acto rompió las conversaciones sobre el matrimonio. La duquesa Wenguo había usado "el shuxiang (5) de mi nieta no es adecuado para el heredero, así que me temo que dominaría el suyo" como una razón, y se retiró suavemente del compromiso. La princesa real Anguo se había enfurecido. Luego había enviado personas para escoltar a Zhong Wan a la finca de las princesas.

Para que ella pudiera ver con sus propios ojos este tipo de mal carácter. Sin embargo, esos sirvientes ni siquiera podían pisar ese patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. Fue por la orden anterior de Yu She: "Aparte de mí, nadie puede entrar al patio lateral". Desde ese momento hasta el momento en que Zhong Wan dejó el patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu, la Princesa Anguo nunca lo había visto. Zhong Wan sonrió amargamente. Hoy, finalmente podría conocerlo. El odio nuevo y viejo se resolvería de una vez. El sirviente condujo a Zhong Wan por un largo tiempo, antes de llegar finalmente a la habitación lateral del patio interior. El criado se detuvo justo antes de la entrada del patio. "Este humilde no puede entrar. Que el joven maestro Zhong siga adelante". Zhong Wan asintió con la cabeza. "Gracias". Se ajustó la túnica y la corona. Y entró ... En el momento en que Zhong Wan entró en la habitación, alguien lo ahogó y lo empujó contra la pared. "Mmph ..." En un instante, sus pupilas se agrandaron. Justo cuando estaba a punto de tomar represalias, se congeló. Exhalo y ya no luchó. Yu She agarró sus muñecas, como un vicioso. Él sonrió. "Lo siento, te mentí ... Si no tomo prestado el nombre de la princesa real, me temo que no habrías venido aquí tan obedientemente". La ira estalló en su corazón como una llama rugiente. La necesidad de morder la mano de Yu She resultó tentadora. Inclinando la cabeza, Yu She estudió la expresión de Zhong Wan. Después de un rato, dijo suavemente: "... ¿ Baobao ?"(6)

...

GLOSARIO 1.- . 2do de los 24 términos solares; 19 de febrero-5 de marzo. 2.- La configuración del agua de manantial amarilla ( ) es un aspecto de Fengshui que básicamente dice que la ubicación del agua (estanques, lagos, etc.) en la residencia / donde sea desfavorable y puede afectar la salud / riqueza de la persona (en este caso, el Tercer Príncipe). Yellow Springs es el inframundo en la mitología china. 3.- No sucio como impuro, pero sucio como lleno de fantasmas / demonios, etc. 4.- . Es una habitación que mira hacia el norte desde el ala sur del patio. Generalmente se usa como casa de huéspedes. 5.- . Los animales asociados con los años del ciclo de 12 años. Cada animal tiene una buena relación con ciertos animales y malas relaciones con otros. 6.- . Significa "bebé" o "cariño". Sí, ese es el nombre de la infancia de Zhong Wan.

NOTA DE TRADUCCION: Ese final ... * chilla * Por cierto, el nombre del Tercer Príncipe es Xuan Jin y el nombre del Cuarto Príncipe es Xuan Jing. Lo sé, super fácil de mezclar.

Capítulo 18

Las pupilas de Zhong Wan temblaron imperceptiblemente. Su rostro palideció. Luchó

con fuerza y gritó con ira: "¿Qué le hiciste a Lin Si?" Yu She: "..." Zhong Wan luchó para darse la vuelta. "Es un mudo, ¿por qué debes hacerle las cosas tan difíciles? ¿Dónde lo guardas? ¿Como está el ahora?" Yu She tembló con los movimientos de Zhong Wan. En consecuencia, apretó su brazo sobre Zhong Wan. Yu She miró a Zhong Wan antes de decir lentamente: "En este momento, de verdad te compadezco un poco". Zhong Wan no entendió. Él frunció el ceño e interrogó humildemente: "¿Cómo lo torturaste?" Yu She respiró hondo. "Si tuviera que decir que ni siquiera le toqué un pelo en la cabeza, ¿me creerías?" Zhong Wan dijo directamente: "¡No!" La expresión de Yu She estaba en conflicto. "Como tal, te compadezco aún más ahora". Zhong Wan estaba desconcertado. "¿Por qué dices eso? ¿Que realmente pasó?" "Aunque no me creas, todavía necesito defenderme". Yu She soltó a Zhong Wan y se dio la vuelta para sentarse. "Lo capturé, pero después de menos de dos horas, se fue en las mismas condiciones en que había llegado. No le lastimé un pelo en la cabeza". Zhong Wan miró a Yu She, alerta. "En esas dos horas, ¿qué le hiciste? No lo torturaste, ¿entonces lo amenazaste? ¿Con qué lo amenazaste? ¿Me usaste para amenazarlo?" "Deja de hablar, deja de hablar ..." Yu She no podía soportar esto más. Él interrumpió a Zhong Wan y lo miró con simpatía. "Cuanto más agitado estás, más lastimoso me siento". Zhong Wan estaba completamente perdido. Yu She bajó la cabeza para tomar un sorbo de su té. Mucho tiempo después,

finalmente dijo: "No lo amenacé. Le pregunté, respondió. Eso es todo lo que sucedió ". Zhong Wan se negó a creer esto. Yu She se rio entre dientes. "Bueno, no tengo nada más que ofrecer. Dije la verdad, pero no me creerás. Cuando vuelvas, pregúntale tú mismo." Naturalmente lo haría. Después de abandonar este lugar, Zhong Wan definitivamente necesitaba confirmar primero que Lin Si estaba completamente a salvo antes de que pudiera relajarse. Yu She levantó una ceja y miró a Zhong Wan. Dijo con diversión: "Honestamente, respondió tan fácilmente. Al principio, sospeché que tu perro mudo me había mentido. Pero al ver tu reacción ... debe ser real." Zhong Wan finalmente recordó sentirse avergonzado. Hizo todo lo posible por mantener una expresión oscura mientras respondía en voz baja: "Ha pasado mucho tiempo desde que ese era mi nombre". "La princesa Consorte Ning murió. Naturalmente, ya nadie te llamó por tu nombre de infancia", explicó Yu She amablemente. "Pero si te sientes nostálgico, puedo llamarte por este nombre de ahora en adelante ..." Las orejas de Zhong Wan se sonrojaron. "¡No hay necesidad de que el joven príncipe Yu esté tan preocupado!" Yu She se rio para sí mismo por un largo tiempo. Zhong Wan miró a Yu She, con expresión reservada. Él preguntó: "¿El joven príncipe Yu me ha engañado aquí con tanta dificultad solo para burlarse de mi nombre de la infancia?"

Yu She no se molestó en ocultar nada. Confesó con confianza: "Sí". Zhong Wan estaba enojado que se sintió mareado.

Después que se rio, Yu She hizo un gesto con la mano y dijo: "Puedes retirarte" Zhong Wang dudó. Estos días, desde que recibió noticias de Xuan Ling, Zhong Wang era imposible calmarse. El continuamente trataba de encontrar una oportunidad para advertirle a Yu She acerca de ser mas cuidadoso; pero no era fácil verlo. Zhong Wang no quiso perder esta oportunidad. Pero no podía exponer a Xuan Jing así. Zhong Wan y Xuan Jing podrían considerarse viejos amigos. Además, todavía había un Lin Si atrapado entre ellos. Zhong Wan decidió echarle la culpa a Xuan Qiong. "Heredero ..." Zhong Wan comenzó con un tono cuidadoso, "Hace unos días, descubrí un secreto sobre la familia imperial en la propiedad del Quinto Príncipe". Yu She levantó la mirada. "¿Xuan Qiong?" Zhong Wan asintió con la cabeza. "Estaba relacionado con el heredero". La diversión en el rostro de Yu She disminuyó. "¿Que secreto?" Zhong Wan se secó en secreto el sudor y bajó la cabeza para decir: "Algo relacionado con los antecedentes del Heredero". La diversión en el rostro de Yu She desapareció por completo. Dejó su taza de té y dijo: "Fuera". Él ya le había advertido a Yu She sobre lo que necesitaba ser advertido. Yu She era muy inteligente. No necesitaba decir nada más; siempre que él mencionara el tema de los antecedentes, Yu She naturalmente se volvería cauteloso y actuaría más a la defensiva sobre Xuan Qiong. Zhong Wan había logrado su objetivo. Se dio la vuelta para irse. Yu She gritó de repente: "¡Detente ahí!" Zhong Wan se detuvo. Yu She hundió sus dedos en los brazos de su silla de caoba, como si estuviera luchando por contener algo. Después de una pausa, finalmente preguntó: "¿Qué

sabes ya?" Zhong Wan pensó para sí mismo: ¿No deberías preguntarte lo que Xuan Qiong ya sabe? Zhong Wan no estaba segura de a qué Yu She realmente le tenía miedo. Evitó las partes importantes y eligió los puntos triviales para hablar. "Según las noticias que recibí de la herencia del Quinto Príncipe ... El heredero podría no ser el hijo de la princesa Real Anguo". Yu She sonrió con desdén. Sus ojos estaban tormentosos. Zhong Wan tenía miedo de que Yu She viera este problema demasiado a la ligera. Después de reflexionar un poco más, continuó: "Me temo que el Quinto Príncipe pueda sospechar ... que el Heredero pueda ser el hijo ilegítimo del emperador". "Tales rumores infundados han existido desde que era un niño". Yu She no estaba molesta. "Xuan Qiong y su madre siempre han estado preocupados por esto. Lo he sabido por un tiempo." Zhong Wan realmente no podía entender a Yu She más. "¿Entonces no estás preocupado en absoluto? Después de la muerte del Tercer Príncipe, ¿crees que Xuan Jing y Xuan Qiong lucharán entre ellos primero, o llegarán a una tregua temporal para deshacerse de ti primero?" "Eso depende de la conclusión a la que llegue Xuan Jing", respondió Yu sin siquiera pensar en la pregunta. "La propiedad del Príncipe Yu está detrás de mí y Xuan Qiong. Si Xuan Jing decide deshacerse de mí primero, el poder de la totalidad de los bienes del Príncipe Yu se convertirá en el de Xuan Qiong. En el futuro, cuando deben luchar entre sí, Xuan Jing no se beneficiará en absoluto. Pero si se deshace de Xuan Qiong primero ... "

Zhong Wan continuó: "Definitivamente no trabajarás con él. La única ventaja que tiene Xuan Jing es el hecho de que él es el "mayor" de los dos. Pero solo existe una pequeña posibilidad de que gane contra Xuan Qiong".

"Inteligente." Yu She golpeó contra la mesa. "Entonces, en este momento, el que está atrapado entre una roca y un lugar difícil es Xuan Jing. ¿Por qué debería preocuparme?" Zhong Wan frunció el ceño. "¿Qué pasa si realmente trabaja con Xuan Qiong?" Yu She respondió muy directamente: "Entonces, que vengan por mí. No me importa." Zhong Wan preguntó muy agitado: "¿Estás tan seguro de que el emperador puede mantenerte con vida?" "Por supuesto que no", se rio Yu She "Lo que quiero decir con no preocuparme no es que no me importe lo que hacen, sino que no me importa si muero o no". Zhong Wan estaba furioso. Éstá persona... "Solo soy un loco". Yu She miró a Zhong Wan con alegría. "¿No lo sabías ya?" Las orejas de Zhong Wan estaban sonando. Muy difícilmente salió, "Heredero ... ¿es tu vida ... realmente tuya?" La curva de los labios de Yu She no se extendió a sus ojos. Miró a Zhong Wan y preguntó en respuesta: "¿A quién más pertenecería? ¿a usted?" Desde esa terrible enfermedad, Zhong Wan experimentaría palpitaciones del corazón una vez que se enojara demasiado. No se veía tan bien, pero aun así declaró: "Nuestros cuerpos, nuestro cabello, nuestra piel, todos nos los dan nuestros padres ..." Yu She se echó a reír. Zhong Wan se calmó. "Ya que estás diciendo esto, ¿eso significa que ya sabes sobre tu propio pasado? Usted..." "Solo estaba analizando las cosas según tus pensamientos". Yu She se negó a caer en su trampa. "Ya crees que soy el hijo ilegítimo del emperador, ¿verdad?" Zhong Wan sacudió la cabeza. "No estoy completamente seguro, pero de alguna manera siento que ... ya sabes la verdad". Yu She asintió. "Naturalmente."

Sin esperar a que Zhong Wan respondiera, Yu She agregó: "Pero no te lo diré". Zhong Wan había querido originalmente encontrar una oportunidad para convencer a Yu She de que lo dejara quedarse en la capital. Pero ahora, parecía que la guardia de Yu She todavía estaba levantada. Además, la confianza entre los dos había desaparecido hace mucho tiempo. De repente, preguntar solo haría que Yu She creyera que él tenía otras intenciones. Solo podía dejar de lado este problema y pensar en otro plan. Zhong Wan bajó la cabeza. "Por supuesto." "Aunque no sé para quién lo hiciste, ya que has sido tan amable de advertirme, también te diré algo". Yu She golpeó la superficie de la mesa. "Si las cosas van de acuerdo con mis expectativas ... en un futuro cercano, habrá algunos rumores sobre fantasmas y dioses. Alguien querrá pedir prestado esto para causar una conmoción. Puedes decirle a ese perro mudo y que convenza a Xuan Jing para que se acueste y evite causar problemas durante unos días. De lo contrario ... no tendrá la oportunidad de pelear con nadie más y se convertirá en la ofrenda de sacrificio de alguien primero ". Yu She parecía no querer decir nada más. Él agitó su mano. "Nuestra conversación termina aquí. Sal ahora." Zhong Wan se dio la vuelta y se fue.

Como predijo Yu She, no habían pasado ni dos días cuando múltiples rumores envolvieron la capital. Zhong Wan se sentó con Lin Si dentro del estudio de la propiedad del príncipe Qian An. Uno escribió mientras que el otro gesticulaba. Todo estaba en silencio. Lin Si hizo un gesto: "Como era de esperar, alguien examinó esos viejos eventos del pasado. Mencionaron lo que el oráculo dijo ese año, que el trono del emperador actual proviene de métodos deshonestos, por lo que no podrá mantener vivo a un solo príncipe ". Lin Si, muy preocupado, agregó en lenguaje de señas: "También dicen que el próximo

en conocer su destino definitivamente será el cuarto príncipe". Zhong Wan escribió: "¿Qué dijo Xuan Jing?" Un suspiro, y Lin Si señaló: "Hace berrinches todos los días, diciendo que quiere encontrar la fuente de los rumores a toda costa, que quiere matar a esa persona para dar el ejemplo. Traté de hablarle con sentido, pero ... no me escuchará." Zhong Wan escribió: "Dos pájaros, una piedra". Si Xuan Jing actuó como si esto no fuera nada y no se volviera más cauteloso, alguien que lo conspirara sería considerado la condena de los dioses. Nadie podría identificar claramente nada. Si se preocupara demasiado por eso y tuviera prisa por encontrar al culpable, admitiría a través de sus acciones que el rumor sobre "el trono proveniente de métodos deshonestos" era cierto. Esto estaría rompiendo el tabú del emperador Chongan. Las cejas de Zhong Wan estaban muy juntas. Yu She había dado en el clavo. En este momento, el que estaba atrapado entre una roca y un lugar duro realmente era Xuan Jing. Lin Si estaba un poco ansioso. Firmó: "¿Qué hacer?" "Definitivamente no puede ver este asunto", dijo Zhong Wan en voz baja. "En este momento, el único que puede protegerlo es el emperador. Si ofende al emperador, no tendrá la oportunidad de convertirse en el príncipe heredero." Zhong Wan levantó la mirada para mirar a Lin Si. "¿No te escucha? Mantenlo en línea." Lin Si se rio amargamente e hizo un gesto: "No escuchará sobre estos asuntos. Desde que regresó de la propiedad del Tercer Príncipe, Xuan Jing se ha indignado constantemente. Él personalmente escribió los nombres del Joven Príncipe Yu y el Quinto Príncipe en una pila de papel, encontró más de cien piezas de cerámica, las pegó y luego encontró un palo así de grande". Lin Si usó sus manos para hacer una forma del tamaño de un tazón. Zhong Wan estaba sorprendido. "¿para hacer que?" Lin Si firmó: "Gritó una vez y balanceó el palo en la cerámica. Luego volvió a gritar y

lo lanzó a un artículo de cerámica diferente. Levanta y repita..." Zhong Wan permaneció en silencio durante mucho tiempo. Él preguntó: "Después de destruirlos a todos, ¿se sintió mejor?" Lin Si sacudió la cabeza y gesticuló: "No, porque más tarde, él también se puso al ritmo de las cosas y accidentalmente rompió una copa de vidrio de nueve anillos que el emperador le había regalado. Esa copa de vidrio fue extremadamente valiosa. Anteriormente, cuando el emperador visitaba su propiedad, la había comprobado especialmente." "El Cuarto Príncipe tenía miedo de que el emperador preguntara sobre eso en el futuro y sintió un gran remordimiento. Mientras continuaba maldiciendo al Quinto Príncipe y al Joven Príncipe Yu, también recogió los pedazos de la copa de vidrio. En total había ... ¿varios cientos de fragmentos? Se mezclaron con las otras piezas de cerámica. Fue como encontrar una aguja en un pajar. Cuando me fui para venir aquí, todavía los estaba separando". Zhong Wan tenía dolor de cabeza. "En el pasado, solo le faltaba talento. ¿Cómo es que su cerebro también dejó de funcionar ahora? ¿Es así pero todavía tiene cara de luchar por el puesto de príncipe heredero?" Lin Si suspiró e hizo un gesto, "¿El Maestro tiene algo más que decir? Si no, volveré ahora y lo ayudaré a elegir los fragmentos de vidrio." Zhong Wan asintió con la cabeza. "Puedes irte." Lin Si de repente recordó algo más. Firmó: "Maestro, el joven príncipe Yu es tan cauteloso con otros que mencionan sus antecedentes. ¿Te permitirá quedarte a su lado? Si no ... deberías volver a Qian An ". "No", respondió Zhong Wan sin pensar. "Naturalmente, ya no confía en mí, pero no puedo no preocuparme por él ... ah, lo que sea. A lo sumo, me humillaré varias veces. ¿Qué más puede hacer?" Lin Si pensó para sí mismo: Según el temperamento inestable actual de Yu She, las cosas probablemente no serían tan simples como "humillarse algunas veces". Pero Lin Si nunca había sido capaz de cambiar la opinión de Zhong Wan sobre cosas que el otro ya había decidido. Suspiró y se dio la vuelta para irse. "Espera", dijo Zhong Wan de repente. "Hay otra cuestión importante sobre la que

necesito preguntarte". Lin Si miró a Zhong Wan con seriedad. Zhong Wan preguntó muy solemnemente: "Hace unos días, ¿el joven príncipe Yu te capturó para preguntar por el nombre de mi infancia?" Lin Si estaba furioso. Firmó: "¡El joven príncipe Yu es tan grosero e irrazonable! Cuando preguntó por el nombre de la infancia del maestro, ¡iba a responder en el acto! Pero tan pronto como me atrapó, hizo que alguien me detuviera. Estoy mudo, así que obviamente no podía usar mi boca para responder. Tuve que sufrir tanto tiempo por nada ". Zhong Wan pensó en la escena en la que le preguntó duramente a Yu She si el otro había torturado a Lin Si o no. Su mirada se volvió desolada. Zhong Wan agitó débilmente su mano. "Has sido extremadamente perjudicado ... puedes irte". Lin Si simplemente se inclinó y se fue.

Capítulo 19

"¿Quién de hecho difundió tales rumores ...?"

Tumbado en un sofá, Zhong Wan dejó escapar un suspiro prolongado. En solo unos días, los rumores se trasladaron desde el fantasma femenino que tomó una vida hasta el trono imperial del emperador Chongan proveniente de orígenes fraudulentos. Zhong Wan creía que alguien había estado detrás de eso. La dirección que tomaban los rumores lo inquietaba. Cuando se trataba del trono del Emperador Chongan, esa gente pensaba que el Príncipe Ning era inevitable. Y una vez que lo hicieron, era inevitable que pensaran en la gente de la propiedad del Príncipe Qian An. En los últimos años, Zhong Wan se sacudió el cerebro para mantener a Xuan Rui y a los demás alejados de todo el conflicto. Absolutamente no quería ser parte de eso. Pero como iban las cosas ahora, era evidente que el Emperador Chongan no parecía tener ningún otro pensamiento con respecto a Xuan Rui y los demás. Zhong Wan era plenamente consciente de que Xuan Rui no quería aparecer. Sin embargo, recientemente forzó a los jóvenes a visitar al Tercer Príncipe todos los días con los otros miembros del clan imperial. La apariencia temerosa y preocupada de Xuan Rui fue su mejor encanto para salvar vidas. Cómo progresarían los rumores era una incógnita. Zhong Wan no quería correr ningún riesgo. Cuando se fue, convocó a Yan Pingshan. Una vez que esa persona llegó, Zhong Wan dijo directamente: "Quiero que Xuan Rui y el resto regresen a Qian An cuanto antes". Era como si Yan Pingshan hubiera escuchado una broma. "El cumpleaños de Su Majestad aún no ha llegado. No se sabe cuándo Tercer Príncipe dejará el mundo. ¿Cómo podemos irnos temprano?" Después de un momento de reflexión, Yan Pingshan dijo: "¿Estás preocupado por los rumores? ¿No estás siendo demasiado cuidadoso? ¿Quién pensaría en nosotros?" "Es mejor tener cuidado". El tono de Zhong Wan resultó inquieto. "Las circunstancias en la capital cambian a menudo. ¿Quién sabe quién intentará atacarnos desde las sombras?

Si por casualidad otro príncipe se encontraba en problemas, Zhong Wan no estaba seguro de si el anciano emperador Chongan sospecharía de la propiedad del príncipe Qian An. Yan Pingshan dudó antes de decir: "¿De verdad crees que algo volvería a pasarle a los hijos del emperador?" "No estoy seguro. Ojalá no." Zhong Wan frunció el ceño. "Pero estoy seguro de que hay un par de manos que empujan las cosas a la acción en secreto". Confundido, Yan Pingshan preguntó: "¿Empujando por qué?" Zhong Wan tampoco estaba seguro. Sin embargo, desde que descubrió un poco sobre el nacimiento de Yu She, su corazón había estado inquieto. De lo contrario, no arriesgaría su vida vadeando en el agua fangosa para quedarse en la capital. Tales palabras no podían decirse a Yan Pingshan. En cambio, Zhong Wan dijo: "Quiero darle un medicamento a Xuan Rui para que se enferme durante un tiempo. ¿Qué piensas?" Yan Pingshan se quedó allí, sorprendido. "¿Qué tipo de medicina? ¿Tú ... quieres que su alteza coma veneno?" ( esta palabra fue censurada en el original, así que esto es solo una suposición) "Por supuesto, no sería algo que dañaría demasiado el cuerpo", dijo Zhong Wan impotente. "Si pudiera usar la excusa de que me enfermara para traernos de vuelta a Qian An, entonces, naturalmente, no haría que él hiciera esto. Pero ... en este momento, incluso si tengo que beber un tazón de veneno, tampoco podrán escapar ilesos ".

"¡Qué buenas fraseo!" dijo Yan Pingshan, sus palabras mezcladas con resentimiento. Una sonrisa adornó los labios de Zhong Wan . "Los dos más jóvenes son demasiado jóvenes. No podemos actuar imprudentemente con ellos. Por eso ... Xuan Rui tendrá que sufrir ". "¿Podríamos fingir una enfermedad?" preguntó Yan Pingshan, después de algunas dudas. Zhong Wang sacudió la cabeza, "Una vez Xuan Rui cayo enfermo, el emperador

definitivamente mando a alguien para chercalo. No hay manera de engañar a nadie. Si el se da cuenta, entonces la situación se volvería más seria" "Tenemos que actuar una enfermedad leve pero como si estuviera realmente enfermo. Para ese tiempo, diremos que Xuan Rui no puede soportar el clima del norte y le rogaremos al emperador volver a Qian An para que se recupere. Tenemos un 80% de oportunidad que nos deje ir así" Los ojos de Yan Pingshan se abrieron. "¿80%?" Zhong Wan sonrió. "En este mundo, ¿cómo podría haber algo garantizado? Prepara la medicina primero. Discutiré esto con Xuan Rui y veré qué piensa." "Está bien, pero ..." Yan Pingshan de repente pensó en algo. "¿No vas a regresar con Su Alteza a Qian An? Escuché que querías quedarte aquí y hablar sobre tu matrimonio." "¿Mi matrimonio?" La comprensión golpeó a Zhong Wan y él sonrió burlonamente hacia sí mismo. "Sí ... hablaré de mi matrimonio". "¿Qué diablos estás planeando esta vez? ¿Cuánto tiempo duraría hablar sobre el matrimonio, que tendrás que quedarte aquí especialmente?" Yan Pingshan era un viejo administrador de la propiedad del príncipe Ning. Como tal, tenía más conocimiento de los asuntos relacionados con el matrimonio, los funerales y el nacimiento que Zhong Wan. No era como esos jóvenes: fácilmente engañado. "¿Qué familia es? No es como si fueras tú quien les hablara. ¿Has contratado a un casamentero? No tienes un anciano, entonces, ¿quién maneja esto por ti? ¿Qué dijo la otra familia? " En medio del interrogatorio de Yan Pingshan, Zhong Wan no pudo responder ni una sola pregunta. A medias, dijo: "No estamos observando mucha etiqueta. No hay necesidad de un anciano y no contratamos a un casamentero ... " "¡¿Cómo podría ser esto?! No es de extrañar que no se pueda resolver esta cuestión de emparejamiento ", dijo Yan Pingshan con resentimiento. "Tu etiqueta es tan insatisfactoria. ¡Es una falta de respeto a esa joven señorita! ¡Ya es bueno que esa familia no te haya echado! ¿Quién haría cosas como tú para un matrimonio oficial?

Dime, ¿de qué familia es? Te ayudaré a arreglar los asuntos ..." "No hay necesidad." Zhong Wan no tenía ni idea de en qué consistía la etiqueta de un matrimonio. Solo podía engrosar su rostro y seguir esta mierda. "Además, no nos vamos a casar oficialmente ..." Una vez más, los ojos de Yan Pingshan aparecieron. "Si no quieres un matrimonio oficial, ¿qué quieres? ¡¿Me estás diciendo que estás tratando de estafarla por aquí?!" Molesto, Zhong Wan dijo: "¡No! Yo ... la estoy tomando como una concubina. ¿Cómo podría ser tan problemático?" "Oh. Así que solo querías tomar una concubina ... Ya no eres joven. Es hora de encontrar a alguien que te cuide. ¿Cómo está esa chica? ¿De dónde es ella? ¿Qué edad tiene ella? ¿Te querría ella?" Zhong Wan tenía un fuerte dolor de cabeza. Excusó que necesitaba discutir algo con Xuan Rui y salió corriendo. En la cámara principal de la propiedad del Príncipe Qian An, Xuan Rui caminaba de un lado a otro, con el corazón lleno de inquietud y preocupación. "Yo ... voy a comer la medicina, pero ¿y si alguien se entera?"

"No lo harán", lo tranquilizó Zhong Wan. "Los síntomas no son muy diferentes de los de un resfriado normal. Los médicos imperiales no podrán notar la diferencia. "¿Sería muy perjudicial para el cuerpo?" "No". Zhong Wan pensó por un momento. "No debería ser tan importante. Lo he comido algunas veces en el pasado. Parece aterrador, pero una vez que deje de tomar el medicamento, estará bien en medio mes ". Xuan Rui miró a Zhong Wan. Estaba aún más preocupado ahora. "Tu cuerpo..." La risa salió de los labios de Zhong Wan. "En este momento, mi cuerpo está en mal estado. Pero no fue por este medicamento. ¿Por qué te mentiría...?" "¿Por qué hablan tanto?" Xuan Congxin estaba en la cámara interior ocupada con costura. Después de escucharlos por un rato, no pudo evitar decir con impaciencia detrás de la pantalla divisoria: "Traiga la medicina. ¡la tormaré!"

Xuan Rui era cobarde y femenino. Después de que su propia hermana pequeña lo amonestó, no se enojó. Él solo frunció el ceño y dijo: "¿Cuándo viniste? A usted no le incumbe. ¡Regresa a tu habitación!" Después de escuchar esas palabras, Xuan Congxin se puso más furiosa. "¡¿No fuiste tú quien me dijo que te hiciera un abrigo de piel de zorro?!" Zhong Wan trató de contener su sonrisa. Intentó suavizar las cosas. "Voy a acompañar a la joven señorita de regreso". Xuan Congxin arrojó a un lado la aguja y el hilo en sus manos. Se puso de pie y siguió a Zhong Wan. Conteniendo el fuego en su corazón, Xuan Congxin dijo en voz baja mientras caminaban: "¿Por qué no me lo dices directamente?" Zhong Wan se acercó a la espalda de Xuan Congxin. Levantó la mano para medir qué tan alta era. Y de repente se dio cuenta de que ella se había vuelto más alta. Ella era incluso media cabeza más alta que Xuan Yu. "¿Qué tipo de medicina es? Tráelo aquí en un rato. Solo déjame tomarlo." "No dejes que Xuan Yu lo sepa. No puede guardar secretos. Solo deja que piense que en realidad estoy enferma." "¿Zhong Wan?" Finalmente, Zhong Wan saltó de sus pensamientos. Sonrió "¿Qué tontería estás diciendo? Con tus dos hermanos cerca, ¿cuándo será tu turno? " Más allá de la resistencia, Xuan Congxin dijo: "Entonces, ¿puedes convencerlo?" "Su Alteza solo está siendo cuidadoso. Desde joven, había sufrido demasiadas dificultades y ahora es una persona que se asusta fácilmente", dijo Zhong Wan cerca del susurro. "Congxin, no hables así de tu hermano". Xuan Congxin echó un vistazo a Zhong Wan. Suficientemente frío como para congelarse, ella dijo: "Sí. Ha sufrido mucho más que tú, sintiéndose aprensivo durante tantos años. Que lamentable." Un suspiro escapó de los labios de Zhong Wan.

Lamentaba haber sido demasiado joven en aquel entonces, ignorante del mundo. Después de haber llevado a los niños a Qian An, ni siquiera sabía cómo emplear a algunas niñeras para cuidar de Xuan Congxin. En ese momento, solo había sido un adolescente y descuidado. A menudo agotado por preocuparse y manejar todo. Y colocó a los dos más jóvenes juntos. A donde quiera que fuera, los traía consigo, enseñándoles y criándolos. Hasta el momento en que Xuan Congxin, a los siete años, empujó a Xuan Yu al suelo para darle una lección. Solo entonces, Zhong Wan se dio cuenta de que necesitaba encontrar una sirvienta para enseñarle a esta joven.

Especialmente hizo que Lin Si contratara a una niñera de la capital para Qian An. Pero ya era demasiado tarde. La apariencia de Xuan Congxin se parecía mucho a la de la princesa Consorte Ning. Pero su temperamento y el de su madre que había recibido una muerte prematura eran tan diferentes como el cielo y la tierra. Después de que Xuan Congxin hablara mal de su hermano mayor, no volvió a hablar. Un momento después, ella dijo: "Dijiste que comiste este medicamento cuando eras joven. ¿Cuándo fue eso?" "Cuando tenía dieciséis años". "Eso es un poco mayor que yo". Una ola de alivio la inundó. "Si eres demasiado vago para decir tonterías con mi hermano mayor, entonces envíame la medicina. Es mejor que perder el tiempo. También..." Zhong Wan bajó la cabeza para mirarla. Xuan Congxin guardó silencio. Con la mirada baja, dijo: "Mi hermano mayor es cobarde y de ingenio lento. Me temo que sus palabras podrían herir tus sentimientos. No te sientas triste Entiendo que, en aquel entonces, tú ... sufriste muchas dificultades a causa de nosotros" "Las personas no solo pueden considerar su propia vida como una vida. O de lo contrario, ¿las vidas de otras personas no se considerarían vidas también?" algo rojo ligeramente le bordeó los ojos. "No soy alguien que no puede distinguir lo bueno de lo

malo. Tampoco soy desagradecida. En este momento, solo te estoy ayudando un poco. En comparación con lo que has hecho por nosotros en el pasado, no es nada. Si necesita mi ayuda, hágamelo saber. No me trates como a una niña pequeña, ¿de acuerdo?" Justo ahora, a Zhong Wan en realidad no le importaban esas cosas en absoluto. Sin embargo, después de escuchar lo que dijo Xuan Congxin, su corazón se suavizó de inmediato. El asintió. "Bien." Xuan Congxin se dio la vuelta y continuó su camino de regreso a su patio. Mientras caminaba, dijo: "¿Cuáles fueron los síntomas de esa medicina que comiste en el pasado? ¿Cuánto tiempo te tomó recuperarte? ¿Quién te cuidó durante esto? ¿Es seguro?" "Es similar a un resfriado regular. Te golpea como un maremoto ..." Recordó el pasado, las comisuras de sus labios inclinándose hacia arriba. "Mi amante me cuidó muy bien ..." En el patio lateral de la finca del príncipe Yu, Yu She se pellizcó la punta dolorida de la nariz. Bebió un sorbo de té, con expresión sombría. "Continúa hablando". Una persona vestida de guardia personal se arrodilló sobre una rodilla. Informó sin dejar ningún detalle: "Comieron la cena juntos, con un viejo mayordomo parado a un lado mientras los atendía. El viejo mayordomo dijo, 'tampoco deberías ser tan descuidado con tomar una concubina. Ya preparé algunos regalos. Echa un vistazo una vez que regreses." "La joven señorita se sorprendió. Ella dijo: '¿No dijiste que te ibas a casar con una esposa? ¿Cuándo se convirtió en tomar una concubina?" "El príncipe Qian An asintió y dijo: 'a esta edad y a esta altura, es más apropiado que sea una concubina'." "Entonces el viejo mayordomo preguntó, '¿qué edad y qué altura? ¿Por qué todos ustedes ya saben esto?" "El joven maestro dijo: 'la nueva cuñada tiene nueve chi (1) y es muy mayor con un

temperamento serio y un espíritu indomable. Demasiado fuerte. Quizás el descendiente del dios prehistórico, Kuafu (2) ". Yu She se quedó sin palabras. Él entrecerró los ojos y miró a su espía. "¿Tu. Estas. Tratando. De. Hacerme. Reír?" La amargura llenó al espía, pero no pudo quejarse. Había arriesgado la suya por Yu She durante muchos años, atravesando fuego y agua. Había confiado en todas las cicatrices de batalla en su cuerpo para subir a esta posición actual. Ahora, por alguna razón, fue enviado a investigar un asunto tan pequeño. Y debido a algo tan extraño, ¡perdió la confianza de Yu She por muchos años! ¿Cómo iba a saber por qué Zhong Wan se casaría con un descendiente de Kuafu? ¡Él tampoco lo entendió! Después de que el espía se arrodilló, dijo: "Si hay una palabra de mentira allí, ¡que este humilde sea alcanzado cinco veces por un rayo!" Luego sacó la daga corta de su cintura. Lo levantó y estaba a punto de apuñalarlo en la pierna. Pero antes de que pudiera, Yu She movió la mano: "Suficiente." La daga corta cayó al suelo. Las lágrimas fluyeron del hombre decidido. "Heredero..." Yu She dijo lentamente: "Ve a investigar qué inmortal es ese descendiente de Kuafu".

...

GLOSARIO 1.- . Un pie chino. Alrededor de un tercio de un metro.

2.- . Un gigante en la mitología china que deseaba capturar al Sol.

Capítulo 20

Yu She convocó al mayordomo Feng y compartió la esencia general de las cosas. Él ordenó: "Ve a investigar. Con qué diablos se va a casar"

El mayordomo Feng también estaba completamente perdido. Preguntó cuidadosamente: "Heredero ... ¿hay algún malentendido en esta situación?" Yu She preguntó fríamente: "¿Qué malentendido?" El mayordomo Feng analizó con cautela: "Desde tiempos históricos, ha habido varias familias pequeñas o sin importancia que han aprovechado sus apellidos para conectarse forzosamente con los famosos sabios del pasado. De cualquier manera, no hay forma de probar nada, solo están presumiendo. Pero ... esta es la primera vez que este viejo sirviente ha oído hablar de alguien que se jacta de ser descendiente de Kuafu" "En primer lugar, Kuafu es un personaje en 'El clásico de las montañas y los mares'. Ni siquiera sabemos si esa persona realmente existió, así que a menos que esta mujer sea realmente extraordinariamente alta, hasta el punto de sorprender a todos, nadie la creerá." "En segundo lugar, Kuafu no es un sabio. Decir forzosamente que eres su descendiente ... realmente no te hace más impresionante. Si invitaras a esta persona a tu casa para ser un soldado de la familia, naturalmente estaría bien, pero para ser una concubina... no se puede considerar alguien de buena calidad ". Yu She dijo sin emoción: "Quizás, aparte de ser robusta, no tiene nada más para seducir a los hombres". El mayordomo Feng trató de leer la mente de Yu She y respondió: "En verdad. Tal estratagema para ganar reconocimiento no se puede permitir. Hoy puede decir que ella es descendiente de Kuafu; mañana otro dirá que son descendientes de Pangu (1). Dos días después, alguien más dirá que son descendientes de Chang-e (2), luego descendientes de Meng Po (3), otros descendientes de Guan Shiyin (4) ... ¿Qué haría eso? En el futuro, si de alguna manera no te conectas con un dios o monstruo prehistórico, ¿no podrás casarte con nadie? Más tarde, la capital se llenará de todo tipo de demonios y monstruos. ¿Cómo se puede permitir que eso suceda?" Yu She sintió que le dolía la cabeza. "Deja de hablar." El mayordomo Feng apresuradamente cerró la boca. Luego, cambió el tema y dijo:

"El joven maestro Zhong debe haber sido engañado por alguien. ¡Después de llegar al fondo de esto, él será la primera persona a quien le revelemos la verdad!" Yu She frotó furiosamente el espacio entre sus cejas. Qué desastre fue esto ... "Hablando de espíritus y dioses", el mayordomo Feng comenzó en voz baja, "Estaba a punto de decirle al Heredero. Anoche salieron noticias del palacio. Dijeron qué, si alguien entre los aristócratas vincula el incidente de ahogamiento del Tercer Príncipe con espíritus o dioses otra vez, serán juzgados por traición ". Yu She sonrió. "¿El emperador finalmente está ansioso?" El mayordomo Feng bajó la voz. "Se enfureció varias veces, pero no puede hablar públicamente sobre este tema. De lo contrario, más personas lo sabrán. Solo puede filtrar algunas noticias en secreto e intentar intimidar a la gente ". El mayordomo Feng no era el único confidente de Yu She. Él ordenó directamente a otras personas que hicieran muchas de las cosas relacionadas con el exterior (5), el mayordomo Feng no sabía mucho sobre ellos. Lentamente preguntó: "¿Quién ... comenzaría todos esos rumores para crear un desastre?" Yu She podía saber lo que el mayordomo Feng implicaba. Había una pizca de burla en sus ojos. "No fui yo".

El mayordomo Feng dijo apresuradamente: "Este viejo esclavo ha sido tonto". "Si hubiera hecho esto, no habría sido tan suave", declaró Yu She generosamente. "¿De qué tiene más miedo el emperador en este momento?" El mayordomo Feng pensó acerca de esto y respondió, "Definitivamente de algo que pueda pasarle al príncipe. Si algo realmente pasará, podría ser como... algo así como... los rumores de que su corona proviene de métodos deshonestos, son verdaderos" Yu She preguntó "Enronces, ¿Qué príncipe tiene más miedo de que algo les suceda algo?" El mayordomo dudó, "El cuarto.... ¿cuarto príncipe?"

Yu She se burló. El mayordomo se limpió las gotas de sudor en la frente. Su voz era prácticamente inaudible. "Usted..." "En este momento, él tiene más miedo de que me pase algo". Yu She habló normalmente. No se molestó en bajar la voz. "Incluso si algo le sucediera a Xuan Jing y Xuan Qiong, la peor consecuencia sería que más personas pudieran señalarlo con el dedo usando lo que el oráculo había dicho en ese entonces. ¿Pero qué hay de eso? ¿Qué tipo de evidencia es esa? Además, incluso si todos los príncipes murieran, aún podría no haber nadie capaz de usurpar su trono" El corazón del mayordomo comenzó a latir más rápido al escuchar esto. Él asintió, "Cierto ..." "Pero yo soy diferente". Yu She bajó la cabeza y sonrió. "En un momento tan crucial, si algo me sucediera, causaría que salieran a la luz varias de sus asquerosas acciones anteriores. Si yo fuera el que tramara todo, la primera persona que no perdonaría sería yo mismo ". Yu She miró por la ventana y preguntó casualmente: "El estanque en nuestro patio. ¿Ya se ha derretido el hielo?" El mayordomo Feng no sabía por qué Yu She de repente estaba preguntando sobre esto. Él respondió honestamente: "Todavía no". "Este estanque está conectado al agua en movimiento afuera. La capa de hielo encima no puede ser tan gruesa" Yu She arrastró las palabras. "Dime, si tuviera que pisarlo ... ¿rompería esa capa de hielo?" La expresión del mayordomo Feng cambió de inmediato. Él apresuradamente dijo: "¡Este viejo sirviente estaba inventando cosas hace un momento! Obviamente, esto no tiene nada que ver con el heredero. Tú ... ¡No pienses demasiado!" La expresión de Yu She era normal. "No lo estoy. Simplemente creo que, en este momento, sería muy interesante si me ahogara en un hoyo de hielo en medio de la noche ".

El mayordomo Feng estaba tan agitado que la vena de su frente se había vuelto visible. Si alguien más lo mencionara casualmente, creería que solo estaban bromeando. Pero la persona frente a él había comido en secreto comida fría en polvo durante medio año sin contárselo a nadie. ¡Casi había muerto por envenenamiento por arsénico! Yu She dijo: "En realidad, el día en que la princesa real le ordenó que me dijera que me mantuviera lejos del borde del agua, ya lo había considerado". El mayordomo Feng dijo ansiosamente: "¡Tú! Tu..." "Solo te estoy molestando." Yu She se rio. "Realmente ya no quiero dormir en un hoyo de hielo". Yu She pensó en lo que su espía le había dicho antes. Su mirada se oscureció. "Necesito averiguar primero ... con qué concubina está planeando casarse".

El mayordomo Feng lanzó un suspiro de alivio. No sabía si reír o llorar. "Tu realmente eres..." quería reír, pero al pensar en cómo había sido la vida de Yu She en los últimos años, de repente sintió una punzada en el corazón. "Es mejor que no tengas ideas tan tontas", dijo el mayordomo Feng de una manera reconfortante. "Es bastante tarde. ¿Descansara el Heredero, ahora?" Yu She asintió, luego se levantó y se dirigió a la habitación. El mayordomo ultimadamente no podía relajarse por completo. Se quería ir por un rato, pero así no podía vigilar a Yu She durante la noche. Así que solo podía llamar a unos pocos soldados de la familia y ordenarles que vigilaran estrictamente la puerta y la ventana de la habitación de Yu She. No debían, en ninguna circunstancia, permitirle irse en medio de la noche. Incluso si no podían detenerlo y dejarlo salir, aún tenían que seguirlo, manteniendo una distancia de un pie de distancia. Los soldados de la familia reconocieron sus órdenes. El mayordomo Feng se calmó y luego salió.

Al mismo tiempo, las luces aún brillaban en el Palacio Xinghe (6). El emperador Chongan se sentó en la cama del cuarto cálido. Su expresión era oscura y su voz baja y ronca. "¿Podría ser que Ziyou está siendo irrazonable de nuevo?" El miembro del gabinete, Liang Qi, se sentó en un pequeño taburete y sacudió suavemente la cabeza. "No lo parece. El joven príncipe Yu actúa con decisión. Si él fuera el autor intelectual detrás de esto, el Tercer Príncipe probablemente no habría podido vivir hasta ahora ".

Los ojos del emperador Chongan estaban tormentosos. "¿Es eso así? Ese año cuando comía esas cosas (el veneno), yo ya pensaba que tal vez tenía tales pensamientos y estaba rompiendo a propósito de mi corazón " El emperador Chongan suspiró, fatigado. "Me pregunté a mí mismo y creo que no lo he maltratado de ninguna manera. Entre todos mis hijos, él es el único que he malcriado desde joven. En aquel entonces ... incluso había tenido la tentación de reconocerlo como mío." "¡Absolutamente no!" Liang Qi se puso de pie. Se inclinó y dijo: "El joven príncipe Yu es talentoso más que otros, pero tiene una personalidad antisocial y una naturaleza cruel. Si no le interesa convertirse en príncipe heredero, todo está bien, pero si el Joven Príncipe Yu está realmente interesado y Su Majestad lo admite apresuradamente ... Su Majestad podría poner en grave peligro al Cuarto y Quinto Príncipe. Para entonces, el país estará en crisis y no habrá paz en el mundo ". Hablar de Xuan Jing y Xuan Qiong hizo que la expresión del emperador Chongan empeorara aún más. "Si los dos fueran impresionantes de alguna manera, ¿por qué tendría estos pensamientos? Mis hijos me avergüenzan ..." "Los dos príncipes acaban de llegar a la edad adulta; todavía hay tiempo para enseñarles ". Liang Qi estaba preocupado de que el emperador Chongan realmente quisiera reconocer a Yu She debido a su falta de descendencia. Añadió: "Primero podemos ignorar lo difícil que será calmar al público y al clan real si lo

admites como príncipe. Si en el futuro, el joven príncipe Yu pregunta por su madre biológica, ¿cómo planea su majestad responderle?" El emperador Chongan bajó la mirada. "Ella era solo una vieja amante que tenía de mi estado ..." "¿Qué pasa si el joven príncipe Yu está decidido a obtener todos los detalles?" Liang Qi estaba extremadamente preocupado. "Incluso si él no pregunta, en el futuro ... si Su Majestad quiere declarar al Joven Príncipe Yu como el príncipe heredero, Su Majestad finalmente debe dar a los miembros del clan real y a todos los funcionarios una razón creíble." "De lo contrario, esta decisión será considerará injusta e inmerecida. Siempre habrá personas que intenten usar esto para causar problemas. Por supuesto, Su Majestad podría no querer convertirlo en el príncipe heredero, lo que nos lleva de vuelta a la pregunta en cuestión ... ¿Puede el joven príncipe Yu permitir que vivan los otros dos príncipes?" El emperador Chongan se apoyó contra su almohada y suspiró. "¿Crees que les permitirá vivir a los dos si no admito que es mío?" "El joven príncipe Yu actualmente no está interesado en la lucha por el príncipe heredero. Además, tiene un apellido diferente, lo que lo hace injusto e inmerecido. Mientras Su Majestad no lo reconozca, no podrá convertirse en una amenaza." Liang Qi levantó su mirada para mirar al Emperador Chongan, luego suavizó su voz. "Para garantizar la seguridad de los príncipes, si algo sucede en el futuro, siempre y cuando Su Majestad pueda ser lo suficientemente duro, será posible ..." El emperador Chongan al instante abrió los ojos. Preguntó fríamente: "¿Me estás diciendo que me deshaga personalmente de él?" Liang Qi se arrodilló. El interior del cuarto cálido estuvo en silencio durante mucho tiempo. El emperador Chongan se apoyó contra su almohada y sacudió la cabeza. "No me quedan muchos hijos ... él es la última esperanza que tengo y que he dejado a la princesa real. Si algo sucede en el futuro, independientemente de si está

dispuesto o no, tendrá que ... no importa. Puedes retirarte." Liang Qi sabía que el emperador Chongan no podía soportarlo, así que no continuó tratando de persuadirlo. "Sigue investigándolo", dijo el emperador Chongan después de una larga pausa. "No creo que esto parezca el trabajo de Ziyou tampoco". Liang Qi se puso de pie. Reflexionó por un momento, luego preguntó: "Su Majestad, con respecto a los antecedentes del joven príncipe Yu ... ¿ya lo sabe?" El emperador Chongan respondió, con un tono teñido de fatiga: "Es conocido desde hace seis años. Todavía recuerdo, recuerdo cómo atravesó tantas líneas de defensa del palacio y cargó en medio de la noche, cubierto de nieve. Fue justo aquí donde me preguntó ... " Liang Qi preguntó: "¿Qué ... preguntó?" El emperador Chongan presionó las esquinas de sus ojos. No quería recordar ese evento, así que simplemente agitó su mano para indicarle a Liang Qi que se fuera. El eunuco afuera del cuarto cálido corrió las gruesas cortinas para Liang Qi. Una ráfaga de viento frío se abrió paso. El emperador Chongan ya tenía muchos años de vida, por lo que se estremeció un poco y comenzó a toser. En medio de la noche, el mayordomo Feng llamó a las grandes puertas de la finca del príncipe Qian An. Zhong Wan se sentó cansado y se puso algo de ropa a su alrededor. Todavía medio dormido, preguntó: "¿Quién es?" Yan Pingshan puso su propio calentador de manos en las manos de Zhong Wan y dijo suavemente: "El mayordomo Feng de la propiedad del Príncipe Yu". ... GLOSARIO 1.- En la mitología china, es el creador del mundo y el primer ser vivo.

2.- Diosa China de la luna. Ella vive en la luna con su coneja de jade. 3.- Diosa china del olvido. Su título es "Abuela Meng" y está a cargo de entregar a las almas que cruzan el puente hacia el Inframundo un plato de sopa de la Abuela Meng. Esta sopa hace que uno olvide sus vidas pasadas. 4.- También conocida como Guanyin, la adaptación china del bodhisattva budista Avalokiteśvara. Ella es la diosa de la misericordia / compasión. 5.- Como mayordomo, Feng está a cargo principalmente de las cosas dentro de la propiedad. 6- El palacio contenía "palacios" más pequeños (básicamente el equivalente de patios en fincas regulares) que ocupaban los emperadores / consorte.

Capítulo 21

Zhong Wan invitó al mayordomo Feng al pequeño estudio. Mientras esperaban a que

los sirvientes trajeran té, los dos se miraron en silencio, antes de mirar hacia otro lado. Luego, accidentalmente se miraron a los ojos de nuevo y rápidamente desviaron la mirada. Fue incomparablemente incómodo. Zhong Wan se sintió avergonzado. Cuando aún era joven, realmente no había sido humano. Había vivido en el patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu durante medio año, pero siempre le causaba problemas al mayordomo Feng. El mayordomo Yan personalmente preparó una buena taza de té para que bebieran y lo envió. Zhong Wan miró a Yan, captando su atención. Yan sacó a los otros sirvientes. Zhong Wan reflexionó sobre sus palabras y acciones de los últimos días. No sabía cómo había ofendido a Yu She porque tenía que enviar a alguien a su propiedad en medio de la noche. Y envió deliberadamente a la persona que más temía: el mayordomo Feng. ¿Quería que Feng lo regañara? Zhong Wan sirvió té. Sondeando dijo: "Como sea... ¿Qué quiere el joven príncipe Yu que haga?" El mayordomo Feng sacudió la cabeza apresuradamente. "Nada. Me escapé intencionalmente después de que el Heredero se retiró para pasar la noche." Zhong Wan pensó, estás tratando fuertemente de pasar desapercibido. Sin embargo, con una expresión inocente, dijo: "Oh, ¿en serio?" "Después del cumpleaños de Su Majestad, ¿el Joven Maestro Zhong acompañará a la gente del estado del Príncipe Qian An a su feudo solariego?" preguntó el mayordomo Feng. Zhong Wan no tenía intención de regresar. Sin embargo, él dijo: "Por supuesto". Un suspiro escapó de los labios del mayordomo. Zhong Wan bebió un sorbo de té. Suave y cautelosamente, dijo: "¿Mayordomo Feng cree que me estoy yendo demasiado tarde?" Feng sacudió rápidamente la cabeza. "No, no. El joven maestro Zhong está pensando

demasiado ". Luego dijo lentamente: "Una vez que el joven maestro Zhong se vaya ... lo más probable es que no vuelvas a la capital, ¿verdad?" Zhong Wan asintió con la cabeza. "Por supuesto." La mirada del mayordomo Feng resultó complicada. Un momento después, dijo: "Si este viejo esclavo puede ser tan valiente para pedirle un favor, a la luz de este viejo esclavo que se ocupó de su honorable ser antes, ¿podría el Joven Maestro Zhong manejar algunas cosas por mí?" "Habla" El mayordomo Feng pensó durante mucho tiempo. Su rostro estaba tan rojo que parecía morado. "Si el Joven Maestro Zhong es libre, ¿es posible ... que se quedara en la capital por un tiempo?" Zhong Wan casi dijo que esto era exactamente lo que había estado esperando que dijera. Pero porque quería escuchar al mayordomo Feng decir más, se tragó las palabras. Fingiendo reticencia. "Eso no sería bueno" "Hace tiempo que no tengo familiares en la capital. Además, mi identidad es algo incómoda. Cada vez que me encuentro con viejos amigos y conocidos, es vergonzoso. Además..." Zhong Wan miró a Feng. "Debes tener claro que, en el pasado, el joven príncipe Yu me estafó para que fuera a su propiedad. A decir verdad, ahora le tengo mucho miedo" "En este momento, solo estamos hablando de Heredero". El mayordomo Feng rio amargamente. "Una persona directa no recurre a insinuaciones. Las circunstancias del heredero en los últimos años ... El joven maestro Zhong, naturalmente, debería ser algo consciente ".

Incontables pensamientos pasaron por la mente de Zhong Wan. Sin embargo, su boca permaneció hermética.

"Solo escuché que el temperamento del Heredero cambió un poco. No es tan gentil como lo había sido en su juventud" "Más que eso." Feng estaba muy preocupado. "Seré honesto con el joven maestro. Que el Heredero pudiera vivir hasta ahora fue ... no fue fácil." La ansiedad engullo el corazón de Zhong Wang. Aun así, su expresión se mostro neutral. Luego, fingió sorpresa. "Arriba, Su Majestad protegía al Príncipe Yu, abajo, la princesa real apreciaba al príncipe. ¿Cómo pudo ser esto posible?" El mayordomo Feng parecía tener muchas palabras atascadas en su garganta. "Es impreciso acerca de este asunto con respecto al clan imperial. En resumen ... Hoy en día, el Heredero no puede permanecer inactivo" Zhong Wan frunció el ceño. "¿No puede permanecer inactivo?" "Si el Heredero está inactivo, definitivamente causaría algunos problemas". Cada vez que Feng recordaba eventos pasados, el miedo llenaba su corazón. "Además, haría algo grande cada vez ... Hace unos años, Su Majestad trajo a los miembros del clan imperial a cazar en el otoño. A la princesa real le preocupaba que una flecha perdida golpeara a alguien, y no quería que el Heredero participara. ¿Puede su honorable, adivinar lo que pasó?" Inconscientemente, Zhong Wan pensó que algo malo había sucedido. El mayordomo Feng todavía tenía un miedo persistente. "El Heredero se quitó a la gente que lo vigilaba. No llevaba arco y flecha ni un sable largo. Solo trajo una daga, montando su caballo como el viento en el coto de caza. Cuando salió ... su cuerpo estaba cubierto de sangre. Gracias a Dios que solo había sufrido heridas leves. Sin embargo, nadie sabía lo que le había sucedido después de haber entrado solo en el coto de caza. Tampoco sabían si era una suerte que hubiera salido vivo." "Ese año, en la princesa había estado renovando su jardín y construyó un invernadero de tres pisos. El día que se terminó de construir, incluso el emperador vino a echar un vistazo. La princesa se ocupó de los asuntos dentro y fuera de la finca y no le prestó atención al Heredero."

"Tampoco sabía lo que vio o escuchó el Heredero. Fue a la cima del invernadero. Bebió hasta que quedó borracho. ¡Y se sentó fuera de los pasamanos! Si hubiera sido un poco descuidado y se hubiera caído, ¡definitivamente habría muerto!" "La princesa casi se desmayó de miedo. Por el contrario, era nuestro Príncipe quien estaba tranquilo. Hizo que algunos de los guardias que estaban detrás de él subieran lentamente las escaleras hasta el piso superior y bajaran al Heredero." "También hubo otra ocasión en que el Herederor tuvo tiempo libre durante varios días consecutivos. Escuchó que un nuevo domador de serpientes había llegado a la propiedad del Quinto Príncipe. Fue a la propiedad del Quinto Príncipe para ver al domador de serpientes tocar una canción y hacer que la serpiente bailara. Por alguna razón, el Heredero encontró y agarró una serpiente venenosa por sí mismo, sacudiéndola." "¡Y la serpiente le mordió la parte superior del brazo! Afortunadamente, el veneno de la serpiente no fue fatal. Sin mencionar que el médico imperial proporcionó cuidados críticos de inmediato. Sin embargo ... debido a esto, Su Majestad dio un sermón serio al Quinto Príncipe." "Hay innumerables ejemplos similares. En los últimos años, el Heredero ... ha dado cada paso hacia una situación peligrosa. Si no fuera porque Su Majestad y la Princesa rea lo observaron con tanta atención, ¿quién sabe cuántos incidentes más habrían ocurrido?"

"Y este suele ser el caso ... Mientras esté inactivo durante unos días, es inevitable que el Heredero encuentre algo peligroso que hacer. Este viejo esclavo ... tiene miedo sin sentido todos los días" Zhong Wan se aferró firmemente a los reposa manos de su silla. Él contuvo el aliento. Intentó lo mejor para hablar en un tono natural. "El joven Príncipe Yu ... ¿por qué se está tratando así a sí mismo? ¿Como si no se apreciara a sí mismo?" Feng levantó la taza de té, el contenido ya se había enfriado, y tomó un sorbo. Sus labios se movieron. Sin embargo, ni una palabra escapó. "Que me hayas buscado hoy parece implicar que de alguna manera confías en mí".

Zhong Wan dijo en voz baja: "No me atrevo a rechazar su solicitud de ayuda. Sin embargo, todavía necesito saber cómo puedo ayudarte." "Solo mantenerlo ocupado es suficiente", soltó el mayordomo Feng. "Desvía su atención a otra parte. ¡No le des tiempo para atormentarse!" Zhong Wan dudó cuando dijo: "¿Estás seguro ... de que puedo distraerlo?" "¡Si!" exclamó Feng, confiado. "¡Definitivamente sí! El joven maestro Zhong no lo sabe, pero el Heredero es muy serio cuando se trata de sus asuntos." Una sonrisa seca se extendió por los labios de Zhong Wan. No se lo creía. "Me estás sobreestimando". El mayordomo Feng dijo rápidamente: "¡Es la verdad! ¿Recuerda la última vez, cuando ese magistrado de la prefectura de apellido Xing había entrado en la capital para el servicio oficial? Llegó a la finca, usando la excusa de una visita oficial para construir conexiones. ¡Y el Heredero aceptó seriamente su solicitud en el acto! Aunque después de que el magistrado de la prefectura se fue, el Heredero cayó en un berrinche y encontró una excusa para causarle problemas al Cuarto Príncipe y discutió con él, ¡podría decir que el Heredero estaba de buen humor en los días siguientes!" Zhong Wan no sabía si reír o llorar. En aquel entonces, Yu She había ayudado a esconder a Zhong Wan en la capital. Había aceptado tácitamente su historia de amor, que existía como un nudo en el corazón de Zhong Wan. Cada vez que lo pensaba, se sentiría muy culpable. Quería preguntarle a Yu She claramente cómo se sentía, pero estaba demasiado avergonzado. ¿Por qué mostrar afecto en una fiesta desinteresada como esta? Zhong Wan levantó la mirada. Se quedó mirando al mayordomo Feng. Endureciendo su corazón, dijo: "Entonces tengo algo que preguntar ..." Feng espetó: "El Joven Maestro puede continuar".

Sin preocuparse por cómo se vería, Zhong Wan dijo: "Ziyou ... ¿me tiene cariño?" El mayordomo Feng se sentó allí, incómodo. "En el pasado, Su honorable y el Heredero habían interactuado día y noche ... ¿Cómo puedes no saberlo? el Heredero te había tratado tan bien en ese entonces. ¿Por qué es ... que no estabas al tanto?" Zhong Wan sacudió la cabeza. En realidad, le había preguntado a Yu She antes. En aquel entonces, Yu She acababa de romper su compromiso. Zhong Wan insinuó que esta vez rompió con éxito el compromiso, pero ¿qué pasaría la próxima vez? El joven Yu She dijo automáticamente: "Esta vez, los dos no estábamos dispuestos. Naturalmente, el compromiso debería haber terminado. La próxima vez, si somos compatibles, la boda continuará".

El joven Zhong Wan dijo secamente: "Sí". Zhong Wan había grabado esas palabras en la memoria. A partir de entonces, ya no se atrevió a pensar en otras cosas. Lo sabía claramente en su corazón, pero por alguna razón, todavía quería preguntar una vez más. "Quiero saber si tiene esa intención. Solo entonces ... Solo entonces puedo encontrar algo que lo ocupe." Después de un momento de cuidadoso pensamiento, el mayordomo Feng golpeó la mesa. "Yo creo que es verdad." Zhong Wan levantó la vista. A Feng ya no le importaba mantener la propiedad. Él descaradamente dijo: "El primer año que te fuiste, el Heredero tuvo un momento difícil. Casi no lo logró. Un día, el Heredero se dio el gusto con el alcohol, y escuché algunas palabras que solo

quería decir para sí mismo" Inmediatamente, Zhong Wan preguntó: "¿Qué dijo?" "Él dijo..." El joven Yu She se sentó borracho en el suelo, sosteniendo una pequeña jarra de vino, con la cabeza echada hacia atrás mientras la tragaba. "Nadie me quiere vivo ... Padre no es mío. Mi madre no es mía ... Mi verdadero padre no es mío. Mi madre biológica no es mía. Mis hermanos no son míos. Mis hermanas no son mías ..." El joven Yu She tragó el vino fuerte. Ahogándose. Luego, con voz ronca, dijo: " Yuangui (1) ... tampoco es mío". Feng ocultó el comienzo de esas palabras de Zhong Wan, solo diciéndole el final. Luego, con voz suave, Feng dijo: "Este viejo esclavo recuerda que el nombre de cortesía del Joven Maestro es Guiyuan". Zhong Wan cerró los ojos y giró la cabeza, sin dejar que el mayordomo Feng lo mirara a la cara. En aquel entonces, claramente dijiste que querías casarte con alguien. Zhong Wan pasó mucho tiempo tranquilizándose. El asintió. Dentro de Feng existía un rastro de esperanza. "Por eso deseaba en ese entonces, que el Heredero dijera tu nombre, Joven Maestro." "De hecho, ¡de hecho!" soltó Feng, después de pensar en otra cosa. "¡Al día siguiente, usé un enfoque indirecto para resolver algo! Le pregunté al Heredero si lamentaba haber dejado ir al Joven Maestro. Si no podía soportar separarse del Joven Maestro después de estar juntos por tanto tiempo. Y el Heredero dijo ... " El mayordomo Feng reflexionó cuidadosamente sobre sus palabras. "En ese momento, el Heredero estaba completamente desanimado. Él dijo: 'si lo logro, tal es la suerte; Si no lo hago, así es el destino'" "También dijo, 'hay algunas cosas que deben ser enterradas en el corazón, que nunca se deben contar a otros por el resto de la vida'."

"Él es así. Tú también". El mayordomo Feng hizo una pausa y tartamudeó, antes de decir: "Luego, unos días después, llegaron noticias ... Al final resultó que le dijiste a alguien en Qian An los asuntos relacionados contigo y el Heredero ". Zhong Wan ocultó la angustia en su corazón. Tosió. Levantó su taza de té y tomó un sorbo. Temiendo que Zhong Wan pensara que se estaba burlando de él, el mayordomo Feng una vez más se apresuró a decir: "El joven maestro está equivocado. ¡Desde que aparecieron este tipo de rumores, el Heredero se volvió más enérgico!" Después de escuchar sus palabras, Zhong Wan contempló en qué período esto había ocurrido. Y se dio cuenta de que fue durante los momentos más insoportables de sus dos vidas. Debido a una extraña combinación de factores, dos personas, una en la capital y otra en Nanjiang, inesperadamente se apoyaron mutuamente. En voz baja, Zhong Wan dijo: "¿Qué quieres que haga? Sólo dime. Puedo hacer cualquier cosa." Feng estaba encantado. "Entonces, ¿esto significa que estás de acuerdo? ¿No volverás a Qian An todavía?" Zhong Wan asintió con la cabeza. "Antes de poder garantizar que estará bien, no me iré." "Sin embargo ... incluso si el joven príncipe Yu hubiera sentido un poco de afecto hacia mí, no es seguro en este momento". Zhong Wan respiró hondo. "Si en el futuro se ha cansado de mí, por favor, por el bien de nuestra amistad, que el joven príncipe Yu me permita mantener un cuerpo completo". "Por supuesto", dijo Feng rápidamente. Al día siguiente, justo después de que Yu She tomara su comida de la mañana, miró al mayordomo Feng, asombrado. "¿Fuiste a buscar a Zhong Wan anoche?" En el borde, el mayordomo Feng dijo: "Sí".

Un tramo de silencio. Entonces Yu She dijo: "¿Te dije que investigaras, y vas directamente a preguntarle?" El mayordomo Feng lo jugó todo. "¡Pensé que el Heredero se sentía ansioso por saberlo, así que fui a preguntarle directamente!" Por un momento, Yu She se quedó sin palabras. Sospechaba que había infectado al mayordomo Feng con un mal hábito. "Entonces ..." Yu She miró al mayordomo Feng de una manera complicada, incapaz de expresarse sucintamente. "Entonces, ¿qué dijo él? ¿Pensó que te habías vuelto loco como yo?" El mayordomo Feng se secó el sudor. "No. El joven maestro Zhong dijo ... dijo ... dijo ... " Yu She lo encontró simplemente desconcertante. Impacientemente dijo: "¿Qué dijo?" El mayordomo Feng endureció su corazón y gritó: "¡El joven maestro Zhong dijo que desde que regresó a la capital, el Heredero lo ha tratado con demasiada frialdad, ¡sin valorar por completo el afecto del pasado! Su corazón ha muerto y, como tal, decidió abandonarse desesperado. ¡Quiere tomar más de diez concubinas, para que todos en el mundo sepan que en el patio lateral de la finca del Príncipe Yu, las nubes de arriba son verdes! (2)" (N/T: jajajajajajajajajajajajajajajajajaja, no mames viejito, ¡te pasaste!) Las pupilas de Yu She temblaron débilmente, con un tinte rojo. Aunque Yu She estaba extremadamente enojado, él se echó a reír. "¿Realmente cree que lo estoy tratando con demasiada frialdad? Bien, muy bien. A la próxima le haré saber lo que realmente significa ser cariñoso". ... GLOSARIO 1- . Significa una "persona que está lejos". Esto se refiere a Zhong Wan, porque

acaba de abandonar la propiedad del Príncipe Yu en ese momento. Además, recuerde que el nombre de cortesía de Zhong Wan es "Guiyuan". Entonces Yu She está tan borracho que está mezclando el nombre de cortesía de Zhong Wan o está usando un juego de palabras. 2.- Lo que significa que Zhong Wan es la "mujer", y Yu She es el "hombre", y dado que Zhong Wan está tomando tantas concubinas, Yu She está usando un ENORME sombrero verde (también conocido como cornudo). NOTA DE TRADUCTOR: ¡¡OMG!! Me eché a reír tantas veces durante este capítulo, especialmente la parte sobre las nubes verdes Y... Oh, oh... Yu She al final del capítulo ... Zhong Wan mejor ten cuidado con XD

Capítulo 22 Parte 1

El mayordomo Feng logró su objetivo y estaba a punto de irse cuando Yu She dijo de repente: "Detente ahí". El mayordomo Feng sintió que se le encogía el corazón, pero no lo mostró en su semblante. Se inclino y dijo: "Por favor, da tus instrucciones, heredero". Yu She juzgo con la mirada al mayordomo: "Dices que, Zhong Wan desea poner una distancia de diez li de mí. ¿Él diría algo así? ¿se atrevería?" Obviamente no. Feng había pasado mucho tiempo hablando con Zhong Wan la noche anterior. Su tema de conversación solo había sido Yu She. Se había olvidado por completo del tema de la concubina y solo recordaba que no había mencionado el tema más importante después de regresar aquí. El mayordomo Feng sabía que no podría ocultar su visita a la propiedad del príncipe Qian An de Yu She. Sin otra opción, solo podía hacer algo en el acto. Originalmente pensó que las palabras que había inventado estaban bastante de lo que diría Zhong Wan. ¿Quién hubiera pensado que Yu She era capaz darse cuenta? Se calmó y preguntó en respuesta: "¿No ha sido siempre así el joven maestro Zhong? ¿Hay algo que no se atreva a hacer?" Al escuchar esto, Yu She sintió que su ira crecía. "Bueno. Él es realmente capaz ahora ". El mayordomo también suspiró. "Con la edad, se ha vuelto más audaz". Yu She estaba tan enojado que casi arrojó su taza de té al suelo. "Puedes retirarte"

El mayordomo Feng se marchó, pero se sintió preocupado por Zhong Wan después de ver el estado actual de Yu She. Intentó leer la mente de Yu She y abogó por Zhong Wan: "Pero esto no es culpa del joven maestro Zhong. Él ya tiene veintitantos y ha estado solo todo este tiempo. Todos los sabios dicen que 'el deseo de comida y sexo reside en la naturaleza humana' y 'la lujuria es una necesidad humana básica'. Es un hombre adulto normal que nunca ha tenido a nadie en su habitación (1). Eso es anormal ". Al escuchar esto, la atmósfera de disgusto que rodeaba a Yu She se volvió más pesada. Levantó la mirada y preguntó fríamente: "¿Estás diciendo que soy anormal?" (N/T: jajajajaja te salió el tiro por la culata, viejo) Feng quería abofetearse en la cara. ¡Había mencionado exactamente lo que el Heredero no quería escuchar! Feng intentó apresuradamente rescatar la situación. Diciendo: "No, no ... ¡El heredero es más joven que él! ¡No hay prisa!" La adición de aceite al fuego (2) por el mayordomo, enfureció por completo a Yu She.

Este se burló, "Bien ... Su habitación está vacía, ¿no? Comprendo." Cuanto más hablaba, más errores cometía Feng. Ya no se atrevió a tratar de persuadir a Yu She, solo se fue cabizbajo. Después de salir del salón principal, el mayordomo Feng se limpió el sudor frío de la cara y se sintió afortunado de que el temperamento de Yu She fuera tan impredecible en estos días. Cuanto más enojado se sentía, menos despejado estaba su mente. Esta fue la única razón por la que Feng había logrado engañar al otro. Sonó un fuerte estallido. No estaba claro qué objeto Yu She había arrojado al suelo en

el salón principal. Se relajó. Ahora que estaba tan enojado, Yu She probablemente no tendría la energía para pensar en maneras de dañarse ¿verdad?

Feng se sintió complacido y satisfecho. Se dirigió a ocuparse de sus propios asuntos. Después de tantas rondas de conmoción, olvidó que alguien notificara a Zhong Wan de lo que había dicho. Dentro de la propiedad del príncipe Qian An, Xuan Rui y Xuan Congxin se sentaron en la sala cálida, ambos mirando un plato de medicina. Xuan Rui había estado mirando este tazón de medicina durante media hora. Finalmente lo tomó. Xuan Congxin lo miró y luego bajó la cabeza para continuar bordando su bolso. Xuan Congxin en realidad no era tan buena bordando. Esto era difícil de ver de los objetos grandes, como la ropa, pero sus defectos eran fáciles de exponer en estos pequeños e intrincados objetos. Bajo la mano de Xuan Congxin, dos flores de peonía perdieron su forma. (N/T: Esta chica es de las mías... un calcetín se convierte en un gusano) La túnica de piel de zorro en la que había estado trabajando para Xuan Rui estaba a medio terminar y todavía estaba tirada sobre el sofá de su habitación. Xuan Rui sostuvo la medicina y olfateó cuidadosamente antes de dejarla de nuevo. Xuan Congxin dijo fríamente: "Hermano mayor, ¿se ha enfriado la medicina? ¿Debería pedirle a alguien que la caliente por ti? "¿Qué haces aquí de nuevo?" Xuan Rui frunció sus cejas "¿No puedes bordar en otra parte?" "Espero" Xuan Congxin hizo movimientos con el hilo y la aguja en sus manos. Apasionadamente cambiaba de bordas peonías a bordar tigres. "Si no la bebes antes de anochecer, yo la beberé por ti" Bajo la provocación de su hermana pequeña, Xuan Rui recogió el tazón de medicina una vez más.

Luego, como si estuviera saboreando té, tomó un pequeño sorbo. Xuan Congxin trató de no soltar su temperamento al ver esta escena. Xuan Congxin bajó la cabeza y picho al tigre. Por primera vez, pudo entender por qué esos emperadores del pasado podían luchar y matar a sus hermanos por un sello de jade imperial, los conflictos se intensificaban incluso hasta el punto de la guerra. Olviden el trono imperial. Xuan Congxin levantó la vista para mirar a su propio hermano y pensó, si yo fuera un hombre, probablemente también pelearía contigo por la posición de príncipe. Ella realmente no podía ... soportar esto más. Xuan Congxin lamentó que las hijas tuvieran vidas difíciles, luego continuó bordando a su tigre. Mucho tiempo después, Xuan Rui recogió el tazón de medicina por tercera vez. Y lo dejaba de nuevo. Xuan Congxin miró a Xuan Rui, agarrotado. Pensó que, si ambos fuéramos príncipes imperiales, incluso si compartiéramos la misma madre biológica, definitivamente no sería fácil para ti. Te lanzaría a comer hierba en tus tierras lo antes posible. Pasó otra hora. Xuan Rui parecía haberse decidido finalmente. Se puso de pie y recogió el tazón. Sus manos temblaron. Lo dejó una vez más. Xuan Congxin arrojó su bordado, cuyo diseño ya se había convertido en un fénix, y recogió el tazón de medicina. Inclinó su cabeza para poder tragarlo todo. Xuan Rui estaba conmocionado. Se lanzó hacia adelante y se lo arrebató. La mitad de la medicina se derramó del tazón. "¡¿Qué estás haciendo?!" Xuan Rui entró en pánico, "¡Cuántos años tienes! ¿Puedes beber esto?"

Xuan Congxin tomó un pañuelo y se limpió las comisuras de la boca. "¿Qué más?

Quiero volver a Qian An. Si te niegas a beberlo, la única opción que me queda que yo lo haga" Xuan Congxin levantó la cabeza para mirar a Xuan Rui. "¿No lo has estado posponiendo por tanto tiempo porque quieres que lo beba por ti?" "¡Tonterías!" Xuan Rui estaba furioso. "¡Eso es porque no tengo el valor! ¿Cómo te haría daño?" Los ojos de Xuan Congxin contenían dudas. Xuan Rui estaba jadeando porque estaba muy enojado. Regañó a Xuan Congxin de pies a cabeza, luego ordenó a su niñera que la llevara de regreso a su habitación. Xuan Rui miró el cuenco que ahora solo estaba medio lleno. Suspiró e instruyó: "Ve ... haz otro tazón para mí. Hazlo ... más fuerte." Un rato después, un sirviente le trajo el nuevo tazón de medicina. Esta vez, Xuan Rui no dudó. Mientras todavía estaba caliente, se bebió todo el contenido. Fuera del patio, Yan Pingshan se quitó la nieve y entró en la habitación de Zhong Wan. "¿Se lo bebió?" Zhong Wan preguntó desde detrás de la pantalla. Yan Pingshan asintió con la cabeza. "Se lo bebió. En este momento, ya tiene fiebre. Estoy pensando en que la fiebre aumente, antes de pedir un médico imperial. De esta manera parecerá más grave." "Bueno." Zhong Wan trató de contener la risa. "¿Tuvo una discusión con la señorita de nuevo?" Yan Pingshan miró a Zhongwan con culpa. "¿Por qué le dijiste a la señorita que fuera allí?" "Para estimularlo", respondió Zhong Wan con calma. "Si no regreso a Qian An, Xuan Rui deberá manejar todos los asuntos de la propiedad por su cuenta. Debe aprender a hacerse más fuerte por sí mismo, paso a paso". "¿Realmente no vas a volver?" Yan Pingshan parecía que tenía mucho que quería decir. "No estás haciendo esto porque quieres tomar una concubina, ¿verdad? La persona que vino a buscarte ayer ... ¿no era el mayordomo de confianza del joven príncipe Yu?

Zhong Wan asintió con la cabeza. "Esta vez, si podemos regresar con seguridad a Qian An, no habrá nada más de lo que debamos preocuparnos. Finalmente podremos vivir en paz", Yan Pingshan no pudo evitar soltar. "¿Cuánta sangre y sudor pusiste para hacer esto posible? Estás renunciando a una vida de paz. ¿Por qué?" Zhong Wan sonrió. "Solo considera que viví una vida humildemente. No estoy destinado a días pacíficos" Yan Pingshan dijo tembloroso: "¿Qué cosas extrañas estás diciendo?" "No estoy diciendo cosas extrañas", dijo repentinamente Zhong Wan. "¿Sabes ... cómo se llamaba la biblioteca de Shi Jin, el antiguo preceptor imperial Shi?" Yan Pingshan quedó momentáneamente aturdido. No entendía por qué Zhong Wan estaba sacando esto de la nada. "¿Cuál era el nombre?" Zhong Wan respondió: "Habitación de Cuatro promesas" "En el pasado, cuando visité por primera vez la propiedad del Preceptor Imperial y vi el letrero arriba de la biblioteca, mi pecho se llenó de emoción. Pensé que esas palabras eran fantásticas ". Había deleite en los ojos de Zhong Wan. "Cuatro promesas: para los cielos y la tierra, mi corazón; para los ciudadanos, mi vida; para los sabios, mi palabra de seguir aprendiendo; para el mundo, mis intentos de traer la paz." "En mi juventud, no entendía muchas cosas. Era orgulloso y arrogante, siempre creía que las trivialidades alrededor de mí no valían la pena mencionarlas. Solo estas cuatro cosas valieron mi tiempo y esfuerzo. Sentí que, en el futuro, necesitaba convertirme en un marqués y un ministro para no decepcionar mi necesidad de venganza. Mas tarde..."

"A la mierda esto", dijo Zhong Wan sin expresión. "Ya es bastante difícil cuidar la vida de la familia. No tengo estas habilidades para nada. El Preceptor Imperial me sobreestimaba." Yan Pingshan respondió con agitación: "Dado que valoras tanto tu vida, deberías

volver con nosotros ..." "Tío Yan", Zhong Wan interrumpió a Yan Pingshan. Con una sonrisa exasperada, dijo: "Pero lo que no quiero dejar, no se limita a las personas de esta propiedad" El aliento de Yan Pingshan quedó atrapado en su garganta. Él dijo suavemente: "Tu sientes... por el joven príncipe Yu ..." "Lo pasado queda en el pasado". Zhong Wan se sirvió una taza de té. Suspiró: "No quiero llorar". Yan Pingshan: "..." Yan Pingshan sintió emociones encontradas en su corazón. Lo pensó y dijo: "Pero ... si algo sucede en el futuro". Zhong Wan asintió con la cabeza. "La vida y la muerte dependen del destino. Lo he estado pidiendo". Cuando llegó por primera vez a la capital, Zhong Wan realmente no había planeado quedarse. Pero después de pensar en lo que el mayordomo Feng había dicho, Zhong Wan sintió que probablemente era más necesitado aquí. Él sabía claramente que la vida de Yu She pendía de una línea. ¿Cómo podría irse? "Bien. Yo cuidaré de la propiedad. No tienes que preocuparte por nada", aseguró Yan Pingshan a Zhong Wan. "El príncipe es tímido, lo cual no es necesariamente algo malo. Es confiable, eso lo bueno. Las cosas estarán bien siempre que pueda casarse con una buena princesa consorte que pueda manejar los asuntos familiares. Pero la joven señorita..." Zhong Wan declaró: "No la obligues a casarse con nadie. Escucha lo que tiene que decir. Si todo lo demás falla, busca un esposo que pueda casarse y quedarse dentro de la propiedad. Con su temperamento, mantenerlo vigilado asegurará que no te lleguen quejas de la casa de otra persona". Yan Pingshan asintió con una sonrisa amarga. "Si." Mientras hablaban, apareció el sirviente de Xuan Rui. Aviso que, por alguna razón, la temperatura de Xuan Rui había comenzado a aumentar repentinamente y ya estaba empezando a decir incoherencias.

Zhong Wan ordenó a alguien que llamarán a un médico imperial, luego le dijo a ese sirviente que actuara en pánico. Necesitaba asegurarse de que toda la capital supiera que Xuan Rui estaba al borde de la muerte. Después de que el sirviente se fuera, Yan Pingshan se levantó y corrió las cortinas de la puerta un poco más para evitar que entrara el viento frío. "Entonces, ¿qué plan tienes?" Yan Pingshan continuó indagando. "¿Primero vas a reparar tu relación con el joven príncipe Yu? ¿Cómo lo harás? ¿puedo ayudarte?" "No, ya me arreglaré solo". Zhong Wan en realidad tenía dolor de cabeza pensando en esto también. "Las cosas se han acrecentado actualmente, de hecho, es bastante incómoda. Su temperamento también ha cambiado mucho ... Necesito tomar distancia, creo, y luego mostrarle lentamente que tengo buenas intenciones ". Yan Pingshan no entendió. "¿Cómo le mostrarás lentamente que tienes buenas intenciones?" Zhong Wan tampoco tenía idea. De repente recordó algo y dijo: "Muchos productos locales llegaron de Qian An hace unos días. ¿Ya los regalamos a todos?" "No", respondió Yan Pingshan. "Dimos la mayoría de ellos al palacio y también dimos algunos a las propiedades de parientes de clanes más antiguos. Todavía quedan algunos." "Toma algunas hojas de té y demás utensilios", ordenó Zhong Wan. "Envíalos a la propiedad del Príncipe Yu bajo mi nombre". Yan Pingshan asintió con la cabeza. Zhong Wan agregó: "No los envíes al lugar equivocado. La dirección es el patio lateral de la propiedad del príncipe Yu." Yan Pingshan se mostró de acuerdo: "Entiendo. Hoy hace frío, así que no deberías salir de la habitación. Yo me haré cargo." Después de decir esto, Yan Pingshan se fue. Zhong Wan estaba bastante ansioso y esperaba que Yu She no arrojara sus regalos. Al salir, Yan Pingshan se dirigió directamente al almacén. Miró a su alrededor en círculo antes de llamar a un joven mayordomo. Con el ceño fruncido, preguntó:

"¿Dónde están los paquetes de Maojian (3) que sobraron?" El joven mayordomo estaba confundido. "¿Sobrantes? ¿No dijo que no necesitábamos más regalos, así que deberíamos dividirlos y llevarlos a las habitaciones de los maestros? El joven maestro Zhong ama el Maojian. Probablemente ya haya terminado la mitad del suministro por sí mismo" Yan Pingshan finalmente lo recordó. "Es verdad. ¿Pero qué hay de los tarros de alcohol? Los que trajimos de Qian An. ¿Dónde están?" "El cocinero los pidió ..." El joven mayordomo respondió honestamente. "Anteayer dijo que iba a hacer pollo al vapor con vino de arroz, así que los tomó todos. Usó la mitad, pero la señorita le dijo a alguien que usara la otra mitad para hacer ganso estofado ebrio." Yan Pingshan estaba muy impaciente. "Entonces, ¿queda algo más?" El joven mayordomo sacudió la cabeza. "No". Yan Pingshan parecía muy enardecido. El joven mayordomo dijo apresuradamente: "Oh, si, si... todavía hay una docena de pollos vivos en casa. ¡Los están manteniendo en la cocina ahora mismo!" "¡Carajo!" Yan Pingshan frunció el ceño. "Regalar pollos vivos, que graznan y agitan sus alas. ¿Cómo se vería eso?" (N/T: no sé... pregúntale a Lan Zhan, es experto en esos detalles) El joven mayordomo guardo silencio. "No importa", declaró Yan Pingshan con exasperación. "Llévame a verlos". Los dos fueron a mirar a las gallinas. Yan Pingshan se inclinó para observar la docena de gallinas hembras temblando en el gallinero por el frío. No estaba satisfecho en absoluto. "Fantástico. Han perdido gran parte de sus plumas. ¡Ni siquiera se ven bien!" "Son un poco feas..." El joven mayordomo se golpeó la frente. "¡Entonces regalemos huevos! Estas gallinas nuestras no son bonitas después del viaje, ¡pero sus huevos están bien! ¡Y frescos! Podemos limpiarlos y colocarlos en una pequeña canasta de

bambú, luego envolver la canasta en seda roja. ¡muy elegante!" Yan Pingshan lo pensó y se dio cuenta de que esta era realmente una mejor alternativa a regalar algunas gallinas apenas emplumadas. Él asintió vacilante. "Bien. Esto puede contar como un producto local de Qian An. Date prisa y prepara los huevos y haz que alguien los entregue de forma segura a la propiedad del Príncipe Yu" El joven mayordomo se apresuró a salir corriendo. ...

GLOSARIO 1- Tener a alguien en su habitación es tener un compañero de cama permanente. 2.- Hacer las cosas peor. 3.-Té verde producido en Xinyang, Henan.

Capítulo 22 Parte 2

Cuatro horas más tarde, Yu She, que ya se había calmado, miró los brillantes huevos cubiertos de seda roja sobre su mesa. Su expresión cambió. El mayordomo Feng se hizo a un lado, ansioso y temeroso. "Había escuchado ..." La voz de Yu She era tranquila, "Que cuando la gente regala huevos rojos, significa que ha ocurrido algo alegre. Que han tenido un hijo. ¿estoy bien?" El mayordomo Feng respondió cuidadosamente: "Eso creo". (N/T: no mames me ahogue con mi sándwich... de huevo jajajajajaja) "Entonces, ¿qué quiere decir esto?" La ira se acumuló lentamente entre las cejas de Yu She. "¿Me está provocando, asegurándose de que sepa que está a punto de tomar una concubina y tener un hijo?"

"No, no, no ..." Feng tartamudeo apresuradamente. "¡El joven maestro Zhong definitivamente no quiere decir eso! ¡No se atrevería!" "¡Me parece que ya no hay nada que no se atreva a hacer!" (N/T: muero... muero.... *se ahoga de risa*) Había un fuego ardiente en el corazón de Yu She que era inclusive capaz de quemar toda esta propiedad hasta los cimientos. "Se va a casar con una Kuafu e incluso me ha enviado estos huevos rojos... ¡¿Hay algo más que Zhong Guiyuan no se atreva a hacer?!" Feng sacudía el cabeza enloquecido. Realmente quería golpear a Zhong Wan. ¿No habían llegado a un acuerdo antes? Necesitaban tomar las cosas con calma. ¿A qué estaba jugando? Feng hizo todo lo posible para convencerle, "No, no, no, esto debe ser un malentendido". "Se acabó para él ..." Yu She estaba tan enojado que sus ojos estaban rojos. "Se acabó el patrimonio del príncipe Qian An. ¡Se acabó para cada persona de su territorio...!" Feng tenía una expresión de dolor. "¡Heredero!" "¿Qué hora es?" Yu She miró hacia afuera. "¡Prepara mi carruaje!" "No, no, no ..." El mayordomo Feng trató de detenerlo. "Es casi Hai Shi (1). ¡Los tambores de toque de queda ya han estado tocando durante mucho tiempo! Si te vas ahora, estarás rompiendo el toque de queda. Pero más allá de esto, la temperatura es bajo cero y actualmente está nevando. Es imposible viajar con este clima. Mañana ... hablemos de eso mañana" Pero ¿cómo podría escucharle Yu She? Al final, el mayordomo Feng tuvo que frenar físicamente a Yu She para que no se fuera. La ira se apoderó de Yu She. Tuvo que beber dos tazas de té de tres flores antes de quedarse dormido. Al mismo tiempo, en la propiedad del príncipe Qian An, Zhong Wan finalmente

regresó a su propio lugar después de verificar a Xuan Rui. Tomó un sorbo de su té caliente, luego miró aturdido su taza de té. De repente, él sonrió. ¿Quizás Yu She estaba tomando el mismo tipo de té que él? (N/T: Pues... te diré que en vez de té lo convertirá en rompope xD) Zhong Wan estaba un poco inquieto, pero también un poco emocionado. Habían pasado muchos años desde que se había sentido así. Zhong Wan recordó que Yu She disfrutaba tomando té. Se preguntó qué habría pensado el otro después de recibir esas hojas de té hoy. A pesar de todo, la relación entre los dos podría ser reparada, ¿verdad?

Era imposible borrar todo lo que había pasado antes. Pero en su próximo encuentro, le expresaría su buena voluntad, Yu She probablemente no sería tan severo de nuevo, ¿verdad? El corazón de Zhong Wan temblaba cuando recordaba sus pasados encuentros. El una vez gentil y amable Yu Ziyou ¿No había cambiado demasiado? Zhong Wan dejó su taza de té y se acostó. A la mañana siguiente, Zhong Wan endureció su corazón y le dijo a un sirviente que trajera otro plato de medicina a Xuan Rui. Esta vez, Xuan Rui no tuvo la energía para dudar. La fiebre hizo que su boca se sintiera seca. Aunque sabía que era veneno, todavía lo bebió de un bocado. No había pasado una hora y su fiebre había empeorado. Vomito todo lo que tenía en el estimago, su cara tenía un color amarillo ceroso y su respiración era irregular. Xuan Yu no sabía nada. Al ver a Xuan Rui así, se asustó. Xuan Congxin presionó un pañuelo en las comisuras de sus ojos y se consoló, "No te preocupes. Todavía tienes a jiejie" (N/T: wee, denle un Oscar a esta niña)

Hubiera estado bien si Xuan Congxin no hubiera dicho esto. Sin embargo, después de que lo hizo, Xuan Yu se acostó frente a la cama de Xuan Rui y comenzó a lamentarse.

Xuan Congxin lo vio llorar a un lado y recordó a sus padres que habían fallecido hace mucho tiempo. Ella también había llorado. Inmediatamente, la propiedad del príncipe Qian An parecía ser el centro de una gran tormenta, llena de fuertes lluvias y vientos implacables. La situación fue extremadamente triste. Zhong Wan ordenó a alguien que volviera a llamar un médico imperial. Esta vez, el palacio finalmente se enteró de la situación. Posteriormente, el emperador Chongan envió a dos doctores imperiales y también le regaló a la propiedad varios suplementos nutricionales. El emperador Chongan había expresado personalmente su preocupación. Los otros miembros del clan naturalmente comenzaron a llegar también. A partir del mediodía, un flujo interminable de visitantes se hizo presente. Realmente hacía demasiado frío. Yan Pingshan tenía miedo de que Zhong Wan volviera a enfermarse, así que no lo dejó salir para saludar a los visitantes. En cambio, él mismo hizo de anfritrion. Hasta que llegó el carruaje de caballos de la propiedad del Príncipe Yu. Yan Pingshan estaba conmocionado. "¿Alguien llegó de la propiedad del Príncipe Yu también? ¿Quién? ¿El príncipe Yu envió a alguien?" "No parece ". La persona en la puerta también estaba completamente perdida. "Si hubieran enviado a un administrador para traer regalos, ¿no deberían haber despejado el camino de antemano? Y un soldado de la familia ha venido a anunciar su llegada ... ¿Incluso los mayordomos de la propiedad del Príncipe Yu hacen una aparición tan impresionante cuando dejan la propiedad?" Yan Pingshan respondió con ira: "¡Qué estás pensando! ¡Eso significa que el joven príncipe Yu llegó! ¿Dónde está él?" La persona en la puerta casi se muere de miedo. "A, a, a... ¡ahora mismo, parece que

ya está en la puerta!" Yan Pingshan no tuvo tiempo de enviar a alguien para notificar a Zhong Wan. No había nadie presente para darle la bienvenida. Se obligó a correr. Yan Pingshan había regañado a Zhong Wan un intenso regaño porque había ido a ver a Xuan Rui por la mañana. Por lo tanto, no se atrevía a salir por la puerta otra vez.

Estaba en su habitación, vigilando su brasero mientras leía un libro para pasar el tiempo. Unos pasos apresurados sonaron desde afuera. Zhong Wan ni siquiera levantó la vista. Había mucha gente en la propiedad hoy. Pensó que Yan Pingshan estaba demasiado ocupado, por lo que le había dicho a la gente que primero dejaran sus regalos en su sala. Alguien llamó dos veces a su puerta. Zhong Wan levantó la cabeza. "¿Tío Yan? Entra ... la puerta no está cerrada." Alguien abrió la puerta. Zhong Wan miró por encima. Yu She trajo consigo una atmósfera gélida. Sus ojos estaban llenos de sutil furia. Miró directamente a Zhong Wan. Zhong Wan no sabía que el mayordomo Feng y Yan Pingshan, habían hecho su presente un desastre. No entendía por qué Yu She estaba aquí. Temporalmente, se congeló, completamente aturdido. Yu She no dijo nada. Solo miró a Zhong Wan con frialdad, tratando de controlar la ira en su corazón. Afuera, Yan Pingshan se apresuró. Se paró frente a la puerta y jadeó: "Joven, joven príncipe... ¡este no es el cuarto de nuestro príncipe! Usted..." Yu She giró levemente la cabeza, pero sus ojos seguían fijos en Zhong Wan. Dijo con voz sosegada:

"Esta es mi primera vez aquí. No sé el camino" "N-no se preocupes". Después de salir del carruaje, Yu She se había dirigido directamente en esta dirección. Yan Pingshan estaba sudado por perseguirlo todo el camino. Se inclinó ante la puerta, "Ústed, puede seguirme". Yu She le dio una mirada dura a Zhong Wan, luego se dio la vuelta. Antes de que Yan Pingshan pudiera soltar un suspiro de alivio, Yu She cerró la puerta desde adentro y deslizó el cerrojo en su lugar. Un enjambre de sirvientes quedó afuera de la puerta cerrada. Se miraron el uno al otro. Zhong Wan dentro de la habitación: "..." observó la expresión de Yu She. No importaba cómo lo mirara, no podía decir que el otro parecía muy amigable. Zhong Wan pensó por un momento ¿Había hecho algo más recientemente? ¡Para nada! Después de su reunión la última vez, Yu She le había dicho que se fuera. El obedientemente lo había hecho. Ayer incluso había enviado hojas de té. ¿Enviar regalos también puede enojar tanto a la gente? El aire que rodeaba a Yu She parecía estar ardiendo. Pero sus labios se torcieron en una sonrisa. Zhong Wan se sintió instintivamente nervioso. Algunas cosas ... parecían ser diferentes de lo que había estado esperando. Zhong Wan buscó furiosamente en su mente para ver si había hecho algo terrible recientemente que pudiera causar que Yu She se enojara tanto. Al mismo tiempo, reflexivamente dio un paso atrás. "Deseando al Joven Príncipe Yu... bienestar". Yu She escaneó la habitación. "¿Dónde están Kuafu y tu hijo?" La mente de Zhong Wan se quedó en blanco.

¿Qué demonios? ¿Qué hijo? Yu She vio que Zhong Wan no lo estaba refutando, así que sonrió. "¿Estás planeando hacer que las nubes sobre mi finca sean verdes?" Zhong Wan estaba aún más perdido. ¿Qué nubes? Zhong Wan recordó lo que el mayordomo Feng había dicho acerca de que Yu She no era razonable durante sus trances locos. Supuso que el otro estaba en un trance actualmente, así que no se atrevió a enfurecerlo. Él dijo ambiguamente: " Hmm ... sí". Yu She se puso furioso. Su expresión se volvió aún más fría cuando desabrochó las cuerdas que sujetaban su capa y arrojó la pesada tela a un lado. "Es bueno que no lo estés negando". Zhong Wan pensó para sí mismo, se acabó, se acabó. Yu She realmente se ha vuelto loco esta vez. Zhong Wan se movió hacia un lado e intentó irse, pero Yu She tiró de él por la muñeca, de modo que él estaba frente a él. "Tú ..." Zhong Wan hizo todo lo posible para calmarse. Aferrándose a la última esperanza, tartamudeó: "¿Leíste otro extraño libro de cuentos? ¿Sobre par... partos? " Al escuchar esto, una luz brilló en los ojos de Yu She. Su voz se profundizó. "¿Escuché que sientes que tu habitación está vacía?" Por un instante, Zhong Wan quedó atónito. Poco después, su vergüenza se convirtió en ira. "¡Ten un poco de respeto!" Yu She se burló.

"¿Cuál de nosotros carece de respeto propio? No te sientas vacío ... He venido a pasar tiempo contigo." Yu She estaba muy cerca de Zhong Wan. Mientras hablaba, sus respiraciones rozaron su oreja. Zhong Wan apretó los dientes y dijo: "El joven príncipe Yu acaba de irrumpir en la habitación de un hombre adulto, se quitó la ropa y saltó sobre el otro ... Heh, es algo bueno que no seas una mujer. Si fueras una, tendría que casarme contigo" "Écha un buen vistazo." Yu She tiró de los brazos de Zhong Wan hacia arriba, forzando a Zhong Wan a presionarse contra su pecho. "¿Quién está saltando sobre quién? Si fueras una mujer, olvida el matrimonio. Probablemente ya te hubiera dejado embarazada, ¿verdad?" (N/T: el espermatozoide más rápido del oeste, le dicen) Zhong Wan estaba iracundo. No podía alejar al otro; en cambio, Yu She logró atar sus manos juntas. Yu She miró bien a Zhong Wan. Con una sonrisa, bajó la voz para preguntar: "¿Puedes ... quedarte embarazado?" Zhong Wan usó todas sus fuerzas para luchar contra el agarre de Yu She. De repente, él se detuvo. Él y Zhong Wan estaban pegados. Podía sentir claramente cualquier reacción que el otro estaba teniendo. Las orejas de Zhong Wan se sonrojaron instantáneamente. Yu She se dio cuenta de algo. Su expresión cambió. Zhong Wan realmente quería encontrar una grieta para enterrarse. ¿Qué demonios fue esto? "..." Yu She todavía no había soltado a Zhong Wan. Por instinto, volvió la cara para no mirar al otro. Esta era una forma de evitar que

Zhong Wan se sintiera más avergonzado. Sin embargo, él todavía dijo: "Guiyuan, he venido a humillarte. Tu reacción ... me dificulta un poco las cosas."

....

GLOSARIO 1.- 9-11 pm

NOTA DE TRADUCCIÓN: OH-MY-GOD OH-MY-GOD OH-MY-GOD OH-MY-GOD

Capítulo 23

Zhong Wan inesperadamente se había puesto en ridículo delante de Yu She. Trato de enfriar su cuerpo, cerrando los ojos, fingiendo que Yu She no era el que estaba delante de él. Apretó los dientes. "¿De quién es la culpa?" Podía sentir a Yu She retroceder insinuándose, sin esperar a que Zhong Wan se relajara. Podía escuchar la respiración de Yu She, directamente en su oreja. Con la vista oculta, su oído se volvió más sensible. Escuchó a Yu She susurrarle al oído: "Cúlpate a ti mismo ..."

Cada palabra que Yu She decía, él no respondía. Había algunas cosas que el joven príncipe Yu no podía decir porque eran demasiado toscas. Sin embargo, Zhong Wan no necesitaba que se le enseñara a conocer las palabras que Yu She era incapaz de decir. Culpate. Por. Ser. Incontrolable. Zhong Wan se sonrojó, abrió los ojos. Con una mirada, pudo ver al Yu She que estaba muy cerca de él. Y rápidamente volvió a cerrar los ojos. Tan loco como Yu She era, su apariencia en comparación con la de su juventud era aún más deslumbrante. Guapo de forma heroica y justa. Incluso cuando estaba loco, no parecía enajenado. Por el contrario, su atractivo incrementaba. Ser observado por él a tan corta distancia, incluso si originalmente no había nada malo, a los ojos de los demás, todavía parecería así. Apretó los dientes, escupiendo una palabra a la vez: " ¿Puedes. Soltame. Primero? Unos momentos después, Yu She finalmente soltó su agarre. Zhong Wan se dio la vuelta. Se sirvió una taza de té frío. Se lo bebió. Nunca había creído Yu She esperara que Zhong Wan fuera tan débil manejando la intimidación. Después de romper con su sorpresa, se volvió más tranquilo de lo que había sido antes. Retrocedió unos pasos, hasta que se paró frente a la ventana. Ni una sola vez su mirada se desvió hacia Zhong Wan. Un momento después, se dio cuenta de repente de que algo era extraño. Yu She giró la cabeza y miró a Zhong Wan con los ojos entrecerrados.

"Zhong Wan, ¿sabe tu concubina que estás interesado en los hombres?" (N/T: Son las 3:00 hrs, seguro que mi familia pensará que me volví loca, por andarme riendo) Zhong Wan estaba estupefacto. Luego gritó, "¡¿Qué concubina ?!" Con frialdad, Yu She dijo: "Kuafu". Zhong Wan se quedó mudo. De repente, la comprensión lo golpeó. Respiró profundamente, después de calmar su pulso, preguntó: "¿Enviaste a espiarme?" Extremadamente tranquilo, Yu She dijo: "Sí". Incluso si tenía que morir, Zhong Wan aún quería comprender esto. Necesitaba que Yu She le aclarará, por qué le había capturado e interrogado. Había hecho el ridículo, tanto por dentro como por fuera. "¿Tus espías te informaron que quiero casarme con Kuafu?" Yu She asintió. Zhong Wan estaba furioso hasta el punto de ser casi incapaz de respirar.

"¡¿Y lo creíste ?!" "Me ha servido por más de diez años", dijo Yu She con indiferencia. "E incluso estaba dispuesto a hacer un juramento de sangre". Zhong Wan no podía pronunciar una palabra. Recordó cuando el mayordomo Feng se había reunido con él ayer. Y preguntó: "¿El mayordomo Feng te dijo algo?" Estas cosas no necesitaban ser ocultadas, Yu She se sentó.

Repitió lo que el mayordomo Feng había dicho con todo detalle, desde la concubina hasta las dos canastas de huevos. (N/T: ya le llovió al viejo) Una vez que escuchó todo, Zhong Wan se apoyó contra la pared, como si hubiera perdido toda su fuerza. Por un momento, el no supo cómo explicarlo. "Para la gente que vive en este mundo..." Zhong Wan estaba furioso que su cabeza latía "Sólo deben confiar en sí mismos, no pueden confiar... en los que están a su lado. Nunca sabrás quién te apuñalaría por la espalda" Yu She frunció el ceño. No tenía idea lo que Zhong Wan estaba diciendo, sus palabras no tenían sentido. Desanimado, Zhong Wan dijo: "Ni siquiera tengo una concubina. Si no me crees, búscala tú mismo" "No hay una en este momento", dijo Yu She con apatía. "¿Es porque todavía no se puede casar?" Zhong Wan no tuvo más remedio que ser honesto: "No tengo ninguna concubina en esa situación tampoco" Pero Yu She todavía no le creía. Aun así, su expresión parecía un poco más suave que antes. Zhong Wan siguió recordando cómo Yu She lo había tomado antes en sus brazos y cómo tuvo una leve reacción física. Estaba tan avergonzado que quería saltar a un lago. Su mente era caótica. Él solo quería que Yu She olvidara lo que había sucedido antes. Rápidamente cambió el tema de conversación, preguntando descuidadamente: "¿Qué derecho tienes para controlarme?" Eso sorprendió a Yu She. Y se echó a reír. Los latidos del corazón de Zhong Wan volvieron a ser caóticos.

La sonrisa desapareció de los labios de Yu She. Indiferentemente dijo: "Porque todos saben que me perteneces". Esto dejó a Zhong Wan mudo de nuevo. Yu She miró de arriba abajo el cuerpo de Zhong Wan. Suavemente, dijo: "Hablando de eso ... ¿qué pasa con esa reacción tuya antes?" Zhong Wan gruñó en su corazón, ¡¿No puedes abstenerte de mencionar eso?! "Zhong Wan". Cuando Yu She recordó lo que había sucedido antes, los dos días de ira que había reprimido se extinguieron. Calmado en medio del caos, miró a Zhong Wan. "Hace unos momentos... ¿cuál fue la causa de esa reacción?" Inclinando la cabeza, Zhong Wan dijo con rigidez: "No he estado cerca de nadie en mucho tiempo, así que te traté como a una mujer". "No eres tan alto. ¿Qué hija de familia puede abrazarte como yo? Yu She se burló. "¿Hm? ¿Hay alguien que pueda abrazarte así?" Zhong Wan no quería recordar en absoluto cómo había quedado atrapado en los brazos de Yu She. Pensó que, si alguien se atreviera a hacerme eso, ¡hace mucho que lo habría enviado al Rey del Infierno!

La expresión de Yu She cambió: había pensado de repente en algo. "¿Podría ser que realmente hay una Kuafu?" (N/T: Consejos chicas, cuando traduzcan una novela cómica, nunca estén bebiendo nada: o se ahogan o escupen a una cuarta parte de su teclado y un tercio de la pantalla de la lap... voy por una toalla, con permiso *tose*) "¡No!" Zhong Wan casi colapsa. "Deja de mencionar eso de Kuafu". Yu She miró a Zhong Wan, pensativo. Después de encontrarse, cada vez que se veían, Zhong Wan siempre había estado

tenso. Yu She a menudo sentía que él era un poco desconocido. Pero también familiar. El Zhong Wan actual había cambiado enormemente, pero de vez en cuando le recordaba a Yu She su propio yo más joven. Hoy en día, Zhong Wan había pasado por altibajos extremos, y su temperamento parecía el de un niño. "Entonces habla con honestidad." Yu She golpeteo la mesa, continuando con la línea de conversación anterior. "Ahora mismo, ¿por qué estabas así?" Zhong Wan no quería recordar en absoluto lo que había pasado antes. Sólo quería encontrar un agujero para esconderse. De buen humor, Yu She sugirió, "Si no puedes recordar, podemos intentarlo de nuevo." "¡No!" Zhong Wan no pudo soportar tal provocación. Después de algunas dudas, se abandonó a la desesperación. "Porque... porque..." La mirada de Yu She era profunda. "¿Es por mí o por lo que dije?" Zhong Wan trató de encontrar el menor de dos males. Y a gran velocidad, dijo: "Por lo que dijiste". Una risa gutural se escapó de los labios de Yu She. "¿Qué?" Miró a Zhong Wan, preguntando en voz baja, "¿De verdad quieres tener un hijo para mí?" La cara de Zhong Wan se volvió escarlata. Se esforzó al máximo para mantener la calma. Susurró: "Joven Príncipe Yu... Por favor, compórtese con dignidad." "Tú fuiste el primero que no se comportó correctamente". Yu She se puso de pie. Él dijo de manera descuidada, "Joven Princesa Consorte Yu".

Zhong Wan se sentó allí, estupefacto. Sabía muy bien que Yu She sólo hablaba sin pensar. Calmó su corazón y fingió no haberlo escuchado. "Sería mejor si fuera un malentendido." Yu She recogió su capa. Se acercó a Zhong Wan. Se detuvo a dos chi de distancia de él, y mirando fijamente a los ojos de Zhong Wan, dijo impasiblemente: "Si usas la excusa de 'tomar una concubina' para atraerme aquí, entonces realmente probaré y veré si realmente puedes dar a luz". Zhong Wan cerró los ojos, cantando el mantra del Corazón Claro en sus pensamientos. Yu She se dio la vuelta. Abrió la puerta. Los guardias de Yu She llenaron el pequeño patio de Zhong Wan. Todos los sirvientes de la finca del Príncipe Qian An se aseguraron de que sus miradas no se desviaran. Yu She se paró en la puerta y miró fijamente al exterior sin expresión. Se tomó su tiempo para ponerse su capa. Zhong Wan se cubrió la cara con las manos, sin mirar. Aunque usara las piernas en vez del cerebro para pensar, sabría lo que los sirvientes pensaban cuando veían a Yu She enderezando su ropa.

Yu She levantó su mano, se frotó el hombro y condujo a sus hombres fuera. Mucho tiempo después, Yan Pingshan abrió la puerta con cuidado. Inclinando su cabeza, miró fijamente a Zhong Wan. Zhong Wan se sentó encima de su cama. Levantó la cabeza y miró a Yan Pingshan. Frustrado hasta el extremo, dijo: "¿Por qué le enviaste huevos rojos (1)?" Yan Pingshan se congeló.

Luego dijo inocentemente, "¿No lo dijiste tú mismo? ¿Enviar el producto más famoso de la finca del Príncipe Qian An en tu nombre? Ya te has bebido más de la mitad de las hojas de té que trajimos, y el alcohol ya se ha utilizado para cocinar. Sólo teníamos más de diez gallinas ponedoras. Tenía miedo de que te desprestigiara, así que no envié las gallinas. Entonces..." "Basta, basta", dijo Zhong Wan, las palabras de Yan Pingshan le dieron dolor de cabeza. Hizo todo lo posible para suprimir el rubor en sus mejillas, todo lo posible para recobrar la compostura. "Que no hablen de su llegada. No dejes que nadie sepa que vino aquí." "Me temo que eso no se puede hacer", dijo Yan Pingshan, incapaz de soportarlo. "Nunca había esperado que el joven príncipe Yu trajera tanta gente, e incluso cerró el camino a nuestra propiedad. Los caminos adelante, atrás, a nuestra izquierda y derecha han sido bloqueados. Los guardias de la finca del príncipe Yu tomaron precauciones estrictas y vigilaron las calles a su mejor capacidad. Asustó tanto a los nobles que hicieron una visita a Su Alteza enfermo, que tenían demasiado miedo de irse. Solo después de que el joven príncipe Yu se fue, salieron del patio interior ..." Zhong Wan tenía ganas de morir ... ¿No era genial ahora? La noticia de que Xuan Rui estaba enfermo hasta el punto de morir podría propagarse. Sin embargo, que el joven príncipe Yu entró a la fuerza en su patio y cerró la puerta, dejando a los dos solos en la habitación, definitivamente se extendería como la pólvora por toda la capital. Unos días después, la mayoría de Jiangnan y Jiangbei se enteraron de esta noticia. Una vez que los autores de los libros de historias se enteraron de esto, comenzaron a emocionarse. Después de que terminaron de escribir sus novelas, y las historias entraron en la capital, Yu She probablemente la pasaría muy bien otra vez. En cualquier caso, fue el único que no tuvo suerte. A los ojos de los demás, había defendido su virginidad durante muchos años con gran dificultad. Así de simple, se había ido. Yan Pingshan giró la cabeza, mirando a Zhong Wan. Quería preguntarle qué le había

hecho Yu She en la habitación, pero también sintió que estos asuntos no debían ser contados. Sin mirar, Zhong Wan supo lo que pasaba por su cabeza. Y su dolor de cabeza creció. Yan Pingshan temía que Zhong Wan se sintiera mal, pero no podía decirlo. Además, temía que tuviera una herida oculta que no pudiera ser mencionada. Dudó durante mucho tiempo, antes de ahogar una frase: "¿Quieres agua caliente (2)?" Nuevamente, Zhong Wan sintió ganas de morir. ¿Para qué necesito agua caliente? ¿Para lavar mis muñecas que han sido ensuciadas por Yu She? La mirada de Yan Pingshan era evasiva. Sintió que había dicho algo que no debería haber dicho, callo con tacto. Un silencio profundo se instaló. El fuego en el corazón de Zhong Wan se había extinguido por completo. Dijo: "Pregunta. Solo después de que me preguntes puedo explicarte claramente. No sé cuántos espías hay en nuestra propiedad. Tomaré prestadas sus bocas para demostrar mi inocencia." Temeroso de lastimar a Zhong Wan, Yan Pingshan sacudió rápidamente la cabeza y su rostro reflejó su intención de mantener todo en secreto. Enfurecido, Zhong Wan gritó: "¡Pregunta!" Yan Pingshan se esforzó más allá de su capacidad y se obligó a decir: "¿Estás ...?" Zhong Wan respiró hondo. Con una voz potente y resonante, dijo: "Escucha con atención. Todavía soy virgen." ...

GLOSARIO 1.- Cuando la gente enviaba huevos rojos en la cultura china, significa que tienen a alguien en su familia que acaba de dar a luz. Así que todo este tiempo, Yu She pensó que Zhong Wan le envió huevos de gallina rojos para decirle que su concubina había dado a luz. Básicamente, un gran malentendido. 2.- No estoy 100% segura, pero creo que después del coito en la antigua China, los sirvientes le llevaban a la chica una palangana de agua caliente.

NOTA DE TRADUCCION: Cuando Yu She dijo: "Porque todos saben que me perteneces" Yo:

Capítulo 24 Parte 1

Las cosas habrían estado bien si Zhong Wan no hubiera dicho nada. Tan pronto como terminó de hablar, la mirada de Yan Pingshan se llenó de reticencia y lástima a su persona. Zhong Wan puso una mano sobre su hígado que le dolía por lo enojado que estaba. Estaba tan enojado que su tono cambió. "Los dos sólo charlamos un poco. No hicimos nada. No te culparé por los huevos de gallina rojos... Considera esto como mi súplica para ti. No traigas agua caliente. No quiero llorar mientras me baño. Ve a hacer lo que tengas que hacer".

Yan Pingshan miró a Zhong Wan, todavía preocupado. Cuando se fue, siguió mirando hacia atrás a cada paso. Zhong Wan frotó el punto entre sus cejas y cerró la puerta. Se acercó al lavabo. En un aturdimiento, se lavó lentamente las muñecas. Zhong Wan tenía la piel pálida. Había marcas en su muñeca por el agarre de Yu She. Exhaló profundamente. El kungfu virgen (1) que había practicado tan diligentemente durante veinticuatro años ahora era fue en vano... Y por una razón poco clara. Zhong Wan pensó en cómo se había excitado antes y deseó poder meter la cabeza en el lavabo y ahogarse. ¿Cómo podía ver a Yu She otra vez después de esto? Y se iba a quedar en la capital. Cada reunión posterior sería otro episodio de vergüenza. Con suficientes reuniones... el poco de dignidad que le quedaba con Yu She ¡se perdería completamente! Se limpió las manos y se obligó a dejar de pensar en él. Salió y se dirigió hacia el patio trasero. Las mejillas de Xuan Rui estaban ardientes y rojas. Sus labios estaban blancos y su respiración salía rasgada. Su pecho subía y bajaba, así como sus piernas ocasionalmente tenían espasmos. No podía tener una apariencia más trágica. Zhong Wan volvió su cabeza para ver al doctor imperial parado en la cabecera de la cama del paciente. El preguntó: "¿Qué hay de malo con nuestro Príncipe? Hace un día que le recetó un medicamento, pero no parece estar mejorando. ¿Necesitamos cambiar de medicamentos?" El doctor imperial también estaba muy confundido. "Cuando lo revisé ayer, pensé que el Príncipe solo había contraído un resfriado que resultó en una fiebre repentina. Pero hoy ... eso no parece del todo correcto". Como una figura masculina, Xuan Congxin se sentó detrás de la pantalla. Al escuchar

esto, dijo: "Originalmente era sólo un resfriado. El hermano mayor tampoco pensó nada de eso. Pero por alguna razón, su temperatura empezó a subir repentinamente y no pudimos despertarlo más. Bebió unos cuantos tazones de medicina, pero parece estar empeorando cada vez más. Ahora mismo, vomita todo lo que consume. Si esto continúa..." Zhong Wan presionó sutilmente al médico imperial: "Antes podía comer al menos unos bocados de gachas, pero ahora no podemos alimentarlo con nada... Si esto continúa, temo que su pequeña enfermedad se convierta en algo mucho más grave". El médico imperial también estaba agitado. Se apresuró a decir: "Por supuesto, por supuesto. Permítame discutir con los otros dos médicos imperiales para conseguir una nueva receta". Zhong Wan asintió. "Siento ser una molestia". El médico imperial se fue, bastante preocupado. Yan Pingshan bajó la voz y dijo nerviosamente:

"¿Van a seguir encontrando una cura? Entonces, ¿cuándo podemos pedir permiso al emperador para salir?" "El emperador los envió aquí. No se atreven a no hacer lo posible por curarlo", respondió Zhong Wan en voz baja. "No se preocupen. La enfermedad de Xuan Rui está empeorando cada vez más. Los doctores imperiales no quieren ser culpados en el futuro. Cuando regresen, definitivamente harán que la situación parezca peor de lo que realmente es cuando se reporten con el emperador. Puede que el emperador no nos crea, pero creerá a los médicos imperiales." "Los médicos imperiales temen no poder curar a Xuan Rui. El emperador también tiene miedo de que algo nos pase mientras estamos en la capital. Si es así, no será capaz de explicarse claramente", dijo Zhong Wan a la ligera. "Para entonces, cuando pidamos permiso para salir, el emperador estará dispuesto a deshacerse de nosotros, los problemáticos". Yan Pingshan lo pensó y asintió con la cabeza.

"Tienes razón. Sería imposible para el emperador permitirnos irnos sin expresar preocupación. Independientemente de si es por compasión genuina o sólo por las apariencias, definitivamente tratará de curar al Príncipe primero. Sólo... de esta manera, Su Alteza tendrá que sufrir." Yan Pingshan quitó el paño húmedo de la frente de Xuan Rui y lo reemplazó por uno nuevo. Dudó en decir: "Beber continuamente esa medicina... está bien, ¿verdad? ¡Ya la ha consumido dos días seguidos!" Zhong Wan respondió sin mucho cuidado: "Está bien". Yan Pingshan frunció el ceño y miró a Xuan Rui. Todavía no podía dejar de preocuparse. Volvió su mirada a Zhong Wan y bajó la voz para preguntar de nuevo: "¿Cuántos días lo tomaste continuamente por aquel entonces?" Zhong Wan declaró con calma, "Diecisiete". El aliento de Yan Pingshan se le quedo en la garganta. Una pizca de vergüenza pasó por sus ojos. Se dio la vuelta y dejó de hablar. Zhong Wan sonrió. No pensó mucho en ello. Mientras hablaban, los hombros de Xuan Rui temblaron un par de veces. De repente se dio la vuelta y vomitó en la escupidera que estaba en el suelo junto a la cama. Xuan Congxin se cubrió la nariz y la boca con un pañuelo. Desde atrás, dijo: "Primero volveré a mi habitación". Haz que alguien me llame si necesitas algo". Después, se fue. Zhong Wan miró la forma de Xuan Rui y de repente se preguntó, ¿yo también me veía así cuando había ingerí esta medicina en mi juventud? En ese momento... había sido Yu She quien lo cuidó. Zhong Wan luchó por recordar. ¿También había vomitado en ese momento? ¿También había aparecido tan... sucio? ¿Yu She no lo había echado de la propiedad?

Como era de esperar, su temperamento había sido demasiado amable en la juventud. Zhong Wan realmente no podía recordar si había vomitado en ese entonces o no. Sólo podía confirmar que, en ese momento, no había estado mejor que Xuan Rui ahora. Había tenido prisa por enviar un mensaje al viejo preceptor imperial Shi. Naturalmente no podía usar a la gente de la propiedad del Príncipe Yu. Tan pronto como el mensaje que necesitaba enviar fuera interceptado por alguien más, el Viejo Preceptor Imperial Shi se vería implicado en el lío. Aparte de los sirvientes de la finca, la única persona a la que Zhong Wan podía ver era Yu She. Pero Zhong Wan no confiaba en Yu She. Sólo pudo idear otro plan. Había un viejo médico imperial en la academia imperial de medicina que se encargaba de cuidar la salud de Zhong Wan desde joven. Quería usarlo para ponerse en contacto con el viejo preceptor imperial Shi. Por lo tanto, pasó unos días fingiendo estar enfermo primero. Luego se enfermó. Yu She naturalmente llamó a un médico imperial. Pero no el que Zhong Wan quería. Zhong Wan estaba en guardia contra Yu She; y viceversa. Yu She no podía causar problemas a su padre y tampoco quería que Zhong Wan se viera envuelta en el lío. Zhong Wan fingió estar enfermo durante dos días. El médico imperial de confianza de Yu She le dio medicinas inútiles para ahuyentar el fuego (2) durante el mismo tiempo. Estaba tan enojado que le dolía el estómago. Sin otras opciones, sólo pudo encontrar otra solución. Aprovechando el hecho de que había estado enfermo, Zhong Wan se coló en el cuarto de medicinas del patio lateral y robó varios remedios diferentes. No podía hervirlas sin llamar la atención de los demás, así que sólo podía moler todas las hierbas en polvo y separarlas en pequeñas bolsas. Escondió estas bolsas bajo su cama y se tragó una cada día.

...

GLOSARIO 1.- No es realmente kungfu en este contexto, pero tradicionalmente, el "kungfu virgen" es un tipo de kungfu que sólo puedes practicar si eres virgen. Así que si tienes sexo, todas tus habilidades desaparecen de repente. 2.- En la medicina tradicional china, hay un tipo de enfermedad llamada "shang huo", también conocida como "fuego". Los síntomas varían desde úlceras bucales hasta dolores de cabeza.

Capítulo 24 Parte 2

Como tal, Zhong Wan realmente se enfermó.

Zhong Wan tenía miedo de llamar la atención de Yu She, así que, al principio, permitió obedientemente que el médico imperial de confianza de Yu She lo tratara. Comió cualquier medicina que el médico imperial le recetó. Cuando no había nadie en medio de la noche, comía en secreto su medicina en polvo. A medida que esto continuaba, se puso cada vez más enfermo. Medio mes más tarde, Zhong Wan era una talla más delgado. Ni siquiera podía levantarse de la cama. Porque tenía algo que estaba decidido a hacer, su mente aún estaba clara. Todavía podía hablar con Yu She. "Yu She... esta vez has perdido dinero. Gastaste mucho para traerme aquí, pero no has podido hacer nada. Dentro de unos días, tendrás que perder aún más dinero comprando un ataúd." Yu She se sentó en la silla junto a él, en silencio. Zhong Wan tenía muchas peticiones. Él comenzó a enumerarlos. "Para el material del ataúd ... quiero madera Nanmu de hilo dorado (1) . No quiero tener perlas (2) en mi boca. En cambio, quiero una cigarra de jade (3) . De esta manera, cuando reencarne, hay un 80% de posibilidades de que siga siendo un talento literario ... " Un ligero enojo apareció en los ojos de la joven Yu She. El cerebro de Zhong Wan estaba confuso y su visión era borrosa debido a su enfermedad, no se dio cuenta de esto pero seguía buscando la muerte. "Digamos... que con mi identidad, ¿dónde estaría el cementerio apropiado para mí? Mi ataúd es muy bonito, así que no me entierren en las fosas comunes sin marcar a las afueras de la ciudad... Mi ataúd será... será robado por otros. Pero probablemente ya no pueda ser enterrado en las tumbas de los ancestros de la familia Zhong desde que he caído en la condición de esclavo. No tengo cara para ver a mis ancestros. Entonces..." Zhong Wan declaró con exasperación: "Entonces solo puedo ser enterrado en las tumbas de tu familia. ¿Puedes enterrarme junto a tu tumba?"

El Joven Yu She preguntó sencillamente, "¿Por qué querrías ser enterrado a mi lado?" Zhong Wan reveló abiertamente: "De lo contrario, no tengo a dónde ir. En el futuro, ¿puedes enterrarme con tu princesa Consorte Yu? Yu She se quedó sin palabras. Luego preguntó: "¿Quieres ser enterrado con mi princesa consorte? ¡¿Entonces a dónde iría?!" Zhong Wan se había burlado de la futura Princesa Consorte Yu. Quería reírse pero no se atrevió. "No necesito mucho espacio. En el peor de los casos, puedes pedir un ataúd más pequeño para mí. Qué tal esto..." Tosió. "Pide un pequeño ataúd para mí y entiérrame entre tú y tu princesa consorte. Así, cien años después, los tres podremos vivir felices para siempre en el palacio subterráneo..." La voz de Yu She estaba llena de fragmentos de hielo. "Zhong. Gui Yuan." Zhong Wan estaba extremadamente aterrorizado. Miró a Yu She con gran dificultad y tosió un par de veces. "¿Qué?" Yu She tenía los ojos rojos como la sangre. Dio dos pasos hacia adelante y se detuvo frente a la cama en la que estaba acostado Zhong Wan. Apretó su brazo con fuerza y dijo con saña: "¿Qué es lo que realmente quieres? ¡Sería mejor si me lo dijeras de inmediato! Todos tus pequeños planes serán en vano si realmente mueres."

Zhong Wan sintió que se le encogía el corazón. Originalmente había planeado actuar lamentablemente y rogarle a Yu She que llamará al viejo médico imperial a cargo de cuidarlo.

Pero nunca había esperado que Yu She ya hubiera adivinado sus intenciones. "Guarda tus ingeniosas tácticas. No sé cómo te enfermaste, ni sé qué es lo que finalmente quieres ". La voz de Yu She era helada. "¡Pero si sigues jugando así, puedo garantizar que definitivamente encontraré una tumba que tenga el mejor feng shui (4) en la tumba de mi familia para ti!" Esta era la primera vez que Yu She había perdido la compostura. Zhong Wang se asustó muy rápido. Un tiempo después, él dijo en voz baja: "Yo... Quiero que el doctor imperial Liu venga a verme" Yu She empujo a Zhong Wan e inmediatamente ordento a un sirviento ir por el doctor Liu. Luego dio la orden que todos los sirvientes salieran del cuarto, permitiendo que el Dr. Liu y Zhong Wang pudieran hablar en secreto. "Sería mejor que te pongas mejor al instante después de ver al que quieres ver." Yu She miró fríamente a Zhong Wan antes de irse. Después, no volvió a visitarlo. Mientras tanto, debido a la tolerancia deliberada de Yu She, Zhong Wan logró con éxito pasar su mensaje al Viejo Preceptor Imperial Shi. Así, Zhong Wan se relajó. Tan pronto como lo hizo, el efecto del veneno que se había estado acumulando en su cuerpo durante varios días estalló como una tempestad furiosa. Ese día, se desmayó a causa de la fiebre. Para entonces, Yu She ya había encontrado a Lin Si y lo había traído. El pequeño Lin Si estaba tan agitado que él también se enfermó. Pasó día y noche cuidando a Zhong Wan, pero él simplemente no podía ser despertado. Su condición tampoco parecía mejorar. Lin Si no sabía realmente cómo cuidar de los demás. Era torpe y lento. El simple hecho de cambiar los pañuelos mojados de Zhong Wan podría resultar en derramar un montón de agua sobre la cara del paciente. (N/T: el karma, amigo, el karma es poderoso) Cuando le daba las medicinas, éstas podían terminar en el cuello del otro. Yu She había estado conteniendo su ira en medio de la guerra fría con Zhong Wan, pero al

ver la situación en la que se encontraban estos dos, no pudo tolerar más las cosas y envió a Lin Si de vuelta a los establos. Se arremangó la camisa y empezó a ocuparse personalmente de Zhong Wan. (N/T: Como debe ser, cuida a tu princesa) Zhong Wan pudo recordar que la siguiente vez que abrió los ojos, estaba en los brazos de la joven Yu She. Yu She había cuidado de él durante varios días consecutivos. Él también estaba extremadamente cansado. Con un pañuelo en la mano, se había dormido mientras se apoyaba en la cabecera de la cama. En consecuencia, Zhong Wan, que no era tímido en sus sueños, había usado el otro como almohada. En ese momento, Zhong Wan acababa de recuperarse de una gran enfermedad. No tenía la energía para pensar en otra cosa. Pero ahora, no podía evitar el rubor que se le subía a las orejas. Zhong Wan recordó muy claramente que cuando se despertó, su cuerpo estaba limpio. Las ropas sobre las que Lin Si había derramado la medicina habían desaparecido. En su lugar, llevaba ropa interior nueva; las mantas sobre las que estaba tumbado también estaban secas y suaves. Era fácil darse cuenta de que habían sido recién cambiadas.

Entonces... ¿quién le cambió estas cosas? Zhong Wan miró fijamente a Xuan Rui que ya ni siquiera parecía humano por lo enfermo que estaba. Su cuero cabelludo se sentía entumecido mientras pensaba, ¿yo también me había visto así en ese entonces? Yu She lo había cuidado mientras se veía así durante siete u ocho días... ¿Cómo lo había hecho? La expresión de Zhong Wan era demasiado trágica para mirarla. No se atrevió a insistir mucho en esto. Después de enterarse de que Zhong Wan había tomado una vez esta medicina durante más de diez días, Yan Pingshan finalmente se relajó. No dudó en darle la medicina a Xuan Rui.

Tres días después, la condición de Xuan Rui aún no mejoraba. Los médicos imperiales inmediatamente se declararon culpables frente al Emperador Chongan. Bajo el nombre de Xuan Yu, Zhong Wan eligió un momento oportuno para entregar una petición al Emperador Chongan. Usó la excusa de que el invierno era demasiado frío en la capital y por lo tanto inadecuado para recuperarse de una enfermedad para pedirle al Emperador permiso para permitirles regresar a Qian An. De esta manera, podrían cuidar lentamente a Xuan Rui hasta que se recuperara. El Emperador Chongan no estuvo de acuerdo, pero tampoco se negó. Sólo dijo que no podía soportar que Xuan Rui viajara tan largas distancias estando enfermo. Ese día, envió a algunos doctores imperiales más y le concedió a la finca más suplementos nutricionales. Zhong Wan entendió los pensamientos del Emperador Chongan. Si los dejaba ir directamente, lo haría parecer un tío frío que no se preocupaba en absoluto por la salud de su sobrino. Era necesario que hiciera una demostración de cuánto le importaba antes de enviar a este grupo problemático lejos. Zhong Wan se relajó y comenzó a preparar a Yan Pingshan para el regreso a Qian An. En el patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. Yu She jugó con la cuerda de cuentas en su mano. Él preguntó: "¿Ya se están preparando para irse?" El espía se arrodilló en el suelo y asintió con la cabeza. "El Príncipe Qian An ha estado enfermo en cama durante varios días. Tan pronto como inhala el aire frío, comienza a toser sin parar. Los médicos imperiales no han podido encontrar nada malo en él, sólo dicen que no está acostumbrado al nuevo entorno. Además del hecho de que no puede soportar el clima del norte, están... persuadiendo al Príncipe Qian An para que regrese al sur para que pueda recuperarse lentamente." La emoción en los ojos de Yu She no era ni alegría ni tristeza. Declaró con calma: "Bien. Puedes irte". Después de que su espía se fue, Yu She se sentó en silencio.

Dos horas más tarde, cuando el mayordomo Feng volvió a buscar a Yu She, seguía en la misma posición. No se había movido en absoluto. El mayordomo Feng estaba muy asustado de ver a Yu She en este tipo de aturdimiento, sus ojos parecían muertos. Pensó para sí mismo, oh no, antes de acercarse rápidamente con una sonrisa en su cara. Cambió el té de Yu She por una nueva taza de té caliente antes de decir suavemente: "Escuché justo ahora que el Príncipe Qian An está regresando a su territorio...?" "Extrañas e impredecibles cosas se están gestando en la capital." Yu She parecía estar murmurando para sí mismo. "No quiere que los hijos del Príncipe Ning se vean envueltos en el lío, así que planea irse de nuevo".

El mayordomo Feng sabía quién era este "él" incluso sin necesidad de que Yu She lo mencionará. Feng estaba muy agitado. Había tenido una larga charla con Zhong Wan la última vez, pero no le había prometido nada con respecto a si se iba a quedar o no. Se puso en el lugar del otro y pensó en ello. Naturalmente, no quedarse era la mejor opción. ¡Qué despreocupado sería ir a Qian An y ser el emperador local! El mayordomo Feng miró a Yu She y se quejó tranquilamente en su corazón, pero ¿qué pasa con éste? El corazón del mayordomo tembló al recordar cómo se veía Yu She hace unos días mientras sonreía y bromeaba sobre saltar al agujero de hielo. Se endureció y juró que sería una vaca o un caballo (5) para Zhong Wan en su próxima vida, así que dijo: "El Príncipe Qian An se va... pero el Joven Amo Zhong podría no hacerlo". Yu She miró al mayordomo. Feng acercó la nueva tetera a las manos de Yu She.

"Después de que el Príncipe Qian An se vaya esta vez, es probable que nunca más vuelva a la capital. El joven maestro Zhong ya ha hecho suficiente por el príncipe Ning. Entonces... ¿no significa eso que no necesariamente se irá con ellos?" La expresión de Yu She era sombría, pero en aturdida. No hablaba. El mayordomo Feng añadió: "Me parece recordar... que el contrato de venta del Joven Maestro Zhong ¿está todavía en sus manos?" El respondió sencillamente un "Sí". "Entonces eso es todo." El mayordomo Feng sonrió. "Por supuesto, sacar a relucir el contrato de venta afectará negativamente a su relación. Simplemente no podemos sacar el tema. Además, el Joven Amo Zhong se ha quedado en nuestra propiedad antes. En aquel entonces... también lo tratamos bastante bien." El tono de Yu She era tranquilo. "¿Bastante bien? Se quedó aquí sólo medio año, pero se enfermó varias veces." "Ah... eso es cierto", dijo Feng avergonzado. Cambió de tema, diciendo: "No hablemos de eso. ¿No quiere el Heredero que el Joven Amo Zhong se quede?" Yu She escuchó en silencio. No habló. El mayordomo Feng, siguió persuadiendo: "Heredero, piénsalo. Qué agradable es el Joven Amo Zhong. Se ve bien y también tiene buen carácter. Si pudieras mantenerlo en la propiedad..." Yu She no pudo evitar recordar cómo se veía Zhong Wan descansando en sus brazos hace unos días. Su garganta repentinamente sintió comezón. Tomó su taza de té y dio un sorbo. Feng sintió que esta era una oportunidad, así que continuó: "Si usted se quedara con el Joven Amo Zhong, estaría en su derecho. La hacienda del Príncipe Qian An definitivamente no se atrevería a pelear contigo por él." Las pupilas de Yu She temblaron ligeramente. El mayordomo Feng murmuró para sí mismo, "Si tienes tal deseo, este viejo esclavo

dará las órdenes por adelantado. Un... ¿también deberíamos preparar algunas drogas para dormir (6)?" Drogas para dormir... Yu She no podía evitar recordar algo que había sucedido durante la enfermedad de Zhong Wan hace muchos años. En ese momento, el joven Zhong Wan tenía fiebre. Pasaba sus días entrando y saliendo del sueño. Yu She pasó una gran cantidad de esfuerzo alimentándolo con su medicina todos los días. Tampoco podía relajarse después de alimentarlo. La temperatura de Zhong Wan fluctuaba entre el frío y el calor durante la fiebre, así que ocasionalmente se quitaba las mantas a patadas. Yu She pasaba todo el día sentado al lado de Zhong Wan y leyendo. Cuando veía que el otro se quitaba las mantas, dejaba su libro y volvía a colocar la manta. Todo esto estaba bien. Los casos más terribles ocurrieron cuando Zhong Wang sentía frío. El joven Zhong Wan era muy necesitado cuando dormía. Si tenía frío, se acercaba a Yu She, que estaba sentado a su lado y tiraba de su ropa, luego, se abría camino a los brazos del otro. La cara de Yu She se pondría roja. No podía apartar a la otra y también tenía miedo de caerse de la cama, así que sólo podía sostenerlo. Esta persona tampoco era un durmiente tranquilo. En su aturdimiento inducido por la fiebre, se movió por todos lados. Una vez, metió su mano dentro de la ropa interior de Yu She, abriendo completamente el cuello de su camisa. Esto enojó tanto a Yu She que sintió el deseo de dejarlo para que sobreviviera por su cuenta. Naturalmente, al final no lo hizo de verdad. Si ahora le diera a Zhong Wan un tazón de drogas para dormir, ¿actuaría también como lo hizo en su juventud y...? Yu She cerró los ojos y bebió agresivamente su taza de té.

...

GLOSARIO 1.- Phoebe zhennan, una preciosa especie de árbol única en China y el sur de Asia. 2.-En tiempos históricos, los chinos colocaban perlas en las bocas de los muertos porque creían que las perlas tenían la capacidad de preservar el cuerpo de la descomposición. 3.-Las cigarras de jade representaban un espíritu que vivía para siempre. Colocaban las cigarras de jade con los muertos para que sus espíritus pudieran renacer. 4.- es un antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de este una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. 5.- Estar siempre en deuda y pasar la próxima vida pagando a Zhong Wan por cualquier medio. 6.- Una droga muy poderosa para dormir. El nombre se traduce literalmente como "medicina que noquea a un hombre".

Capítulo 25 Parte 1

De vez en cuando, Yu She se perdía en sus pensamientos. Ni una sola vez declaró su decisión. Ansioso, el mayordomo Feng preguntó: "¿El heredero no quiere envejecer junto con el joven maestro Zhong?" Yu She murmuró, "Envejecer juntos, envejecer juntos..." Por alguna razón, estas tres palabras golpearon el corazón de Yu She. Su rostro perdió el rastro del calor que tenía originalmente, la mirada se congeló por completo. Luego, las comisuras de sus labios se inclinaron débilmente hacia arriba en una sonrisa. "No sé cuánto tiempo puedo vivir. ¿Cómo podría envejecer con alguien?" Lo que más temía el mayordomo Feng era oír a Yu She decir esas cosas. Dijo con urgencia: "¿Por qué su honorable, sigue pensando esto? El heredero está sano. Mientras no hagas nada que pueda asustar a la gente, ¿cómo no vas a vivir hasta los cien años?" Yu She entrelazó indiferencia en sus palabras: "Pero me gusta hacer cosas que asustan a la gente. Tampoco quiero sufrir cien años de tortura".

Feng se quedó allí, frustrado hasta el extremo... "No tomes decisiones por tu cuenta y hagas cosas innecesarias a mis espaldas". Yu She bajó su mirada. "Y no trates de tramar en su contra. No puedes ganar contra él." Feng se sentía exhausto hasta los huesos. Yu She, esta persona, no podía ser persuadida con medidas suaves o por la fuerza. Además, era diferente de la gente normal. Si uno decía incluso una palabra equivocada, se volvía loco. Hacía que los demás no estuvieran seguros de cómo persuadirlo. En opinión de Feng, Zhong Wan era la mejor persona para tratar este asunto. Después de un momento de reflexión, se esforzó por decir, "Entonces... ¿puede el heredero ser un poco más amable con el joven maestro Zhong?" Si Yu She podía tratar bien a Zhong Wan, Feng sentía que esta situación aún podía funcionar... Yu She frunció el ceño. "¿Tratarlo un poco mejor? ¿A qué te refieres?" Indefenso, Feng respondió: "Si pudieras sacar un poco de la gentileza que le has mostrado en el pasado, eso sería suficiente". "¿Quieres convencerlo para que se quede?" Yu She dio en el clavo con respecto a su intención. Dijo con voz fría: "¿No lo traté lo suficientemente bien en ese entonces? ¿Y todavía no se fue sin decir nada?" El mayordomo Feng prácticamente ya no podía hablar de razón. "El príncipe Ning había criado al joven maestro Zhong desde que era un niño pequeño. Su amabilidad hacia el Joven Maestro Zhong fue inmensa. En la situación de aquel entonces, ¡tenía que irse! También..." Quería decir algo más, pero no se atrevió a hacerlo. Su voz se hizo mucho más suave.

"En esos dos días, fue el Heredero quien retiró a todos los guardias del patio lateral y la gente colocó muchos boletos de plata (1) a la vista. Era claramente dejarlo escapar

". Cuando Yu She recordó el pasado, su expresión se volvió más desagradable. Se apoyó contra el respaldo de su silla, con expresión sombría. "Retirate" El miedo golpeó el corazón del mayordomo. Pero aún conservaba su coraje. "¿Y si el joven maestro Zhong mismo quisiera quedarse?" Yu She ni siquiera perdió un segundo para pensar. "Imposible."

Pero el mayordomo Feng no se rendiría. "Si el Joven Amo Zhong no se va con la gente del Príncipe Qian An y quiere quedarse en nuestra propiedad, ¿qué debemos hacer? Este viejo esclavo no puede echarlo, ¿verdad?" Yu She miró fijamente al mayordomo, aturdido. El mayordomo Feng endureció su corazón. "En el momento, cuando el Joven Maestro Zhong Wan traiga su equipaje y esté firmemente decidido a entrar en la cámara interior del heredero, ¿qué debemos hacer? Que el Heredero le dé a este viejo esclavo una respuesta. ¡Si no le dejamos quedarse ni siquiera así, este esclavo hará que los soldados de la casa quemen su equipaje y le golpeen duramente antes de echarlo!" Yu She lo miró aturdido durante un rato. Luego frunció el ceño y preguntó: "¿Has estado conmigo demasiado tiempo como para volverte loco como yo?" Feng se mantuvo firme. "Este viejo esclavo sólo espera una respuesta del heredero". La mirada de Yu She se mostró nublada e inestable. Miró al mayordomo, se puso de pie y se fue. Esta vez, Yu She no dio una negación. El mayordomo dejó escapar un aliento de alivio. Todavía había una pizca de esperanza, después de pensar un poco más, se apuró y escribió una nota. Instruyo a alguien para evadir mañana a Yu She y entregar

esta nota en la propiedad del Príncipe de Qian An, a las manos de Zhong Wan. Al día siguiente, en la propiedad del príncipe Qian An, Zhong Wan leyó la nota. Durante un largo rato no habló. El mayordomo Feng había dicho que si tenía planes de permanecer en la capital, no había necesidad de decirle a Yu She con anticipación. Una vez que había enviado a la gente de la propiedad del Príncipe Qian An, debería mudarse directamente al patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu con su equipaje.

Sería genial si pudiera mudarse a la cámara interior de Yu She y vivir juntos. Zhong Wan se sorprendió sinceramente. ¿Sabía el mayordomo Feng lo avergonzado que estaba ayer? Después de que Yu She se limitó a abrazarlo, él casi... No sólo eso, sino también "vivir juntos"... con Yu She. ¿No pensaría Yu She que se ha vuelto loco beneficiándose a sus expensas? No fue sólo esto. El mayordomo Feng había añadido especialmente una declaración: que Zhong Wan no debía ser receloso. Que mientras se mantuviera pegado a Yu She, eso sería suficiente. ¿Seguir 'pegado' a Yu She? ¿Cómo? ¿Tenía que apartar las mantas de Yu She y desnudarlo en mitad de la noche? ¿No lo apuñalaría Yu She? (N/T: Se que no hablas de ese tipo de 'apuñalamiento', pero todos lo esperamos...) Zhong Wan aplastó la nota en su mano. Por un tiempo, su corazón fue incapaz de calmarse. ¡Esto era demasiado irritante!

Quemó la nota. Murmuró para sí mismo, "¿Es realmente tan difícil permanecer en la capital...?" Mientras hablaba, un sirviente llamó a la puerta afuera. Preguntaron si ya había hecho las maletas. Zhong Wan se liberó de sus pensamientos. Asintió con la cabeza. "Sí". Hoy, debía entrar en el palacio.

La enfermedad de Xuan Rui empeoró progresivamente. Como tal, el Emperador Chongan quería preguntarle a alguien por qué era así. Entre la gente del Príncipe Qian An, sólo Zhong Wan podía ir... Xuan Congxin esperaba en el salón principal. Tan pronto como vio llegar a Zhong Wan, se puso de pie. Extremadamente inquieta, refunfuñó con una voz suave: "¿Por qué esto es tan problemático? ¿Qué no puede preguntarles a los médicos imperiales?" "Es bueno que quiera preguntarme sobre esto", dijo Zhong Wan con una sonrisa. "Si el emperador no pregunta, ¿cómo podría mencionar su petición de volver a Qian An?" Xuan Congxin recordó la última vez que entraron en el palacio, y se puso a pensar. "En aquel entonces, de repente pidió verte. Una vez que te convocó, pasó mucho tiempo antes de que salieras. Esperé ansiosamente junto a las puertas del palacio y casi entré para buscarte." Mirando fijamente, Zhong Wan recordó el pasado. Pensó en la vez que había escoltado a Xuan Congxin al palacio. Después de que Yu She se lo llevara por la fuerza al pabellón de la biblioteca... No pudo evitar recordar las palabras de la nota del mayordomo Feng. ¿Qué quería decir el mayordomo? Después de haber enviado a Xuan Rui y a los otros, ¿tenía que ir directamente al patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu?

Directamente... ¿ir así? Zhong Wan no llevaba mucho equipaje. No había necesidad de alquilar un carruaje. Entonces, ¿el mayordomo Feng ya había preparado todo para él allí? Oh, claro, él también tenía que pegarse a Yu She en todas partes. E incluso tenía que envolverlo por la noche. ¿Cómo era eso posible? Para evitar que Yu She lo apuñalara, ¿no debería atarlo de antemano? Pero Zhong Wan no podía ganar contra él en una pelea... ¿Debería drogarlo antes de tiempo? Zhong Wan era culpable de drogar a Yu She en el pasado. Él simplemente goteó unas pocas gotas de drogas para dormir en su té, y el joven Yu She durmió como un cerdo, permitiendo que cualquiera jugara con él. El Yu She del pasado ya era muy guapo. Comparado con su presente, sus ojos solían ser más suaves. Pero cuando dormía, su expresión parecía fría. En ese momento, cuando Zhong Wan había mirado al Yu She dormido, había tomado su mano, con las mejillas rojas por la vergüenza. El actual Yu She... Zhong Wan tragó. Se encontró a sí mismo aún menos atrevido. Incluso si el actual Yu She estuviera drogado, probablemente seguiría pareciendo bastante aterrador. "¿Zhong Wan? ¿Zhong Wan?" Zhong Wan salió de su ensueño. "¿Sí? ¿Qué pasa?" Xuan Congxin se sintió indefensa. Le dio su brasero de mano.

"Llega temprano y regresa pronto. Será mejor si Su Majestad nos permite salir. Si no... podemos pensar en otro plan. No provoques su ira". Una sonrisa apareció en sus labios. "Por supuesto. No se preocupe. Tardaré como mucho cuatro horas en volver." Después de que Zhong Wan recibiera el brasero de mano, se dio la vuelta y se fue. Sus esperanzas no eran tan altas. Al emperador Chongan no le importaba si Xuan Rui moría o vivía. Para el emperador Chongan instarles a quedarse unos días era sólo por su propia reputación. Y Zhong Wan iba a acompañarlo en este espectáculo. Si no tiene éxito esta vez, entonces tendrían que quedarse en la capital por unos días. Pero el emperador definitivamente les permitiría irse al final. Sólo necesitaban dejar la capital antes de la muerte del Tercer Príncipe, Xuan Jin... Había muchos espías de Yu She entre la gente del estado del príncipe Qian An. En el momento en que Zhong Wan dejó la propiedad, Yu She recibió las noticias. En voz baja, Yu She dijo: "Ayúdame a cambiarme de ropa. Quiero entrar al palacio." En un instante, el criado que atendía a Yu She se fue a buscar su ropa. La identidad de Yu She era diferente de la de otras personas. Desde joven, nunca tuvo que informar a nadie cada vez que entraba o salía del palacio imperial. Incluso los príncipes imperiales no podían compararse con él. Pero una vez que había entrado en el palacio, Yu She no buscó deliberadamente a Zhong Wan. Él mismo no estaba seguro de por qué había venido aquí en primer lugar. Las palabras del mayordomo Feng le habían causado angustia. Hizo que su mente fuera aún más confusa de lo que había sido en el pasado. No quería que Zhong Wan se quedara en la capital. Pero una vez que pensó que Zhong Wan podría vivir junto a él como lo había hecho en su juventud, Yu She comenzaba a vacilar. Sin embargo, ¿no se fue Zhong Wan entonces?

¿Por qué el mayordomo Feng estaba tan obsesionado con esto? Yu She tenía claro el motivo. Bajando la cabeza, sonrió. Sin importar la razón, era muy extraño que todos no quisieran que muriera. Sin darse cuenta, Yu She había caminado hacia el Pabellón Guanjing, que estaba cerca del borde del estanque Bibo. Miró a los lotos marchitos, aturdido. Hacía calor en el palacio imperial. Los pocos estanques en el palacio no se congelaron. Yu She miró fijamente el agua oscura del estanque. Se dio la vuelta y salió del pabellón Guanjing. Caminó directamente hasta el borde del estanque, mirando sin comprender las profundidades insondables. Si saltaba así y moría, ¿qué bueno sería eso? Entonces todos serían lavados. Desde el pabellón sonaron muchos pasos. Sus labios se fruncieron deliberadamente. Siempre aparecería alguien en un momento como este.

...

GLOSARIO 1.- . Una forma de papel moneda utilizada en tiempos históricos. Básicamente, el papel registraba una cantidad en plata y la gente podía llevar estos billetes a los bancos y retirar esa cantidad de plata. Los boletos también podían ser gastados en tiendas, después de lo cual el gerente/propietario iría a retirar la plata en un banco.

Capítulo 25 Parte 2

"¿Por qué entró en el palacio?" En el pabellón, el Quinto Príncipe, Xuan Qiong, se agarró a la barandilla. La impaciencia acompañaba su voz mientras decía: "¿Y quiere que le espere? ¿Qué clase de reglas son estas?" "Sí. Realmente no es apropiado", dijo su asistente. "Sin embargo, no es que Su Majestad esté dando la cara a Zhong Wan. En este momento, está preguntando sobre la condición del Príncipe Qian An." "Qué desconcertante". Una vez que Xuan Qiong mencionó a Zhong Wan, una inmensa infelicidad se asentó en su corazón. "Está bien si el Padre Imperial está predispuesto hacia el primo mayor. ¿Pero tiene que darle mucha importancia a Zhong Wan? En el pasado, cuando estudiamos juntos..." Suspiró. "El dotado académico Zhong era muy arrogante. Aparte de Xuan Rui, no habló con nadie. Incluso acompañó al Príncipe Heredero a estudiar. Sólo él tenía ese honor". El asistente sonrió. "No importa lo arrogante que haya sido, ¿no es sólo un esclavo ahora? En aquel entonces, el Amo había sido benevolente. De lo contrario, el amo podría haberlo comprado, golpearlo y matarlo a voluntad. Qué lástima... que el joven Príncipe Yu lo haya comprado.".

"¿Qué Joven Príncipe Yu? Aún no ha heredado el puesto." Xuang Qiong estaba enojado. "Sería genial si hubiera heredado el puesto desde el principio... En este momento, no es ni alto ni bajo en estatus. Me exaspera." El origen y nacimiento de Yu She era un misterio. Desde el principio, Xuan Qiong tenía sospechas. No pasaba un día en que no se preocupara de que Yu She fuera realmente el hijo bastardo del Emperador Chongan. Y en el futuro, bloquearía su propio camino. Su asistente también entendía este hecho. Bajando la voz, dijo, "Las paredes tienen oídos". "¿No hay nadie alrededor ahora mismo?" Aunque Xuan Qiong había dicho esto, no continuó con este tema de conversación. Cambió a una sonrisa. "¿Escuchaste que ayer, el primo mayor fue a la casa del Príncipe Qian An? Mmm... Probablemente fue a ver a Zhong Wan." "Zhong Wan es realmente un espectáculo para los ojos. Lo vi de lejos. Y es incluso más guapo que en el pasado. Sin embargo..." Una sonrisa floreció en los labios de Xuan Qiong. "Despreciable" Casi en un susurro, el asistente dijo: "¿No perteneció al Joven Príncipe Yu en el pasado? Ahora, ha conocido a su viejo maestro. ¿Quién sabe cómo se ganó su favor a nuestras espaldas?" "Hablando de eso, yo también había querido comprarlo ese año. Pero mamá no lo permitió. El tío tampoco estaba dispuesto." Xuan Qiong se burló. "Es realmente interesante. En ese momento, el tío me vigiló estrechamente, y dijo que no tocara los asuntos concernientes al Príncipe Ning. Sin embargo, no pudo controlar a su propio hijo, dejando que Yu Ziyou comprara Zhong Wan." "Oh ¿quién puede controlar al Joven Príncipe Yu?" El asistente sonrió. "Por otro lado... Cuanto más se ama a alguien, más se le vigila. El Príncipe Yu ama profundamente, a su honorable ser. Por eso te vigila arduamente. En cuanto al Joven Príncipe Yu... está ahí como una bonita decoración." "Así es..." No estaba claro en qué acababa de pensar Xuan Qiong, pero de repente sonrió. Volvió la cabeza hacia su asistente y le susurró unas palabras. La risa estalló entre ellos. Xuan Qiong ordenó:

"Bloquea su camino. ¡Definitivamente debes bloquear su camino! ¡Una vez que deje el palacio, será un esclavo!" El asistente dudó durante mucho tiempo, antes de aconsejar, "Déjalo. Zhong Wan no es una buena cosa".

"¿Qué no es bueno? Tu..." Xuang Qiong se río por lo bajo. " Sí el primo mayor lo recibe, el definitivamente se convertiría en su seguidor" El asistente quizó advertirle, pero Xuan Qiong solo sonrió una vez más. "¿Y qué? Sólo estaré recordando el pasado con Zhong Wan. Jaja... Aunque discutamos más tarde, ¿crees que el tío me protegería a mí o a mi primo mayor? ¡Ah... el tío probablemente querría que yo hiciera que el primo mayor perdiera más autoridad!" La risa seca se escapó de los labios del asistente. "Eso naturalmente sería el caso. ¿Quién no sólo es bueno delante de el joven Prince Yu y venenoso a sus espaldas?" Cuanto más pensaba Xuan Qiong en esto, más encontraba la razón en esas palabras. "Jaja... En un rato, cuando Zhong Wan me vea, su cara jajaja..." Debajo del Pabellón Guanjing, Yu She escuchaba sin expresión. Miró fijamente el agua del estanque con la cabeza baja, aun queriendo entrar en él, aun queriendo sumergirse en las profundidades y acabar con él de una vez por todas. Si moría, entonces ya no tendría que ver a esas personas. No escuchar esas palabras nunca más. Una vez que Yu She dio dos pasos en el agua, arriba en el Pabellón Guanjing, Xuan Qiong y su asistente se fueron por el otro lado. "No me sigas. Ve y prepárate primero", dijo Xuan Qiong, tratando de contener su risa. "Debes actuar de forma convincente. ¡De acuerdo! ¿Entró el primo mayor en el palacio hoy? Ha... ¡Qué conveniente! Ve a vestirte como su asistente. Zhong Wan definitivamente no será capaz de notar la diferencia. Entonces en ese momento..."

De repente, Xuan Qiong se detuvo en seco. Sorprendido, tartamudeó, "P-primo mayor ..." Yu She estaba parado en el pasillo, con expresión sombría. Xuan Qiong no sabía cuánto Yu She había escuchado. Su mente era un caos, se rio secamente. "¿Por qué está aquí el primo mayor?" La mirada de Yu She se puso roja, sus labios pálidos. En primer lugar, Xuan Qiong le tenía miedo. En este momento, su corazón estaba aún más inquieto. Ansiosamente, dijo: "P-por qué ..." Yu She lo miró directamente a la cara. De la nada, dijo: "Esperas que muera, ¿verdad?" Xuan Qiong forzó una sonrisa. "¿Por qué ... por qué dices esto?" "Tienes miedo de que, si muero demasiado temprano, nadie te ayudaría a equilibrar a Xuan Jing", pensó Yu en voz alta. "Pero en tu corazón, también esperas que me encuentre con un accidente, ¿verdad?" Xuan Qiong estaba asustado hasta el punto de que no podía escuchar las palabras de Yu She claramente. Solo encontró aterradora su apariencia actual. Abrió y cerró la boca, queriendo explicar, pero al final no pudo pronunciar una palabra. Yu She giró la cabeza hacia un lado, mirando el estanque. "Si salto ahora, ¿estarías feliz?" Todo el cuerpo de Xuan Qiong tembló. "¿S-Saltar?" "He intentado suicidarme muchas veces ..." Yu She miró a Xuan Qiong con voz ronca. "¿Por qué se te hace extraño?" Llegando a la conclusión de que Yu She los había escuchado antes, el asistente de Xuan Qiong se obligó a calmarse.

"J-joven Príncipe ... nuestro Príncipe solo estaba bromeando antes. En realidad, no queríamos hacerle nada a Zhong Wan ". "Zhong Wan ..." Yu She tenía un dolor de cabeza. Bajó la cabeza y frunció el ceño. "Zhong Wan está en Qian An ..." Esta no era la primera vez que Xuan Qiong había visto la apariencia enloquecida de Yu She. Hizo todo lo posible para componer su corazón. Tartamudeó: "Sí. Solo estábamos ... bromeando. No dije que quería hacerle nada a Zhong Wan. Solo ... Solo que quería decirle que viniera y bromear con él" "Zhong Wan ..." Una suave risa salió de los labios de Yu She. "Sería mejor si muriera... Entonces Zhong Wan te pertenecería, ¿verdad?" "Sería mejor para todos ... sí muriera. Entonces todos estarían limpios... " Una vez más, Yu She se volvió para mirar el estanque. Murmuró: "Todos esperan mi muerte ..." Yu She casi asustó a Xuan Qiong hasta la muerte. Le preocupaba que difundiera las palabras que él y su asistente habían dicho anteriormente. Estaba tan preocupado que sentía que le ardía el corazón. Él endureció su corazón y dijo: "De hecho ... morir hará que todos los demás estén limpios". La mirada de Yu She se mantuvo en el estanque. Las profundidades profundas parecían atraerlo, queriendo liberarlo. "Estaría limpio, pero ..." La ira llenó los ojos de Yu She. De repente, se volvió hacia Xuan Qiong. "¿Por qué debería ser limpio para ustedes?" Xuan Qiong casi cayó de rodillas por el miedo. En un paso, Yu She agarró su cuello. Se rio. "También lo quieres, ¿no? Tu tío también, ¿verdad? Todos esperan que muera temprano, ¿verdad ...?"

Incontables imágenes pasaron por la mente de Yu She, aumentando su dolor de cabeza donde casi parecía explotar. La voz de Yu She tembló cuando él dijo: "Estás esperando que salte al estanque. Esperas que yo vaya allí... " Después de que Yu She agarrara el cuello de Xuan Qiong, de repente recordó que ayer también había agarrado a Zhong Wan así. Zhong Wan se había apoyado contra su pecho, como si se hubiera excitado. Una vez más, la risa escapó de los labios de Yu She. "Pero en este momento, de repente no tengo ganas de morir". Debido a lo asustado que estaba Xuan Qiong, tuvo hipo. Yu She bajó la cabeza y miró la cara de Xuan Qiong, una cara aún pálida por el miedo. Y en ese momento, se sintió repugnado. "¡¿Quieres copiarlo?!" Disgustado, Yu She empujó a Xuan Qiong hasta el estanque. Frío y lleno de ira, dijo: "¡Si quieres que alguien muera, ve a morir primero!" En el momento en que Xuan Qiong golpeó el agua, chilló como un cerdo enviado al matadero. En primer lugar, no sabía nadar. Entonces, para caer abruptamente en un estanque helado, se sumergió hasta el fondo. El asistente de Xuan Qiong estaba congelado. Nunca había esperado que, de la nada, su maestro cayera al estanque. Como si se hubiera vuelto loco, el asistente gritó. Inmediatamente, los guardias se apresuraron. De pie a un lado, Yu She se ajustó las mangas, sin preocuparse por el ruido ensordecedor. En ese momento, se sintió mucho más cómodo. Su mente ya no estaba clara tampoco. Respiró hondo. Y se fue con una expresión neutral. ¿Qué había dicho Xuan Qiong antes? Si dejara el palacio ahora... ¿podría alcanzar a Zhong Wan?

... NOTA DE TRADUCTOR Wow, estos últimos párrafos, me dejaron... Wow...

Capítulo 26

Zhong Wan sintió que realmente tuvo mucha mala suerte este año.

Después de que finalmente recibió la oportunidad de reunirse con el emperador a través de muchas dificultades, antes de que pudiera pedir permiso para dejar salir a Xuan Rui, alguien interrumpió de repente desde fuera: El Quinto Príncipe Xuan Qiong había caído al agua. El corazón de Zhong Wan se desplomó. Inmediatamente recordó los rumores actuales: los príncipes imperiales estaban predestinados a tener desgracias relacionadas con el agua. La expresión del Emperador Chongan cambió inmediatamente. Ya no podía molestarse con Zhong Wan mientras gritaba: "¡¿Qué pasa con los guardias que cuidan de Xuan Qiong?! ¿Cómo lo dejaron caer? ¡¿Cómo está Xuan Qiong ahora?!" El guardia que había venido a transmitir el mensaje no podía manejar tal responsabilidad. Se inclinó y dijo: "Los sirvientes de la Quinta Alteza y los guardias alrededor del estanque ya han sido arrestados. Todavía necesitamos un interrogatorio cuidadoso para saber qué pasó realmente. En este momento, la Quinta Alteza ha sido llevada al Palacio de los Mil Otoños [1]. La Consorte Imperial Yu y los doctores imperiales ya están allí." El emperador Chongan estaba muy agitado. Ordenó a la gente que revisara a Xuan Qiong, y luego dijo a los demás que trajeran al sirviente asistente de Xuan Qiong. Zhong Wan originalmente debería haberse ido ya, pero realmente quería saber si esa cosa molesta conocida como Xuan Qiong había muerto o no. Después de un momento de vacilación, se quedó en silencio a un lado, fingiendo que no estaba allí. No mucho después, el sirviente asistente de Xuan Qiong fue traído. Ese asistente estaba completamente empapado con agua de estanque debajo de la cintura; no había tenido tiempo de cambiarse todavía. Ahora, estaba temblando incontrolablemente por el frío. Incluso tartamudeaba mientras hablaba debido a esto. Antes de que el emperador Chongan pudiera empezar a interrogar, el asistente tartamudeó los sucesos anteriores evitando los detalles importantes y deteniéndose en las trivialidades. No mencionó lo que había dicho Xuan Qiong, sólo dijo que había estado esperando fuera de la sala durante mucho tiempo. Sus piernas estaban entumecidas por el frío,

así que decidió dar un paseo por el estanque Bibo. Cuando salió de la terraza, casualmente se encontró con Yu She. Los dos apenas intercambiaron conversación antes de que un obviamente anormal Yu She empujara al otro al agua. Tan pronto como el Emperador Chongan escuchó el nombre de Yu She, su expresión se volvió aún peor. "Yu She estaba bien por sí mismo. ¿Por qué empujaría a Xuan Qiong?" El asistente de Xuan Qiong seguía arrodillándose incesantemente. Lloró y sacudió la cabeza mientras decía que no lo sabía. El emperador Chongan estaba a punto de comenzar a regañar furiosamente al asistente por ser tonto cuando este dijo mientras lloraba y se arrodillaba: "El joven príncipe Yu a menudo actúa de manera diferente a la gente normal. No sé por qué estaba de mal humor hoy, pero... incluso si algo realmente no estaba yendo como él quería, pudo haberse desquitado conmigo ¿Cómo pudo empujar a Su Alteza? Todo esto es mi culpa por ser incapaz de proteger a Su Alteza ..." El emperador Chongan recordó el comportamiento irracional habitual de Yu She y se detuvo por un momento. Dejó de culpar al asistente y ordenó a más personas que fueran a ver a Xuan Qiong.

El asistente de Xuan Qiong se secó el sudor frío y se relajó un poco. Qué suerte que Yu She hubiera actuado tan absurdamente en el pasado. Cada vez, el emperador Chongan solo actuaría estrictamente por el bien de la apariencia antes de castigar apenas al otro. Después, para darle a la propiedad del Príncipe Yu suficiente importancia y salvar la reputación de Yu She, él se negaría a permitir que nadie más investigara el asunto en detalle, y mucho menos tratar de descubrir qué había sucedido realmente. Como tal ... probablemente podría evitar mencionar lo que Xuan Qiong había dicho antes de caer al agua. Zhong Wan se hizo a un lado. Giró la cabeza para mirar a ese asistente. Se envalentonó y preguntó con una voz profunda:

"¿El joven príncipe Yu comenzó a actuar loco de improviso o dejaste de hacer tu trabajo y atrajo a su Quinta Alteza la orilla del agua?... o ¿fuiste tú quien realmente empujó a la Quinta Alteza al agua?" El emperador Chongan hizo una pausa. Finalmente recordó que Zhong Wan todavía estaba aquí. Zhong Wan se arrodilló. "La Quinta Alteza está actualmente inconsciente. Tampoco sabemos lo que sucederá en el futuro. Esto está relacionado con la vida de un príncipe, tal vez incluso con el incidente anterior donde la Tercera Alteza casi se ahogó también. Debo molestar al Emperador y pedir una investigación completa" El emperador Chong guardó silencio por un momento antes de preguntarle al viejo eunuco: "¿Cómo está Qiong'er?" El viejo eunuco sacudió la cabeza. Su expresión estaba llena de preocupación. "Se las arreglaron para salvar su vida, pero todavía está inconsciente en este momento. La consorte imperial Yu casi se desmayó de tanto llorar. En este momento, montó en cólera... diciendo que quiere que el joven príncipe Yu pague con su propia vida ". El emperador Chongan se frotó el lugar entre las cejas. Una pausa, y dijo: "Ziyou probablemente aún no ha salido del palacio... tráiganlo aquí". Zhong Wan pensó para sí mismo, Yu She, es mejor que no hayas empujado a Xuan Qiong al agua porque te apetecía. De lo contrario, cuánto estaría ayudando a la causa equivocada, a lo mejor realmente me follarías en un ataque de ira después de regresar. Zhong Wan escaneó al asistente de Xuan Qiong que todavía estaba arrodillado en el suelo con su visión periférica. Sintió que el otro parecía temblar aún más que antes. Como era de esperar, este esclavo no había dicho la verdad ... Zhong Wang se siento con más confianza en su corazón. Pero no pudo evitar sentir

pena por Yu She. Los antecedentes de Yu She eran complicados. Los que sabían la verdad se rehusaban a dejar salir algo. Otros no sabían nada; solo sabían que no era normal. Aparte de lo que había hecho, El Emperador Chongan aceptaría la responsabilidad por él, para prevenir que los viejos secretos sean revelados. Yu She mismo no podría ni siquiera tratar de explicar nada. Por lo tanto, podrían echarles la culpa a todos. Pero independientemente de su origen, ¿lo había elegido para sí mismo? Zhong Wan pensó en lo que el mayordomo Feng había dicho anteriormente sobre la frecuencia con la que Yu She casi había muerto estos últimos años. De repente empezó a sospechar si esos sucesos habían sido realmente la búsqueda de la muerte de Yu She o si se debían a que otros notaron su determinación de suicidarse.

¿Habían añadido combustible al fuego y matado con una espada prestada? El Yu She de hace siete años ni siquiera había oído hablar de las drogas para dormir. ¿Cómo iba a saber lo que era la comida fría en polvo? ¿Había encontrado esas drogas él mismo, o alguien más se había enterado de sus intenciones suicidas y lo había manipulado a consumirlas? Como estaba Yu She... Asesinarlo era una tarea demasiado fácil. El pecho de Zhong Wan se llenó un fuego ardiante mientras observaba al asistente temblando incesantemente en el suelo. Incluso un esclavo se atrevió a culpar a Yu She. No mucho después, Yu She, que acababa de llegar a las puertas del palacio, fue detenido y traído de vuelta. La expresión de Yu She parecía natural, como si no hubiera sido él quien empujó a Xuan Qiong al agua. Sólo se detuvo un poco al ver a Zhong Wan. Después, su mirada volvió a la normalidad.

El Emperador Chongan preguntó, "¿Empujaste a Xuan Qiong al agua?" Yu She asintió con la cabeza, "Sí". Obviamente no quería explicar nada. El asistente de Xuan Qiong se aferró a esta última línea de vida. Continuamente se doblegaba, diciendo que no había nadie más a quien culpar que a sí mismo. El emperador Chongan sintió que se le acercaba un dolor de cabeza. "¿A qué estás jugando ahora? Todo estaba bien..." Yu She miró al asistente en el suelo y se burló. Tenía curiosidad por saber qué mentira había dicho esta vez. Él dijo con calma, "Me sentí asqueado al mirarlo, así que lo empujé." El emperador Chongan gritó furiosamente, "¡Tú!" Zhong Wan rechinó los dientes. ¡Este imbécil! Yu She no quería molestarse en discutir. No quería repetir ni una sola frase de lo que había dicho Xuan Qiong. De cualquier manera, el Emperador Chongan no le haría nada. No importaba lo que dijeran, todo lo que tenía que hacer era admitirlo. Yu She levantó la mirada para mirar al Emperador Chongan. Una pizca de impaciencia revoloteó por su corazón. No creía que el Emperador Chongan no pudiera adivinar por qué había actuado fuera de lugar. Fue por las mismas viejas y triviales razones de siempre. ¿Qué más había que explicar? El emperador Chongan temía escuchar estas cosas. Él mismo tampoco era lo suficientemente paciente para decirlas. Si se pudiera resolver de forma ambigua, todo el mundo estaría feliz.

De cualquier manera, Xuan Qiong no había muerto. Como mucho, sería puesto bajo arresto domiciliario de nuevo. ¿Qué más podría pasar? Yu She estaba a punto de confesar cuando vio a Zhong Wan en su visión periférica. Se congeló. Zhong Wan lo miraba con ansiedad. A estas alturas, Yu She se había calmado completamente. Después de pensarlo brevemente, supo que había una gran posibilidad de que Zhong Wan hubiera dicho algo para que el Emperador Chongan lo convocara aquí para más interrogatorios. Zhong Wan esperó un poco pero aun así no pudo oír a Yu She decir una palabra. Estaba muy ansioso, deseando poder rebatir las cosas para el otro. Levantó la cabeza para mirar a Yu She y vio que este también lo estaba mirando.

Sus ojos se encontraron. Zhong Wan se congeló, y luego escuchó a Yu She decir con las cejas fruncidas: "Entrometido". Yu She se quedó callado durante mucho tiempo, como si acabara de tomar una grave decisión. Agitado, dijo: "Emperador, por favor ordene a la gente irrelevante que se vaya". El emperador Chongan asintió. A Zhong Wan, la "persona irrelevante", se le pidió amablemente que se fuera. Zhong Wan adivinó que Xuan Qiong probablemente había dicho algo que no se le podía permitir escuchar. Ya que Yu She estaba dispuesto a discutir por sí mismo, las cosas probablemente estarían bien. Zhong Wan esperó fuera de la sala. Vio como una lívida Consorte Imperial Yu entró en el Gran Salón con un médico imperial, y luego vio como ella salió de nuevo, con lágrimas cayendo por su cara y un brillo en sus ojos. Un rato después, el asistente de Xuan Qiong fue arrastrado afuera. El viejo eunuco bajó la mirada y en silencio instruyó:

"Su Majestad es amable y sólo ha ordenado cien golpes como castigo. Llévenselo " Los guardias fuera del salón asintieron a la orden escuchada. El viejo eunuco dijo entonces lentamente: "Esta es una persona que ha enojado al Joven Príncipe Yu. Sean un poco más concienzudos. No hagan infeliz al Joven Príncipe Yu". Ese asistente que estaba medio muerto de miedo podía decir que esto significaba que iba a ser asesinado. Se puso a gritar de miedo, pero los guardias le taparon la nariz y la boca. Se lo llevaron a rastras. El viejo eunuco se giró para mirar a Zhong Wan y dijo amablemente: "Qué inesperado que hayan pasado tantas cosas hoy. Es bastante desafortunado. Lo más probable es que el emperador ya no tenga la energía para hablar contigo. El Joven Amo Zhong no necesita esperar aquí para nada. Este viejo esclavo te acompañará fuera del palacio". Zhong Wan asintió. Siguió al viejo eunuco hasta la salida. En el camino, escuchó al viejo eunuco charlar tranquilamente con el joven eunuco que los seguía. "La Consorte Imperial Yu es realmente tonta. El emperador todavía estaba en medio de estar enojado, pero ella se mostró inflexible. Frente al Joven Príncipe Yu y todos esos sirvientes, nada menos. El Emperador la regañó con bastante dureza, perdiendo la compostura ..." "Su alteza es tonta. El emperador originalmente hizo que fuera un tabú para ella compartir esos rumores con la Quinta Alteza, pero ella se negó a escuchar. Ahora corre directamente hacia la hoja de la espada. Mira cómo es, aunque ella no le enseñó a decir esas cosas, todos la consideran como la que le enseñó a decirlas ahora ". "El joven príncipe Yu también estuvo locuaz hoy. Él inesperadamente habló mucho ". "Eso es porque ese esclavo era demasiado audaz. Está bien si otros lo dicen, pero ¿cómo se atreve a decir que las emociones del joven príncipe Yu no están controladas? Si eso no es buscar la muerte, no sé qué es".

Zhong Wan suspiró suavemente. A las puertas del palacio, agradeció al viejo eunuco. Los ojos del viejo eunuco estaban llenos de diversión. Él dijo suavemente: "Hace frío en estos días. Joven maestro Zhong, tenga cuidado de no resfriarse ". Zhong Wan asintió con la cabeza. Pensó para sí mismo, probablemente dijeron todo eso de esta manera para que yo lo escuchara. Los eunucos al lado del emperador no tenían favoritos personales. Los que respetaban eran las personas que le importaban al emperador Chongan. Los viejos eunucos eran muy protectores con Yu She, lo que significaba que probablemente también sabían la verdad. Los pensamientos de Zhong Wan estaban extremadamente confusos. Justo cuando estaba a punto de irse, el viejo eunuco que lo sacó sonrió de nuevo y dijo: "Joven maestro Zhong, por favor espere". Dio dos pasos hacia adelante, todavía sonriendo. "Permítanme compartir una broma que acabo de escuchar con el Joven Maestro Zhong. Algo trivial. Este viejo sirviente lo dice, el joven maestro Zhong lo escucha. Hagas lo que hagas, no te enfades y no pienses demasiado en ello". Zhong Wan frunció el ceño. " Gonggong [2], por favor habla". El viejo eunuco inclinó su cuerpo y lentamente dijo: "Ese esclavo traicionero acaba de decir que antes, mucho antes de que la Quinta Alteza cayera al agua, estaba discutiendo cómo planeaba que el otro fingiera ser un esclavo del Príncipe Yu, detuviera al Joven Maestro Zhong fuera de las puertas del palacio y atrajeran al joven maestro para llevárselo". Las pupilas de Zhong Wan temblaron. "No sé si es verdad o no. Las palabras de un esclavo tonto solo están destinadas al vacío. Pero mire, el joven príncipe Yu accidentalmente lo empujó..." El viejo eunuco miró fuera del palacio. Con una sonrisa en su rostro, continuó: "¿No es el área fuera de las puertas tan tranquila y pacífica ahora?" Zhong Wan sintió que su corazón había sido apuñalado por alguien. Dolía con locura.

"Por lo tanto, el joven maestro Zhong puede irse sin preocuparse. Ya es bastante tarde. Cuando bajes del carruaje, habrás llegado a casa." El viejo eunuco se inclinó y se llevó al joven eunuco. Zhong Wan hizo todo lo posible para mantener su imagen mientras subía al carruaje de caballos. Las palabras del viejo eunuco resonaron en sus oídos, haciendo que todos sus órganos se retorcieran de dolor. Su Ziyou... El sudor frío apareció en la frente de Zhong Wan. Se inclinó incómodo y pasó mucho tiempo respirando profundamente antes de recuperarse. Zhong Wan se frotó la cara y calmó su respiración. Había tomado una decisión. No importaba cómo Yu She intentara ahuyentarlo, él necesitaba quedarse. No podía estar seguro. Ya estaba completamente negro afuera. Después de un tiempo considerable, su carruaje finalmente se detuvo. Zhong Wan se bajó. Levantó la vista hacia el cartel que se encontraba fuera de la propiedad lateral del príncipe Yu. Durante mucho tiempo no tuvo nada que decir. ¿Qué pasó con "llegarás a casa después de salir del carro?" ...

GLOSARIO 1.- De nuevo, un mini palacio dentro del gran palacio. 2.- Como son llamados los eunucos.

Capítulo 27

Zhong Wan miró al conductor del carruaje, y éste bajó la cabeza avergonzado. La impotencia se instaló en la boca del estómago. Esa persona probablemente pertenecía a Yu She. De lo que era inevitable no se podía escapar. Zhong Wan se bajó del carruaje y se dirigió al patio lateral.

Yu She aún no había regresado. En el momento en que el mayordomo Feng vio a Zhong Wan, casi saltó del shock. Después de escuchar las noticias de la gente que dejaba el palacio, sólo entonces supo lo que había ocurrido. Las manos del mayordomo Feng temblaron de rabia. "El Quinto Príncipe es el primo menor del heredero, relacionado por sangre. Su Alteza, la Consorte Yu es la tía del heredero relacionada por la sangre. Ellos, ellos..." Mientras hablaba, alguien llegó. El sirviente dijo que alguien del palacio vino a invitar al Príncipe Yu. Zhong Wan frunció el ceño. "¿Fue convocado el Príncipe Yu para reprender a Yu She?" "¿Cómo puede ser eso?" El mayordomo Feng exhaló. "Es ciertamente para que el Príncipe Yu le dé una conferencia a Su Alteza Consorte Yu y al Quinto Príncipe." Pero Zhong Wan todavía no podía estar tranquilo. "No importa cómo lo pongas, fue Yu She quien empujó al Quinto Príncipe al agua. ¿Realmente no se va a meter en problemas?" Al mayordomo Feng no parecía importarle lo más mínimo. "Mientras el Quinto Príncipe esté bien, el Heredero estará bien. Esta tampoco era la primera vez. Como mucho... sería castigado con medio año de salario y de diez días a medio mes de arresto domiciliario. No es gran cosa." El mayordomo Feng suspiró. "Su Alteza Consorte Yu probablemente sabe que ese será el resultado. Como tal, ella insistiría en hacer de esto un asunto más importante..." El mayordomo Feng parecía acostumbrado a tales cosas. Pero por alguna razón, sin importar cómo lo pensó Zhong Wan, encontró la situación más allá de lo creíble. "¿Por qué vino Su Honorable?" Fue en ese momento que Mayordomo Feng notó la presencia de Zhong Wan. Con la sorpresa destellando en sus ojos, preguntó: "¿Por qué... Su Honorable se mudó tan pronto? Todavía no he arreglado nada."

Impotente, Zhong Wan dijo: "El heredero de tu familia me engañó para que viniera aquí. Si no hay es problema... ¿puedo volver a casa?" El mayordomo Feng ni siquiera tuvo que pensarlo. "¡Por supuesto que no! Dado que esta es la intención del Heredero, ¿cómo podríamos atrevernos a dejarte ir?" El recuerdo de un joven Zhong Wan que lo atormentó durante tres meses quedó profundamente grabado en la mente del mayordomo Feng. Temía que Zhong Wan escapara de nuevo, y le amenazó en un instante: "Si Su Honorable realmente se escapa ... ¿qué crees que pasaría si el Heredero regresa y no te ve?" La manzana de Adán de Zhong Wan se balanceó. "¿Qué pasaría?" "En el mejor de los casos es que haga un berrinche y luego planee su indemnización. El que no tiene suerte serías tú", exageró Mayordomo Feng, tratando de asustarlo. "¡En el peor de los casos, explotaría de rabia! Luego, en medio de la noche, enviara personas para abatir la propiedad del Príncipe Qian An y capturarlo... El Príncipe Qian An todavía está enfermo y no podrá soportar sufrir tal susto. Además, si el Heredero envía personas a la casa del Príncipe Qian An en medio de la noche para capturarte... ¿Todavía quieres tu reputación?"

Mentalmente agotado, Zhong Wan miró al mayordomo Feng. "La última vez, después de que trataste de persuadirme, incitaste a Yu She a correr a nuestra residencia y pedirme una explicación. A partir de ese momento, perdí toda mi reputación ". Al demostrar su fallo, el mayordomo sonrió avergonzado. ""La última vez, estaba confundido y no expliqué las cosas claramente, involucrando al Joven Amo Zhong. Pero esta vez, es diferente. Piénsalo. Justo ahora en el palacio, el Heredero ya ha hecho un berrinche. Si te lleváramos de vuelta cuando esta con ese

temperamento, ¿qué... qué crees que te pasaría?" Con una expresión confusa, Zhong Wan pensó: ¿Qué ... qué me haría? Una vez que está furioso, ¿me ataría a la cama y luego haría esto o aquello? Las puntas de sus orejas florecieron carmesí. Por un momento, realmente quería intentar escapar. "No intentaré irme. Todavía tengo preguntas para él ". Él tosió, observando sus alrededores. "¿Dónde debería esperarlo? ¿El estudio?" "Otras personas no pueden ingresar al estudio del Heredero", dijo el mayordomo Feng, inventando cosas. "Solo espera en la cámara interior del Heredero". Todavía exhausto mentalmente, Zhong Wan miró al mayordomo Feng. "¿También dejaste una bañera en la habitación con pétalos de flores?" El viejo rostro de Mayordomo Feng se sonrojó. "¡Por supuesto que no! Entonces ... Joven Maestro Zhong, ¿usarás la habitación lateral del pasado?" Distraído, Zhong Wan dijo: "¿Todavía está allí?" "Naturalmente. Te acompañaré." Después de que el mayordomo Feng llevó a Zhong Wan a la habitación que había usado en el pasado, se fue. Un ligero suspiro escapó de los labios de Zhong Wan. La habitación lateral parecía exactamente igual que en el pasado. Por un momento, Zhong Wan pensó que había regresado hace siete años. Lo único diferente fue la adición de una pequeña sirvienta que encendió la lámpara. Ella parecía tener alrededor de doce a trece años. Zhong Wan sonrio. "¿Esperas al Joven Príncipe Yu?" La pequeña sirvienta movió su cabeza. Se veía que no se atrevía hablar.

"Puedes retirarte. No necesito que me atienda alguien" Pero la pequeña sirvienta no se atrevió a irse, se quedo parada a lado del escritorio. Zhong Wan estaba perdido. Con esta chica alrededor, no podía acostarse, obligado a sentarse derecho e intentar encontrar un tema del que hablar. "¿Cuánto tiempo has trabajado en esta casa?" Después de mucho tiempo, la pequeña sirvienta dijo suavemente: "Cinco años". "Oh. Entonces nunca te había visto anteriormente" Zhong Wan asintió con la cabeza. "Yo ... viví aquí durante un tiempo en el pasado. En aquel entonces, probablemente tenías solo cuatro o cinco años." La pequeña sirvienta miró a Zhong Wan con una mirada tímida. No podía echarla o mantener una conversación con ella. Por el momento, Zhong Wan agarró un libro para leer. Justo después de leer dos páginas, vio a la pequeña sirvienta acercándose lentamente al escritorio.

Zhong Wan continuó leyendo, tomando nota de ella desde su visión periférica. Pensando que no se daría cuenta, la pequeña sirvienta abrió un pequeño quemador de incienso mientras sus manos temblaban. Zhong Wan pasó otra página. El sonido de la página crujiendo de repente asustó a la pequeña sirvienta hasta el punto de retirar las manos. Ella no se atrevió a moverse del lugar. Zhong Wan sospechaba que el mayordomo Feng le había ordenado a esta chica que hiciera algo. La niña no tenía mucho coraje y no era inteligente. Ella no había terminado lo que se suponía que debía hacer antes de que él entrara en la habitación. Seguía sin hablar, leyendo y hojeando las páginas del libro.

Un rato después, la pequeña sirvienta una vez más se acercó al escritorio, abriendo ligeramente la caja de incienso. Temblando de miedo, agarró un gran puñado de incienso para dormir. Zhong Wan estaba sin palabras. A una edad tan joven, ella era tan despiadada. No se sabía qué tipo de instrucciones había recibido la sirvienta. Después de pensarlo por un momento, agarró otro puñado de varitas de incienso y las insertó en el quemador. Como había tantos, casi parecía haber apagado el carbón. Cuando le tembló la mano, cerró la tapa del quemador de incienso y luego se movió para pararse a un lado. El incienso relajante ardía fuertemente, liberando un humo espeso. Zhong Wan no pudo evitar estornudar. Asustó tanto a la criada que tembló como un pollito. "Puedes retirarte". Zhong Wan estaba enojado, pero no se sentía así. "Estoy cansado. Una niña como tú no debería estar mirándome dormir, ¿verdad?" Ella ya había completado su tarea. En primer lugar, no se atrevió a quedarse aquí por más tiempo. Se inclinó y se retiró como si le hubieran quitado un peso de encima. Zhong Wan se puso de pie, sin saber si debía reír o llorar mientras miraba el pequeño quemador de incienso. En aquellos años, cuando el joven Yu She lo había obligado a quedarse dormido, él solo había usado de tres a cinco piezas de incienso para dormir.

El mayordomo Feng, este viejo, era demasiado despiadado. Este quemador de incienso estaba lleno hasta el borde con incienso para dormir... ¿Lo quería noquear? Zhong Wan se cubrió la boca y la nariz, tosiendo dos veces. Levantó la taza de té y la vertió sobre el quemador de incienso. Luego se dio la vuelta y se acostó en la cama. No sabía si Yu She volvería esta noche. Zhong Wan no pudo evitar reírse. Gracias a Dios esto era solo incienso para dormir. Si fuera un afrodisíaco y estuviera solo en la habitación toda la noche, esa vieja cosa lo habría arruinado... Tenía mucho miedo de este tipo de incienso para dormir. Después de respirar los vapores, sintió sueño en solo unos momentos. Se frotó el centro de sus cejas, su

mente se volvió borrosa. Zhong Wan todavía no entendía qué pasaba con los antecedentes de Yu She. Primero, ignoremos las palabras hirientes de Xuan Qiong. Yu She realmente había dañado a un príncipe imperial. Sin embargo, ¿todavía no se metió en problemas? ¿En qué estaba pensando el emperador Chongan? ¿Podría ser que... el viejo emperador Chongan tenía demasiadas cosas para tener en cuenta, así que no se atrevió a tocar a Yu She? Zhong Wan frunció las cejas un poco. Pensó en Xuan Jing. Luego suspiró, pensando que la vida del emperador Chongan realmente no era buena. Solo le quedaban dos hijos, uno más incompetente que el siguiente.

Xuan Jing, este tipo de estupidez, todavía estaba en su propia propiedad reconstruyendo la lámpara de vidrio coloreado. Xuan Qiong ... Zhong Wan nunca había interactuado con él mucho antes. Pero al observar el terrible desastre que había causado hoy, sabía que, en estos últimos años, Xuan Qiong no mejoró en absoluto. Al ponerse en los zapatos del emperador Chongan, Zhong Wan sintió que su corazón se enfriaba cuanto más pensaba en ello. Si Yu She fuera realmente el hijo del emperador Chongan, entonces, de Xuan Jing y Xuan Qiong, ¿a quién elegiría el emperador? Uno podría temer que, en el futuro, ambos no pudieran defenderse de la revolución de Yu She. Sin embargo, tenía que haber alguien que sucediera al trono. El emperador Chongan se acercaba a los sesenta años. Incluso si los anteriores emperadores lo bendijeron para tener otro hijo, el emperador Chongan no podía aguantar hasta que el nuevo príncipe llegara a la mayoría de edad. Sin embargo, para reiterar, tenía que haber alguien que sucediera al trono. Zhong Wan se revolvió en la cama con dolor de cabeza... ¿El Emperador Chongan deseaba realmente que Yu She ascendiera al trono?

Si eso era cierto, entonces ni Xuan Jing ni Xuan Qiong podían quedar con vida. Si Yu She quería este puesto, definitivamente no se quedaría con estos príncipes imperiales "perfectamente legítimos". Cuanto más pensaba Zhong Wan en ello, más ansioso se ponía. Empezó a sentirse preocupado por Xuan Rui, que había tomado la medicina. Había estado enfermo durante unos días. Hoy, con gran dificultad había obtenido la oportunidad de pedirle al Emperador Chongan que volvieran a casa. Sin embargo, sólo tenía que ser arruinada por las molestas acciones de Xuan Qiong. Zhong Wan estaba furioso hasta el punto de rechinar los dientes. El incienso para dormir hizo que su mente estuviera nublada y fuera difícil de usar. Después de un rato de preocupación, se quedó dormido. Xuan Jing y Xuan Qiong ya habían previsto lo que sucedería, así que se prepararon hace tiempo para eliminar a Yu She. Zhong Wan durmió mal. En un aturdimiento, sintió como si hubiera regresado a su juventud, cuando se había enfermado y Lin Si lo había cuidado. En ese momento, Zhong Wan ya había hablado con el antiguo médico Imperial Liu, que luego difundió su mensaje al Preceptor Imperial Shi. Sus preocupaciones se desvanecieron y su yo pasado se durmió. Todos los días, sólo había estado consciente durante media hora de forma intermitente, pero era incapaz de abrir los ojos. Recordó a Lin Si, esta persona descuidada, vertiendo la medicina en su garganta. Le recordaba a cuando solían tener peleas de agua en la casa del príncipe Ning, con Lin Si salpicando el agua directamente en su cara. El Zhong Wan del pasado usó toda su fuerza para retener el tazón de la medicina, y le dijo a Lin Si a través de los dientes apretados, "Vete..." Pero por casualidad, esto lo escuchó Yu She, que había estado reprimiendo su ira. El joven Yu She pensó que esas palabras eran para él, con la cara un momento verde y otro blanco, antes de que se diera la vuelta y se fuera. El joven Zhong Wan vio que había sido incomprendido, y estaba tan enojado que casi vomitó sangre. Se precipitó tanto que se cayó de la cama, noqueándose a sí mismo.

Incluso en este momento de sueño, Zhong Wan pensó en cómo convencer a Yu She. Estaba incomparablemente ansioso. Quería luchar con Lin Si pero no tenía la energía.

Afortunadamente, Yu She parecía haber regresado por su cuenta más tarde. En primer lugar, Zhong Wan no recordaba cómo Yu She había cuidado de él en aquel entonces. Pero en su sueño, parecía haberlo visto. Vio como el joven Yu She abrazaba su cuerpo sin ayuda. Usó una pequeña cuchara para alimentarlo con la medicina poco a poco. Cada vez que lo alimentaba con éxito, sacaba una bolsa de caramelos de su bolsillo y se llevaba un caramelo a la boca. Entonces Zhong Wan vio a su joven yo tosiendo y vomitando. Yu She lo acercó en un abrazo y le dio una palmadita. Luego se arremangó e hizo que alguien enviara un recipiente con agua, para lavar personalmente el cuerpo de Zhong Wang. Zhong Wan también vio al joven Yu She ruborizarse, inquieto. Después de dudar durante una hora, se acercó a la cama y desnudó ligeramente a Zhong Wan... En su sueño, Zhong Wan rió suavemente. Casi se echó a reír despierto. Todavía no sobrio, sintió como si hubiera alguien sentado a la cabecera de la cama. Zhong Wan había dormido en esta cama en el pasado durante más de medio año, y estaba muy familiarizado con ella. Como tal, no se despertó con un sobresalto. El incienso para dormir le hacía delirar. Se preguntaba si estaba comenzando un sueño erótico en medio del recuerdo de momentos de su juventud. El Yu She de esa época no había sido tan alto. Zhong Wan sintió que la persona sentada al lado de la cama se inclinaba un poco, muy cerca de él. Escuchó el sonido de la fricción entre las telas. Sintió que la otra persona le acariciaba el pelo. Los dedos fríos corrían por los mechones, haciendo que Zhong Wan se sintiera tan cómodo que entrecerró los ojos.

Por reflejo, se inclinó más cerca del toque, frotando su mejilla en la mano de esa persona. La otra parte inmediatamente tiró de su mano hacia atrás. Zhong Wan frunció el ceño. Un rato después sintió que su ropa se deshacía poco a poco. Actuó por instinto para agarrar su ropa para mantenerla puesta, pero alguien presionó ligeramente su muñeca en el lado de la almohada. La persona no usó mucha fuerza, simplemente restringiendo el movimiento de Zhong Wan, sin hacerlo sentir incómodo. Zhong Wan fue incapaz de despertarse. Sintió que la persona de su sueño lo desnudaba gradualmente, y luego apoyar su espalda baja, quitándole la bata exterior. La colocaron a un lado. La otra parte puso sus manos en el cuello de su ropa interior. Esos delgados y largos dedos vacilaron al tocar el botón más alto [1]. Un rato más tarde, las manos se fueron, dejando el botón todavía abrochado. En su sueño, Zhong Wan no estaba seguro de si estaba alegre o contrito. Se movió débilmente, pensando que el sueño estaba llegando a su fin. Pero en el siguiente segundo... La otra parte se inclinó de nuevo, de repente se inclinó muy cerca de Zhong Wan. Sintió que el pelo de la otra parte le rozaba el cuello, frío al tacto. El aliento de la otra persona estaba cerca de sus orejas. De repente, Zhong Wan se sintió excitado. En voz baja y aún dormido, dijo: "Ziyou..." En ese momento, la respiración de la otra parte se volvió áspera y desigual. La potencia del incienso para dormir finalmente lo golpeó por completo. Y Zhong Wan quedó completamente inconsciente... Temprano a la mañana siguiente, Zhong Wan se sentó en la cama, mirando fijamente su bata exterior a los pies de la cama. Recordó con todo detalle que anoche no se quitó esa prenda. ... ¿Cómo se la quitó?

La ropa incluso había sido doblada. Estaba claro que no se la había quitado mientras aún soñaba por la incomodidad. Respiró profundamente. Zhong Wan tenía la débil impresión de que había perdido algo anoche. Afuera, el mayordomo Feng llamó a la puerta. Abrió la puerta y entró. Y solo le dio una rápida mirada a Zhong Wan, estaba siendo evasivo. Una pizca de esperanza brotó del corazón de Zhong Wan. Se esforzó por mantener su tono natural mientras preguntaba: "Anoche... ¿Regresó el Joven Príncipe Yu a la casa?"" El mayordomo Feng asintió con cautela. "Una vez que regresó, te vino a ver". La desesperación envolvió a Zhong Wan. Trató frenéticamente de recordar si había perdido el control de su boca. Si gritó un nombre que no debería haber gritado, dijo algo que no debería haber dicho. El mayordomo Feng preguntó con cuidado: "Joven maestro Zhong, Su Honorable quiere... quiere..." Con voz temblorosa, Zhong Wan dijo: "¡No quiero agua caliente!" El mayordomo Feng tragó saliva. "Está bien, está bien, no lo quieres. Pero... me preocupa lo callado que estás." "¿Por qué?" Zhong Wan estaba completamente desanimado. "¿Debería estar mordiendo las sábanas y sollozando, 'Estoy tan sucio, tan sucio', entonces?" ... GLOSARIO

1.- . Botón era la palabra más cercana.

NOTA DE TRADUCTOR:

Capítulo 28

Zhong Wan aún conservaba un poco de esperanza. Se obligó a preguntar: "¿Cuánto tiempo ... pasó el joven príncipe Yu en esta habitación ayer?" El mayordomo Feng se aclaró la garganta.

"C-cuatro horas". Cuatro horas... Muchas cosas podrían pasar en ese tiempo. Zhong Wan pensó enajenado, pero no podía recordar nada. La única débil impresión que tenía era una ligera sensación de que alguien había estado sentado en el borde de la cama mirándolo cuando estaba medio dormido. Parecía que ese alguien había sido Yu She. ¿Qué había hecho en realidad? Zhong Wan sintió sus orejas sonrojadas. Ninguna parte de su cuerpo se sentía incómoda, pero... ¿Yu She realmente se quedó quieto durante cuatro horas? ¿No lo encontró demasiado agotador? ¿No dormir en medio de la noche y mirarlo durante cuatro horas? Era bastante aterrador pensarlo. Zhong Wan recogió su ropa exterior. Su ritmo cardíaco aumentó ligeramente una vez más. Si sólo se había sentado allí durante cuatro horas, entonces ¿cómo se había quitado esto? ¡¡Tan alarmante!! Zhong Wan hizo todo lo posible para ignorar la mirada curiosa del mayordomo Feng. Mientras se vestía, se obligó a decir: "¿Dónde está el joven príncipe Yu? Tengo preguntas que hacerle". El mayordomo Feng miró a Zhong Wan con impericia. Bajó la voz y dijo: "El heredero nos ordenó que te enviemos de vuelta a la casa del Príncipe Qian An cuando despertaras".

"¿Qué?" Zhong Wan casi pensó que había oído mal. ¿"¿Quiere que me vaya, así como así? Él... ¿ni siquiera tiene nada que decirme?" El Mayordomo Feng sacudió la cabeza. También sintió que Yu She había sido deshonroso con respecto a este asunto. Avergonzado, dijo: "El heredero dijo que no quiere verte. Quería que te fueras tan pronto despertaras" ¿No quiere verlo? Zhong Wan no pudo hablar durante mucho tiempo debido a la conmoción. "Su Honorabilísima..." Zhong Wan dijo con dificultad, "Incluso si Su Honorabilísima invitara a un cantante de ópera a pasar la noche, al menos le pagaría unos honorarios de trabajo duro y le recompensaría con dinero para tomar un carruaje de caballos para su regreso, ¿no? ¿El joven príncipe Yu ni siquiera me da un bocado de desayuno antes de echarme?" El mayordomo Feng le aplacó apresuradamente: "¿Cómo se puede comparar con tales personas?" "¡Soy incluso más bajo que los actores!" Zhong Wan declaró furiosamente. "¡¿Cuánto gasta Yu Ziyou normalmente en actores?! ¡Dame una cantidad!" El mayordomo Feng se veía agraviado. "Nuestro heredero nunca ha convocado a un actor. ¿Cómo sabría cuánto cuesta?" Zhong Wan hizo una pausa, y luego trató de que la esquina de su boca no se levantara. "Es así..."

"Naturalmente. Nuestro heredero nunca toca a esa gente sucia". El mayordomo Feng reflexionó un poco antes de decir: "¿Tiene hambre el joven maestro Zhong? Si tiene hambre, ordenaré a la gente que prepare la comida ahora. Pero... después de que hayas desayunado, tendrás que irte de verdad."

Zhong Wan respondió débilmente: "No tengo hambre... espera. Ni siquiera era yo el que quería visitarlo. Me secuestraron aquí ayer. ¿Cómo es que parece que yo era el que estaba ansioso por venir a buscarlo y ahora me están echando?" El mayordomo Feng siguió las órdenes previas de Yu She y bajó la cabeza para explicar: "El heredero dijo que ayer, el Quinto Príncipe planeaba secuestrarte... Se desconoce lo que planeaba hacerte". Zhong Wan no entendía por que el mayordomo Feng había traído eso a colación. El simplemente asintió. El mayordomo Feng dijo abiertamente: "¿O me equivoco? De todas formas, ayer estabas a punto de ser secuestrado. Si no fuera por el heredero, habría sido otra persona. Ya que el Heredero te ayudó a evitar el intento de la Quinta Alteza, naturalmente... podría secuestrarte en su lugar" Zhong Wan: "..." ¡Esta excusa en realidad tenía sentido después de pensarlo cuidadosamente! Zhong Wan respiró hondo un par de veces. Se negó a dejarse llevar por el loco pensamiento de Yu She; se forzó a calmarse y preguntó en respuesta: "Si alguien intentara apuñalarme con un cuchillo mañana y el Joven Príncipe Yu bloqueara el ataque por mí, ¿significa eso que podría apuñalarme cuando quisiera? De cualquier manera, ¡habría sido apuñalado por alguien!" El mayordomo Feng pensó en esto. Cautelosamente, respondió: "Según el razonamiento de Heredero, eso es correcto". Zhong Wan se tragó el "qué pasaría si alguien de repente quisiera cogerme pasado mañana" que ya tenía en la punta de la lengua y asintió con la cabeza. "Bien... Ve a buscar a alguien para preparar el carruaje. Ya me voy." El mayordomo Feng fue rápidamente a dar la orden. Los sirvientes de la casa del

Príncipe Yu eran buenos en su trabajo. No mucho después, educadamente enviaron a Zhong Wan fuera de la propiedad. Zhong Wan fue secuestrado bajo circunstancias poco claras y engañosas, y luego fue enviado de vuelta en una nube de confusión también. Después de enviar a salvo a Zhong Wan a casa, el mayordomo Feng retornó a hablar con Yu She. Yu She estaba acostado en el chaise lounge (1), con los ojos entrecerrados. No había dormido nada anoche. Ahora, había sombras débiles bajo sus ojos. Yu She escuchó los pasos del mayordomo Feng. Sin abrir los ojos, preguntó: "¿Se ha ido?" El mayordomo Feng se inclinó. "Se ha ido" La boca de Yu She se movió. Parecía querer preguntar algo, pero no lo hizo. Feng trató de averiguar lo que Yu She estaba pensando. Tomó la iniciativa de decir: "El joven maestro Zhong estaba muy sorprendido cuando se despertó esta mañana. Preguntó durante mucho tiempo si el Heredero había ido a verle ayer y cuánto tiempo había permanecido en su habitación. Este viejo sirviente respondió honestamente. El joven maestro Zhong... estaba bastante alarmado."

Yu She actuó como si no hubiera escuchado nada. El mayordomo Feng habló con verdad a medias: "Todo esto es porque el joven maestro Zhong tiene buen carácter. No piensa demasiado en nada. Si se tratara de alguien intolerante y lo secuestrara y luego lo despachará así... probablemente se pondría verdaderamente furioso." Yu She contestó con indiferencia:

"Que se pongan tan furiosos como quieran". El mayordomo Feng estaba realmente confundido. "El heredero claramente se preocupa por el Joven Amo Zhong. ¿Por qué siempre debes actuar de ese modo con él? Quién sabe cuándo el Joven Amo Zhong regresará con el Príncipe Qian An a su feudo. Si continúa actuando de esta manera..." "Puedes irte". Yu She giró la cabeza a un lado con impaciencia. "Tengo sueño". El mayordomo Feng suspiró. Colocó una manta sobre Yu She antes de irse. Mucho tiempo después, Yu She abrió lentamente los ojos. Se masajeó las sienes con extrema incomodidad. Primero se había peleado con Xuan Qiong en el palacio. Después de regresar, se sentó al borde de la cama de Zhong Wan durante toda la noche. Estaba verdaderamente dormido. Yu She originalmente no había planeado hacer nada. Solo quería ver a Zhong Wan. Pero esa cosa imprudente acababa de llamarlo ciegamente mientras dormía. No había podido resistir, por lo tanto... cerró los ojos y se calmó. Cuando Yu She había estado observando a Zhong Wan anoche, había pensado de repente en el pasado, siete años atrás, la noche antes de que Zhong Wan se fuera. En ese momento, Xuan Rui había heredado la posición del Príncipe Ning y ya había llevado a su hermano y hermana menores a su territorio en Qian An. Después de recibir esta noticia, Zhong Wan actuó como si estuviera sentado en agujas día y noche. Vivía en un sueño. El joven Yu She entendió en su corazón que él sería incapaz de mantener al otro cerca. En aquel entonces, sintió dolor en su corazón cuando miró a Zhong Wan. Entendió que su propio padre lo había lastimado. No debería mantener a la fuerza al otro a su lado, pero tampoco podía soportar no hacerlo. El Joven Yu She ni siquiera pudo explicarse esto a sí mismo. Al final, ¿no podía soportar permitir que Zhong Wan sufriera en su propiedad o no podía soportar dejar a esta persona?

Algunas cosas eran obvias en su corazón, pero tampoco sabía cómo decirlas. Durante varios días, los dos actuaron como si estuvieran en la misma página, pero en realidad estaban pensando cosas muy diferentes. Así, siguieron probando los límites del otro. Yu She recordó que un día, Zhong Wan le dijo de repente: "Ziyou, me siento muy culpable por arruinar tus planes de matrimonio la última vez." El joven Zhong Wan evitó su mirada y tartamudeó: "Pero ahora que lo pienso, la nieta del Duque Wenguo es muy agradable también. En el futuro... tienes que encontrar una aún mejor 'Joven Princesa Consorte Yu'. De lo contrario, me sentiré demasiado arrepentido. Si me enterara de que tu matrimonio es infeliz, no tendría tranquilidad". Yu She también tartamudeo: "Bien. Yo... definitivamente encontraré a alguien mejor. Así que no tendrás que preocuparte".

Al oír esto, el joven Zhong Wan se quedó en silencio durante mucho tiempo. Bajó la cabeza y se rio antes de decir suavemente: "Entonces, puedo tener la conciencia tranquila". Yu She podía decir débilmente que había algo malo en la expresión de Zhong Wan. Quería preguntar más pero no sabía cómo hacerlo. Los dos habían estado así de incómodos durante varios días. Cuando hablaban, la conversación era siempre así de irracional. Yu She no podía adivinar cuándo iba a irse Zhong Wan. Le preocupaba que el otro no estuviera a salvo dirigiéndose a Qian An por sí mismo, así que quiso preguntarle si necesitaba que enviara a algunas personas para protegerlo. Pero tampoco quería sacar el tema primero. ¿Y si Zhong Wan no estaba planeando irse?

¿Y si Zhong Wan sólo estaba preocupado por Xuan Rui y volvería a la normalidad después de unos días? Yu She mantuvo esta última esperanza, pero aun así colocó varios boletos de plata (2) dentro de la habitación de Zhong Wan. Temía que Zhong Wan no pudiera verlos, así que directamente los colocó muy obviamente en la mesa de Kang (3). Nanjiang estaba muy lejos. Tomaría muchos meses hacer el viaje. Necesitaría dinero en el camino, ¿verdad? Si necesitaba salir de la ciudad, naturalmente necesitaba documentos como esclavo. Yu She se forzó a sí mismo a encontrar también el contrato de auto-venta de Zhong Wan. Luego escribió una aprobación de viaje explicando la situación. Dobló el documento de aprobación de viaje y el contrato juntos antes de ponerlos bajo el pisapapeles de su escritorio, asegurándose de que una esquina se asomara. Yu She colocó estas cosas en lugares muy obvios, seguro de que Zhong Wan sería capaz de notarlas. Un día después, Yu She revisó la habitación de Zhong Wan. Los boletos de plata y el contrato de auto-venta habían sido escondidos, como era de esperar. Yu She no podía entender lo que sentía en su corazón. Sólo sabía que esto significaba que Zhong Wan estaba realmente planeando irse. Pasaron dos días más. Una noche, Zhong Wan de repente quiso beber, también insistió en charlar con él. En su mente, sabía que hoy era el día. Yu She no tenía buena tolerancia con el alcohol, pero aun así se obligó a beber mucho con él. Recordó cómo la joven Zhong Wan le había mirado con un atisbo conflictivo. En voz baja, el otro dijo: "Ziyou, sería bueno que fueras un miembro de mi familia". Yu She levantó la cabeza y se bebió una copa de alcohol. Con una voz profunda, respondió: "Mi apellido es Yu. ¿Cómo podría ser un miembro de tu familia?"

Zhong Wan sonrió despreocupadamente. "Exactamente" Zhong Wan simplemente se sirvió medio tazón de alcohol y se lo bebió de un solo trago. A mitad de camino, Zhong Wan dijo que se sentía mareado. Hizo que Yu She apagara el incienso del quemador, este lo hizo y cuando regresó, pudo ver que su alcohol había sido alterado. Joven Yu She sintió una afluencia de emociones. Fingió no darse cuenta y bebió el alcohol. En ese momento, Yu She incluso había pensado enojado para sí mismo: incluso si Zhong Wan me estuviera envenenando, lo dejaría. Pero eso no fue veneno. Fue solo una pequeña porción de droga para dormir. Zhong Wan honestamente había puesto muy poca. Después de media hora, él finalmente comenzó a sentir sueño. No podía soportar mirar a Zhong Wan; pensó: viajar de noche es difícil. Deberías dormir ahora para que puedas estar tranquilo y salir antes.

Usando su intoxicación como excusa, el joven Yu She se levantó y se tambaleó un par de veces. Luego, se cayó y Zhong Wan lo ayudó a acostarse. Yu She podía recordar muy claramente que las manos de Zhong Wan habían estado temblando cuando lo agarraron. Yu She se apoyó contra la cabecera de la cama, fingiendo estar dormido. Podía sentir que Zhong Wan estaba medio arrodillado frente a él. El otro lo miró fijamente durante mucho tiempo. El tiempo suficiente para que el efecto de la droga finalmente hiciera efecto. Zhong Wan finalmente se movió. Se puso de pie y comenzó a tocar suavemente alrededor de la cintura de Yu She. Medio dormido y medio despierto, el corazón de Yu She comenzó a latir con fuerza en su pecho. Pensó ... ¿Zhong Wan planea hacer algo antes de irse?

El joven Yu She tampoco sabía lo que estaba anticipando. Apretó sus ojos, aterrado de que Zhong Wan descubriera que en realidad no estaba dormido todavía. Otro momento pasó. Yu She sintió que Zhong Wan comenzaba a tocar alrededor de sus mangas. Yu She se forzó a sí mismo a permanecer despierto. Pensó, ¿no estaba planeando deshacer mi cinturón antes? ¿Cómo es que todavía no ha tenido éxito? ¿Por qué ahora toca alrededor de mis mangas? Yu She escuchó un ligero tintineo. Finalmente, no pudo contenerse, extremadamente curioso por lo que estaba haciendo Zhong Wan. Abrió los ojos un poco... El joven Zhong Wan estaba usando el mantel como una bolsa. Estaba extendido abierto en la cama. Rápida y limpiamente quitó todos los accesorios valiosos que Yu She llevaba, guardándolos cuidadosamente. El Joven Yu Shez casi no pudo seguir con el acto debido a lo enojado que estaba. ¡¿No fueron suficientes boletos plateados?! Esta persona... realmente no había tenido ningún menoscabo. Yu She permitió el saqueo de Zhong Wan. No mucho después, los monederos, colgantes de jade, abanicos, anillos, etc. de su cuerpo habían sido retirados. Yu She se sintió un poco arrepentido... Los colgantes de jade que había usado hoy no eran muy valiosos. No eran tan valiosos como un conjunto completo. Después del saqueo de Zhong Wan, los efectos de la droga hicieron efecto. No pudo mantenerse despierto por más tiempo. Antes de quedarse dormido, sintió que Zhong Wan se acercaba. En cuanto a lo que pasó después, sin embargo, no tenía ningún recuerdo. Como era de esperar, cuando se despertó a la mañana siguiente, Zhong Wan ya se había ido. El mayordomo Feng estaba fuera de sí por la agitación. Realizó varias búsquedas en toda la heredad, buscando una y otra vez en los anteriores escondites de Zhong Wan. Pero no pudo encontrar nada más.

Zhong Wan se había ido de verdad. Yu She permitió al mayordomo Feng buscar por todas partes, no estaba ansioso en absoluto, y tampoco permitió que nadie buscara fuera de la heredad. Yu She cerró la puerta y miró un poco en su propia habitación. Pero no encontró nada. Zhong Wan ni siquiera le dejó una carta. El joven Yu She se sintió un poco enfadado después de sentir la zona de su cintura vacía. Pudo incluso... ¡dejar unas pocas palabras! ¡¿Incluso podría haber grabado un "Yo estuve aquí" en la mesa?! Yu She se negó a rendirse y fue a buscar en la habitación de Zhong Wan en su lugar. Dio vuelta el pequeño gabinete junto a la cabecera de la cama, pero aun así no encontró nada. Zhong Wan no dejó nada para él. Había venido limpiamente y se había ido de la misma manera. Yu She se sentó durante mucho tiempo frente al escritorio de Zhong Wan. Cuando se puso de pie, sus grandes mangas rozaron un libro. El libro cayó al suelo. Él miró abajo y durante un largo período de tiempo, no pudo hablar. Era una copia de El Clásico de la Poesía. El libro estaba abierto a la página de "Las Odas de Zheng" (4). Unos pocos billetes de plata, un contrato de auto-venta, y una aprobación de viaje fueron cuidadosamente doblados juntos. El joven Zhong Wan no se había llevado ninguno de ellos. ... GLOSARIO: 1.- Chaise Lounge

2.- Una forma de papel moneda usada en tiempos históricos. Básicamente, el papel registraba una cantidad en plata y la gente podía llevar estos billetes a los bancos y retirar esa cantidad de plata. Los boletos también podían ser gastados en las tiendas, después de lo cual el gerente/propietario iría a retirar la plata en un banco.

3.- Mesa de Kang

4.- Más adelante en la novela se revelará más, pero básicamente, "Las Odas de Zheng" está compuesta en su mayoría por poemas de amor.

Capítulo 29

Yu She no podía imaginar lo difícil que había sido el apresurado viaje de Zhong Wan a Qian An. Sin dinero o documentos de viaje, ¿cuánto sufrimiento experimentó en esos pocos meses? El joven Yu She había sido originalmente capaz de consolarse a sí mismo. Zhong Wan al menos llevaba consigo algunas cosas de Yu She para venderlas por dinero. Pero con el paso de los años, esas cosas volvieron a las manos de Yu She una por una. Y esas cosas estaban impolutas. Como si las cosas hubieran sido simples entre ellos todo el tiempo. Sin ninguna conexión especial. Una vez más, a Yu She le empezó a doler la cabeza. En la incomodidad, se dio vuelta en la cama, un prolongado suspiro escapó de sus labios. El mayordomo Feng mantuvo la vigilancia afuera. Podía oír a Yu She dando vueltas, y entró en la habitación sin hacer ruido. Susurró: "Heredero, Heredero, ¿ha vuelto a tener una pesadilla?" "No", dijo Yu She de manera indiferente. "Todavía no me he dormido."

El mayordomo Feng se preocupaba de que fuera infeliz y volviera a hacer algo. Preguntó: "¿Entonces debo encender el incienso para dormir?" Yu She dijo impaciente: "¿Crees que soy él?" El mayordomo Feng sonrió. "Sí. El joven maestro Zhong es verdaderamente débil contra la medicina. Cada vez, un poco de incienso lo dejaría fuera de combate". Yu She miró por la ventana, más allá de la visión cercana, como si estuviera recordando algo más. Dudó sobre si debía usar el incienso para dormir. Realmente no quería que el Zhong Wan de su mente lo perturbara. Irritado, dijo: "Deja de mirarme. No tengo energía para hacer nada en este momento." Esas palabras eran verdaderas. Cada vez que Yu She había causado algún problema, después se calmaba por un tiempo. Había causado problemas con Xuan Qiong. Por lo menos durante medio mes, no tendría la necesidad de suicidarse. El mayordomo Feng se preocupó en secreto. Podía sentir que Yu She tampoco quería hacer tal cosa. ¿Quién se atormentaría a sí mismo si su vida iba bien? Sin embargo, él había sufrido demasiado. Después de un tiempo, parecería como si no pudiera soportarlo más, y encontraría algo para desahogar sus sentimientos. El mayordomo Feng se acercó a la cama para ayudar a Yu She a subir las sábanas. Vio que Yu Shez todavía tenía los ojos abiertos y dijo suavemente: "La gente que escoltaba al Joven Amo Zhong ya ha regresado. Han presentado sus respetos al Príncipe Qian An en lugar de al heredero. Según el mayordomo de la casa del Príncipe Qian An, la enfermedad del Príncipe Qian An se agravó."

Yu She cerró los ojos. "Es muy probable que esté fingiendo." El mayordomo Feng rio secamente. "No está garantizado". "Tiene prisa por volver a Qian An" Yu She frunció el ceño. "Ayer cuando Zhong Wan entró en el palacio, quiso pedirle al emperador permiso para salir por Xuan Rui y los demás." Sonrió burlonamente.

"Hablando de eso, la vida de Xuan Rui es buena. Una persona tan inútil sobrevivió inesperadamente hasta ahora." Con un agudo sentido del olfato, el mayordomo Feng pudo oler un indicio de algo no completamente agrio, pero tampoco amargo. Debía haber algo. Dijo suavemente: "En realidad, en ese entonces el heredero no tenía que dejar que el joven maestro Zhong se fuera". Yu She era el que más odiaba escuchar estas palabras. Tan pronto como lo hizo, frunció el ceño. "Lo he dicho muchas veces antes que no podía." El mayordomo Feng vio una abertura e inmediatamente la tomó. "¡Pero ahora mismo, esto no es seguro! En este momento, ¿no podríamos realmente mantenerlo aquí?" Una vez más, Yu She se quedó en silencio. Un rato más tarde dijo con voz suave, "Aunque pudiera conservarlo, no puedo protegerlo". Por un momento, el mayordomo Feng lo encontró difícil de soportar. Lleno de ansiedad, preguntó:

"Heredero, ¿estás seguro de que no vivirás mucho tiempo?" "Sí", respondió Yu She, tranquilo. El mayordomo Feng realmente deseaba poder golpearlo. Por el contrario, Yu She al decir esas palabras, se sentía bien. Uso sus brazos como almohadas. Luego después de un tiempo, dijo: "Además... lo odio. Si el se queda a mi lado, quien podría saber cuándo mi enfermedad aparezca de nuevo y lo estrangule hasta la muerte" El mayordomo Feng estaba angustiado. "¿Por qué Su honorabilísimo lo odia? ¿por las historias y mentiras que el contó en los pasados dos años?" "No". Yu She entrecerró los ojos. "Odio que claramente pueda vivir una vida tranquila y sosegada, pero insiste en ser sincero con cualquiera." El mayordomo Feng se rio a pesar de sí mismo. "¿No son esos los puntos buenos del Joven Amo Zhong?" "Sí. Esa es una razón más para no retenerlo aquí." Yu She respiró profundamente. "Si no tuviera este tipo de personalidad, entonces anoche, yo habría..." El mayordomo Feng sintió como si hubiera escuchado algo importante. Se apresuró a preguntar: "¡¿qué hay de anoche?!" (N/T: jajaja pinche chismoso... pero, continua...) Un rastro de odio pasó por los ojos de Yu She. "Anoche, yo lo habría hecho". La rabia llenó al mayordomo Feng. ¡¡Entonces deberías haberlo hecho!! El mayordomo Feng se sintió resentido con Yu She por no cumplir sus expectativas.

"Entonces, en esas cuatro horas de anoche, lo que hizo... lo que hizo el heredero..." "No lo toqué, pero..." Yu She frunció el ceño y vaciló antes de decir: "Pero sí lo hice, también". El mayordomo Feng estaba ansioso al extremo y temía molestar a Yu Shez al preguntar. Sólo podía tomarse su tiempo para decir descaradamente: "¿Tocar qué?" Durante mucho tiempo, Yu She guardó silencio. Luego dijo: "Un beso".

Sorprendido, el camarero Feng soltó, "¿Be... beso?" Mirando a otro lado, Yu She dijo: "Lo hizo él mismo". El mayordomo Feng fue golpeado hasta el extremo (ósea se shockeo el pobre). "¿Lo hizo él mismo?" Zhong Wan había estado durmiendo como un muerto. ¿Cómo lo pudo hacer por sí mismo? "¡Sólo le cambiaba la túnica exterior!" dijo Yu Shez, sombrío. "Y tenía una apariencia tan indecente. Entonces... dijo mi nombre (el de cortesía)". El mayordomo Feng se quedó sin palabras. Realmente quería ayudar a Zhong Wan a entender lo que le pasó. De una manera extremadamente cuidadosa, preguntó por él: "¿Cómo fue... indecente?" Yu She juntó sus cejas mientras miraba al mayordomo Feng.

"¿Por qué preguntas sobre esto?" El mayordomo Feng saltó del miedo. Forzando una sonrisa, dijo: "Este viejo esclavo simplemente no puede entender por qué una persona como el Joven Amo Zhong no puede conducirse con dignidad." Yu She quería decir algo, pero luego se contuvo. En su lugar, dijo: "En resumen... tenía una apariencia muy indecente". Recordó que la última vez que Zhong Wan lo criticó duramente, parecía estar excitado. Y la garganta de Yu She se secó. Se movío con incomodidad. "En primer lugar, sólo quería echarle un vistazo. Pero insistió en provocarme... Se lo merecía." "Se lo merece. Se lo merecía de verdad. ¡No hay que tener en cuenta su decencia! ¡No hay que tener en cuenta su autoestima!" El mayordomo Feng aceptó amargamente. Se lo merecía de verdad, ¡pero Su honorabilísimo sólo lo besó! El mayordomo Feng dudó una y otra vez. Temía que Yu She no supiera algunas cosas. Consciente de la expresión de él, dijo suavemente: "Hablando de eso, el Heredero ya no es joven. Hace unos años, la Princesa Real preguntó a este viejo esclavo si era el momento de organizar a unas sirvientas para enseñar al heredero sobre asuntos de la carne. Este viejo esclavo adivinó que el Heredero no querría a la gente de la Princesa, así que rechazó la oferta. Ahora que este viejo esclavo lo recuerda, ¿deberíamos conseguir algunas sirvientas adecuadas y mayores (1) para...?" De repente, Yu She estaba mirando al mayordomo Feng. "No hay necesidad de traer gente para enseñarme. Soy conocedor de tales asuntos." "Sí, sí, sí". El mayordomo Feng se asustó mortalmente. "El heredero naturalmente lo sabe". Desconcertado, Yu She miró fijamente al mayordomo Feng, de nuevo.

"¿Piensan en esto todos los días? No soy como la gente normal, pero no soy tan malo como para no entender esto. Ya lo entendía completamente cuando era adolescente."

El mayordomo Feng dijo en voz alta: "Entendido, entendido, entendido". "No traigas a esas personas extrañas a mi habitación". Yu She siguió mirando fijamente al mayordomo, tomando precauciones. "No quiero mujeres ni tendré descendencia. Si veo gente que no debería ver en mi residencia... la estrangularé en un instante." El corazón del mayordomo Feng tembló. "Entonces el heredero..." Yu She ni siquiera necesitó pensar en ello.

"Por supuesto que no necesito esto más." El mayordomo Feng quería decir algo, antes de dudar. "Para el joven maestro Zhong, el heredero es claramente..." Yu She frunció sus cejas. "¡Le besé porque no se comportó con dignidad!" Casi convenció a Feng. El mayordomo murmuró para sí mismo: "Sí, es el propio joven maestro Zhong quien coqueteó en sus sueños muy bien ¿Realmente dijo el nombre de cortesía del heredero en su sueño? Si esto no es ser frívolo, ¿entonces qué es? El heredero es joven. ¿Cuándo conocería a este tipo de persona? ¡Es inevitable que se confundiera con el Joven Amo Zhong! ¡Que se haya atrevido a decir esto en su sueño deja claro que está permitiendo que el Heredero le haga cosas!" Yu She lo encontró razonable, su humor mejoró un poco.

El mayordomo Feng dijo: "Por eso el heredero se tomó las libertades que se merecía". Estos asuntos habían perturbado a Yu She, haciéndole sentir incómodo. Sin embargo, en este momento, se había recuperado completamente. Cerró los ojos. "Exactamente". El mayordomo Feng se moría por golpear a Yu She. Asumiendo con rabia entre dientes apretados, dijo: "Ya que no pudo soportarlo, entonces por qué el heredero no... sólo..." Irritado, Yu She dijo: "Si él no pudo soportarlo, ¿significa eso automáticamente que yo tampoco pude? También... Después de eso, se puso muy contento con su suerte, yaciendo en mi abrazo dormido de una manera muy relajada" El Joven Príncipe Yu fue claro en cuanto a las recompensas y los castigos. El mayordomo Feng no tenía nada que decir. Yu She usó este meticuloso análisis para aliviar su propia ansiedad, y se sentía mucho más a gusto. Se levantó las mantas sobre sí mismo. "Estoy cansado. Puedes retirarte" Él se fue. Sintió que las cosas no podían seguir así. Escribió otra carta a Zhong Wan. En la casa del Príncipe Qian An, Zhong Wan había despedido a los sirvientes y estaba empezando a hablar con Xuan Congxin. No había regresado en toda la noche. Preocupado hasta el extremo, Xuan Congzin le preguntó repetidamente qué había pasado. "Ayer... Ugh, no quiero hablar de ello. Un desastre." Se rio a pesar de sí mismo. "Tengo que hablarte de unos asuntos de verdad".

Xuan Congxin prácticamente no había dormido en toda la noche, y miró a Zhong Wan de manera reprobatoria. Entonces, con infinita de paciencia, dijo, "Habla". "Ayer, originalmente quise pedirle al emperador que permitiera a tu hermano regresar a Qian An. Desafortunadamente, otros asuntos habían surgido y lo estropearon. En ese momento, el Quinto Príncipe, Xuan Qiong, casi se ahoga en un estanque, y no se sabe qué ocurrió. Su Majestad ciertamente no tenía la energía para ocuparse de nuestros asuntos." Zhong Wan tenía un dolor de cabeza terrible. "Otro príncipe imperial tuvo un accidente. Si seguimos pidiendo volver a Qian An, podría producirse el efecto contrario al deseado, inspirando la sospecha del emperador. Lo que quiero decir es..."

Zhong Wan hizo una pausa. Luego dijo, "Usé el nombre de Xuan Yu para enviar una solicitud, en el que se leía que Xuan Rui estaba muy enfermo, y como tal pidió que se le permitiera regresar primero a Qian An." Xuan Congxin frunció el ceño. "¿Sólo permiso para que mi hermano mayor regrese?" "El cumpleaños de Su Majestad aún no ha llegado, pero los accidentes ocurren en la capital uno tras otro. Si nos vamos todos juntos, atraería demasiada atención. El emperador es desconfiado. Me temo que pensará que la propiedad del Príncipe Qian An es una confabulación." Zhong Wan dijo impotente: "Cuando llegue ese momento, ninguno de nosotros podrá irse". Xuan Congxin fue incapaz de entender los asuntos más profundos como Zhong Wan. Sin embargo, ella asintió de manera vacilante. "El emperador no mataría niños", Zhong Wan la tranquilizó ligeramente. "Eres una niña, así que es aún más seguro". Xuan Congxin no parecía más feliz después de escuchar estas palabras. Bajando la cabeza, dijo: "Esto lo sé". Zhong Wan dijo, "Conmigo alrededor, todos ustedes definitivamente estarán a salvo.

Así que dejemos que tu hermano mayor se vaya primero, ¿de acuerdo?" Una sonrisa apareció en los labios de Xuan Congxin. "Para ti hacer tal juramento conmigo y planear todo esto, obviamente será el método más seguro. El mejor método para nosotros. Estaré de acuerdo con tu plan, pero..." Zhong Wan y Xuan Congxin dijeron al mismo tiempo: "No hay necesidad de decírselo a Xuan Yu". Los dos se rieron. Un suspiro dejó los labios de Xuan Congxin. "Yo también soy inútil." "Ya es bastante bueno que no sospeches un poco de mí." Sonrió. "Tu hermano mayor se irá pronto, así que no discutas con él en estos dos días. Dale el abrigo de piel de zorro que le estabas haciendo." Xuan Congxin asintió. De repente, dijo, "¿Qué tal si regresas a Qian An con él? Antes dijo que el emperador no nos haría nada. Después del cumpleaños de Su Majestad, puedo volver con Xuan Yu." "¿Cómo podemos hacer eso?" Zhong Wan ni siquiera lo pensó. No pudo evitar reírse. "Cuando el Príncipe vea desde el cielo que os he dejado aquí, me golpeará con un rayo en mitad de la noche." Por un momento, una ola de tristeza bañó a Xuan Congxin. Ella sabía que no podía mantener su patrimonio y ya no fue locuaz. Forzó una sonrisa. "Bueno, todavía no te has casado con esa joven. Ahora que se menciona... ¿dónde está? Han pasado muchos días, pero aún no he visto ninguna acción de su parte" Ahora que el tema de conversación llegó a esto, Zhong Wan sufrió otro dolor de cabeza. "Tal vez... no está yendo bien. Es muy difícil de manejar." Descontenta, Xuan Congxin dijo, "¡¿Y qué es lo que no le gusta?!"

"No lo culpe (2) " Zhong Wan sonrió amargamente. "El... Cuando era jóven, sufrió mucho. Ahora su personalidad no es muy piadosa. Necesito esforzarme más". Xuan Congxin pensó por un momento, y luego asintió con la cabeza en señal de comprensión. "Se está haciendo vieja y su cuerpo es alto y robusto. Por eso es más sensible que los demás. Ya que te gusta tanto, entonces intenta con todas tus fuerzas." Mientras Zhong Wan sonreía una vez más, alguien golpeó afuera. Zhong Wan permitió que esa persona entrara. Era un mensajero con una carta del mayordomo Feng. Recibió la carta y la abrió delante de Xuan Congxin. Después de que terminó de leerla, su expresión cambió varias veces. Casi dijo una groseria delante de Xuan Congxin. Ella escudriñó la expresión de Zhong Wan. Probablemente preguntó, "¿Es... una carta de esa joven?" Zhong Wan asintió con mucha dificultad. Xuang Congxin pensó, esta chica es realmente valiente. "¿Qué dice ella?" Inmensamente desanimado, Zhong Wan respondió: "Dice que no le gusta lo indecente que soy". Xuan Congxin palideció de miedo. Zhong Wan hizo un movimiento con su mano, pidiéndole que regresara a su residencia. Xuan Congxin se sorprendió de lo abierta que era la cultura en la capital. Se fue mientras aún se aferraba a su asombro. Una vez que salió de su residencia, Zhong Wan recogió la carta de nuevo. No estaba seguro de si sus ojos habían cometido un error. Mientras sus manos temblaban, leyó cuidadosamente la carta una vez más... "El Heredero dijo que el Joven Amo no tiene ningún respeto por sí mismo."

"El Heredero dijo que el Joven Amo no se quitaba la túnica exterior durante el sueño, y claramente trataba de seducirle, haciendo que el Heredero le ayudara a quitársela." "El heredero es joven y vigoroso, y de repente vio a alguien durmiendo sin quitarse la ropa exterior. ¿Cómo pudo haber resistido?" Zhong Wan estaba tan enojado que se mareó y le sonaron los oídos. Bebió un sorbo de té y continuó leyendo: "Entonces el Heredero inconscientemente ... te besó".

....

GLOSARIO: 1.- Mayor como de veinte años o más joven. No las mujeres mayores de 30 años. ¬¬

2.- En chino, él-su () y ella-su () suenan exactamente igual cuando se hablan. Así que para localizar esto mejor, tengo a Zhong Wan diciendo "ellos/ellas" en lugar de "él/ella" cuando se refiere a su Kuafu, mientras que Xuan Congxin todavía usa "ella/él".

NOTA DE TRADUCTOR: YS cuando recordaba a ZW:

Capítulo 30

"Soy indecente..." "Soy frívolo..." Zhong Wan hizo lo posible por ignorar esa última frase. Rechinó los dientes y pensó: Soy tan peligrosamente seductor como en el pasado. Sin siquiera quitarme una prenda de vestir, fui capaz de hacer que el Yu She de hoy en día perdiera el control. Si me hubiera quitado algo a medias o completamente, ¿no habría hecho que el Joven Príncipe Yu me encerrara en su casa, para no dejarme salir nunca? Además, Yu She debe estar realmente loco. ¿Qué razones ilógicas fueron esas? Zhong Wan se negó a aceptar la situación actual. Volvió a leer la carta un par de veces más, tratando de averiguar lo que Yu She estaba pensando realmente. Pero después de pasar un tiempo revisándola de nuevo, sólo una cosa quedó en su mente... ¿Besado? Zhong Wan pensó con aturdimiento, besado, ¿Cuándo lo besó? ¿Dónde lo besó? ¿C-Cómo se besaron?

Zhong Wan se sentía sediento. Se bebió la media taza de té que quedaba y se sentó, tratando de recordar. Pero no podía recordar nada. "Debe haber hecho esto a propósito." Zhong Wan aplastó la carta en una bola. "Si es tan capaz, debería haber sido más directo..." Pero si hubiera sido más directo... Las orejas de Zhong Wan se enrojecieron al pensar en cómo se veía Yu She ese día. Él realmente... no habría sido capaz de manejarlo. Él de ahora era demasiado aterrador. Zhong Wan se forzó a sí mismo a dejar de insistir en el tema de si se habían besado o no. Todavía no lo entendía. Incluso si se habían besado, ¿por qué estaba enfadado Yu She? Enojado hasta el punto de que no quería verlo y lo había echado por la mañana temprano. El Yu She de ahora tenía un carácter impredecible. Tiró la carta en el brasero y se calmó, imitando a Xuan Yu, escribió un fascículo para el Emperador Chongan. Zhong Wan no hizo que Xuan Yu lo copiara con su propia letra. El emperador Chongan no era tonto; sería capaz de decir que estas eran las ideas de Zhong Wan en un instante. Por lo tanto, Zhong Wan ni siquiera se molestó en ocultar su letra. Terminó generosamente de escribirlo y ordenó a alguien que lo llevara al palacio. Zhong Wan ya había dejado muy clara la postura del Príncipe Qian An: No queremos mezclarnos con los asuntos de la capital. Sólo queremos volver a Qian An antes para vivir en paz, pero tampoco nos atrevemos a traicionar las bendiciones del emperador.

Así, aunque el príncipe Qian An está gravemente enfermo, sigue dejando a su hermano y hermana menores nacidos de los mismos padres para celebrar el cumpleaños del emperador. Los herederos del Príncipe Qian An ya han dado su mayor sinceridad. Sólo esperaban que el Emperador Chongan permitiera a su Príncipe volver a Qian An antes para curarse. Con una actitud tan humilde, el Emperador Chongan naturalmente dio su permiso. El mismo día, la gente llegó del palacio. Como de costumbre, otorgaron varios suplementos de salud. La piedra en el pecho de Zhong Wan aterrizó en el suelo. Todo estuvo bien mientras pudieran enviar a Xuan Rui.

Xuan Rui finalmente dejó de tomar la medicina. Yan Pingshan tenía la intención de que Xuan Rui descansara unos días más para recuperarse. Sin embargo, sin pensarlo, Zhong Wan dijo: "No. Vete mañana". Xuan Congxin dejó la aguja y el hilo en sus manos. Sorprendida, preguntó: "¿Tan deprisa?" "Las cosas pueden cambiar con el tiempo", respondió Zhong Wan. "No sabemos cuándo morirá el Tercer Príncipe. Es el primo mayor de Xuan Rui. Si algo realmente sucediera, ellos estarían de luto mientras que nosotros estaríamos felices de volver a Qian An. ¿Sería eso adecuado?" Yan Pingshan pensó eso y acordó con él. El miró a Zhong Wan. "Tú..." "Definitivamente no me iré" dijo Zhong Wan "Convoca a Lin Si y dile que enviare a Xuan Rui de regreso a Qian An. No hay necesidad que él regrese después" Yan Pingshan acepto y se fue. Xuan Congxin no había terminado su abrigo de piel de zorro, se apuró en terminarlo por la noche, por lo que no tenía tiempo de hablar. Ella ordeno a alguien traer su aguja y bordado y regresó a su habitación a trabajar.

Zhong Wan escogió a los sirvientes que se dirigirán a Qian An con Xuan Rui, y luego ayudó personalmente al otro a hacer su equipaje. Toda la casa estaba en un lío. Zhong Wan hizo varios viajes de ida y vuelta, causando que se expusiera al viento frío. En sólo un momento, empezó a sentirse un poco febril. "Que decepcionante..." Zhong Wan no quería molestarse en ver a los médicos imperiales en la propiedad. Regresó a su habitación y encontró dos píldoras medicinales para curar el resfriado común y las tragó con agua. Después, se envolvió en ropa gruesa y salió por la puerta nuevamente. Después de medio día de caos, el equipaje finalmente fue embalado y contado. Yan Pingshan regresó solo. "¿Dónde está él?" Zhong Wan levantó la cabeza. "¿Dónde está Lin Si?" Frente a los otros sirvientes, Yan Pingshan solo dijo ambiguamente: "No lo encontré". Zhong Wan frunció el ceño, luego condujo a Yan Pingshan a su propia habitación. "Lin Si no quiere irse". Yan Pingshan declaró agitado: "Le dije a los espías que tenemos en la propiedad del Cuarto Príncipe que se lo dijeran. Contesto que no puede irse. Entonces encontré una manera de llamarlo y preguntarle personalmente. Él ... dijo que no quiere irse" Zhong Wan se echó a reír. "¿Por qué?" Yan Pingshan sacudió la cabeza. "No dijo por qué. Es mudo, así que no pude obtener ninguna respuesta de él. Le dije que las escribiera, pero no lo hizo. Cuando se impacientó con mis preguntas, incluso dejó de gesticular" Zhong Wan pensó cuidadosamente y de repente descubrió que desde que había regresado a la capital, las pocas veces que había mencionado querer que Lin Si regresara a Qian An, él siempre había dudado. "Él ..." Zhong Wan bajó la voz, "¿Ha sido atrapado por algo?, ya no es joven. ¿Quizás tiene un amante en la capital?" preguntó Zhong Wang divertido.

Yan Pingshan estaba confundido. "¿Cómo iba a saber? ... pero ¿no debería al menos decirnos? Finalmente tenemos la oportunidad de regresar a Qian An. ¿Volver antes no es más importante que otra cosa? No puedo persuadirlo; a él tampoco le gusta escucharme. Si bien todavía es temprano en el día, ¿qué tal si vas a buscarlo ... "

"No hay necesidad." Después de perderse en sus pensamientos por unos momentos, Zhong Wan de repente sonrió. "Déjalo ser." Yan Pingshan dijo con urgencia: "¿Cómo podemos permitirle que haga lo que quiera? ¡La propiedad del Cuarto Príncipe no es un buen lugar para quedarse! Si algo sucede en el futuro y se ve implicado, estaría solo. No podríamos ayudar incluso si quisiéramos. Para entonces..." "Tío Yan", dijo Zhong Wan suavemente. "Deja de planear las cosas para él". Yan Pingshan miró a Zhong Wan, atónito. "¿No vas a controlarlo?" "No puedo controlarlo. Lin Si no es mi esclavo", respondió Zhong Wan, sin molestarse. "Aunque en realidad siempre me llama 'maestro', en realidad es el hijo de mi nodriza. Técnicamente, es casi mi hermano. Mi nodriza falleció joven. Él ha vagado de un lugar a otro conmigo estos últimos años, sufriendo bastante". Zhong Wan sonrió. "Incluso si la familia Zhong le había dado algunas pequeñas gracias y favores en ese entonces, hace mucho que los devolvió después de todos estos años. Ahora ... déjalo ser." Yan Pingshan no entendió. "¿Qué quieres decir con dejarlo ser? ¿No es esto por su propio bien? Estaría solo..." "Si yo actuara por mi propio bien", dijo Zhong Wan, conteniendo una sonrisa, "volvería con ustedes también. Pero no puedo irme ahora también, ¿verdad?" Había sido detenido por alguien con un temperamento extraño.

Zhong Wan dijo suavemente: "Todas las personas tienen sus propios destinos. Como Xuan Rui está a salvo ahora, quiero hacer algunas otras cosas. Lin Si probablemente piensa de esta manera también ". Yan Pingshan no entendió, pero al mirar a Zhong Wan actualmente, de repente sintió que, en este momento, algo ya había cambiado en esta propiedad. "Definitivamente le preguntaré al respecto", consoló Zhong Wan. "Cuando lo busque de nuevo, le preguntaré. Olvídate de todo lo demás ... Ya que no está dispuesto a regresar, puedes acompañar a Xuan Rui de regreso". Yan Pingshan estaba conmocionado. "¿Irme? ¿Y ustedes, chicos?" "No hay nada importante en la propiedad. Será suficiente para mantener a un joven mayordomo cerca", respondió Zhong Wan casualmente. "Los dos niños y yo no somos problemáticos, así que no necesitaremos que tanta gente nos cuide". Yan Pingshan no se tranquilizó, pero después de pensar en el enfermo Xuan Rui y sopesar sus opciones, dijo con exasperación: "Muy bien. Después de que el Príncipe haya llegado a Qian An con seguridad, volveré. "Por favor no lo hagas. Para entonces, los dos pequeños posiblemente ya estarían en camino". Zhong Wan tenía dolor de cabeza al pensar en esto. "El viaje de ida y vuelta lleva varios meses. Incluso podrían extrañarse en el medio. Todo lo que necesitas hacer es cuidar bien a Xuan Rui ". Yan Pingshan lo pensó y se dio cuenta de que esto era cierto. Solo podía asentir y decir: "Entonces ... presta más atención a tu salud". Zhong Wan sonrió indiferente. En un cambio de planes, Yan Pingshan de repente tuvo que irse. Tenía un montón de asuntos que atender una vez más, así que no tenía tiempo libre para seguir hablando con Zhong Wan. Levantó el pie para irse. Antes de salir por la puerta, Yan Pingshan se volvió para mirar a Zhong Wan. De la nada, dijo:

"Zhong Wan ... Quién sabe en qué año será la próxima vez que nos veamos". Zhong Wan estaba más aterrorizado de estas lamentables despedidas. Él sonrió y dijo: "¿Qué? ¿Me apresuras a pagarte por adelantado este año? Yan Pingshan no sabía si reír o llorar. Con una mirada complicada, miró a Zhong Wan.

"De cualquier manera ... cuídate". Zhong Wan asintió con la cabeza. "Lo sé." Al día siguiente, todos en la propiedad del príncipe Qian An se despertaron temprano. Cuando el cielo comenzó a aclararse, Yan Pingshan y Xuan Rui abandonaron la ciudad. Zhong Wan acompañó a Xuan Congxin y Xuan Yu en la cima de la segunda puerta por un tiempo. Xuan Yu lloró en silencio. "Hermano mayor ... el cuerpo del hermano mayor es muy débil. El viaje es muy largo. A mitad del viaje, ¿él ...?" "No lo hará", respondió Xuan Congxin. "Cállate" Xuan Yu se obligó a permanecer en silencio. No se atrevió a hacer otro sonido, sino que se acercó a Zhong Wan. Zhong Wan contuvo una sonrisa. Frotó la cabeza de Xuan Yu y estaba a punto de empujar a los dos pequeños a la habitación cuando un criado entró tropezando desde afuera. Xuan Congxin frunció el ceño. "¡¿Qué pasa?! ¿Todavía recuerdas cómo comportarte?" Zhong Wan sintió una leve preocupación en su corazón. Detuvo a Xuan Congxin y preguntó:

"¿Qué pasó?" El sirviente se arrodilló en el suelo y habló con voz temblorosa: "El Tercer Príncipe... murió". Zhong Wan pensó para sí mismo, estuvimos tan cerca. Miró a Xuan Congxin. Ella dijo cuidadosamente en voz baja: "Es bueno que te hayamos escuchado. Yo ... ¿debería hacer que alguien prepare la tela blanca ahora? Deberíamos cubrir estas linternas rojas primero, ¿verdad?" Zhong Wan en realidad no entendía realmente las costumbres con respecto a eventos importantes como bodas o funerales. Ahora que Yan Pingshan ya se había ido, solo podía obligarse a cuidarlos. "Eso creo. Haga que la gente prepare el atuendo de luto. Predigo que en menos de medio día, habrá alguien aquí del clan imperial. En ese momento, podemos preguntarles " Xuan Congxin miró a su hermano menor que estaba llorando. Con el ceño fruncido, dijo: "Xuan Yu y yo definitivamente no estaremos en el mismo lugar si vamos al velorio. Lo más probable es que no pueda ir solo. ¿Puedes acompañarlo?" Zhong Wan sonrió. "Naturalmente." Xuan Congxin se relajó. Ella se adelantó para cuidar el patio interior. Zhong Wan de repente pensó en algo. Se le cayó el corazón. Yu She ... necesitaba ir hacer vigilia también, ¿verdad? Las orejas de Zhong Wan se sonrojaron. En su corazón, rezó en silencio: independientemente de si lo hace por el Tercer Príncipe que murió joven o por quien sea, por favor, por favor, no dejes que Yu She se vuelva loco en el funeral y empiece a preguntarme por qué soy tan indecente... "¿Muerto?" El patio lateral de la casa del Príncipe Yu. Él jugó con su ave y alegremente dijo:

"Soporto durante tantos días. ¿Finalmente se fue?" El mayordomo Feng le pasó el traje de luto. "Sí, murió esta mañana. Escuché que la Consorte Imperial Xian casi se desmaya de tanto llorar. La princesa real ya se ha dirigido hacia allí. Antes de irse, la Princesa Real envió gente y dijo, dijo..." Yu She preguntó impaciente: "¿Vas a decirlo o no?" "Sí, sí", el mayordomo Feng sonrió. "La princesa real dijo que este año, el heredero ha tenido una desgracia con el agua y el fuego, y también se ha asustado recientemente..." Yu She se burló. El mayordomo sonrió con disculpa. "Ella naturalmente tiene que decir estas cosas al público. La Princesa Real quiere decir que los funerales son originalmente el tabú del Heredero. Y, el Heredero acaba de ser puesto bajo arresto domiciliario por el emperador. ¿Qué tal si... no va?" El mayordomo Feng bajó la voz, diciendo: "La princesa real está considerando las cosas desde la perspectiva del heredero. Cuando el heredero se encuentre con la consorte imperial Yu más tarde, ¿qué debería decir? Será incómodo para ambas partes. Es mejor evitar la situación". Yu She no estaba interesado en asistir en primer lugar. "Entonces no iré." El mayordomo Feng sonrió. "Esa es la idea. Mantener la vigilia es mucho sufrimiento, por qué molestarse... Pero aun así tendrás que llevar el atuendo de luto. Heredero, váyase a poner primero el atuendo de luto. Después de cuarenta y nueve días, el Heredero puede aparecer cuando el ataúd se lleve a cabo y eso será suficiente.". Yu She se cambió a la ropa de color liso antes de preguntar de repente: "¿Se ha ido el príncipe Qian An?" El mayordomo Feng se sobresaltó.

"¿Eh? Probablemente sí. Hablando de eso, el joven maestro Zhong es muy categórico. Ni siquiera perdió un momento. Si esto hubiera sido medio día después, lo más probable es que no hubieran podido salir de la ciudad ". "Él ..." Yu She se detuvo. "¿Se fue con ellos?" El mayordomo naturalmente sabía de quién estaba preguntando Yu She. Él respondió apresuradamente: "No, no. Los espías le observan todos los días. El joven maestro Zhong todavía está en la propiedad. No se ha ido." La expresión de Yu She se volvió ligeramente mejor. Reflexionó un poco y dijo: "El príncipe Qian An se ha ido, pero Xuan Yu no, ¿verdad?" Feng estaba confundido, "Eso es correcto". Yu She dijo: "Entonces iré a hacer vigilia"

...

NOTA DE TRADUCTOR: YS y ZW me matan con sus pensamientos y acciones.

Capítulo 31 Parte 1

El Príncipe Yu, Yu Mucheng, entró en la sala cálida [1]. Miró a Xuan Qiong, que estaba acostado en la cama, dejó caer las cortinas de red [2] y se fue. En la habitación de afuera, la Consorte Imperial Yu no se había aplicado ningún colorete o polvo, los ojos rojos, mientras veía entrar a Yu Mucheng, brillaban con lágrimas, pero las lágrimas aún no se habían derramado. "Hermano mayor..." "Habla más bajo, el Quinto Príncipe está dormido". Yu Mucheng tomó asiento. "Acabo de preguntarle al médico imperial sobre su estado. Dijo que estaría bien, ya que es así, una vez que se despierte, ve con él a ver al Tercer Príncipe..." "¡No iremos!" La voz de la Consorte Imperial Yu estaba llena de furia. "¿Por qué deberíamos ir? Si nos encontramos con Yu She, ¿debo actuar como si no lo viera? ¡¿Como si no hubiera empujado a Qiong'er al estanque?!" Yu Mucheng frunció el ceño. "¿No se ha explicado ya claramente este asunto? Los dos estaban en la orilla mirando el estanque y el Quinto Príncipe se cayó solo..." En un arranque de furia, la Consorte Imperial Yu dijo:

"¿Así que ahora estás usando las mentiras de Su Majestad para engañarme? Tú mismo lo escuchaste. Yu Shez también lo admitió. ¡Él es el que empujó a Qiong'er al agua!" "¿Y qué?" La voz de Yu Mucheng seguía siendo tan tenue y tranquila como antes. "Si Su Alteza se niega a aceptar esto, ¿va a armar un escándalo frente a Su Majestad otra vez? ¿Que Ziyou repita una vez más las palabras absolutamente vergonzosas del Quinto Príncipe?"

La Consorte Imperial Yu se mordió el labio en silencio. "Si no lo recuerdas claramente, lo diré una vez más." Yu Mucheng miró a su propia hermana menor. "No le cuentes al Quinto Príncipe esos rumores que flotan afuera otra vez", dijo, con la voz baja. "No te creas lista y decide por ti misma. No te hagas ilusiones y hagas cosas que no deberías hacer... El emperador odia que la gente mencione rumores infundados. Entonces, ¿por qué sigues haciéndolo? Sólo hablar de los rumores es suficiente. ¿Por qué debes informar al Quinto Príncipe sobre ellos? El Quinto Príncipe ya ha alcanzado la mayoría de edad, y sin embargo te pareces a una cotilla, diciendo esas cosas a espaldas de los demás. ¿Qué aspecto tiene eso?" La Consorte Imperial Yu estaba tan enojada, que su cara palideció. "¿Me estás llamando cotilla? Bien. Soy una ignorante, así que explícamelo bien hoy. ¿Es Yu She su hijo o no? Ese año, la Princesa Real había estado embarazada durante el mes de junio. Un año más tarde, en julio, mostró al bebé en público, diciendo a la fuerza que ya tenía unos meses. ¿Es que nunca he dado a luz antes? ¡Ese bebé era claramente un recién nacido! Ustedes..." "La princesa dio a luz a Ziyou prematuramente. Naturalmente, se vería menos desarrollado que otros niños de su edad". Yu Mucheng no tuvo más remedio que añadir, "Ya te he dicho esto muchas veces antes. ¿Qué quieres que diga?" "¡Quiero oír la verdad!" dijo la Consorte Imperial Yu, hoscamente "¡Quiero saber si Qiong'er y yo hemos estado haciendo un traje de novia para alguien más! [3]" "Entonces déjame repetirlo: no." "¡Muy bien! Si es realmente tu hijo, llámalo ahora. ¡Dígale que se incline ante mí en disculpa!" La Consorte Imperial Yu se burló. "¿No debería escuchar las palabras de su padre? ¡Convócalo aquí!" Yu Mucheng se rio a pesar de sí mismo. "¿Estas tratando de hacer una montaña de un grano de arena? Su Majestad, ya ha dicho que el Quinto Príncipe fue quien cayó al estanque por accidente..."

"¡No uses al emperador para darme evasivas!" El rostro de la Consorte Imperial Yu

aún estaba pálido de furia. "Originalmente, no me habría metido en tus asuntos, ya que dijiste que lo reconocías y hasta le dejabas heredar el puesto de Príncipe que nuestro abuelo había intentado mantener con esmero." "Soy una hija que se casó con otra familia, ¡así que no diré nada más sobre los asuntos de mi familia paterna! ¿Pero qué hay de Su Majestad? He soportado su total predisposición hacia Yu She. Soporté cuando todo lo que Yu She recibió fue mejor que lo que Qiong'er tenía." "Ahora, cuando le dabas a él una pulgada, quería una milla. Tiene la intención de matar a Qiong'er. ¡Pero todos ustedes todavía lo protegen! En el futuro, cuando el emperador deje el mundo y Yu She quiera que Qiong'er y yo acompañemos al emperador en la muerte, ¿nos enviarías rápidamente seda blanca [4] para usarla en su lugar?" Yu Mucheng frunció sus cejas. "¿Qué estas tratando de decir? ¿Sí alguien escuchara esto... no sería ridículo?" "¿Tan ridículo como Yu She?" La voz de la Consorte Imperial Yu resultó fría. "Hermano mayor... Esta vez, estoy muy decepcionada. Si quieres criar al hijo de otro para ellos, no me metas en esto. Sólo tengo a Qiong'er. Si no puede convertirse en el príncipe heredero, me colgaré para evitar la humillación de Yu She en el futuro." "¡Cállate!" La furia corrió por las venas de Yu Mucheng. "¿Crees que no has hecho suficiente daño a Qiong'er todavía?" Enojada hasta las lágrimas, la Consorte Imperial Yu dijo: "Tú... tú..." Yu Mucheng respiró profundamente. Suprimió la ira en su corazón. "Nuestra dinastía no tiene el precedente de enterrar a las concubinas imperiales con los muertos. No digas hipótesis infundadas y causes malestar al Quinto Príncipe". "¿No?" La Consorte Imperial Yu se burló. "Entonces, ¿qué hay de la Consorte Zhong más vieja y joven de la última era? ¿Cómo murieron?" De repente, las pupilas de Yu Mucheng temblaron. Después de un momento, dijo: "Después de que el anterior emperador dejara el mundo, la Consorte Zhong, estaba

extremadamente apenada y no podía ser curada, lo que la llevó a la muerte". "¿En serio?" dijo la Consorte Imperial Yu burlonamente. "Qué buena coincidencia". Yu Mucheng bajó la cabeza para tomar un sorbo de té. Un tiempo después, dijo: "Bien. Ya que quieres oír esto, te diré un poco... La Noble Consorte de la era anterior Zhong tuvo un hijo, el Príncipe Ning. Ya deberías saberlo, ¿verdad?" La Consorte Imperial Yu no entendía por qué Yu Mucheng mencionó esto de repente. Un ceño fruncido se deslizó por sus labios. "Naturalmente". "El Príncipe Ning fue inteligente desde joven, su talento innato superaba al de los demás. También se parecía al anterior emperador en apariencia. El anterior emperador le tenía mucho cariño. Desafortunadamente..." Yu Mucheng dejó la taza de té. Dijo con una voz tenue: "Era el hijo menor del anterior emperador. El hijo que tuvo cuando tenía más de cincuenta años." La Consorte Imperial Yu asintió. "Ya... ya sabía esto ". Yu Mucheng se tomó su tiempo diciendo: "En los últimos años del anterior emperador, tenía la intención de conferirle el título de príncipe heredero. Muchos de los súbditos más antiguos también eran conscientes de esto. No ocultó su intención. No hablemos más de ese tema. ¿Sabías a quién quería matar primero el anterior emperador después de tomar esta decisión?"

Asustada, la Consorte Imperial Yu preguntó por reflejo: "¿Quién?" "A la Noble Consorte Zhong". La expresión de la Consorte Imperial Yu cambió drásticamente. Mirándola, Yu Mucheng preguntó suavemente: "¿Pensaste que el anterior emperador quería matar al actual?" Unas gotas de sudor frío salieron de la frente de la Consorte Imperial Yu. No se atrevió a asentir con la cabeza o a sacudirla.

"¿Cómo puede el emperador sólo ser parcial y no tener un corazón para matar? Porque todos esos eran sus hijos relacionados con la sangre... pero no era el caso de las concubinas imperiales. En ese momento, la Noble Consorte Zhong acababa de cumplir treinta años y gozaba de buena salud. Como mínimo, aún le quedaban décadas de vida." "En comparación con el emperador actual, que había sido una probable amenaza para el ascenso del Príncipe Ning, el emperador anterior estaba aún más preocupado por esta joven concubina imperial. Temía que apoyara a su familia paterna. Temía que convirtiera al próximo emperador en un emperador títere. ¡Y temía que ella interfiriera con la corte!" "El emperador es insensible. Pero en aquel entonces, la noble consorte Zhong sobrevivió a una prueba, ya que el anterior emperador tuvo una muerte abrupta. Tuvo suerte. Si no fuera por eso... antes de que el anterior emperador dejara el mundo, ella lo estaría esperando abajo." Yu Mucheng miró a la Consorte Imperial Yu. "El emperador sería blando de corazón con sus hijos. Sería parcial. Pero no hacia sus concubinas imperiales. Si un día, Su Majestad siente que está interfiriendo demasiado con el Quinto Príncipe..." La Consorte Imperial Yu cayó contra el suave cojín de su asiento. El sudor de su frente fluía por su cuerpo como un arroyo. Yu Mucheng sonrió. "Por supuesto, si Su Majestad no tiene intención de conferir al Quinto Príncipe la posición de príncipe heredero, no temerá sus pequeñas acciones. Sin embargo, no desees esta posibilidad... Por eso, hermana menor, deberías entenderlo ahora, ¿verdad?" La Consorte Imperial Yu perdió toda su arrogancia de antes. Se limpió con su sudor. Con voz ronca, dijo: "Entendido". "Naturalmente, usted es diferente de la Noble Consorte Zhong." Yu Mucheng se puso en pie, su voz casi susurraba. "Eres una hija de nuestra heredad del Príncipe Yu. Mientras no hagas cosas confusas, Su Majestad no actuará en tu contra. Y siempre

trataría al Quinto Príncipe especialmente bien". Asustada, la Consorte Imperial Yu dijo, "¿De verdad no me mentirás más? Su Majestad... ¿realmente trataría a Qiong'er especialmente bien?" "Lo hará", dijo Yu Mucheng tranquilizadoramente. "Su familia política son de nuestro estado. Si no caigo, siempre tendrá más posibilidades que nadie de convertirse en el príncipe heredero. Mientras no vuelva a violar uno de los tabúes del emperador. Su Alteza, si no pasa nada, entonces aconseje al Quinto Príncipe que calme su corazón. Bastaría con que cumpliera adecuadamente las tareas que Su Majestad le encomienda". Sin embargo, la Consorte Imperial Yu aún no se había resignado a su destino. "Pero... pero... ¿qué pasa si Su Majestad se vuelve loco en el futuro e insiste en conferir a Yu..." "Su Alteza, lo diré de nuevo. El apellido de Ziyou es Yu y es mi hijo. Por esta razón, no puede suceder al trono. ¿Entiendes?" Después de un momento de reflexión, la Consorte Imperial Yu lo entendió perfectamente. Borrón y cuenta nueva: "¿N-no debería mencionar esto nunca más? Yo..." "Realmente no puedes volver a mencionarlo nunca más". Yu Mucheng se esforzó al máximo para calmarse. "Nunca he entendido por qué ustedes siguen mencionando estos asuntos. ¿Por qué tienes tanta prisa por encontrar pruebas contra él?" "¡Porque me temo que Su Majestad tendría otras intenciones!" Sus lágrimas finalmente cayeron. "De hecho... creo que Yu She sabe aún más sobre estos asuntos que yo. ¿Puedes garantizar que no tendrá tales pensamientos?" Yu Mucheng bajó la cabeza. "Prometo que no lo hará". ________________________________________

GLOSARIO 1.- | Una habitación (típicamente más pequeña que otras habitaciones) en el patio que se mantendría caliente con una estufa/horno. 2.- En la antigua China, habría estos mosquiteros que también funcionaban como cortinas que rodeaban la cama durante la noche. 3.- . Significa trabajar tan duro en algo sólo para que sea de beneficio para alguien más. 4.- Básicamente, enviar tres pies de seda blanca para decirles que se suiciden.

NOTA DE TRADUCTORES: Vale, así que están pasando muchas cosas aquí. En cuanto a las dos consortes Zhongs, el anterior emperador tenía dos concubinas imperiales de la familia Zhong. Si recuerdo bien, es la anciana Zhong, la noble consorte Zhong, quien dio a luz al Príncipe Ning. Si no está claro, una Consorte Noble es de mayor rango que una Consorte Imperial. Típicamente, sólo habrá una Noble Consorte en el harén imperial, así que la joven Zhong probablemente sólo era una Consorte Imperial. Sin embargo, sigue siendo de alto rango. Las últimas palabras del Príncipe Yu fueron ominosas.

Capítulo 31 Parte 2

Propiedad del Tercer Príncipe. Zhong Wan se había cambiado a ropa de luto y llevado a un confundido Xuan Yu dentro de la residencia. En un instante, los dos se separaron. Alguien escoltó a Xuan Yu para quemar incienso para Xuan Jin. Xuan Yu siguió a los demás arrodillándose frente al ataúd.

A lo sumo, Zhong Wan se había topado con Xuan Jin dos veces. El pequeño Xuan Yu no lo había visto ni una sola vez. Aunque se consideraban primos relacionados con la sangre, no pudo derramar ni una lágrima por él. Xuan Yu sólo podía pensar en su hermano mayor y derramar un par de lágrimas como esas. Un tiempo después, la princesa consorte de Xuan Jin, que se quedó en el patio interior [1], envió gente para consolar a los parientes. Unos cuantos extraños ayudaron a mantener a Xuan Yu de pie. Lo trajeron hasta donde estaba el ataúd. Una vez más quemó incienso y se inclinó. Todo el tiempo, Zhong Wan lo había mirado desde lejos. Después de que terminó de doblegarse, miró de nuevo a Zhong Wan. Este dio un ligero movimiento con la mano, un gesto para que se quedara con los demás. Cubriendo su boca con sus manos, Xuan Yu susurró, "¡Encuentra un lugar para sentarte!" Zhong Wan tenía ganas de sonreír, pero no se atrevió. Bajó la mirada, como si no hubiera visto a Xuan Yu. En el momento en que levantó la cabeza de nuevo, Xuan Yu ya había sido llevado al santuario de luto [2], siguiendo a los otros miembros del clan imperial de rodillas una vez más. Entre ellos, Xuan Yu era el más joven. Se arrodilló en el centro de la multitud en ropa de luto, una apariencia lamentable. Fuera del santuario de luto, había mucha gente como Zhong Wan esperando. No necesitaban arrodillarse. Pero no podían esperar en el patio exterior como sirvientes. Sin un lugar a donde ir, sólo podían esperar en el lateral bien portados. Zhong Wan estaba aburrido hasta el extremo. Trató de encontrar algo en que ocuparse, preguntándose si Yu She aparecería hoy. En cuanto al asunto de la caída del Quinto Príncipe en el estanque, el Emperador Chongan no realizó una investigación a fondo. Simplemente puso a Yu She en arresto domiciliario. Si se tratara de otra persona, se pondrían nerviosos, reflejando la noche y el día. Pero

con Yu She, esto no estaba garantizado. El emperador Chongan había mantenido a Yu She detrás para un interrogatorio. Cuando todavía no se sabía si Xuan Qiong estaba vivo, era capaz de hacer varias cosas hablando con el emperador y ordenando a sus guardias que buscaran a Zhong Wan. Una persona como esta... El arresto domiciliario no podía contenerlo. Ni siquiera una hora había pasado cuando alguien anunció afuera que el joven príncipe Yu había llegado. El séquito de Yu She no era menos impresionante que el del Príncipe Yu. En el momento en que llegó, mucha gente se puso de pie. La consorte Xian, que se había quedado en el patio interior, envió gente para recibirlo. Sin embargo, él no entró en el patio interior, yendo directamente a donde estaba el ataúd. Yu She quemó algo de incienso. Tan pronto como sus rodillas tocaron el suelo, se puso de pie. Y la gente del Ministerio de Ritos fingió no haber visto esto, ni siquiera parpadearon. Zhong Wan lo miró de lejos, sorprendido por sus acciones. El joven príncipe Yu no estaba aquí para asistir a un funeral; sólo estaba aquí para hacer una aparición.

Una vez que una persona moría, todo se limpiaba. No había razón para que Yu She ni siquiera mostrara este nivel de etiqueta básica. Si realmente no quería venir, entonces simplemente no tenía que venir. ¿Qué tenía de bueno que todos lo vieran así? Aunque todo el mundo ya estaba acostumbrado a sus acciones. Zhong Wan intentó lo mejor que pudo para alejarse, sin querer que Yu She se fijara en él. Se rio de sí mismo. Dos días atrás, Yu She lo había echado de su casa. En primera, probablemente no quería ver a Zhong Wan.

Antes que se pudiera esconder, un eunuco apareció y saludo a la gente con una voz suave: "Acérquense, acérquense" Más y más miembros del clan imperial llegaron. Los que los acompañaban también aumentaron en número, aglomerándose. Poco a poco, se convirtió en un desorden. Los sirvientes que administraban la propiedad del Tercer Príncipe finalmente arreglaron otro santuario de luto en el patio exterior para los otros huéspedes. Zhong Wan miró hacia Xuan Yu. Y lo vio arrodillado de una manera bien educada. Consideró que no había nada malo, y siguió a los otros invitados. Levantó el dobladillo de su ropa antes de arrodillarse, los pensamientos pasando por su mente. En un momento, calculó lo lejos que habían viajado Yan Pingshan y Xuan Rui. En otro momento, se preguntó cuántos bocados de agua de estanque había tragado Xuan Qiong. No se sabía cuánto tiempo había pasado cuando alguien levantó repentinamente la cortina de la puerta del santuario de luto. El aire frío se precipitó. Zhong Wan levantó la cabeza... Yu She miró fijamente el interior, lo suficientemente frío como para congelarse. Entró y se sentó en la única silla del lugar. Justo delante de los ojos de Zhong Wan. Zhong Wan se quedó sin palabras. Todos compartieron una mirada, lentamente se pusieron de pie. Uno por uno, salieron. Zhong Wan quería irse con ellos, también se levantó. Pero de repente, los ojos de Yu She brillaron con un destello despiadado y tiránico. Se arrodilló.

Poco después, sólo estaban ellos dos. Se sentía como si estuviera arrodillado sobre alfileres y agujas. Embelesado, Yu Shez miró fijamente el palo de incienso y la vela de la mesa. No salió ni una palabra de sus labios. Una hora más tarde, Zhong Wan siguió arrodillado hasta que sintió las piernas entumecidas. Movió un poco los pies y no pudo evitar jadear, asustando accidentalmente a Yu She. Este miró a Zhong Wan, frunciendo el ceño, ¿una indirecta? Zhong Wan temía que Yu She lo malinterpretara por llamar su atención a propósito, y se apresuró a arrodillarse bien. Se arrodilló un rato más, cuando de repente, Yu She dijo, "Ese día... ¿estabas despierto?" Zhong Wan tosió. "No". Le echó un vistazo a Yu She. Después de que oyó esas palabras, su expresión parecía haber empeorado aún más. Zhong Wan se quejó en su corazón, ¿qué piensa este lunático todo el día?

Yu She lo examinó por un momento. Como si se determinara si Zhong Wan había dicho la verdad. Luego, después de un rato, dijo en voz baja: "Lascivo". Una vez más, Zhong Wan se quedó sin palabras. Lasciva tu madre. Yu She ya no le prestaba atención a Zhong Wan mientras estaba sentado allí. La gente de fuera no se atrevió a insultarlo, enviando un recipiente de carbón y un brasero de mano. Incluso le entregaron una buena taza de té fresco. En un instante, el interior del santuario de luto se calentó. Yu She se sentó más

cómodamente. Zhong Wan se quejó internamente, ¿esta persona se va a ir o no? De vez en cuando, miraba a Yu She. Lo vio mientras tomaba dos sorbos de té. Vio como añadía carbón a su brasero de mano. Vio como sacaba un pequeño libro de historias de su manga... ¡¿Estaba esta persona planeando usar este lugar como su propia casa, haciendo lo que normalmente haría allí?! Yu She bajó la cabeza para leer su libro, ni rápido ni lento, a su ritmo. Mientras Zhong Wan maldijo silenciosamente a Yu She, de repente escuchó a este último decir: "No me mires fijamente... Una vez que termine, te daré este libro". Zhong Wan se tambaleó en su indignación. Las piernas entumecidas hasta el punto de que no podían estar de pie. Su espalda se curvó al caer hacia adelante. Yu She frunció el ceño. "Si te lo doy, te lo doy. No hay necesidad de reverenciarme en agradecimiento". Apretando los dientes, Zhong Wan fijó su postura mientras se arrodillaba. Se atrevió a enfadarse, pero no lo demostró. Yu She leyó su libro por otro tiempo. Se tomó su tiempo diciendo: "No es muy interesante... Sólo la escena sexo fue un poco interesante". Zhong Wan fingió no escuchar. Pero él le preguntó deliberadamente: "¿Quieres leerlo?" Zhong Wan sufrió en silencio. "Sí". "Espera a que termine". Yu She bajó la cabeza. "Sin embargo, puedo leer algunas líneas para ti..." Zhong Wan forzó una sonrisa. "Está bien..."

Como si no lo escuchara, Yu She comenzó a leer en voz alta. "Me siento al lado de tu cama. Me alcanzas, agarrándote al final de mi manga..." La alarma colisionó con la forma de Zhong Wan. Había muchos dioses mirando desde arriba... ¡¿No tenía miedo de que Xuan Jin mirara desde los cielos y llamara a su puerta en medio de la noche?! "Me despierto de repente, y me agacho para besar entre tus cejas. Con una voz suave, te deseo buenas noches. Levantas la cabeza para besar mis labios... "No puedo evitarlo a tiempo y me besas. Inmediatamente, nos separamos. Sólo dudo por un momento, pero ya separas tus labios, exigiendo más..." El rubor de Zhong Wan se extendió a sus oídos. Se esforzó mucho para decir: "Yu. Zi. You." "Sólo te abrazo por el hombro, pero ya has envuelto tu mano alrededor de mi cintura. No dejas que me vaya, ni siquiera dices mi nombre de cortesía en voz baja". Yu She cerró el libro. "¿Pensaste que estaba leyendo del libro? No... Rara vez te escriben tan desenfrenado como esto. Lo que acabo de decir son los acontecimientos de esa noche". En este momento, todo el cuerpo de Zhong Wan se entumeció. ________________________________________ GLOSARIO 1.- En la antigua China, los sexos estaban separados. Entonces, durante el tiempo que los hombres quemaron incienso para el recién fallecido, las mujeres no estarían en el mismo lugar. 2.-

_

_

_

_

_

_

_ ...

. Un santuario donde se coloca el ataúd antes del entierro.

NOTA DE TRADUCTORES: OMG Yu She es demasiado gracioso. Especialmente cuando recordaba los eventos de esa noche, haciendo parecer que era del libro al principio.

Y LOL Xuan Yu teniendo que pensar en su hermano para derramar lágrimas por Xuan Jin. Mejor que no dejes que tu hermano mayor se entere XD

Por favor, visite chrysanthemumgarden.com

Capítulo 32

Zhong Wan dijo con dificultad: "Lo que estás diciendo es..." Yu She dijo: "La verdad. Actuaste frívolo conmigo de esta manera esa noche". Zhong Wan levantó la cabeza para mirar a los ojos de Yu She. La expresión de él no parecía que estuviera bromeando. En cambio, había una ligera rabia en su mirada. Yu She no estaba bromeando con él. Esto probablemente era la verdad. Zhong Wan tuvo un colapso... ¡¿Fue tan audaz en sus sueños?! ¿Su habitación se sentía realmente vacía? En realidad, le hizo eso a Yu She... Eso no estuvo bien. Zhong Wan hizo todo lo posible para que su tono de voz fuera más natural. Se obligó

a decir: "Si no me hubieras secuestrado por la fuerza y me hubieras llevado a tu casa, si no te hubieras sentado a la cabecera de mi cama como un fantasma en medio de la noche, ¿habría sido capaz de ser frívolo contigo?" Yu She miró fríamente a Zhong Wan. "Continúa poniendo tus excusas. Estoy escuchando." Zhong Wan rechino los dientes. "Estaba dormido. Tu no. ¡¿No podrías haberme empujado?!" Las pupilas de Yu She temblaban suavemente, como si tratara de contener su ira. "¡Estuviste agarrándote a mi cintura todo el tiempo! ¿Cómo se supone que iba a empujarte? ¡¿Tirarte sobre mi hombro y al suelo?! ¿Has caído a tu muerte? ¿O lanzarte al lago para que recuperes la conciencia? Con tu terrible salud, ¿habría sido capaz de manejarlo?" Zhong Wan se obstinó en decir: "También sabes que soy enfermizo. ¿Qué tan alerta pude haber estado mientras dormía?" "Estabas bastante alerta". Yu She tenía el libro de historias agarrado fuertemente en sus manos. "Incluso me aflojaste la túnica exterior". Zhong Wan inmediatamente negó esto. "¡Imposible! Nunca me ha gustado estar al lado de la gente cuando duerme. Solía dormir en la misma cama que Lin Si. ¡Un tazón de agua hubiera quedado bien entre nosotros!" "Pero esta tampoco ha sido la primera vez que has tirado de mi ropa. ¿Necesitas que te ayude a recordar poco a poco?" Yu She comenzó a reírse de lo enojado que estaba. "Anteriormente, sólo tirabas de mi ropa. Ahora, tu directamente... ¿No lo admitirás? Bien ¿Bebiste té de jazmín antes de dormir esa noche o no?" Zhong Wan: "..." Lo hizo.

El mayordomo Feng, esa cosa vieja, probablemente le había preocupado que no pudiera dormir después de tomar el té. Por lo tanto, no dejó que la sirviente preparara hojas de té normales; en cambio, colocó algunas flores de jazmín en la tetera... Zhong Wan perdió su arrogancia y tartamudeó: "Realmente besé..." "No sólo me besaste, también..." Yu She dejó de mirar a Zhong Wan. Hizo una pausa, y luego rechinó los dientes juntos. "¿De verdad quieres oírme entrar en tantos detalles?" Un rubor rojo se deslizó por la cara de Zhong Wan, hasta sus orejas. "¡No hay necesidad!" Yu She respiró profundamente. Después de calmarse un poco, frunció el ceño y dijo: "Esta es la última vez. Si hay una próxima vez, no te dejaré ir tan fácilmente." Zhong Wan estaba desconcertado. ¿Cómo no me dejaría ir?

Zhong Wan declaró avergonzado, "Si hay una próxima vez... sólo empújame lejos". Volvieron al tema original. La expresión de Yu She se volvió aún peor. La manzana de Adán de Zhong Wan se movió hacia arriba y hacia abajo. No sabía qué frase acababa de decir que había tocado la fibra prohibida de Yu She. Este cerró los ojos. Un momento después, dijo: "No puedo". Zhong Wan pensó para sí mismo, tonterías. Yu She parecía resistirse dolorosamente a algo. Pasó mucho tiempo antes de que dijera fríamente: "Zhong Wan... no quiero acercarme demasiado a ti. Confío en que tú también no estés dispuesto." Zhong Wan estaba aturdido. ¿Cuándo ha estado dispuesto?

El joven Príncipe Yu estaba... ¿empezando a hablar consigo mismo otra vez? Zhong Wan miró cuidadosamente a Yu She. Inesperadamente, no parecía estar loco en absoluto. En cambio, parecía mucho más normal de lo habitual. Yu She bajó la mirada. "Actualmente, estoy muy lúcido. Recuerda cuidadosamente lo que te estoy diciendo ahora mismo." Zhong Wan tartamudeó, "B-Bueno". "Lo que has dicho y hecho en Qian An estos últimos años... no lo investigaré. "Si vuelves a decir o hacer algo en el futuro, tampoco me importará. Comparado con los rumores que has inventado, he hecho muchas más cosas fuera de lugar en la capital... He arruinado mi propio nombre. Nunca me han importado estas cosas" El corazón de Zhong Wan de repente se sacudió de dolor. "Sólo hay una cosa." Yu She levantó la mirada. "No actúes con demasiada audacia. Ten un poco más de autoestima. No pienses que esto es un libro de cuentos, que tú y yo realmente tenemos algo". Zhong Wan se ahogó. Yu She frunció el ceño. "¡Y deja de guardar esos sucios pensamientos en tu mente! Mantenlos en Qian An..." Zhong Wan tomó una decisión. "No me queda nada por hacer en Qian An. Después de entrar en la capital esta vez... no pensaba volver pronto." "No puedes". La expresión de Yu She cambió inmediatamente. "Después de los compromisos funerarios, regresa a tu feudo con Xuan Yu inmediatamente." Zhong Wan finalmente no pudo contenerse más. "El día que empujaste a Xuan Qiong al agua, ¿fue porque le oíste decir que iba a hacerme algo?" Zhong Wan realmente no podía entender. "Heredero, tú... ¿no sientes que estás siendo un poco caprichoso?" "Soy caprichoso". Yu She se rio de repente. "Entiendo... Cuando te hablo

normalmente, no te gusta escuchar. Te gusta cuando me rio y me burlo de ti, ¿verdad? Zhong Wan, después de tantos años sin vernos, ¿qué extraños hábitos has adquirido?" Zhong Wan no quería avergonzarse. Inmediatamente se tragó las palabras de la punta de la lengua y dijo en su lugar: "No es posible que no tengas ni una onza de sentimiento hacia mí... ¿verdad? ¿Al menos tenemos algo de amistad por haber estudiado juntos?" Yu She dejó de hablar. Pasó mucho tiempo antes de que respondiera con voz profunda: "Piensa lo que quieras... Si tuviera esas intenciones hacia ti, con tus repetidos intentos de seducción, ¿no tienes miedo de que te hiciera algo de verdad?"

¡¿Quién coño te estaba seduciendo?! Zhong Wan estaba bastante enfadado. Lo que salió de su boca fue, "No". "¡Tú!" Los ojos de Yu She se pusieron rojos. "Zhong Wan..." Zhong Wan saltó asustado. Se quejaba en su corazón, ¡¿qué le pasaba a Yu She otra vez?! ¡¿Esta persona estaba realmente loca o no?! Un momento después, Yu She preguntó humildemente, "Si algo realmente sucediera entre nosotros, ¿serías capaz de irte?" A Zhong Wan le dolía el estómago por lo enfadado que Yu She lo estaba haciendo sentir. "Ya he dicho. ¡Nunca quise irme!" "Debes", dijo Yu She en voz baja. "Si quieres tu contrato de auto-venta, puedo devolvértelo, y luego escribirte una aprobación que te sacará completamente de la condición de esclavo." Antes de que Zhong Wan pudiera responder, Yu She ya se había levantado. Él también quería levantarse, pero desafortunadamente, sus piernas estaban

entumecidas. Yu She se puso su capa y respondió rápidamente, "En estos días, sólo quédate en este santuario de luto y arrepiéntete. Piensa cuidadosamente... sí debes o no actuar tan frívolamente". Los pulmones de Zhong Wan le dolían por la ira. Miró a su alrededor, tratando de encontrar algo con que golpear a Yu She. La mesa era demasiado pesada, el brasero demasiado peligroso, la banda de luto [1] demasiado ligera... Sin esperar a que localizara algo, Yu She ya se había ido. Zhong Wan se sentó en el cojín, rechinando los dientes mientras masajeaba sus largas piernas. No dejaba de maldecir en voz baja. Después de salir de la propiedad del Tercer Príncipe, las manos de Yu She todavía temblaban ligeramente. Se subió al carruaje y dijo con dificultad: "No te vayas todavía". El cochero naturalmente no se atrevió a moverse. Los sirvientes que vinieron con el carruaje no actuaron como si nada estuviera mal. Se quedaron allí en silencio en la nieve, como un ejército de terracota de acero [2]. Yu She se sentó en el carruaje; cada parte de él estaba incómoda. Su cabeza se sentía como si estuviera a punto de abrirse. Las imágenes de Zhong Wan aferrándose a él y abrazándolo esa noche se negaron a salir de su mente. El otro se había aferrado a Yu She, haciéndole sentir impulsivo incluso ahora. Quería entrar en el santuario de luto y robar a Zhong Wan de vuelta a su propiedad. Estuvo tentado de rechinar los dientes de ira al recordar lo que Zhong Wan acababa de decir. Zhong Wan... Si él sólo quisiera usarlo para ayudar al Príncipe Qian An, las cosas serían mucho más fáciles.

Si ese fuera realmente el caso, ¿por qué tendría que seguir conteniéndose? Pero debía tener un profundo conocimiento del carácter del otro. Sabía que Zhong Wan no estaba tan impulsado por las ganancias materiales. Yu She apretó los dientes. Pasó mucho tiempo antes de que pudiera recuperarse. Corrió las cortinas del carruaje y ordenó roncamente: "Ese santuario de luto... sólo di que es al que voy a ir todos los días. No se permite la entrada a nadie más". El sirviente hizo un gesto de entendimiento, dudó en preguntar: "Así que el joven maestro Zhong..."

Yu She frunció el ceño. El joven sirviente dijo rápidamente: "Sí, sí, el Joven Amo Zhong está naturalmente autorizado a entrar. Pero ¿debemos hacer que la gente encienda los braseros todos los días? Los santuarios para los sirvientes no tienen braseros..." Yu She dijo impacientemente, "¡Sí!" El joven sirviente cumplió inmediatamente. Se sintió aún más molesto. Sus respiraciones comenzaron a acortarse. No podía dejar de pensar en esa noche. Zhong Wan con los ojos cerrados, una leve sonrisa en sus labios, besándolo. En ese momento, Yu She estaba realmente conmocionado. Pero esa cosa imprudente se atrevió a... lamer el pliegue entre sus labios. ¿También había leído un montón de libros de esos? Si no, ¿dónde habría aprendido tales acciones impetuosas? O... ¿Realmente había tomado una concubina? O, ¿tenía un amante en Qian An?

Usando las técnicas que había aprendido de otras personas para seducirlo... El blanco de los ojos de Yu She se puso rojo. Se mofó. De repente, realmente quería saber quién era la amante de Zhong Wan. Ese día, el propio Zhong Wan dijo que nunca había tomado una concubina. Naturalmente, no se podía confiar en las palabras de Zhong Wan... ¿Quién más podría ser? Xuan Rui era completamente inútil, así que definitivamente no se atrevería a decirlo. ¿Quién más estaba allí? Yu She no tenía ni idea de Qian An. Sólo había visto a unos pocos magistrados y prefectos de allí antes. Sentía que Zhong Wan no era tan tonto como para renunciar a él y coquetear con esa gente de mala apariencia. ¿O había encontrado a alguien en la capital? Yu She miró fuera del carruaje. Coincidentemente, su mirada se posó en el carruaje de Xuan Qiong. Ese día, Xuan Qiong había dicho que quería secuestrar a Zhong Wan. ¿Secuestrarlo para qué? ¿Qué más podía hacer? ¿Intimar con Zhong Wan? "Después de que entren, quita todas las ruedas del carruaje de Xuan Qiong por mí." La voz de Yu She era fría. "No dejes ni una sola. Quítenselas todas... y tráiganlas de vuelta a la propiedad". Los soldados de la familia sospechaban que no habían escuchado claramente. ¿Qué demonios? "¿No quería secuestrar a Zhong Wan?" Yu She murmuró para sí mismo. "Me aseguraré de que incluso el mismo Xuan Qiong tenga que caminar a casa. Quiero ver cómo va a secuestrar a alguien en esa situación... ¿Qué podrían hacer, tomarse de la

mano y volver juntos? "Tomarse de la mano..." La expresión de Yu She se volvió aún peor. "Lo que sea. Aunque se tomaran de la mano y regresaran... me aseguraré de que se muera de frío". Yu She estaba de mal humor. De repente gritó: "¡¿No me has oído?!" A pesar de que la gente con Yu She había sido testigo de muchas cosas antes, todavía dudaban por un momento después de escuchar esta orden. Pero al pensar en el temperamento de Yu She, respondieron a regañadientes:

"¡Entendido!" Yu She bajó las cortinas. Dentro del carruaje, suspiró profundamente. Los soldados de la familia finalmente exhalaron en alivio. Treinta minutos después, los sirvientes de Yu She llevaron las ruedas del carruaje recién retiradas a la propiedad en una majestuosa procesión. Zhong Wan ocupó todo un santuario de luto para sí mismo. Yu She acababa de estar aquí, así que nadie más se atrevió a entrar. Disfrutaba del tiempo a solas y se sentaba en el cojín, preocupándose mientras se mantenía caliente junto al fuego. Aunque el estado mental de Yu She estaba un poco apagado, no estaba realmente loco. Zhong Wan estaba seguro de esto. Sin mencionar nada más, la familia imperial era despiadada. Si Yu Zhe estuviera realmente loco, ¿el Emperador Chongan seguiría siendo tan indulgente con él? Incluso sería extremadamente amable si no lo encerrara hasta la muerte. Tal indulgencia estaba definitivamente ligada a un motivo. Así, el Emperador Chongan seguramente sabría la razón del comportamiento rebelde de Yu She.

"Las cosas están bien mientras no se haya vuelto realmente loco." Zhong Wan era bastante optimista. Todo lo demás podría resolverse siempre y cuando Yu She estuviera bien. En cuanto a la repentina actitud fría y cálida que tenía hacia él... Aunque ese poco de "calor" probablemente lo había inventado él mismo, Zhong Wan todavía sentía que existía. Estas acciones ilógicas podrían explicarse por una razón, pero Zhong Wan no se atrevió a pensar en ello. Zhong Wan puso sus manos cerca del brasero. Sonrió. Ya no era un niño, así que no podía fantasear tan descaradamente. Cuando el cielo se oscureció, los miembros del clan imperial regresaron a sus propiedades. Zhong Wan tomó una pequeña siesta en el santuario, solo. Estaba muy alerta. Después de salir, buscó a Xuan Yu y los dos se fueron juntos. Por casualidad se encontraron con los sirvientes de Xuan Qiong enojados causando una escena. Zhong Wan escuchó a escondidas... "¡Nuestras finas ruedas de carruaje desaparecieron, así como así!" "¡Todos ustedes dicen que no vieron nada! ¡¿Cómo es posible?!" "¿Las ruedas se han desplazado por sí solas?" "¡Estupideces!" Xuan Yu preguntó con gran confusión, "¿Qué falta?" Zhong Wan tampoco lo sabía realmente. Él dijo secamente, "Quién sabe. La gente fea causa más problemas [3]. Es la tontería habitual". Zhong Wan quería ver el drama, pero ya era bastante tarde. Todavía tenían que volver mañana. Esperó un momento; después de que el palanquín de Xuan Congxin llegara, reunió a todos los sirvientes para que regresaran a la propiedad. Esa noche, Yu She se paró frente a la ventana, mirando las ruedas de los carros de caballos desparramadas por el patio. Preguntó suavemente: "¿Lo regresó?"

La persona detrás de él quería hablar, pero al final no lo hizo. Yu She preguntó agitado: "¿Olvidó cómo hablar?" "Lo envié de vuelta, pero..." El mayordomo Feng, que acababa de regresar de la propiedad del príncipe Qian An, dio un paso adelante y puso el contrato de auto-venta sobre la mesa con ambas manos. "Pero el Joven Amo Zhong... no lo quería." Yu She se dio la vuelta de repente. El mayordomo Feng también sacó cuidadosamente un pequeño paquete de papel del bolsillo interior de su pecho. Se rio secamente. "El joven maestro Zhong dijo que estas son las hojas de té que originalmente planeaba regalar al heredero. Desafortunadamente, ya bebió mucho, así que no queda mucho. Esto es todo lo que queda. El joven maestro Zhong dijo, si el heredero no los desprecia, este viejo sirviente debería hacer una olla para el heredero". Durante mucho tiempo, Yu She no tenía nada que decir. Hasta que dijo en voz baja: "Dámelo" El mayordomo Feng le entregó esa pequeña bolsa de hojas de té. Yu She usó dos dedos para pellizcar la pequeña bolsa de papel como si fuera una bolsa de veneno. Exasperado, dijo: "Esto es un poco demasiado..." El mayordomo Feng sonrió con disculpas. "Es demasiado poco. El joven maestro Zhong vació todo lo que había en la caja de hojas de té, pero esto fue todo lo que quedó. Aunque es suficiente para una taza de té. Déjame ayudar al heredero..." Yu She colocó la bolsita de té en el bolsillo interior de su pecho e interrumpió: "Puedes irte". El mayordomo Feng hizo una pausa. Asintió con la cabeza y se fue.

---------------------------------------

GLOSARIO

1.- Bandas de luto utilizadas durante los funerales y típicamente mantenidas por el hijo / pariente del difunto durante la procesión del funeral. 2.- Me doy cuenta de que el acero y la terracota son paradójicos, pero la mayoría de la gente piensa instintivamente que los soldados de terracota de Qin Shihuang en lugar del material de tierra, por lo que la terracota era una mejor opción de elección de palabras. Esencialmente, sin embargo, el autor sólo se refiere a las esculturas de guerreros. 3.- Proverbio que significa que las personas que se sienten inferiores tienden a causar más problemas en represalia a la sociedad y a llamar más la atención sobre sí mismos.

NOTA DE TRADUCTORES: YS sé que tú y esos libros son tus cuentos para dormir en la noche...

Capítulo 33

Desde ese día, Yu She nunca más visitó la propiedad del Tercer Príncipe. Tampoco puso un pie fuera del patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. Zhong Wan no estaba seguro de si estaba pensando demasiado, pero en poco tiempo, parecía que muchos de los espías de la propiedad del Príncipe Qian An se habían ido. Sentía como si algo que no podía ver hubiera desaparecido de repente.

Aunque era menos problemático, una sensación de vacío lo llenaba. El carácter del joven príncipe Yu parecía haber cambiado de repente. Durante muchos días seguidos, no dejó su patrimonio ni causó problemas. Silencioso como lo había sido en su juventud. Sin embargo, Zhong Wan se sentía cada vez más incómodo. Había pasado muchos mensajes a Lin Si, pero tales mensajes parecían entrar en un vacío. Ansioso, hizo que la gente le informara a Lin Si que ya no mencionaría su regreso a Qian An. Y Lin Si apareció al día siguiente, avergonzado. "Si no quieres volver, entonces olvídalo." Mirando la expresión ansiosa y asustada de Lin Si, Zhong Was estaba entre risas y lágrimas. "¿Podría incluso obligarte a ir?" Lin Si miró fijamente a Zhong Wan e hizo un gesto serio, "Si realmente me obligaras, entonces volvería". "No tengo tiempo de hacer eso". Zhong Wan permitió que Lin Si se sentara. De repente dijo, "¿No estás dispuesto a volver a Qian An por culpa de Xuan Jing?" Lin Si casi cae la silla. Zhong Wan pensó, como era de esperar. Ese año, Zhong Wan y Lin Si escaparon juntos del patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. En el momento en que pusieron un pie fuera, se separaron. El joven Zhong Wan no podía estar seguro de si Yu She lo buscaría. Si los dos se iban juntos, el blanco será demasiado grande. No sería necesario mencionar que se notarían fácilmente. Además, no había forma de que los dos pudieran salir de la capital juntos. Ellos acordaron reagruparse en tres días en los suburbios. Si aun así no podían reunirse en tres días, entonces deberían irse por su cuenta. Zhong Wan dejó la capital sin problemas y esperó tres días. Pero al final, no vio a Lin Si. Su corazón ardía de ansiedad. Temía que Yu She hubiera capturado a Lin Si. O peor aún, alguien más lo hubiera hecho.

Zhong Wan dijo en voz baja, "En aquel entonces, yo..." Pero Lin Si se apresuró a decir con el lenguaje de signos: "No es culpa del Maestro. Sólo acordamos esperar tres días. Era incompetente y no podía dejar la capital". Una ligera risa salió de sus labios. Pero Zhong Wan no continuó con ese tema. En ese momento, se preocupó por Lin Si, esperando en los suburbios durante un mes. Pero si lo dijera ahora, no tendría sentido. Al final, Zhong Wan se había ido solo. Después de permanecer en Qian An durante medio año, finalmente recibió noticias de Lin Si. Y se enteró de que Lin Si había sido atrapado accidentalmente y pasó por muchas personas hasta que finalmente aterrizó en la propiedad del Cuarto Príncipe, Xuan Jing. Todo el tiempo, Lin Si nunca habló de lo mucho que había sufrido. Sólo le dijo a Zhong Wan que el Cuarto Príncipe era en realidad una buena persona y no abusó de él. De hecho, trató muy bien a Lin Si.

Originalmente, Zhong Wan pensó que Lin Si trataba el lugar de Xuan Jing como un lugar temporal para quedarse. Pero actualmente, parecía que Lin Si le debía mucho a Xuan Jing. Desconcertado, Lin Si miró fijamente a Zhong Wan. Hizo un gesto: "Estoy preocupado por él". Lin Si parecía como si realmente hubiera decepcionado a Zhong Wan. Intentaba explicarlo, hablando el lenguaje de signos tan rápido como un rayo. Hizo que Zhong Wan se mareara un poco. No pudo evitar reírse. "No he dicho nada, así que ¿por qué tienes tanta prisa? Ya que hemos hablado hasta aquí, si realmente lo sientes, hazme un favor". En un instante, Lin Si asintió. Zhong Wan dijo: "En el futuro, si Xuan Jing puede ascender al trono, habla bien de mi

ante él y ayudame a proteger a una persona" Lin Si gesticuló: "¿A quién? "Al Joven Príncipe Yu" Después de un momento de pensarlo seriamente, Lin Si gesticuló: "Aunque el Cuarto Príncipe quiera ser el Príncipe Heredero, no creo que lo logré." Era difícil de explicar en pocas palabras, pero Zhong Wan dijo: "¿Te atreves a decir verdades tan contundentes a Xuan Jing?" Lin Si sonrió y agitó la cabeza. "¿Quién sabe lo que el futuro puede traer?" Una sonrisa apareció en los labios de Zhong Wan. "Sólo prométeme por ahora. Trátalo como si me estuvieras persuadiendo". Lin Si pensó por un momento, y luego asintió con la cabeza de manera solemne. Él planeó para Zhong Wan, gesticulando: "¿Debemos quitarle directamente el rango al joven Príncipe Yu, para que caiga la propiedad del Príncipe Yu? ¡El Cuarto Príncipe definitivamente estaría bien con eso! Luego despojarlo de su condición de civil, convirtiéndolo en un esclavo. Obligarlo a comer medicina para huesos blandos [1], y luego enviarle a él y su contrato de autoventa al Maestro." "Detente, detente". A Zhong Wan le dolía la cabeza. "¿Cuánto lo odian tú y Xuan Jing?" Lin Si señaló, "Todavía estoy bien. El Cuarto Príncipe maldice al Joven Príncipe Yu hasta la muerte todos los días. Si realmente ascendiera al trono algún día, tendríamos que hacer un gran esfuerzo para que aceptara perdonar al joven príncipe Yu. El maestro sabe que el joven príncipe Yu podría ser el hijo bastardo del emperador. Si este fuera realmente el caso..." "Por eso digo que tienes que ayudarme a protegerlo. Ya que me lo has prometido, si ese día llega realmente, no debes dejar que Xuan Jing lo mate." Solo con pensarlo fue incapaz de soportarlo, dijo: "No hay necesidad de convertirlo en un esclavo. No uses la medicina para los huesos blandos. Sólo envíamelo".

Lin Si quería sonreír, pero no se atrevió. "Te he buscado hoy porque tengo asuntos que tratar contigo. Había colocado un espía cerca de Xuan Qiong, y esa persona dijo..." El corazón de Zhong Wan se aceleró, y voló por la tangente, diciendo: "Después de que Xuan Jing ascienda al trono, Yu She no cometerá suicidio, ¿verdad? Ese año, tenía tantos soldados de la propiedad custodiándome. Ahora, no tengo a nadie que me eche una mano para vigilarlo, así que ¿por qué no me ayudas a darle algunas drogas para dormir...?" Lin Si hizo todo lo posible por no sonreír. Zhong Wan no se dio cuenta de que había vuelto a mencionar a Yu She. "Su vida es realmente terrible, ¿no crees? Su única salida es venir a mí. La vida es tan impredecible". Lin Si usó el lenguaje de signos para decir: "Tal vez el joven príncipe Yu aprovecharía la oportunidad".

Una sonrisa apareció en los labios de Zhong Wan. ¿'Aprovechar que oportunidad'? ¿para que yo lo mantenga en una casa de oro [3]?" Lin Si recordó cuando Yu She lo había capturado, este último casi usando instrumentos de tortura en él. Su espalda se enfrió. Encerrar a esta persona catastrófica en una casa dorada sería difícil. "Deja de mencionarlo todo el tiempo para mí". Zhong Wan sacudió la cabeza. "Ahora vayamos a los asuntos prioritarios" Lin Si se tapó una oreja, como si tratara de escuchar atentamente. Zhong Wan suprimió estas fantasías. "El espía que había puesto al lado de Xuan Qiong dijo que hace unos días, el Príncipe Yu y la Consorte Imperial Yu tuvieron una discusión privada. Desde entonces, la Consorte Imperial Yu se había calmado un poco. Ya no hizo un escándalo por querer una explicación. Hace unos días, por alguna razón Yu She quitó las ruedas del carruaje de Xuan Qiong. Este estaba tan enojado, que quiso golpearlo, pero fue

detenido por la Consorte Imperial Yu. Incluso le dio un sermón enojada". Zhong Wan frunció el ceño. "Recuerdo que a Su Alteza Imperial Consorte Yu siempre le ha gustado causar problemas en el pasado. ¿Por qué se calmó tanto después de tener una 'discusión privada' con el Príncipe Yu?" Lin Si pensó durante un tiempo. Escribió: "Eso, no estoy seguro. Sin embargo, había preguntado por ahí recientemente, y había escuchado algunas otras cosas. Y todos ellos tuvieron algo que ver con el joven príncipe Yu". Zhong Wan tampoco habló más. Se acercó al escritorio. Cogió papel y un pincel. Lin Si señaló, "No es porque me estuviera escondiendo del Maestro que no haya venido aquí recientemente. En realidad, estaba investigando algo para el Cuarto Príncipe. Maestro, ¿recuerda que el Quinto Príncipe encontró dos sirvientes muy trabajadores que trabajaban en la villa del Mausoleo Real?" Zhong Wan asintió. No fue sólo esto. Xuan Qiong había encontrado el informe del pulso de la princesa real Anguo. Lin Si continuó gesticulando: "El Quinto Príncipe siguió esta pista en su investigación y encontró otra. La mujer secreta que dio a luz y desapareció hace mucho tiempo, tal vez fue llevada al Mausoleo Real. Al menos... antes que la Princesa Real Anguo." Zhong Wan frunció el ceño. Entonces esta mujer debe haber sido enviada allí antes del funeral del anterior emperador. Li Si escribió: "Lo extraño es que al principio, esta mujer protegió a su bebé con cuidado, y se escondió en el Mausoleo Real sin ningún problema. Sin embargo, después de que la princesa real Anguo llegó y se conocieron, se volvió loca de la nada. Incluso con riesgo de muerte, ella quería abortar el bebé". El corazón de Zhong Wan se tensó. Ese "bebé" debería ser Yu She. Escribió, "¿Por qué?" Lin Si sacudió la cabeza, haciendo un gesto. "No lo sé. Sólo sé que, para abortar el bebé, esa mujer una vez se comió un tazón de cenizas del incensario... Hay un rumor entre los civiles de que comer las cenizas de un incensario se abortaría un bebé. Pero esto era sólo un rumor. Cuando alguien se

dio cuenta de que lo había hecho, la obligaron a comer medicamentos que la harían vomitar las cenizas. Ella sufrió mucho pero el bebé se salvó". Asombrado, Zhong Wan escribió, "¿Cómo la trató la Princesa Real después de haber abusado de sí misma de esta manera?" Durante un tiempo, Lin Si no respondió. Luego dijo con el lenguaje de señas:

"Al principio, la princesa real tenía a alguien que la vigilaba día y noche. Pero si uno quisiera cometer suicidio, encontraría la manera de hacerlo incluso bajo vigilancia. Aprovechando el momento en que la gente no le prestaba atención, la mujer agarró cualquier cosa y se golpeó el bajo vientre con ella. Estuvo a punto de matar al bebé. La Princesa Real perdió la paciencia y convocó a un médico imperial..." Lin Si respiró profundamente. Escribió: "Para lisiar sus piernas". Todo el cuerpo de Zhong Wan se enfrió. Se esforzó al máximo para aguantar y escribió: "¿Entonces qué pasó?" Lin Si hizo un gesto: "No estoy seguro de cómo le lisiaron las piernas. Ya que estaba embarazada, no podían simplemente romperle las piernas. Tal vez usaron la acupuntura. En resumen, no podía estar de pie ni caminar. Después de eso, esa mujer perdió la cabeza por completo. No comió ni bebió. Los que la atendían la habían atado. Sus brazos y dedos habían sido sujetados con fuerza." Zhong Wan dijo con una voz temblorosa, "¿Y luego qué?" "La mantuvieron sujeta así, hasta que dio a luz", señaló Lin Si. "Como estaba de parto, naturalmente tuvieron que quitarle las ataduras. Se dice que después de dar a luz, cuando todos los presentes no se dieron cuenta, casi mata al bebé tirándolo al suelo." Zhong Wan cerró los ojos. Mucho después, escribió: "¿Sabe Yu She sobre estos asuntos?" Lin Si no podía soportar mirar a Zhong Wan, pero lo hizo de todas formas. Hizo un gesto: "Creo que el joven príncipe Yu sabe todo esto". Un dolor agudo perforó el corazón de Zhong Wan.

Yu She lo sabía todo. En el momento en que el joven Yu She supo que la madre que lo crio había abusado de su madre biológica, ¿cómo lo superó? Lin Si no podía quedarse mucho tiempo. No podía esperar a que Zhong Wan digiriera lentamente lo que había aprendido. Escribió: "Hay algo más que es muy extraño". Zhong Wan jadeó. "Habla". Lin Si señaló: "Al principio, antes de que las piernas de esa mujer quedaran lisiadas, la Princesa Real Anguo había hablado con ella. No lo entiendo. La Princesa Real Anguo dijo: Antes nadie te obligaba a nada, y tú eras la que quería quedarse con el bebé. Entonces, ¿por qué te arrepientes después de verme?" Zhong Wan hizo todo lo posible por no pensar en Yu She. Las palabras permanecieron en su boca por un tiempo, antes de que finalmente escribiera: "Ella había estado muy feliz de conseguir este niño, e incluso tomó la iniciativa de esconderse en el Mausoleo Real para esperar el parto sin preocuparse. Nunca imaginó que la Princesa Real Anguo aparecería y le quitaría a su hijo". El corazón de Zhong Wan tembló. En ese momento, la Princesa Real Anguo ya había perdido a su propio hijo. Si no, entonces en ese momento su bajo abdomen ya debería ser muy conspicuo... Esa mujer había visto a la Princesa Real Anguo con un abdomen plano y predijo que su bebé sería llevado por ella después del nacimiento, entendiendo que sería asesinada. Sólo entonces se dio cuenta de que había caído en una trampa. Por esta razón, se volvió loca, queriendo matar a su hijo incluso arriesgando su propia vida. Tal vez fue en defensa propia; tal vez fue una venganza. Zhong Wan dijo en voz baja, "Para hacer suyo a este niño, la Princesa Real Anguo evitó a todo el mundo y vivió en el Mausoleo Real durante mucho tiempo. Ella... ¿fue capaz de engañar al Príncipe Yu?"

Lin Si dijo con el lenguaje de signos, "Este es el segundo punto que quería informar al

Maestro. Cuando el Quinto Príncipe estaba investigando esta pista, descubrió accidentalmente que era la misma pista que el Joven Príncipe Yu había seguido hace años." Las pupilas de Zhong Wan se dilataron. Lin Si señaló: "Yo también lo descubrí. Seguí el rastro dejado por el Joven Príncipe Yu y continué investigando. Y muchas cosas se volvieron mucho más claras. También descubrí algo más. Pero aún tengo que informar al Cuarto Príncipe". Después de que el Joven Príncipe Yu supo que no era el hijo de la Princesa Real Anguo, se deprimió durante mucho tiempo. Le preocupaba que el Príncipe Yu hubiera estado completamente a oscuras desde el principio. Preocupado porque durante todos estos años, el Príncipe Yu amaba a la persona equivocada. Y le preocupaba que esa gente estafara al Príncipe Yu de su Soberanía. Así que... planeó poner esta información en las manos del ayudante de confianza del Príncipe Yu. Zhong Wan apretó los dientes. "¿Es estúpido? Si el Príncipe Yu no lo supiera, ¿entonces decírselo no significaría renunciar a su propia vida?" Lin Si se agarró sus propios dedos, antes de firmar, "Después de que el ayudante de confianza se enteró, fue como si le hubiera alcanzado un rayo. Le pidió al Príncipe Yu una audiencia esa misma noche." Zhong Wan dijo con una voz temblorosa, "Entonces, ¿qué dijo... el Príncipe Yu?" Lin Si escribió, "El ayudante de confianza había estado inmensamente ansioso, analizando los pros y los contras del Príncipe Yu. Pero Su Alteza dijo indistintamente..." Una penumbra se instaló en la mirada de Lin Si cuando firmó: "El Príncipe Yu dijo: No te preocupes. Es imposible que el heredero herede mi posición. Y es aún más imposible que se convierta en el príncipe heredero". Zhong Wan probó la sangre en su boca. El Príncipe Yu era muy consciente de la verdad, y de hecho ya había arreglado un "buen lugar" para retenerlo.

Esa gente no permitiría que Yu She sobreviviera hasta que pudiera heredar la posición del Príncipe Yu. Y al joven Yu She en ese momento le preocupaba que su padre fuera engañado por otros. ¿Había Yu She estado escuchando a escondidas en la puerta cuando el Príncipe Yu y su ayudante de confianza tuvieron esa conversación? El Yu Ziyou de quince años, era modesto, gentil, puro y elegante. Después de que escuchara a su inexpresivo padre, por el que estaba preocupado, tranquilizando a su ayudante de confianza y determinando su muerte con palabras ligeras, ¿qué pensaría? El padre no era el padre; la madre no era la madre. Zhong Wan cerró los ojos. Le dolía tanto el corazón que no podía pronunciar ni una palabra. Lin Si se acercó a él a medio paso. Parado al lado de Zhong Wan, escribió: "Maestro, los padres del Joven Príncipe Yu no son de fiar. ¿Todavía quieres quedarte?" "Sí". Zhong Wan se tambaleó un poco mientras se ponía de pie. "Puedes irte. Yo... tengo que visitar el patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu". ________________________________________

GLOSARIO 1.- . Un veneno insípido e incoloro que debilitará a la persona. Esto es probablemente algo que solo existe en las novelas. 2.- . Viene de "La historia del emperador Wu de Han". Cuando tenía cuatro años, era el príncipe Jiaodong, y dijo que si podía casarse con su prima mayor, Chen A'Jiao,

como su esposa, construiría una casa de oro para ella. Si podía tenerla, la escondería en la casa dorada. Nosotros en la era moderna usamos este dicho para referirnos a tomar una concubina.

NOTA DE TRADUCTORES: "El Príncipe Yu era muy consciente de la verdad, y de hecho ya había arreglado un "buen lugar" para retenerlo." Wey, el Príncipe Yu es ciertamente despiadado. Un "buen lugar", eh...

Capítulo 34

Zhong Wan no tenía las habilidades de Lin Si para viajar por los tejados o caminar por las paredes. Sólo podía tener a alguien que preparara el carruaje. Ya era muy tarde. Abandonar la propiedad ahora sería romper el toque de queda. Definitivamente los detendrían y registrarían, pero Zhong Wan no tenía la energía para preocuparse por esto. Agarró la autorización de Xuan Yu, se puso una capa y se subió al carruaje. En el camino al patio lateral o a la propiedad del Príncipe Yu, Zhong Wan se apoyaba en la ventana del carruaje. Su corazón se sentía como si fuera apuñalado repetidamente. Zhong Wan todavía recordaba el medio año que había pasado con Yu She en aquel entonces. Algunos días, habría recompensas otorgadas desde el palacio. Unas grandes, como un precioso caballo presentado como ofrenda de las regiones occidentales, y otras pequeñas, como los accesorios que Yu She usaba diariamente. El emperador Chongan siempre estaba pensando en él. El emperador lo trató tan bien que ni siquiera los sirvientes del patio lateral pudieron evitar los chismes, haciendo en secreto conjeturas sobre la verdadera identidad de él. Cuando el Joven Zhong Wan los escuchó, sólo pretendió que no había escuchado nada. Inesperadamente, levantó la vista y vio a Yu She que había salido a buscarlo.

Los dos estaban separados por un biombo. Se sonrieron el uno al otro con exasperación mientras escuchaban a estos simples sirvientes chismorreando en silencio. El joven Yu She era extremadamente amable; rara vez castigaba a la servidumbre. El joven Zhong Wan se sentía incómodo. Después de que los sirvientes se fueron, actuó a propósito con ligereza y preguntó: "Debes oír a menudo a la gente hablar de eso, ¿verdad?" Él asintió suavemente. El intento del joven Zhong Wan de consolar sonaba forzado. "El emperador sólo tiene una hermana menor, y es la princesa real. Además, sólo te tiene a ti como su sobrino. Obviamente, sería amable contigo. Además, serás un príncipe con gran dominio en el futuro. El emperador necesitará confiar en ti..." "No hay necesidad de consolarme", Yu She interrumpió tranquilamente a Zhong Wan. "Son todos rumores infundados. Lo entiendo." El joven Zhong Wan preguntó aturdido: "¿Cómo es que lo entiendes?" Yu She se echó a reír. "Mi padre y mi madre me adoran tanto, ¿cómo podría no ser el hijo biológico del Heredero? Soy capaz de diferenciar entre el amor verdadero y el afecto fingido. Si sospechara de mi origen, ¿seguiría siendo digno de ser el hijo del heredero?" Zhong Wan recordaba muy claramente: el Yu She de entonces había confiado sin vacilar en su propio origen. Independientemente de las suposiciones de los demás, independientemente de lo extraña que era la adoración del Emperador Chongan por él, Yu She nunca sospechó de sus propios padres. Entonces, ¿por qué poco después de su partida, él decidió repentinamente investigar sus propios antecedentes? De acuerdo con la moral de Yu She en ese entonces, olvida indagar el asunto, incluso sospechar en lo más mínimo se consideraría extremadamente poco filial. Entonces,

¿qué había sucedido realmente? ¿Quién lo atrajo para que lo revisara? Además, en ese momento, Yu She tenía 16 años como máximo. ¿Qué tan capaz pudo haber sido?

Xuan Jing y Xuan Qiong habían temido a Yu She durante muchos años. Después de tanta investigación, aún habían pasado varios años desde que el Heredero se fue del palacio y estableció sus propias propiedades, en las que pudo empezar a fomentar su propio dominio, para obtener algunos resultados. Y esto sólo había ocurrido recientemente. En aquel entonces, ¿qué capacidad tenía un joven Yu She para encontrar sin problemas las respuestas que quería encontrar? ¿Quién le estaba ayudando? O, mejor dicho, ¿quién lo estaba arruinando? Un joven Yu She había sido atraído por alguien con malas intenciones. Paso a paso, desde su madre biológica, a la princesa real Anguo, al príncipe Yu, y quizás incluso al emperador Chongan. Esta persona estaba guiandolo en secreto, empujándolo a reconocer lentamente que los miembros de su familia que tanto valoraba nunca lo habían tratado con sinceridad.

Había sido gradualmente arruinado hasta este punto... Ahora, ¿los repetidos intentos de Yu She de buscar la muerte se debieron a este abrumador conocimiento? ¿O habían sido porque él quería satisfacer los deseos de esta gente? Zhong Wan pensó de repente en cómo le había preguntado a Yu She como un idiota imprudente después de entrar en la capital: ¡¿Qué es lo que no ha ido bien en tu vida?! Que no había ido bien...

Zhong Wan levantó una mano y se dio una bofetada en la cara. ¿Algo ha ido bien? ¿Qué había pensado Yu She cuando escuchó esta pregunta? No había estado deprimido, ni tampoco indignado. Sólo se había reído, sin molestarse. Probablemente hacía tiempo que se acostumbró a escuchar cosas similares en estos últimos años. Zhong Wan golpeó su cabeza contra la ventana del carruaje. Apretó los dientes y pensó en lo que había estado haciendo mientras Yu She sufría. Había estado viajando lenta pero seguro día y noche a Nanjiang, aterrorizado de que esos niños sufrieran lo más mínimo. Yu She ni siquiera estuvo en sus pensamientos. El carruaje se mecía de un lado a otro. Una hora después, habían llegado al patio lateral de la propieda del Príncipe Yu. Zhong Wang deslizo las cortinas y miró la puerta principal, perdido en sus pensamientos. La fría brisa vespertina caló a Zhong Wang hasta los huesos. Esto calmo su mente que estaba toda desbocada. Si le dijera ahora que ya sabía sobre los eventos del pasado, probablemente lo enfurecería completamente. Poniéndose en el lugar del otro, Zhong Wan esperaba que Yu She se mantuviera lo más lejos posible de él. Sería mejor que el otro nunca se enterara de sus orígenes. El orgullo de Yu She estaba grabado en sus huesos. No quería la compasión de los demás, no importaba si era por amabilidad. Si ahora dejaba las cosas claras, sin tener en cuenta cómo debía explicar al otro cómo se había enterado, Zhong Wan ni siquiera estaba seguro de si Yu She lo apuñalaría con una espada por resentimiento o no. No temía a la muerte, pero ahora no era el momento.

Tembló por el frío viento. Se calmó completamente.

Debería fingir que no sabía nada, que no había pasado nada. Antes de que Yu She se diera cuenta, debería volver a su estado. Si se volvían a encontrar en el futuro, él también necesitaba mantener el secreto oculto. Primero, necesitaba idear un plan para quedarse en la capital. Todo lo demás podría ser atendido poco a poco. Actualmente, Yu She era definitivamente sensible y suspicaz. Todo tenía que ser abordado paulatinamente. La relación con el Heredero ahora era delicada. Con el más mínimo infortunio, sería difícil incluso ver al otro en el futuro. Un revés y toda la partida se perdería. Zhong Wan no podía apostar esto. El cochero de Zhong Wan se dio cuenta de que no se había movido en mucho tiempo. Confundido, preguntó: "Joven amo Zhong, ¿debería ir a llamar a la puerta por usted? O..." "Volv..." Zhong Wan tartamudeo con dificultad "Volvamos a casa" El cochero se quedó sin palabras. Era la mitad de la noche. Finalmente habían logrado, con gran dificultad, llegar al destino. ¿Ahora iban a volver? Zhong Wan asintió. "V-Volamos a casa". El cochero sólo podía asentir con la cabeza. Tan pronto como levantó el látigo, sintió que el peso del carruaje se hacía más pesado, y luego inmediatamente más ligero. Zhong Wan ya había saltado. En un aturdimiento, Zhong Wan murmuró: "Al diablo con tomar las cosas con calma". No podía esperar más.

En el dormitorio principal de la propiedad lateral, Yu She aún no se había dormido. Estaba en medio de un juego de ajedrez consigo mismo. El mayordomo Feng hacía guardia a un lado, con la cabeza baja, estaba dormido. Hace unos días, Yu She pareció perder de repente el interés en Zhong Wan. Ordenó que se retiraran todos los espías de la propiedad del príncipe Qian An, y luego le dijo al mayordomo Feng que le diera a su contrato de auto-venta. Había actuado como si quisiera hacer un corte limpio; ninguno de los dos se debía nada después. Aunque el contrato de auto-venta había sido enviado, también había sido devuelto. Pero esto tampoco le interesaba a Yu She. Sólo dijo que lo sabía, y luego no volvió a mencionar a Zhong Wan. Cuando las cosas se salen de lo normal, debe haber algo mal. Yu She se comportaba de una manera que daba miedo. Esto hizo que el mayordomo Feng se preocupara aún más. Cuando le ordenó que le diera a Zhong Wan el contrato de auto-venta, el mayordomo Feng incluso se preocupó por si Yu She planeaba suicidarse o no. ¿Estaba haciendo arreglos para después de su muerte? En consecuencia, en estos días, el mayordomo Feng había transferido el doble de personal a la propiedad. Vigilando a Yu She día y noche. Pero este no había hecho nada fuera de lugar. En los últimos días, había comido y dormido a tiempo, e incluso dejó de vagar por la propiedad sin linterna cuando no podía dormir. La mayoría de las veces hacía lo que hacía ahora: jugar al ajedrez consigo mismo. Sólo una pequeña cosa era extraña. La pequeña bolsa de hojas de té que el mayordomo Feng había traído para Yu She había desaparecido. El mayordomo Feng recordó claramente que él lo había colocado la bolsa en el bolsillo interior de su pecho. Pero al día siguiente, cuando estaba ayudando a Yu She a cambiarse, no lo vio.

Asumió que Yu She lo había dejado caer accidentalmente al suelo al cambiarse, así que tuvo mucho cuidado de buscarlo. Sin embargo, tampoco lo había encontrado. El mayordomo Feng pensó para sí mismo, Yu She no podría haberlo tirado en el brasero, ¿verdad? Sería una gran lástima. Esa pequeña cantidad de hojas de té había sido recogida lentamente por Zhong Wan personalmente. Se había lavado las manos, había encendido una luz y había cavado en la caja de hojas de té. Aunque pocas, todas eran las más frescas y mejores puntas de hojas. El mayordomo Feng se ponía somnoliento cuanto más se liberaba su mente. Se frotó los ojos y se adelantó para sugerirle suavemente a Yu She: "Ya es san geng [1]. ¿No debería descansar el heredero?" Yu She pellizcó una pieza de ajedrez blanca. Después de un momento de vacilación, lo dejó y asintió con la cabeza. "Dormiré". Separó sus piezas de ajedrez blancas y negras entre sí. El mayordomo Feng se adelantó para ayudarlo a quitarse la ropa. De repente, alguien anunció desde fuera que había llegado un invitado. "Tonterías", el mayordomo Feng estaba inmensamente confundido. "Es la mitad de la noche, ¿quién vendría? ¿La Princesa Real envió a alguien a decir algo? ¿O alguien vino del palacio?" El sirviente que estaba fuera del cuarto cálido respondió: "El joven amo Zhong de la hacienda del príncipe Qian An está aquí" La mano de Yu She temblaba. Una pieza de ajedrez blanca cayó al suelo. Zhong Wan se sentó en el salón principal. Pensó para sí mismo: Debo estar loco.

Como tenía miedo de desencadenar a Yu She, no podía explicar las cosas con claridad. Entonces, ¿qué debería decir cuando lo viera más tarde? Sintió una creciente aprensión. Se rezó en silencio para que Yu She ya estuviera dormido. De esta manera, podría sentarse aquí toda la noche. Mañana... Pensaría en el mañana cuando llegara el mañana. Zhong Wan se frotó suavemente las manos frías y secas. Su mente se desvió, esperando que Yu She estuviera dormido y que el mayordomo Feng fuera el que lo recibiera. Los pasos sonaron desde detrás de la pantalla. Zhong Wan levantó la cabeza... Yu She salió. Obviamente ya estaba preparándose para ir a la cama. Le habían quitado su complicada prenda exterior. En el interior, sólo llevaba una camisa común, blanca como la luna. Una gran bata negra fue puesta sobre esta. Yu She frunció ligeramente el ceño. "¿Pasó algo en tu propiedad?" Zhong Wan se congeló. Sacudió la cabeza. "¡No! Nada." Miró a Zhong Wan, incrédulo. Como si pensara que al otro no pudiera hablar directamente, se dio la vuelta y ordenó a sus sirvientes: "Váyanse todos". Los sirvientes se fueron. Sólo quedó el mayordomo Feng. Yu She se sentó e impaciente preguntó: "Entonces, ¿qué valdría la pena para que vinieras a mi casa en medio de la noche?" Zhong Wan levantó la mirada para mirar a Yu She. No pudo evitar caer en un aturdimiento. Si todos estos incidentes caóticos no hubieran ocurrido, el Yu She ahora seguiría siendo como en su juventud, ¿verdad?

Tan cálido como el jade [2]. Tan cálido como un hogar. Zhong Wan no creía que hubiera nada malo con el hombre actual. El Yu Ziyou tan pulido como el jade estaba bien. El rebelde y desagradable Yu She de hoy también estaba bien. Sólo que cada vez que pensaba en cómo el Joven Yu She había sido torturado lentamente hasta llegar hoy en día, el corazón de Zhong Wan no podía dejar de sufrir. Yu She estaba terriblemente disgustado. "¿Qué es lo que pasa en realidad? ¿Vas a decírmelo o no?" Zhong Wan respiró profundamente. Forzó el odio extremo en su corazón y dijo: "Tuve una pesadilla". Yu She: "..." se frotó las orejas por reflejo. Miró al mayordomo Feng y preguntó, desconcertado: "¿Qué... qué acabas de decir?" Zhong Wan tosió y repitió: "Tuve una pesadilla y me desperté asustado". El mayordomo Feng finalmente se dio cuenta de que estaba fuera de lugar. Con una sonrisa casi incontrolable, dijo cuidadosamente: "Este viejo sirviente se irá primero". El mayordomo Feng desapareció rápidamente. Sólo dos personas permanecieron en la habitación. Yu She fue congelado en el lugar. Como si se enfrentara a un gran enemigo, pensó: ¿Zhong Wan se está comportando lindo con él ahora mismo? ¿Había comido accidentalmente comida fría en polvo? ¿También se había vuelto loco? La garganta de Yu She se sentía seca. "Tú..." La manzana de Adán de Zhong Wan se movió hacia arriba y hacia abajo. Dijo:

"Cuando tenía pesadillas en el pasado, ¿n-no me consolabas?" Durante mucho tiempo, Yu She se mantuvo en silencio. Yu She señaló su aspecto feroz y dijo sin expresión: "En primer lugar, no hablaremos de si te consolase o no. Si te consolara ahora... ¿serías capaz de dormirte?" Naturalmente que no. Zhong Wan frunció el ceño e inhaló bruscamente. También sabía que era una excusa horrible, pero ¿qué más podía decir ahora? Se forzó a sí mismo a decir: "Hace dos días, pasé demasiado tiempo en el viento. Puede que esté un poco atolondrado. Yo... ¿puedo quedarme aquí contigo?" Yu She miró a Zhong Wan de arriba a abajo con incredulidad. "¿Te resfriaste o desarrollaste algún tipo de psicosis? Si estás enfermo, necesitas ver al médico imperial. ¿De qué sirve buscarme?" Zhong Wan no tenía respuesta. Mantuvo la cabeza baja y permaneció en silencio. Sólo la mitad de su cara estaba en la luz. Esto lo hizo parecer increíblemente demacrado. Yu She lo miró fijamente durante un rato. Como si no pudiera soportarlo más, hizo amago de levantarse y dijo: "No tengo tiempo que perder contigo. Si no tienes nada que decir, vete inmediatamente." Zhong Wan levantó la mirada y en voz baja, dijo: "Ziyou". Yu She se quedo quieto. Unos minutos después, se levantó rápidamente. Dio unos pasos hasta que se puso delante de Zhong Wan, y luego presionó con ambas manos los brazos de la silla. Apretó los dientes y los sacó a la fuerza, haciendo pausas después de cada palabra.

"¿Qué. Es. Lo. Que. En. Verdad.Quieres.Hacer?" El corazón de Zhong Wan tembló de miedo por culpa de Yu She. Se calmó e hizo lo posible por ignorar la enorme presión que emanaba del otro. Honestamente, respondió: "No tuve una pesadilla. Sólo quería verte". Yu She se burló. "¿Crees que me lo creeré?" Zhong Wan quería tirar de su mano, pero tenía miedo de que ser tan frívolo resultara en el disgusto de Yu She. "Estoy diciendo la verdad". Yu She miró a Zhong Wan. Un momento después, dijo: "Zhong Wan, es media noche. Estamos solos en esta habitación, sólo tú y yo. Sabes lo que va a pasar, ¿verdad?" Las orejas de Zhong Wan se habían vuelto ligeramente rojas. Se aclaró la garganta. "Creo que sí... sí." Yu She se burló. "Entiendo". El corazón de Zhong Wan se había caído. ¿Qué entendió Yu She? Yu She miró fríamente a Zhong Wan. "Habla. ¿Qué pasó en tu propiedad? Para que vinieras aquí, ¿es Xuan Rui? ¿Algo le pasó en el camino?" Zhong Wan apretó los dientes. Esto no fue culpa de Yu She. Era él quien no tenía más honor y ya no se podía confiar en él. Yu She se burló. "¿O es Xuan Yu? ¿Quieres que garantice su seguridad en la capital?" Yu She se dio cuenta de que Zhong Wan no respondía. Siguió diciendo: "¿O es Xuan Congxin? ¿Entonces? ¿Vienes a rogarme que la ayude a encontrar una

buena familia con la que casarse?" Zhong Wan respiró profundamente. Estaba decidido. Yu She perdió la paciencia. "Zhong Wan, ¿nadie te ha enseñado a hacer tus peticiones claras antes de la solicitud? Lo que quieras, palabra por palabra, frase por frase. Hazlo claramente ahora mismo". Zhong Wan levantó la mirada. Su voz era muy suave. "Tengo... una cosa que pedirte." Yu She bajó la cabeza. Unos cuantos mechones de pelo cayeron delante de su frente, impidiendo que se viera su expresión. Yu She se rio de sí mismo. "Como se esperaba" dijo fríamente, "¿Sólo una?" Zhong Wan asintió. Yu She levantó repentinamente la cabeza. "¡Habla!" Zhong Wan tragó. Muy silenciosamente, dijo: "Sé... sé amable". ...

GLOSARIO 1.- 11 PM – 1 AM 2.- Los hombres amables, cálidos y caballerosos a menudo se comparan con el jade en la cultura china.

NOTA DE TRADUCTORES:

Capítulo 35 Parte 1

En el momento en que Zhong Wan dejó de hablar, los ojos de Yu She se inyectaron en sangre. Junto con su pelo largo y desordenado, a primera vista parecía estar bajo la influencia de espíritus malignos. Las palabras de Zhong Wan arrancaron el decreto budista que contenía el espíritu maligno en el corazón de Yu She que podía destruir los cielos y la tierra. Un rugido, y podría saltar. Con firmeza, Yu She dijo con una voz ronca: "¿Puedo... hacer cualquier cosa?"

Los lóbulos de las orejas de Zhong Wan se sonrojaron, el corazón palpitaba como loco. "Sí", dijo casi un susurro. Yu She apretó sus mandíbulas fuertemente que se podían oír los crujidos. Zhong Wan pensó, se acabó, se acabó. Probablemente dije algo malo otra vez. Esa mirada suya... Me temo que no será "gentil". Esta visión de Yu She era realmente aterradora. Asustado, Zhong Wan pensó, si espero un poco, podría follarme hasta la muerte. Una vez que mi alma llegue al infierno, se reúna con mis padres, que murieron jóvenes, y se reúna con el Príncipe Ning y la Princesa Consorte Ning, ¿cómo debo explicar esto? Si veo al Preceptor Imperial Shi, ¿qué camino debo tomar? Asustado, pero sin querer irse, Zhong Wan tartamudeó suavemente. "Esta es m-mi primera vez..." Con su última espiración, Yu She rugió: "¡Cállate!" Se hizo el silencio. Sin que se diera cuenta, los brazos de Yu She temblaron. La amplia túnica que cubría la parte superior de su cuerpo se deslizó por sus hombros. Zhong Wan dudó, antes de estirar la mano de forma tentativa, arreglando la túnica. Si no tuviera miedo de excederse, de provocar a Yu She, Zhong Wan definitivamente habría arrojado sus brazos a su alrededor suyo en un abrazo. Yu She levantó la cabeza. Miró fijamente a Zhong Wan. En un aturdimiento, levantó su mano para pellizcar el brazo de Zhong Wan una vez. Zhong Wan jadeó de dolor. Y Yu She se calmó. Vivo. Después de confirmar esto, se inclinó hacia Zhong Wang, como si fuera una bestía salvaje exhausta, jadeando poco a poco. Un momento después, su expresión se compuso.

Se puso de pie, arreglo su cuello y de paso se peinó el pelo largo y desordenado Retrocedió dos paso con un rostro pálido. Con sus orejas de color rojo, Zhong Wan dijo: "Sé que no me crees, pero realmente no tengo nada que pedirte. Hoy, en serio..." "Lo sé". La anterior burla en los ojos de Yu She se desvaneció, una mirada complicada la reemplazó mientras lo miraba. Casi susurrando, dijo: "Por esta razón, aún más no puedo..." Zhong Wan estaba perdido. Más aún, ¿no podía qué? Sin esperar a que volviera a hablar, Yu She se dio la vuelta. "Sígeme". Cogió un candelabro, llevando a Zhong Wan hasta el patio interior. Entró en su habitación. Zhong Wan miró a Yu She desde detrás de este último, apretando la garganta. Esta era la primera vez después de su reunión que vio a Yu She usando esta ropa.

Comparado con su juventud, Yu She había crecido mucho más alto, con hombros anchos y una espalda baja, más larga y recta. Ahora, sólo llevaba una fina prenda exterior. No podría haber hecho que la mente de Zhong Wan vagara más de lo que lo había hecho. Yu She dejó el candelabro. Como si estuviera extremadamente decidido, dijo: "No quiero adivinar por qué has venido hoy de repente, ni te preguntaré sobre ello. Ya que tú, tú..." La espalda de Yu She se enfrentó a Zhong Wan. Después de un momento, dijo:

"Ya que quieres quedarte aquí, te permitiré quedarte en mi habitación por una noche. Sin embargo, más que esto... Ni siquiera pienses en ello." Zhong Wan permaneció en silencio. En ese momento, ¿se suponía que debía agradecerle su garbo generoso? Sintió que había le habían tirado un balde de agua fría por todo su cuerpo, el estado de ánimo anterior completamente había desaparecido. Cauteloso, Zhong Wan preguntó: "Entonces si durante la noche... pasará algo, ¿de quién sería la culpa?" El fuego salió de los ojos de Yu She. Soportó su rabia con esfuerzo mientras decía, "Si no lo quiero, entonces no pasará nada". Zhong Wan no tenía palabras, la poca atracción en su pecho se dispersó completamente. No queriendo provocar su infelicidad, forzó una sonrisa. "Entonces dormiré en la cámara exterior." "No es necesario". Yu She miró a Zhong Wan, queriendo decir algo, pero dudando. Al final, dijo: "Como has venido tan tarde... cumpliré tus deseos a medias". Zhong Wan, que tenía sus deseos cumplidos a medias, se acostó en la cama con un humor complejo. Pensó que su viaje aquí hoy había sido completamente estúpido. Sería estupendo sí Yu She en verdad tuviera un poco de afecto por él. Pero si todo hubiera sido una demostración de afecto de Zhong Wan a una persona no interesada, entonces en el futuro... uno temería que Yu She lo rodeara y se fuera. Zhong Wan se imaginó sacandolo del estanque fangoso. Imaginó que le daría un consejo. Imaginó convertirse en el ayudante de confianza de Yu She. Sin embargo, en toda la historia de China, ¿quién querría dormir con su propio ayudante de confianza?

Como Zhong Wan se dijo a sí mismo que no imaginara que sus sentimientos eran correspondidos, no pudo evitar preguntar de manera directa: "Heredero... ¿Prefieres a las mujeres?"

Acostado en el lado exterior de la cama con su cuerpo estirado, Yu She se congeló. Frunció el ceño. "No". Zhong Wan gruñó en reconocimiento. Dudó antes de decir: "Entonces, ¿quieres tener hijos?" Esta pregunta fue la que más molestó a Yu She. "No". La garganta de Zhong Wan se apretó. Se tomó su tiempo diciendo: "Entonces, ¿qué... sabes sobre lo... que pasa ahí?" En la oscuridad, Yu She no respondió. Zhong Wan no tenía miedo de ser desvergonzado. Dijo en voz baja: "Aunque hiciéramos algo, no puedo quedarme embarazado. Así que no te preocupes..." Estaba muy familiarizado con el patio lateral. Tumbado aquí, no pudo evitar pensar por un momento que habían regresado a siete años antes. Como tal, se relajó inmensamente, atreviéndose a hablar más. "Yu She, todavía no tienes ninguna concubina. ¿Estás...?" "Zhong Wan", dijo Yu She de manera fría de repente. "Los hombres que tienen más de quince años y dicen que no saben esas cosas sólo están fingiendo. Tú deberías entender esto más que yo, ¿verdad?" Estas palabras avergonzaron a Zhong Wan. Yu She cerró los ojos. Somnoliento. Un momento después, los abrió de nuevo. Agitado, dijo: "¡No es que no sepa cómo hacer lo que no te hice hoy! Es sólo que... no quiero hacerlo".

Zhong Wan dejo escapar un bufido, susurrando, "Mm." Incrédulo, Yu She dijo: "¿Qué piensan ustedes todos los días? Simplemente me vuelvo loco de vez en cuando. Incluso si soy un súper lunático, ¿quién diría que un lunático no puede hacer estas cosas?" La cara de Zhong Wan se sonrojó. Tartamudeó: "T-tenía miedo de que no l-lo supieras" No pudo evitar decirle a Yu She: "Te digo que los hombres no pueden quedar embarazados". Al final de su paciencia, Yu She se sentó. El corazón de Zhong Wan se tensó. Bajo la luz de la luna, Yu She miró a Zhong Wan. Dijo en voz baja: "Zhong Wan... no quiero dejar descendientes. Pero si puedes quedarte embarazado, entonces realmente querría tenerlos". Yu She inclinó su cuerpo hacia abajo una sombra, pensando en voz alta: "Pero ¿cómo podría dejarte embarazado...?"

...

NOTA DE TRADUCTORES:

Ese suspenso es bastante horrible, ¿eh?

Capítulo 35 Parte 2

La parte inferior del cuerpo de Zhong Wan se sintió estremecida. "Tal vez sea posible..." La voz de Yu She demostró ser tenue hasta el extremo. "Si reúno a todos los monjes budistas y sacerdotes taoístas de dentro y fuera de la capital en el Santuario Ancestral Imperial [1]" Zhong Wan cayó en un aturdimiento. ¿Llamar a tantos monjes budistas y sacerdotes taoístas para hacer qué? "Hacer que se arrodillen y reciten sutras en el reloj durante cuarenta y nueve días [2] sería un gran servicio para ellos", dijo Yu She, en tono tranquilo. "Rezar para que los Cielos aparezcan y te permitan tener un hijo para mí." Cuanto más hablaba, más se emocionaba. Murmuró: "Es difícil decir si una oración sin precedentes en la historia podría realmente mover los cielos." Zhong Wan imaginó el gran espectáculo y se ahogó de miedo. "No, no bromees así." "Nunca he bromeado con la gente antes." Yu She frunció el ceño. "Si lo digo, entonces definitivamente lo haré."

Quejándose internamente, Zhong Wan finalmente cedió. "No debería haber dicho esas cosas. No seas impulsivo." Yu She le echó un vistazo y dijo con indiferencia: "Entonces no me preguntes cosas tan estúpidas de nuevo. Si digo que no quiero dejar

descendencia, entonces no quiero dejar descendencia." Como la provocación de Zhong Wan a Yu She había sido infructuosa, gruñó en reconocimiento de una manera bien educada. Yu She se recostó. "¡Duerme! Deja de pensar en esas cosas pervertidas todo el tiempo. También..." Asustado, Zhong Wan se congeló, antes de decir aún más educadamente: "¿También qué?" "Esta noche... no me toques", dijo Yu She con voz apagada, de espaldas a él. Sin otra alternativa, Zhong Wan emitió un sonido como aceptación. Al día siguiente, después de que Zhong Wan se hubiera ido, el mayordomo Feng sintió que la expresión actual de Yu She era algo diferente del pasado. ¿Cuán diferente?, era incapaz de precisar claramente. Sin embargo, no encontró a Yu She tan desanimado como en los días anteriores. Desde que Zhong Wan se había ido, parecía aún más distraído, de pie ante el escritorio durante dos horas. "Heredero..." Cuando el mayordomo Feng cambió los refrigerios de la mesa, insinuó con alegría, "Esta vez, no dejaremos que el Joven Amo Zhong se vaya, ¿verdad?" Yu She levantó la cabeza, con dudas en sus ojos. La expression del mayordomo Feng cambió. "¡Heredero! Después de esto, no puede dejar ir a esa persona. Aunque ambos son hombre, todavía debe tomar la responsabilidad ¿verdad? Usted..." Bajando la cabeza, Yu She tomó el pincel y escribió: "No lo he tocado" El mayordomo Feng se sintió resentido hacia Yu She por hacerle albergar expectativas, impaciente por ver progresos. "¿Cuántos años han pasado," preguntó Yu She de repente, con la cabeza todavía baja, "desde que el Príncipe Ning tuvo una desgracia?"

Después de un momento de reflexión, el mayordomo Feng contó sus dedos.

"¿Siete u ocho años? El año que viene, serán ocho años." Yu She asintió. "Serán ocho años, pero aun así siente gratitud por la crianza y la gracia del Príncipe Ning". Levantó la cabeza. Miró al mayordomo Feng. "Si yo muero mañana, ¿cuántos años persistirá?" Angustiado, el mayordomo Feng preguntó: "¿Por qué su honorabilísimo habla de esto otra vez? ¡¿No puedes dejar de decir que morirá?!" Esta vez, Yu She no se mofó como lo habría hecho en el pasado. Con la cabeza baja de nuevo, miró fijamente el pincel en su mano, dudando un rato antes de pensar en voz alta: "Sí, si no muero, entonces podría..." Recordó los eventos de anoche. Incapaz de soportar la perturbación, dejó el pincel, se sentó en la silla y frunció el ceño, relajándose con los ojos cerrados. El mayordomo Feng pudo discernir que su corazón estaba en un lío. Pero no se atrevió a volver a hablar demasiado. Aun así, sintió que el aura suicida concentrada en Yu She se había debilitado considerablemente. Cuando el mayordomo Feng se retiró, antes de que pudiera dar dos pasos, escuchó a Yu She rompiendo cosas dentro de la habitación. Se detuvo en seco. Parecía que Yu She estaba maldiciendo algo. Las comisuras de los labios de Feng se inclinaron hacia arriba. Intentó reprimir la sonrisa. "La carta del mayordomo Yan decía que una vez que el hermano mayor abandonó las murallas de la ciudad, mejoró mucho. Después, no comió más de dos porciones de medicina antes de recuperarse inmensamente" Xuan Congxin colocó la carta en el escritorio. "No te preocupes".

Absorto, Zhong Wan había aceptado sin pensarlo. Xuan Congxin dijo, "Mañana será el tercer conjunto de siete días [3]. Todos deben asistir. No entiendo las costumbres de la capital, así que pregunté a otras personas sobre ello. Dijeron que, para el tercer conjunto de siete días, el velatorio debe durar un día y una noche. Si no te encuentras bien, no vayas." Saliendo de sus pensamientos, Zhong Wan sonrió. "¿Cómo es posible? Si no asisto, ¿quién acompañaría a Xuan Yu?" Xuan Congxin frunció el ceño. "¿Cuántos días han pasado? Ya he reconocido a todas las mujeres de la capital. ¿No puede arrodillarse él solo?" "¿Has reconocido a tantas mujeres?" preguntó Zhong Wan, asombrado. "No es el final de esto. Incluso reconozco a todas las concubinas imperiales", dijo, sin importarle lo más mínimo. "No hay nada más que hacer todos los días aparte de recordar esto." Zhong Wan barrió su mirada de arriba a abajo a Xuan Congxin. Dijo con pesar, "Es un desperdicio de talento que te quedes en Qian An." Una sonrisa apareció en sus labios. "Si quieres seguir, entonces sigue. Presta atención a ti mismo. Si algo sucede, no te fuerces a hacer nada a pesar de la adversidad." Zhong Wan sonrió. "Entendido, señorita." Como Xuan Congxin había dicho, en el tercer conjunto de siete días, había más del doble de personas en la propiedad de Xuan Jin que antes. Dentro y fuera estaban los miembros del clan imperial. Contrariamente a lo que se podría esperar, Lin Si y Xuan Jing llegaron. Lin Si hizo que un joven sirviente le pasara una bola de papel a Zhong Wan. Él la abrió. Echó un vistazo al contenido... Lin Si le había pedido que evitara a Xuan Jing.

Zhong Wan frunció el ceño. ¿Por qué quería tanto que evitara a Xuan Jing? Desde que llegó a la capital, no se encontró con Xuan Jing. Pero lo vio. No se avergonzó de encontrarse con su viejo amigo con su estado actual. Entonces, ¿por

qué debería evitarlo? Aunque pensó esto, Zhong Wan escondió la bola de papel en su bolsillo del pecho. Miró a Xuan Jing desde lejos, giró su cuerpo de lado para evadirlo. Se movió alrededor de otro sirviente, escondiéndose detrás de él. Con el corazón inquieto, Zhong Wan miraba a Xuan Jing de vez en cuando. Pensó que, Xuan Jing no debería saber nada, ¿verdad? Ese día, cuando Lin Si llegó a la propiedad del Príncipe Qian An en busca de Zhong Wan, este ya había instruido a Lin Si para que no informara a Xuang Jing sobre los asuntos de Yu She. Zhong Wan todavía no había descubierto un plan de escape para Yu She. Antes de ese punto, cuanta menos gente supiera sobre los origenes de él, mejor. Hizo todo lo posible para mezclarse con la multitud. Sin embargo, Xuan Jing parecía estar buscándolo deliberadamente. De vez en cuando, miraba a la multitud de sirvientes. Zhong Wan no tenía otra opción. Se mezcló con la multitud de personas que se ocupaban del evento, deslizándose en el patio interior. Deliberadamente se quedó unos pasos detrás, aumentando la distancia entre él y las otras personas. Afortunadamente, todos tenían prisa y no tenían tiempo ni energía para preocuparse por él. Después de que Zhong Wan pudo escapar, se dirigió hacia el exterior, sólo para que alguien lo arrastrara detrás de una montaña artificial mientras pasaba. Zhong Wan no sabía si suspirar de alivio o sentirse más nervioso... Era Yu She. Yu She se apoyó en el lado de la montaña artificial. Después de tirar de Zhong Wan, soltó su sujeción. Lo vio fijamente con una mirada complicada. Mientras recordaba el desconcertante acto de compartir la cama anoche, Zhong Wan aún se sentía un poco avergonzado. Yu She entrecerró los ojos, aparentemente perdido. Poco después, preguntó: "¿Por qué te escondes?"

Naturalmente no podía decirle a Yu She sobre los asuntos de Lin Si. Zhong Wan dudó, tratando de encontrar una excusa y salir del problema. Yu She frunció el ceño. "Justo ahora, tú... seguías lanzandome miradas. ¿Por qué?" Zhong Wan se quedó sin palabras. Había estado mirando a Xuan Jing. Desafortunadamente, Xuan Jing estaba de pie junto a Yu She. Zhong Wan dijo: "No es nada". ¿"No es nada"? La mirada en tus ojos mientras me mirabas era..." Yu She hizo una pausa, antes de continuar de manera enojada, "Hay tanta gente alrededor. ¡Contrólate!" Una vez más, Zhong Wan se quedó sin palabras. En ese momento, si decía que había estado mirando a Xuan Jing, uno temería que Yu She se enfureciera aún más. Después de dudar por un momento, Yu She dijo: "No estoy diciendo que no puedas mirarme. Pero cuando hay mucha gente alrededor, tienes que controlarte. Tu expresión es demasiado obvia. ¿Quién no sería capaz de ver las indirectas?" Por tercera vez, Zhong Wan no pudo pronunciar una palabra. Yu She continuó: "¿Estabas... buscándome durante mucho tiempo?" Zhong Wan no tenía palabras. Nunca había esperado que Yu She estuviera aquí para un rito insignificante. "Lo que hay que decir ya se ha dicho. Debes contenerte." Yu She se dio la vuelta y se fue. Las comisuras de los labios de Zhong Wan se alzaron por sí mismas, difíciles de suprimir. No pudo evitar levantar la cabeza y mirar su figura de espalda, sólo para ver a Yu She darse la vuelta de repente y regresar. Esta vez, su expresión era aún más diferente.

Sin ninguna razón, Zhong Wan se sintió un poco nervioso. "No vendré todos los días. Así que no me busques todos los días de esta manera." Dijo Yu She frunciendo los labios, como si hubiera fortalecido su resolución. "Basta. De ahora en adelante... cada diez días, puedes pasar la noche en mi propiedad por una noche. Sin embargo, ese es el límite. No esperes más".

...

GLOSARIO 1.- . El Templo Ancestral Imperial, o Taimiao de Beijing, es un sitio histórico en la Ciudad Imperial, a las afueras de la Ciudad Prohibida, donde durante las dinastías Ming y Qing, se llevaron a cabo ceremonias de sacrificio en las ocasiones festivas más importantes en honor de la familia imperial. antepasados 2.- . En la cultura china, la gente ofrece sacrificios y reza por los fallecidos durante los 49 días posteriores a la muerte del mismo. Esto se origina en el budismo, donde se cree que después de la muerte, un alma pasaría por siete pruebas / etapas antes de tener la posibilidad de reencarnar. Cada etapa dura unos siete días, de ahí los "cuarenta y nueve días". 3.- Recuerde que en la cultura china, la gente ofrecería sacrificios y oraría por el difunto durante los 49 días posteriores a la muerte. Hay siete "juegos" de siete días, y durante el tercer juego (días 15-21), típicamente las hijas de la familia que ya se habían casado estarían a cargo de los sacrificios / oraciones / etc.

NOTA DE TRADUCTORES:

Me encanta el proceso de pensamiento de Yu She LOL

Capítulo 36

Yu She se fue con prisa. Zhong Wan lo vio irse, pasando un largo tiempo aguantando su risa. Bien. Una vez cada diez días... era ligeramente mejor que el Pastor y la Costurera [1]. Zhong Wan lentamente hizo su camino de regreso. Cuando finalmente llegó a su destino, a Xuan Jing y a ellos ya les habían pedido que se fueran a otro lugar. Después, tuvo cuidado de evitarlos. No se encontró con estas personas de nuevo. ¿Qué quería Xuan Jing con él? Zhong Wan se sintió inquieto mientras se aferraba a la bola de papel que Lin Si le había dado. La tercera semana después del fallecimiento del Tercer Príncipe, pidió a alguien que convocara a Lin Si. Pero dos días habían pasado y Lin Si todavía no había llegado. Zhong Wan envió a la gente que tenía en la capital a investigar en secreto. Antes de que pudiera obtener algún resultado, Lin Si llegó. Como de costumbre, Lin Si entró en la propiedad después del anochecer. Zhong Wan vio que su expresión era normal, tan ligeramente relajada. Los dos entraron en la habitación interior. Zhong Wan sirvió una taza de té a Lin Si. Lin Si la aceptó rápidamente con ambas manos. Dejó la taza y escribió: "La última vez que vine aquí, no escondí bien mis huellas. El Cuarto Príncipe se enteró". La expresión de Zhong Wan cambió. Antes de que pudiera hablar, Lin Si se apresuró a añadir: "El Maestro me ordenó ocultar la información sobre el Joven Príncipe Yu. No tenía otra opción y sólo podía seguir con esto y decirle a la Cuarta Alteza que la información de la Quinta Alteza había sido bloqueada por el Maestro. Vine a ti, buscando la información, pero no sirvió de nada. Por eso hice ese viaje y por eso todos mis intentos de encontrar información sobre el Joven Príncipe Yu han sido infructuosos."

Zhong Wan estalló en risas. "Me preguntaba por qué Xuan Jing quería reunirse conmigo de repente." Lin Si se veía muy arrepentido. Hizo un gesto: "Fue por mi descuido que el Maestro se vio arrastrado". "No importa. No es como si Xuan Jing no supiera la relación entre nosotros. Además, no le tengo miedo." Aunque Xuan Jing y Yu She eran enemigos jurados, él tenía una relación frenética con Zhong Wan. Los dos no se habían conocido hace muchos años, pero no se pelearían tan fácilmente. Zhong Wan no se molestaba en absoluto. "La última vez, estaba ansioso por encontrar a Yu She, así que olvidé contarte algunos asuntos oficiales. Ahora te lo contaré todo." Hizo una pausa. "Desde que llegué a la capital, me has mencionado el origen de Yu She varias veces. Esta información fue descubierta por Xuan Qiong y posteriormente por ustedes, ¿verdad?" Lin Si estaba perplejo, pero asintió con la cabeza. "Entonces, ¿estás tomando el camino más fácil siguiendo detrás de Xuan Qiong, o..." Zhong Wan se quedó en silencio por unos momentos. Preguntó, "¿O sólo estás averiguando lo que Xuan Qiong quiere que averigües?" La expresión de Lin Si cambió ligeramente. Él reflexionó un poco antes de responder con el lenguaje de signos, "La Quinta Alteza podría no ser capaz de crear tal estratagema". "No estoy hablando de él específicamente". Zhong Wan sonrió: "Es cierto que Xuan Qiong es inútil, pero lo más probable es que haya unas cuantas personas inteligentes rodeando a los inútiles, ¿verdad?"

"Anteriormente, no creía que nada estuviera mal y también estaba preocupado por Yu She, así que no tenía tiempo para consideraciones adicionales. Pero ahora que la

frecuencia ha aumentado, sigo sintiendo que hay una mano detrás de mí que me empuja hacia adelante. Me siento un poco molesto." Lin Si frunció el ceño. Escribió: "¿El Maestro sospecha que alguien está usando a su Cuarta Alteza como una espada [2]?" Zhong Wan no estaba seguro. "Es demasiado pronto para decir ahora quién es la espada. Podría ser Xuan Jing, podría ser tú, podría ser también... Yu She" "El Tercer Príncipe ha muerto. En este momento, Xuan Qiong y Xuan Jing están esperando que el otro empiece a pelear con Yu She para poder beneficiarse. Ustedes se han quedado detrás de Xuan Qiong todo el tiempo. Esta situación parece un poco fuera de lugar." Las cejas de Zhong Wan estaban muy juntas. "La identidad de Yu She es la clave para la lucha por el trono. Todo el mundo quiere saberlo, así que tan pronto como se filtre cualquier información, Xuan Jing y Xuan Qiong empezarán a seguir esa pista obedientemente... Eso es demasiado paciente." La expresión de Lin Si se volvió conflictiva. Hizo un gesto: "Después de todo, esto está relacionado con el título de Príncipe Heredero. Tan pronto como el Cuarto Príncipe oyó que estaba relacionado con el Joven Príncipe Yu, se volvió absurdamente alerta. No hay forma de persuadirlo de ello". Zhong Wan apretó sus labios. "No sólo él. Incluso yo..." Lin Si hizo una pausa. Escribió: "¿Qué quiere hacer el Maestro? ¿También quiere investigar?" Se le ocurrió una idea. Lin Si frunció el ceño e hizo un gesto: "¿O quieres matar a todos los testigos?" Las intenciones de Zhong Wan quedaron expuestas. Sonrió. Xuan Jing y Xuang Qiong estaban investigando a Yu She para tener un claro entendimiento de los eventos del pasado. Pero Zhong Wan quería borrar todos estos viejos rastros por completo. A él no le importaba quien era el padre de Yu She.

"No te preocupes. Se que no debo lastimar a Xuan Jing... ahora, solo quiero saber quien ha estado empujando a este camino" Zhong Wan pensó en Yu She. Después dijo: "¿Ustedes no encontraron algo un poco extraño? ¿Por qué Yu She habría descubierto un secreto tan importante a una edad tan joven?" Lin Si no tenía ni idea. Zhong Wan estaba preocupado. Con un cerebro como el de Xuan Jing... ¿cómo podría luchar por el trono contra Xuan Qiong o Yu She? Zhong Wan dijo suavemente: "Pero el asunto de que Yu She descubriera la verdad y se volviera temporalmente incapaz de aceptarla es una cosa. ¿Podría ser posible que todo su comportamiento después de eso fuera guiado intencionalmente por alguien?" "Le pedí al mayordomo Feng que me ayudara a investigar lo que realmente había sucedido la primera vez que Yu She se encontró con comida fría en polvo." Zhong Wan hizo una pausa y empujó hacia abajo la intensa emoción que amenazaba con devorarlo. "El mayordomo Feng dijo que la primera vez que Yu She se enteró de esa cosa fue en la propiedad de Xuan Jing." Lin Si se congeló. Sacudió rápidamente la cabeza y escribió, "¡La Cuarta Alteza definitivamente no ha comido esa cosa antes!" "Por supuesto que no lo ha hecho". Algo oscuro pasó por los ojos de Zhong Wan. "Fue un sirviente en su casa. Un día, se encontró con Yu She en una conmoción. Esa persona no parecía estar en el estado mental adecuado; su mirada era inestable. Al ver esto, Yu She se confundió. Le preguntó a la persona que estaba a su lado y esa persona le explicó. Y entonces... Yu She comenzó a consumir comida fría en polvo."

Lin Si dudó por un momento. Escribió: "Maestro, permítame ser directo. Si el joven príncipe Yu no hubiera querido comer algo por su cuenta, nadie habría podido obligarle". Zhong Wan sabía que no se podía culpar a Xuan Jing, pero aun así dijo: "Sin embargo, ¿qué pasaría si alguien supiera que estaba de un humor terrible y le

dijera a propósito que comer alimentos fríos en polvo podría aliviar temporalmente tales penas? Yu She no podía no saber que era venenoso. Pero, que quiera suicidarse es una cosa. Otra cosa es que los extraños le den un cuchillo para hacerlo". Lin Si no tenía nada que refutar. Hizo un gesto: "No me atrevo a confirmar nada, pero la Cuarta Alteza es directa en sus acciones. Me temo que lo más probable es que no sea capaz de hacer tal cosa." "No dije que Xuan Jing lo hiciera." Zhong Wan bajó la voz y continuó: "Esa vez, para mantenerme en la capital, el mayordomo Feng me dijo que Yu She había visitado una vez a Xuan Qiong para ver una actuación de encanto de serpiente. Sabía claramente que las serpientes eran venenosas, pero aun así tenía una en su mano para jugar. Fue mordido en el brazo por esa serpiente..." Miró a Lin Si. "En ese momento, no lo pensé mucho, pero ahora, pensándolo bien, la situación parece extremadamente extraña. Qué audaz debe haber sido ese encantador de serpientes para actuar con serpientes venenosas frente a los hijos y parientes del emperador." Lin Si hizo una pausa, "Así que la Quinta Alteza... ¿se lo permitió?" "Recuerdo que, en ese momento, el mayordomo Feng dijo que Xuan Qiong fue regañado por el emperador después." Zhong Wan bajó la mirada. "Esto sucedió hace tanto tiempo en el pasado que sería imposible llevar a cabo una investigación completa. La verdad ha sido enterrada hace mucho tiempo..." Lin Si lo pensó y escribió: "Si el joven príncipe Yu deseaba suicidarse, una cantidad indefinida de gente le ayudaría definitivamente. Después de todo..." Después de todo, estaba en el camino de mucha gente. "Lo entiendo, pero todavía me siento enfadado..." Zhong Wan añadió: "Olvídate de eso. Ahora mismo, sólo quiero saber quién está añadiendo combustible a las llamas. Lin Si, quiero empezar con Xuan Qiong." Zhong Wan dijo lentamente: "No quiero seguir el rastro de Xuan Qiong y comer sus sobras". Lin Si sintió dolor. Hizo un gesto: "Estás decidido a meterte en este lío, ¿verdad?"

Zhong Wan sonrió. "No es que quiera enredarme, es que... No importa. No puedo explicarlo claramente." "Tengo algunas personas en la propiedad de Xuan Qiong también. Intentémoslo", dijo Zhong Wan. "De cualquier manera, la enemistad ya existe entre ellos. No hay nada más que temer... Quiero sacar primero a los pocos sirvientes que una vez sirvieron en el Mausoleo Real." El corazón de Lin Si se apretó en shock. Escribió, "¿Cómo?" "Tomando prestada una espada para matar. Tengo un plan". Zhong Wan bajó la mirada. Con una voz tenue, preguntó, "...digamos, ¿el viejo preceptor imperial Shi habría sabido de estas cosas?" Lin Si no entendía por qué Zhong Wan de repente sacaba a relucir a Shi Jin. Después de una breve pausa: "Según su edad, podría haberlo hecho. Pero el Viejo Preceptor Imperial murió hace muchos años. ¿Por qué pregunta el Maestro?" "Antes de morir, el Viejo Preceptor Imperial me envió una vez varias cartas. Me dejó algunas personas." Zhong Wan se burló de sí mismo. "Soy una decepción. El Viejo Preceptor Imperial temía que me acusaran de nuevo en el futuro, así que dejó a algunas personas para ayudarme a seguir vivo. Pero como son la gente del Preceptor... podrían saber alguna información antigua."

Zhong Wan respiró profundamente. "Hay muy poca información del lado de Xuan Qiong. Y, la información no puede ser totalmente confiable. Podría ser capaz de encontrar algunas cosas adicionales del lado del antiguo Preceptor Imperial." "Probablemente sería imposible detener a Xuan Jing de robar información de Xuan Qiong. Sin embargo, recuérdale que debe tomar las cosas con calma". Zhong Wan habló increíblemente rápido. "Alguien quiere usar Xuan Jing como una espada, pero ¿quién dice que nadie quiere usar Xuan Qiong también?" Lin Si escribió: "Maestro, si logra ganarse la confianza del joven príncipe Yu en el

futuro..." Zhong Wan estalló en risas. "Entonces ciertas cosas se volverían mucho más fáciles." Lin Si continuó escribiendo, "Si algo sucede en el futuro, me gustaría pedirle al Maestro que se asegure de que la Cuarta Alteza permanezca con vida". Zhong Wan sonrió. "Está bien". Al día siguiente, Xuan Congxin, que había dado la excusa de estar enferma para quedarse en casa, estaba de buen humor. Ordenó a los sirvientes que hicieran unos pasteles locales de Qian An. Eran de todas las formas y tamaños, variando mucho. Zhong Wan acababa de hacer contacto con la gente del antiguo Preceptor Imperial Shi. Tan pronto como regresó a la casa, vio la mesa llena de intrincados pasteles. Sonrió. "¿Cómo es que de repente pensaste en hacer estos?" "Xuan Yu extraña al hermano mayor y a su casa. Ayer, empezó a llorar cuando nadie más estaba mirando." Xuan Congxin no podía soportar ver llorar a su hermano, pero era firme en el lenguaje y suave en el corazón [3]. "Quería hacer algo de comida de Qian An... y animarle." Una sonrisa apareció en la de Zhong Wan. "¿Tuviste éxito?" Xuan Congxin asintió con la cabeza mientras se reía. Añadió: "Tenía miedo de que también extrañaras tu casa, así que hice un extra. Esto es para ti". Zhong Wan sonrió y pensó, Qian An, en realidad no es mi casa. Se sentó y, con mucho soporte, probó cada uno de los pasteles. La alabó:

"Normalmente no me siento así, pero después de tantos meses sin comer estos, encuentro que realmente saben bien." Mientras comía, Zhong Wan dijo: "¿Puedo elegir algunos para regalar?" Las esquinas de los labios de Xuan Congxin se enroscaron ligeramente. "¿Para dárselo a la cuñada?" Zhong Wan sonrió, pero no respondió. Xuan Congxin era demasiada tímida para preguntar más sobre tal aventura amorosa. Se marchó y escogió personalmente una intrincada caja, y luego ordenó a un sirviente que la llevara al patio de Zhong Wan. Zhong Wan hizo que alguien la llevara al patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. Antes de que pasaran cuatro horas, fue devuelta, sin abrir. Zhong Wan frunció el ceño. ¿Estaba diciendo Yu She... que se negó a comer el regalo de Zhong Wan? ¿Es Yu She demasiado cauteloso o no confía en mí? El soldado de la familia que devolvía la caja de comida era muy alto y de gran tamaño. Zhong Wan seguía sintiendo que había visto al otro antes. Dudó y luego preguntó:

"¿No lo quiere el joven príncipe Yu?" "Joven Maestro Zhong, no se preocupe." El soldado de la familia colocó la caja sobre la mesa con ambas manos y dio dos pasos hacia atrás. Se inclinó y dijo: "Nuestro heredero dijo que el límite de tiempo de diez días no se ha cumplido todavía. El Joven Maestro Zhong no debe contactar con El Heredero por su propia voluntad." Zhong Wan: "..." Ya se había olvidado del acuerdo de "una vez cada diez días". Yu She no sólo había estado bromeando...

Zhong Wan se quedó sin palabras. "Esto es sólo una caja de pasteles..." El soldado de la familia no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Sólo podía repetir en voz alta lo que Yu She le había dicho. "¡Eso no servirá! ¡Las reglas son las reglas!" Zhong Wan estaba mareado por la ira. Su mano temblaba mientras tomaba una taza de té y bebía unos cuantos sorbos. El soldado de la familia añadió: "Pero después de ver esta caja de comida, nuestro Heredero probablemente se sintió bastante satisfecho. Así que también dijo, si el Joven Amo Zhong se comporta bien en el futuro, podría reducir el tiempo de una vez cada diez días a una vez cada nueve días". Zhong Wan: "..." El joven príncipe Yu realmente sabía cuándo recompensar y castigar a la gente. El soldado de la familia declaró estrictamente: "Tendré que pedirle al Joven Amo que retire este artículo. Pero, no hay necesidad de que el Joven Amo esté triste. Le solicité especialmente al heredero que lo reconsiderara y el heredero dijo que después de sólo cinco días, el Joven Amo puede enviar esta caja de comida." Zhong Wan dijo impotente: "No puede esperar cinco días. Estos pasteles se echarán a perder". El soldado de la familia se congeló. "Pero las reglas... ¡se establecieron de esta manera! ¿Hay algo más que el Joven Amo quiera explicar?" Zhong Wan sacudió la cabeza. "Yo. No tengo nada que decir."

El soldado de la familia se hincó en una rodilla, luego se levantó y se fue. Zhong Wan miró fijamente la caja que había sido devuelta. Durante mucho tiempo, se quedó sin palabras. Estaba exhausto y estresado, pasando todos los días preocupándose por Yu She. ¡¿Pero qué hacía Yu She a diario?! Primero, ignorar esto. Si en el futuro, se casara con una joven princesa consorte Yu, ¿crearía tantas regulaciones para su propia princesa consorte también? La noche de la boda, Yu She establecería reglas para su princesa consorte con una expresión tormentosa: Cada diez días, puedes acostarte en mi cama conmigo. ¡Cualquier otra cosa está cerrada a discusión! Después de diez años de matrimonio, si la princesa consorte Yu se comportaba bien, Yu She podría darle un beneficio adicional: Desde ahora, cada siete días, puedes venir a verme una vez. Después de veinte años de matrimonio, la Princesa Consorte Yu podría tener la bendición de tomar la mano de Yu She una vez. Treinta años después del matrimonio, Yu She finalmente aceptaría intercambiar un beso. Anteriormente, Zhong Wan había oído que a algunas personas les gustaba tomarse las cosas con calma en ciertos aspectos. ' ¡Pero nunca esperó que alguien pudiera ser tan lento como Yu She! De acuerdo con esta velocidad, si sólo podían besarse después de treinta años, entonces... entonces... ¡¿Qué pasa con eso?! ¿Cuál era el plan de Yu She? Cerca del final de sus días, la Princesa Consorte Yu rompería la barrera, pasando con éxito las décadas de pruebas de Yu She. Después de superar todas las dificultades, finalmente se ganaría la confianza de su esposo y se le permitiría... estar con él.

Esto era realmente usar toda la vida para poner a prueba a una sola persona. Zhong Wan pensó desesperadamente, en la mente de Yu She, tal vez el acto más íntimo ¿solo podría ser realizado una vez en la vida? En toda la vida, sólo tener sexo una vez. Zhong Wan tembló al abrir la caja. Dio un mordisco a uno de los pasteles y murmuró:

"El joven príncipe Yu ha dado demasiada importancia a su primera vez..."

...

GLOSARIO 1.- Cuento popular chino: Hace muchos siglos vivía un joven pastor llamado Niu Lang que se enamoró de Zhi Nü, la bella costurera del Cielo. Al poco, los dos se casaron completamente enamorados. Pero la esposa del Emperador de Jade, la suprema divinidad del taoísmo separó a la fuerza a la pareja, quedando el esposo y la esposa tristes a los dos lados de la Vía Láctea, mirándose sin lograr alcanzarse. Su amor fiel conmovió tanto a las urracas que cada séptimo día del séptimo mes miles de pájaros volaban creando un puente para que los dos enamorados se reunieran al menos ese día. (el séptimo día del séptimo mes, ahora se celebra como el Día de San Valentín chino). 2.- Manipular a otra persona para que sirva a su propio propósito sin que se enteren. 3.- Habla con dureza, pero en realidad actúa con suavidad / amabilidad.

NOTA DE TRADUCTORES:

Cuando ZW le manda la caja de pasteles a YS y no se la acepta...

Capítulo 37 Parte 1

Después de hacer que alguien regresara los pasteles, aproximadamente treinta minutos después, Yu She tiró el libro a un lado, angustiado. Frunció el ceño.

"¿Ya lo han enviado? ¡Si no, entonces olvídalo!" Pensando que estaba molesto porque los sirvientes eran demasiado lentos, el mayordomo Feng entró corriendo a la habitación para decir: "Ya se envió, se envió. No hubo retraso en el envío" ¿Quién hubiera sabido que después de que Yu She hubiera escuchado estas palabras, su expresión se volvería más desagradable? Asustado y con los nervios de punta, el mayordomo Feng dijo: "Heredero... ¿qué pasa?" ¿Qué es lo que pasa? ¿Qué otra cosa podría ser? Se estaba arrepintiendo. El mayordomo Feng lo había adivinado, pero no se atrevió a expresar sus pensamientos en voz alta. Después de un momento de consideración, trató de consolar a Yu She diciendo: "El heredero es demasiado serio. El Joven Amo sólo envió algunas cosas, pero usted le había prohibido" Yu She se sentía inquieto. Con una voz suave, dijo: "Me temo que, si soy demasiado indulgente con él, pronto..." El mayordomo Feng preguntó: "¿Pronto qué?" Yu She dijo con indiferencia: "Pronto lo llevará al siguiente nivel". El mayordomo Feng maldijo en su corazón, si no lo haces tú, ¿Quién más lo hará? Yu She recogió otro libro. Se sentó y volteó un par de páginas. Molesto, preguntó: "¿Abriste la caja para ver qué había dentro?" El mayordomo Feng asintió aturdido. "Lo hice". Indiferentemente, Yu She preguntó: "¿Cómo se veía?" El mayordomo conmocionado, tartamudeó: "Es... era diferente de lo que solemos

comer. Los pasteles no eran tan elegantes como los que hacen nuestros cocineros, pero olían muy bien". Yu She frunció las cejas: "Ya que olía tan bien, ¡¿por qué no me lo dijiste?!" El mayordomo Feng se quedó sin palabras. Luego con mucha paciencia dijo: "El Heredero a menudo evitaba dejarse influenciar por otros, por lo que este viejo esclavo pensó que no querría oler estos pasteles". El enojo se instaló en Yu She, se dio la vuelta y no volvió a hablar. Sin nada más que decir, el mayordomo Feng se retiró. Unos días después, los sirvientes del patio lateral de la finca del Príncipe Yu se pararon asustados al silencio. Temían que, si no tenían cuidado, enfadarían al Joven Príncipe Yu. En la tercera noche, un ayudante de confianza de Yu She tenía un mensaje urgente para él. Previamente, el mayordomo Feng había informado a este ayudante para recordar que no debía mencionar la palabra "pasteles" en su presencia. Desconcertado, el ayudante de confianza había accedido. Yu She ya estaba dormido. Así que una vez que se despertó, su expresión era tan fea que aterrorizaba a los demás. Su cabello estaba desordenado, con la mirada fría como el hielo mientras miraba a su ayudante de confianza. "¿Qué?" Este era alguien que Yu She había implantado al lado de Xuan Qiong. Si no fuera algo importante, no habría venido.

El ayudante de confianza saludó y se puso de pie. "El mes pasado informé al Heredero que el Quinto Príncipe pasó por numerosas vueltas y revueltas antes de encontrar a los pocos sirvientes que habían vigilado en el Mausoleo Real." Yu She dijo con impaciencia: "¿Y qué? ¿Finalmente encontraste a esas personas?"

El ayudante de confianza asintió con la cabeza. "Este subordinado es incompetente. El Quinto Príncipe escondió a esas personas en un lugar muy difícil de encontrar. Muchas veces, me perdía. Durante un mes, fui incapaz de desenterrar ninguna pista. Pero hoy, por alguna razón..." El ayudante de confianza dudó, antes de decir: "Una pista apareció de repente. Los tres sirvientes que solían vigilar el Mausoleo Real fueron traídos" La ira se agudizó en su pecho, Yu She exclamó: "¡¿Qué?!" El ayudante de confianza tampoco podía entenderlo. "Esta vez, el Quinto Príncipe fue especialmente cuidadoso. Ni siquiera el Príncipe Yu sabía que había escondido a esta gente. Como el Cuarto Príncipe seguía investigando, como mucho el Cuarto Príncipe recogería algunas cosas, pero no habría más gente que estuviera al tanto de esto. Sin embargo, durante Yin Shi [1], antes de que el cielo se iluminara, los invitados llegaron a la propiedad." "Una vez que estos extraños cerraron la puerta, hablaron con el Quinto Príncipe por un rato. Luego, después de salir, el Quinto Príncipe estaba pálido y no habló por un tiempo. Esas personas llevaron al ayudante de confianza del Quinto Príncipe a una casa de empeño en las afueras de la ciudad. Los tres sirvientes del Mausoleo Real estaban escondidos en el sótano. Después de eso... la gente que se reunió con el Quinto Príncipe y el ayudante de confianza se fue." Yu She frunció el ceño. El ayudante de confianza dijo: "Este asunto es muy extraño. Nuestra gente y la del Cuarto Príncipe están investigando en la oscuridad, para traer a esos sirvientes a nuestro lado. Y el Quinto Príncipe trata a estos sirvientes como si fueran valiosos. Tres bandos han competido durante tanto tiempo. Nunca nadie hubiera imaginado que un evento tan imprevisto ocurriera." Yu She se burló. "¿Quién llevo a esos sirvientes a ese lugar? ¿No me digas que no lo sabes?" "No está claro qué pasó en la madrugada." El ayudante de confianza bajó la cabeza, avergonzado. "Todos en la propiedad seguían durmiendo, y no me atreví a levantarme e investigar. Una vez que el cielo se iluminó, esas personas ya habían sido trasladadas. Después de un día de investigación, este subordinado descubrió que

las personas que vinieron a hablar con el Quinto Príncipe eran los guardias imperiales cercanos al emperador." La conmoción dio de lleno en Yu She. Hacía tiempo que había ordenado capturar a esos tres sirvientes con vida. El ayudante de confianza temía cargar con la responsabilidad del fracaso y dijo: "Heredero, este asunto no tiene sentido. Los tres bandos tenían como objetivo capturar a las mismas personas. Nadie se atrevió a permitir que se difundiera ninguna información, por miedo a que este asunto estallara. Tal vez él que está arriba (el emperador) lo descubrió, o el Quinto Príncipe estaba ansioso por silenciar a la gente, o... entonces, ¿Quién es el que está detrás de esto? Este subordinado siempre está en la propiedad del Quinto Príncipe y no tiene mucha comunicación con El Heredero. ¿Podría haber habido alguien al lado de El Heredero que accidentalmente hizo algo que no debería haber hecho?" La expresión de Yu She se oscureció. "Nunca ordené a nadie que hiciera nada". Con el ánimo en calma, el ayudante de confianza dijo: "Entonces este subordinado no está seguro. En este momento, tres bandos están luchando en la oscuridad, y de repente, alguien barrió todo, sin dejar rastros"

"No fui yo ni Xuan Qiong", murmuró Yu She. "¿Quién más podría ser?" El ayudante de confianza reflejaba incertidumbre. "Este subordinado es incompetente. En este momento, Su Majestad ya ha actuado. Los vendavales y las duchas pueden lavar todo. De esta manera, esto se convertirá en un caso no resuelto. Sin embargo... Aunque este subordinado no se exime, Heredero, esto es una gran ventaja para nosotros" Con una respuesta tan fría como el hielo, Yu She dijo: "Naturalmente". Al principio, Yu She los quería absolutamente vivos. Pero eso era porque quería preguntar cuidadosamente sobre los eventos pasados. Sin embargo, si esos sirvientes caían en manos de Xuan Jing o Xuan Qiong, serían las armas afiladas de las que tenía que preocuparse Yu She en el futuro. Sin embargo, el ayudante de confianza todavía no se rindió. Reunió todo su coraje y

preguntó: "Incluso si este subordinado muere diez mil veces, este subordinado todavía preguntaría al heredero una vez más: ¿el heredero tiene a otras personas en la propiedad del Quinto Príncipe? Porque este asunto... parece algo hecho por nuestro pueblo." Yu She ni se inmutó. Sacudió la cabeza. "No tengo ningún otro espía allí." Una ola de alivio llegó a la ayudante de confianza. Pero entonces se preocupó de nuevo. "Este subordinado no está seguro de que se trate de meros temores infundados, pero después de este incidente, este subordinado siente que una nueva fuerza se ha levantado en la capital. Sin embargo, no está claro quiénes son". La expresión de Yu She se volvió sombría. Mucho tiempo después, se mofó. "No lo sé. Sin embargo, estas personas no son realmente justas y honestas, volteando el tablero de ajedrez cuando la derrota era inevitable... Tal enfoque es un poco salvaje." Preocupado, el ayudante de confianza dijo: "Originalmente, este subordinado pensó que, tras el fallecimiento del Tercer Príncipe, la situación en la capital se aclararía. Inesperadamente, una nueva fuerza apareció." "Qué interesante... Investiguen cuidadosamente." Desde el principio, Yu She quiso enturbiar aún más el agua. No le importaba cuánta gente quería el trono. "Toma nota de algunas cosas. Quiero saber quién está interfiriendo". El ayudante de confianza se inclinó, retirándose sigilosamente. ... En la propiedad del Príncipe Qian An, Zhong Wan yacía en la cama débil y enfermizo, escuchando a Xuan Congxin regañarle. Estos últimos días, Zhong Wan siguió saliendo de la propiedad. Aunque después de que Xuan Rui se fuera, nadie les prestó atención, él todavía era cuidadoso. Cada vez que dejaba la casa, era temprano en la mañana o tarde en la noche. Cuando hacía más frío, salía, y después de repetirlo durante unos días, se sintió

enfermo. Por la noche, de repente le dio fiebre. Después de beber dos porciones de medicina, se recuperó un poco. Todo el tiempo, Xuan Yu había cuidado de Zhong Wan junto a su cama. Escuchó a Xuan Congxin amonestar a Zhong Wan. Una vez que se atrevió a defenderlo, recibió un sermón también. Una toalla mojada estaba en la frente de Zhong Wan. Frunció sus labios agrietados y sonrió. "La joven señorita me ha estado regañando durante tanto tiempo. ¿No tienes sed?" Xuan Congxin frunció el ceño. "No". "Pero yo sí". Zhong Wan usó mucha energía para sonreír. Un suspiro se escapó de sus labios. "¿Puedo molestar a la señorita para que me dé una taza de té...?" "Estás bebiendo medicina. ¿Cómo puedes beber té?" Xuan Congxin ordenó a la gente que le diera a Zhong Wan un tazón de sopa de hongos blancos. "Una vez que hayas bebido tu medicina, bebe esta sopa". Zhong Wan sonrió. Después de beber ese tazón de sopa, se sintió mucho más cómodo. "Saliste mucho estos últimos días", susurró Xuan Yu. "¿Te reuniste con Kuafu?" Aunque Zhong Wan estaba enfermo, tan pronto como escuchó esas palabras, se volvió más alegre. Sonrió y susurró: "Sí, de lo contrario, ¿por qué saldría cuando hace tanto frío?" Con la admiración en sus ojos, Xuan Yu preguntó: "¿La convenciste?" "Todavía no". Zhong Wan suspiró. Dijo descuidadamente: "Probablemente será difícil hacerlo incluso después de tres a cinco años..." Asustado, Xuan Congxin dijo, "¡¿De qué clase de persona te has enamorado?!" Zhong Wan no pudo evitar reírse.

"Sólo estoy diciendo tonterías. No será tan difícil convencerlo." Sin embargo, Xuang Congxin lo encontró difícil de creer. "Todavía espero que te cases pronto, y luego regresemos juntos a Qian An. Tú... ¿Qué tipo de suerte tienes para encontrarte con una persona así?" "¿Con qué me encontré? ¿Un muro del sur? [2]" Zhong Wan sonrió. "Suficiente. La señorita me ha dado un sermón por un largo tiempo. Hay gérmenes en la habitación, así que no deberían estar aquí. Regresen a sus propios patios." Desviando y persuadiendo a la pareja de hermanos para que se fueran, dijo: "¿No me he despertado ya? Después de que me acueste unos días más, estaré mejor. Después del tercer conjunto de siete días, ya no habrá necesidad de arrodillarse diariamente. Xuan Yu, deberías estudiar. Te preguntaré más tarde. Ahora vete." Con mucho esfuerzo, se quitó su ropa interior mojada y se cambió a un nuevo conjunto. Se acostó en la cama, un profundo suspiro se le escapó.

...

GLOSARIO: 1.- 3-5am 2.- Significa terco. Probablemente esté haciendo un juego de palabras aquí con el "encuentro".

NOTA DE TRADUCTORES:

Más intriga... ¿Quién creen que es la tercera persona?

Capítulo 37 Parte 2

Consolidar a los hombres que el Preceptor Imperial Shi había dejado atrás para Zhong Wan fue más difícil de lo que esperaba. La voluntad de la gente cambia fácilmente. El Preceptor Imperial Shi se había ido por muchos años. La gran bondad del pasado no pudo resistir los estragos del tiempo. Las personas que quedaban y que sinceramente se apresuraban a ayudar a Zhong Wan eran pocas. Además, algunas personas se dejaron llevar por las riquezas y el honor que tenían o se vieron obstruidas por sus familias. Zhong Wan no los culpaba. Incluso si uno usaba una gracia previa para coaccionarlos a ayudar, al final, era la gracia del Preceptor Imperial Shi. Él sólo fue su estudiante. No tenía ese tipo de reputación. Gracias a Dios que, aunque no había mucha gente que pudiera usar, los que sí podían eran leales y capaces hasta el extremo. Esta vez, habían resuelto el asunto de los sirvientes del Mausoleo Real muy directamente. En el presente, Xuan Qiong no tuvo otra opción que sufrir en silencio. No se atrevería en absoluto a hacer público el asunto. Zhong Wan se frotó el hombro dolorido. Una risa baja se escapó de sus labios. Poco a poco, un paso a la vez. Sabía que su cuerpo era frágil. Como tal, no se atrevió a luchar demasiado. Por ahora, tenía que detenerse a investigar el pasado de Yu She. Después de que se recuperara de su enfermedad, esa sería una historia diferente. Se recuperó en cama durante unos días. Mientras que en el lado de Yu She, este se sentía más ansioso. Una pequeña sirvienta que atendía a Yu She lo miró tímidamente. Temblando, le sostuvo un tazón de sopa de semillas de loto. "El mayordomo dijo que el Heredero sufre de un malestar y necesitaba..." Sin siquiera levantar la cabeza, Yu She dijo: "Llévatelo". El mayordomo Feng había traído a la pequeña sirvienta aquí. Así que no se atrevió a irse. Con la voz temblorosa, dijo:

"En estos últimos días, los ojos del heredero se han enrojecido. Realmente debe estar en agonía, y debe ser..." "Lárgate", dijo Yu She, frío como el hielo. La joven sirvienta tembló aún más. "El malestar del corazón de Heredero es demasiado fuerte. Aliviarlo es una necesidad. Si el Heredero no bebe la sopa de semillas de loto, el mayordomo Feng convocará a un médico imperial, o tal vez... ¿Heredero desea comer otra cosa que lo ayude? ¿Sopa de pera destilada [1]? ¿Sopa de raíz de loto en polvo [2]? El hombre murmuró: "Diez días". La pequeña sirvienta saltó del susto y parpadeó. "¿Qué?" "Diez días". Yu She parecía estar hablando consigo mismo. "No ha venido ni ha enviado ningún pastel." Ella vio que él estaba empezando a decir tonterías de nuevo. Y se asustó aún más. Tímidamente, preguntó: "¿Qué pasteles?" Yu She dijo lanzándole una mirada: "No lo sé, ni siquiera tuve la oportunidad de olerlos" "Heredero usted tiene un malestar en su cuerpo, sería preferible que no comiera nada de pasteles" La pequeña sirvienta se rio secamente. "Sin embargo... sí el Heredero quiero comerlos, cómalos. ¿Qué tipo son sus preferidos? P-puedo pedir a alguien que los haga inmediatamente."

Lo que pasó por sus pensamientos fue una suposición de cualquiera. En ese momento, sus pupilas se estrecharon. Con voz ronca, dijo: "Pastel de Osmanthus".

La pequeña sirvienta rápidamente hizo un sonido de aprobación, se dio la vuelta y se fue. No se sabía si Yu She la escuchó o no. Una vez más, dijo casi en un susurro: "Estamos de acuerdo en ello. Ya lo hemos acordado... pastel de Osmanthus". Yu She prácticamente echaba humo de rabia por los dientes apretados. "Ya nos hemos puesto claramente de acuerdo en ello. Una vez cada diez días, él vendría a visitarme... Han pasado diez días, pero no ha venido, no ha venido..." Cerró los ojos, ajustando su respiración. No quería ser así. Anteriormente, Yu She ya había decidido que no haría nada drástico durante los próximos meses. "Debio haber sido retenido. Tantos asuntos que tratar... Xuan Rui, es una persona inútil. Ha sido retenido por Xuan Rui. Ha sido retenido por Xuan Rui..." murmuró Yu She, sin darse cuenta. Después de un tiempo, se calmó. Respiró profundamente. Y se desplomó en su silla, desprovisto de energía. Quiso acostarse un momento. Después de estar de pie, vio a una sirvienta que alegre y diligentemente llevó un plato de pastel de Osmanthus al interior de la habitación. La mirada de Yu She cambió en un instante. Apretó los dientes con tanta fuerza que se podían oír crujidos. "El décimo día ya ha llegado. Él no ha llegado. Nunca se tomó este asunto en serio." Con grandes zancadas, Yu She salió de la habitación, sorprendiendo inmensamente a la pequeña sirvienta. Nerviosa, dejó el plato de pastel de Osmanthus y se apresuró a buscar al mayordomo Feng. Pero no había manera de que pudiera correr más que Yu She. Una vez que el mayordomo Feng oyó la noticia, este ya había dejado la propiedad hacía mucho tiempo. En la propiedad del príncipe Qian An, Zhong Wan se cubrió la boca y la nariz, colocando los pasteles que Xuan Congxin le dio en la caja de de alimentos: uno a uno. Era como si tuviera miedo de quemarse, cubriendo su mano con un pañuelo mientras

colocaba los pasteles ordenadamente en la caja. De principio a fin, no permitió que sus propios dedos tocaran los pasteles. No fue hasta que cerró la tapa de la caja de comida que Zhong Wan se quitó el pañuelo de su mano. Tomó un par de respiraciones para sentirse cómodo. Justo cuando estaba a punto de llamar a un sirviente, escuchó a alguien golpeando la puerta. Zhong Wan frunció el ceño. ¿Qué pudo haber pasado en ese momento? Un sirviente en el patio de Zhong Wan abrió la puerta. En poco tiempo, alguien abrió a empujones las puertas de la habitación de Zhong Wan. Yu She parecía haber llegado aquí a caballo, con el pelo desordenado y el cuello de su camisa arrugado. Zhong Wan lo miró fijamente: "¿Por qué estás aquí?" Este le devolvió la mirada, intentando muy fuertemente suprimir las llamas de la ira en su corazón. Mientras tanto, Zhong Wan se dio cuenta de que la expresión de Yu She parecía extraña. Pensó: "¿Mis acciones secretas fueron descubiertas? Pero no lo parecía. Estudió la apariencia de Yu She. Sin creerlo, pensó que por alguna razón... parecía como si hubiera sufrido una enorme traición... ¿Qué sucedió?

Después de que Zhong Wan preguntó esto en voz baja, su única respuesta fue una respiración agitada. Como si estuviera haciendo todo lo posible para suprimir algo. Zhong Wan había estado encerrado en esta casa durante muchos días. Como no podía estar expuesto al viento, las ventanas estaban selladas, y temía infectar a Yu She con su enfermedad. "¿Por qué no te diriges primero a la antesala? Yo te seguiré inmediatamente" Antes de que pudiera terminar de hablar, los ojos de Yu She se enrojecieron en un

instante. Tal visión conmocionó a Zhong Wan. Esta persona... Las esquinas de los labios de Yu She se inclinaron ligeramente hacia arriba en una sonrisa de mofa. "¿Qué? ¿Me tienes miedo? ¿O no te gusto? Zhong Wan... ¿Lo has olvidado? Claro... Sólo yo lo recuerdo. Sólo yo estaba esperando ... " "¿Olvidar qué?" El escalofrío de Yu She hizo que Zhong Wan tosiera. Usó mucha fuerza para decir: "He estado enfermo durante muchos días. Si te quedas ahí, en poco tiempo estarás... infectado por mí..." Yu She miró fijamente. En un instante, su ira se debilitó a pasos agigantados. "¿Estás... enfermo?" Zhong Wan tosió por un tiempo. Después, retrocedió dos pasos. "Escúchame. Ve primero a la antecámara, ¿de acuerdo? Yo..." Y la tos se volvió a esparcir. Mientras tosía, usaba la mesa como apoyo. Pero no olvidó toser lejos de la caja de comida. Yu She lo miró fijamente, sus labios temblorosos. "Digamos que te lo estoy pidiendo. Por favor, no te pares muy cerca de mí..." Zhong Wan tosió hasta que sudó todo. "Xuan Yu no me escuchó, permaneciendo a mi lado todo el día, así que ayer tuvo fiebre. Si tú también haces esto..." Antes de que Zhong Wan pudiera terminar de hablar, su cuerpo se sentío ligero. Después de un ataque de mareos, fue colocado en la cama por Yu She. Acostado en la cama, Zhong Wan pensó con miedo, arañándose el pecho, Me... Me... ¿¡Yu She me cargó!? Yu She levantó el dobladillo de su ropa y se sentó al lado de la cama de Zhong Wan. Cerró los ojos. Su expresión en ese instante se recuperó inmensamente. Levantó la mirada. De repente, Yu She dijo: "Zhong Wan, ¿no encuentras esta escena familiar?"

Zhong Wan se tragó saliva. Balbuceó: "Ese año, realmente fuiste tú..." "Era yo. Te cuidé durante medio mes." Había ira en los ojos de Yu She. "¿No te acuerdas? Bien... te ayudaré a refrescar tu memoria. Zhong Wan, una vez que tosiste, empezaste a sudar. Ahora mismo, tu ropa interior también debería estar empapada, ¿verdad?" Sin pensarlo, Zhong Wan respondió, "Sí..." Yu She lo miró: "¿Dónde están las prendas interiores limpias?"

...

GLOSARIO 1.-

2.-

3.-

NOTA DE TRADUCTORES: LOL ¡Yu She! ¿Por qué eres tan lindo?

Además, que bien comes...

Capítulo 38 Parte 1

Zhong Wan estaba tan asustado que empezó a tartamudear.

"No, no, no, lo haré yo mismo..." La expresión de Yu She era fría como el hielo. Preguntó tercamente: "¡¿Dónde está tu ropa interior limpia?!" Zhong Wan se dio cuenta de que algo en él se sentía mal. El otro parecía estar loco de ira, o tal vez intoxicado. Pero no había ni una pizca de alcohol emanando de su cuerpo. ¿Podría ser que estuviera teniendo un ataque de nuevo? ¿Pero nada lo había empujado a este estado recientemente? Mirando su rostro... parece que soy el culpable. Zhong Wan quería que Yu She dejara de actuar de manera inapropiada, pero cuando se enfrentó a su mirada, no pudo decir ni una palabra. Zhong Wan apretó sus labios secos ligeramente y señaló el cajón a un lado. "En el... primer cajón." Yu She se levantó, abrió el cajón y se detuvo un momento. Luego, sacó la ropa interior limpia. Zhong Wan se apoyó en su almohada. Miró a Yu She que estaba de pie a los pies de la cama. Su corazón comenzó a latir un poco más rápido. ¿Iba a... desnudarlo? No importaba que tan diligentemente Yu She lo hubiera cuidado personalmente en el pasado, todo eso había sucedido mientras estaba inconsciente. Zhong Wan no tenía ningún recuerdo al respecto. Ahora, ambos estaban bien despiertos. Si le permitiera a Yu She hacerlo... ¿Y si lo mismo que pasó la última vez vuelve a pasar? En la otra parte, Yu She sostenía la ropa interior delgada en sus manos con fuerza. El aire enojado que lo rodeaba disminuyó. En este momento, los pensamientos de Yu She se organizaron. Comprendió que Zhong Wan no quería no visitarlo, sino que estaba enfermo y físicamente no podía.

Su mirada se volvió un poco más suave. Miró la ropa que tenía en sus manos y, como si acabara de despertar de un sueño, se detuvo. No parecía correcto continuar, o detenerse. Zhong Wan supo que había recuperado el sentido común al ver su mirada. De hecho, se sentía un poco arrepentido con respecto a esto. Tosió. "Está bien. Dámelas..." Yu She frunció el ceño. Ignorando a Zhong Wan, escudriñó el cajón y sacó algo más. Zhong Wan no pudo ver bien lo que era. Miró fijamente a Yu She, nervioso. Lo vio acercarse. Después de un momento de contacto visual, le arrojó la ropa interior sobre la cama; tenía algo más en sus manos. Zhong Wan se giró para mirarlo, era una de sus cintas para el pelo. Estaba confundido. ¿También iba a cepillarle el pelo? Sin esperar a que Zhong Wang hablará, Yu she levantó sus manos y usó la cinta del cabello de Zhong Wang para cubrir sus propios ojos. Zhong Wan: "..." El joven Principe Yu estaba verdaderamente determinado a no ver nada impropio. Después de cubrirse los ojos, él dio dos pasos atrás y se sentó en la cama. Ahora ciego, los movimientos de Yu She se hicieron mucho más lentos. Se inclinó ligeramente hacia adelante, sintiendo cuidadosamente a lo largo de las mantas. Cuando la punta de sus dedos rozó la esquina de la manta, la tiró más abajo.

Había un tipo diferente de belleza asociada con un Yu She con los ojos vendados. La cara de Zhong Wan se sonrojó levemente. Aclaró su garganta y preguntó en voz baja: "Heredero... no puedes ver. ¿No tienes miedo de tocar algo que no deberías?" Al oír esto, Yu She se detuvo temporalmente. Frunció el ceño y advirtió:

"No lo haré si no te mueves". Zhong Wan se apoyó en su almohada. Asintió con dificultad. "Está bien". Yu She levantó una mano y tentativamente sintió el hombro de Zhong Wan. Las puntas de sus dedos viajaron por el cuello de Zhong Wan, quitándole la ropa exterior. Dejó la prenda exterior a un lado e inclinó ligeramente la cabeza, casi como si tratara de recordar dónde había estado el cuello de Zhong Wan. Miró fijamente a Yu She que estaba a apenas dos chi (60 cm) de distancia de él. Su manzana de Adán se movió hacia arriba y hacia abajo. Zhong Wan no se atrevió a moverse en absoluto. Vio como levantaba su mano con los ojos cubiertos y desabrochaba el primer botón del cuello. Zhong Wan no pudo soportarlo más, así que cerró los ojos también. Pero después de hacer esto, sus pensamientos se volvieron aún más salvajes. Los movimientos de Yu She eran muy suaves. Zhong Wan sólo podía oír débiles sonidos de crujidos y la ligera respiración de Yu She... También podía sentir las yemas de los dedos ligeramente frías del hombre. Zhong Wan frunció las cejas en señal de incomodidad. Hizo lo que pudo para pensar en un tema diferente; con los dientes apretados, de repente pensó en algo. Lo que salió de su boca fue: "¿También me cambiaste la ropa así en aquel entonces?" Sintió que Yu She se congelaba. Zhong Wan estaba incrédulo. "Eso fue durante medio mes continuo. Tú... ¿tienes tanto autocontrol?" No respondió. Tiró la ropa empapada de sudor de Zhong Wan a un lado y lo cubrió con las mantas. Luego, buscó la ropa limpia y metió ambas manos en las mantas. Sus acciones en realidad parecían algo bien trabajadas. Zhong Wan apretó sus labios. Cerró los ojos y susurró: "En ese momento... ¿me quedé quieto?"

Yu She permaneció en silencio una vez más. Zhong Wan hizo lo posible por ignorar a Yu She, tratando de iniciar una conversación. Volvió a tartamudear: "Entonces cuando me limpiaste..." Zhong Wan escuchó a Yu She diciendo impacientemente por su oído: "¡Cállate!" Zhong Wan guardo silencio. Por un momento, se sintió un poco impulsivo. ¿Debería moverse a propósito? De esa manera, podría hacer que Yu She tocara algo que no debería... Ni pensarlo. Podría cortarlo en pedazos. Poco después, Yu She terminó de cambiar las prendas interiores de Zhong Wan. Se levantó y se sentó en una silla a un lado. Después, se quitó la cinta del pelo que cubría sus ojos. Exhaló profundamente. Zhong Wan hizo lo mejor que pudo para actuar sin ser afectado. "G-gracias". Con una expresión sombría, Yu She dijo: "No es nada. Me voy."

Zhong Wan estaba desconcertado. ¿Tan pronto? Todavía estaba aturdido, pero no se olvidó de decir: "Lleva los pasteles de la mesa contigo". Yu She hizo una pausa. Zhong Wan pensó que había entendido mal, así que apresuradamente añadió: "Estos no son los que devolviste la última vez. Hice que Congxin hiciera unos nuevos. Todavía... deberían estar calientes".

Las pupilas de Yu She temblaban. Recogió los pasteles y se fue. Para cuando todo terminó, Zhong Wan todavía no había descubierto por qué había hecho este viaje. El corazón de Yu She era como una aguja en el fondo del océano, demasiado difícil de entender. La enfermedad de Zhong Wan había sido originalmente curada a medias. El día que Yu She llegó, sudó dos veces, lo que le quitó la fiebre por completo. Al día siguiente, se recuperó completamente. Después de volver a la salud, Zhong Wan comenzó a preocuparse por el registro de pulso [1] en poder de Xuan Qiong. El registro de pulso que detallaba que la Princesa Real Anguo se había quedado embarazada en el sexto mes del cuadragésimo séptimo año de gobierno del Emperador Taiyu. No sería difícil filtrar la noticia de que Xuan Qiong escondía a los sirvientes del mausoleo. Después de todo, eran tres humanos vivos y que respiraban. Xuan Qiong no sería capaz de negar nada. Sin embargo, el registro de pulso era diferente. Podía ser colocado en cualquier lugar. Mientras Xuan Qiong se negará a admitir nada, nadie sería capaz de condenarlo. El mismo plan no funcionaría dos veces. Después de varios días, Zhong Wan encontró a una de las personas que el viejo preceptor imperial Shi había dejado para él: el Escribano de la Corte Imperial [2] del anterior emperador gobernante, Tang Ming. Tang Ming fue una vez estudiante del antiguo Preceptor Imperial Shi. Técnicamente, era el shixiong [3] de Zhong Wan. Sólo que Tang Ming ya se había retirado por muchos años. Por lo tanto, Zhong Wan no tenía ni idea de que tenía un shixiong así. Después de hacer su investigación, Zhong Wan finalmente se enteró de que Tang Ming había sido el Escribano de la Corte Imperial del anterior emperador durante doce años. Después de que Su Majestad había ascendido al trono, Tang Ming había renunciado concienzudamente y desaparecido de la vista. Tang Ming no tenía ni esposa ni hijos. No estaba en contacto con nadie. Encontrarlo le llevó a Zhong Wan bastante trabajo. Al final, todavía le pidió ayuda a Lin Si. Finalmente, descubrió que Tang Ming estaba viviendo el resto de sus años en una mansión en las afueras de la capital.

No se atrevió a perder más tiempo. Ese mismo día, dejó la ciudad. Le tomó medio día de viaje para llegar a su destino. Durante varios días consecutivos, Zhong Wan fue recibido con puertas cerradas. Ya se había preparado para volver a salir. Inesperadamente, esta vez, fue educadamente invitado a la mansión de Tang Ming tan pronto como anunció su nombre. El mismo Tang Ming no era tan insociable o excéntrico como Zhong Wan había pensado que sería. En cambio, parecía un recluso satisfecho y ajustado. Ya había pasado los sesenta este año, pero se mantuvo muy alerta. Al ver a Zhong Wan, dijo con una sonrisa: "¿Tú debes ser Guiyuan?" Zhong Wan lo reconoció rápidamente. No se atrevió a pensar en sí mismo como el shidi [4] de esta persona, así que se arrodilló y lo saludó como lo haría un jovencito. Tang Ming levantó a Zhong Wan con una sonrisa, y luego lo llevó adentro. "El profesor te mencionó unas cuantas veces. Hace tiempo que quería conocerte, pero es un inconveniente que aparezca demasiado a menudo." Tang Ming preparó personalmente el té para Zhong Wan. "Por favor". Zhong Wan se sentó con las rodillas debajo de sí mismo. Intercambiaron bromas. Tang Ming dijo gentilmente, "Debe haber algo que quieras preguntar ya que estás aquí para verme?" Aunque este era su actual shixiong y también alguien que el Viejo Preceptor Imperial Shi había dejado para él, este era su primer encuentro. Zhong Wan no se atrevió a confiar completamente en el otro. Después de pensarlo brevemente, eligió una pregunta comparativamente sin importancia. "Quería preguntarle a Shixiong: ¿es la Princesa Real Anguo fácil de tratar?" Tang Ming no lo entendió. "¿Por qué preguntas eso?" "Para ser honesto", Zhong Wan comenzó, "me he encontrado con una situación difícil que no puedo resolver por mí mismo. Quiero pedirle prestada la mano a la Princesa Real Anguo." Tang Ming se quedó callado por un momento. Sonrió.

"Si es o no fácil de llevar a cabo depende de la situación."

...

GLOSARIO 1.- Los médicos chinos tradicionales diagnostican la mayoría de las enfermedades y determinan si una mujer está embarazada o no al tomar el pulso. Si el pulso de "alegría" se hace notable, significa que la mujer está embarazada. En consecuencia, el médico puede documentar cuándo notó por primera vez este pulso y controlar qué tan saludable está el bebé a través de este pulso. 2.- Funcionario que escribe lo que el emperador / otros dicen durante los banquetes... un secretario jajaja 3.- Estudiante masculino mayor bajo el mismo maestro / maestro / secta. 4.- Estudiante masculino más joven bajo el mismo maestro / maestro / secta.

Capítulo 38 Parte 2

Tang Ming pareció notar la vacilación de Zhong Wan. Declaró lentamente: "La Princesa Real Anguo es la hermana menor de Su Majestad y también su única hermana. Ella tiene al Príncipe Yu como esposo también. Incluso considerando a los que vivieron durante el anterior gobierno del emperador, no hay otra princesa tan honorable o poderosa como ella. Una persona así, naturalmente, no puede ser engañada tan fácilmente, sin mencionar..." La voz de Tang Ming se volvió unos pocos decibeles más suaves. Él sonrió. "Sin mencionar que actualmente está ayudando a Su Majestad a criar a un príncipe imperial". La expresión de Zhong Wan cambió instantáneamente. Tang Ming le dio a Zhong Wan una mirada aplacadora. Dijo amablemente: "No hay necesidad de entrar en pánico, Shidi. Ya que el Maestro me dijo que te cuidara antes de su muerte, naturalmente no te ocultaré nada. Algunas cosas... ya las sabía en mi época de escribano de la corte imperial. Otras fueron cosas que el Maestro me dijo antes de su muerte. Si quieres saber algo ahora, mientras tenga una respuesta, compartiré mi conocimiento contigo." Había pasado varios días visitando a viejos conocidos. Era la primera vez que veía a alguien tan abierto. Aun no sabía cómo reaccionar. Zhong Wan todavía no se atrevía a decir demasiado. Respondió con una pregunta: "Sh-shixiong acaba de decir que la Princesa Real Anguo está criando un príncipe imperial para Su Majestad. Con respecto a esto... por favor sea más detallado." Tang Ming echó un buen y largo vistazo a Zhong Wan. Las palabras no necesitaban ser dichas: No confías en mí. Zhong Wan fingió que no se dio cuenta. Esto estaba relacionado con Yu She. No podía

no tener cuidado. Tang Ming no estaba molesto. Mientras preparaba el té, dijo: "Esta historia comienza durante el anterior gobierno del emperador..." "Cuando Su Majestad era todavía un príncipe, su hijo mayor y su segundo hijo murieron, uno tras otro. El tercer hijo que logró mantener vivo, con mucha dificultad, estaba extremadamente débil. Se caía tan pronto como el viento soplaba. Los médicos imperiales dijeron que no le quedaba mucho tiempo de vida. Durante ese tiempo, el anterior emperador estaba muy preocupado por Su Majestad, preocupado de que estuviera destinado a no tener hijos o nietos. La razón por la que el anterior emperador dudó y no declaró un príncipe heredero durante mucho tiempo fue también por esto." Zhong Wan se congeló. Era la primera vez que lo escuchaba. "En ese momento, Su Majestad ya tenía treinta y cuatro años. Sólo tenía un hijo enfermo bajo su nombre. El anterior emperador estaba ansioso por él; Su Majestad también estaba ansioso por él mismo. Ese niño..." Tang Ming hizo una pausa, luego continuó, "Fue concebido durante ese tiempo". "En realidad no sé quién es la madre biológica del niño. Sólo puedo adivinar... que su identidad debe ser algo especial" Tang Ming miró a Zhong Wan. "¿Sabes quién es ella?" Zhong Wan sacudió la cabeza. "No. ¡De verdad que no! No es que no quiera decirlo." Tang Ming sonrió. "No importa. Shidi, primero escúchame... Piénsalo, Shidi. Sin tener en cuenta todo lo demás, si fueras Su Majestad, ya de treinta y tantos años, y finalmente hubieras conseguido concebir un hijo que pudiera serlo, ¿te lo quedarías?" Zhong Wan frunció las cejas y asintió con la cabeza. "Pero ¿Cómo?" el agua empezó a hervir. Tang Ming la quito del fuego "Hasta que el niño naciera, la madre no debería ser vista por otros, necesitaban encontrarle una persona que pudiera ser su madre. Su Majestad no confiaba en nadie, hasta.... que pensó en su hermana menor"

Zhong Wan dijo en voz baja: "Esta es exactamente la parte que no entiendo. Si Su Majestad realmente veía a ese niño como importante, incluso si no podía permitir que

se viera a la madre biológica, siempre podía dar el niño a cualquier otra consorte para que lo criara. ¿Por qué...?" "Esta respuesta viene en dos partes", comenzó lentamente Tang Ming. "Primero, en ese momento, ya había rumores de que el Segundo Príncipe... que es el actual emperador, no podía mantener a sus hijos con vida. Su Majestad probablemente también lo creía, así que no se atrevió a que el niño permaneciera bajo su nombre. Naturalmente, esta razón sobrenatural es un poco increíble. Lo más importante fue..." Tang Ming sirvió una taza de té para Zhong Wan. Continuó: "Su Majestad ya había tenido intenciones de luchar por el trono. Su Majestad es alguien que mira tres pasos adelante por cada paso que da. Con este movimiento, estaba planeando su futuro." Zhong Wan aceptó la taza de té. Frunció el ceño. "La Princesa Real Anguo ya se había casado con el Príncipe Yu en ese momento. La propiedad del Príncipe Yu lo apoyaba. ¿Qué más tenía que planear?" "No. En aquel entonces, aunque Su Majestad no era todavía príncipe heredero, ya tenía la completa confianza de que lo sería. Sus planes no eran ganar el apoyo de la propiedad del Príncipe Yu nunca más. En su lugar..." Tang Ming bajó la voz: "Cómo recuperar el título de este príncipe de apellido diferente". Tang Ming sostuvo sus manos. "Shidi es conocedor de todos los textos pasados y presentes, así que naturalmente sabrá que los príncipes de diferentes apellidos sólo son nombrados cuando la nación es inestable y la familia imperial no tiene suficiente poder. Tan pronto como el emperador pueda valerse por sí mismo, ¿no es su primera tarea matar a aquellos que han hecho grandes logros? Para haber mantenido el título durante tanto tiempo, el viejo príncipe Yu y el actual príncipe Yu son ambos gente inteligente. Esto ya había sido bastante difícil." Algo oscuro pasó por los ojos de Zhong Wan. Rechinó los dientes. "El Príncipe Yu no es un idiota. Él..." "El Príncipe Yu obviamente no es un idiota, pero ya se había casado con la Princesa Real Anguo hacía muchos años. Todo su poder y riqueza se había puesto hacía tiempo en la apuesta de que era el Segundo Príncipe... no, el actual emperador, quiero decir. Para entonces, ya no podía echarse atrás." Tang Ming sonrió. "Es un emperador".

Tang Ming añadió, "Naturalmente, Su Majestad es suave en sus acciones. Ese mismo año, le regaló al Príncipe Yu dos consortes nobles [5]". Zhong Wan pensó en todas las veces que había interactuado con el emperador Chongan en estos últimos años. Se puso a sudar frío. Bajó la voz para decir, "Después de ser engañado así por Su Majestad, no hay garantía de que el Príncipe Yu no se sienta odioso. Estos años... Tal vez hace tiempo que creó su propio plan". "Naturalmente". Tang Ming asintió. "Pero seguirán actuando como si se llevaran bien. Mientras..." Zhong Wan apretó los dientes. "Mientras Yu She, la pieza de ajedrez que los mantiene a ambos en jaque siga viva." Tang Ming observó la expresión de Zhong Wan. Después de un breve silencio, se rio. "En el estado actual de Shidi... no me atrevo a decir nada más." Zhong Wan controló su expresión. Bajó la cabeza y dijo: "Shixiong, por favor, continúa". "Shidi preguntó por la Princesa Real Anguo, así que me limitaré a hablar de la princesa", dijo Tang Ming. "Ya sabes los eventos del pasado, así que debes entender que la situación de la Princesa Real Anguo era muy difícil. Sin embargo, la Princesa Real Anguo nació en el clan imperial, así que aprendió muy pronto que el "padre" y el "hermano" eran los más importantes."

"Su vida entera tenía que ser dedicada al trono, ante todo. Así que cuando Su Majestad le dijo que adoptara a este niño, la Princesa Real Anguo no estaba muy dispuesta, pero aun así lo hizo. Después de todo... en ese momento, acababa de perder a su propio hijo. Y el médico imperial había dicho que ya no podría quedarse embarazada." Zhong Wan dijo suavemente: "En mi juventud, una vez pasé medio año con Yu She. Podría decir... que la Princesa Real Anguo estaba realmente apegada a él." "¿Apegada?" Tang Ming sacudió su cabeza y sonrió. Declaró: "Para entonces, ya había dejado de ser funcionario durante muchos años. No me atrevo a hablar de los detalles. Pero más tarde, el maestro me dijo una cosa. ¿Shidi quiere escuchar?"

Zhong Wan dijo, "Naturalmente. Shixiong, por favor, continúa." Tang Ming dijo, "Según los rumores, el temperamento del Joven Príncipe Yu cambió repentinamente hace seis años. ¿Sabe Shidi por qué?" Zhong Wan sacudió la cabeza. "No estoy seguro. En ese momento, ya me había dirigido a Qian An. Sólo puedo adivinar que entonces descubrió la verdad sobre su propia identidad." Tang Ming preguntó: "¿Por qué él se enteró?" Zhong Wan se congeló. "Eh... creo que él lo investigó." Tang Ming preguntó de nuevo: "¿Por qué el joven príncipe Yu decidió repentinamente investigarlo?" Zhong Wan no tenía respuesta. Tang Ming suspiró. "Esto es lo que el Maestro me dijo. El Maestro dijo que un día, por alguna razón desconocida, la Princesa Real Anguo de repente se negó a ver al Joven Príncipe Yu por varios días. Más tarde, ella lo vio sin querer... y, durante un desacuerdo, abofeteó al Joven Príncipe Yu en la cara. Incluso le castigó para que se arrodillara en la sala durante muchos días consecutivos." Zhong Wan se quedó sin palabras e incrédulo. "¿La Princesa Real castigó a Yu She? ¿Por qué?" Tang Ming suspiró de nuevo. "Porque alguien le dijo a la Princesa Real que el niño del que había estado embarazada ese año no se habría perdido por su mala salud. En su lugar, había sido una estratagema creada por Su Majestad para hacerla abortar" Con un chasquido, Zhong Wan rompió la taza de té que tenía a su alcance con sus propias manos. La porcelana apuñaló su palma. Zhong Wan cerró los ojos. La sangre corría por las líneas a lo largo de la palma de su mano. Ziyou...

Tang Ming sufrió un gran susto. Se apresuró a ayudar a vendar a Zhong Wan, pero este sólo apretó sus dientes fuertemente. Una pausa más tarde dijo: "No te preocupes. Me gustaría pedirle a Shixiong que entre en detalles". Tang Ming se lamentó, "La Princesa Real sentía cariño por el Joven Príncipe Yu mucho antes de eso. Con un cambio de actitud tan repentino, el Joven Príncipe Yu se sentiría definitivamente en pánico y confundido. Desde su nacimiento, los rumores sobre su identidad nunca habían cesado. El Joven Príncipe Yu también pensó en esto. Él... decidió averiguar la verdad." Zhong Wan inhaló profundamente. Su cara estaba pálida y cenicienta. "El hijo de la Princesa Real realmente..." Tang Ming jadeó fuertemente. Sacudió la cabeza y dijo: "No. Lo peor es que todo esto sólo ha sido una trampa de alguien. El hijo de la Princesa Real había fallecido por un accidente de ella misma, pero después de que la Princesa Real Anguo finalmente llegó al fondo de este caso y se dio cuenta de todo... El papel ya no podía contener el fuego [6]. El joven Príncipe Yu... ya sabía toda la verdad." Zhong Wan apretó con fuerza los trozos de porcelana en su mano. Sintió que todos sus órganos habían cambiado de lugar. Sufrió en silencio. Después de mucho tiempo, finalmente se recuperó ligeramente. Cuando estaba saliendo de la mansión, un pensamiento repentino golpeó a Zhong Wan. Le preguntó abruptamente a Tang Ming: "Todos los eventos pasados que Shixiong compartió conmigo estaban enfocados en Ziyou, como si supiera que vine aquí por él. Shixiong... ¿Cómo puedes tener una idea tan clara de mis pensamientos?" Tang Ming parecía exasperado. "Shidi todavía no confía en mí. Pero hoy, yo fui el que habló. No reveló ni la mitad de un secreto. ¿De qué tienes miedo?" Los ojos de Zhong Wan eran oscuros. "En asuntos relacionados con Ziyou, no puedo permitirme no ser cauteloso." "Esta es nuestra primera reunión. Es razonable que todavía sospeches de mí." Tang Ming no se preocupaba en absoluto de lo cuidadoso que era, él dijo, "En cuanto a por qué sabía que habías venido por el Joven Príncipe Yu, es porque el Maestro me dijo una vez..."

Zhong Wan estaba en alerta máxima. "¿Qué dijo?" Tang Ming sonrió débilmente. "Porque el Maestro me dijo una vez, cuando aún asistías a clases en el palacio con los príncipes de la hacienda del Príncipe Qian An, no te importaban los asuntos fuera de la academia. Eras orgulloso y arrogante, y despreciabas el hecho de que te atraparan con alguien más. Excepto... que ocasionalmente te bloqueabas. Te bloqueabas sólo cuando mirabas fijamente a Ziyou."

...

GLOSARIO 1.- Los médicos chinos tradicionales diagnostican la mayoría de las enfermedades y determinan si una mujer está embarazada o no al tomar el pulso. Si el pulso de "alegría" se hace notable, significa que la mujer está embarazada. En consecuencia, el médico puede documentar cuándo notó por primera vez este pulso y controlar qué tan saludable está el bebé a través de este pulso. 2.- funcionario que escribe lo que el emperador / otros dicen durante los banquetes... un secretario jajaja 3.- Estudiante masculino mayor bajo el mismo maestro / maestro / secta. 4.- Estudiante masculino más joven bajo el mismo maestro / maestro / secta. 5.- Hijas de familias con antecedentes poderosos y distinguidos, aunque no se consideran la principal consorte. El hecho de que sean emparejados por el emperador hace que quien sea su esposo no pueda dárselos casualmente a otros / reemplazarlos. Sin embargo, no tienen tanto poder como un cefei (consorte secundario). (guiqie / consorte noble) están bajo cefeis en autoridad pero por encima de shufei y otras concubinas regulares. Este tipo de consorte noble ( ) es diferente de , siendo el segundo el rango de concubina imperial "Noble Consort", el rango de concubina imperial más alto que no sea la emperatriz () y el Consorte Noble

Imperial ( ). 6.- Que todo había sido descubierto

NOTA DE TRADUCTORES: ZW ya te cacharon, cariño

Capítulo 39

Después de muchos años de sufrimiento, Zhong Wan pensó originalmente que se había vuelto inmune a tales cosas desde hace mucho tiempo. Pero hoy, después de no prestar atención, se cortó la mano con fragmentos de porcelana. Y el shixiong que conoció antes, en una palabra, le había atravesado el corazón. Zhong Wan se paró en los fríos vientos del comienzo de la primavera, presionando el área adolorida de su pecho donde estaban sus pulmones. Sonriendo de manera burlona para sí mismo, dijo: "Shixiong, no digas nada si puedes ver a través de mí." Tang Ming también sonrió. Suspiró: "No quise decir nada al principio, y te acompañé en la actuación de este espectáculo. Pero todo el tiempo, me has estado evitando. No hay nada malo en que Shidi se proteja. Sin embargo, es mejor no retrasar tus propios asuntos." Zhong Wan usó el carruaje como apoyo mientras ajustaba su respiración. En voz baja, dijo: "Así que el Preceptor Imperial hace tiempo que..." "En su vejez, ¿qué es lo que el Maestro no pudo haber visto antes? Después de instruirte durante muchos años, ¿qué no pudo ver a través? Simplemente se mantuvo callado." Tang Ming suspiró. "Ya que estamos hablando de esto, no andaré con ceremonias y diré un poco más, ¿de acuerdo?" Habiendo sido expuesto, Zhong Wan ya no tenía nada que esconder. "Hable Shixiong". "Estas palabras fueron las que el Maestro me confió para decir, mientras te vigilo lo mejor que pudo." Pasó mucho tiempo antes de que Tang Ming continuara, "Estas palabras requieren que empiece desde el principio... Deberías saber que el día que te metieron en la cárcel, el Maestro quiso liberarte". Sorprendido, Zhong Wan dijo, "¿Al Preceptor Imperial no le importaba su reputación?"

"¿Por qué le importaría eso al maestro? Además, tú fuiste el último de sus discípulos. ¿Quién en este mundo no lo sabía? El Maestro planeó una gran estrategia. Desafortunadamente..." Tang Ming se quedó sin palabras por un momento. "Durante los últimos años, él había sido pobre y su familia también. No podía competir con el extremadamente rico Joven Príncipe Yu." Zhong Wan no pudo evitar bajar la cabeza y sonreír. Tang Ming suspiró una vez más. "Que su otro discípulo le diera una bofetada de oro lo enfureció al extremo ese día." "El maestro sabía su intención. Vio como el Joven Príncipe Yu te compró y temió que fuera la misteriosa e inexorable Voluntad de los Cielos. Y dejó de interferir. Más tarde, los asuntos del Príncipe Ning se habían resuelto. Los hijos del Príncipe Ning fueron enviados a Qian An. Al principio, el maestro pensó que no pasaría nada más. Todos los bandos habían recibido lo suyo. Después, el destino de todos vendría de las manos de cada uno. Nunca había imaginado..." La mirada de Tang Ming cayó sobre Zhong Wan. Un suspiro se escapó de sus labios. "Nunca había imaginado que ya habías huido. "Porque sabía tu intención, después de oír que habías huido, el Maestro sintió aún más... lástima por ti." La mirada de Tang Ming era complicada. "Shidi es leal y justo. Shixiong admira esto. El maestro también fue claro en ese hecho. Shidi, ¿por qué no pensaste que cuando te fuiste a Qian An ese día, era evidente que no volverías? En su lecho de muerte, ¿por qué el Maestro no sólo te extrañó tanto, sino que también arregló estas cosas para ti?" Tang Ming dijo en voz baja: "El maestro hace tiempo que se dio cuenta de que había alguien a quien no podías dejar ir, y que volverías tarde o temprano".

Zhong Wan giró la cabeza hacia un lado. De repente, el viento le puso los ojos rojos. Con la voz seca y áspera, Zhong Wan dijo: "Soy yo el que no sirvo para nada. El Preceptor Imperial había elaborado una estrategia para mí hasta ahora, pero nunca regresé para despedirlo. Yo..." "¿Cómo pudiste haber regresado?" consoló Tang Ming. "Su cuerpo había sido insalubre todo el tiempo. Murió en su sueño sin dolor. Vivir un año más que el sabio Confucio debería considerarse como morir en la vejez."

Zhong Wan asintió. Se inclinó para presentar sus respetos. Se subió al carruaje a regañadientes. Después de soltar la cortina, se sentó con la espalda recta durante dos horas antes de relajar su postura. Zhong Wan se reclinó en su asiento. Usó mucha energía para alcanzarlo y tirar de su capa hacia él. Se cubrió la cara con ella. Después de que el carruaje condujo por otra hora, Zhong Wan se relajó gradualmente. Se limpió la cara. Gastó mucha energía en sentarse. Se frotó los hombros doloridos y cayó en un aturdimiento, sin que una palabra saliera de sus labios. Si lo que Tang Ming había dicho era verdad, entonces muchas cosas tenían sentido. Porque no importaba lo que hiciera Yu She, el Emperador Chongan y el Príncipe Yu hicieron lo mejor para protegerlo. Por qué el joven Yu She de repente comenzó a sospechar de sus propios antecedentes. Por qué la Princesa Real lo consintió tanto en ese entonces. Ella se había sentido culpable. Al principio, Zhong Wan pensó en tomar prestado el poder de la Princesa Real Anguo. Pero ahora, parecía que no se podía hacer. En ese entonces, ¿quién arregló todo esto? Después de que la Princesa Real Anguo se dio cuenta de que no tendría un hijo, aceptó reconocer a Yu She como suyo. Para la Princesa Real Anguo de ese tiempo, ese arreglo no fue desventajoso. Si en el futuro, Yu She parecía que podría suceder al trono, entonces la recordaría como su tía y la madre que lo crio hasta la edad adulta. La respetaría, garantizando su honor y gloria suprema. Aunque Yu She no pudiera ascender al trono, heredaría la posición de príncipe en el patrimonio del Príncipe Yu. En resumen, la Princesa Real Anguo nunca tendría su propio hijo y de lo contrario tendría que dar el principado a sus hijos ilegítimos. Así que, ¿por qué no darle el puesto a su sobrino de sangre?

Por esta razón, cuando ella había mimado a Yu She en aquellos años, probablemente era sincera. Ella consideraba de todo corazón a Yu She como su propio hijo. No fue hasta que alguien con malas intenciones le dijo que cuando quedó embarazada en junio, durante el cuadragésimo séptimo año de la Era Taiyu, fue su hermano mayor, el Emperador Chongan, quien planeó hacerla abortar. Uno temería que ese día, la Princesa Real Anguo hubiera querido incluso cometer un regicidio. Sin embargo, no podía hacerle nada al Emperador Chongan. Por lo tanto, puso todo su odio en el entonces Yu She de dieciséis años. Lo más desesperante de todo esto era que todo era falso. Sólo había un pequeño margen de maniobra. Después de que la Princesa Real Anguo se calmara, fue capaz de descubrir esta parte de verdad. Desde que la Princesa Real Anguo y Yu She se enfrentaron, no había nadie en el mundo que fuera sincero con él. La persona que la envenenó primero con esos pensamientos había empezado su plan así, con intenciones tan malvadas, que ni siquiera los demás podían imaginarlas.

Ese día, cuando la Princesa Real Anguo, una persona de la que Yu She siempre dependía, de repente lo trató fríamente y lo castigó para que se arrodillara en el salón ancestral de la finca del Príncipe Yu, ¿qué pasó por su mente? ¿No era eso parecido a la caída del cielo? Mientras Zhong Wan pensaba esto, le dolía el pecho. Juntó las cejas con fuerza, forzándose a no pensar en esto. ¡¿Cómo pudo el Preceptor Imperial Shi ver a través de todo esto?! Presionando una mano en su pecho, Zhong Wan se dijo a sí mismo, Durante tantos años, me he detenido a actuar por emoción para mantener mi propiedad. Si ese día, no pudiera continuar viviendo en Qian An, no diría esas cosas en voz alta. Zhong Wan creía que era capaz de ocultarlo bien. Especialmente antes de que el Príncipe Ning se encontrara con un percance, estaba aturdido por esas cosas. ¿Cómo

es posible que el Preceptor Imperial no lo supiera? Había muchas cosas que no podía recordar. De repente, recordó algo importante. En ese entonces, cuando estudiaba con otros, hubo un tiempo en que Zhong Wan estaba confundido y olvidó que el Preceptor Imperial Shi quería que practicara su escritura. Y no le dijo a la gente del estudio que preparara un gran pincel de antemano para Xuan Rui y para él mismo. Zhong Wan había sido descuidado, y dijo que sería el compañero de lectura de Xuan Rui. Normalmente, era Xuan Rui quien le recordaba lo que tenían que hacer. Pero ese día, ambos se olvidaron. Sin opciones, Zhong Wan fue a pedir perdón al preceptor imperial Shi, queriendo pedirle prestados sus pinceles. El Preceptor Imperial Shi siempre se había preocupado por Zhong Wan, y le había prestado papel y pinceles en el pasado. Originalmente, no encontró ningún daño en pedirlo. ¿Quién hubiera sabido que ese día el Preceptor Imperial Shi estaría furioso? Reprendió a Zhong Wan por ser descuidado con su trabajo. No sólo se negó a prestarle pinceles y papel, sino también... Zhong Wan no podía soportar recordar. Después de que el Preceptor Imperial le regañara durante mucho tiempo, le dijo que le pidiera prestado a Yu She. Mareado por la regañina, fue a pedirle prestado los artículos a Yu She. Esta fue la primera vez que Zhong Wan tomó la iniciativa de hablar con él. Contrariamente a lo que se esperaba, tenía un buen temperamento. Después de sorprenderse un poco, le prestó sus pinceles a Zhong Wan. Mirando hacia atrás ahora... El Preceptor Imperial Shi fue demasiado travieso. Justo antes del toque de queda nocturno, cuando sonaron los tambores de advertencia, regresó a la casa. Después de eso, llamó a un sirviente, ordenándoles que investigaran primero a Tang Ming. Tang Ming de hecho era su compañero mayor del mismo maestro. Las palabras que dijo fueron todas razonables. Sin embargo, Zhong Wan todavía no podía confiar completamente en él.

Sentía que alguien que fue el Escribano de la Corte Imperial del anterior emperador por más de diez años no podía ser tan simple. Investigar a Tang Ming fue más fácil que investigar a Yu She. La gente de Zhong Wan le envió una carta al día siguiente. De principio a fin, Zhong Wan leyó los registros de la vida de Tang Ming. Todo estaba limpio. No había nada extraño en ellos. No tenía ninguna razón para servir a la hacienda del Príncipe Yu o a Xuan Jing.

Una vez más, Zhong Wan recogió el complicado y muy engañoso registro genealógico de Tang Ming. Y después de leerlo, de repente encontró algo sospechoso. La madre biológica de Tang Ming tenía el apellido Zhong. Zhong Wan se quedó sin palabras. ¿Podría Tang Ming estar relacionado con él? Había mucha gente con el apellido Zhong en la capital real. En realidad, no estaba seguro. Además, él era de la rama lateral del clan Zhong. Incluso si la madre de Tang Ming era del clan Zhong, no podía estar seguro de que estuviera emparentado con esa anciana [1]. Sólo por esta conexión familiar que estaba separada por cinco grados, ¿Tang Ming cuidaría más de Zhong Wan? ¿O fue porque el Preceptor Imperial Shi había confiado esa tarea a Tang Ming? Zhong Wan quemó las pocas hojas de papel que tenía en su mano en la llama de una vela, cayendo en un aturdimiento. Aunque no se atrevió a confiar completamente en Tang Ming, Zhong Wan creyó entre el setenta y el ochenta por ciento de sus palabras. Una vez más, Zhong Wan sintió ganas de ver a Yu She. Desafortunadamente... Mientras atendía la herida de su mano derecha, se enfadó hasta el punto de rechinar los dientes.

"Todavía quedan seis días." Sin embargo, mañana sería el comienzo del quinto conjunto de siete días de Xuan Jin. Podría encontrarse con él. El primer día del quinto conjunto de siete días, Zhong Wan y los demás llegaron a la propiedad del Tercer Príncipe temprano en la mañana. En el momento en que entraron, se encontraron con la Princesa Real Anguo. Y Yu She la seguía por detrás. En el pasado, Xuan Yu se había encontrado con la Princesa Real Anguo varias veces. Siempre había sido muy listo. No necesitaba que nadie le dijera que hiciera una ceremonia de presentación de respetos de forma comedida. La Princesa Real Anguo cuidaba mucho de su salud. Como resultado, ella solo aparentaba cuarenta años. Su origen era noble. Alguien con el estatus de Xuan Rui nunca le llamaría la atención. Sin embargo, ella no lo despreciaría. Las comisuras de sus labios se curvaron. Permitió que Xuan Yu se pusiera de pie. Sus palabras y su entonación no eran apresuradas, distintivas de las de personas de alto rango y distinguidas. Le preguntó lentamente si tenía frío, si había estado cansado los últimos días. Xuan Yu respondió apropiadamente. La Princesa Real Anguo asintió. Se tomó su tiempo diciendo: "Su Alteza Imperial Consorte Xian extraña mucho al Tercer Príncipe. En este momento, todavía está llorando. No entres todavía a inclinarte, de lo contrario ambas partes no parecerán decentes... Ya es el quinto conjunto de siete días. El día que la desafortunada persona [2] regrese. Así que déjala llorar hasta que su corazón esté contento." La Princesa Real Anguo parecía exhausta. Había cuidado de la consorte imperial Xian durante muchos días. Al principio, todavía podía llorar un poco. Pero después de un tiempo, se había molestado por ello. Justo ahora, la consorte imperial Xian se volvió loca, llorando hasta el punto de que su cabello se desordenó y su ropa se volvió desordenada. La princesa real Anguo no se molestó en consolarla, llevando impacientemente a Yu She fuera.

Mientras Xuan Yu respondía a sus preguntas, Zhong Wan se puso detrás de él. Naturalmente, la Princesa Real Anguo no le echó ni una sola mirada. Sólo lo trató como a un sirviente normal.

Zhong Wan tampoco le prestó atención a la Princesa Real Anguo. Se centraba en Yu She. Hace un momento, los dos se encontraron con miradas. En un instante, miraron hacia otro lado. Pero Zhong Wan todavía era capaz de adivinar lo que Yu She estaba pensando: cinco días más. No mires demasiado. Todavía de pie detrás de Xuan Yu, Zhong Wan bajó la cabeza. Las comisuras de sus labios se inclinaron hacia arriba un poco. Dentro, los sollozos de la Consorte Imperial Xian se hicieron más y más miserables. Todos esperaban afuera en la sala de luto. La Princesa Real Anguo dijo en voz baja, "¿Se dice que has dormido temprano durante los últimos días?" La voz de la princesa real Anguo se había vuelto más amable. Era evidente que estaba hablando con Yu She. Zhong Wan mantuvo la cabeza baja. Sólo escuchó a Yu She gruñir en reconocimiento de una manera descuidada. "Eso está muy bien. También tienes que prestar atención a lo que consumes y comer saludablemente." Ella sonrió. "Me enteré de que el otro día, de repente quisiste comer pasteles... A mi gente se le ocurrieron algunos diseños nuevos. Ya te los han enviado hace un tiempo. Cuando volvamos, recuerda comértelos". La molestia pasó por los ojos de Yu She. Rápido como un rayo, miró a Zhong Wan. Frunció el ceño. "¿Quién dijo eso? No quiero comérmelos". La sonrisa en los labios de la princesa real Anguo se endureció. Miró a Xuan Yu por reflejo. Entonces su sonrisa se desvaneció. "No importa entonces..."

Parecía que la Princesa Real Anguo estaba descontenta con la falta de respeto de Yu She hacia ella frente a los forasteros. Después de un momento, ella dijo con indiferencia: "No sé cuánto tiempo la Consorte Imperial Xian estara llorando. No nos quedemos parados y esperemos aquí. Ve a arrodillarte en el santuario" Sin importarle, Yu She gruñó su reconocimiento, se dio la vuelta y se fue. Aunque lo había dicho inconscientemente, Zhong Wan se sintió infeliz por las palabras "ve a arrodillarte". Zhong Wan tocó ligeramente la mano de Xuan Yu. Xuan Yu dijo rápidamente que tenía que salir. La Princesa Real Anguo asintió. Entonces salieron. Xuan Yu tuvo que buscar a los otros miembros del clan imperial. Como de costumbre, dejó que Zhong Wan encontrara un lugar para tomar un descanso. Él vio como seguía a la gente del Ministerio de Ritos, antes de darse la vuelta. Siguió a los otros sirvientes. Después de venir aquí durante tantos días, ya estaba familiarizado con este lugar. Estaba vestido con el habitual atuendo de luto, extremadamente discreto. Dondequiera que fuera, podía mezclarse con los demás. Poco después, encontró a Yu She. Estaba en el santuario de luto en el que Zhong Wan había estado el otro día. Y estaba de rodillas. Zhong Wan miró la espalda de Yu She. Se sentía como si estuviera mirando a un Yu She que era mucho más joven. El joven de dieciséis años, Ziyou, tenía la cara pálida, unos pocos arañazos rojos en el rostro, mientras se arrodillaba en el salón ancestral del clan Yu. Durante días consecutivos, no pudo comer ni beber. A esta persona... ¿Cómo pudieron tratarlo así? Yu She sintió a alguien detrás de él, y se dio vuelta de repente. Después de ver a Zhong Wan, lo miró fijamente aturdido por un momento. "¿Por qué estás aquí?"

Yu She se puso de pie. Miró la mano derecha de Zhong Wan y frunció el ceño. "¿Qué le pasó a tu mano?" "Me corté por accidente". Zhong Wan se acercó. Se mojó los labios. Distraído, preguntó: "¿Te duele la cara?" Desconcertado, Yu She miró fijamente a Zhong Wan. Él respiró profundamente. Esforzándose al máximo por suprimir su palpitante corazón, dijo con voz ronca: "Yo... ¿Puedo besarte?" Yu She se quedó sin palabras. Incrédulo, miró a Zhong Wan, con los labios temblorosos. Zhong Wan volvió a sus sentidos. Deseó poder darse una bofetada en la cara. ¡¿Cuándo desaparecería su mal hábito de decir lo que se le ocurra una vez que esté molesto e indignado?! Zhong Wan temía que Yu She llamara a sus guardias para que lo golpearan, apresuradamente se aclaró su garganta. "Si no puedo, entonces está bien. Me voy." Zhong Wan retrocedió dos pasos, antes de obligarse a explicar. "No sabía que estarías aquí. Todavía quedan cinco días, ¿verdad? Me iré primero..." "Tú..." La expresión de Yu She empeoró después de escuchar las palabras de Zhong Wan. Lo miró con incredulidad en sus ojos. "¡¿No puedes leer la atmósfera?!" Zhong Wan tampoco sabía lo que le pasó antes. Se sentía muy incómodo, haciendo una reverencia antes de irse. Antes de que pudiera estar de pie, Yu She lo jaló. Inquieto, Yu She miró fijamente a Zhong Wan. Su respiración se hizo más rápida y breve, como si estuviera furioso porque Zhong Wan lo había ofendido. Zhong Wan realmente quería cavar un agujero y esconderse en él. Pero antes de que pudiera pensar en qué decir, de repente escuchó a Yu She echando humo de rabia a

través de los dientes apretados mientras advertía con una voz escalofriante: "Esta vez, no se te permite usar la lengua". De repente, Zhong Wan abrió los ojos. Antes de que pudiera responder, Yu She lo besó.

...

GLOSARIO 1.- Es difícil mostrarlo en español, pero la forma en que dice "anciana" es muy respetuosa. 2.- En el quinto conjunto de siete días, se cree que el difunto volvería a la tierra de los vivos para visitar. Entonces la "persona desafortunada" se refiere al Tercer Príncipe.

NOTA DE TRADUCTORES: ¡OH DIOS MÍO! ¡¡¡SE BESARON!!!

Finalmente... 39 capítulos y más de 7 años de tensión sexual sin resolver después LOL (el beso cuando ZW estaba soñando no cuenta jeje)

Capítulo 40

Se separaron tan pronto como hicieron contacto. Por un momento, Zhong Wan no podía pensar con claridad. Había perdido el equilibrio debido a los tirones de Yu She, así que instintivamente envolvió sus brazos alrededor de la cintura del otro. Yu She frunció el ceño y agarró las muñecas de Zhong Wan. Luego, las retorció detrás de su espalda y lo presionó contra el escritorio. Había una ligera ira en los ojos de Yu She. Dijo furiosamente:

"Cierra los ojos". Zhong Wan no pudo responder por el pánico que tenía. Hizo exactamente lo que dijo y cerró los ojos. Pensó ansiosamente, ¿acaso sabe besar o no? Esta postura y aura... es más parecida a la de un fantasma malvado tratando de tragarse a un humano, ¿verdad? Zhong Wan cerró los ojos y se preparó para el hecho de que Yu She probablemente lo mordiera lo suficientemente fuerte como para sangrar. Al momento siguiente... Al momento siguiente, Zhong Wan sintió que Yu She lo besaba de nuevo. Inesperadamente, estaba siendo extremadamente amable. Rozó suavemente los labios de Zhong Wan, incluso más suavemente que antes. Este se relajó. Sus labios se separaron inconscientemente. Instantáneamente, sintió que la respiración de Yu She se hacía más rápida. Con los ojos todavía cerrados, Zhong Wan pensó, se acabó. Yu She probablemente iba a pensar que estaba siendo frívolo otra vez. Estaba a punto de juntar los labios una vez más cuando de repente, algo se deslizó... La cara de Zhong Wan se puso roja al instante. Esta persona... Claramente acababa de advertirle antes, pero ahora era él quien... quien era... Zhong Wan perdió la capacidad de pensar. El joven príncipe Yu era lozano, pero tal vez porque había leído todo tipo de libros, sabía mucho más que Zhong Wan. La cintura de Zhong Wan se ablandó. Se perdió en el beso con Yu She. La punta de su lengua se movió instintivamente. Yu She frunció el ceño y se echó hacia atrás. Con la ira en sus ojos, Yu She miró fijamente a Zhong Wan. Este rechinó los dientes. Así que Yu She podía hacer lo que quisiera, pero no podía moverse en lo más mínimo.

¡¿De quién eran estas reglas familiares?! "Las reglas de mi familia". Yu She podía saber lo que Zhong Wan estaba pensando. Lo miró con rabia. Después de una ligera vacilación, repitió humildemente, "Tú... no puedes moverte". Zhong Wan estaba todavía un poco aturdido. Asintió reflexivamente. Lo que sea. Cualquier cosa que este lunático dijera era ley. Yu She frunció el ceño. Sin dejarlo ir, sostuvo la muñeca derecha de Zhong Wan. "¿Cómo te hiciste esto?" Zhong Wang respondió casualmente: "Accidentalmente me hice un pequeño rasguño..." Yu She lo ignoró completamente. Simplemente desató la venda blanca alrededor de su mano. Este jadeó por el dolor. Los dedos de Yu She se detuvieron un momento antes de continuar quitando la venda, sin expresión. Yu she miró fríamente a la herida espantosa que tenía en la palma.

"¿Un rasguño accidental?" Zhong Wan se rio secamente. "En un momento como este... ¿por qué te importa esto?" Yu She se detuvo un momento. Su expresión se volvió un poco más fría. "Si no quieres decírmelo, entonces como quieras..." Zhong Wan se congeló. Su instinto le dijo que, si no explicaba las cosas con claridad, probablemente las pensaría demasiado. Rápidamente dijo: "Fui a ver a un viejo conocido. Al oírle... hablar de los acontecimientos pasados en nuestra propiedad, me sentí brevemente agraviado..."

Yu She no esperaba que Zhong Wan le diera una explicación. Sus pupilas temblaban. Pasó un tiempo calmándose, luego bajó la cabeza y silenciosamente envolvió la herida de Zhong Wan. "Viejos recuerdos de tiempos pasados. Aburridos incluso cuando se habla de ellos", Zhong Wan sonrió. "Tampoco eran buenos recuerdos. No preguntes por ellos, Joven Príncipe Yu." Yu She no respondió. Después de vendar a Zhong Wan, dejó ir al otro y le dijo: "Puedes irte". La cara de Zhong Wan estaba todavía un poco roja al recordar los eventos de hace un momento. Él también quería irse rápidamente. Se dio la vuelta, pero antes de que pudiera salir, escuchó a Yu She decir suavemente:

"En Cinco días... todavía puedes visitar mi propiedad". Las comisuras de los labios de Zhong Wan se habían estriado un poco. Salió del santuario. En este trigésimo quinto día después del fallecimiento del Tercer Príncipe, los pensamientos de Zhong Wan estaban a la deriva. Sólo Yu She estaba en su mente. Después de completar todo con todos los demás, mareado todo el tiempo, finalmente regresó a su propiedad. Sólo quería volver a su habitación y repensar de nuevo todo lo que había pasado en el santuario. Inesperadamente, después de que el carruaje de caballos se detuviera y saliera, vio instantáneamente a Lin Si. Xuan Congxin nunca había visto a Lin Si antes. Al verlo a través de la cortina, se sorprendió: "¿Quién es ese?" El corazón de Zhong Wan se saltó un latido. Lin Si siempre había sido cuidadoso en todo lo que hacía. ¿Por qué se atrevería a estar aquí? Zhong Wan le dijo a alguien que ayudara a los dos jóvenes maestros en sus respectivos lugares, y luego se acercó solo. Una vez que estuvo un poco más cerca, notó que Lin Si parecía extraño.

Parecía que había sido golpeado por alguien; la piel de la comisura de sus labios estaba desgastada. La mirada de Lin Si estaba vacía. Al ver a Zhong Wan, se congeló por un momento. Luego, como si estuviera extremadamente cansado, se arrodilló. "Hablemos dentro". Zhong Wan inmediatamente ayudó a Lin Si a levantarse. "Levántate". En la habitación de Zhong Wan, Lin Si acunó el té caliente que Zhong Wan le había dado. Permaneció completamente en silencio. "¿Qué ha pasado?" Zhong Wan giró la cabeza para observar cuidadosamente la comisura de los labios de Lin Si. Frunció el ceño. "¡¿Quién te golpeó?!" Lin Si mantuvo la cabeza baja. No respondió. Zhong Wan tenía dolor de cabeza por lo preocupado que estaba. "¿Qué pasó en realidad? Si no quieres señalarlo, ¡escríbelo! ¡¿Quién se atrevió a pegarte?!" Lin Si puso la taza de té a un lado. Señaló: "El Cuarto Príncipe".

Zhong Wan se quedó sin palabras. "Él... ¿No confía en ti completamente? ¿Por qué te golpeó?" Un pensamiento pasó por la mente de Zhong Wan. Exclamó ansiosamente: "¿Piensa que todavía trabajas para mí? ¡¿Que intentarás hacerle daño?!" Lin Si sacudió la cabeza y dejó escapar un suspiro de cansancio. Zhong Wan no podía quedarse quieto por lo enojado que estaba con Lin Si. "¡¿Entonces cuál es realmente el problema?!" Durante mucho tiempo, Lin Si permaneció callado. Luego se levantó y se arrodilló frente a Zhong Wan.

Una idea se le ocurrió a Zhong Wan. "O... ¿has decidido ser completamente leal a Xuan Jing?" En realidad, desde su última conversación secreta, Zhong Wan ya había comenzado a contemplarlo. Xuan Jing y Yu She estaban en lados opuestos. Como ya había decidido quedarse en la capital y ayudar a Yu She, Lin Si estaría atrapado entre la espada y la pared. Zhong Wan dijo rápidamente: "Han sucedido muchas cosas en estos últimos días. No tuve tiempo de decírtelo, pero escúchame ahora, Lin Si ... " Zhong Wan medio se arrodilló y se agarró a los hombros de Lin Si. Sonrió. "Estaba a punto de decírtelo. Lin Si... ya no tienes que hacer nada por mí en el futuro." Lin Si abrió los ojos al instante. "Escúchame primero". Zhong Wan presionó los hombros de Lin Si y empezó en voz baja, "Aunque solías ser un sirviente de la familia Zhong, sabes también que no mucho después de que tú y la niñera vinieran a nuestra casa, los problemas encontraron nuestro estado. Tú y la niñera tampoco lograron ganar nada. Técnicamente hablando, es la familia Zhong la que te debe..." Lin Si sacudió rápidamente la cabeza. Levantó las manos para intentar hacer una seña, pero Zhong Wan las sostuvo. Zhong Wan continuó: "Escúchame. Ambos crecimos en la propiedad del Príncipe Ning. Si hay bondad que debes devolver... esa sería sólo la bondad del Príncipe por haberte criado. Has pasado varios años corriendo por ahí. En este momento, Xuan Rui y ellos ya están a salvo. Hasta ahora, has devuelto toda la bondad que debías." Zhong Wan miró fijamente a Lin Si. Dijo suavemente: "No me debes nada. Tampoco soy tu Maestro. Soy tu didi [1]... En el pasado, no tenía un plan suficientemente bueno para ti. De ahora en adelante, sólo necesitas hacer las cosas por ti mismo". Los bordes de los ojos de Lin Si se volvieron rojos. Se inclinó y reverenció de cara a Zhong Wan. "Eres un hombre. No seas tan desaborido." Zhong Wan se puso de pie. "Muy bien, ya

te has reverenciado. Qué te parece esto: en el futuro, puedes visitarnos normalmente. Pero si necesitas dejar de visitar para evitar que Xuan Jing sospeche... puedes hacerlo también." Lin Si permaneció arrodillado, con los hombros temblando suavemente. Zhong Wan miró a Lin Si. Los recuerdos de veinte años de apoyo mutuo pasaron por su mente. Respiró profundamente antes de mostrar una sonrisa tranquilizadora: "¿Ya has terminado? ¡Levántate!" A Lin Si le llevó mucho tiempo ponerse de pie. Sus ojos estaban rojos. Señaló: "No vine aquí por eso". Zhong Wan se sorprendió. "¿Para qué más podrías estar aquí? ¿Xuan Jing ya ha malinterpretado tus acciones? Eso es realmente bastante problemático."

Zhong Wan frunció el ceño. ¿Podría ser que necesitaran hacer una actuación? ¿Necesitaría golpear a Lin Si unas cuantas veces antes de dejarle volver, llorando, a Xuan Jing? O... ¿debería hacer que Lin Si se golpeara a sí mismo como señal de que había cambiado de bando? Lin Si hizo un gesto, "El Cuarto Príncipe no sabe de la situación entre el Maestro y yo. Me golpeó porque hice algo malo". Zhong Wan no lo entendió. "Eres minucioso y metódico en tus acciones. ¿Qué podrías haber hecho mal?" Lin Si bajó la cabeza y vaciló antes de señalar: "Ayer, el Cuarto Príncipe me arrastró a beber con él porque estaba de mal humor. El Cuarto Príncipe no tiene una gran tolerancia al alcohol, así que se emborrachó. Por la noche... tuve la intención de hacer algo impropio. Me atrapó". Zhong Wan se congeló en su lugar. Pasó mucho tiempo antes de que preguntara cuidadosamente: "Tú... ¿Qué le hiciste?"

Las orejas de Lin Si se enrojecieron. Movió sus dedos y señaló. "Cosas inapropiadas". Zhong Wan sintió repentinamente que su cerebro había dejado de funcionar. Dijo con dificultad: "Inapropiado en... ¿qué manera?" Lin Si agitó la cabeza. Era obvio que no quería hablar más del tema. Zhong Wan se quedó sin palabras. Después de un breve pensamiento, todavía se sentía enojado. "¿Qué tan inapropiado podrías haber sido? ¡¿Para qué te golpee?!" Lin Si apenas pudo levantar las manos y hacer una señal: "Estaba borracho y no se podía mover. Yo... me aproveché de eso. Me lo habría merecido incluso si me hubiera golpeado hasta la muerte." En su corazón, Zhong Wan comprendió que Lin Si no era esa clase de persona. En realidad, no podría haberle hecho nada a Xuan Jing. Era razonable que Xuan Jing se enojara lo suficiente como para golpear a alguien después de ser usado de repente. Pero... Zhong Wan murmuró para sí mismo: "¿Qué buen fengshui tiene la familia Zhong para que todos sus miembros no tengan descendencia? ¿Cómo es que tú también...?" Lin Si bajó la cabeza avergonzado. "No te estoy culpando. No me importa mientras seas feliz", dijo Zhong Wan, luchando por consolarle. "Además, con el temperamento de Xuan Jing, si realmente no sintiera nada hacia ti, probablemente no te habría dejado con vida y lo suficientemente bien como para dejar la propiedad. Ya te habría cortado a la mitad. Tú... ¿cómo saliste?" Lin Si bajó la mirada. Señalo: "El Cuarto Príncipe me dijo que me alejara lo más posible". Zhong Wan suspiró de nuevo.

"Quédate aquí por ahora, entonces." La mente de Zhong Wan era un desastre. "O... ¿necesitas evitar cualquier posible implicación? De lo contrario, cuando quieras volver más tarde, Xuan Jing podría preocuparse de que estés de mi lado." Lin Si pensó por un momento. Señalo: "Me temo que no podré volver. Me quedaré". "No tengas tanta confianza en el futuro", dijo Zhong Wan. "El ala izquierda de mi patio todavía está vacía. Puedes quedarte allí. A partir de hoy, no necesitas hacer nada más por mí. Tómate unos días para descansar primero". Lin Si asintió, se levantó y se fue. Zhong Wan suspiró y comenzó a estresarse por Lin Si. Aunque Xuan Jing no tenía mucho cerebro, era una buena persona. Al menos, era mucho mejor persona que Xuan Qiong. Había salvado la vida de Lin Si. Después de todos estos años de interacción, era razonable que... Lin Si se sintiera así con él. Pero si Xuan Jing no se sintiera de la misma manera, Lin Si probablemente tendría mucho que sufrir. ¡¿Qué era este desastre?!

...

GLOSARIO 1.- Hermano más joven

NOTA DE TRADUCTORES: La Familia Zhong es una caja de tesoros ¿eh?

Capítulo 41

Originalmente, Zhong Wan quiso aprovechar el hecho de que todavía era temprano para hacerle otra visita a Tang Ming. Pero después de que Lin Si lo perturbara, era demasiado tarde para dejar las murallas de la ciudad. Sólo podía renunciar a eso. Mientras pensaba en Lin Si, Zhong Wan se preguntó si debía quemar incienso en la tumba ancestral de la familia Zhong. Y una vez que pensó en la tumba ancestral, la posibilidad de que la madre de Tang Ming fuera de la familia Zhong cruzó su mente una vez más. Una vez que sus pensamientos llegaron a este punto... En un instante, estuvo seguro. ¡Tang Ming era definitivamente su pariente! Tang Ming no tenía esposa o hijos. ¡Él tampoco dejaría atrás ningún descendiente! Zhong Wan no pudo evitar sonreír. Sin que él lo supiera, sus pensamientos se dirigieron a los eventos de antemano en el santuario de luto.

Él frunció ligeramente sus labios. Recordó por un corto tiempo, y lo encontró bien, aunque no dejara descendencia en esta vida. Mientras estaba atrapado en su ensueño, Xuan Congxin entró en la habitación. Un huésped había llegado repentinamente a la residencia. Ella no podía estar tranquila, así que se acercó para que le explicará la situación. "No importa. Yo... es un amigo que conocí en mi juventud", dijo Zhong Wan de forma ambigua. "En aquel entonces, se había implicado por mi culpa y se encontró con dificultades. Hace unos días, ofendió a su maestro y salió a esconderse. Dejaré que se quede aquí por un tiempo." Xuan Congxin dijo más relajada: "De acuerdo. Entonces dejemos que se quede aquí. Oh bien, alguien dijo hoy que el cumpleaños de Su Majestad, que será en unos días, ya no será celebrado tan grandiosamente. Todo será simplificado. Después de que los miembros del clan imperial entren en el palacio y se inclinen, podrán irse. No habrá ningún banquete y no tenemos que preparar ningún regalo." "Durante el período de luto, las cosas serán así." Xuan Congxin notó que Zhong Wan parecía algo inquieto y añadió: "¿Qué pasa? Podría ser..." Sin prestar atención, preguntó: "¿Qué?" Xuan Congxin dijo en voz baja, "Una vez que el quinto conjunto de siete días termine, volveremos a Qian An. ¿Qué hay de tu Kuafu? ¿Podremos ir a casa juntos?" Zhong Wan se liberó de sus pensamientos. Bajó la cabeza, una sonrisa en sus labios. Después de un momento de silencio, dijo: "Veré si Lin... si mi viejo amigo puede escoltarte de vuelta a Qian An. Si no es conveniente para él, entonces lo haré yo. Y una vez que haya llegado a Qian An, volveré aquí. " Xuan Congxin miró a Zhong Wan, sin querer separarse de él. Quería decir algo, pero luego dudó. Al final, ella dijo de manera desamparada: "De acuerdo. Pero... no tenemos prisa. Está bien esperar hasta que te cases la cuñada y regresar juntos." "No será tan rápido", dijo Zhong Wan descuidadamente. "De todos modos... ahora mismo todavía tenemos que observar la piedad filial en el período de luto [1] ¿Cómo

podría tomar una concubina ahora?" Xuan Congxin frunció el ceño. "Xuan Yu y yo somos los que tenemos que observar la piedad filial, no tú. Entonces, ¿de qué tienes miedo? Además..." Dijo con indiferencia: "No creo que esta capital tenga tantas reglas como Qian An. Estos últimos días, había gente que querían ser suegros de la Princesa Real Anguo."

Zhong Wan sintió que estaba tratando de subir un tramo de escaleras, sólo para que su pie se resbalara en el primer escalón. Se quedó en silencio por un momento. Se sentó. Dijo descuidadamente: "¿Qué familia?" "No estoy segura. Aunque reconozco a esas personas, no conozco el desorden de familiares del Heredero. Cualquiera que sea la hija de un hermano o la hija de una hermana, no puedo determinar quién." Xuang Congxin frunció el ceño. "Tal vez... Olvídalo. No estoy muy segura de los detalles, pero, en resumen, tuvieron una conversación sobre esto. La Princesa Real Anguo parecía muy interesada." Ella suspiró. "...En realidad discutieron estos asuntos durante un arreglo fúnebre. Qué buenos modales." Zhong Wan asintió. "El joven príncipe Yu tiene veintitrés años. Realmente debería sentar cabeza ahora." Curiosa, Xuang Congxin preguntó: "¿Es el joven príncipe Yu que vino a ver al hermano mayor en la finca antes?" Aún no se había casado y Zhong Wan la había protegido bien. Como tal, no sabía del romance entre Yu She y Zhong Wan que se había extendido en el público. Muy incómodo, Zhong Wan gruñó en reconocimiento. "Nunca lo he conocido. Se dice que es lo más querido de la princesa real Anguo, mimado hasta el punto de estar fuera de control", dijo. "Aunque no estamos considerados en el mismo clan, en cualquier caso, es un pariente del clan imperial. Sorprendentemente, están discutiendo su matrimonio en este momento..."

Por instinto, Zhong Wan dio la cara por Yu She diciendo: " Orden de los padres y una buena mano casamentera [2]. Él no tiene nada que decir al respecto". "¿Quién sabe?" a Xuan Congxin ninguna de las personas de la capital real le cause una gran impresión. Con algo de dureza, dijo, "¿No dijo la gente que nadie podía controlarlo? Así que él es definitivamente el que quería discutir su matrimonio." Zhong Wan sonrió débilmente. "Tal vez". ... Residencia de la Princesa Real Anguo. Yu She jugueteó con una pieza decorativa. Sin molestarse en levantar la cabeza, dijo:

"No hay necesidad de que gastes tu energía por mí". La Princesa Real Anguo dijo a un ritmo lento: "Nie Wen ha sido un alto funcionario del gabinete del emperador durante dos épocas. Sus discípulos están en todo el mundo, pero sólo tiene una nieta. La trata como a un valioso tesoro. He conocido a esta joven antes. Es hermosa con un gran temperamento y también es magnánima. En el futuro... podría ser la princesa consorte" Indiferentemente, Yu She dijo: "No la quiero". "¿Por qué no?" La Princesa Real Anguo calmó su temperamento, diciendo de manera persuasiva, "Sé que no te gustan los extraños. De hecho, no te estoy obligando a hacer nada. Sólo cásate con ella primero y poco a poco llegarás a conocerla. Después de vivir juntos un tiempo, sabrás que esa joven es buena. En ese momento, ustedes dos compartirán un amor mutuo y... " Yu She dejó de lado la pieza decorativa. Levantó la cabeza. "¿No tengo que participar en el período de luto?" "¿Realmente te importa esto?" La Princesa Real Anguo sonrió. "¿No son necesarios sólo tres meses? Aunque el matrimonio se decida ahora, todavía tenemos que esperar medio año antes de que pueda casarse. No interferirá con el período de luto."

Las comisuras de los labios de Yu She sonrieron. "Espera un momento..." De alguna manera, la Princesa Real Anguo sintió que las próximas palabras de Yu She no serían amables. De hecho, no lo fueron... Tranquilo en medio del caos, Yu She preguntó seriamente: "Princesa, dime la verdad. Ahora que Xuan Jin está muerto, ¿debería estar de luto durante tres meses o un año? [3]" La sonrisa en el rostro de la Princesa Real Anguo se debilitó. Como miembro del clan imperial, el luto de tres meses era suficiente. Pero si uno era el hermano menor de Xuan Jin, uno debe estar de luto por un año. Las pocas sirvientas que esperaban a la Princesa Real Anguo se retiraron. Ella hizo todo lo posible por reprimir su ira, obligándose a decir: "¿Estás borracho? ¿Qué tonterías estás diciendo?" "Estoy preguntando sobre el protocolo", dijo Yu She apáticamente. "Para evitar no saber las cosas y cometer una rebelión como la última vez..." Yu She bajó la cabeza, una sonrisa se extendía por su cara. "Como cuando solicité de todo corazón tomar a la Cuarta Princesa como novia, ocasionando que el emperador me arrojara su pisapapeles hacia mi cabeza..." "¡Tú!" Relajado, Yu She dijo: "¿Qué? Me han golpeado hasta tener miedo... quiero ser más cauteloso. ¿No está eso permitido?"

La Princesa Real Anguo se enojó hasta el punto de que su respiración se volvió áspera y cortada. Se apresuró a decir: "En aquel entonces, obviamente no estabas feliz de que Su Alteza tratara de conseguirte una consorte. Y por eso le dijiste deliberadamente al que querías a la Cuarta Princesa. ¡Casi hiciste que el Emperador-Hermano se enfermara de ira! ¿Estás tergiversando las palabras ahora mismo?" Yu She sonrió. "Pero hasta ahora, nadie me ha dicho la razón. ¿Por qué no puedo casarme con la Cuarta Princesa?" Su mirada cayó sobre la Princesa Real Anguo, en un tono frívolo. "A decir verdad... hasta ahora, todavía extraño a esa chica." "¿Cuántas veces la has visto? ¿Sabes siquiera cómo es ella?" La Princesa Real Anguo se puso furiosa. "Me quieres absolutamente infeliz, quieres al Emperador-Hermano infeliz, ¡¿es eso?!" Yu She la miró, con un semblante calmado. Estaba tan furiosa que le dolía el pecho. Se frotó en esa zona para calmarla y ya no habló. Estos últimos días, la Princesa Real Anguo había oído a los sirvientes del patio lateral decir que Yu She parecía haber refrenado su temperamento. Durante varios días, no causó problemas, haciendo lo que debía hacer cada día. Actuaba según las normas, como si hubiera vuelto a su juventud. Pensando que se había dado cuenta, la Princesa Real Anguo se sintió encantada. Quería resolver su matrimonio cuando él todavía estaba así. Pero nunca esperó que se pusiera de este modo. El tono de la Princesa Real Anguo era inestable y con apremio dijo: "Tú... ¿no puedes ser obediente?" Yu She golpeó ligeramente el reposabrazos. Lentamente dijo: "Estos últimos años, el palacio ha tenido arreglos funerarios consecutivos. Los asuntos matrimoniales de Xuan Jing y Xuan Qiong se han retrasado hasta ahora.

Tampoco ha habido ningún movimiento de en sus propiedades."

La Princesa Real Anguo levantó la cabeza. Yu She parecía como si estuviera hablando consigo mismo. "Soy mayor que Xuan Jing por unos meses. Si me caso antes que él, y tengo un hijo pronto..." Yu She la miró. "Si Su Majestad ve que estoy sano y tengo un hijo, inevitablemente me dará más importancia, ¿verdad?" La Princesa Real Anguo tenía sus pensamientos resueltos. Sus pupilas temblaban. Aún frente a la Princesa Real Anguo, Yu She dijo en voz baja, "Madre, ¿quién crees que está manipulando a quién?" "Sólo ríndete." Yu She se puso de pie. "Seguiré diciendo esto pase lo que pase. Si quieres que me case, sólo me casaré con miembros del clan imperial. En el mejor de los casos sería con una princesa. Las hijas de otros príncipes también son aceptables. Pero si ella no es miembro del clan imperial, entonces olvídalo." "Ziyou". La Princesa Real Anguo apretó los dientes. "Quieres apuñalar mi corazón, apuñalar el corazón del Emperador-Hermano, ¿verdad?" Los pies de Yu She se detuvieron. Se dio la vuelta para mirarla. "Al contrario". Después de decir esto, Yu She estaba a punto de irse, cuando la Princesa Real Anguo se apresuró a ponerse de pie y dijo: "El Emperador-Hermano... ¡no tiene buena salud!" Una vez más, Yu She se detuvo en su camino. "Ziyou". Ella se apresuró a su lado y, sin poder hacer nada, dijo: "¡Estaba preocupada por ti! Desde que Xuan Jin murió, el Emperador-Hermano cayó enfermo. No le va tan bien como en el pasado. Si algo sucediera... ¿cómo te prepararías?" Yu She se giró para mirarla. Se pusieron cara a cara por un momento. Entonces Yu

She dijo en voz baja: "Princesa, eres la tía de Xuan Qiong, la principal consorte del Príncipe Yu. Sólo no tienes que cometer grandes crímenes, y tendrás toda una vida de riqueza y prestigio sin importar lo que pase." Una suave risa salió de los labios de Yu She. "Conténtate con tu suerte. ¿O insistes en ser la emperatriz viu...?" La princesa Anguo abofeteó a Yu She. Después, el miedo se apoderó de su corazón. Se apresuró a decir: "Ziyou..." La Princesa Real Anguo quería acercar a Yu She para ver su cara, pero él se alejó de ella. No era la primera vez que ella lo abofeteaba. Esta vez Yu She no se asustó ni tuvo miedo. Sin expresarse, levantó una mano para limpiarse la sangre de la comisura de sus labios con el pulgar. Le lanzó una mirada por un momento y se limpió el pulgar con un pañuelo. Yu She se lamió la comisura del labio. Sonrió cuando terminó lo que estaba diciendo antes. "¿O insistes en ser la emperatriz viuda?" Avergonzada y arrepentida, la princesa real Anguo dijo: "Hace un momento, me habías hecho enojar demasiado. Déjame ver..." "No es necesario". Yu She retrocedió medio paso. "La princesa ya me ha golpeado. Volveré a mi residencia para reflexionar sobre mis errores." "Ziyou... ¡No estoy haciendo esto por mí misma! No importa lo que pase, actualmente eres mi familia más cercana ¿Cómo no voy a ayudarte? Tú... ¿No tienes miedo de que, en el futuro, cuando Xuan Qiong ascienda al trono, no te deje vivir? En ese momento, no sólo serás tú. ¡¿Como podría la gente a tu alrededor no estar implicada?! ¡Cuando llegue ese momento, aunque pueda preservar la residencia de la princesa, sólo podría vivir de los caprichos de los demás! Yo..."

Las pupilas de Yu She temblaban. La gente a su alrededor... Apretó los dientes. ¡¿Por qué no pudo quedarse en Qian An apropiadamente?! La Princesa Real Anguo notó que las grietas parecían aparecer en su firme exterior. Se apresuró a decir: "Ziyou... ¿Eres realmente cruel? ¿Ya no te importa nada?" Originalmente, la respuesta era sí. Los oídos de Yu She sonaron, apareció un dolor de cabeza. Frunció sus cejas. "Hablaremos de esto más tarde..." Dando dos pasos, salió de la sala cálida. En el camino de vuelta al patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu, su dolor de cabeza creció enormemente. La muerte de Xuan Jin rompió el equilibrio de la capital. La lucha por el trono ya había comenzado. Al principio, Yu She pudo relajarse mientras enturbiaba el agua y veía como otros luchaban. Y luego, al final, morir en manos de esos idiotas sin ninguna preocupación en el mundo. La muerte acabaría con todos sus problemas rápidamente. Sin embargo, sin embargo... Una ilusión comenzó a aparecer ante los ojos de Yu She. La comisura de su boca aún le dolía. Era como si hubiera vuelto repentinamente a los seis años anteriores. Cuando estaba en la residencia de la princesa. Cuando le dieron una bofetada en ese

entonces... En un instante, esa bofetada lo despertó de su ignorancia juvenil y su confusión. Originalmente, habría cometido suicidio en ese momento. Sin embargo, una vez que pensó que Zhong Wan estaba lejos, se obligó a seguir viviendo de la ira. En la actualidad, Yu She podría sentarse y no preocuparse o manejar nada. ¡Pero Zhong Wan tenía que quedarse en la propiedad del Príncipe Qian An! En una rabia desbordante, no pudo evitar dirigir todo su odio hacia Zhong Wan. Era él. Era todo culpa de esa persona... "También me está usando. Realmente también está usándome..." Yu She murmuró para sí mismo, matando la intención que parpadea en sus ojos. Los oídos de los soldados de la familia que escoltaban su carruaje eran muy sensibles. Escucharon los movimientos del carruaje, y uno de ellos dirigió su montura al lado del carruaje. Haciendo una reverencia, preguntó: "¿Tiene el Heredero alguna orden?" Dentro, Yu She se sentó con los ojos enrojecidos. Con voz ronca, dijo: "Ayúdame... a tratar con una persona". Después de que el soldado de la familia escuchó el nombre, su corazón se enfrió. No podía dejar de preguntarse de nuevo. "¿El Heredero está seguro?" El silencio cayó sobre el interior del carruaje por un momento. "Sí". El soldado de la familia se inclinó. Escuchó atentamente las órdenes de Yu She. Preguntó: "...¿esta noche?" La voz de Yu She era fría como el hielo. "¡Ahora mismo!" La mirada del soldado de la familia resultó ser complicada. Pero no se atrevió a desobedecer. Con un latigazo, arreció su montura, y se fue.

En la propiedad del Príncipe Qian An, Zhong Wan no había comido mucho en el día. Tampoco estaba cómodo acostado en la cama. No paraba de dar vueltas y vueltas. Zhong Wan se dijo a sí mismo, "No me incumbe..." Se volvió en la cama otra vez. No dejaba de pensarlo. Él y Yu She no eran nada. Si Yu She realmente tomó una novia, entonces... Entonces Zhong Wan todavía permanecería aquí. Sin embargo, ya no cruzaría más esa línea. Zhong Wan dijo en un susurro, "Si hubiera sabido esto antes, lo habría besado más..." Oyó un crujido por su ventana. Zhong Wan se rio a pesar de sí mismo. "¿Compartes este patio conmigo, y aun así saltas por la ventana para entrar en mi habitación?" Zhong Wan levantó su mano y levantó las cortinas de red. En un aturdimiento, preguntó, "¿Qué es?" Estaba oscuro en la habitación sin velas encendidas. Zhong Wan se sentó. Tomó prestada un rescoldo de su brasero de mano para encender una vela. En el momento en que se dio la vuelta, su corazón dio un golpe. Un hombre con la cara cubierta se paró en el medio de la habitación con una cuchilla. Ligeramente, Zhong Wan dejó el candelabro. Hizo todo lo posible por calmarse. "Galante espadachín..." El soldado de la familia se quitó la máscara de tela. Dijo con voz fría: "Estoy bajo las órdenes del joven príncipe Yu y le he ofendido". Entonces dio un paso adelante. Tiró del brazo izquierdo de Zhong Wan. Bajó la cabeza y lo miró, asegurándose de que había agarrado el brazo sin vendar. Sacó la daga por la cintura, pero no la desenvainó. Sujetó la vaina por el lado de la

hoja, golpeándola ligeramente en la palma de la mano de Zhong Wan. Este se quedó sin palabras. El soldado de la familia retiró la daga con su vaina. Ahuecó una mano en otra como señal de respeto. "Tampoco sé qué hizo mal el Joven Maestro Zhong. Sin embargo, nuestro heredero está furioso. ¡Me hizo venir ... a disciplinar al joven maestro Zhong! Él bajó la cabeza y miró el blanco de su palma. Sin darse cuenta, dijo, "Mm." El soldado de la familia se inclinó. "¡Pidiendo al Joven Amo Zhong que también reflexione durante unos días y no lo repita de nuevo! Me despido."

...

GLOSARIO 1.- . En la cultura china, cuando alguien muere, sus parientes cercanos pasan por lo que se conoce como el período de duelo. Durante esto, no pueden casarse, tener relaciones sexuales, etc. Esto se cree que muestra la piedad filial al fallecido. En la era moderna, no es tan estricto. 2.- Esta era la forma correcta de contraer matrimonio en la antigua China. 3.- Este es Yu She siendo su habitual persona de lengua afilada. Los familiares del fallecido deben estar en un período de duelo durante tres meses, lo que significa que no pueden casarse / comprometerse, etc. Sin embargo, los hermanos del fallecido deben estar de luto durante un año. Hay muchas reglas con respecto a esto y excepciones. Si los padres de alguien murieran, tendrían que estar de luto durante tres años. Si sus abuelos murieron, creo que es un año. Sin embargo, si alguien ya está comprometido y sus padres y abuelos mueren, pueden casarse en los primeros 100 días. Después de los primeros 100 días, deben observar el período de duelo

apropiado.

NOTA DE TRADUCTORES: Cosas muy profundas y tensas en esa conversación entre Yu She y la Princesa Real. También, LMAO por la "disciplina" que Yu She le dio a Zhong Wan...

Capítulo 42

A medianoche. Yu She se sentó, con el pelo suelto, en el sofá. En el suelo, a su lado, un hombre se arrodilló, temblando incesantemente. Yu She no hizo preguntas, no lo interrogó. Solo se quedó ahí. El mayordomo Feng entró con un poco de crema medicinal. Miró y sintió que esta persona le resultaba un poco familiar. Vagamente recordó haberlo visto antes en la residencia de la princesa real Anguo. El mayordomo Feng puso la crema en una pequeña mesa. No se atrevió a hablar. El número de personas en este mundo que fueron lo suficientemente valientes para golpear a Yu She se podía contar con una sola mano. Él había regresado de la residencia de la Princesa. La cual había causado la herida en su cara... era obvio. Todavía había sangre saliendo de la esquina de su boca. El mayordomo Feng no podía soportarlo más. Preguntó suavemente: "Heredero, ¿le duele? Todavía estás sangrando ¿Te ayudó a aplicarte un poco de medicina?" Yu She no habló. Al ver que no estaba en desacuerdo, el mayordomo Feng agarró la crema e intentó aplicársela. Él apartó la cara para evitar el otro. Finalmente habló: "Puedes retirarte. Tengo preguntas que hacer". El mayordomo Feng miró a la persona arrodillada en el suelo y se fue con un suspiro. Así, Yu She continuó soñando despierto. Después de un tiempo desconocido, cuando la persona arrodillada en el suelo casi se

desmaya del miedo, finalmente lo recordó. Yu She preguntó de repente: "¿Cómo está la salud del Emperador?" Esta persona era el subordinado de confianza de la Princesa Real Anguo. Normalmente, se mantenía bien escondido. No esperaba que Yu She se fijara en él de alguna manera. Entendía claramente la postura de la Princesa Real Anguo, así que reunió su ingenio y habló con voz temblorosa: "Honestamente no muy bien... Sólo que nadie se atreve a preguntar". Investigar la salud del emperador se consideraba traición. Todos evitaban implicarse. Yu She entrecerró los ojos. "Entonces, ¿cómo lo sabe la princesa?" "La Princesa Real visita a menudo al emperador para presentarle sus respetos. ¿Quizás ella misma notó algo? Además..." El subordinado de confianza bajó la voz, diciendo: "La princesa Real tiene su propia gente en la academia imperial de medicina. La princesa Royal hace todo por el Heredero. A pesar de que está cumpliendo con su deber de romper el tabú, sigue decidida a..." Yu She dijo con calma: "Con cada frase inútil que digas, te cortaré un dedo". El subordinado de confianza se quedó sin palabras. Cambió de tema y dijo: "La princesa real no quiere decir nada más al investigar esta situación. Sólo le preocupa que el emperador sea como el anterior. E-esta demasiado poco dispuesta a considerar el hecho de que nada es permanente". El subordinado de confianza no se atrevió a decir mucho sobre el emperador Chongan. Sólo podía usar al anterior emperador como ejemplo. "En aquel entonces, ¿no creía firmemente el anterior emperador que viviría mucho tiempo, por lo que no designó un príncipe heredero desde el principio? Por eso había tantas cuestiones. La princesa real no quiere otro momento de caos como ese, así que quiere que resolvamos lo que hay que resolver mientras nuestro emperador sigue consciente y bien".

Yu She perdió la paciencia. "¿Se ha vuelto tan ansiosa de repente sólo porque el emperador no está bien?" "¡Y! Y..." La frente del subordinado de confianza estaba cubierta de sudor frío. Añadió apresuradamente: "La verdad es que la princesa real originalmente no quería involucrarse. Sin embargo, la Consorte Imperial Yu se ha vuelto cada vez más agresiva. El Heredero sabe que la Princesa Real y la Consorte Imperial Yu no se han llevado bien durante mucho tiempo." "En el futuro, si el Quinto Príncipe asciende al trono, aún estaría bien porque está relacionado con la Princesa de dos maneras. Sin embargo, ¿quién puede decir claramente cómo son las cosas en privado? La Consorte Imperial Yu es mezquina. Si se convirtiera en la emperatriz viuda, ¿qué tan generosa sería con la Princesa Real?" "En estos días, nuestro Príncipe Yu ha estado en contacto con el Quinto Príncipe con mucha frecuencia. La Princesa Real está ansiosa. Aunque el Príncipe y la Princesa han estado enamorados durante varias décadas, entre parejas, es el viento del este el que prevalece sobre el viento del oeste o el viento del oeste el que prevalece sobre el viento del este [1]." "Además, todavía hay dos hijos ilegítimos atrapados entre ellos... En la actualidad, eso no importa, pero ¿qué pasará más adelante? Más tarde, si nuestro Príncipe se convierte en el poderoso Tío Real [2], la Princesa Real caería en desgracia. ¿Seguiría el Príncipe Yu... tratando a la Princesa con tanto respeto?" El subordinado de confianza miro a Yu She. Se obligó a decir: "Para entonces, la Princesa posiblemente no pueda ayudarle a mantener su puesto de Heredero..." Yu She se mofó: "Maravilloso... la pieza de ajedrez que soy yo es tan útil, como se esperaba" Levantó su mirada y pregunto curioso: "¿Por qué no ustedes no estan preocupados de que no me importen estas cosas para nada? ¿Qué pasaría si el puesto del Heredero desapareciera? Cualquiera puede tomar mi vida como le apetezca" El subordinado de confianza estaba empapado de sudor frío. ¡¿Quién dijo que no estaban preocupados?! Durante muchos años, Yu She ocasionalmente intentaba suicidarse. La Princesa Real

Anguo ya había renunciado a este plan, sin atreverse a depositar demasiadas esperanzas en él. Ella había planeado dejar las cosas al destino. De cualquier manera, no importaba quién ascendiera al trono, ella seguiría siendo la tía del nuevo emperador relacionada con la sangre. Sin embargo, por casualidad, Yu She había empezado a parecer más vivo recientemente. La posición de emperatriz viuda estaba justo en la punta de sus dedos. ¿Cómo podría la Princesa Real Anguo no ser tentada? El subordinado de confianza dijo: "La princesa cree que... El Heredero probablemente le ha renacido la intención de luchar por el trono. Si el Heredero tiene la intención de hacerlo, la Princesa hará naturalmente lo mejor para ayudar." Yu She preguntó con calma: "¿Cómo quiere ayudar?" Pero el subordinado de confianza se volvió tímido. Después de un momento de vacilación, dijo, "La princesa quiere..." El subordinado de confianza dejo el "quiere" en un eterno suspenso, pero al final no se atrevió a decir nada. Yu She habló por él: "Quiere que el emperador me admita como su hijo mientras tenga buena salud". El subordinado de confianza dijo instantáneamente: "¡Eso sería lo mejor!" Yu She se inclinó ligeramente hacia adelante. Miró fijamente a los ojos del subordinado de confianza y dijo suavemente:

"Entonces, ¿ha pensado la Princesa en lo disgustado que estaría... llamándolo Padre?" El subordinado de confianza se congeló. Miró hacia arriba y se encontró con los ojos oscuros de Yu She. Con miedo, se inclinó incesantemente. El corazón de Yu She se había congelado por completo hace mucho tiempo. Todo lo que había pasado hoy era que había sido apuñalado dos veces más. Ya no sentía nada. Dijo entumecido: "Puedes irte". El subordinado de confianza cayó en un aturdimiento. Había pensado que, aunque no terminara muerto, al menos tendría que perder una capa de piel. Yu She lo estaba...

¿lo dejaba ir tan fácilmente? "Dile a la princesa". Yu She se puso de pie. "No intentes demostrar lo inteligente que eres, no hagas cosas por tu cuenta." El subordinado de confianza se detuvo. ¿Significaba esto que Yu She estaba de acuerdo o no? Se atrevió a preguntar, "Entonces sobre su matrimonio..." Yu She bajó la mirada y termino diciendo: "Cada vez que lo saquen a colación, iré a pedirle al emperador que se case con la Cuarta Princesa". El subordinado de confianza dijo inmediatamente: "¡No me atreveré! Fue un error de mi parte" Yu She cerró los ojos e hizo lo posible por sellar todos los buenos recuerdos que tenía de la infancia sobre la compañía de la princesa real Anguo. De esta manera, no se volvería loco otra vez. "Sé exactamente... cuáles son sus intenciones. ¿Sólo quieren que me case? ¿Sólo quieren que tenga descendencia?" Yu She se dio la vuelta para mirar al subordinado de confianza. Sonrió. "La princesa quiere encontrar a alguien que pueda oficialmente, constantemente... vigilarme. Quiere vigilarme y convertirme en una marioneta, ¿verdad?" El subordinado de confianza se sorprendió. No esperaba que Yu She lo hubiera adivinado tan pronto. Pero aun así, bajó la cabeza y se negó a admitir nada. "¡La princesa sólo quiere encontrar una compañera para el Heredero! El Heredero ya no es joven. Normalmente, su residencia está completamente vacía. ¿No haría eso que el humor del Heredero se sacudiera aún más? Si hubiera alguien que le acompañara y le entendiera, sería lo mejor. Incluso si no pudiera convertirse en la confidente del Heredero, habría..." "Todavía podría haber la posibilidad de un niño. Como tal, la princesa descansaría tranquila", se dijo Yu She. "Si me gustara, eso sería aún más emocionante. La princesa sería capaz de controlarme mucho más fácilmente..." Miró al subordinado de confianza. Murmuró suavemente: "Mejor rindete pronto. Primero ignoraremos si me casó con una novia o tomó una concubina. Incluso si lo hiciera..."

Yu She usó la punta de su bota para golpear suavemente la cabeza del subordinado de confianza. "Aunque lo hiciera, aunque me gustaran de verdad, no permitiría que me controlaran. Para mí, no hay nadie de quien sea reacio a separarme, ¿entiendes?" El subordinado de confianza tembló incontrolablemente, y luego asintió con la cabeza. Un pensamiento desconocido golpeó la mente de Yu She. Murmuró humildemente: "No importa cuánto me gusten... no me importarían estas cosas. Las golpearé si quiero. Si soy infeliz, incluso los despertaría en medio de la noche y le diría a alguien que las golpeara hasta matarlas. Si realmente murieran... tampoco me importaría". El subordinado de confianza se sorprendió. Apenas consiguió estar de acuerdo. Yu She recuperó su ingenio. Parecía haberse dado cuenta de que todavía había alguien bajo sus pies. Él dijo enojado:

"¡Si lo entiendes, entonces vete!" El subordinado de confianza sintió que Yu She ya estaba convencido y que podría informar a la princesa real. Se fue rápidamente. Yu She estaba increíblemente cansado. Al principio, planeó dormir, pero al final no pudo relajarse. Mucho tiempo después, convocó al soldado de la familia que esperaba fuera de la sala de calderas. El soldado de la familia se arrodilló y dio un relato detallado de lo que había sucedido en la residencia del Príncipe Qian An. Yu She escuchó en voz baja, y luego asintió con la cabeza. "Has completado bien tu misión. Tengo una tarea más para ti." El soldado de la familia no quería, pero sólo se atrevió a estar secretamente enojado. No se atrevió a decirle esto a Yu She. Bajó la cabeza y dijo: "A las órdenes del Heredero".

"Exagera... lo que pasó hoy. Luego, deja salir la información". Yu She dijo irritadamente: "Así finalmente podré tener algo de paz y tranquilidad". El soldado de la familia declaró torpemente: "Heredero... soy incapaz. No sé cómo hacerlo". "Si no lo sabes, ve a preguntarle a otro. Hay tanta gente en esta residencia. ¿Ninguno de ellos sabe cómo inventar rumores?" Yu She frotó el punto entre sus cejas. "Me duele el pecho... no me molestes." El soldado de la familia asintió de mala gana. "Está bien". El soldado de la familia vio a Yu She entrar en su dormitorio. Apretó el puño, rechinó los dientes y se fue. Dos días después, en la residencia del Príncipe Qian An. Xuan Congxin charló con Zhong Wan mientras leía un libro. "El compromiso del joven príncipe Yu ha fracasado." Xuan Congxin volteó una página de su libro y se lamentó, "La gente de la capital es verdaderamente..." Zhong Wan hizo todo lo posible para aparentar calma. "¿Cómo que... falló?" Xuan Congxin echó un vistazo a Xuan Yu que practicaba la caligrafía cerca de allí. Dejó el libro en su mano y dijo en voz baja, "Sígueme". La expresión de Zhong Wan era seria. Inhaló profundamente, luego se levantó y se puso su capa de piel de zorro. Salió del estudio con Xuan Congxin y cerró suavemente la puerta tras él. Los dos entraron en el patio. Xuan Congxin dijo suavemente: "Lo he oído en la residencia del Tercer Príncipe. Esta historia es un poco grosera. No quiero que Xuan Yu se entere." Zhong Wan se quedó sin palabras. "Grosera... ¿cómo?" ¿Podría ser que algo le hubiera pasado a Yu She?

"Sólo que el joven príncipe Yu", Xuan Congxin bajó la voz, "¡Tiene un fetiche malvado!" Zhong Wan se sorprendió. "¡¿Qué fetiche malvado?!" ¿Tenía Yu She una enfermedad que le había ocultado? Xuan Congxin dudó de nuevo. Contempló cuidadosamente su elección de palabras antes de decir rápidamente: "¡Al joven príncipe Yu le gusta golpear a sus amantes!" Zhong Wan estaba completamente aturdido. "¿Cómo... cómo es que no lo sabía?" Xuan Congxin miró a Zhong Wan de forma extraña. "¿Por qué lo tendrías que saber?" Zhong Wan se quedó en silencio. Xuan Congxin declaró, confundida: "¿Por qué inventaría este tipo de cosas? Otros lo dijeron, yo sólo lo escuché por casualidad. Una realmente no puede casarse con el Joven Príncipe Yu. No sólo tiene mal genio, ¡incluso golpea a sus amantes! No sólo en la capital, incluso en nuestro Qian An, un hombre así no sería capaz de conseguir una esposa. Así que... lo más probable es que ahora no haya nadie que se atreva a tener conversaciones sobre el matrimonio con él. Una buena mujer joven se casaría, pero en pocos días, podría ser golpeada hasta la muerte por él." Zhong Wan se quedó sin palabras. Dijo con dificultad: "No, espera. ¿Quién dijo todo eso? ¡¿Cómo pueden inventar tales rumores?!" "No recuerdo claramente qué señora o dama dijo específicamente cada línea." Xuan Congxin trató diligentemente de recordar. "Oh, dijeron que el joven príncipe Yu golpeó a su amante dejándolo un sangriento lío después de un desacuerdo. Esa persona ya ni siquiera parecía una persona". Zhong Wan estaba horrorizado. "¡¿Ya ni siquiera se parece a una persona?!"

"Sospecho que alguien exageró las cosas también, porque al principio, también dijeron que al Joven Príncipe Yu no le gustaba su amante, así que cogió un puñal y lo apuñaló." Zhong Wan estaba tan sorprendido que no podía hablar. "Antes de eso, dijeron que el Joven Príncipe Yu tenía mal genio y no le gustaba su amante, así que hizo que un soldado de la familia hiciera el trabajo sucio" "Y la vez anterior a esa, dijeron que el joven príncipe Yu se enfadó fácilmente. Su amante lo hizo enojar. A pesar de que ya era la mitad de la noche, todavía se sentía furioso al pensar en ese incidente. ¡Incapaz de soportarlo más, ordenó instantáneamente a diez soldados armados de la familia que sacaran a esa persona de la cama y le golpearan las manos!" Xuan Congxin se estremeció. Ella dijo modestamente: "¡Incluso el menos serio es terriblemente aterrador! Piénsalo... al menor desacuerdo, enviaría a diez soldados de la familia para que te golpeen. ¡Diez hombres de complexión fuerte! ¿No serían tus manos un desastre al final de eso?" Zhong Wan bajó la cabeza y miró la palma de su mano izquierda. Durante mucho tiempo, estuvo en silencio. ...

NOTA DE TRADUCTORES: Este Yu She se vuela la barda...

Capítulo 43

Xuan Congxin pensó para sí misma, la gente influyente de la capital parece

santurrona, pero los corazones de los herederos son lo opuesto. En privado, hacen todo tipo de cosas sucias. No olvidó aprovechar el tiempo, diciendo: "Aunque la capital está floreciendo, ¿qué clase de personas son? Después de casarte con Kuafu, regresa a Qian An. Para que no aprendas los malos hábitos del heredero y te pelees con los demás". Se dio cuenta de ello, rápidamente y dijo: "No copies lo que hacen después de verlo. ¿Cómo podrías vencer a Kuafu en una pelea?" Zhong Wan no sabía si reír o llorar. "Primero, no hablemos de mí. Este asunto es definitivamente un rumor. No es esa clase de persona..." Xuan Congxin se volvió hacia él, desconcertada. "Justo ahora, sigues dando excusas por el Joven Príncipe Yu. ¿Lo conoces?" Una sonrisa apareció en sus labios. "Lo conozco". Xuan Congxin pensó por un momento. Y entonces lo entendió. "Lo conociste cuando eras joven, ¿verdad? ¿Habéis hablado antes? ¿Lo conoces bien?" Zhong Wan bajó la cabeza, mirando su mano izquierda. Por un corto tiempo, se sintió arrepentido. Si no estuviera en presencia de Xuan Congxin, temía que hubiera revelado accidentalmente la verdad. Él y Yu She no sólo se conocían. "No somos muy cercanos. Es el favorito del Emperador y el tesoro de la Princesa Real Anguo. La gente como nosotros no se atreve a estar cerca de él." Una sonrisa apareció en sus labios. "Suficiente. Ve a descansar. Todavía tengo algunos asuntos que atender." Después de que Xuan Congxin regresó a su cenador, Zhong Wan miró su mano izquierda. No se atrevió a pensar en cosas que no debería estar pensando. Se forzó a sí mismo a calmarse.

El rumor de que alguien trepó por la pared de una residencia en medio de la noche tomó y golpeó a otra persona, probablemente se refería a sí mismo. Sin embargo, estas cosas ocurrieron hace apenas dos días. ¿Cómo pudieron propagarse tanto y tan rápido? Definitivamente había alguien bajo la oscuridad, echando combustible al fuego. Los subordinados de Yu She estaban dispuestos a morir por él. No importaba lo que fuera, siempre y cuando él les ordenara, lo cumplirían con lo mejor de su capacidad. ¿Esta clase de gente chismorrearía sobre Yu She? E incluso eran chismes tan extravagantes. Ya que ese era el caso, además de las familias a las que no les importaba la reputación y echaban a sus hijas, ¿qué buena familia le daría su hija a Yu She? Hace unos días, él había estado discutiendo su matrimonio. Y ahora, tal cosa ocurrió. La persona que hizo esto tenía un mal corazón, no quería dejar que ese matrimonio funcionara. ¿Quién podría ser? No mucha gente sabría que alguien saltó el muro en medio de la noche para darle una lección. Sin embargo, esta noticia se difundió tan rápidamente. Era evidente que muchos espías habían sido introducidos en la residencia de Yu She. Zhong Wan contuvo el aliento, de sus ojos brilló un destello de luz. No importaba si eso era cierto. Primero, tenía que ocuparse de esas cosas. Llamó a alguien y le dio algunas instrucciones. Luego dijo: "Después de que termines esta tarea, dile que regrese a Qian An y se quede allí." Después de matar el rumor, Zhong Wan se dio cuenta de que aún era pronto. No queriendo perder el tiempo, se preparó para reunirse con Tang Ming de nuevo.

La última vez, Zhong Wan estaba molesto e indignado. Había muchas cosas que no se aclararon. Aunque no confiaba completamente en Tang Ming, este shixiong suyo era consciente de muchas cosas. Quería entender claramente los eventos del pasado. Ahora, el mejor método era reunirse con Tang Ming.

Zhong Wan hizo que alguien preparara un carruaje. Inesperadamente, Lin Si estaba en el establo alimentando a los caballos. Escuchando que necesitaba un carruaje, Lin Si personalmente llevó un caballo al carruaje para engancharlo. Se dirigió al patio exterior e hizo un gesto a Zhong Wan. "¿A dónde vas?" "Fuera de la ciudad" Zhong Wan miró a Lin Si vestido de sirviente, levantarse y no pudo evitar reírse. "Se supone que debes esconderte y descansar aquí, así que ¿por qué trabajas como mozo de cuadra? Cámbiate de ropa. Me iré yo mismo." Lin Si juntó sus cejas. Señaló al cielo. Luego extendió su mano, con los dedos apuntando al suelo. Después de eso, señaló a Zhong Wan. Puso sus manos frente a él mirando hacia arriba, y luego las volteó para que estuvieran boca abajo. Luego levantó una mano y señaló hacia afuera. Todo eso significaba: "El tiempo es malo afuera. Probablemente lloverá más tarde. ¿Por qué estás dejando la ciudad?" Zhong Wan se quedo quieto un momento, no menciono a Tang Ming. No trataba de esconder estas cosas de Lin Si. Pero sentía que él y Xuan Jing pronto se reconciliarían. Temía que antes que sucedería esto, Lin Si ayudara a Zhong Wang a hacer algo por YuShe, entonces las cosas no irían bien si alguna vez tenían un desacuerdo en el futuro. Lin Si señaló, "Ni siquiera puedes soportar que te sacudan ahora mismo. ¿Qué pasaría si te vuelves a enfermar? Sólo déjamelo a mí". Así él podría ver a Yu She mañana. Zhong Wan no quería volver a enfermar. Después de un momento de reflexión, dijo: "Ya basta. Escribiré una carta. Entrégasela a alguien por mí y tráeme su respuesta. No dejes que las cartas caigan en manos de otros en el medio". Zhong Wan volvió a su residencia, escribió la carta y se la entregó a Lin Si. Este no enganchó su caballo al carruaje, deslizó la carta en su bolsillo del pecho, montó y se fue. Al día siguiente, unos viejos eunucos llegaron al patio lateral de la propiedad del

Príncipe Yu desde el palacio. Un biombo los separó de Yu She mientras lo "amonestaban" con una voz suave. Al otro lado del biombo, Yu She se sentó en su escritorio a leer sus libros, sin que le afectara lo más mínimo. El cuarto príncipe Xuan Jing, el quinto príncipe Xuan Qiong y el recientemente fallecido tercer príncipe Xuan Jin ya habían recibido antes la reprimenda del Emperador Chongan. Cuando los príncipes cometían errores o eran castigados con arresto domiciliario, eran estos mismos viejos eunucos los que venían todos los días, representando al Emperador Chongan para sermonearlos. Y los príncipes temblaban de miedo. Sólo Yu She era diferente. En el pasado, incluso se había dormido durante una de estas amonestaciones. En los últimos años, estos viejos eunucos habían hecho tales cosas a menudo. Estaban tan acostumbrados que ni siquiera parpadeaban si lo veían. Después de que el viejo eunuco hablara durante tanto tiempo que se quedó sin saliva, dijo: "Que el heredero controle a sus subordinados, para que un rumor tan infundado no se extienda y haga infeliz a Su Majestad". Yu She pasó una página de su libro. En tono neutral, dijo:

"¿Cómo saben que es un rumor sin fundamento? ¿Qué pasa si tengo este tipo de manía?" El viejo eunuco dijo: "¿Q-Qué manía?" "Ya se ha extendido como un incendio forestal en el exterior. ¿Realmente no lo has oído?" Yu She levantó la cabeza de su libro, sin expresión. "Me gusta atormentar a la gente en mi cámara interior. Me gusta verlos llorar. Me gusta oírlos gritar de dolor. Algunos han muerto por mis acciones... ¿Realmente no lo sabían?" "Aiyah, aiyah, ¡¿qué tonterías está diciendo Su honorabilísimo?!" el viejo eunuco persuadió con paciencia, "Son otras personas las que te están incriminando. ¿Cómo es que Su Majestad no puede saberlo?"

Yu She se burló. "Nadie me incriminó. Soy este tipo de persona... Ustedes no necesitan culpar a mis subordinados. Sólo culparme a mí es suficiente." El viejo eunuco miró fijamente a Yu She, con dolor en el corazón. "Su Majestad también sabe que has sido agraviado. De hecho, sólo nos hizo venir aquí para decir unas pocas palabras. ¡Pero el Quinto Príncipe recibió directamente un decreto oral de Su Majestad, ordenandole reflexionar sobre su acción en el arresto domiciliario!" Yu She quedó mudó por un momento. Colocó el libro en el escritorio. Frunció el ceño. "¿Qué tiene esto que ver con Xuan Qiong?" El viejo eunuco suspiró. Su mirada indefensa cayó sobre Yu She. "Su crímen es mayor. ¿Sabe Su honorabilísimo dónde vinieron estos rumores insoportables?" En un aturdimiento, Yu She respondió: "Sí" Vino de mi propiedad. Fui yo quien ordenó que se extendiera. Los viejos eunucos compartieron una mirada. Y luego volvieron a suspirar. Uno de ellos dijo: "¡¿Entonces por qué Su honorabilísimo sigue intentando absolver al Quinto Príncipe?! No es de extrañar que Su Majestad te adore más. El heredero sufre pérdidas porque eres demasiado honesto y considerado. ¡Demasiado sincero!" El honesto y considerado Yu She miró al viejo eunuco con una mirada llena de malicia. "Solo dime ¿Qué ha pasado?" "¡Esos rumores venían de la residencia del Quinto Príncipe!" otro suspiró vino del viejo eunuco. "Hace unos días, ¿no estaba la Princesa Real Anguo intentando discutir el matrimonio del Heredero? El Quinto Príncipe todavía guardaba rencor por el tiempo que discutieron, todavía está descontento por ello. Así que hizo que alguien difundiera esos rumores insoportables. Incluso tenemos pruebas materiales. Sin embargo... esa persona ya no está viva." El viejo eunuco miró profundamente a Yu She.

"El Quinto Príncipe estaba tan ansioso que se puso furioso. Dijo que alguien había comprado a los sirvientes de su residencia para incriminarlo y que debía averiguar quiénes eran. Pero la persona que difundió los rumores ya estaba muerta. Piénsalo, ¿cómo puede una persona viva morir así?" Por un momento, Yu She no supo qué decir. Este asunto... realmente no tenía nada que ver con Xuan Qiong. "Recientemente, el Quinto Príncipe ha estado confuso, actuando sin pensar. Originalmente, Su Majestad estaba descontento estos dos últimos días. Como tal, castigó al Quinto Príncipe. Pero no está claro por qué. De paso, Su Majestad nos instruyó para decir un par de palabras al Heredero, para hacer un espectáculo de ello." El viejo eunuco se rio ligeramente. "El heredero ha sido agraviado". Pero Yu She no se sintió perjudicado en lo más mínimo. Ya no tenía mucho que decir, hizo un gesto con la mano: "Sí, sí, lo sé".

Después de que los viejos eunucos dejaron la habitación, el mayordomo Feng puso bolsas de dinero en sus manos. Fue tan considerado que los acompañó hasta afuera. Después de eso, se dio la vuelta y volvió al lado de Yu She. Desconcertado, preguntó:

"Esto..." Yu She lo miró "¿Hiciste esto?" "Soy inocente. ¡Aparte de los asuntos concernientes al Joven Amo Zhong, este viejo esclavo nunca había actuado por mi cuenta!" refutó el mayordomo Feng en un instante. "¿Cómo podría este viejo esclavo decidir por mi cuenta tramar un plan contra el Quinto Príncipe por el heredero? Este viejo esclavo no tiene la capacidad de hacer una cosa tan grande." El mayordomo Feng añadió: "No es sólo este viejo esclavo. Ni siquiera los soldados de la familia se atreverían a hacer tal cosa. Para difundir estos rumores, pensamos en varias formas durante dos días hasta que nos dolió la cabeza. Y también usamos todo tipo de métodos cuidadosos, que no pueden ver la luz del día, para difundir esos rumores. Ya estamos en apuros. Bajo estas circunstancias, ¿cómo podríamos difundir otros rumores culpando al Quinto Príncipe? Aunque pudiéramos, sin el consentimiento del heredero, nadie se atrevería a hacerlo".

Incrédulo, Yu She dijo: "Entonces, ¿quién fue? ¡¿Quién está haciendo todo esto desde las sombras?! Hice que los rumores se extendieran, así que ¿por qué esta persona está haciendo esto?" "Este viejo esclavo encuentra a esta persona muy inteligente." Después de un momento de reflexión, el mayordomo Feng dijo, "Para lograr mucho con poco esfuerzo, y no desperdiciar ninguna energía, esta persona fue capaz de verter toda el agua sucia en el Quinto Príncipe. Los métodos del Heredero también son limpios, y ni siquiera pueden ser encontrados, haciendo que el Quinto Príncipe sea incapaz de explicar nada y sólo cargar con la culpa. Además... incluso lavaron ligeramente al Heredero de sus manías. No hay desventajas para nosotros aquí." Yu She frunció el ceño. "¿Necesito que me limpie? Esta... ¿Podría ser la misma persona que acusó a Xuan Qiong de esconder a la gente del Mausoleo Real?" El mayordomo Feng no entendió bien sus palabras. "¿Quiénes son las personas del Mausoleo Real?" La impaciencia llenó la cara de Yu She. "Nada". El mayordomo Feng cambió el té de Yu She. Sonrió. "No importa quién sea. Es bueno siempre y cuando pueda ayudar al heredero. En efecto... Si uno piensa cuidadosamente en este asunto, deberíamos haber puesto todos los rastros de lo que hemos hecho en alguien más, matando dos pájaros de un tiro. Esta persona dio un paso más que nosotros. Son minuciosos con sus acciones". Yu She recibió la taza de té del camarero Feng. Dijo en voz baja: "No es un paso. Son dos". El mayordomo Feng miró fijamente. "¿Qué más hicieron?" Con indiferencia, Yu She dijo, "Si fueras el emperador y te enteraras de esta noticia, ¿pensarías que me volví loco o pensarías que Xuan Qiong intentaba hacerme daño?" Avergonzado, el mayordomo Feng rio secamente, incapaz de responder. "Dudarías, ¿verdad? Es cierto que Xuan Qiong me guarda rencor, y es cierto que no me importa ninguna repercusión una vez que me vuelvo loco. También es cierto que

hay gente que quiere usarme para hacer el trabajo su trabajo." Luego, con voz profunda, dijo: "Sin embargo, cuando todo está dicho y hecho, este asunto no es nada importante. No es necesario investigarlo. En el mejor de los casos, si Xuan Qiong admite esto. Primero... el emperador pensará que es muy posible que Xuan Qiong haya hecho esto. Segundo, si Xuan Qiong es conocido como la persona que difundió estos rumores, entonces en el futuro..."

"En el futuro, cuando se discuta mi matrimonio, y parezca que otras personas se quejan de mi mal hábito, entonces podré usar a Xuan Qiong para hacerlos callar..." Yu She se volvió para enfrentar al mayordomo Feng. "Desde el principio, al emperador no le importa si realmente tengo este mal hábito. Tampoco le importa si Xuang Qiong me hizo daño." El entendimiento chocó con el mayordomo Feng como una ola de marea. "Al menos... Al menos parece que Su Majestad está aún más predispuesto hacia usted, esforzándose por proteger la reputación del heredero." Yu She dijo impasible: "Quizás". Bebió un sorbo de té. Todavía estaba enfadado. "¡¿Quién sigue interfiriendo en mis asuntos?!" El mayordomo Feng sonrió amargamente. "¿Cómo podríamos saberlo ahora mismo? Heredero, no seas impaciente... Mientras no te hagan daño, está bien." Incómodo, Yu She dijo, "Sus métodos son demasiado cuidadosos. Realmente alborota a la gente". "El Heredero siempre ha sido rápido y decisivo en el manejo de las cosas, aunque un poco... demasiado rudo." El mayordomo Feng sonrió. "Es difícil evitar que la gente diga que Su honorabilísimo es demasiado desenfrenado. Es genial tener a alguien tan concienzudo a su lado, ya que te complementan. Como lo que pasó hoy. Le echaron la culpa al Quinto Príncipe de pasada. Qué grandioso." Yu She se burló. "Sólo quiero que sea silencioso. No quiero que nadie trate de discutir sobre matrimonio conmigo otra vez. Esta vez... podría ser considerado desafortunado."

Parpadeó. De repente, la rabia rugió en su corazón. "¿Con qué clase de persona he estado tratando? ¿Qué día es hoy? ¡¿No ha venido?! ¿No va a venir otra vez? ¿O se ha vuelto a enfermar? O él..." En ese momento tuvo un dolor de cabeza. "Pasteles..." "¡Apenas son Shen Shi [3]! ¡Apenas son Shen Shi!" dijo el mayordomo Feng, apresurándose a convencerlo. "Todavía es pronto, Heredero. ¿Qué más necesitamos preparar?" Yu She se frotó en el centro de sus cejas. Pensó por un momento, antes de ordenar en voz baja: "Ve... prepara un poco de medicina para las heridas". La mano del mayordomo Feng tembló, casi dejando caer la taza de té. Recogió la taza de té, sin pestañear como aconsejó. "Heredero, el cuerpo del joven maestro Zhong no está sano". Yu She desvió su mirada. "Estos últimos años... quién sabe cómo se destruyó a sí mismo." "Los rumores son rumores. Heredero, siempre has sido..." El mayordomo Feng no tenía nada más que decir. Tampoco había nada que pudiera decir sobre que Yu She "siempre ha sido" ... Lo había atendido durante muchos años, pero no sabía si era amable o no. Sin embargo, sentía... que podría ser realmente una persona que usaba la violencia. Cambiando de tema, el mayordomo Feng dijo, "En resumen, tómate tu tiempo. Lo que ustedes dos tienen es eterno. No tengas tanta prisa." Por primera vez, Yu She no refutó el "eterno" del mayordomo Feng. Frunciendo el ceño, dijo, "¿Qué prisa hay?" Con no muy buenas intenciones, el mayordomo Feng le mostró a Yu She una sonrisa llena de entendimiento tácito y mutuo.

De repente, la realización golpeó a Yu She. Huraño, dijo: "¡No lo he tocado!" No entendiendo por qué Yu She se enfadó de nuevo, el mayordomo Feng se apresuró a decir: "Sí, sí, este viejo esclavo tiene una cosa más que decir. El cuerpo del joven maestro Zhong no está bien, y sería incapaz de soportar esas cosas..." "¿No será capaz de soportarlo?" Yu She se rio a pesar de sí mismo, enojado hasta el punto de ahogarse en la ira. "¡Él es el que sigue provocándome! ¡Mientras estaba de pie junto a la princesa, me miró de pies a cabeza una y otra vez! ¡Si yo fuera una mujer, lo habría regañado! ¿Quién mira a los hombres así? ¡Desvergonzado! Cuando me fui, fue a buscarme, preguntando si podía... si podía..." Yu She giró la cabeza y dijo resentido: "No puedo decir sus palabras en voz alta". El mayordomo Feng no tenía ni idea de lo que había pasado durante el ese tiempo. Yu She lo había asustado tanto que su corazón se estrelló contra su pecho. "Calma tu ira, calma tu enojo. El joven maestro Zhong llegará dentro de poco, así que el heredero puede amonestarle entonces..."

...

GLOSARIO 1.- Una de las partes es más fuerte que la otra / tiene más poder sobre la otra / gana contra la otra. 2.- Tío del emperador. 3.- . 3-5 pm.

NOTA DE TRADUCTORES: Me estoy muriendo... El mayordomo Feng pensó que la medicina era para las heridas después de ... *ahem*

Capítulo 44

No es que Zhong Wan no quisiera ir a ver a Yu She antes. Realmente había tenido un

contratiempo. Xuan Jing había venido, listo para luchar. Ayer, Lin Si había hecho un viaje fuera de la ciudad para él. Lin Si estaba preocupado de que Zhong Wan se sintiera ansioso, así que no tomó un carruaje. Él personalmente montó un caballo para hacer el viaje. Aunque gozaba de gran salud, todavía se sentía fatigado. Al día siguiente, se despertó un poco más tarde. Acababa de levantarse de la cama, pero afuera, Xuan Jing ya había entrado en la residencia. Lin Si se puso algo de ropa y huyó a la habitación de Zhong Wan. "Tú..." Zhong Wan también tenía dolor de cabeza. "¿Por qué te escondes? ¿No vas a ir a explicarle las cosas?" Los ojos de Lin Si estaban rojos. Sacudió la cabeza y gesticuló, "Su Alteza podría no estar aquí para buscarme. Incluso si lo está, estoy demasiado avergonzado para verlo de nuevo." "Te aprovechaste de él. ¡Por supuesto que te avergonzarías!" Aunque dijo esto, Zhong Wan siempre había sido protector. No obligaría a Lin Si a hacer nada. Ordenó sencillamente: "Ve al cenador de Xuan Yu". A lo sumo, Xuan Jing sólo estaría en el patio de Zhong Wan. No entraría a la fuerza en el lado de Xuan Yu, y especialmente en el de Xuan Congxin. Zhong Wan alisó su ropa y arregló su pelo. Luego, salió a saludarlo. Pensó en la situación de Lin Si unas cuantas veces, preparándose para responder a las preguntas de Xuan Jing. Inesperadamente, este abrió la boca y gritó furioso: "¡¿Eres tú el que inventó todos esos rumores sobre Yu She?!" Zhong Wan estaba completamente perdido después de escuchar esta pregunta. Habían pasado muchos años desde su última reunión. Zhong Wan nunca podría haber esperado que su reunión con Xuan Jing implicara primero un debate sobre este tema. Zhong Wan hizo una reverencia a Xuan Jing según el protocolo.

Xuan Jing dijo enojado, "¡No me hagas este gesto!" Zhong Wan suspiró. Tampoco quería molestarse en hacer una reverencia. Hizo una señal con la mano para que los sirvientes le trajeran a Xuan Jing un poco de té, haciendo lo posible por ser tan modesto como un subordinado. "No puedo entender de qué está hablando Su Cuarta Alteza. Estos días, he tenido mis puertas cerradas y no he salido. En realidad, no sé lo que está pasando fuera..." "¡No intentes engañarme! Xuan Qiong ha sido culpado por otros y no puede librarse de las sospechas. Ahora, él me está causando problemas. Me denunció ante el Padre Imperial, diciendo que arreglé la presencia de espías en su propiedad. Dijo que estoy viendo el fuego desde el otro lado [1] y que hice que él y Yu She se pelearan como un gallinago y una almeja. [2]" Xuan Jing estaba extremadamente enojado. "¡Pensé y pené en ello y me di cuenta de que había una gran posibilidad de que hubieras hecho esto!" Zhong Wan: "..." Realmente lo había hecho, pero sólo había hecho un "quince" [3]. Honestamente no sabía quién había hecho el "primero" inicial. Zhong Wan declaró sinceramente, "Realmente no lo sé". "¿Crees que me lo creeré?" Xuan Jing estaba hecho una furia. "Eres el único que sabría cómo es Yu She en la cama. Si no fuiste tú el que creo este desastre, ¿quién más podría haber sido?"

Zhong Wan estaba perturbado. Ya habían pasado muchos años. ¿Cómo pudo Xuan Jing seguir siendo tan estúpido? Mientras pensaba en un plan para ahuyentar a Xuan Jing de la manera más rápida y educada, dijo respetuosamente: "No sabría los secretos íntimos del Joven Príncipe Yu". Xuan Jing se rio fríamente. "En aquel entonces, te compró y se quedó en el mismo lugar contigo durante medio año. Los límites entre ustedes dos no estaban claros. ¿Quién te creería si dijeras

ahora que sigues siendo inocente?" Xuan Jing miró con desdén a Zhong Wan. "Tu situación [4] es contagiosa, ¿no es así? No es importante si lo eres, pero también puede propagarse a otros, haciéndolos... ¡haciéndolos iguales a ti!" Zhong Wan inhaló profundamente. Miró hacia afuera... Xuan Jing no había traído mucha gente con él. No sería difícil mantenerlo aquí y golpearlo, pero sería problemático ocuparse de las cosas después. Decidió no discutir con alguien a quien le faltaba una parte de su cerebro. Sonrió. "Podría ser realmente contagioso. Así que, si Su Alteza se queda aquí conmigo, las cosas también podrían terminar mal." Xuan Jing miró a Zhong Wan, alerta. Frunció el ceño. "¡Deja de mirarme! ¡No soy como vosotros! No tengo ese problema." Zhong Wan asintió. "Esperemos. ¿Tiene algo más Su Alteza que preguntar?" "¿Quién te pregunto algo? Ya adiviné que fuiste tu quien lo hizo. ¡Estoy aquí para reprimirte! Toma la culpa por lo que hiciste. ¡Deja de fastidiarme!" Xuan Jing estaba increíblemente enojado. "No soy igual a Xuan Qiong. El tiene miedo de la familia materna, la propiedad del Príncipe Yu, ¡Pero yo no!" Zhong Wan miró a Xuan Jing. Se sintió cansado de tener que actuar frente al otro. Todavía estaba preocupado por ir a ver a Yu She. Sólo podía ver al otro una vez cada diez días, así que no podía dejar que su tiempo se desperdiciara así. Suspiró. "Su Alteza... ¿realmente a que ha venido aquí, que quería decir?" Las intenciones de Xuan Jing fueron expuestas por Zhong Wan. Por un momento, no tenía nada que decir. Apenas tomó un trago de té antes de fruncir el ceño y decir: "¿Dónde está Lin Si? ¡Date prisa y entrégalo!" Las pupilas de Zhong Wan se movieron ligeramente. Dijo: "Hace unos días, realmente vino". Los ojos de Xuan Jing se iluminaron. Zhong Wan continuó: "Pero él no se quedó. Me dijo que sus acciones inapropiadas habían insultado a Su

Alteza y que había sido expulsado por usted. Entonces, se fue". Xuan Jing se congeló. "¿A dónde?" "No lo sé". Zhong Wan preguntó en respuesta, "¿No dijo Su Alteza que no quería volver a verlo?" Xuan Jing no dijo nada. Murmuró vagamente, "Él sabe muchos de mis secretos. ¿Cómo podría dejarlo ir libremente?" Zhong Wan asintió. "Entonces no hay nada más que hacer. En ese momento, estaba extremadamente deprimido y distraído. Sus frases no tenían sentido. Después de decirme lo que había pasado, se fue. No me dijo adónde iba a ir". Xuan Jing observó a Zhong Wan bajo sospecha. "¿En serio?" Zhong Wan dijo abiertamente, "No le ocultaré esto a Su Alteza, yo también lo estoy buscando. Si Su Alteza lo encuentra, por favor dígamelo. De esa manera, seré capaz de relajarme también."

Xuan Jing se quedó en silencio por un momento. Dijo agitadamente, "Lo pensaré si puedo encontrarlo". Zhong Wan miró fijamente a Xuan Jing por un momento. Dijo, "Su Alteza, en el pasado, una vez quiso comprar mi salida de la prisión..." "¡No pienses demasiado en esas cosas!" Xuan Jing gritó apresuradamente. "¡Era joven en ese momento! Mi cerebro había sufrido un cortocircuito temporal, ¡por lo que tuve ese pensamiento! ¡No quería tocarte en absoluto! Incluso si te hubiera comprado, probablemente sólo te habría golpeado, y luego arreglado un lugar para que te quedaras." Zhong Wan sonrió. "Lo sé. Todavía aprecio tus buenas intenciones de la misma manera." Xuan Jing, avergonzado, dijo, "En ese momento, realmente fue sólo un momento de impulso. Antes de que hubiera preparado el dinero, primero fui regañado por mi madre concubina [5]. Eso había estado bien, pero también fui interrogado por Yu She. A quién hice enojar..."

Zhong Wan miró abruptamente a Xuan Jing. "¿El joven Príncipe Yu interrogó a Su Alteza antes?" "Ah", dijo Xuan Jing con desdén. "El lunático ha sido un lunático desde joven..." El corazón de Zhong Wan comenzó a latir más rápido. Dijo, "Me gustaría pedirle a Su Alteza que entre en detalles". Xuan Jing miró a Zhong Wan, disgustado. "¿Por qué iba a hablar de él?" Zhong Wan contuvo su ira. "Si recibo noticias sobre Lin Si, enviaré inmediatamente a alguien a notificar a Su Alteza." La expresión de Xuan Jing se congeló. Xuan Jing se pellizcó la nariz y recordó por un momento. Le transmitió todo a Zhong Wan, y luego añadió: "Dime, ¿no ha estado enfermo mental desde joven? ¿Son las personas normales capaces de hacer esas cosas? ¡Se lo dije a mi madre concubina hace mucho tiempo! ¡Él ha sido raro desde joven! También quería decírselo al Padre Imperial, pero él era parcial y se negó a escuchar..." Zhong Wan no tenía la energía para tratar con Xuan Jing. Se puso de pie y habló aturdido: "Tenga la seguridad, Su Alteza. Tan pronto como tenga noticias sobre Lin Si, yo... enviaré inmediatamente a alguien para informarle." Xuan Jing estaba disgustado por lo repentino que fue el deseo de Zhong Wan de echarlo. Sin embargo, tan pronto como pensó en el hecho de que todavía tenía asuntos oficiales que atender, no se molestó en acosar a Zhong Wan de nuevo. Con un zumbido desdeñoso, se fue. Zhong Wan miró alrededor del patio dos veces, pero no pudo encontrar a Lin Si. Se imaginó que estaba escondido, así que no se molestó en buscarlo más. Les dijo a los sirvientes que avisaran a Xuan Congxin. Entonces, se fue solo. Patio lateral de la residencia del Príncipe Yu. Tan pronto como Zhong Wan salió del carruaje, alguien salió y lo recibió. Luego, lo llevaron rápidamente al patio interior.

"Joven Maestro Zhong, por fin está aquí." El mayordomo Feng estaba tan asustado que su frente estaba cubierta de sudor. Dijo en voz baja: "El Heredero comenzó a preguntar frecuentemente por la hora desde esta mañana. Por alguna razón, justo ahora, después de pedir la hora otra vez, se indignó de repente. Su mirada ya no parecía normal. Por un instante... El Heredero preguntó de repente si todavía quedaba algo de comida fría en polvo." El corazón de Zhong Wan se apretó. "No le diste nada, ¿verdad?" "¡Claro que no! Hace mucho tiempo que nos hemos deshecho de ese tipo de medicina en esta residencia. Nuestro Príncipe lo comprobó varias veces en su día. Tampoco ha habido ningún vendedor de ella en la capital desde hace mucho tiempo. Sin embargo, muchos médicos saben cómo prepararla. Si el Heredero lo quisiera, definitivamente podría adquirirlo" dijo amargamente el mayordomo Feng.

"Joven Maestro Zhong, el Heredero no ha consumido esa cosa en dos años. Por favor, no juegue más con él... No podemos permitir que esté más loco que antes." Zhong Wan frunció el ceño. "Alguien llegó de repente a la residencia... ahora lo sé." El mayordomo Feng se fue. Zhong Wan entró en el estudio. Yu She estaba leyendo, tenía el libro en su mano derecha. Su mano izquierda estaba sobre el escritorio. Su dedo índice izquierdo golpeaba rápidamente contra la superficie del escritorio. Parecía estar ansioso por algo. Zhong Wan suspiró suavemente. Dijo en voz baja, "Heredero". Yu She presionó la palma de su mano izquierda contra el escritorio y dejó de moverse. No miró hacia arriba. Su expresión era normal mientras preguntaba con voz profunda: "Vaya, ¿tan temprano?" Las comisuras de los labios de Zhong Wan se estrujaron ligeramente, pero su corazón se estremeció de dolor. Zhong Wan pensó en ello. Dijo: "Originalmente quería venir antes, pero la Cuarta Alteza llegó de repente a nuestra residencia. No tenía otra opción... así que me demoré un poco".

Zhong Wan no sabía si esto era una ilusión, pero sintió que el surco entre las cejas de Yu She se había relajado ligeramente. Yu She continuó leyendo. Preguntó: "¿Qué quería Xuan Jing de ti?" Zhong Wan se sentó solo. Dijo: "Su Alteza pensó que yo fui quien difundió esos rumores sobre el heredero hace unos días". Yu She dijo con calma: "No fuiste tú". Zhong Wan se quedó sin palabras. "¿El heredero sabe quién lo hizo?" Yu She cerró su libro. "¿Te duele la mano?" Todavía había una tela blanca cubriendo la mano derecha de Zhong Wan. Yu She frunció el ceño y empujó una pequeña botella en la mesa hacia adelante. "Esta medicina... es probablemente mejor que la de tu propiedad" Junto a la medicina había también una tela blanca que ya había sido doblada. Zhong Wan también la cogió. Se sentó, deshizo la tela con su mano derecha y la dejó a un lado. Usando sólo una mano, desenroscó la tapa del frasco. Su mano izquierda no era tan ágil como la derecha. Así, se derramó bastante polvo. Yu She miró desde lejos. Zhong Wan estaba muy tranquilo. Roció un poco de medicina en la palma de su mano derecha. Gran parte de ella cayó sobre su ropa. El polvo emanaba un olor fuerte. Zhong Wan estornudó unas cuantas veces. Disgustado, Yu She miró hacia arriba. Zhong Wan abrió el paño blanco y limpio. Usando sus dientes para sujetar un lado, usó su mano izquierda para sujetar el otro. Lentamente, rodeó el paño alrededor de su mano derecha. En un momento de descuido, perturbó la herida de su mano derecha. Zhong Wan estaba sufriendo; frunció las cejas y siseó. Como si no pudiera soportarlo más, Yu She se levantó y se acercó. Zhong Wan quiso reírse, pero no se atrevió.

Yu She le dio u golpecito a Zhong Wan con su mano izquierda. Empezó a vendar la herida personalmente. Él miró fijamente a Yu She y recordó lo que Xuan Jing acababa de decir. Hace siete años, cuando Zhong Wan había tomado la medicina para fingir la enfermedad, él y Yu She se habían dado el tratamiento de silencio durante varios días.

Esos días, Yu She también estaba de mal humor. Cada día, una expresión fría se dibujaba en su cara. Cuando se encontró con Xuan Jing en el palacio, el idiota insensible Xuan Jing se acercó a propósito a Yu She y le preguntó, enigmáticamente, cómo estaban él y Zhong Wan. Al principio, Yu She lo ignoró. Pero Xuan Jing estaba decidido a ser molesto. Le dijo: "Si te has cansado de él, dámelo. Te pagaré la mitad de lo que pagaste por él. No es gran cosa." La expresión del joven Yu She cambió repentinamente. Era la primera vez que Xuan Jing lo veía tan enfadado. Estaba extremadamente sorprendido y pensó que empezaría a pelear con él. Pero Yu She no lo hizo. Ese día, durante la lección del Preceptor Imperial Shi, cuando se le preguntó su opinión sobre las "relaciones humanas depravadas", Yu Ziyou, de quince años, se levantó y caminó delante de Xuan Jing. Mientras todos miraban, regañó furiosamente a Xuan Jing por ser un hermano y amigo inmoral. Yu Ziyou era justo y severo en su uso de la palabra, y también muy ruidoso. Su regaño dejó a Xuan Jing completamente sin palabras. Incluso el viejo preceptor imperial Shi estaba tan sorprendido que olvidó lo que su lección de hoy debía cubrir. Zhong Wan miró a Yu She. Xiao Ziyou, aun así, te atreviste a decir que ese día no sentiste nada. Yu She le dijo a Zhong Wan que pusiera su muñeca en la palma de su mano. Bajó la cabeza y ayudó a Zhong Wan a vendarla. Su expresión era de disgusto. "Hecho".

Zhong Wan movió suavemente los dedos de su mano derecha. Yu She no había vendado la herida demasiado suelta o apretada; estaba bien. Pensó en esa juventud seria. Su corazón palpitaba de dolor. "Heredero..." Zhong Wan apretó sus labios brevemente. Preguntó suavemente, "Hoy, ¿no nos besaremos?" Yu She no esperaba que Zhong Wan dijera esto de repente. Se congeló. Zhong Wan aclaró su garganta, luego miró hacia abajo y se puso nervioso con el paño blanco que cubría su mano derecha. La cabeza de Zhong Wan bajó cuando escuchó a Yu She exprimir cada palabra individualmente a través de los dientes apretados, con un tono incrédulo. "El. Sol. Aun. Esta. Brillando..." Zhong Wan cerró los ojos y apretó la boca. Oh no. Había dicho algo equivocado otra vez. Hizo lo mejor que pudo para actuar con naturalidad. Sin esperar a que dijera nada, Yu She aparentemente exasperado, pero también aparentemente furioso dijo: "Zhong Wan... Nunca tienes suficiente, ¿eh?" Él no pudo evitarlo, por lo que sus orejas se enrojecieron instantáneamente.

...

GLOSARIO 1.- Ser apático a las desgracias de los demás. 2.- El gallinago es un pájaro que se alimenta de almejas. La metáfora solía implicar que mientras dos partes están peleando, un tercero que no está involucrado en la

pelea obtiene la mayor cantidad de beneficios. 3.- Quince y primero, reflejando el primer día del año nuevo y el decimoquinto día del año nuevo. Se refiere a la metáfora "puedes esconderte del primero, pero no puedes esconderte del decimoquinto" (eventualmente te sucederá algo). Básicamente, Yu She conspiró para la primera trampa ("primera") y Zhong Wan estableció la segunda trampa ("quince") para asegurarse de que Xuan Qiong fuera culpado. 4.- Ser Gay 5.- Madre biológica. En la antigua China, debido a que los hombres tenían muchas concubinas pero solo una esposa "oficial", los niños tenían dos madres: una biológica y otra legal (a menos que el niño naciera de la esposa oficial). Esto también se aplicaba a la familia imperial. Los príncipes / princesas se dirigieron a sus madres biológicas como "madre concubina" mientras que se dirigieron a la emperatriz como "reina madre".

NOTA DE TRADUCTORES Jajajajaja, Yu She así de...

Capítulo 45

Zhong Wan no quería perder la cara de esta manera, pero realmente era incapaz de controlar su rubor. Ansiaba preguntarle a Yu She, para saber si lo entendía o no. ¿No había leído esos libros antes? ¿No debería saber lo que... "nunca es suficiente" significaba...? Estaba tan enfadado que podía sentir que se le venía un dolor de cabeza. En voz baja, dijo: "Me atrevo a preguntarle al heredero... ¿De qué es lo que nunca tengo suficiente?" Sorprendido, Yu She miró a la puerta. Luego, su mirada se llenó de incredulidad. "¡¿Tienes las agallas para preguntar eso?!" Zhong Wan se calmó. Se dio cuenta de algo en ese momento, y dijo, horrorizado: "Hiciste que el soldado de tu familia viniera a darme una lección en medio de la noche. ¿Tuviste un sueño en el que te lamía y te enojabas tanto que querías devolverme el golpe?" Yu She echó un vistazo a Zhong Wan. Sin molestarse en explicarlo, dijo: "Está bien siempre que lo entiendas". Mientras Zhong Wan estaba enojado hasta el punto de quedarse sin habla, Yu She dijo: "No quería arreglar las cosas contigo antes, pero ahora..." Una vez que Zhong Wan levantó la cabeza, Yu She le besó en los labios. Sólo un piquito, y se separó. Lo suficientemente frío como para congelarse, dijo: "No te muevas". Yu She no le dejó moverse, pero lamió los labios de Zhong Wan, separándolos. En el momento en que se acercó a él, la mente de Zhong Wan se quedó en blanco. Yu She puso una mano sobre su hombro. Incapaz de sostenerse, Zhong Wan tomó el puño de la manga de Yu She por reflejo.

Yu She se puso rigido, como si le gustara mucho que Zhong Wan le tirara así. Sus acciones se suavizaron en muchos grados. Más suave. La mente en un completo desorden, Zhong Wan no pudo evitar que sus pensamientos corrieran tontamente. Esta persona era tan extraña. ¿Y qué hay de cuando hiciera esto con su novia en el futuro? ¿También se les prohibiría moverse? ¿No se parecerían a una persona muerta? Entonces, ¿por qué se veía así? En un aturdimiento, Zhong Wan recordó cuando un joven Yu She había quemado incienso para él. Y la alarma llenó su corazón. En aquel entonces, ¿le hizo Yu She este tipo de cosas? Parecía que le gustaba tener a la otra parte inmóvil... Probablemente no. En aquel entonces, Yu She era todavía un caballero. Yu She rozó su lengua contra Zhong Wan. Encontrando difícil controlarse, giró la cabeza para evitarlo. Con su respiración rápida y breve, dijo: "Heredero, si eres así, no podré contenerme más..." Tan pronto como Zhong Wan levantó la vista, vio a Yu She mirándolo fijamente, con una mirada profunda. Su corazón tembló. El cerebro no funcionaba, él dijo: "Si no puedo contenerme más... me regañarás de nuevo." Yu She también parecía excitado. Frunciendo el ceño, no quería oír hablar a Zhong Wan, inclinándose para besarle de nuevo. Indefenso, él no tuvo más remedio que decir casi en un susurro: "Primero lleguemos a un acuerdo. Puedes regañarme... pero no tan duramente. ¿De acuerdo?" Yu She se puso quedo quieto. Parecía como si estuviera reprimiendo algo, con la mano temblando. Mientras apoyaba suavemente su frente contra la de Zhong Wan, murmuró distraídamente:

"Sólo te quedas quieto porque te estoy forzando..." "¿Eh?" "Te estoy obligando", murmuró Yu She con aire abatido. "No estás haciendo esto voluntariamente. Por eso no te estás moviendo... yo soy el que te está forzando. Soy el que te obliga a hacer esto... En el futuro, cuando muera, estarás encantado. No estarías triste". Las pupilas de Zhong Wan temblaban, el dolor se agudizaba en la boca del estómago en un instante. Ligeramente aturdido por lo que habían estado haciendo antes, Yu She accidentalmente permitió a Zhong Wan echar un vistazo a sus verdaderos sentimientos durante su juventud, a través de las muchas capas de disfraz. Triste, Zhong Wang no pudo aguantar más, inclinando la cabeza hacia arriba, tomo la iniciativa de besar a Yu She. Mientras tanto, el mayordomo Feng se precipitó hacia el estudio desde el exterior. La puerta estaba abierta de par en par, dentro había tranquilidad. El mayordomo Feng pensó que estaban estudiando y no pensó mucho mientras entraba directamente en la habitación. Pero una vez que había caminado alrededor de la pantalla divisoria, un sonido de sorpresa escapó de sus labios, asustado hasta el punto de cerrar rápidamente los ojos y bajar la cabeza. "H-Heredero..." La respiración de Yu She resultó ser dura y pesada. Él fulminó con la mirada a Zhong Wan, agarrando la muñeca de este último, tirando de la mano de él, que se deslizaba por el cuello de su túnica en exploración Miró hacia el mayordomo Feng, dijo con rabia, "¡¿Qué pasa?!" Sufriendo una cantidad extrema de agravios, el mayordomo Feng nunca había imaginado que esos dos ni siquiera cerrarían la puerta. A plena luz del día, en realidad... El mayordomo Feng se obligó a decir: "El Cuarto Príncipe está aquí. Hizo un gran

alboroto exigiendo que el heredero le devolviera a Lin Si". Zhong Wan se quedó sin palabras. Después de un momento de mirar fijamente, Yu She gritó: "¿Qué quiere de mí? ¡¿Lin Si?!" Desconcertado, el mayordomo Feng respondió: "No lo sé. El Cuarto Príncipe dijo que el Heredero debe haber capturado definitivamente a Lin Si de nuevo. Este viejo esclavo le dijo a Su Alteza que recientemente, El Heredero no salió y no se molestó con nadie. Pero Su Alteza no escuchó. Siguió diciendo que quería que esa persona regresara..." Yu She cerró los ojos para calmarse. Luego se volvió primero hacia Zhong Wan, con una voz de enojo mientras decía: "¿Qué estabas tocando ahora?" El mayordomo Feng estaba abrumado por la conmoción. El rojo se extendió por la cara de Zhong Wan y por su cuello. Miró al mayordomo Feng, intranquilo. La mente no estaba clara, Yu She había olvidado que el mayordomo Feng estaba presente. En una rabia desbordante, gritó: "¡¿Quieres que te ate las manos a partir de ahora?!" Zhong Wan casi se derrumbó. "¡¿No puedes ver a Xuan Jing primero?!" "No cambies el tema, tú..." Yu She se giró para mirar al mayordomo Feng, enfadado hasta el punto de que su voz temblaba. "Ve... Prepara la cuerda más gruesa. Asegúrate de que tienes mucha y ponla en el estudio y en la cámara interior. Y envía algunas a la propiedad del Príncipe Qian An. Para que pueda verlo todos los días. Mata... Mata a uno para advertir a cien. Como una advertencia para los demás..."

Incapaz de abstenerse de instar, el mayordomo Feng respondió apresuradamente: "El heredero debe reunirse rápidamente con el Cuarto Príncipe". ¡El Cuarto Príncipe trajo

una vara con él! ¿Y si rompe todos los tesoros de porcelana de Su honorabilísimo? Los sirvientes no podrán detenerlo..." Yu She se frotó el centro de sus cejas. Miró fijamente a Zhong Wan. Luego se dio vuelta y se fue. El mayordomo Feng tragó saliva y se quedó callado por un momento. Luego, con una voz suave, dijo, "Joven Amo, usted..." Zhong Wan había hecho el ridículo, así que ya no le importaba. "Incluso si lo toque un poco, ¡¿qué?!" El mayordomo Feng tosió y suspiró. "¿Por qué Su Honorabl..? No importa. Primero iré a buscar una cuerda". El mayordomo Feng salió corriendo. Zhong Wan se apoyó en su asiento en un aturdimiento, frunciendo sus labios más rojos que de costumbre. Cerró los ojos, las palabras que Yu She había murmurado en sus oídos aún resonaban en su mente. "Si muero en el futuro, no estarás triste". El dolor llenó su corazón. Una suave risa escapó de sus labios. "Creer en las propias mentiras..." Justo antes, cuando había tocado a Yu She, obviamente le gustó. Zhong Wan se sintió un poco arrepentido. Hace un momento, parecía demasiado impulsivamente indecente. Sólo esperaba que, en el futuro, no estuviera atado. Los pensamientos de Zhong Wan se volvieron caóticos otra vez. Mantuvo los ojos cerrados, esperando que Yu She regresara para poder explicárselo. Y mientras estaba sentado esperando, terminó haciéndolo durante dos horas. Xuan Jing creía sin duda que si Lin Si no estaba presente en la propiedad del Príncipe Qian An, entonces debía estar en la del Príncipe Yu.

Yu She tenía antecedentes de haber capturado a Lin Si, así que cuanto más pensaba Xuan Jing en ello, más parecía culpable a sus ojos. Incluso pensó que Yu She había torturado a Lin Si hasta su último aliento, donde la muerte era una mejor opción que vivir. Así que tomó la decisión de registrarla e incluso el Templo de Dalí. Yu She estaba simplemente desconcertado. No capturó a Lin Si ni permitió que Xuan Jing buscara en su propiedad. Ya estaba enfadado al principio, y no tenía la paciencia para hablar con Xuan Jing. Los dos discutieron sin parar. La mente de Yu She ya se había desordenado de Zhong Wan, y sus palabras eran algo incoherentes. "Una vez cada diez días... Una vez cada diez días. ¿Aun así quieres retrasarme? ¡¿Piensas en él constantemente?!" Un sonido de sorpresa salió de los labios de Xuan Jing cuando se dio cuenta. Furioso, dijo: "¿Quién es el que está pensando en él? ¡Seguro que está aquí! ¡Déjame buscar! No me atrevo a buscar en la propiedad del Príncipe Yu, pero ¿no es ese el caso de su patio lateral? ¡Si tu conciencia está limpia, entonces déjame buscar!" Yu She quedó atrapado en un mareo. En el estudio de su patio interior había un Zhong Wan que había sido besado suavemente por él. No podía entender por qué estaba aquí discutiendo con Xuan Jing en su lugar. Una vez que su mente se aclaró un poco, ordenó a sus sirvientes que ahuyentaran a Xuan Jing por la puerta principal. Naturalmente, Xuan Jing no se rendiría. Cuando lo echaron, gritó que haría que el Emperador Chongan encontrara justicia.

Cuando Yu She regresó al patio interior, ya estaba oscuro afuera. El mayordomo Feng preparó una mesa de comida deliciosa, y no se olvidó de poner un plato de venado estofado delante de Zhong Wan. No hablaron cuando comían sus comidas. Después de la cena, los dos se sentaron en el estudio. Parecían como si hubieran vuelto a su juventud: una persona sentada frente a un escritorio y la otra sentada en un sofá bajo con una pequeña mesa kang delante de él.

La mayoría de los textos en el estudio de Yu She eran libros de cuentos sobre él y Zhong Wan. Este sacó uno de pasada, y con una mirada su cara se sonrojó. Sin embargo, Yu She los leía muy seriamente, tanto que incluso hacía anotaciones al lado. Zhong Wan jadeó con asombro. Realmente quería ir allí para echar un vistazo. ¿Qué tipo de evaluación podría hacer Yu She para este tipo de libros? Sin embargo, no se atrevió a decir nada. Cerró el libro. Miró a Yu She por un momento. Dijo en voz baja, "Heredero". Yu She no le prestó atención. Zhong Wan pensó por un momento, antes de decir suavemente: "En el momento en que llegué aquí hoy, el mayordomo Feng me informó que... quería que le dieran polvo de comida fría". Yu She frunció el ceño. Miró hacia arriba. "¿Qué más dijo?" "No mucho. Sólo tenía curiosidad..." dijo Zhong Wan con cautela. "¿Cómo se siente después de comer esas cosas? Nunca las he probado antes". Yu She levantó la cabeza de nuevo para mirar a Zhong Wan. Con una voz fría, dijo: "¿Quieres probar un poco?" Después de un poco de consideración, Zhong Wan dijo: "Sólo tengo curiosidad. Eso es todo. Se dice que has tomado polvo de comida fría durante menos de medio año. Parece que no hace mucho. ¿Es cierto que... en realidad no es dañino?" Yu She miró hacia abajo. "Hubo algunos efectos secundarios perjudiciales". Esforzándose por tener tacto, Zhong Wan dijo: "¿Cómo cuáles? ¿El temperamento de uno... se vuelve irritable? Recuerdo que, en el pasado, a un emperador le gustaba tomar esas drogas y comía tanto que se volvía loco, se enojaba fácilmente y sospechaba. Al final..." "Sus hijos lo mataron", dijo Yu She con un aire de indiferencia.

Un ligero suspiro dejó los labios de Zhong Wan. Yu She también lo sabía. Mientras Zhong Wan pensaba en cómo podría aconsejar a Yu She para convertirse en una mejor persona, este dijo suavemente: "No es por el polvo de comida fría que mi temperamento cambió". Zhong Wan se quedó sin palabras. Levantando la cabeza de nuevo, Yu She miró a Zhong Wan. En un tono sombrío, dijo. "Pero después de tomarlo por medio año, mi mente se volvió más caótica. La comida fría en polvo no es algo bueno. Deberías dejar de pensar en ello". Justo cuando Zhong Wan estaba a punto de hablar, Yu She dijo una vez más impasible: "Aunque esté loco, nadie puede tocarme... Por lo menos, nadie puede tocarme ahora. Pero tú eres diferente." Zhong Wan se enojó hasta el punto de reírse. "No quiero intentarlo. Sólo quería aconsejarte", dijo Zhong Wan en voz baja. "Tengo miedo de que te vuelvas realmente loco. Y entonces un día cuando seas infeliz, me matarás." Conmocionado, Yu She lo miró fijamente con perplejidad. "¿En qué piensas durante todo el día?" Bajó la cabeza y volvió a leer. "No me he vuelto tan loco todavía". "Entonces, ¿qué pasará en el futuro? Si sigues tomando polvo de comida fría, unos años después... Cuando el emperador Daowu tenía treinta años, después de un corto período de tomarlo, se volvió completamente loco. Cuando te pongas de mal humor, y accidentalmente estornude, harás que me maten." "O tal vez porque comí demasiado, me encontrarías un adefesio..." "O porque mi postura al caminar no era lo suficientemente apropiada..." "O tal vez incluso..." La voz de Zhong Wan bajó más y más. "Porque te toqué un poco por accidente..."

"¡¿Todavía te atreves a hablar?!" Yu She miró a Zhong Wan con incredulidad. "Nunca te había visto así antes..." Recordando lo que pasó durante el día, Zhong Wan se sintió incómodo. Se apresuró a bajar la cabeza y a pasar la página de su libro. Después de un buen rato, Yu She dijo con impaciencia: "¡Bien! ¡No lo comeré más!"

...

NOTA DE TRADUCTORES: Me encanta el hecho de que Feng no olvidara poner el plato de venado estofado delante de ZW. El besuqueo fue... Pero esa angustia en medio de todo... De todos modos, YS volviéndose loco otra vez hablando de poner cuerda en todas partes LOL YS y XJ estaban pensando en una persona diferente... LOL

Capítulo 46 El palacio.

Un viejo eunuco entró en el palacio de la Consorte Imperial Yu. La Consorte Imperial Yu tenía un horrible dolor de cabeza. Durante el día, Xuan Jing había estado excepcionalmente lleno de energía. Después de ser incapaz de recuperar a Lin Si de Yu She, pensó que sería mejor matar accidentalmente a una persona equivocada que dejar escapar al verdadero villano [1]. Por lo tanto, fue a causar una escena en la residencia de Xuan Qiong también. Naturalmente, una vez más no pudo encontrar a Lin Si. Recientemente, Xuan Qiong había sufrido desgracias consecutivas. Estaba increíblemente enfadado. Antes de la cena, hizo un viaje al palacio y se quejó con la Consorte Imperial Yu durante mucho tiempo. No hace mucho acababa de irse. La Consorte Imperial Yu finalmente había conseguido que su hijo se alejara con gran dificultad. Ella estaba tanto mental como físicamente cansada. "Si el emperador sigue negándose a designar un príncipe heredero, me temo que primero me atormentarán estas personas hasta la muerte... Sin embargo, Qiong'er me instó a suplicarle al emperador. ¿Este chico realmente cree que soplar la almohada [2] es tan fácil? Hace casi dos meses que no veo al emperador. Aunque quisiera ayudarlo, ¿cómo podría hacerlo?" El sirviente a cargo de esperar a la Consorte Imperial Yu suavemente la aplacó diciendo: "La Quinta Alteza ha sido recientemente muy agraviada. Sólo puede hablar de ello. Si por casualidad ve al Emperador un día, recuerde ofrecer una explicación del comportamiento de la Quinta Alteza." "Calla, deja de mencionar esas cosas" La Consorte Imperial Yu estaba muy preocupada. Hablar de este tema hizo que su expresión se oscureciera. "La última vez, el Hermano Mayor me dijo que en la era anterior, el anterior emperador había querido declarar al Príncipe Ning como Príncipe Heredero. Su primer pensamiento después de esto fue matar a la noble consorte Zhong. No soy mucho mayor que la Noble Consorte Zhong, y también tengo una familia paterna muy influyente. Me preocupa que el emperador me tema más de lo que el anterior temía a la Noble Consorte Zhong. Si yo también me involucro... Qiong'er podría ser capaz de convertirse en príncipe heredero en el futuro, pero es probable que no viva para ver a mi hijo ascender al trono".

La Consorte Imperial Yu agarró la mano del sirviente. Ella dijo ansiosamente: "Después de que el Hermano Mayor me dijo esto, me angustié constantemente. Dime... ¿Podría el emperador ya tener tales pensamientos? Recientemente he estado meditando y reflexionando. ¡Cuanto más lo hago, más siento que las palabras que he dicho en el pasado han roto el tabú!" "Relájese, Su Alteza", el sirviente bajó la voz. "Ya he encontrado a la persona que Su Alteza me encargó que encontrara. Este viejo eunuco ha estado trabajando para la propiedad del Príncipe Yu desde la era anterior. Sólo que nunca lo supimos. Los labios del viejo están mayormente sellados. Estaba preocupado por avisarle de antemano, así que le dije a la gente de nuestra propiedad que le dijeran que Su Alteza ha estado muy ansioso recientemente. Así que, a menudo ha dicho y hecho cosas equivocadas. El Príncipe Yu no pudo soportarlo más, así que le ordenó que le dijera a Su Alteza sobre los eventos de la era anterior como una advertencia. Su Alteza, asegúrese de no cometer un desliz más tarde" La Consorte Imperial Yu lo pensó y luego asintió. "Sí, tú eres el más considerado. No importa cuán misericordioso o amenazante sea, la gente del Hermano Mayor... siempre lo ha escuchado a él y sólo a él. A menos que esté al borde de la muerte, no me ayudarán".

El sirviente suspiró. "Exactamente. Entonces, ¿debería llamarlo?" La Consorte Imperial Yu asintió, bajó las cortinas. Un momento después, vio a un viejo y torpe eunuco tropezar. Se arrodilló fuera de las cortinas. Ella reunió su ingenio y a propósito actuó increíblemente molesta. "Ya es muy tarde. ¿Qué quiere el Hermano Mayor que me digas?" El viejo eunuco humildemente dijo: "El Príncipe dijo que recientemente, el humor de Su Alteza ha sido inconstante. Ha actuado... precipitadamente. Ha ordenado a este viejo sirviente que le cuente a Su Alteza algo de la historia antigua." La Consorte Imperial Yu dijo, "Entonces, dime". El viejo eunuco compartió lentamente la información sobre cómo el anterior

emperador quería matar a la madre, pero dejar al hijo. Sólo que su relato era más detallado que lo que Yu Mucheng había compartido anteriormente. La consorte imperial Yu se sentía ansiosa. Después de escuchar su historia, permaneció momentáneamente en silencio antes de decir: "Nadie sabe con seguridad si la noble consorte Zhong estuvo realmente involucrada en el nombramiento del príncipe heredero. Sólo sé que al final, ella aun así murió. ¿Por qué el Hermano Mayor quería que me dijeras esto? ¿Moriré esté o no involucrada?" El viejo eunuco sacudió la cabeza. "La noble consorte Zhong falleció por enfermedad." La Consorte Imperial Yu dijo fríamente: "¿A quién estás engañando? Ella falleció por enfermedad; su hermana menor también falleció por enfermedad. ¿Las dos murieron una tras otra? ¿Quién creería tal historia?" El viejo eunuco parecía una raíz de árbol que ya había muerto hace muchos años. Pasó mucho tiempo antes de que dijera: "Es la verdad". La Consorte Imperial Yu pensó en ello, lo cual fue raro. Ella dijo amenazante: "No me parece que sea así. Cómo murió la noble consorte Zhong, cuando murió, ha sido cuidadosamente mantenido en secreto por el palacio. Después de que el anterior emperador muriera, básicamente nadie la volvió a ver. ¿Quién sabe si se le concedió la muerte [3] antes del fallecimiento del anterior emperador o no?" El viejo eunuco sacudió lentamente su cabeza. "No". La Consorte Imperial Yu estaba tan enfadada que golpeó su mesa kang. Todos los adornos de perlas y jade en su cabeza tintinearon. "Mi hermano mayor te dijo que me hablaras del pasado. ¿Tenía la intención de que me engañaras de esta manera?" El viejo eunuco parecía exasperado. Mucho tiempo después, suspiró: "La noble consorte Zhong no recibió la muerte del anterior emperador. Mas bien, fue manipulada por la pequeña consorte imperial Zhong."

Ella nunca le había prestado atención a esta persona. Estaba algo sorprendida. Perpleja, ella preguntó: "¿La pequeña consorte imperial Zhong?" El viejo eunuco asintió. "Ella cometió un error que no podían conocer otros. Por lo que, bajo el abrigo del funeral del emperador anterior, la emperatriz viuda ... oh, no, la emperatriz en ese momento, se hizo cargo de esas dos hermanas " La Consorte Imperial Yu se quedó sin palabras. Entonces dijo: "Nunca he oído hablar mucho de esta Pequeña Consorte Imperial Zhong... Recuerdo... el anterior emperador estaba técnicamente bastante encantado de la Noble Consorte Zhong. Pero siempre fue apático hacia esa Pequeña Consorte Imperial Zhong. ¿Qué pudo haber hecho mal?"

El viejo eunuco dijo: "En aquel entonces, la pequeña consorte imperial Zhong entró en el palacio junto con la noble consorte Zhong. Era joven, y además no era tan hermosa y no tenía tan buen temperamento como la Noble Consorte Zhong. Por lo tanto, el anterior emperador nunca le prestó mucha atención." La Consorte Imperial Yu preguntó: "¿Y? ¿Qué hizo mal?" El viejo eunuco bajó la mirada. Su voz era áspera cuando dijo, "En el invierno del cuadragésimo séptimo año de Taiyu, la pequeña consorte imperial Zhong... quedó embarazada." La Consorte Imperial Yu no prestó atención a la fecha. Estaba sorprendida. "¿Quedó embarazada? Nunca he oído hablar de tal cosa. ¿Qué tiene de malo estar embarazada? ¿Podría ser que accidentalmente haya abortado el niño? Eso tampoco está bien. Eso no es un error que resultaría en la muerte." El viejo eunuco sacudió la cabeza. Bajó su voz aún más. "Naturalmente, no hay nada malo en quedarse embarazada. Lo que estaba mal era que en ese momento... el anterior emperador no había compartido la misma cama con ella en cinco años."

La expresión de la Consorte Imperial Yu cambió abruptamente. El viejo eunuco tosió dos veces antes de continuar: "Debido a que tenía a la Noble Consorte Zhong como hermana mayor, la Pequeña Consorte Imperial Zhong también podía aparecer siempre ante el anterior emperador" Pero realmente habían pasado muchos años desde que el anterior emperador la había tocado. La pequeña consorte imperial Zhong no había seguido las reglas... resultando en un incidente tan vergonzoso. Después de que la emperatriz viuda se enteró, naturalmente no se podía esconder más. Tales cosas eran perjudiciales para la reputación de la familia real, por lo que no podían ser difundidas. La emperatriz viuda también fue amable. No quería que el Príncipe Ning se involucrara también, así que escondió cosas para la Pequeña Consorte Imperial Zhong. Luego, bajo la cobertura del funeral del anterior emperador, les permitió una muerte digna". La consorte imperial Yu palideció de miedo. Apenas logró decir: "Ella... ¿Estaba loca? ¿Hacer tal cosa? No, no, eso no está bien. La pequeña Consorte Imperial Zhong fue impropia, pero ¿por qué la Noble Consorte Zhong también tenía que ser...?" "Su Alteza", interrumpió el viejo eunuco. Declaró lentamente, "Si la noble consorte Zhong y la pequeña consorte imperial Zhong no murieran, Su Alteza probablemente no tendría la riqueza que tiene hoy. ¿Quiere Su Alteza hacer más preguntas?" "La emperatriz viuda aprovechó bien esta oportunidad... Así que quien realmente mató a la madre y dejó al hijo fue la emperatriz viuda..." La Consorte Imperial Yu estaba extremadamente aturdida. "Entonces... entonces ¿quién era el padre biológico del niño? ¿Mató la emperatriz viuda a esa persona también?" El viejo eunuco levantó ligeramente la mirada. No dijo nada más. El corazón de la Consorte Imperial Yu latía con fuerza en su pecho. "Tal cosa existe realmente. No es de extrañar que esas dos hermanas murieran de forma tan poco clara..."

El viejo eunuco dijo tenuemente: "En aquel entonces, el anterior emperador quería declarar a su hijo menor como príncipe heredero. Realmente consideró matar a los dos, y también probó a la Noble Consorte Zhong algunas veces. Pero al final, no hizo nada." La Consorte Imperial Yu estaba en un estupor. "Así que eso es lo que pasó... No importa, no importa. No quiero escuchar más. Actúa como si nunca hubieras dicho nada. Date prisa y vete."

El viejo eunuco se levantó con gran dificultad. La Consorte Imperial Yu añadió apresuradamente: "Espera. Tú... En el futuro, podría convocarte aquí de nuevo. ¿Cómo te llamas?" El viejo eunuco se inclinó. "Este viejo sirviente es Tang Qin." "Oh, Tang Qin. Lo recordaré", dijo la Consorte Imperial en un aturdimiento. "Puedes irte. Tenga cuidado cuando lo haga. No dejes que otros te vean." El viejo eunuco se fue mientras seguía inclinado [4]. La Consorte Imperial Yu reunió su agudeza. Se sentó allí sola durante mucho tiempo, lamentando haber preguntado sobre estos asuntos prohibidos. Llamó a un sirviente, y le dijo que instruyera a Tang Qin para que no le dijera al Príncipe Yu sobre los eventos de hoy. Con el corazón lleno de arrepentimiento, la Consorte Imperial Yu se apoyó en su mesa kang. Repasó cuidadosamente las palabras de Tang Qin de nuevo. Sus pupilas se estrecharon repentinamente. "En el invierno del 47º año de la era Taiyu, la pequeña consorte imperial Zhong quedó embarazada." La expresión de la Consorte Imperial Zhong se volvió terriblemente pálida. Se sentía como si serpientes venenosas se arrastraran por todo su cuerpo. Su cuero cabelludo hormigueaba. Con una voz apenas audible, dijo: "Entonces eso no significa, ¿no es ese niño..."

... Patio lateral de la residencia del Príncipe Yu. A Yu She de repente le dolió la cabeza. "¿Qué pasa?" Zhong Wan miró. Yu She estaba por así decirlo, libre de molestias. Dejó el libro en sus manos. "Hora de dormir". Esa noche, los dos durmieron en la misma cama. Zhong Wan durmió en el interior, mientras que Yu She durmió en el exterior. También dejó toda su ropa puesta. Unos cuantos fajos de cuerda de cáñamo del grosor de la muñeca de alguien se habían colocado entre ellos. Zhong Wan sólo llevaba una fina capa de ropa interior. La muñeca que descansaba fuera de las mantas sentía comezón debido a la cuerda de cáñamo. Le rascaba un poco. "Esta cuerda... ¿Podemos quitarla de la cama primero?" Acababan de acostarse. Yu She no podría estar dormido. Sin embargo, parecía no haber oído nada. Sus ojos permanecieron cerrados y no se movió en absoluto. Zhong Wan lo pensó y añadió: "Heredero, ¿has oído los recientes rumores relacionados contigo?" Oh, carajo. Yu She se movió un poco. Una vez más ignoró a Zhong Wan. Zhong Wan amablemente siguió persuadiendo: "Los rumores son muy espantosos. Al principio, decían que eres propenso a golpear a la gente, que a menudo golpeas a tus amantes. Ahora, ellos ya... se han vuelto muy

indecentes. Si todavía tienes una cuerda en tu cama ahora, cuando las noticias salgan mañana, ¡probará que tienes un fetiche!" No tenía otra manera. "Es fácil de decir, pero no suena bien." Zhong Wan se rascó el brazo otra vez. Tomó la cuerda de cáñamo y negoció suavemente, "¿Puedo poner primero esto..." Él finalmente habló. "Si te atreves a tirar esto de la cama, me atreveré a atarte. De verdad."

Zhong Wan hizo una pausa. Por un momento, dudó. No sabía si debía intentarlo o no.

La manzana de Adán de Zhong Wan se movió hacia arriba y hacia abajo. "¿Cómo?" Yu She cerró sus ojos. Su voz era muy tranquila. "Ataré las dos manos juntas, y luego las ataré a la cabecera. Separaré tus piernas y las ataré cada una a un pie de la cama. Te quitaré la ropa y usaré un poco de afrodisíaco. Cuando ya no puedas dejar de llorar en voz alta, soltaré tus ataduras y..." "B-Basta..." Zhong Wan lo interrumpió rápidamente. Dijo con voz rasposa "Si dices algo más, la tiraré de verdad". Yu She: "..." Él respiró profundamente unas cuantas veces. Como si se estuviera conteniendo, preguntó: "¿Te gusta eso?" El corazón de Zhong Wan golpeó en su pecho. "Parece bastante excitante". En la oscuridad, Yu She miró a Zhong Wan con incredulidad.

Zhong Wan esperó durante mucho tiempo, pero no respondió. Tenía sueño, así que se durmió. Los ojos de Yu She estaban abiertos. Su corazón latía rápidamente. Durante un largo período de tiempo, permaneció con insomnio. Dos horas después, Yu She declaró en un tono conflictivo: "En el pasado... no había pensado que te gustaran estas cosas". Zhong Wan estaba en medio de un dulce sueño. Fue despertado por Yu She. Abrió los ojos y preguntó claramente: "¿Qué pasa? ¿Ya ha amanecido?" Con la ayuda de la tenue luz de la luna, Yu She se sentó y observó a Zhong Wan, con expresión compleja. De repente, le interrogó: "Tú también creciste leyendo libros sagaces. ¿Por qué te gustan esas cosas?" Los ojos de Zhong Wan estaban nublados. Se sentó también. Con la voz ligeramente nasal, dijo: "¿Qué me gusta? Aún no ha amanecido..." Yu She parecía estar muy confundido. Miró a Zhong Wan, perplejo; levantó una mano y la volvió a bajar. Cerró sus ojos. "Tu salud no está bien. No podemos ser así." No estaba claro si lo decía para que lo oyera o él mismo. Los ojos de Zhong Wan estaban desenfocados. "¿No puede ser de qué manera?" Yu She miró a Zhong Wan. Parecía estar experimentando una alucinación: sintió que realmente había atado a Zhong Wan a la cama, y luego lo obligó a rogarle con dificultad... "No importa". Yu She se acostó, de espaldas a Zhong Wan. Él suspiró. "Duerme".

Zhong Wan estaba completamente perdido. Cerró los ojos y rápidamente se durmió de nuevo. A la mañana siguiente, Yu She le entregó a Zhong Wan unas cuantas páginas de papel. Zhong Wan las miró... El Sutra del Corazón [5] "Cópialo diez veces para eliminar las impurezas de tu mente". Miró a Zhong Wan con una expresión conflictiva. "Trae las copias contigo cuando vuelvas la próxima vez." ... GLOSARIO: 1.- Ofender accidentalmente a alguien en lugar de perderse a un posible villano. 2.- Se refiere a la presión ejercida por un cónyuge/compañero de cama, por lo tanto "soplar la almohada" porque duermen en las mismas almohadas/almohadones uno al lado del otro. 3.- Los emperadores "concederían la muerte" a los demás como una forma de mostrar su poder absoluto. En este contexto, los emperadores a veces "concedieron la muerte" a sus concubinas favoritas para ser enterrados con ellos. 4.- Al dejar a los nobles / realeza, los sirvientes debían permanecer inclinándose y enfrentando a los nobles / reales hasta que estuvieran fuera de su línea de visión. Después, finalmente pudieron enderezarse y darse la vuelta para continuar alejándose. 5.- Famoso mantra de meditación budista diseñado para limpiar el corazón y el alma de los pensamientos y deseos mundanos.

NOTA DE TRADUCTORES:

¡Yu She, el Rey de los obcecados! LOL

Capítulo 47

De repente, la Consorte Imperial Yu se encontró con un secreto tan grande, atravesándola con un extremo shock y miedo. Por lo que, tuvo fiebre alta esa noche. Desde el principio, había sido una persona tonta, y desde que Xuan Qiong se mudó y estableció su propio palacio, no había nadie en el palacio imperial con quien pudiera hablar. Ella temía que había adivinado mal, temía que ese viejo eunuco se diera la vuelta e informara a Yu Mucheng. Una vez que el cielo estaba brillante, hizo que la gente convocara a Tang Qin. "Yo haré una pregunta, y tú la responderás." La Consorte Imperial Yu originalmente quería advertir a Tang Qin. Sin embargo, no pudo contener su curiosidad, aunque se esforzó al máximo para suprimirla. "Es... es el hijo de la pequeña Consorte Imperial Zhong..." Tang Qin se había apresurado a venir aquí y se veía aún peor que anoche. Su cuerpo estaba encorvado, y una vez que escuchó sus palabras, una luz destelló en sus ojos

nublados. Ella dijo con ansiedad: "¿Es Yu... Yu..." Casi imperceptible a la vista, Tang Qin se inclinó. "Seguro que sí". El odio llenó la mirada de la Consorte Imperial Yu. "Hace tiempo que supuse que era el hijo del emperador. ¡Pero nunca imaginé que sería así! Aun así, no lo entiendo. ¿Por qué la Pequeña Consorte Imperial Zhong...? ¿Por qué hizo esto? ¿Y por qué se atrevió Su Ma... él a hacer esto?"

Tang Qin escuchaba quieto sin decir una palabra. Incrédula, la Consorte Imperial Yu dijo: "Como concubina imperial, aunque no fuera favorecida... No, cuanto más desfavorable sea, menos probable será que tenga contacto con los príncipes imperiales en la corte exterior. ¿Cómo se conocieron? ¿Cómo se conocieron?" Tang Qin dejó sus brazos colgando a los lados y dijo sin prisa: "La familia Zhong originalmente no tenía ninguna conexión con la residencia del entonces Segundo Príncipe. Sin embargo, antes de que la Pequeña Consorte Imperial Zhong se casara, había sido amiga íntima de la Segunda Princesa Consorte." "Después de que la Segunda Princesa Consorte se casara con el Segundo Príncipe, la Pequeña Consorte Imperial Zhong naturalmente ya no veía a la Segunda Princesa Consorte tanto. Sin embargo, todavía tenían conexiones. Y como todavía tenían conexiones, uno temería que antes de entrar al palacio imperial, ya hubiera conocido al Segundo Príncipe." Y este Segundo Príncipe del que hablaban era el Emperador Chongan. Sorprendida, la Consorte Imperial Yu dijo: "Así que fue realmente antes de que ella entrara al palacio que... Si tenían sentimientos el uno por el otro hace mucho tiempo, entonces ¿por qué no se casó directamente con su segundo príncipe?" Tang Qin pareció quedarse sin palabras ante la estupidez de la Consorte Imperial Yu. Guardó silencio por un buen rato antes de decir con voz ronca: "Su Alteza, la familia Zhong ya tenía la intención de enviar a la noble consorte Zhong al palacio. Así que, ¿cómo se atreven a enviar a una hermana al palacio y a otra a la residencia del Segundo Príncipe?" En este momento, la realización golpeó a la Consorte Imperial Zhong. Con rabia en su voz, dijo: "Estoy tan agraviada al punto de la confusión. Así que se han conocido desde hace mucho tiempo..." Luego, casi en un susurro, dijo: "La noble consorte Yu fue verdaderamente arruinada por su propia hermana menor. En realidad, habían escondido a la Pequeña Consorte Imperial Zhong. Y yo pensaba, ¿por qué la Princesa Real Anguo vivió en el Mausoleo Real tanto tiempo? ¡¿Podría haber estado llevando a

Nezha?! [1] No fue hasta más de diez meses después que finalmente salió con un niño. Entonces... Entonces, ¿la pequeña consorte imperial Zhong sigue viva ahora?"

Con un tono cada vez más despiadado, dijo: "¡Sería genial si todavía estuviera viva! Si puedo exponer este escándalo, ¡veamos cómo Yu She puede ganar!" Tang Qin se congeló por un momento. "...Tal vez." El corazón de la Consorte Imperial Yu tembló. Su mirada cayó sobre él. "Si sabes tantas cosas, ¿significa eso que eres el ayudante de confianza de mi hermano mayor? Tú... ¿Sabes si la Pequeña Consorte Imperial Zhong está viva o muerta?" Tang Qin sacudió su cabeza. "Realmente no lo sé. Sin embargo..." "Sin embargo, ¿qué?" Una vez más, Tang Qin se quedó en silencio. Ella se burló. "Viejo, piensa con cuidado. Si Qiong'er puede suceder en el trono en el futuro, ¿escucharía más a su propia madre o a su tío? No importa lo poderoso que sea el hermano mayor, no puede manejar los asuntos del palacio. Tendrás que pasar el resto de tus días según mis caprichos. No seas atolondrado. ¿Tienes algún familiar?" Pareciendo reacio, Tang Qin suspiró. "Tengo un hermano menor". La Consorte Imperial Yu arqueó una ceja. "¿Es también un eunuco?" Sacudió la cabeza otra vez. "Es un funcionario de bajo rango de la era pasada que cometió un crimen, y regresó a nuestra ciudad natal para cultivar." "Si cumples tus tareas adecuadamente para mí, tu hermano menor y su familia estarán bien", dijo ella, frígida como el hielo. "Pero si te atreves a informar al Príncipe Yu sobre estos asuntos, ¡tu hermano menor morirá!" A Tang Qin le temblaban las piernas. Se desplomó en el suelo.

Con eso, la Consorte Imperial Yu se alivió un poco. "En el futuro, completa cada tarea que te dé. No dejes que Su Alteza, el Príncipe Yu, sepa... ¿Así que lo que querías decir antes era que la Pequeña Consorte Imperial Zhong podría seguir viva?" Temblando, Tang Qin respondió: "No lo sé. Pero hay algunas pistas que apuntan a ello". Las esquinas de los labios de la Consorte Imperial Yu se levantaron en una sonrisa. Apretando los dientes, dijo despiadadamente: "Si somos capaces de encontrarla, entonces será interesante..." Ella tosió dos veces y dijo en voz baja: "Vete. Recuerda que es lo que te dije. Si vas con el Príncipe Yu después de dejar este lugar... significara que no valoras la vida de tu hermano menor" "No me atrevería" dijo Tang Qin, sacudiendo su cabeza. "En el futuro, sigue las ordenes que te diga. En el futuro, tu y tu hermano menor obtendrá buenos beneficios" dijo la Consorte Imperial Yu, creyéndose piadosa e intimidante "Ve" .... Patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. Después de haber enviado a Zhong Wan, el mayordomo Feng fue a buscar a Yu She. "Heredero, ¿qué discutió con el joven maestro Zhong? Cuando se fue, su expresión parecía extraña." Él dijo: "Se siente culpable porque está ocultando algo. Su expresión parecía realmente anormal." "¿Qué tiene de anormal?" preguntó el mayordomo Feng con voz ronca. "Él..." A Yu She le costó trabajo decirlo. "No es nada".

El mayordomo Feng no se atrevió seguir. Notando que Yu She agarraba un pincel y algo de tinta, se acercó para servirle en voz baja: "Hace un momento, llegaron noticias del palacio. Su Alteza Imperial Consorte Yu ha caído enferma." A Yu She le temblaron los ojos. "Anoche se enfermó de repente", dijo el mayordomo Feng. "Después de haber llamado a un médico imperial, no dijo mucho. No debería ser gran cosa. Sin embargo, Su Alteza la Consorte Imperial Yu dijo que el Príncipe Yu y el Quinto Príncipe no necesitan entrar al palacio para presentarle sus respetos." "Qué extraño. Normalmente, cuando tenía un dolor de cabeza o una enfermedad leve, definitivamente armaba un gran alboroto, dando a conocer su condición a todo el mundo. Así que el Quinto Príncipe y el Príncipe Yu vendrían a presentarle sus respetos. Sin embargo, esta vez no lo hizo. Incluso informó a los herederos que era una enfermedad pequeña y que no tenían que venir." "Cuando ocurren cosas anormales, hay algo sospechoso", dijo Yu She. "¿Fuiste capaz de averiguar algo?" El mayordomo Feng asintió. "He hecho que la gente investigue, pero no he recibido ninguna noticia todavía." Yu She entrecerró los ojos. Sostuvo su pincel con el pulgar, el índice y el medio, y no escribió nada durante un buen rato. Luego dijo en voz baja, "Desde mi juventud, la consorte imperial Yu y yo no hemos estado unidos. Rara vez nos hemos encontrado y no hemos hablado mucho el uno con el otro. Fui un estúpido en mi juventud y no entendía por qué no le gustaba. No entendía por qué tía y madre no se llevaban bien. Más tarde, finalmente entendí..." Temiendo que Yu She se hubiera molestado después de pensar en algo, el mayordomo Feng tosió. "¿Qué saben las mujeres del harén imperial? El heredero no debería preocuparse por ella." "No". Yu She movió su muñeca ligeramente. Escribió el kanji "" [2]. Dijo:

"Me tiene miedo. Desde joven, no la he tratado mucho, así que no la conozco bien. Sólo tengo la impresión de que no es muy inteligente... ¿Qué piensas?" El mayordomo Feng dijo directamente: "No es muy inteligente. Si no, durante muchos años, no habría luchado con la Princesa Real hasta que la relación con el heredero fuera tan tensa. El Heredero no lo sabe, pero al principio, Su Alteza Imperial Consorte Yu y la Princesa eran muy amables la una con la otra. Más tarde, después de que el heredero naciera... Su Alteza Imperial Consorte Yu pensó que la Princesa Real estaba usando su honorable persona para manipular." "No podía ocultar sus verdaderos sentimientos, dirigiendo comentarios sarcásticos a la Princesa y negándose a darle ninguna cara. ¿Cómo podría una persona orgullosa y arrogante como la Princesa Real complacer su rudeza? Perdió la paciencia y su relación se agrió gradualmente." "Me gusta la gente estúpida". Yu She entonces escribió el kanji "" [3]. "¿Qué te parece... ¿Qué tal si actuamos sobre ella primero?" El mayordomo Feng miró a Yu She de pies a cabeza. Se veía como en el primer encuentro con el heredero, con los ojos brillantes de sorpresa y alegría. "Heredero, ¿qué quieres decir?" Yu She dejó su pincel ni muy despacio ni muy rápido. "¿Qué?" "Nada, nada". El mayordomo Feng casi lloraba. "Es la primera vez que el heredero lucha por algo, así que este viejo esclavo esta un poco... Ah, no es nada, no es nada."

Recientemente, la reputación de Yu She estaba creciendo. Por un momento, el mayordomo Feng quiso quemar algo de incienso en la oración. Sin embargo, no estaba seguro de por quién quemar el incienso. Pensó casualmente que, en el futuro, haría una lápida conmemorativa de la longevidad [4] para Zhong Wan. Yu She miró las palabras del papel. Levantó la cabeza para sonreír al mayordomo Feng.

"Estás feliz de que finalmente compita por el trono, ¿verdad?" El mayordomo Feng dijo: "Heredero, ¿cómo puedes decir eso en voz alta? No digas tonterías. El Heredero s-sólo quiere forjarse una salida para ti mismo". Todavía había algunas cosas que Yu She no terminó de decir, pero ya no quería seguir con este tema. "No quiero arreglar las cosas con ella, pero luego pensé en algo. Nunca la ofendí." "¿Qué?" "Ese año, cuando Xuan Qiong hizo que el encantador imperial de serpientes me hiriera con una víbora... fue todo su plan". Tales palabras abrumaron al mayordomo Feng con una gran conmoción. Yu She dijo: "Fue el Príncipe Yu quien lo descubrió. Hizo un viaje especial al palacio para advertirla. "Es una estúpida. Además, ella quiso matarme desde el principio. Por eso, es tan fácil encontrar las pistas" Yu She ya tomó una decisión. "Continuaremos nuestra discusión una vez que su investigación dé frutos." Después de un momento de reflexión, el mayordomo Feng respondió: "Heredero, ¿debemos decírselo también al joven maestro Zhong? Cuanta más gente tengamos..." En un instante, la expresión de Yu She cambió. Miró a Feng, lo suficientemente frío como para congelarse. "No se lo digas". El mayordomo Feng se apresuró a decir: "Sí, sí". Temía que, si seguía hablando de esto, Yu She se volvería loco otra vez. Así que, en vez de eso, el mayordomo Feng dijo: "¿Qué hizo mal el joven maestro Zhong ayer? Cuando se fue, dijo que el heredero parecía haberle castigado en copiar algo en papel. No pude entender bien".

"Lo castigué en copiar el Sutra del Corazón". Después de haber mencionado a Zhong Wan de esta manera, la expresión de Yu She se aligeró un poco. "Originalmente, quería darle un castigo más duro, pero..." El mayordomo Feng parpadeó. "Pero ¿qué?" Yu She miró fijamente las palabras del papel en silencio. Luego dijo: "Ayer, cuando estaba intimando conmigo, dijo... dijo que, si quería castigarlo, que no lo hiciera tan duro". El mayordomo Feng no lo entendió. Yu She se dijo a sí mismo, "Lo he tratado terriblemente". El mayordomo Feng pensó, ¿eres consciente de esto, ahora? Yu She cerró los ojos, pero no pudo reprimir su ira. "¡Pero nunca pensé que tuviera un hábito tan malo! Debo castigarlo." Muriendo de curiosidad, el mayordomo Feng preguntó: "¿Qué mala costumbre?" Durante un corto tiempo, Yu She se mantuvo callado. Quería hablar con alguien. Incapaz de soportarlo, hizo un gesto con la mano. "Primero, cierra las ventanas y la puerta". El mayordomo Feng se puso en guardia para todos los peligros posibles. Hacía un tiempo, Yu She había hablado de competir por el trono con las ventanas y la puerta abiertas, pero ahora, quería cerrarlas todas.

¡¿Eran sus próximas palabras muy importantes, como en asuntos de vida o muerte?! Después de que el mayordomo Feng cerrara todas las ventanas y puertas y regresara, escuchó con la respiración contenida. Los labios de Yu She se movieron: "Tuvo una perversión mientras estábamos en la cama juntos."

La vieja cara del mayordomo Feng se sonrojó. Dijo incluso más suave que Yu She, "¿Qué perversión?" "Le gusta..." Yu She hizo todo lo posible para decirlo con elegancia. "Le gusta el sexo duro". Los ojos del mayordomo Feng se llenaron de alarma. Sin embargo, había algunas cosas que no podía entender. Engrosó su rostro y preguntó: "Heredero, aún no ha hecho nada con el joven maestro Zhong. Entonces, ¿cómo puedes saber esto?" Yu She se frotó el centro de sus cejas, molesto hasta el extremo. "Por supuesto que no lo toqué. ¡Él fue el que lo dijo!" El shock se estrelló en el mayordomo como la marea: "¿En serio?" Yu She dijo suavemente: "Ayer en medio de la noche, encontró una cuerda de quién sabe dónde y la colocó en la cama. Después de eso, sostuvo la cuerda y gimió mientras se pegaba a mí diciendo... que quería que lo atara. Para hacerle esas cosas". El mayordomo Feng se quedó sin palabras. Después de eso, aconsejó cuidadosamente: "Heredero, no hablemos de esas otras cosas primero. ¿No me dijiste que buscara esa cuerda?" La mirada perpleja de Yu She cayó sobre él, la imagen de la perplejidad. "¡¿Cuándo te dije que hicieras esto?!" El mayordomo Feng aspiró un aliento frío. Se sentía injusto con Zhong Wan. Su vida no era realmente buena. Cada vez que tenía algo importante que hacer, se arriesgaba a que Yu She se volviera loco. Esta vez se había equivocado, le habían culpado por algo que no había hecho. "Él..." Yu She soportó su dolor de cabeza, pasando por muchas dificultades para murmurar: "Habló con mucho detalle sobre cómo atar sus manos, cómo atar sus pies... e incluso se agarró a mí, rogándome que le diera un afrodisíaco. Dijo muchas cosas que no pueden ser escuchadas en público."

En el momento en que Yu She cerró los ojos, pudo ver esa escena. Y ya no pudo contenerse de decir maldiciones. "¡Ese bastardo me obliga a volverme loco!" El mayordomo Feng lo miró con una mirada llena de compasión. No podía soportar decirle a Yu She que en realidad se había vuelto loco durante todo un día. Hasta ahora, todavía no había vuelto a la normalidad. Distraídamente, Yu She dijo: "¿Siempre fue así? ¿Había sido así en su juventud, pero yo era demasiado estúpido para darme cuenta?" El mayordomo Feng reunió mucho coraje para decir: "Quizás siempre había sido así". "Anoche, después de que se durmiera, finalmente tuve algo de paz y tranquilidad", murmuró Yu She. "Pero sólo durmió dos horas antes de despertarse. Luego se pegó a mí otra vez, queriendo... Suprimí mi ira y le dije que su cuerpo no estaba bien. Que no podemos ser así. Luego, después de muchas dificultades, lo hice dormir." Agudizó la mirada y dijo con expresión fría: "Yo. No. Dormí. Toda. La. Noche." Cauteloso hasta el extremo, el mayordomo Feng trató de persuadir, "Heredero, ¿quieres tomar una siesta?" Si Yu She lo había escuchado o no, nadie sabía. Rechinó los dientes. "¿Sabes cómo pasé la noche? Realmente... no tiene ningún concepto de la muerte y el peligro." El mayordomo Feng asintió con la cabeza tan rápido como se pica el ajo. "Sí, sí, el joven maestro Zhong no tiene ningún concepto de la muerte o el peligro." "Al principio, pensé..." Yu She respiró profundamente. Su tono era tranquilo. "Después de que muera, no importará si Zhong Wan encuentra a alguien más. Después de todo, el camino por delante es largo. Todavía le quedan muchos años para vivir una buena vida." Ansioso, el mayordomo Feng preguntó:

"¿Por qué mencionas esto otra vez?" "Sin embargo!" La falta de voluntad se le quemó en el pecho. "¡No sabía que le gustaban este tipo de cosas! En el futuro, cuando esté a dos metros bajo tierra y si mi alma difunta es capaz de sentir las cosas, si me entero de que su nuevo amante lo ata cada noche y juega con él, ¡tengo miedo de que mi cadáver se enfade tanto que abra la tapa del ataúd!" El mayordomo Feng miró fijamente a Yu She, aturdido. Ya no podía seguir su hilo de pensamiento. ¿Por qué también tuvo que mencionar... cosas sobrenaturales? El mayordomo Feng se agarró sus propias manos y gritó: "¡Por eso el heredero no debe morir!" "Sí". Yu She se dio un masaje en la frente. "Iré a tomar una siesta..." El mayordomo Feng acompañó personalmente a Yu She a su dormitorio. Una vez que terminó de atenderlo, se apresuró a su propia habitación. Y escribió una carta a Zhong Wan.

...

GLOSARIO: 1.- . Una deidad En la mitología china, la madre de Nezah estuvo embarazada de él durante tres años hasta que nació. Básicamente, la Consorte Imperial Yu está siendo sarcástica aquí. 2.- Este es su nombre de pila, el "SHE" en "Yu She" Sin embargo, también significa "perdón". 3.- Este es el kanji "You", que es parte del nombre de cortesía de Yu She, el "YOU" en "Ziyou". También significa "perdonar".

4.- Para poder rezar y quemar incienso por Zhong Wan, por causarle cosas tan buenas a Yu She LOL

NOTA DE TRADUCTORES: Este capítulo... me hizo reír a carcajadas. YS realmente no recordaba que fue él quien ordenó al mayordomo Feng que trajera la cuerda LOL

Y sí, la Consorte Imperial Yu es realmente tonta.

Capítulo 48

Por otro lado, Zhong Wan ya había regresado a su propiedad. Cuando regresó a su patio, Lin Si estaba en su habitación. Lin Si estaba cubierto de polvo, como si acabara de regresar de afuera. Zhong Wan cerró la puerta y preguntó, curioso: "¿A dónde fuiste?" Los ojos de Lin Si estaban inyectados en sangre. Parecía no haber dormido nada. Gesticuló: "Salí de la ciudad, buscando a Tang Ming en tu lugar. Le di la carta". Zhong Wan estalló en risas. "No deberías haberte ido de la noche a la mañana. Las cosas no son tan sensibles al tiempo. Dame la carta, y luego ve a descansar... Oh, claro." Zhong Wan agarró la carta que le entregó Lin Si. Su mirada se llenó de una ligera diversión. "Ayer, después de que Xuan Jing no te encontrara en nuestra residencia, se dirigió a la residencia del Joven Príncipe Yu, listo para luchar. También discutió con Yu She, insistiendo en que él te había secuestrado." Los ojos de Lin Si se iluminaron. Poco después, sin embargo, se oscurecieron de nuevo. Agitó las manos y gesticuló: "Viajé fuera de la ciudad durante la noche y entregué la carta del Maestro para evitarlo." Zhong Wan deseaba ayudar a Lin Si, pero aún no había resuelto sus propios problemas. No sabía cómo consolar a Lin Si, así que sólo dijo: "Sólo te daré un consejo".

Lin Si miró fijamente a Zhong Wan. "No pierdas ciegamente el tiempo sólo por un momento de desesperación." Zhong Wan sonrió. "¿Cuántos (siete) años puede tener una persona en su vida?" Lin Si permaneció en silencio. Dio dos pasos más cerca, y luego señaló: "No hablemos de esto. Maestro, lea la carta primero. Tengo otras cosas que decir también". Zhong Wan abrió la carta. En la carta, Tang Ming dijo que tenía una conexión en el palacio que podía ser utilizada. Esta persona era un viejo eunuco; en los primeros años, había completado algunas tareas triviales para Yu Mucheng, el Príncipe Yu. Ahora que era viejo, el Príncipe Yu ya no dependía mucho de él. La única razón por la que seguía vivo era porque nunca había jugado un papel en ningún evento significativo. Como ahora era viejo, ya no tenía ningún poder verdadero. La única ventaja era que había vivido mucho tiempo, así que todavía tenía algunas conexiones en el palacio. Esta persona podía ser utilizada por él. Zhong Wan miró bien la carta antes de quemarla. Miró las llamas parpadeantes, perdido en sus pensamientos. Por alguna razón, el sentimiento que Tang Ming le dio siempre se sintió un poco apagado. Hablando de eso, esto fue bastante extraño. Tang Ming era claramente alguien que el Viejo Preceptor Imperial Shi había dejado por él. También era un exestudiante. Sin embargo, Zhong Wan nunca pudo confiar completamente en el otro. Zhong Wan miró a Lin Si. "¿Por qué sigues ahí parado? Siéntate... ¿Qué querías decirme?" Lin Si se sentó. Con las cejas muy arrugadas, empezó a gesticular a Zhong Wan. Lin Si había hecho dos viajes para ver a Tang Ming en lugar de Zhong Wan. Al principio, incluso tenía miedo de que Tang Ming no confiara en él. Por lo tanto, había preparado un montón de presentaciones para su primera reunión.

Inesperadamente, Tang Ming también actuó muy amigablemente cuando vio a Lin Si. Tomó el té con Lin Si mientras charlaban. Incluso sabía un poco de lenguaje de signos. Esa vez, Lin Si había estado apurado por regresar a la ciudad. No hizo muchos gestos, sólo dejó claro su propósito para este viaje. Después de intercambiar cartas con Tang Ming, regresó. Ayer, por temor a encontrarse con la gente de Xuan Jing, Lin Si retrasó a propósito su viaje de regreso. Tang Ming aprovechó esta oportunidad para mantener una larga conversación con Lin Si. Tang Ming abrió la carta lenta pero seguramente. Sin embargo, no tenía prisa por leerla. Con una sonrisa, primero preguntó: "Hermanito, tú también fuiste un sirviente de la residencia Zhong en el pasado, ¿verdad?" Lin Si asintió con la cabeza y señaló: "Soy el hijo de la nodriza del Maestro". Tang Ming sonrió y asintió. "Me acuerdo. En ese entonces, el Príncipe Ning gastó mucho tiempo y energía buscando y trayendo a ti y a Guiyuan de vuelta". Lin Si señaló: "En aquel entonces, el Príncipe sólo encontró al Maestro. Fue el Maestro quien repetidamente le dijo al Príncipe que yo también estaba fuera. Por lo tanto, el Príncipe me trajo de vuelta también." Lamentándose, Tang Ming dijo, "Así que Guiyuan ha sido así desde joven. Mientras seas su amigo, él te cuidará." Lin Si asintió con la cabeza. Tang Ming terminó de leer la carta y la quemó. Después de un momento de pensar, agarro pincel y papel. Lin Si se volteó e hizo guardia en la puerta. No quería saber lo que escribiría. Cerca de una hora y media mas tarde, Tang Ming termino de secar las ultimas paginas de la carta. Las doblo y las envolvió en un sobre, pero no las sello con cera. Así se las dio a Lin Si en las manos.

Lin Si recibió la carta y la metió en el bolsillo de su pecho, y luego se fue. Tang Ming dijo rápidamente: "No tengas prisa. Hermano pequeño, escúchame hablar." Lin Si asintió y escuchó. Tang Ming suspiró. "Había algunas cosas... que quería decirle a Guiyuan la última vez, pero tenía miedo de aumentar su carga. Estos días, he vuelto a pensar en ellas, pero aún no he llegado a una conclusión." Lin Si frunció el ceño. Gesticuló: "Entonces, por favor, mi señor, siga considerando". "No hay necesidad de actuar tan poco familiarizado conmigo", dijo Tang Ming, lamentándose. "Guiyuan no confía en mí. En estos últimos días, seguramente ha desenterrado completamente mi pasado. Entonces también debería saber ahora que la residencia de Zhong era la casa paterna de mi madre." Lin Si se quedó sin palabras. Hizo un gesto: "No lo sabía". Tang Ming observó de cerca la expresión de Lin Si. Por un momento, no pudo decir si estaba actuando como un tonto o no. Sacudió la cabeza y sonrió. "Si no le hubiera pasado nada a la residencia de Zhong... tú y Guiyuan deberían haberme conocido mucho antes. No importa. No hablemos más de eso." Tang Ming invitó a Lin Si a la habitación y trajo una nueva tetera. "He estado pensando en este caso durante mucho tiempo, deliberando entre hablar de ello o no. Prácticamente se ha convertido en una enfermedad. Ahora que te he visto, considérame una persona mayor que intenta ser desvergonzada. Te lo diré y podrás tomar una decisión".

Lin Si frunció el ceño y gesticuló: "Sólo soy el sirviente del amo. No estoy a cargo de nada". Tang Ming miró a Lin Si a sabiendas. Se rio y preguntó:

"¿Sólo eres un sirviente? No importa. Sólo diré lo que necesite. Quiero preguntarle a Guiyuan cuál es su objetivo al unirse a este gran lío, gastando enormes cantidades de energía mental y física para ayudar al Joven Príncipe Yu". Lin Si señaló: "Naturalmente para salvar al joven príncipe Yu". Tang Ming preguntó de nuevo: "¿Cómo? Guiyuan es extremadamente inteligente. Después de escucharme compartir los eventos del pasado la última vez, ya debería haber entendido. Los antecedentes del joven Príncipe Yu son sólo una pieza de ajedrez que otros buscan usar. Sólo ha vivido hasta ahora porque sigue siendo útil para todos los demás. Pero si desea vivir una larga vida, su única opción es..." Tang Ming miró a Lin Si. "Lin Si... Has estado bajo la protección del Cuarto Príncipe todos estos años, ¿verdad?" Lin Si no esperaba que Tang Ming empezara a preguntar por él de repente. Miró a Tang Ming con cautela y se negó a responder. Tang Ming suspiró. "Si el Joven Príncipe Yu asciende al trono en el futuro, ¿qué pasará con el Cuarto Príncipe? Los dos parecen haber tenido una relación irreconciliable desde hace mucho tiempo, ¿verdad? En estos años, casi todos han tratado de dañar al Joven Príncipe Yu. No puedes decirme que el Cuarto Príncipe no ha sido parte de esto." Las pupilas de Lin Si temblaban. Tang Ming suspiró de nuevo. "Sí, sé que Guiyuan y el Cuarto Príncipe son viejos amigos. En el futuro, definitivamente tratará de mantener al Cuarto Príncipe a salvo por esta vieja amistad. ¿Pero podría realmente tener éxito? El joven Príncipe Yu es el hijo ilegítimo del Emperador. Si asciende al trono, ¿no se deshará de todos los príncipes oficiales? Después de mucha consideración, siento que este es todavía un caso perdido. Si otra persona pudiera..." Lin Si se sorprendió. Hizo un gesto: "¿Sabes que el joven príncipe Yu es el hijo del emperador?"

Tang Ming estaba aún más sorprendido que Lin Si. "Le dije a Guiyuan. ¿No te lo dijo?" Tang Ming empezó a toser con pánico. Por un momento, tembló como una hoja. Lin Si se apresuró a dar un paso adelante y le dio una palmada. Tang Ming jadeó durante mucho tiempo antes de suspirar. "¡He cometido un grave error! Tú..." Los ojos de Lin Si se movieron ligeramente. Levantó una mano y escribió en la mesa: "Voy a fingir que no sé nada". Tang Ming se sintió inmensamente arrepentido. Temporalmente no supo qué decir, así que asintió con la cabeza y permitió que Lin Si se fuera. Lin Si gesticuló, "Eso es todo lo que pasó. Quizás estoy pensando demasiado las cosas y malinterpretando sus buenas intenciones. O..." Zhong Wan dijo: "O Tang Ming hizo todo a propósito. Tenía la intención de enterrar una aguja entre nosotros." Miró a Lin Si. No hizo ninguna discusión melodramática e inútil. Los dos habían crecido juntos. Aunque ahora cada uno tenía sus propios objetivos, no se trataban de manera tan calculadora. "Tang Ming fue verdaderamente minucioso con sus palabras. Lógicamente, no me habrías dicho estas cosas. Te sentirías sospechoso, así que él podría aprovecharse de esta sospecha y extender su alcance a Xuan Jing. Entonces, también tendría un espía en la residencia del Cuarto Príncipe", dijo suavemente Zhong Wan. "Incluso si me lo dijeras... él también podría explicarlo como su preocupación de que nosotros dos no podamos obtener lo mejor de ambos mundos en el futuro".

Lin Si miró a Zhong Wan. Un intento de asesinato pasó por sus ojos. "¿Debemos acabar con él?" gesticuló. Zhong Wan miró a Lin Si, molesto. "¿Aprendiste estos pobres hábitos de Xuan Jing? ¿Sabes cómo Xuan Jing entró ayer

en el patio lateral de la residencia del Príncipe Yu?" "Llevaba un gran palo. Esa fue la primera vez que vi a un príncipe llevando un palo para luchar por el trono. Verdaderamente, si un día, ¡él usara el palo para asesinar a Yu... ¡pff!" Zhong Wan se abofeteó a sí mismo. "Si un día, usara el palo para asesinar a Xuan Qiong y se convirtiera en el príncipe heredero, no diría nada más y sería el primero en expresar mi lealtad." Lin Si se sintió avergonzado. Zhong Wan cerró los ojos y repasó las cosas que Lin Si acababa de "decir" en su mente una vez más. Susurró: "¿Qué quiere hacer Tang Ming en última instancia...?" Lin Si parpadeó. Miró a Zhong Wan con inseguridad. "La propiedad de Zhong era la casa paterna de su madre. Aunque no sé quién era esa señora Zhong, asumo que probablemente no era de una rama lateral cinco veces quitada, a diferencia de mí. Es muy probable que pudiera estar emparentada con el Príncipe Ning". Zhong Wan bajó la voz y dijo: "Puede que realmente desee ayudarme, pero definitivamente no desearía ayudar a Yu She. En este momento, parece que quiere que Yu She y Xuan Jing peleen entre sí... ¿Así que a quién quiere para ascender al trono?" Lin Si se sorprendió. Señaló: "¿Se ha vuelto tonto con la vejez? ¿Por qué trabajaría para Xuan Qiong?" Zhong Wan estalló en risas. "Obviamente no lo haría. Xuan Qiong lleva la sangre de la familia Yu en sus venas. Debería ser una de las personas que Tang Ming más odia." Lin Si estaba desconcertado. "¿Quién más hay?" gesticuló. Zhong Wan movió sus labios. Sólo pronunciaba las palabras sin hacer ningún ruido. Lin Si sabía leer los labios. Saltó asustado. Xuan Rui.

Lin Si se puso de pie. Caminó por la habitación y le hizo un gesto ansioso a Zhong Wan: "No nos importa nuestra propia vida. Si no tenemos éxito en el futuro, al menos habríamos muerto por una causa justa. Mi vida no vale nada. No importa si muero. Sin embargo, Xuan Rui es el único hijo adulto del Príncipe Ning. Estos años, finalmente ha logrado evitar completamente todo este conflicto. ¡No podemos dejar que lo arrastren de nuevo! ¡Si Xuan Jing y ellos supieran las intenciones de Xuan Rui, definitivamente se lo comerían vivo!" Zhong Wan también dejó de hablar. Sentía lo mismo que Lin Si; estaba dispuesto a caminar por este peligroso camino él mismo, pero eso no significaba que quisiera arrastrar a los hijos del Príncipe Ning con él por este camino también. Zhong Wan agarró un pincel y un papel para escribir, "Tang Ming probablemente tiene la confianza de que puede hacer todo lo posible en lugar de Xuan Rui... ¿Cuál es el verdadero origen de mi shixiong?" Lin Si gesticuló, "No lo sé. ¿Pero estás seguro de que quiere ayudar a Xuan Rui?" Zhong Wan miró a Lin Si. Escribió: "¿Quieres apostar? Supongo que su gente ya ha encontrado a Xuan Rui." Lin Si estaba horrorizado. Zhong Wan dio un largo suspiro. "Perdimos por un solo movimiento... Gasté tanta energía averiguando cómo enviar a Xuan Rui de vuelta. A pesar de todos los planes y cálculos que hice, no esperaba esto"

Lin Si gesticuló agitadamente: "¿Cómo puede ser esto culpa tuya? Enviarlo de vuelta a Qian An al principio fue para ayudarle a evitar estas catástrofes. Además, aún no estamos seguros. Estas siguen siendo sólo conjeturas del Maestro, ¿verdad?" Lin Si bajó las manos con dudas. Zhong Wan era extremadamente inteligente. Sus suposiciones eran a menudo correctas. Zhong Wan dijo humildemente, "Las buenas suposiciones pueden no hacerse realidad, pero las malas sí. Sólo espero que Xuan Rui confíe en mí, que es un cobarde y que le

asustan los problemas. Que no importa lo que Tang Ming le prometa, no será tentado." Lin Si no entendía lo que Zhong Wan quería decir. Él hizo un gesto: "¿No confía Xuan Rui completamente en ti?" Zhong Wan permaneció en silencio por un momento. "...Esperemos que sí." ¿Esperemos? Lin Si miró a Zhong Wan. Por un momento, sintió una oleada de emociones: su corazón se sentía frío en lugar de Zhong Wan. "No hablemos de esto". Una pizca de tristeza pasó por los ojos de Zhong Wan antes de que su expresión volviera a la normalidad. "Tang Ming está instigando a propósito un conflicto entre nosotros. Sólo finge que le crees. Yo... Yo..." se puso de pie instintivamente. "Yo..." Lin Si suspiró, "¿Qué?" "Primero necesito asegurarme de que Xuan Rui está bien." Zhong Wan bajó su voz aún más cuando dijo: "No podemos destruir nuestra relación con Tang Ming todavía. Necesitamos engañarlo completamente..." "Tang Ming no es de confianza. También me está tendiendo una trampa. Pero todavía siento que... al final no está siendo demasiado duro conmigo. Alguien que el viejo preceptor imperial dejó para mí no debería ser alguien que causara una vorágine por sus propios deseos egoístas." Lin Si no creyó esto, pero aun así señaló. "Bien. Todavía tenemos que usarlo". Zhong Wan asintió. "Enviaré a alguien a Qian An para que eche un vistazo. Descansa primero." LIn Si estuvo de acuerdo. Tan pronto como se fue, un sirviente entró y le trajo una carta, diciendo que había sido entregada por el mayordomo desde el patio lateral de

la residencia del Príncipe Yu. El corazón de Zhong Wan se saltó un latido de preocupación. Acababa de regresar. ¿Qué podría decir el mayordomo Feng? ¿Le había pasado algo a Yu She? El shixiong que el viejo preceptor imperial Shi había dejado para él tenía otros objetivos. No sabía si Xuan Rui, que estaba lejos en Qian An, había sido influenciado... En ese momento, si algo malo le había sucedido también a Yu She, Zhong Wan temía que ya no sería capaz de soportar todas estas cargas. Zhong Wan inhaló profundamente. Pensando que una muerte temprana significaba una absolución más temprana, abrió la carta... Media hora después. "Ziyou verdaderamente..." Zhong Wan estaba viendo las estrellas. "Nunca me decepciona..." Cuando todos los demás príncipes eran jóvenes y sin ganas de luchar, el joven Yu Ziyou había mostrado sus innumerables talentos y capacidades, haciendo creer a todos que quería luchar por el puesto de príncipe heredero. Ahora, los otros príncipes habían crecido lentamente y estaban empezando a usar tácticas para ganar poder. Sin embargo, Yu She se había desinteresado y volvió a prestar atención a los libros y obras de teatro. Con gran dificultad, finalmente había ganado el deseo de luchar por su propia vida. Pero la razón era... era... Zhong Wan instantáneamente arrugó la carta. Estaba tan enojado que su voz comenzó a temblar. "¡¿Quién coño necesita que se una a la lucha por el Príncipe Heredero sólo para que nadie me viole?!" ...

NOTA DE TRADUCTORES:

Capítulo 49

Zhong Wan leyó la carta de nuevo. Suspiró. Xuan Jing, Xuan Qiong, Yu She... Y ahora, es muy probable que Xuan Rui haya sido añadido a la mezcla. Ahora mismo, lo más importante que tenían que hacer era enviar a la gente a averiguar qué está pasando al lado de Xuan Rui.

Zhong Wan agarró la carta. Recordó cada detalle que había ocurrido desde que entró en la capital... ¿Desde cuándo Tang Ming empezó a interferir? Sabía que amaba a Yu She. Sabía que cuando los bienes del Príncipe Qian An fueran estables, los dejaría para ayudarlo. Tang Ming también sabía que después de entrar a la capital, quería enviar a los hijos del Príncipe Ning de vuelta a Qian An a salvo. La muerte del Tercer Príncipe, Xuan Jin, había sido una variable. Como tal, envió a Xuan Rui primero. Sin embargo, a los ojos de Tang Ming, esta variable no importaba. Lo que quería era que Zhong Wan se separara de Xuan Rui. Tang Ming y Lin Si se acababan de conocer, y sólo se habían visto dos veces. Sin embargo, Zhong Wan y Lin Si casi se habían separado. ¿Cómo podría Tang Ming abrir una brecha entre Zhong Wan y Xuan Rui? Xuan Rui era tímido. ¿Cómo despertaría Tang Ming la intención en él de luchar por el trono? Zhong Wan se sentía secretamente asustado. Si fue realmente una coincidencia, entonces bien. Pero si Tang Ming había empezado a maquinar el momento en que Zhong Wan entró en la capital, entonces controlaba todo lo que estaba en la palma de sus manos. Y tal persona sería extremadamente difícil de tratar. No era sólo eso. También sería ambicioso hasta el extremo. Xuan Rui era el sobrino del Emperador Chongan. Si Tang Ming quería que él ascendiera al trono, tendrían que al menos matar a Xuan Jing y Xuang Qiong. ¿De dónde sacó esta confianza? Por un asunto tan complicado, si algo sucediera en el medio, Xuan Rui perdería su vida... Zhong Wan quemó la carta. Se puso de pie para convocar a un soldado de la familia. Le dio algunas órdenes, y luego le dijo que debía ir a Qian An hoy mismo. Al día siguiente, tomó la iniciativa de visitar Tang Ming. Cuando Tang Ming le preguntó por qué ya no enviaba a Lin Si aquí, la expresión de Zhong Wan se congeló. Entonces dijo que era más seguro si venía él mismo. Si Lin Si y él mismo realmente se pelearan, entonces esta reacción sería perfecta.

Sin embargo, una vez que Tang Ming escuchó su respuesta, su expresión siguió siendo la misma. Naturalmente causó que Zhong Wan se preguntara si él mismo había estado pensando demasiado. No importa qué, si Tang Ming quería incitar a la desarmonía, debería sentirse seguro de que ya había tenido éxito. Esta vez, Zhong Wan no había venido en vano. Después de un día entero de correr, Zhong Wan regresó a la residencia dolorido por todo. Tomó un sorbo de té. Cerró los ojos y recordó cuidadosamente cada detalle de su encuentro con Tang Ming hoy. Tang Ming era muy inteligente. Su discurso y su forma de hacer las cosas eran prácticamente herméticos. Sin embargo, Zhong Wan ya estaba seguro de que su sospecha de Tang Ming no era injustificada. Este shixiong suyo estaba ayudando a Xuan Rui en las sombras. Pero había algo que Zhong Wan no podía entender: ¡¿cómo iba a persuadir a Xuan Rui?! ¿No era esto forzar a un conejo a comer gente?

Mientras Zhong Wan se estrujaba el cerebro, alguien empujó la puerta para abrirla. Era Xuan Congxin. "¿Has vuelto?" Xuan Congxin ya estaba acostumbrada a que Zhong Wan siempre corriera por ahí fuera. Ella adivinó que fue a ver a su novia, y estaba demasiado avergonzada para pedir más detalles, fingiendo que no lo sabía. "Después de que te fueras de la residencia tan temprano esta mañana, alguien vino a buscarte. Xuan Yu los recibió por ti y los despidió. Temía ponerte trabas, así que le pidió a esa persona que dejara su nombre." Una sonrisa apareció en sus labios. "¿Vino el Cuarto Príncipe otra vez?" "No", dijo Xuan Congxin. "Dijo que era un viejo amigo tuyo. Llamado... Oh, Shi

Hong." Shi Hong, hijo del Preceptor Imperial Shi. Zhong Wang se quedó pasmado. Después de el Príncipe Ning dejó este mundo, Yu She compró a Zhong Wan. Una vez se topo a Shi Hong, a las afueras de la propiedad de Yu She. Y él le había gritado, cada palabra llena de resentimiento. En la actualidad, aún podía recordarlo vívidamente. Xuan Congxin dijo: "Xuan Yu era tan tonto. Esa persona dijo que se iba a ir y lo dejó irse. Ni siquiera les preguntó si querían quedarse a cenar. ¿Era uno de tus viejos amigos? Lo descuidamos..." "Es el hijo de mi maestro. Hace dos años, se convirtió en un censor imperial. Le conviene mucho... Es un viejo conocido. Sin embargo, no somos cercanos." Zhong Wan se rió a pesar de sí mismo. "He vuelto hace mucho tiempo y pensé que podría no querer verme. Ni siquiera me atrevo a visitarlo. Qué extraño... Me odia tanto, ¿por qué vino a nuestra propiedad?" Xuang Congxin sacudió la cabeza. "No lo sé. Pero no te preocupes. En realidad, no lo descuidamos. Después de que el mayordomo Yan se fue, todos los mayordomos de rango inferior tratan a cualquiera con el uniforme de un oficial como si fuera el primer ministro. Xuan Yu también salió corriendo para hablar con él. Es sólo que una vez que se enteró de que no estabas aquí, se fue... ¿Lo visitarás mañana?" Zhong Wan no tenía ganas de ver ese ratón de biblioteca. "No tengo mucho que decirle. Sólo envíale algunos regalos y eso debería ser suficiente. No te preocupes. Es la intención lo que cuenta. No tengo una buena reputación. Así evitaremos las habladurías". Disgustada, Xuan Congxin preguntó: "¿Cómo es que su reputación no es buena?" "Yo..." Zhong Wan sonrio. "Nada". ¿Pasó algo más ayer?" "No. Me encargaré de que la gente envíe regalos a la residencia de los Shi."

Después de que Xuan Congxin dejara el patio de Zhong Wan, hizo que la gente preparara un regalo para enviar a la residencia de los Shi. Pensó que como Zhong Wan quería quedarse en la capital, cuantos más amigos mejor. Mientras preparaba la lista de regalos, no puso los regalos a propósito bajo el nombre de Xuan Yu. Más bien, sólo escribió el de Zhong Wan, queriendo que el destinatario conociera su buena voluntad. Si algo sucediera en el futuro, le ayudarían más. El camino al infierno estaba pavimentado con buenas intenciones. Al día siguiente. Xuan Qiong sacudió su cabeza mientras estallaba en risas. "Zhong Wan realmente no teme a la muerte. Así como Shi Hong recibió una queja de que los oficiales que trabajaban en Qian An estaban sobornando al Príncipe Qian An, el Príncipe Qian An y esos oficiales se reunían frecuentemente, y ahora la residencia del Príncipe Qian An envió un regalo a Shi Hong. Ja,ja,ja,ja... ¿No se ha vuelto loco?"

La Consorte Imperial Yu sonrió. Bajó la cabeza para beber un poco de té. Desde que Xuan Qiong había ofendido a Yu She por el asunto de Zhong Wan y lo había empujado al agua, experimentó mala suerte. Día tras día, se le insinuó o reprendió, enojándolo hasta el punto de casi enfermarse. Después de tantos días, finalmente tuvo un respiro de alivio. Una vez que recibió la noticia, entró en el palacio imperial lleno de alegría y expectativas para informar a la Consorte Imperial Yu. "Te he dicho hace un rato que no te precipites. Tu madre lo arreglaría todo para ti." La Consorte Imperial Yu dejó la taza de té. Una luz fría destelló en sus ojos. "Ese Zhong Wan... He oído que él y Yu She se coquetean mutuamente de forma ambigua. La última vez que Yu She te empujó al estanque, debió ser más bien idea de Zhong Wan. Hace mucho tiempo que quería tratar con él, pero tu tío no dejaba de bloquearme". Xuan Qiong respetaba y temía a Yu Mucheng. Tan pronto como escuchó esas palabras, dudó por un momento antes de decir en voz baja:

"El tío no nos permite competir con Yu She. Una vez que se entere, ¿podría, podría...?" "No se enterará", dijo el Consorte Imperial Yu consoladoramente. "La persona que tiene muchos tratos con los oficiales de Qian An es el Príncipe Qian An, ese desafortunado compañero. Zhong Wan fue el que recibió los sobornos de los funcionarios que ocupaban el cargo en Qian An. Y la persona que difundió esta noticia fue Shi Hong. Entonces, de principio a fin, ¿qué tiene que ver esto con nosotros?" Xuan Qiong pensó por un momento. Sonrío. "Sí, sí, sí. Hey... ¿Podría ser que Madre aún esté investigando este asunto y ya tenga pruebas?" La consorte imperial Yu sonrió pero no respondió a esa pregunta. Pero ella no era rival para el persistente interrogatorio de Xuan Qiong. Sólo podía decir en voz baja: "En realidad todo es por la ayuda de tu tío". Xuan Qiong no lo entendió. "¿No acaba de decir mamá que el tío no sabe nada de esto?" "No lo sabe". La Consorte Imperial Yu resopló. "En la actualidad, aunque no lo sabe, ya he comprado a sus subordinados." Ella transmitió los asuntos relacionados con Tang Qin a Xuan Qiong. Cerca del susurro, ella dijo: "Ese viejo eunuco sabe mucho y es muy tímido. Sólo lo amenacé un poco, y ahora hace lo que yo digo. Después de que dije que quería la vida de Zhong Wan... él me dijo esto: toma prestados los subordinados de tu tío para encontrar testimonios humanos y evidencia material. De hecho, después de dos días, ya informamos esto al Censorado Imperial." Complacida, la Consorte Imperial Yu se apoyó en el suave cojín de su asiento. Se burló. "Tu tío es verdaderamente impresionante. Al principio, pensé que la Princesa Real Anguo lo había convertido en un pusilánime. Nunca imaginé que criara a tanta gente en las sombras. Y todos son muy útiles... Qué lástima que por muy impresionante que sea, no pueda vigilar a su gente todo el tiempo. Especialmente la gente del

palacio imperial." Muy contento, Xuan Qiong rápidamente instó a la Consorte Imperial Yu a que le permitiera conocer a Tang Qin. La Consorte Imperial Yu no era una persona inteligente, pero aun así conocía sus propios puntos débiles. Sabía que Xuan Qiong era aún menos capaz de mantener la calma que ella misma. Ella temía que, si él aprendía demasiado de los sucios secretos de la era anterior, se apartaría del camino de la victoria. Frunciendo el ceño, dijo:

"Si te encuentras con él y sin querer avisas a tu tío, haciendo que éste se entere de lo que ha pasado, ¿qué hay que hacer? En ese momento, si se empeña en quitarle la vida a ese viejo eunuco, perderemos nuestra fuente de información, tropezando ciegamente en la oscuridad". Desamparado, Xuan Qiong sólo podía escuchar. "Te ayudaré a desahogarte". Le sonrió a su hijo. "No hablemos de otra cosa. Sólo este asunto de recibir sobornos de los funcionarios locales le causará daño a Zhong Wan." Xuan Qiong también sonrió. "¿Entonces qué pasa con el Príncipe Qian An?" Sin importarle, la Consorte Imperial Yu dijo: "Quién sabe cómo será castigado, esta insignificante persona". Tan pronto como Xuan Qiong pensó en esto, una sonrisa se extendió en sus labios una vez más. "Esta vez, Zhong Wan será arrojado en prisión. ¿Cómo podría no ir a visitarlo?" "Controla tu mal hábito". La Consorte Imperial Yu frunció el ceño. "¿Por qué tienes que verlo? También he oído el rumor. Su reputación es terrible. Aún no te has casado con una consorte principal, así que no tengas ningún contacto con esa persona. Verdaderamente exasperante... Una vez que lo metan en la cárcel, dile al personal de la prisión que lo torturen." Ella fijó su posición sentada, sentada erguida. Frunciendo el ceño, advirtió:

"¡Pero sólo da esa orden después de su primer interrogatorio! No lo golpees despiadadamente hasta el punto de que hasta los ciegos puedan saberlo". "Obviamente". Xuan Qiong se rió. "Siempre y cuando sea después del primer interrogatorio, podemos culpar al personal de la prisión de cualquier herida adicional". "Nunca pensé que llegaría tan lejos como para enviarle un regalo a Shi Hong." La Consorte Imperial Yu no pudo evitar reírse. "Ni siquiera un inmortal puede salvarlo ahora. Mañana, la corte matutina será interesante." Despreocupado, Xuan Qiong golpeó la mesa. "¡Mañana a esta hora, haré que lo cuelguen y lo golpeen!" Al día siguiente. Zhong Wan estornudó toda la mañana. Xuan Congxin lo obligó a beber un tazón de sopa de jengibre. "Realmente no me resfrié. Hay un ochenta por ciento de posibilidades de que alguien esté hablando a mis espaldas..." dijo Zhong Wan amargamente. "¿Quién hizo esta sopa de jengibre? No hay ni siquiera un poco de azúcar." "Yo la hice", dijo Xuan Congxin, juntas sus cejas. "Obviamente has cogido un resfriado de nuevo. ¡No se te permite salir de la residencia hoy! Bebe una olla entera de sopa de jengibre y cúbrete con mantas en la cama todo el día. Entonces te pondrás mejor." Realmente incapaz de beber más, Zhong Wan dijo, "Si realmente me he resfriado, entonces ¿qué estás haciendo aquí? ¿Y si lo coges? Ve, ve..." "No me he enfermado en muchos años. Entonces, ¿por qué tendría miedo?", dijo. De la forma en que estaba, Zhong Wan no sería capaz de ganar contra ella. Entonces dijo, "¡Bebe! No eres honesto, aunque estés enfermo". Mientras los dos se disputaban el uno al otro, se armó un alboroto afuera. El patio de Zhong Wan era el más cercano a las puertas de entrada. Se puso de pie. "Vuelve al patio interior. Echaré un vistazo." Xuan Congxin no estaba dispuesta a irse, pero no podía mostrar su cara en público

[1]. Como tal, sólo podía esconderse en su patio.

Afuera, un sirviente se tambaleó para entrar en el patio de Zhong Wan. Después de caer al suelo, se arrastró de nuevo para pararse. "G-g-g-grandes..." Zhong Wan se acercó a él. "¿Grandes qué?" "Grandes problemas. Los oficiales están afuera... Dijeron que están aquí para capturar al Joven Amo". El sirviente de la familia estaba tan asustado que siguió tartamudeando. "Dijeron... ¡El Joven Amo cometió un crimen!" Zhong Wan frunció el ceño una indirecta. "¿Qué crimen cometí?" Temeroso, el sirviente dijo, "Por incitar a Su Alteza a formar relaciones personales con los oficiales feudales con una intención ambigua, por aceptar sobornos, y... y..." Zhong Wan palideció. No podía entender lo que este sirviente estaba diciendo. En ese momento, finalmente resolvió el enigma que había estado considerando durante muchos días seguidos, una luz blanca parpadeando en su mente. El persistente desorden de una densa niebla se aclaró en un instante. Por qué Tang Ming tenía tanta confianza en sí mismo. Por qué Tang Ming parecía seguro de que persuadiría a Xuan Rui desde hace mucho tiempo... Era por tener "relaciones personales con los oficiales feudales". Sólo este crimen era suficiente para que el Emperador Chongan castigara a Xuan Rui. Este asunto podía ser grande o pequeño. El emperador Chongan no querría la vida de Xuan Rui por esto, pero lo disciplinaría. El fuerte castigo sería despojarlo de su noble rango. El castigo ligero sería una reprimenda. Zhong Wan no tenía ni una posición oficial ni un rango noble. Si asumía la culpa por

Xuan Rui, el mejor escenario sería estar en prisión. En ese momento, si Xuan Rui no podía encontrarlo, y era sospechado por el Emperador Chongan, entonces Xuan Rui estaría definitivamente perdido. Con la personalidad de Xuan Rui, si Tang Ming ofrecía ayuda cuando no sabía qué hacer, entonces definitivamente escucharía todo lo que Tang Ming dijera. Definitivamente creería todo lo que Tang Ming dijera. Tang Ming solo necesitaba acompañar a Xuan Rui en esta crisis, y obtendría su confianza. Cuando llegara el momento, Tang Ming sólo necesitaba usar un poco de trucos, y convencería a Xuan Rui de que el Emperador Chongan lo mataría tarde o temprano. Después, no tendría otra opción que rebelarse... Tang Ming sabía por dentro y por fuera todo lo relacionado con Zhong Wan. Sabía que en ese entonces en Qian An, no podía ni siquiera tener una comida completa. Así que no sería una sorpresa si Zhong Wan aceptara sobornos de los funcionarios locales. Tang Ming mencionó una vez que tenía gente en el palacio imperial. Difundir esta noticia a la gente que no le gustaba Zhong Wan era un asunto sencillo. Quería crear una gran reacción. Él absolutamente colocaría esta información, que podría ser usada contra Zhong Wan, en las manos de aquellos que lo odiaban más... Era muy probable que fuera Xuan Qiong. En un abrir y cerrar de ojos, Zhong Wan había descubierto todo. Pero era inútil. Ya era demasiado tarde. Tang Ming fue cuidadoso hasta el punto de arreglar a Shi Hong, quien no haría ninguna concesión ni siquiera a sus propios parientes, para llegar a la residencia después de que Zhong Wan hubiera dejado la ciudad. Debido al viejo Preceptor Imperial Shi, él y Shi Hong habían tenido un breve encuentro, y era muy probable que él hiciera una visita de regreso. Si no, entonces enviaría un regalo. De esta manera, su conciencia culpable sería confirmada. Una vez que otras personas escucharan esta noticia, pensarían que Zhong Wan realmente fue a sobornar a Shi Hong como una petición de indulgencia.

No había manera de que pudiera absolverse a sí mismo.

¿"Joven Maestro Zhong"? ¿Joven Maestro?" El sirviente lo vio aturdido y preguntó, nervioso: "¿Qué debemos hacer? ¿Qué debemos hacer?" Zhong Wan cerró los ojos. Tomó la mano del sirviente. Se calmó. "No entres en pánico. Dile a la Joven Señorita y al Joven Amo que reclamen su ignorancia sin importar lo que pase. No deben pedir indulgencia a nadie. Lin Si... no sé dónde está. Una vez que regrese, infórmale de lo que ha pasado. Dile que primero se proteja a sí mismo. No dejes que las emociones afecten sus decisiones. Cuida de los dos jóvenes maestros en mi lugar. Si hay una oportunidad, mata a Tang Ming por mí." Estas palabras fueron muy difíciles de escuchar. El sirviente estaba tan apurado que se puso a llorar. "Entonces, ¿qué debemos hacer? Joven Amo, usted..." "Agarraré un grueso conjunto de ropa... Me interrogarán durante mucho tiempo. No me dejaré morir de frío primero". Zhong Wan fue muy claro en el hecho de que una vez que muriera, esas personas interrogarían a Xuan Rui. "Hazlos esperar un poco..." Sollozando, el sirviente asintió con la cabeza. "Joven Amo, apúrese. ¡Los oficiales del Templo Dalí [2] nos están presionando!" Zhong Wan se detuvo en su camino. De repente, miró hacia atrás. "¿Quién?" El sirviente se secó las lágrimas. "¡Los oficiales del Templo Dail! No gritaron ni nos instaron a darnos prisa, pero llegaron muchos. Realmente asusta a la gente..." Zhong Wan murmuró: "Debería ser el Ministerio de Justicia el que se ocupe de atrapar y castigar a las personas involucradas en sobornos..." Asustado, el sirviente dijo:

"Joven amo, ¿qué está tratando de decir?". ¡Realmente es la gente del Templo de Dalí! Pero ¿qué?" El corazón de Zhong Wan, que estaba lleno de miedo, se calmó en un instante. Algunas personas estaban acostumbradas a estar ociosas e ignorar sus propios deberes, tanto que todos olvidaron quién estaba a cargo de esta sección. El actual jefe del Templo Dalí se apellidaba Yu con el nombre de She.

...

GLOSARIO: 1.- En la antigua China, las chicas solteras en edad de casarse no pueden mostrar sus caras en público. Deben usar un velo. 2.- . La rama judicial más alta de la China imperial, encargada de condenar a las personas y el tiempo en prisión.

NOTA DE TRADUCTORES: LOL. Todo el mundo ha olvidado que Yu She es el jefe del Templo Dalí porque nunca hace ningún trabajo. Pero en serio, se me rompió el corazón cuando ZW empezó a enumerar las cosas que el sirviente debe hacer. Realmente sonaba como una última voluntad.

Y Tang Ming ese astuto zorro viejo...

Capítulo 50

Dos horas antes. Desde el fallecimiento del Tercer Príncipe Xuan Jin, debido a la pena dominante, el Emperador Chongan había cambiado la frecuencia de las asambleas matutinas de una vez cada tres días a una vez cada cinco días. Luego, cambió esto de nuevo de una vez cada cinco días a una vez cada diez días. De acuerdo con el grado oficial y la clasificación de Yu She, originalmente sólo debía asistir a la corte matutina una vez cada cinco días. Ahora, técnicamente necesitaba asistir a todas las asambleas. Sin embargo, siempre había asistido sólo ocasionalmente. Estos años, el número de panfletos entregados al emperador por la Censurado

Imperial criticando a Yu She por saltarse irrazonablemente la asamblea fue suficiente para enterrar todo el Templo de Dalí. Cada vez, el emperador Chongan usó la excusa de "Ziyou tiene mala salud" para refutar todos ellos. De cualquier manera, desde que a Yu She se le asignó el puesto de jefe del Templo

Dalí, el número de casos se hizo cada vez menor. Cualquier trabajo que se necesitara hacer era completado por los otros dos vicedirectors. Con el tiempo, todos empezaron a hacer la vista gorda. No se sorprendieron cuando Yu She no asistió; cuando lo hizo, sólo lo trataron como una sorpresa. Antes de la corte de la mañana, Xuan Qiong se fijó en Yu She. Su corazón se aceleró antes de decidir que no importaba. ¿Qué tan reales eran los sentimientos de Yu She por Zhong Wan? Ni siquiera estaba seguro de si hablaría por el otro. Ya habían pasado muchos años. Aparte de responderle de mala manera a los censores monitores [1] cuando le gritaban durante las asambleas, Yu She nunca dio a conocer su opinión sobre nada. Además, aunque él habló, la evidencia real y material permaneció en las manos de Shi Hong. ¿Qué podía hacer Yu She? En el camino al Templo de Dalí, Zhong Wan también estaba inmensamente confundido. ¿Cómo logró Yu She que este caso fuera transferido del Ministerio de Justicia al Templo Dali? El ayudante de la prisión de Dalí a cargo del arresto de Zhong Wan tampoco lo sabía. "Realmente no estamos bien entendidos en esto. Sólo escuchamos que, durante la asamblea de hoy por la mañana, nuestro Joven Príncipe Yu abrió su honorable boca, lo cual es raro, y debatió varias rondas con el Señor Shi de la Censurado Imperial. Al final..." A Zhong Wan le resultaba difícil imaginar a Yu She, que había estado en un estado mental aturdido hace apenas dos días, debatiendo lógica y razonablemente con alguien durante el juicio de la mañana. Preguntó, sorprendido, "¿Qué pasó al final?" El ayudante de la prisión de Dalí tragó saliva. "Al final... no importo. La gente del Censurado Imperial estaba dentro de lo razonable y tenía pruebas. Incluso sacaron sus cartas en comunicación con esos humildes oficiales. Todo estaba escrito con tinta negra sobre papel blanco. El joven Príncipe Yu honestamente no tenía forma de exonerarlo completamente." Zhong Wan dijo, "Así que..." "¿así que?" dijo el ayudante de la prisión de Dalí. "Si la exoneración no es posible,

podemos elegir otro camino. En ese momento, el joven príncipe Yu le pidió al emperador que trasladara su caso a nuestro Templo de Dalí. Naturalmente, el censurado imperial explotó de nuevo. Sin embargo, nuestro Joven Príncipe dejó de razonar con ellos. Negarse a razonar las cosas las hace mucho más fáciles. ¿Ves? Ahora estamos a cargo de recogerlos". Por un momento, un lío de emociones se elevó en el corazón de Zhong Wan. "Él..." El corazón de Zhong Wan se sintió dolorido y adolorido. "¡¿Por qué se involucró en esto?!"

El ayudante de la prisión de Dalí se rió. "Si no lo hiciera, te habrían metido en la cárcel del Ministerio de Justicia." Otro ayudante de la prisión añadió: "El Ministerio de Justicia es territorio del Quinto Príncipe". Zhong Wan lo entendió. Si fuera al Ministerio de Justicia, probablemente terminaría prácticamente despellejado durante el juicio. Yu She... también había previsto esta amenaza. "Después de la asamblea de la mañana, el Joven Príncipe Yu se quedó atrás, probablemente porque tenía algo que decirle al emperador", dijo otro ayudante de la prisión. "Entonces, el vicedirector nos dijo que primero te trajéramos. En menos de dos horas, el Joven Príncipe Yu debería poder volver." Zhong Wan fue llevado al Templo de Dalí. Al darse cuenta de que Zhong Wan había sido tan difícilmente conseguido por Yu She, el vicedirector del Templo Dalí no se atrevió a maltratarlo. Ordenó un breve registro del cuerpo del otro antes de encerrarlo en una habitación limpia. Sólo había una mesa y una silla en la sala. Zhong Wan se sentó y se ató el pelo que acababa de ser despeinado. Pensó en silencio cómo salir de esta situación sin involucrar a Yu She. Los puntos focales de este caso no fueron en realidad los actos de soborno o la aceptación de sobornos. Tang Ming y Xuan Qiong definitivamente tratarían de presionar para que la ofensa principal fuera "El Príncipe Qian An en privado estuvo conspirando con los oficiales locales [2]". Necesitaba darle la vuelta a la historia para

que fuera el centro de atención. ¿Cómo hacerlo? Zhong Wan entendió que mientras Yu She presidiera este caso, lo más probable es que simplemente forzara toda la culpa a Xuan Rui. De esta manera, Zhong Wan podría ser liberado antes. Eso no serviría. No solo dañaría a Xuan Rui, podría también ser un paso a la trampa del viejo bastardo Tang Ming. Si Xuan Qiong, el idiota, de repente le crecía el cerebro, podría usarlo como una oportunidad de herir a Yu She, después, también. Eso no podría pasar... En un momento, él trataría de convencer a Yu She usando patetismo [3] mientras intentaba hacerle entender usando logos [4]. Haría todo lo posible para persuadir al otro de que juzgue el caso de la manera más justa posible. Zhong Wan le dio vueltas a las dos palabras "Tang Ming" una y otra vez en su boca. Quería morder a esa cosa vieja hasta la muerte, pero tampoco podía dejar de sentir admiración. Incluso si lo inesperado sucediera hoy y Yu She lo salvara, esto no afectaría en absoluto el plan del otro. Esa cosa vieja podía incluso mentirse a sí mismo y sentir que había cumplido con las expectativas del Viejo Preceptor Imperial Shi. Realmente no había intentado quitarle la vida a Zhong Wan, después de todo. Zhong Wan murmuró para sí mismo: "¿Ha recibido Lin Si la noticia ya...? También podría matar a esa vieja cosa antes y acabarlo." Aunque pensaba esto, Zhong Wan creía que Tang Ming probablemente ya había huido. Se levantó y caminó en un círculo en la habitación vacía. Una idea se formó lentamente en su mente.

Esperó durante dos horas antes de oír a la gente de fuera decir que el jefe del Templo de Dalí había llegado. Otra hora más tarde, alguien vino a llamarlo. Enderezó su ropa, se levantó y lo siguió. Zhong Wan no fue llevado a la sala oficial. En cambio, después de dar dos vueltas, fue llevado directamente a la sala donde Yu She leía los archivos de su caso.

Yu She todavía no se había cambiado de su traje de juzgado. Se sentó en su escritorio, con una expresión fría como el hielo. Había unas cuantas cartas en el escritorio, además de una lista de regalos. Yu She no miró a Zhong Wan. Levantó la cabeza y con calma le dio al vicedirector algunas órdenes. Desde que regresó a la capital, cada vez que Zhong Wan se reunía con Yu She, nunca había logrado hablar con calma más que unas pocas frases. En su corazón, Zhong Wan sentía un gran remordimiento y dolor por Yu She. También sabía que el otro había sido primero herido emocionalmente por su pasado, y luego herido físicamente por la comida fría en polvo. Sentía que era normal, sin importar cuán loco actuara Yu She. Era la primera vez que veía a Yu She ocuparse de asuntos oficiales de forma tan organizada. Por un momento, Zhong Wan se quedó en blanco. Yu She despidió al vicedirector. "Ve. Escribe un expediente del caso primero." El vicedirector se retiró. Yu She miró a Zhong Wan, con expresión oscura. No había nadie más en la habitación. Si se inclinara y se doblara ahora, parecería demasiado desconsiderado. Los labios de Zhong Wan se movieron. "Debe haberte costado mucho esfuerzo... para traerme aquí." Yu She miró fríamente a Zhong Wan. "Qué bien has completado tus tareas estos últimos años." Zhong Wan bajó la mirada. Él no sabía tampoco cuánta evidencia había recopilado Tang Ming. Simplemente mirando los gruesos sobres de la mesa de Yu She, pudo ver que había muchas. Zhong Wan admitió su culpa muy obedientemente. "Sí". Zhong Wan era demasiado perezoso para discutir con Yu She sobre lo difícil que habían sido las cosas para él cuando llegó a Qian An. Había pasado tanto tiempo. Si dijera algo más ahora, sería demasiado dramático. "Pero..." Zhong Wan dijo en voz baja. "En ese momento, el Príncipe Qian An tenía

poco más de diez años. Realmente no sabía nada. Todo fue idea mía." Yu She miró a Zhong Wan, con la mirada en conflicto. Zhong Wan no estaba planeando morir por este caso. Había algunos crímenes de los que no podía librarse de la culpa, pero había otros que podía explicar claramente. Justo cuando estaba a punto de hablar, Yu She interrumpió, diciendo: "En aquel entonces, ¿sólo sobreviviste por todo lo que rogaste?" Zhong Wan apretó sus labios. De repente se sintió un poco arrepentido. Estaba más dispuesto a ir al Ministerio de Justicia y ver la expresión de satisfacción de Xuan Qiong que dejar que Yu She supiera lo difícil que habían sido las cosas para él en ese momento. Zhong Wan se aplaudió a su mísmo al preocuparse de que Yu She pudiera sentirse mal por él. Dijo, "Eh... fue más o menos así." Yu She miró tranquilamente a Zhong Wan. "Justo ahora, antes de que llegaras, interrogué por primera vez a dos oficiales que habían trabajado originalmente en Qian An pero que actualmente se encuentran en la capital." Zhong Wan pensó para sí mismo, se acabó. "Antes de que pudiera incluso torturarlos, ya habían entrado en grandes detalles." Yu She golpeó suavemente en el escritorio. "Realmente preferirías doblarte en vez de quebrarte."

Zhong Wan dijo humildemente, "Primero no hablemos de esto. El caso..." "No hay nada de que, hablar con respecto al caso." Yu She miró a Zhong Wan. "Yo respondí por ti". Zhong Wan se sorprendió. "¿Qué?" Yu She dijo, "Después de la corte de la mañana, admití este caso al emperador. Técnicamente, ni siquiera respondí por ti. Es verdad que el magistrado original de la prefectura de Qian An me encontró, y es verdad que me reuní con él y acordé completar un favor para él. ¿No lo sabías?" "No", dijo Zhong Wan apresuradamente. "¡Eso no puede ser considerado en el mismo caso! ¡Yo fui el que aceptó el soborno! Además, sólo participaste una vez. Tú..." "¡No repitas las palabras de Shi Hong!" Las cejas de Yu She estaban muy juntas. Una ligera furia apareció en sus ojos. "Si no fuera por el hecho de que los Shi Jin me enseñaron lecciones en sus días, lo habría matado hoy..."

Zhong Wan dijo con agitación, "¡¿Qué es lo que realmente admitió?! No te preocupes. Ya tengo una idea. Yo..." "¿Qué idea podrías tener?" preguntó Yu She en respuesta, tranquilamente apoyado en el respaldo de su silla. "Te están investigando directamente, pero en secreto, ya han enviado gente a preguntar por Qian An. Para mantener a Xuan Rui fuera de las cosas, ¿qué planeabas hacer? ¿Admitir todo? ¿Ser su chivo expiatorio?" El tono de Yu She era frío. "¿Cuánta plata es en total? ¿Vale la pena causar un alboroto durante la corte de la mañana? Sería imposible para el emperador no ser capaz de decir que alguien con un motivo oculto quiere usar esto como excusa. Pero si el propio emperador pudiera usar esto como una excusa para quitarle a Xuan Rui su título nobiliario, estaría más que dispuesto a hacerlo. ¿No lo entiendes? Si no paras las cosas ahora, ¿estás esperando que se registre toda tu propiedad también? ¿Así que las cosas nunca terminarán?" Zhong Wan dijo dificultad: "Tú... ¿qué dijiste?" Yu She declaró con calma: "Admití todos los crímenes que pude por ti". Zhong Wan miró a Yu She. Sus pensamientos se dirigieron a una época de hace varios años. En aquel entonces, mucha gente en Qian An creía en las historias sobre la relación de Zhong Wan y Yu She. El administrador de la residencia, Yan Pingshan, estaba increíblemente ansioso. Sentía que esta estratagema acabaría por quedar expuesta. Una vez le preguntó a Zhong Wan, si los rumores se extienden a la capital y el Joven Príncipe Yu se entera, ¿qué estás preparando para hacer? En ese momento, Zhong Wan había estado tan enfermo que no había podido salir de la cama. Como un gamberro, había respondido: "Viviré cada día que pueda y pensaré en ello cuando se entere. Depende de él si vivo o muero". Pase lo que pase, Zhong Wan no esperaba que varios años después, el Yu She de hoy, el que había sido engañado por él, cargara silenciosamente con todas las cargas por él. La expresión de Yu She era natural. Se burló, diciendo:

"¿Qué planeabas hacer? ¿Lo mismo que hiciste cuando éramos jóvenes? ¿Recibir una bofetada en lugar de Xuan Rui cuando no podía memorizar sus libros de niño?" Yu She recogió la lista de regalos en el escritorio. Murmuró: "Pero esta vez, ya no es un incidente que se resuelva simplemente con un golpe en la palma de la mano..." Zhong Wan miró fijamente a Yu She. Su corazón le dolía tanto que incluso sus manos temblaban ligeramente. Después de leer todas las "pruebas" de su escritorio, Yu She levantó la cabeza. Una vez que notó que la expresión de Zhong Wan estaba apagada, la sonrisa en el rostro de Yu She se disipó lentamente. Yu She miró a Zhong Wan de forma juiciosa. Sus ojos se entrecerraron ligeramente. "Comprendo. De principio a fin, nunca esperaste que te ayudara." Zhong Wan estaba preocupado de que Yu She lo malinterpretara. Su voz temblaba cuando dijo: "No es eso. De todas formas, originalmente fue mi propia culpa. No puedo dejarte..." "Zhong Wan". Yu She miró tranquilamente a Zhong Wan. De repente, preguntó: "Hace muchos años que nadie te trata bien, ¿verdad?" Por un momento, Zhong Wan no entendió lo que Yu She trataba de decir con sus frases desconectadas. Instintivamente quiso refutar al otro, pero cuando abrió la boca, sorprendentemente no consiguió sacar nada. Yu She miró a Zhong Wan. Con calma dijo: "De lo contrario, ¿cómo es que cuando simplemente te ayudé un poco... te asustaste tanto?" Se quedó sin palabras. Desde que se había ido a Qian An, todo había caído sobre los hombros de Zhong Wan. No tenía nadie con quien discutir y nadie en quien confiar. Se había acostumbrado a asumir la culpa de cualquier cosa primero, sin importar lo que había pasado. "Estos años". Yu She tiró las cartas y la lista de regalos en su mano en el brasero. Las

llamas las envolvieron. Se burló suavemente. "No he vivido sin problemas, pero tú tampoco, ¿verdad?" Yu She pinchó el carbón. "Si no estás acostumbrado a esto, no lo entiendes, no puedes comprenderlo, no puedes sentirlo, o sientes que hay algo más involucrado... entonces seré un poco más claro." Yu She miró a Zhong Wan: "Estoy cuidando de ti".

...

GLOSARIO 1.- Funcionarios pertenecientes al Censurado Imperial responsables de monitorear el comportamiento de los funcionarios y de amonestarlos si actuaban mal. 2.- Un príncipe coludido con funcionarios locales fue considerado un delito grave en la China histórica porque indicaba que podrían estar conspirando para una revuelta. 3.- Apelar a la emoción 4.- Apelar a la logica y la razón.

NOTA DE TRADUCTORES: YS y ZW son lo máximo... hasta mis ojitos se pusieron rojos con lo que le dijo a ZW

Capítulo 51

De repente, las pupilas de Zhong Wan se dilataron.

En el pasado, había experimentado ser mimado y consentido. Cuando el Príncipe Ning y la Princesa Consorte Ning aún vivían, Zhong Wan fue tratado como un joven maestro en la propiedad de un Príncipe de Primer Rango, tan precioso y respetado como el heredero. El Príncipe Ning fue una persona gentil y lo colmó de afecto. Nunca fue un padre estricto con él. No importaba lo traviesos que fueran Zhong Wan y Lin Si, no se molestaba. La Princesa Consorte Ning trataba a Zhong Wan como si fuera su primogénito, lo mimaba inmensamente, le daba todo lo que quería. Pero estos recuerdos se estaban desvaneciéndose. Cada vez que los recordaba, ya no podía conmemorar los detalles de forma vívida. Como si estos fueran de una vida anterior. Desde que el Príncipe Ning dejó el mundo, cada vez que se le mencionaba por casualidad, Zhong Wan nunca más se refirió a él como "padre". Él mismo eligió este camino. Desde que la propiedad del príncipe sufrió esa peripecia, Zhong Wan desistió en quererse a sí mismo. Siempre hubo una sensación de desapego por todo. Después de experimentar mucho sufrimiento durante muchos años, hacía tiempo que había olvidado lo que se sentía el ser cuidado con cariño. Ahora que esto había ocurrido de la nada, un rastro de impotencia destelló en su corazón. Desde la perspectiva de Yu She, era como si una espada hubiera atravesado su corazón. Un poco indefenso, dirigió su mirada a Yu She. Dijo por reflejo: "El emperador no es tonto. Si tratas de tomar mi caso por la fuerza, tú... ¿No serías castigado? ¿O le prometiste algo al emperador?" Yu She pensó, mira, esta persona está empezando a preocuparse por mí otra vez. ¿Cómo puede esta persona pasar página y convertirse en una figura tan solitaria?

Zhong Wan había adivinado correctamente. Siempre había un toma y daca para todo. Ya que Yu She había insistido tercamente en protegerlo, naturalmente debía mostrar al Emperador Chongan algo de sinceridad. Después de la corte de la mañana, Yu She se había quedado para regatear con el Emperador Chongan. En cuanto al asunto de hoy, era obvio que alguien solicitó incluir a Xuan Qiong para añadir caos. Lo que más le disgustaba al emperador Chongan era que otros manipularan a los príncipes imperiales. Por esta razón, cuando Yu She insistió tercamente en ayudar a Zhong Wan, el Emperador Chongan cedió. No fue sólo porque estaba malcriándole; también quería que este lodazal se aclarara, para poder discernir quién estaba causando problemas. Pero como el Emperador Chongan dejó pasar esta oportunidad de degradar al Príncipe Qian An, definitivamente encontraría una compensación. Por ejemplo, de ahora en adelante Yu She debía asistir a todas las cortes matutinas. Además, no debía imponer sus responsabilidades y deberes a sus dos subordinados. En los asuntos de gobierno en los que debía participar, tendría que hacerlo. Otro ejemplo fue que después de que este caso se resolviera, debía entrar en arresto domiciliario, reflexionando sobre su maldad durante cinco días. Para cerrar la boca de los censores imperiales. Yu She miró hacia abajo, evitando lo importante y deteniéndose en lo trivial. "Quiere que me quede en casa y reflexione unos días... No hay problema. Ya estoy acostumbrado."

Zhong Wan no creía en absoluto que fuera tan simple. Sin embargo, Yu She no se explayó más. "Si algo así sucede de nuevo... es mejor que me lo digas por adelantado." Yu She miró la "evidencia" que ardía ante sus ojos. "Hoy estaba de buen humor, así que fui al tribunal de la mañana. ¿Y si no hubiera ido?" Yu She comprendió que si Zhong Wang hubiera caido en las manos de Xuan Qiong, el

podría haber escapado. Sin embargo, habría sufrido mucho. Un doloroso y persistente miedo se creo en el corazón de Yu She. Sin mencionar, que no pudo controlar su resentimiento creciente hacia Zhong Wang De principio a fin, Zhong Wan nunca pensó en pedirle ayuda. Las imágenes de Xuan Qiong torturando a Zhong Wan aparecieron una y otra vez en su mente. Sus ojos se volvieron ligeramente sanguinolentos. No quería descargar su ira en él, así que cerró los ojos y cambió el tema. "¿Tienes dinero?" Zhong Wan se sorprendió. Todavía aturdido, dijo: "¿Qué... dinero?" Yu She frunció el ceño. Dijo fríamente: "¡¿Crees que el Templo de Dalí es un lugar donde puedes entrar y salir?! Deberías estar feliz de que no te esté presionando por las otras cosas. ¿No vas a devolver todos los sobornos?" "¿C-Cuánto es?" Yu She recogió los documentos que sus asistentes le habían entregado recientemente. Le echó un vistazo. "3,400 lingotes de plata. Cuanto más rápido lo entregues... más rápido podrás irte." Mientras Yu She bajaba la cabeza para volver a leer el documento, frotaba su entrecejo. Antes, él y Shi Hong, ese tonto que no sabía que había sido manipulado, discutieron durante un buen rato en la corte de la mañana. Luego negoció con el Emperador Chongan por un largo tiempo. La mente de Yu She era un caos. Si no tenía miedo de que surgieran problemas, haría algo para calmarse primero [1]. Ahora mismo, todo lo que podía ver era la imagen de toda esa gente atormentando a Zhong Wan, lo cual le daba un terrible dolor de cabeza. En este momento, quería resolver este asunto lo más pronto posible para que Zhong Wan pudiera irse rápidamente. Para evitar que su propia locura se desencadenara, causando que lo estrangulara hasta la muerte en un ataque de rabia.

Era tan difícil proteger a esta persona. Si moría por un ataque de su locura, ¿no sería un desperdicio? Inquieto, Yu She pasó a otra página, sin mirar más a Zhong Wan. La mirada de Zhong Wan cayó sobre él, muchas emociones diferentes se mezclaron en su corazón. Más de 3.000 lingotes de plata no era una suma pequeña. Pero la propiedad del Príncipe Qian An aún podía reunirlos. Xuan Congxin estaba manejando el libro de contabilidad en ese momento. Si él tenía a alguien que le informara de esto, incluso si no tenían todo el dinero ahora mismo, ella podría empeñar algunas joyas. Y eso debería ser suficiente. Una vez que el dinero estuviera aquí, podría irse. ¿El complot que Tang Ming había planeado durante muchos días se resolvería en un abrir y cerrar de ojos? En un máximo de cuatro horas, volvería a casa. Continuaría rompiéndose los sesos por Xuan Rui. Continuaría ayudando a la propiedad del Príncipe Qian An. Zhong Wan miró el perfil de Yu She. El agotamiento llenó su corazón. Durante muchos años, esta fue la primera vez que Zhong Wan quiso "amarse" a sí mismo.

"Yo..." dijo Zhong Wan suavemente. "No tengo dinero". Yu She levantó la cabeza para mirar a Zhong Wan. Sus ojos estaban completamente inyectados de sangre. Había estado en medio de hacer todo lo posible para suprimir sus fantasías salvajes, y parecía no haberlo escuchado claramente. Perdido, preguntó: "¿Qué dijiste?" La manzana de Adán de Zhong Wan se movió. "No tengo dinero. No puedo pagar esto." En un aturdimiento, Yu She miró a Zhong Wan. Era evidente que no había previsto

esto. El plan que había preparado tan minuciosamente fue bloqueado en este paso. De repente, se puso furioso. "¡Ni siquiera te di un gran castigo! Son poco más de 3.000 lingotes de plata. ¿Cómo es que no puedes devolverlo?" Zhong Wan descaradamente sacudió su cabeza. "No puedo devolverlo". El jefe del Templo de Dalí se congeló en su lugar. Había tenido este puesto durante tres años, y era la primera vez que veía a un oficial que cometía un crimen negarse a devolver lo que había tomado. ¿Era el dinero más importante para él que su vida? De repente, golpeado por un evento tan imprevisto, Yu She encontró su cerebro zumbando. Hizo un gran esfuerzo para no golpearle. Durante su infancia, las sirvientas mayores que habían atendido a Yu She le habían advertido muchas veces que los hombres que golpeaban a sus amantes eran de la peor clase. No importa lo que esos amantes hayan hecho mal, los hombres nunca deben golpearlos. Y Yu She se había guardado estas palabras en su corazón. No importaba cuán enojado estuviera, no debía golpearlo... Le temblaban las manos. Se forzó a sí mismo a decir: "No me importa. No importa lo que tu patrimonio tenga que hacer, debes devolver el dinero..." Zhong Wan tosió. "Cuando Xuan Rui se fue, trajo todas las cosas que le habían sido otorgadas, y... casi todas las cosas que valen dinero, y casi todo el dinero se fue con él. Realmente no nos queda mucho dinero aquí."

Por un momento, Yu She no respondió. Inesperadamente, Zhong Wan lo enojó tanto que se preocupó un poco. "¡¿Entonces qué hay que hacer?!" Zhong Wan cerró los ojos. "Entonces... ¿tengo que quedarme aquí por ahora?" Yu She se quedó sin palabras. "Guiyuan", dijo Yu She con mucha dificultad. "No estoy enfadado, pero seré honesto contigo. Por tu culpa, me peleé con Shi Hong durante la corte de la mañana, me peleé con el Censurado Imperial, me peleé con Xuan Qiong... Y ahora, estoy bastante seguro de que la Princesa Real y todo el harén imperial lo saben. Que, por ti, hice un gran alboroto durante la corte matutina por primera vez. Ahora, no puedes resolver este caso ya que no tienes dinero. ¿Puedes adivinar lo que esa gente pensaría de mí?"

Asumiendo con rabia a través de los dientes apretados, Yu She dijo: "Después de que la corte fue desestimada, ¡hice un voto solemne a este idiota de Xuan Qiong! Qué si no te podía sacar sano y salvo del Templo Dalí, le daría mi puesto de Jefe a él! Tú... no me importa. Te daré seis horas para que alguien venga. No me importa a quién busques, a un viejo conocido o a un pariente. Debes tener el dinero para entonces..."

Zhong Wan jadeó. ¡¿Por qué Yu She prometería algo que no puede hacer?! Dudó antes de acercarse un par de pasos. Furioso, Yu She gritó: "¡No te acerques! ¡Aquí no hay lugar para las negociaciones! ¡No seas demasiado excesivo! Todo el mundo en la capital está observando este caso de cerca. ¡¿O estás diciendo que no debería preocuparme por mi reputación?!" "Deberías, deberías, deberías..." Entonces Zhong Wan dijo de una manera muy seca, "Pero es verdad que no tengo dinero. En cuanto a viejos conocidos y demás... Las relaciones humanas son volubles y superficiales..." El fuego de la ira de Yu She aumentó a niveles peligrosos.

"Entonces, ¿qué debemos hacer? ¿Q-Qué hay de tus medallones de jade? ¿Abanicos? ¡Ve a empeñarlos! Y los libros y las pinturas que Shi Jin te apartó. Cámbialos por dinero..." "No valen mucho, menos que unos pocos lingotes de plata. No será suficiente". Zhong Wan había sugerido durante un buen tiempo. Sólo podía decir directamente: "Heredero, ¿qué tal si... me prestas dinero?" Por primera vez, un funcionario que había cometido un delito confió injustificadamente en el jefe del Templo Dalí. Por un momento, no pudo reaccionar. Con una voz suave, Zhong Wan dijo: "No tengo nada. Solo puedo hacer una cosa y es... ¿entregarme a ti como depósito?" Ni una palabra salió de los labios de él por un momento. Luego, Yu She estaba tan enojado, que su voz temblaba mientras decía: "Deja. De. Pensar. Cosas. Absurdas" ... Patio lateral de la residencia del Príncipe Yu. El ábaco resonaba en las manos del mayordomo Feng mientras llevaba las cuentas y enseñaba a los mayordomos de menor rango. "¿Qué es lo más importante aquí? ¡Es el heredero!" Hace un momento, el mayordomo Feng había logrado mucho con poco esfuerzo, despidiendo al mayordomo que venía de la residencia del Quinto Príncipe para causar problemas. Aprovechando el hecho de que el asunto aún estaba fresco, sermoneó a los otros mayordomos. "Hoy, hay un ochenta por ciento de posibilidades de que el Heredero y el Quinto Príncipe se peleen de nuevo. Hace un momento, un administrador de la residencia del Quinto Príncipe vino a decir que Su Alteza Imperial Consorte Yu se enfermó de ira por alguna razón." "Su corazón está sufriendo y necesita viejo ginseng. Nuestro patio principal no tiene ninguno de buena calidad, así que vinieron a nuestro patio lateral a pedirlo. Incluso dijeron que sacáramos de nuestro almacén un ginseng con forma humana. Si esto

sucede, ¿qué deberías hacer?" El mayordomo de bajo rango dijo tontamente: "¿Qué debemos hacer?" "¡Debes decir que no!" dijo el mayordomo Feng con impaciencia. "Su Alteza Imperial Consorte Yu es valiosa, ¡¿pero eso significa que el cuerpo de nuestro Heredero no lo es?! Si llega un día en que el heredero este gravemente enfermo, y necesita usar un viejo ginseng, ¿entonces qué?" El mayordomo de bajo rango preguntó: "¿Cómo se enfermó Su Alteza la Consorte Imperial Yu?" El mayordomo Feng hizo un gesto. "¿Quién sabe? Dicen que fue debido a la ira... No tiene nada que ver con nosotros. De todos modos, continuemos. ¿Cuál es la segunda cosa más importante en nuestra propiedad?" El mayordomo Feng golpeó un libro. "¡El libro de cuentas!" En el momento en que terminó de hablar, un soldado de la familia que siempre estaba al lado de Yu She entró corriendo. Dijo: "El heredero necesita dinero". El mayordomo Feng se sorprendió. "¿No fue hoy a la corte de la mañana? ¿Por qué necesita más dinero? ¿Cuánto necesita?" El soldado de la familia se inclinó. "No mucho. 3.400 lingotes de plata."

...

GLOSARIO: 1.- . Este es un eufemismo para "hacer algo para calmarse", pero conociendo a Yu She y sus ataques de locura, también podría ser el significado literal, que es matar a alguien para calmarse. Depende de ti decidir cuál.

NOTA DE TRADUCTORES: Me encanta que después de toda esa discusión, YS todavía pague toda la deuda de ZW LOL

En caso de que no lo sepan, TYQHM está haciendo una adaptación de una película en línea. Probablemente saldrá en unos pocos años, ya que los derechos fueron obtenidos a principios de junio.

Capítulo 52

Yu She ya había aprendido lo desvergonzado y terco que podía ser Zhong Wan cuando había interrogado antes a los funcionarios originarios de Qian An. Yu She también era terco. Sabía claramente que él había pasado por momentos difíciles durante esos años, pero aun así quería preguntarle exactamente cuán difíciles habían sido las cosas.

Esos dos oficiales eran de familias pobres. No tenían ninguna conexión importante y también eran tímidos. Después de ser convocados por Yu She, se asustaron. Al principio, respondían a cualquier pregunta que se les hacía, sin atreverse a guardar ningún secreto. Para encubrir las cosas para Zhong Wan, Yu She necesitaba una excusa. Guió la conversación a propósito, insinuando en vez de preguntar: "¿Ese dinero era realmente de sobornos, o era dinero que el Príncipe Qian An originalmente debería haber recibido de los impuestos?" Yu She había planeado originalmente dar a estos oficiales una salida. De esta manera, no se verían arrastrados al desastre y tratarían de culpar a Zhong Wan. Se le ocurrió una excusa para los dos, pero inesperadamente, estos dos pequeños oficiales intercambiaron miradas después de escuchar su pregunta y temblaron mientras respondían: "¡Qué perspicaz, mi Señor! Qian An se encuentra cerca de las fronteras. La tierra es estéril, por lo que no podía permitirse el lujo de mantener una residencia principesca en primer lugar. Hace unos años, hubo una gran calamidad seguida de una terrible sequía." "Durante muchos años, los ciudadanos de Qian An han dependido de los fondos de ayuda de la Corte para vivir. ¿De dónde recaudaríamos el dinero de los impuestos? Cuando este humilde funcionario estaba en el cargo, pasé todos los días con miedo, viviendo en el abismo. No me atreví a recaudar impuestos a la fuerza de los plebeyos, pero tampoco me atreví a maltratar al Príncipe. ¡Honestamente no tenía otra opción!" El otro pequeño oficial también se arrodilló continuamente. "Qian An tuvo la suerte de ser bendecido por los Cielos; fuimos agraciados con un príncipe. Originalmente, debimos tratarlo tan bien como pudimos, pero el déficit durante tantos años fue honestamente demasiado grande. Es cierto que los recursos financieros del pueblo eran escasos." "¡Este humilde funcionario no tuvo otra opción que vender sus propiedades ancestrales para compensar los impuestos! Inesperadamente, ahora se me ha culpado de esas cosas. ¡Mi Señor, por favor investigue cuidadosamente!" Yu She se burló. Esta gente realmente sabía cómo complacer.

Era cierto que Qian An era pobre, pero no hasta el punto de no poder pagar la herencia del Príncipe Qian An. Sucedió que esta gente había sido permitida por la capital para actuar de esta manera. En segundo lugar, querían mantener su distancia y mantener la propiedad del príncipe Qian An a distancia. Yu She era demasiado perezoso para tratarlos en serio. "Así que eso significa que la situación del Príncipe Qian An en connivencia con los oficiales locales es aún más inverosímil..." "¡Exactamente!" El pequeño funcionario asintió rápidamente. "En ese momento, el Príncipe Qian An sólo tenía diez años más o menos. Acababa de llegar a Qian An, así que estaba un poco desacostumbrado al nuevo entorno. Nunca dejó la propiedad. ¡Nosotros, los oficiales de rango inferior, esperamos para ver al príncipe, pero no se nos permitió! Por lo tanto, nosotros, sólo podíamos dar la plata... dar el dinero de los impuestos a Zhong Wan de la propiedad del príncipe en privado."

Yu She entrecerró los ojos. Dijo fríamente: "¿Los encontró a ustedes primero o tomaron la iniciativa de encontrarlo?" Los dos pequeños oficiales se detuvieron antes de decir: "Fue el joven maestro Zhong... quien nos preguntó primero sobre los impuestos". Yu She declaró con calma: "Ha pasado mucho tiempo, pero aún no les han dado el dinero de los impuestos, lo que hace que no tengan suficiente comida. En exasperación, sólo podía bajar la cabeza ante ustedes". El pequeño funcionario se inclinó apresuradamente sin cesar. Yu She inhaló profundamente. Ya que planeaba engañar a este caso, no podía seguir haciendo preguntas. Sin embargo, cuando miró a estas personas, pensó en las dificultades que Zhong Wan había encontrado en el pasado. Yu She honestamente no podía mantener su rabia bajo control. No podía seguir interrogándolos para el caso, pero podía empezar otro e investigarlos

bajo el nombre de otra persona. Yu She preguntó, aparentemente de manera casual: "Si ni siquiera la propiedad del Príncipe no pudo recaudar ningún impuesto, ¿qué pasa con los otros funcionarios de Qian An? El salario de los oficiales locales ha sido tradicionalmente recolectado en sus propias tierras. ¿Cómo se ocuparon de esto?" El pequeño oficial se quedó sin palabras. Naturalmente no podían cortar los sueldos de los oficiales. Sólo que, si ahora dijeran que los funcionarios locales eran ricos, pero que la propiedad del Príncipe Qian An no tenía suficiente dinero para la comida, sería como abofetear sus propias caras. Un pequeño funcionario tartamudeó: "La Corte da bonos de primavera e invierno todos los años..." Yu She se mofó. El otro pequeño oficial dijo rápidamente: "¡Este humilde oficial se ha acordado! Una vez le hicimos a Zhong Wan esta pregunta también. Durante los años buenos, cuando había excedentes de cosecha, preguntábamos si debíamos tomar algo de plata de estos excedentes y subsidiar a los otros funcionarios. Pero Zhong Wan dijo, dijo..." Yu She se cansó de escucharlos decir estas cosas inútiles. Gritó: "¡¿Qué dijo?!" La voz del pequeño oficial temblaba. "Zhong Wan d-dijo... Dijo que, con el estado de las propiedades de los otros oficiales, no necesitaban esos pocos lingotes de plata. ¡Si los enviamos, eso significaría que los miramos con desprecio!" El otro pequeño oficial de repente recordó también. Continuó: "Sí, sí, sí. ¡Fue el mismo Zhong Wan quien lo dijo! Ya que esos señores habían llegado a tomar posiciones oficiales en Qian An, eso significaba que definitivamente no les importaba la paga mínima. Habían venido aquí sólo por diversión y no les importaba la plata o el dinero. Si estábamos decididos a traerles plata, podríamos enfadarlos accidentalmente para que lo dejaran."

El pequeño oficial añadió, todavía temblando: "Sí. Zhong Wan también dijo que, si le dábamos a alguien plata, eso significaría que lo mirábamos con desprecio. Después de decir tal cosa, nosotros... no nos atrevíamos a actuar, aunque quisiéramos. Sólo podíamos dar toda la plata a la propiedad del Príncipe Qian An." Yu She estaba sin palabras. De acuerdo. Debería haberse dado cuenta de antemano que aunque Zhong Wan se había reducido a mendigar en Qian An, no era de los que se dejaban perjudicar.

El ya no tenía paciencia por lo complejo de la historia. Ni siquiera pudo idear un plan para castigarlos de otra manera. Así, agitó su mano y les dijo a los dos que se largaran. En ese momento, no esperaba que una hora más tarde, Zhong Wan se pegaría descaradamente a él de nuevo. Desde la corte de la mañana, Yu She había estado lidiando con estos problemas para Zhong Wan. Estaba física y emocionalmente agotado. Sin embargo, al final, todavía necesitaba enviar a alguien a su propia propiedad por el dinero. Eran sólo tres mil lingotes de plata. Al privilegiado y acaudalado Joven Príncipe Yu no le importaba en absoluto la cantidad, ¡pero no podía soportar esta ira! ¡¿Por qué tenía que hacerlo?! Mientras tanto, el mayordomo Feng y el soldado de la familia encargado de ser el mensajero parecían actuar deliberadamente de forma densa. ¡Sus preguntas no se detenían! Después de que el soldado de la familia trajo los billetes de plata, inocente y tercamente preguntó: "El mayordomo Feng preguntó a este subordinado en qué está gastando el heredero todo este dinero. De esta manera, él puede escribir más fácilmente un memorándum. Este subordinado le dijo al mayordomo que era un favor por un oficial acusado. Así, el mayordomo preguntó de nuevo, ¿Por qué Heredero, como jefe del Templo de Dalí,

necesita devolver los sobornos en nombre del oficial acusado después de juzgar el caso? Por consiguiente, este subordinado respondió de nuevo..." La voz de Yu She era fría como el hielo. "Cállate". El soldado de la familia inocentemente cerró la boca. A un lado, los hombros de Zhong Wan temblaban ligeramente. Hizo todo lo posible para contenerse. Yu She estaba tan enojado que su tono había cambiado. Murmuró: "Pagaré... ¡Escríbeme un pagaré! Debes hacerlo". Zhong Wan fue sorprendentemente obediente. No se atrevió a negar nada de nuevo y dio dos pasos adelante para escribir cuidadosamente un pagaré usando el pincel y la tinta de Yu She. Incluso dejó una huella de su mano. Yu She dobló el pagaré y lo guardó, un poco más reconfortado en su corazón. Se frotó su cuello adolorido. Sintió que los acontecimientos de hoy eran completamente ilógicos. Frunció el ceño y dijo en voz baja: "Vuelve a la propiedad". Yu She se levantó y salió. Zhong Wan lo siguió, paso a paso. Salió del Templo Dalí. Zhong Wan, que había devuelto todos los fondos para sobornos y terminó su caso, también salió. Yu She se subió a su propio carruaje de caballos. Zhong Wan se arrastró rápidamente tras él. "¿Qué haces aquí?" Yu She finalmente no pudo soportarlo más. Dijo enojado: "¿Todavía tengo que hacer un viaje extra para llevarte de vuelta a la propiedad del Príncipe Qian An? ¡No presiones demasiado!" Zhong Wan se congeló por un momento. Dijo en voz baja: "Voy a volver a tu residencia... contigo". Yu She se quedó en blanco.

"¿Por qué?" Zhong Wan apretó sus labios. "Yo... ahora mismo, estoy en deuda contigo." Yu She estaba desconcertado. "¿Qué significa eso? ¿Todos los deudores de hoy en día necesitan vivir en las casas de sus acreedores para comer su comida y beber su agua?"

Mientras que la mente de Yu She todavía estaba confundida por la ira, Zhong Wan inventó salvajemente una excusa. "¿Pero no se van con sus nuevos dueños aquellos que se venden para enterrar a sus padres [1] después de recibir el dinero?" Yu She nunca había conocido a alguien que se vendiera para enterrar a su padre. Lo pensó un poco. Zhong Wan aprovechó la oportunidad para meterse en el carruaje de caballos. Así, se las arregló para entrar en el patio lateral de la propiedad del Príncipe Yu. Después de entrar en el patio lateral, Yu She se fue a tomar una siesta solo. Le prohibió a Zhong Wan que lo siguiera. Mientras fue recibido por el mayordomo Feng, quien estaba muy contento, y lo condujo al pequeño patio en el que se había quedado de joven. Zhong Wan incluso le pidió un favor con mucha familiaridad. Quería que enviara un mensaje a la hacienda del príncipe Qian An para él. Naturalmente, el mayordomo Feng estuvo dispuesto. Zhong Wan reunió su ingenio y escribió una carta a Xuan Congxin. No entró en grandes detalles, sólo le dijo que ya estaba fuera de problemas y que se quedaba temporalmente en casa de un viejo amigo. Cuando tuviera tiempo, volvería a visitarla. También metió otro trozo de papel en el sobre. Este contenía las palabras que quería

decirle a Lin Si. Aunque sabía que había un 80% de posibilidades de que Tang Ming ya se hubiera escapado, todavía tenía que investigar. Zhong Wan no era incesantemente amable con todos. Esta vez, Tang Ming había tendido una trampa mortal. Si algo no hubiera ido de acuerdo con el plan, habría terminado muerto; Xuan Rui tampoco habría podido escapar. Ahora, las cosas se resolvieron, pero todo porque Yu She había respondido por él. Tang Ming, el viejo, aún merecía morir. Zhong Wan no escribió su nombre explícitamente, pero Lin Si definitivamente se daría cuenta de quién estaba hablando. Le dijo a Lin Si que no había necesidad de tener piedad. Cuanto más limpio el corte, mejor. Después de enviar la carta, Zhong Wan se apoyó en su cama y se mofó de sí mismo. Se suponía que este era su shixiong. Después de tantos años, no era la primera vez que su corazón se sentía tan frío. Tenía un gran corazón. Sólo recordaba lo bueno del Príncipe y la Princesa Consorte Ning. Por eso, podía sufrir cualquier dificultad. Sin embargo, cada vez que recordaba que se trataba de alguien que el antiguo Preceptor Imperial Shi había dejado por él, una ligera decepción surgía del fondo de su corazón. El que le había hecho daño había sido el ayudante de confianza que Shi Jin le había dejado. El que lo había salvado había sido... Lleno de alegría, el mayordomo Feng trajo la muda de ropa de Zhong Wan. Le agradeció y le preguntó: "¿Dónde está el heredero?" "Descansando". Había una gran sonrisa en la cara del hombre. "El joven maestro Zhong es realmente un amuleto de buena suerte. Tan pronto como llegó, el temperamento del heredero cambió. Hace un momento me ordenó que lo despertara cada vez que la corte matutina se celebre. Planea asistir puntualmente de ahora en adelante." La sonrisa en la cara de Zhong Wan se congeló. Como era de esperar, el Emperador Chongan nunca mostró misericordia sin una razón.

Había sido fácilmente liberado no por esos tres mil lingotes de plata, sino porque Yu She había llegado a un compromiso con el Emperador Chongan.

El mayordomo Feng notó que la expresión de Zhong Wan parecía apagada. Preguntó: "¿Qué pasa? ¿No es esto algo bueno?" Zhong Wan asintió. "Es... es algo bueno". Con una voz suave, preguntó: "¿Puedo ir a ver a Heredero?" El mayordomo Feng se rio secamente. "¿Tal vez espera hasta la noche? A decir verdad... la expresión del heredero no parecía tan buena en este momento." Entonces el mayordomo Feng susurró: "El dolor de cabeza del heredero ya ha comenzado. No importa lo que le digas ahora, no lo recordará". Zhong Wan frunció el ceño. "¿Dolor de cabeza?" "Un viejo problema de salud". El mayordomo Feng suspiró. "Tenía este problema desde el principio. Después de una gran alegría o tristeza, su humor fluctúa mucho. Los doctores imperiales lo examinaron, pero los síntomas no mejoraron. Después de haber comido ese veneno dañino, se volvió aún peor..." "Cuando comienza, le da dolor de cabeza. A veces, parece que no puede oír lo que los demás dicen con demasiada claridad. Normalmente durante estos momentos, está obligado a hacer una rabieta. El heredero también sabe que cuando su cerebro es un desastre, descargará su ira en los demás. Cada vez que esto ocurre, normalmente se acuesta solo y espera a que se calme antes de volver a salir". El corazón de Zhong Wan se tensó. "¿Los médicos imperiales no tienen otras soluciones?" "No hay ninguna buena. La medicina es inútil. Anteriormente, los médicos imperiales decían que este problema requiere mantener un estado de ánimo tranquilo durante años para sanar adecuadamente." El mayordomo Feng se rio amargamente. "¿No es eso inútil? Dadas las circunstancias del Heredero, ¿cómo es posible que permanezca

tranquilo tanto tiempo?" "¿Entonces se supone que debo dejarlo en paz?" Zhong Wan respiró profundamente. "Iré a ver cómo está". "¡No!" gritó el mayordomo Feng, deteniéndolo al instante. "Por fin estás aquí. Joven Maestro, ¿planeáis discutir con el Heredero? Espera un poco, en serio. No parece que sea tan malo hoy. Deja que descanse un rato a solas. Debería estar mejor por la noche." Zhong Wan se puso de pie. "No voy a discutir con él." "¿Quién se atreve a discutir con él? ¡Pero cuando está así, es capaz de decir cualquier cosa! Dice lo que sea más hiriente. Hace unos días, discutió con la Princesa Real. ¿No deja la Princesa Real que el Heredero se salga con la suya lo suficiente? Ni siquiera ella pudo evitar abofetearlo en la cara." Al mayordomo Feng le preocupaba que Zhong Wan se enfadara y saliera corriendo por algo que diría Yu She, que no estaba en el estado mental adecuado. Se apresuró a persuadir: "Escúchame. Espera cuatro horas..." Zhong Wan lo empujó suavemente. "No se preocupe. No me iré, no importa lo que diga." Cuando Zhong Wan entró en la habitación de Yu She, Este estaba acostado en la cama, con los ojos cerrados. Una de sus manos estaba sosteniendo un libro y descansando a un lado, mientras que la otra le cubría la cara. Zhong Wan se acercó suavemente. De repente, Yu She abrió los ojos; al darse cuenta de quien era, los cerró de nuevo, y luego se dio la vuelta para que su espalda estuviera de cara al otro. Zhong Wan se acercó aún más. Se sentó al lado del otro y de repente dijo: "Heredero, sobre la plata..." Yu She ignoró a Zhong Wan. Bastante tiempo después, Yu She parecía querer que Zhong Wan se fuera. Afirmó superficialmente:

"¿Ni siquiera recibes un salario mensual en la propiedad del Príncipe Qian An? Ahórratelo. Cuando ahorres lo suficiente, devuélveme el dinero." Zhong Wan hizo una pausa, antes de decir: "En realidad no. No hay mucho en lo que tenga que gastar de todas formas. Si realmente necesito usar el dinero, puedo simplemente tomar algo de la cuenta de la propiedad." Yu She se burló. "Entonces, ¿no es tu vida verdaderamente grandiosa? Cualquier sirviente al azar la tiene mejor que tú." Zhong Wan fue refutado, pero en realidad no sintió nada. Después de un breve silencio, empezó de nuevo tercamente, "La plata..." Tan pronto como Yu She pensó en lo horrible que había sido la vida de Zhong Wan estos últimos años, quiso hacer una rabieta. Extremadamente agitado, frunció el ceño y dijo: "Vete". Zhong Wan parecía no haberle escuchado. Dijo amablemente: "¿Qué tal si llegamos a un acuerdo?" Yu She se detuvo un momento. "¿Qué acuerdo?" Las orejas de Zhong Wan se enrojecieron. "Ya sabes, usando otra cosa para compensar el dinero. Por ejemplo... cada beso puede ser usado para devolver algo de plata, ¿vale?" No se sabía si la desvergüenza de Zhong Wan había impactado a Yu She. Durante un largo intervalo, no habló. Mucho tiempo después, Yu She abrió sus ojos completamente inyectados de sangre. "¿Cuánta plata vale un beso?" Zhong Wan levantó dos dedos. Yu She se burló. "¿Doscientos lingotes?" Zhong Wan habló muy suavemente: "Dos qian [2]".

Yu She: "..." ¿Planeaba darle besos hasta la próxima vida? Zhong Wan se sentó en la cama, muy cerca de él. "Tengo miedo de no poder terminar de pagarte. ¿Qué tal si... nos damos prisa?" Zhong Wan hizo amago de besar a Yu She. Pero este giró ligeramente la cara hacia un lado para evitarlo. Zhong Wan se sintió un poco incómodo. Yu She dudó por un momento. "Si abres la boca, consideraré que vale tres qian." Zhong Wan no lo entendió. "¿Qué, tres qian? ¿No es... mm...?" Yu She tiró de Zhong Wan, el último aterrizó en el cuerpo del primero. Se acostó en el abrazo de Yu She. Esta postura era bastante indecente. Trató de sostenerse con su brazo, así que puso una mano en la pierna de Yu She. Este empujó suavemente su brazo. Frunció el ceño, disgustado por lo mucho que estaba luchando. En un movimiento, torció el brazo de Zhong Wan detrás de su espalda y atrapó completamente el otro en sus brazos. Después de esto, finalmente se sintió un poco más complacido. Bajó su cabeza y besó a la otra, separando los labios y dientes de Zhong Wan, pasando mucho tiempo recuperando esos tres qian de deuda.

...

GLOSARIO:

1.- Los hijos de familias pobres a menudo no tenían el dinero para enterrar a sus padres fallecidos, por lo que se vendían para ganar el dinero para un funeral. 2.- 10 qian = 1 lingote de plata (2 qian es básicamente 1 / 17,000 de sus 3,400 lingotes de plata de deuda)

NOTA DE TRADUCTORES: Sublime manera de pagar deudas.

Capítulo 53

Una vez que los dos se separaron, Yu She miró fijamente a Zhong Wan en silencio. Entonces sus labios se movieron. "Ahora mismo... no cuenta." Su respiración era rápida y breve, Zhong Wan estaba algo distraído, y no escuchaba a Yu She con claridad. "¿Qué es lo que no cuenta?" Yu She dobló sus rodillas. Arregló el cuello de su ropa. Echó un vistazo a Zhong Wan. Quiso decir algo, pero no le dio ganas. Entonces, en voz baja, dijo rápido: "Deberías saberlo". Por un momento, Zhong Wan permaneció en silencio. Entonces el que no podía pagar una deuda en especie preguntó desesperadamente: "¡¿H-hablas de cuando te lamí la lengua hace un momento?!" Yu She se puso rígido. Miró fijamente a Zhong Wan como si lo encontrara inconcebible. ¿Cómo puede alguien decir tales cosas tan a menudo? En un instante, Zhong Wan quiso vomitar sangre. La última vez que Yu She se volvió loco, no se protegió de Zhong Wan y permitió que éste viera un rastro de sus verdaderas emociones. Este loco pensó tercamente que mientras Zhong Wan no tomara la iniciativa, Zhong Wan no se enamoraría. En el futuro, si era posible, Zhong Wan se centraría ligeramente en su elevación moral sin pensar en los demás. Entonces no se sentiría deprimido. Recordaba con cariño cuando Yu She lo había tratado bien. Sin embargo, había algunas palabras que debían ser dichas, y debían ser dichas claramente. El

pensamiento que debe ser enderezado debe ser enderezado. Ahora, sólo se besaron. Sin embargo, este loco no le permitió moverse. Mientras no se excitará demasiado, podría soportarlo. Pero... ¿qué pasó cuando fueran más lejos? ¿Sólo Yu She podía tocarlo, pero él no podía tocar a Yu She? ¡Incluso las reglas relativas al período en que las concubinas imperiales atendían al emperador [1] no eran tan dominantes! ¿Y-y qué hay de cuando fueran aún más lejos? Zhong Wan estaba convencido de que con el desconcertante y confuso razonamiento de Yu She y su extraña línea de pensamiento, sin duda pensaría obstinadamente que podría ... toser, ¡pero no Zhong Wan! ¡Esto era posible en un ochenta por ciento! Sin esperanza, pensó Zhong Wan, en el futuro, Yu She probablemente lo ataría con algo en la cama ... Luego le diría a Zhong Wan con desesperación: "Si no vienes, no te enamorarás". Cuando muera en el futuro, no estarás triste. Decepcionado y descorazonado, Zhong Wan murmuró: "No quiero que eso te pase en absoluto..." Confundido, Yu She miró a Zhong Wan. "¿Qué no quieres?" Una vez que Zhong Wan volvió a la realidad, sus mejillas se sonrojaron. Se limpió los labios que estaban más rojos que de costumbre, esforzándose al máximo para componerse. "Heredero, ¿puedo preguntarte algo?" Después de haber intimado con Zhong Wan por un momento, la expresión de Yu She mejoró en muchos grados; sus ojos también se volvieron menos enrojecidos. Miró a Zhong Wan. Frunció el ceño. Asintió débilmente. Zhong Wan dijo: "De esos, libros... has leído muchos, ¿verdad?"

Yu She lo miró fijamente. Yu She lo miró en guardia.

Su expresión era completamente seria. Zhong Wan se sintió un poco avergonzado. Luego dijo sin vergüenza: "Este tipo de cosas... hay un toma y daca. De verdad, no deberías mirarme como si fuera un pervertido. No soy yo quien está siendo superficial aquí..." Era obvio que Yu She nunca había imaginado que Zhong Wan se desviaría hacia este tema. Incrédulo, lo miró. Después de un buen rato de silencio, giró la cabeza. "¿Cómo puede alguien tratar las palabras de esos libros como reales?" "¡Pero hay algunos que podrían ser verdad!" dijo Zhong Wan. "No deberías pensar en estas cosas sólo por ti mismo... Tú... ¿Qué tal si no fuerzas a la gente a hacer cosas?"

"Sin embargo..." Su corazón temblaba, le dolía la cabeza. "¿Qué clase de libros de historias extrañas leíste que dicen que debo avergonzarme y no puedo aceptarlo? ¿Y que ni siquiera puedo moverme?" Yu She no entendió lo que dijo. Sin embargo, aún así asintió con la cabeza. "De hecho, había libros como este..." Zhong Wan pensó, se acabó. Lo que me asusta es que Yu She leyó estos libros en su juventud. Y que esta forma de pensar nunca pueda ser corregida. Él dijo: "¿No dicen esos libros que los chicos buenos no deben tomar la iniciativa de besar a nadie? ¿Y que no deberían mover la lengua al besar?" Yu She se quedó sin palabras. Su mente, que se había aclarado un poco, se volvió caótica una vez más. Básicamente no podía oír las palabras de Zhong Wan, demasiado embarazosas para ser dichas.

Furioso, dijo, "¿Qué es exactamente lo que intentas decir?" "Nada". Zhong Wan quiso decir algo, pero no lo dijo. "S-sólo que siento lástima por mí mismo. Estoy preocupado por el futuro..." Las pupilas de Yu She temblaban. Agitado, dijo: "¿Te estás arrepintiendo? ¡¿No quieres pagar tus deudas?! ¡¿Qué tal si considero que tu deuda es de tres qian?!" Completamente incapaz de aclarar las cosas, Zhong Wan se rindió. Mentalmente agotado, se sentó a un lado y dijo: "¡No! Como sea, ¿puedes prometerme una cosa?" Con la mente en un completo desorden, pero sin querer discutir con él, Yu She dijo: "Habla". Zhong Wan dijo de manera lamentable, "De ahora en adelante, cuando estemos en la cama... no puedes atarme". Totalmente desconcertado, Yu She dijo: "¡¿No eras tú el que le gustaba eso?! Incluso encontraste especialmente una cuerda de cáñamo." Ni una palabra salió de Zhong Wan. Dudando, Yu She preguntó: "¿Estás fingiendo que te no te gusta, pero sí?" Zhong Wan se rindió. Se puso de pie para salir. "Haz como si nunca hubiera dicho nada... ve a descansar." Después de que los dos hubieran hablado en dos conversaciones diferentes, Yu She sintió que finalmente había aclarado este asunto. Una vez más, se acostó. Después de que él y Zhong Wan discutieran esta vez, ya no le dolía la cabeza. Una vez que se acostó por un corto período, se quedó dormido. Zhong Wan puso un pie fuera del patio de Yu She. No se sabía qué clase de orden había dado el mayordomo Feng a los sirvientes del patio lateral de la propiedad del príncipe Yu, pero fueron muy respetuosos con él.

Lo trataron como un invitado importante, permitiéndole salir e ir a donde quisiera. Zhong Wan reprimió un gruñido mientras regresaba al patio que había usado en el pasado. Una vez que entró en la cámara interior, se quedó aturdido. Lin Si señaló hacia afuera. Sin expresión, Zhong Wan se dio la vuelta y cerró las ventanas y puertas. Lin Si miró a Zhong Wan de arriba a abajo. Y se sintió ligeramente aliviado. Hizo un gesto: "Hay muchos soldados en esta propiedad. Caminé por el exterior durante una hora antes de poder entrar a hurtadillas". Zhong Wan asintió. "¿Qué paso con Tang Ming?" Lin Si agitó la cabeza. Dijo en lenguaje de señas: "Después de que te trajo la gente del Templo Dalí, salí corriendo de la capital para encontrar a Tang Ming. Pero esa aldea ya estaba vacía. Sólo había unos pocos granjeros inquilinos que no sabían nada." Habiendo esperado esto, Zhong Wan suspiró. "Hay un setenta por ciento de probabilidades de que se esconda y un treinta por ciento de que haya ido a Qian An a ver a Xuan Rui." Lin Si gesticuló: "Eso es bueno. El joven príncipe Yu había suprimido este asunto desde el principio. Tang Ming fue a ver a Xuan Rui pero no podrá decir nada. ¿Tiene Su Majestad alguna intención de apremiar este asunto?" Sacudiendo la cabeza, Zhong Wan dijo: "No. Su Majestad se preocupa más por Ziyou que por Xuan Rui". Luego, con una voz más suave, preguntó: "¿Qué hay de esa persona en el palacio? Supongo que Tang Ming arregló que esa persona estuviera al lado de la Consorte Imperial Yu. ¿Has descubierto quién es esa persona?" Lin Si asintió. Hizo un gesto: "Sí. Es un viejo eunuco llamado Tang Qin".

Zhong Wan se burló. "Qin... Así que es su propio hermano." Lin Si dijo con el lenguaje de signos, "Ahora mismo, la Consorte Imperial Yu confía en él inmensamente". Zhong Wan se quedó sin palabras. Entonces dijo: "¿Es la Consorte Imperial Yu tan estúpida? Un viejo eunuco aparece por casualidad. ¿Incluso si él tuviera algunas medidas, ella consideraría a esta persona como un ayudante de confianza?" Lin Si señaló: "Por supuesto que no. La Consorte Imperial Yu pensó que Tang Qin era uno de los subordinados capaces del Príncipe Yu. Naturalmente confiaría en la gente de su familia paterna. En este momento, ella cree que tiene a Tang Qin a su lado. Incluso si no fueron capaces de hacerle daño esta vez, creen que es sólo una coincidencia. La Consorte Imperial Yu podría no descargar su ira en él. En su lugar, ella probablemente seguiría confiando en él." "Hay algo sospechoso en esto", dijo Zhong Wan. "Si este Tang Qin es alguien que Tang Ming introdujo en la propiedad del Príncipe Yu como espía... ¿cómo es posible que el Príncipe Yu no haya descubierto sus orígenes desde hace años?" Sin esperar a que Lin Si se explicara, entendió después de decir esas palabras. Zhong Wan no pudo evitar reírse. "La Consorte imperial Yu..." Lin Si hizo un gesto: "Sí, Tang Qin nunca había sido un ayudante de confianza del Príncipe Yu en primer lugar. El Príncipe Yu había olvidado hace tiempo que había una persona como Tang Qin." Zhong Wan se sentó. Sonrió. "Tang Ming realmente tiene un plan maravilloso. Hizo que su propio hermano mayor fingiera ser el ayudante de confianza del Príncipe Yu y luego se acercó a la Consorte Imperial Yu. Y como la Consorte Imperial Yu quería robar a los ayudantes de confianza del Príncipe Yu sin que él se diera cuenta, naturalmente no se atrevería a hacer demasiado ruido. Al contrario, incluso ayudó a cubrir Tang Qin. De esta manera... ese viejo eunuco está aún más seguro. Además, podría incluso usar a la Consorte Imperial Yu como un arma. Y no sólo eso..."

"El enemigo de un enemigo es un amigo. Deliberadamente me hizo saber acerca de Tang Qin, y supuso que me enteraría que él manipuló a la Consorte Imperial Yu. Como tal, habría una posibilidad aún menor de que yo actuara contra Tang Ming." Lin Si asintió. Dijo con el lenguaje de signos: "Si no fuera por el hecho de que sabíamos esto, si el Maestro realmente hubier caído en la trampa y entrara en manos del Ministerio de Justicia, para cuando descubriera que Tang Ming tenía este hermano Tang Qin, definitivamente estaría envuelto en rabia. Volvería al lado del Cuarto Príncipe y pediría prestada su mano para matar a Tang Qin. Al final, Tang Ming no olvidaría darle a Tang Qin un talismán protector [2]" Lin Si estaba tan enfadado que no podía calmarse. Gesticuló: "Tang Ming, ese vejestorio, es demasiado inteligente. En el futuro, tan pronto como lo encontremos, tenemos que matarlo." Una sonrisa apareció en los labios de Zhong Wan. "Parece que será difícil encontrarlo." Lin Si rechinó los dientes. Dijo con lenguaje de signos: "¡Lo encontraré sin importar donde se esconda!" "No es necesario". Las pupilas de Zhong Wan temblaban ligeramente. Con una voz suave, dijo, "Si quieres desahogar tu ira, es fácil... Sólo informa a Yu She sobre Tang Qin." Lin Si parpadeó, incapaz de entender. Cerca del susurro, Zhong Wan preguntó: "Tang Ming calculó las cosas perfectamente. Sin embargo, ¿quién fue el que arruinó sus planes?" Por un momento, Lin Si cayó en un aturdimiento. Luego hizo un gesto: "Joven Príncipe Yu". Zhong Wan dijo en voz baja: "Esta vez, la razón por la que sufrí una perdida con Tang Ming fue porque conocía mi

debilidad. Sabía que, si encontraba problemas, me volvería demasiado cauteloso. Pero Yu She es una historia diferente." "Yu She no tiene una debilidad. Además, nadie puede retenerlo. Adivina. ¿Qué crees que pasaría si Tang Ming descubre que Yu She capturó a su hermano?" Sorprendido, Lin Si se encontró con la mirada de Zhong Wan. Las comisuras de sus labios se inclinaron hacia arriba un poco. Dijo las palabras: "Estaría ardiendo de ansiedad". Zhong Wan sonrió. "La única persona en la capital que no sigue el razonamiento convencional y la moral es Yu She." Lin Si asintió. No pudo evitar sonreír al gesticular: "El joven príncipe Yu no necesita ninguna razón. Mientras se sienta infeliz, expondrá sus antecedentes. Entonces Tang Ming se preocuparía por la seguridad de su hermano todos los días. Uno temería que no pasara bien sus días." "Hay ventajas en actuar al contrario". Un ligero suspiro se escapó de los labios de Zhong Wan. "Cometí un gran error esta vez... estaba demasiado empeñado en investigar los antecedentes de Yu She, y Tang Ming tiró el cebo por mí. Es mi culpa." Lin Si se apresuró a hacer un gesto: "¿Cómo puede ser esto culpa tuya? Obviamente es..." "No, no me estoy arrepintiendo. Si volviera a ocurrir, seguiría haciéndolo de nuevo". Se sentó. Dijo torpemente, "Gracias a Tang Ming, aprendí mucho sobre el pasado de Ziyou... Incluso si me hubieran llevado al Ministerio de Justicia, todavía me habría beneficiado." Lin Si no pudo responder. Zhong Wan ordenó: "Si no hay nada, entonces no vengas más. La gente de aquí es experta en artes marciales. Para evitar que te lastimen por accidente, después de que te vayas..." Bajó su volumen aún más.

"Primero, encuentra una manera de enviar información privilegiada sobre Tang Qin a Ziyou. Actualmente, está de humor para luchar con Xuan Qiong. Este clavo le será de gran utilidad." Lin Si miró a Zhong Wan con vergüenza. Gesticulando: "¿El Maestro no teme que le informe a Xuan Jing?" Sin preocuparse, Zhong Wan sonrió. El corazón de Lin Si se calentó. Zhong Wan acababa de ser traicionado, pero todavía podía confiar en él en ese momento. Era evidente que nunca tuvo malos sentimientos por el asunto de Lin Si y el Cuarto Príncipe. Lin Si sabía que a Zhong Wan no le gustaba fingir, y no diría nada sensiblero con el lenguaje de signos. Hizo un gesto: "Hacer esto no será un problema para mí. ¿Pero no debería el Maestro dejar este lugar?" "¿Por qué debería irme?" Zhong Wan se sorprendió. "Fue muy difícil llegar aquí, así que ¿por qué debería irme?" Lin Si no sabía cómo responder. Se inclinó para una reverencia, dio la vuelta y se fue.

...

GLOSARIO: 1.- Básicamente, cuando la concubina imperial que fue elegida para la noche va al palacio personal del emperador para tener sexo, etc. con él. 2.- . Esto probablemente se habla figurativamente. Al igual que en Tang Ming, las personas protegerían a Tang Qin de los ataques de Lin Si.

Capítulo 54

Zhong Wan miró la figura de Lin Si y suspiró. Después de que Lin Si escondiera sus huellas, Xuan Jing prácticamente puso toda la capital patas arriba, buscándolo audazmente por todas las propiedades. Juró que iba a atrapar a Lin Si y traerlo de vuelta. Zhong Wan se negó a creer que no había ninguna intención ambigua detrás de esto. Suspiró; Lin Si definitivamente no entendería su dolor de tener que pegarse a alguien. Esto era realmente... un hombre completo que no entendía el hambre de un hombre hambriento. En sólo un día, Zhong Wan había sentido una gran alegría y tristeza. Ahora, estaba cansado. Después de despedir a Lin Si, juntó sus ropas y se acostó en la cama. Al principio, sólo pretendía descansar un poco, pero en cuanto cerró los ojos, se quedó dormido. Zhong Wan no durmió bien. De vez en cuando, empezaba a soñar. En un momento dado, soñó cuando todavía era el compañero de lectura de Xuan Rui en el palacio. En ese momento, no había habido ningún malentendido entre ellos. Iban juntos a todas partes, todos los días. Xuan Rui siempre lo seguía a todas partes. Cuando había otros presentes, lo llamaba por su nombre; cuando no los había, llamaba a Zhong Wan "hermano mayor". En otro momento, soñó con el caso de la traición del Príncipe Ning. Había sido encerrado en las prisiones e interrogado diariamente. En otro momento, soñó con que Yu She lo había salvado y sacado de la prisión y lo había colocado en el patio lateral. Había fingido una enfermedad, y finalmente logró que llamara al médico imperial que lo cuidaba desde la infancia. El viejo médico imperial había cuidado del Príncipe Ning desde que era un niño, y luego se había ocupado de Zhong Wan, Xuan Rui, y los gemelos a partir de entonces. Se le consideraba uno de los subordinados de confianza de la propiedad del Príncipe Ning. Tras la muerte del Príncipe Ning, debido a acusaciones infundadas, el viejo médico imperial fue expulsado de la academia imperial de medicina. En ese momento, el emperador Chongan se encontraba en medio de la limpieza de toda la gente que apoyaba al príncipe Ning.

Ya era muy afortunado de que el viejo médico imperial hubiera sobrevivido. En aquel entonces, Zhong Wan había fingido tantas veces su enfermedad sólo para verlo. A través de él, se puso en contacto con Xuan Rui y con el viejo preceptor imperial Shi. Aunque el emperador Chongan había dejado vivo a Xuan Rui, seguía siendo el hijo mayor del príncipe Ning. Crecía día a día. Era inevitable que se convirtiera en una espina en el costado del Emperador Chongan. De los príncipes de primer rango [1] de esta dinastía, algunos se habían quedado en la capital [2] para ser príncipes ricos después de que su hermano subiera al trono. Otros habían recibido títulos [3] después de alcanzar la mayoría de edad, y en base a la calidad de su relación [4] con el emperador, terminaron como príncipes locales ricos o desafortunados. Técnicamente, Xuan Rui no calificó para ninguna de estas opciones. No estaba favorecido ni era mayor de edad. Sin embargo, Zhong Wan esperaba que pudiera recibir un pedazo de territorio lejano. La tierra no necesitaba ser tan grande, siempre y cuando estuviera lo suficientemente lejos. Zhong Wan le pidió al médico imperial que le preguntara al viejo preceptor imperial Shi. El viejo preceptor imperial sintió que este era el mejor plan de acción también. También estaba dispuesto a pedirle al emperador misericordia en nombre de Zhong Wan, pidiendo al emperador que enviara a Xuan Rui lejos desde el principio.

Después de que el decreto imperial que nombraba a Xuan Rui un príncipe local fue emitido, el joven Zhong Wan se relajó completamente. Sintió que las cosas se habían arreglado finalmente. Contó los días, esperando que los niños pudieran salir de la capital lo antes posible. Y después de eso... El corazón de Zhong Wan se sentía lívido. Dio un largo suspiro mientras dormía. En sus sueños, escuchó al viejo doctor imperial susurrando en su oído con odio. "¡¿Cómo puede ser su Alteza un traidor?!" "Todos estos años, el Príncipe Yu ha estado haciendo cosas inmorales por el emperador. Esta persona tiene un corazón venenoso. Esta situación está

definitivamente relacionada con él." "Hay algo que no está bien. Todo fue demasiado coincidente, pero quién sabe si fue porque el emperador recordó de repente el hecho de que casi había fracasado en su intento de ascender al trono en aquel entonces. Ha estado arrastrando por esto desde entonces, así que ha actuado abruptamente..." "Su Alteza se ha encontrado con tantos problemas debido a los planes ocultos de esta gente..." "Los niños podrán salir pronto de la capital. Tan pronto como lo hagan, ya no se les puede hacer responsables, no importa lo que pase ahí" "Tú y yo estamos en gran deuda con el Príncipe Ning. ¿No estas dispuesto a buscar venganza por él?" "Por Su Alteza, estoy dispuesto a caminar de frente hacia la muerte. ¿Y tú? ¡Su Alteza fue tu padre adoptivo! Si no fuera por él, ¿habrías tenido una vida tan agradable estos últimos años? ¿Habrías sido capaz de permanecer vivo hasta ahora?" "Sé que no puedes ver al Príncipe Yu, pero ¿no puedes ver al heredero del Príncipe Yu todos los días? Hacia tí ... él no parece ser cauteloso en absoluto." "Yu She es el hijo legitimo del Príncipe Yu. Hay rumores que es el hijo bastardo del Emperador. Sean verdaderos o no, sigue siendo muy importante para ellos..." "¿Y que si el no dañó al Príncipe Ning? Es lamentable, pero ¿no son lamentables los hijos de Príncipe? Los jóvenes son inocentes, pero ¿no se han visto afectados de la misma manera?" "¿Estás poniendo excusas para esto también? ¡Siempre y cuando actúes con cuidado, podrás mantener tu propia vida también!" "Este es el veneno..." "Este es el veneno..." "Este es el veneno..." Aparecieron gotas de sudor en la frente de Zhong Wan. Quería despertar, pero la pesadilla lo tenía atrapado. Una voz fantasmagórica le susurraba al oído:

"Este es el veneno". "En primer lugar, ¿no tenías la intención de dejar este lugar de todos modos? ¿No me dijiste que te preparara documentos y te dibujara un mapa de Qian An para que pudieras escapar de este lugar e ir ahí?" "Te vas de cualquier manera. No hay necesidad de tener miedo de nada. Antes de que te vayas, usa el veneno. Mira a Yu She tomarlo, y luego vete..." "Este veneno tarda mucho tiempo en mostrar sus efectos. Habrá suficiente tiempo para que escapes. Después de que dejes la ciudad, el veneno comenzará a afectar a Yu She. No sólo te habrás vengado, sino que no estarás implicado." "Aunque quisieran atraparte, el cielo es alto y los océanos son inmensos. Te habrías ido hace mucho tiempo. ¿A quién podrían atrapar?" "En el peor de los casos, no regreses primero a Qian An. Esta gente le hizo tanto daño a Su Alteza. ¿No sientes odio?"

"Si no fuera por el hecho de que la Princesa Real Anguo ha establecido estrictas protecciones, haciendo extremadamente difícil envenenar o matar a Yu She, ¡yo sería el que actuaría! ¿Por qué vendría a implorarte?" "Yu She no tiene ninguna protección contra ti. Se merece esto." "No olvides lo bien que te trató el Príncipe Ning..." "Antes de salir, mezcla el veneno en su comida. Atráelo para que lo consuma. Recuerda bien, recuerda bien..." "Después de salir de la ciudad, en poco tiempo, podrás oír la noticia de que falleció por culpa del veneno..." Yu She fallecería por culpa del veneno. Zhong Wan se sentó abruptamente. Su ropa interior ya estaba empapada de sudor. El sol se estaba poniendo, pero las linternas aún no se habían encendido en la habitación. Por un momento, no podía recordar dónde estaba. Se pellizcó el punto entre las cejas e inhaló profundamente. Se consoló:

"Está bien, está bien..." Ese día, Zhong Wan no había usado el veneno. Eso tampoco estaba bien. Lo había usado, pero no el que el viejo doctor imperial le había dado. Había usado una pequeña porción de drogas para dormir [5]. La noche que se fue, Zhong Wan añadió algunas drogas para dormir en la copa de vino de Yu She mientras el otro estaba preocupado. Él había estado completamente desprotegido mientras bebía el vino adulterado. Cada vez que Zhong Wan recordaba esa noche, se estremecía. ¿Y si hubiera añadido veneno en ese momento? El joven Ziyou no había sospechado de él en lo más mínimo. Definitivamente se habría tragado eso. Qué suerte que no hubiera añadido el veneno. Pensando ahora, el plan del viejo doctor imperial para que Zhong Wan envenenara a Yu She había sido muy bien pensado. Pero si realmente lo hubiera envenenado, ¿cómo podrían haber sido tan simples los siguientes eventos? Aunque se entregara y reclamara todos los castigos, ¿no culparía el emperador Chongan a los descendientes del príncipe Ning? En un ataque de ira, el Emperador Chongan probablemente habría enterrado la totalidad de Qian An con Yu She. Pero ante tan gran resentimiento y deseo de venganza en aquel entonces, todos se habrían vuelto locos. Poco después de que Zhong Wan saliera de la ciudad, el viejo médico imperial también dejó la capital. Además, llegó a Qian An antes que Zhong Wan. Hasta el día de hoy, Zhong Wan todavía no sabía lo que ese viejo doctor imperial le había dicho a un joven Xuan Rui. Sin embargo, después de llegar a Qian An, habiendo desafiado las condiciones climáticas a lo largo del camino, Xuan Rui nunca más lo llamó "hermano mayor".

Xuan Yu y Xuan Congxin todavía eran niños en ese momento. Después de crecer, nunca supieron que Zhong Wan había sido el hijo adoptivo del Príncipe Ning. Naturalmente, el mismo Zhong Wan tampoco lo había mencionado nunca más. Estaba devolviendo la gran gracia del Príncipe y la Princesa Consorte Ning. No le importaba si un niño lo trataba como un hermano mayor, un consejero o cualquier otra cosa. En menos de dos años, el viejo médico imperial había muerto en Qian An. Aparte de cambiar la forma en que se refería a Zhong Wan, Xuan Rui era el mismo de antes. Poco a poco, este viejo incidente se fue enterrando en la mente de todos.

Si no fuera por el hecho de que Tang Ming había causado el desastre de hoy, incluso el mismo Zhong Wan lo habría olvidado. Se limpió el sudor de su frente. Aunque no quería admitirlo, se sentía un poco arrepentido. En aquel entonces, no debería haber sido tan engreído. Si le hubiera explicado todo a Xuan Rui tan pronto como regresó a Qian An, compartiendo todos los pros y los contras de la situación, Xuan Rui podría haber entendido. No era que Zhong Wan deseara fuertemente ser llamado "hermano mayor". Sin embargo, si no hubiera rencores entre los dos, muchas cosas habrían sido mucho más fáciles. Por ejemplo, al ver la actitud sombría e irresoluta de Xuan Rui, o al notar que era tímido y no tenía ningún deseo de progresar, Zhong Wan habría podido actuar como el hermano mayor y darle una bofetada para aclarar su mente. Por ejemplo, podría no haber sido tan difícil antes persuadir a Xuan Rui para que bebiera la medicina y fingiera estar enfermo. O, por ejemplo... Zhong Wan no necesitaría preocuparse ahora que Xuan Rui, que estaba lejos en Qian An, creería fácilmente las palabras de Tang Ming. Pero Zhong Wan era demasiado joven en ese momento. Aunque había pasado tres

meses en la cárcel del Ministerio de Justicia, su arrogancia y orgullo aún no habían sido suavizados. El día que llegó a Qian An fue el día de su decimoséptimo cumpleaños. Cuando Zhong Wan, de diecisiete años, vio a Xuan Rui llamarlo "Zhong Wan" con los ojos brillantes, cuando vio al viejo médico imperial mirándolo con cautela, con expresión de grito "asustadizo e infiel", había presionado sus delgados labios en una línea y tragado su ira. No había explicado nada. ¿Qué había que explicar? Un corazón leal sería naturalmente conocido por los cielos y la tierra. En los Cielos, su padre y su madre podían ver; el Príncipe y la Princesa Consorte Ning también podían ver. Ya no era joven. Después de ese cumpleaños, sería un adulto. ¿Qué había que explicar a un niño y a un viejo imbécil? Zhong Wan se burló de sí mismo. ¿Quién no ha sido alguna vez un joven audaz y arrogante? No podía tomar ninguna medicina para el arrepentimiento. Si realmente pudiera, el día que regresó a Qian An, habría matado primero a ese insufrible viejo médico imperial, incluso si eso significaba lidiar con las sospechas de Xuan Rui. Al menos entonces, los últimos eventos no habrían ocurrido... Había un cosquilleo en la garganta de Zhong Wan. Empezó a toser. Se tocó la frente. Parecía estar un poco caliente. Después de correr todo el día, era probable que volviera a enfermar. Zhong Wan no se atrevió a correr ningún riesgo. Salió del dormitorio y abrió la puerta de un empujón. Luego, le dijo al sirviente que esperaba en el patio que le dijera al mayordomo Feng que probablemente estaba enfermo. Volvió al dormitorio y encendió una pequeña lámpara. Se acostó en la cama, miserablemente estresado. Lo mejor sería que se diera prisa y tomara alguna medicina para alejar la enfermedad. Finalmente, se las arregló para entrar de contrabando en la propiedad del Príncipe Yu. No sabía cuántos días más podría quedarse. Si por casualidad perdía el tiempo simplemente por su enfermedad, eso sería malo. No sabía si el mayordomo Feng permitiría a Yu She ir a verlo si se enfermaba... El joven príncipe Yu era precioso y valioso. No sería bueno que se infectara.

Zhong Wan de repente pensó en algo. Un gran odio se elevó en su corazón. ¡¡Si se enfermaba, no recibiría más besos!!

La cabeza de Zhong Wan se volvió más y más caliente. En un aturdimiento, pensó para sí mismo, dos qian por uno, tres qian por uno de lengua... Si vivía una larga vida y podía estar al lado de Yu She por mucho tiempo, si trabajaba un poco más duro, podría pagar esta deuda en sólo unos años. ¿Pero qué pasa después de pagar la deuda? ¿Seguiría siendo capaz de ganar dinero a través de los besos? Dos qian seguía siendo algo... Zhong Wan empezó a calcular como un avaro, cuando sintió que alguien había entrado en la habitación. Todo su cuerpo se había calentado. Hizo lo que pudo para abrir los ojos; mientras los entrecerraba, miró... El cielo ya estaba completamente oscuro. Las luces de la habitación eran tenues. Zhong Wan estaba aturdido por la fiebre. No podía decir quién era. Cerró los ojos. Podía oír la rabia en la voz de Yu She mientras éste decía: "¿Cuándo te enfermaste?" Zhong Wan empezó a toser. Yu She rechinó los dientes. "Si estabas incómodo, ¿por qué no dijiste nada antes?" La mente de Zhong Wan se aclaró un poco más. Sonrió. "Yo tampoco me di cuenta. Mantente más lejos de mí. No dejes..." Yu She se dio la vuelta y se fue. Un momento después, un médico imperial entró en la habitación. Ayudó a comprobar el pulso de Zhong Wan antes de salir de nuevo. Un poco más tarde, Yu She regresó con un tazón de medicina.

Sin esperar a que Zhong Wan volviera a hablar, Yu She dijo impaciente: "Cállate". Zhong Wan sólo podía recibir obedientemente el tazón de la medicina y beberlo con las cejas fruncidas. Yu She miró fríamente a Zhong Wan. Sacó una pequeña bolsa de tela del bolsillo interior de su pecho. Zhong Wan estaba desconcertado. El sacó un trozo de algo de su pequeña bolsa de tela. Antes de que Zhong Wan pudiera discernir claramente lo que era, Yu She ya se había metido ese objeto en la boca. Era un trozo de caramelo de azúcar de malta. No sabía si era por el sueño que acababa de tener, pero los recuerdos de hace siete años inundaron su cerebro como un tsunami. El corazón de Zhong Wan le dolía terriblemente, causando que el borde de sus ojos se pusiera rojo. Zhong Wan no quería que Yu She lo notara. Se dio la vuelta y enterró su cara en su almohada. Su voz tembló ligeramente cuando dijo: "¿Qué caramelo es este? ¿Por qué es tan dulce...?"

... GLOSARIO: 1.- Hombres emparentados biológicamente con el emperador (generalmente refiriéndose a sus hermanos).2.- Los hermanos preferidos del emperador que él no percibía como una amenaza (también los hermanos que aún no eran mayores de edad).3.- Recibieron nombramientos en diferentes tierras.4.- El emperador obviamente no podía mantener a todos sus hermanos en la capital porque era una gran amenaza para su propio poder. Generalmente los enviaba a diferentes territorios cuando alcanzaban la mayoría de edad; si era un hermano que le gustaba mucho, obtenían un terreno rico y extremadamente seguro. Si era un hermano que no le gustaba, recibirían un pobre pedazo de tierra que a menudo podría tener

problemas.5.- Veneno/medicina/drogas pueden usar el mismo carácter () en chino, por lo que esta yuxtaposición funciona.

NOTA DE TRADUCTORES: ...Mientras traducía y leía lo de Zhong Wan...

Capítulo 55

Tang Ming había descubierto las preocupaciones secretas enterradas en lo profundo del corazón de Zhong Wan durante muchos años. Estas preocupaciones y el veneno que quedaba en su cuerpo comenzaron a pasarle factura. Un tazón de medicina sólo fue capaz de disipar su fiebre temporalmente; la condición de Zhong Wan no mejoró en absoluto. Una hora más tarde, su fiebre subió tanto que perdió el conocimiento. Después de llegar a la capital, había sido muy cuidadoso con su salud, temiendo que, si se enfermaba, interferiría con todo. Cada vez que Zhong Wan sentía que estaba a punto de enfermar, tomaba una medicina en un instante para suprimir la enfermedad. Después de haberla suprimido tantas veces, la enfermedad se acumuló. Se enconó. Y ahora, finalmente encontró una salida, brotando con una venganza. Después de que Yu She le diera a Zhong Wan un caramelo, se sentó a un lado. No comió la cena. Una hora más tarde, sintió que algo era extraño. Dando unos pasos fuera de su cámara interior, llamó a un médico imperial. Sospechaba que había algo malo en el tazón de la medicina anterior, e hizo que alguien revisara el contenido sobrante del tazón. Además, envió a alguien a la Academia Imperial de Medicina para convocar a más médicos imperiales. Después de que se apresuraran a hacer sus deberes durante una hora, cada uno de ellos comprobando el pulso de Zhong Wan y discutiendo entre ellos durante un tiempo, mandaron un representante para explicar las cosas a Yu She. Con el frío suficiente para congelarse, Yu She dijo: "¿Qué quieres decir? Ya que no hay forma de curarlo, ¿dejaran que su fiebre se extinga por sí sola?" El médico imperial había hablado en la complicada jerga médica durante un buen tiempo, y ahora dijo con mucha paciencia: "El hecho de que su enfermedad haya estallado no es necesariamente algo malo. El joven maestro Zhong no goza de buena salud, y toda medicina tiene un rastro de veneno. Cada vez que se sentía un poco enfermo, tomaba una potente medicina para

suprimir la enfermedad, suprimiendo todas las influencias patológicas de su cuerpo. Aunque esta vez pudo contener su enfermedad por la fuerza, después de medio mes, más o menos, si no tiene cuidado otra vez, recaerá. ¿Por qué no usar un medicamento suave y dejar que su enfermedad se agrave hasta que no quede nada?" Con ojos brillantes de desconfianza, Yu She miró al médico imperial. El mayordomo Feng, que estaba al lado, aconsejó: "Heredero, no estamos al tanto de estas cosas, así que ¿por qué no escuchar a los médicos imperiales?" Temiendo que Yu She sospechara, el médico imperial dijo: "Naturalmente, hay un método más rápido". Con una mirada oscura y sombría, Yu She dijo: "¿Cuánto tiempo dura el método más rápido? ¿Cuánto tiempo es el método más lento?" El médico imperial bajó la cabeza. "El método más rápido tomaría de tres a cinco días para que se recuperara. El método más lento tomaría al menos más de diez días, a lo sumo un mes." Yu She dudó. El ataúd de Xuan Jin ya había sido entregado al Mausoleo Real. Los preparativos del funeral ya habían concluido. En unos pocos días, la gente de la residencia del Príncipe Qian An dejaría la capital. ¿Se querría ir Zhong Wan? Si lo aplazan sin fin, ¿podría todavía volver a Qian An? Anteriormente, Zhong Wan había dicho que no volvería inmediatamente a Qian An después del funeral. Pero sólo lo mencionó una vez. Recientemente, Xuan Qiong le había tendido una trampa. Entonces, ¿habría cambiado de opinión?

Si quería irse, Yu She no lo retendría. Endureció su corazón. Dijo en voz baja, "El rápido..." "Heredero", dijo el mayordomo Feng. Echó un vistazo al médico imperial, y éste se

retiró. "Escuchemos lo que quiere el joven maestro Zhong." Yu She frunció el ceño. "¿Cómo podría entender algo cuando está tan enfermo?" "Tomarse el tiempo para curar no es lo mismo que no curar en absoluto. Justo antes, el médico imperial dijo que es similar a cómo la gente ayuda a los niños a romper sus fiebres. Primero, debemos aplicar la acupuntura para reducir su fiebre. Se estima que el joven maestro Zhong se despertaría al día siguiente" dijo el mayordomo Feng pacientemente. "Sé que el Heredero no quiere retrasar el regreso del Joven Amo Zhong a Qian An, pero no sabemos si quiere irse, ¿verdad? Si insiste en quedarse, ¿no será esto un sufrimiento en vano? El heredero no debe sospechar de los médicos imperiales. Ellos se han ocupado usted desde joven. Sus vidas y las de sus familias están en sus manos." "¿Quién se atrevería a no gastar todo su esfuerzo? Además, es puramente por la benevolencia de los médicos [1] que queremos usar el método más lento. ¿No es mejor informar una vez que se haya completado? ¿No es porque el cuerpo del Joven Amo Zhong es débil que no queremos prescribir una medicina demasiado fuerte, y queremos ayudarle a recuperarse lentamente? También..." Cada palabra del mayordomo pinchaba en las partes más suaves de su corazón. "Estos médicos imperiales son los más cualificados del país. El joven maestro Zhong no encontrará mejor tratamiento que el que encontraría aquí. Una vez que regrese a Qian An, ¿dónde podría encontrar tan buenos médicos imperiales? No hablemos de la acupuntura." "Probablemente ni siquiera habrá ningún médico que pueda diagnosticarlo correctamente. De otra manera, ¿cómo el cuerpo del Joven Amo Zhong habría llegado a este estado estos últimos años? ¡Seguro que es porque no hay ningún buen médico en Qian An!" Yu She se asustó. Titubeó. El mayordomo Feng atacó mientras podía. "Los mejores médicos imperiales y la mejor medicina están en nuestra residencia. ¿No quiere el heredero ayudar al joven maestro Zhong a curarse completamente de

su enfermedad?" Agitado, Yu She dijo: "¡Haz que apliquen la acupuntura! Espera hasta que... hasta que se despierte. Entonces escucharemos lo que quiere". Encantado, el mayordomo Feng se fue. Después de que Yu She diera la orden, los médicos imperiales ya no perdieron el tiempo. Se prepararon rápidamente, sus aprendices llevaron unos cuantos recipientes de carbón a la habitación de Zhong Wan. Una vez que la habitación se calentó, le quitaron la ropa. Todo el tiempo, Yu She se había quedado en la habitación de Zhong Wan. El mayordomo tampoco se atrevió a aconsejarle que se fuera. Antes de empezar la acupuntura, Yu She hizo que la gente cerrara las cortinas. El médico imperial a cargo de la acupuntura estaba bastante perplejo. Ni siquiera había una sirvienta en la habitación. Entonces, ¿por qué estaban siendo tan circunspectos? Pero el médico imperial no se atrevió a preguntar demasiado. Después de cerrar las cortinas, se limpió las manos. Comenzó la acupuntura. Yu She se dio vuelta completamente. Desde principio a fin, no se dio la vuelta ni por un segundo. Se quedo parado ahí, por dos horas. No fue hasta que el medico imperial termino y tapo a Zhong Wan, que el pudo darse vuelta. Se aproximo a la cama y le toco la frente.

La fiebre, definitivamente, había bajado. Zhong Wan seguía durmiendo. El médico imperial dijo casi en un susurro: "Si se despierta durante la medianoche, está bien alimentarlo con un poco de gachas de arroz natural. Sin embargo, no puede comer demasiado. Después de comprobar su pulso de nuevo, podemos prescribirle la medicina." Yu She asintió con la cabeza e hizo que alguien acompañara al médico imperial a la salida. Las cuencas de carbón se habían retirado de la habitación. Sólo quedaba una pequeña

estufa portátil, una exquisita olla que descansaba sobre ella. Y dentro estaba hirviendo a fuego lento las gachas. Yu She hizo que los sirvientes se fueran también. Se sentó al lado de la cama de Zhong Wan solo. No durmió toda la noche. Temprano a la mañana siguiente, al primer rayo de luz, Zhong Wan finalmente abrió los ojos. Le dolía el cuerpo por la fiebre. En el momento en que se despertó, sintió como si todo su cuerpo se hubiera desmoronado. Le dolía mucho, hasta el punto de que estaba jadeando. Una vez que Yu She se despertó, salió de la habitación para llamar al médico imperial y comprobar el pulso de Zhong Wan. Luego regresó a su propia habitación para refrescarse. Después de que se había refrescado y cambiado de ropa, el mayordomo Feng se acercó rápidamente. El corazón de Yu She saltó. Hizo todo lo posible por mantenerse tranquilo y sereno. "¿Qué dijo?" El mayordomo Feng se esforzó por parecer natural, pero sus ojos traicionaron su alegría. "El joven maestro Zhong dijo que tendría que molestar a los médicos imperiales para curarlo lentamente." Yu She arrojó la tela de seda en su mano en la cuenca de agua. De sus labios salió un prolongado suspiro. "Entonces deja que lo traten lentamente." Zhong Wan se había despertado, pero Yu She no regresó al patio del primero. Había sido castigado por reflexionar sobre sus errores a puerta cerrada, y trabajaba seriamente en los asuntos oficiales que se habían acumulado inmensamente. Hizo ambas cosas al mismo tiempo. Los viejos eunucos que vinieron a verle estaban todos secretamente asombrados. No sabían por qué la personalidad del Joven Príncipe Yu había cambiado de la nada. Dos días después, la condición de Zhong Wan mejoró un poco. Fue capaz de dejar la

cama y comer. Sin embargo, Yu She estaba un poco preocupado. Volvió a llamar al médico imperial que había aplicado la acupuntura a Zhong Wan antes. El médico imperial pidió a Yu She que despidiera a los sirvientes de la habitación. El corazón de Yu She se hundió. En su pecho había una leve sensación de malestar. "¿Regresó la fiebre? ¿O su enfermedad se agravó?" "No es nada de esto", se apresuró a decir el médico imperial. "El estado del joven maestro Zhong ya ha empezado a mejorar. El heredero no tiene que preocuparse. Sin embargo... Como el Joven Amo se ha recuperado un poco, parecía haber algo raro durante la lectura del pulso." "¿Qué pasa?" Desconcertado, el médico imperial dijo: "Hace dos días, la fiebre del joven maestro Zhong era muy alta. Sólo pudimos ver que tenía el resfriado común; por eso lo tratamos como si tuviera un resfriado común en nuestra curación. Pero después de que la fiebre se disipó y le comprobamos el pulso de nuevo, descubrimos que el joven maestro Zhong tenía restos de una enfermedad anterior."

"Este doctor no se atreve a entrometerse, pero si el Heredero quiere que sanemos completamente al Joven Amo Zhong, entonces no hay más remedio que hacer una pregunta: ¿con qué tipo de... veneno se vio afectado el Joven Amo Zhong?" La mirada de Yu She se oscureció. Hizo todo lo posible por decir normalmente: "¿Qué veneno?" "Este doctor no lo sabe. Hace un rato, le preguntamos directamente al Joven Amo Zhong sobre esto. Nos respondió que no estaba sano y que había tomado medicamentos sin control estos últimos años, acumulando veneno en su cuerpo. Sin embargo..."

El médico imperial levantó la cabeza y echó una cuidadosa mirada a la expresión de Yu She. "Sin embargo, según la lectura del pulso, esto es claramente un veneno ingerido muchos años antes. Además... no sabemos si el Joven Amo Zhong es consciente de esto. Por no mencionar que no nos atrevemos a preguntar demasiado, y sólo podríamos venir a preguntar al heredero." "Él mismo dijo que es por beber la medicina", dijo Yu She con una expresión sombría. "Así que definitivamente no lo sabe." Yu She hace tiempo que lo encontró extremadamente inconveniente. Zhong Wan había sido muy saludable en su juventud. ¿Cómo pudo convertirse en una persona enferma después de unos años? Aunque fuera porque no estaba aclimatado a la nueva región, ¿por qué los hijos del Príncipe Ning estaban bien? Había sido envenenado. ¿Quién lo hizo? Una persona así podría hacer que Zhong Wan aceptara hacerse daño a sí mismo. Hasta ahora, ¿estaba Zhong Wan protegiendo a esta persona? Yu She cerró los ojos, ocultando en ellos la intención de matar. "¿Puede ser curado?" El médico imperial vaciló por un buen tiempo. "Sí". Antes de que Yu She pudiera aliviar sus preocupaciones, el médico imperial dijo: "Tendremos que tratarlo durante un tiempo considerable hasta que se expulse el veneno restante. Esto requerirá mucho esfuerzo. Además, la medicina debe ser considerada. Los ingredientes medicinales... serán difíciles de encontrar y costosos." Las preocupaciones de Yu She disminuyeron un poco. Dijo ligeramente: "Cúralo. Si te falta algún ingrediente medicinal, habla con el mayordomo. Definitivamente puedo manejarlo".

El médico imperial se apresuró a asentir. "Entonces eso es bueno". Después de que el médico imperial se retirara, Yu She tomó un pincel. Después de un largo período de estar sentado en el estudio, hizo añicos el lavador de cepillos [2] para escribir. ... "Joven Amo, usted realmente..." con gran feliz aturdimiento, el mayordomo Feng siguió preguntando a Zhong Wan, "¿Realmente no te irás?" Zhong Wan había adelgazado una talla después de su enfermedad. Bebió el tazón de medicina que le había dado hasta la última gota. Se lamió los labios. "¿Por qué la medicina que el médico imperial le prescribió es tan insípida? No es muy amarga... Si tomo este tipo de medicina, ¿cuánto tiempo tardaría en mejorar? Realmente no me voy a ir. ¿No dije esto antes?" "¿Quién se atrevería a creer eso?" El mayordomo Feng suspiró. "Pero... uno temería que, al lado del Heredero... es difícil de decir." Una risa seca salió de los labios del mayordomo.

"Durante dos días, el Heredero sólo se quedó en su propio patio y no habló. ¿Quién sabe por qué está deprimido esta vez? Me temo que una vez más se ha convertido en un muerto en vida por tu partida." Zhong Wan miró hacia abajo. Se rió amargamente. "Él..." Ansioso, el mayordomo Feng tomó asiento a un lado. "Una vez que el Heredero se decide por algo, no escucha a nadie. No me atrevo a aconsejarle." Después de que Zhong Wan se tomara su medicina, se sintió un poco más enérgico. Pensó por un momento, y sus ojos se iluminaron en un instante. Hizo un gesto.

"Te ayudaré a pensar en una solución. Sólo haz esto primero: encuentra a alguien que pueda imitar las voces y algunas velas. Luego..." Zhong Wan y el mayordomo Feng hablaron durante mucho tiempo, el último mirando al primero con una extraña expresión. Entonces el mayordomo apretó los dientes y pisoteó, antes de irse. Esa noche, Yu She se acostó en su propia cama, con los ojos completamente inyectados en sangre. Al principio, pensó que el mejor resultado sería enviar a Zhong Wan de vuelta a Qian An. Si en el futuro, Yu She podía ascender al trono por un golpe de suerte, y Zhong Wan quería volver, naturalmente volvería. Si Yu She perdía su vida durante la lucha por el trono, entonces eso sería todo. Pero ahora, parecía que en Qian An no estaba a salvo. ¿Quién lo envenenó? ¿Y por qué lo hicieron? ¿Por qué Zhong Wan le ocultó todo esto? ¿Se quedó por él o fue porque quería pagar su deuda de gratitud con el Príncipe Ning? ¿Se quedaba para pagarle por su bondad? Cuanto más vacilaba su corazón, más odiaba a Zhong Wan. Odiaba que no le dijera nada a sí mismo. Se odiaba a sí mismo por codiciar el período de afecto entre ellos. Después de un paso en la dirección equivocada, todos los pasos subsiguientes llevaron a errores. Ahora, llegó a un punto en el que tenía que enfrentarse a una difícil elección. Agitado, rechinó los dientes, haciendo todo lo posible para contenerse. Justo cuando Yu She estaba a punto de caer en un ataque de locura, de repente escuchó un ruido fuera de su ventana. ¿Un asesino?

Yu She se mofó. Había tantos soldados de la familia en la propiedad. Que esta persona los evitara a todos y entrara en su patio era un testimonio de su habilidad. Estaba cortejando a la muerte. Yu She se puso de pie. Tomó la espada junto a su cama. En el momento en que llegó a su ventana, de repente escuchó un gemido afuera. Parecía... un sonido de una especie de bestia salvaje. Yu She dudó. Afuera, esa bestia salvaje gritó abruptamente con una voz que parecía mitad bestia y mitad hombre: "¡Zhong Wan no debe irse! ¡Zhong Wan no debe irse! ¡Zhong! ¡Wan! ¡No! ¡Debe! ¡¡¡IRSE!!!" Yu She se quedó completamente mudó. La mano que sostenía la espada temblaba. Por instinto, sospechó de sí mismo. ¿Se volvió... completamente loco? Con total incredulidad, Yu She se quedó mirando sus manos. Dudando, volvió a su cama. Al día siguiente, el Yu She que había sido aullado por una bestia salvaje toda la noche se sentó en su escritorio con círculos oscuros alrededor de sus ojos. No confiaba aún de él miso. Todavía no estaba lúcido.

El mayordomo Feng se acercó al frente del escritorio sin hacer ruido. Con una voz suave, preguntó: "¿No ha dormido bien, Heredero?" Un momento de aturdimiento, y Yu She dijo por reflejo: "Té..." Era precisamente esta palabra la que el mayordomo Feng había estado esperando. Se apresuró a traer una taza de té. Las manos le temblaban, no la sostuvo con firmeza, y parte del té se derramó en el escritorio... Abrumado por el shock, el mayordomo Feng señaló el escritorio.

"¡Heredero! ¡¡¡¡Mire!!!!" Yu She se giró para mirar el escritorio. Todo lo que pudo ver fue el té derramado por todas partes. Sin embargo, el té parecía sensible y evitaba los trazos de los kanjis en el papel, unos kanjis aparecían en el escritorio: Zhong Wan no debe irse. La expresión de Yu She se endureció. Durante mucho tiempo, no habló. Cerró los ojos. Intentó no preguntarse si se había vuelto loco o si el mundo se había vuelto loco. En un abrir y cerrar de ojos, entró en su estudio. Al mediodía, el Yu She, que se había calmado después de muchas dificultades, suspiró. Tan pronto como estuvo a punto de ponerse de pie, el mayordomo Feng entró corriendo en el estudio, con la cara llena de conmoción y agarrando un pez muerto que goteaba sangre. "...¿Ahora qué pasó?" preguntó Yu She. Aterrorizado, sostuvo el pez muerto mientras decía: "¡Heredero! Justo ahora, el personal de la cocina estaba matando peces. Este esclavo pensó en hacer una sopa de pescado para el Joven Amo Zhong para la comida del mediodía. Nunca pensó este esclavo, nunca, que después de abrirse el vientre, ¡se encontraría esto!" El mayordomo Feng sacó del estómago del pez un rollo de papel que aún no había sido empapado. Con una reverencia, le entregó el papel a Yu She. Humildemente, lo recibió. Lo abrió... Había cinco palabras en el papel: Zhong Wan no debe irse. Yu She se quedó sin palabras. El mayordomo Feng era la imagen de la piedad. "Esta es la voluntad de los cielos..." Yu She aplastó el papel con olor a pescado en una bola. A través de sus dientes, dijo cada palabra una por una: "Ve... Dile a Zhong Wan... que no lo echaré... y..." El mayordomo Feng estaba encantado. Antes de que pudiera darse la vuelta, sin

embargo, Yu She recogió los "Registros del Gran Historiador" y se los tiró. Teniendo un colapso, dijo: "¡Haz que copie 'Anales de la Casa de Chen Se' [3] diez veces! ¡Luego haz que me dé eso y las copias del Sutra del Corazón!"

...

GLOSARIO: 1.- Porque curarlo más lentamente asegurará que todas sus enfermedades se curen en vez de curarlo rápidamente y arriesgarse a la posibilidad de una recaída. 2.-

3.- Proviene de: Registros del Gran Historiador de Sima Qian, capítulo 48. La biografía de Chen Sheng (nombre de cortesía Se) y Wu Yan, los líderes de la revuelta campesina cerca del final de la dinastía Qin.

NOTA DE TRADUCTORES:

LOL ¡ZW y las payasadas del MF! Creo que el maldito pez fue el mejor ...

Entonces... ¿quién envenenó a ZW?

Capítulo 56

Yu She se acercó a la mesa. Usó sus dedos para limpiar las palabras que el té había

evitado, y luego las frotó... resbaladizas. Esto era una fina capa de cera. El agua no se pegaba a la cera. Al derramarse sobre la mesa, naturalmente evitaría estas áreas. Una hoguera con aullidos de zorro [1]. Un libro escondido en el estómago de un pez [2]. Como compañeros de clase, ambos eran personas que habían estudiado bajo el antiguo preceptor imperial Shi durante varios años. Yu She incluso había pasado unos cuantos años más aprendiendo que Zhong Wan. ¿Quién era el más tonto? Aunque los deberes de Yu She eran a menudo ligeramente inferiores a los de Zhong Wan, no era como si nunca hubiera memorizado los "Registros del Gran Historiador". ¡Además! Yu She desplegó el arrugado pedazo de papel en su palma. Usar la escritura del sello para ser deliberadamente desconcertante era perdonable. Esto había sido obviamente escrito por Zhong Wan antes de ser entregado a el mayordomo Feng para que lo copiara. ¡Este último había imitado el original, pero dibujó dos trazos mal! Si esto fuera realmente la voluntad de los Cielos, ¡¿podría haber caracteres mal escritos?! Los oídos de Yu She comenzaron a sonar debido a lo enojado que estaba con Zhong Wan. Anoche, no había pegado un ojo. Había pasado toda la noche preocupándose de que su condición había empeorado de nuevo, imaginando varios escenarios diferentes, incluso considerando a quién podría confiar un huérfano [3]. Completamente inesperado... Yu She fue a dormir, todavía mareado. En el otro extremo, el mayordomo Feng se apresuró a notificar a Zhong Wan. Primero expresó su alegría por el éxito, pero no pudo evitar regañarlo después, diciendo: "Te dije que con poner un poco de cera en la mesa era suficiente". Sin embargo, estabas decidido a conseguir ese pez muerto, todo sangriento y asqueroso... Asustaste tanto a Heredero que lo entendió al instante. Anteriormente, dijiste que no habría ningún fallo en tu plan en absoluto. También dijiste que, si fueras una mujer y hubieras entrado al palacio para ser una concubina, definitivamente habrías causado que los otros consortes no tuvieran suficiente dinero para usar pantalones. Pero tu...

tu plan esta vez no era tan impresionante en absoluto." La expresión de Zhong Wan fue afligida mientras se aferraba a los "Registros del Gran Historiador". Preguntó: "¿Qué extrañas reglas tiene su residencia? ¿Qué edad tengo? Cuando cometo errores, me dan un golpe en la palma de la mano o me ordenan copiar textos famosos. ¿Cree que tengo tres años? ¿No puede usar algunos castigos apropiados a la edad y al estatus para castigarme?" El mayordomo Feng no lo entendió. Se congeló un poco antes de preguntar: "¿Qué quieres decir? ¿Qué son los castigos apropiados para la edad?" Zhong Wan miró resentido al viejo administrador. No respondió. ¿Ni siquiera entendió cuáles eran los castigos apropiados para la edad? Si Yu She estaba realmente enfadado, debería atacarlo y desnudarlo, y luego atarlo a la cama para hacer esto y aquello. Después, debería castigarlo no permitiéndole usar ropa durante tres días, obligándolo a quedarse en esta habitación y permitir que Yu She se salga con la suya. Más tarde, no se le permitiría llevar ropa interior, dejándolo a merced de el en cualquier lugar de la propiedad, en cualquier momento. Zhong Wan suspiró, preocupado. Lo más probable es que Yu She haya leído todos esos libros para nada...

¿"Joven Amo"? ¿Joven Maestro Zhong?" El mayordomo Feng agitó su mano frente a la cara de Zhong Wan. "¿Qué pasa?" "Nada". No debería haber deseado tan pronto algo que sólo puede suceder una vez en la vida." Las orejas de Zhong Wan se enrojecieron ligeramente. Dejó de pensar en sus pensamientos de tipo R y puso "Registros del Gran Historiador" a un lado, luego tomó su tazón de medicina y se lo bebió. "Está bien. El resultado final fue bueno. Siempre y cuando no me espante."

El mayordomo Feng asintió. "Sí... Oiga, Joven Amo. Todavía queda algo en el fondo del tazón. Bébalo todo." El mayordomo Feng observó a Zhong Wan mientras terminaba el tazón de la medicina. Entonces, se puso de pie. "Aunque no es necesario tener prisa para copiar estos textos, si el Joven Amo tiene la energía, ¿por qué no empezar a escribirlos antes? De lo contrario, el Heredero podría encontrar que su actitud no es lo suficientemente apologética... Me iré primero." El mayordomo Feng se dirigió a terminar sus propias tareas. Zhong Wan dolorosamente comenzó a copiar los textos. El tiempo pasó volando. Sin saberlo, había pasado medio mes. Durante este período, Lin Si lo visitó secretamente una vez. Le dijo a Zhong Wan que Yu She ya se había enterado de Tang Qin. Zhong Wan se relajó. Copió "Registros del Gran Historiador" diez veces. También hizo lo mismo con "Sutra del Corazón" pero el todavía no estaba del todo recuperado de su enfermedad. El resfriado de Zhong Wan ya estaba casi curado, pero el médico imperial dijo que necesitaba curarse lentamente. Quería que el mismo ganara una inmunidad contra el frío y el viento, por lo que no tenía prisa en prescribirle la medicina. Desde que la fiebre bajó, la cantidad de medicina que debía consumir también disminuyó mucho. Cada día, el médico imperial también hizo que Zhong Wan comiera una píldora medicinal de un color que no se podía distinguir. Se tragó la medicina, desconcertado, y preguntó: "¿Qué es esto? No parece una medicina... Es un poco dulce y también ligeramente fragante". El doctor Imperial sonrió, pero no se explicó. Solo dijo: "Tome la píldora una vez cada día por tres días durante cinco años..." Zhong Wan se ahogó. "Sólo me he resfriado. ¡¿Eso va a tomar de tres a cinco años para sanar?!" El médico imperial dijo rápidamente: "No lo piense demasiado, Joven Amo. Esto es un suplemento. El heredero ya ha revisado la receta. También ha hecho que alguien

examine la píldora. No hay absolutamente ningún problema con ella. Es para curar... la frágil salud física. El Joven Amo sólo necesita tomarla". Zhong Wan no creía realmente esto. Dijo: "Entonces, ¿puedo molestarte para que me muestres la receta?" El médico imperial sonrió. "Es una receta que ha sido transmitida a través de las generaciones. Perdóneme por no poder mostrársela al Joven Amo". Zhong Wan pensó para sí mismo, Tonterías; Ustedes diagnostican a la nobleza todo el tiempo. ¿Cuándo te has atrevido a ocultar la receta? ¿Tienes miedo de que nadie sospeche de ti? Un pensamiento lo golpeó. Zhong Wan recordó repentinamente que hace varios meses, Yu She había dicho una vez extrañamente que quería reunir a mil sacerdotes Daoístas para realizar una ceremonia: Una ceremonia que rogaba a los Cielos que permitieran a Zhong Wan quedar embarazado. Zhong Wan dudó.

"No me digas que esto es..." Estaba un poco avergonzado de decir. Susurró el resto de la pregunta al oído del médico imperial. El doctor imperial se congeló. Con dificultad, respondió: "Joven Amo, está pensando demasiado las cosas". Zhong Wan se rió. "Sólo estoy bromeando. Me lo comeré." El médico imperial dejó entonces diez píldoras antes de inclinarse e irse. Se dirigió a informar de sus progresos a Yu She.

"¿Se lo comió?" La mesa de Yu She estaba cubierta con dos enormes pilas de documentos oficiales. Sin levantar la vista, preguntó: "¿Funcionó?" El médico imperial dijo en voz baja: "En estos días, el joven maestro Zhong ha tomado su medicina a tiempo todos los días. Sólo que si quiere ver los efectos... eso probablemente no será posible ahora mismo. Las píldoras son creadas en su mayoría a partir de suplementos para la salud. Además, funcionan lentamente. Necesitará tomarlas por un largo, largo tiempo antes de que puedas notar algún efecto." Yu She asintió. "No sospechó nada, ¿verdad?" El médico imperial hizo una pausa. En voz baja, dijo: "Hace un momento, el joven maestro Zhong me preguntó si esto era un antiabortivo". El pincel de la mano de Yu She se deslizó, creando un trazo aleatorio en el documento. El médico imperial lo miró, perplejo. Pensó en los rumores de afuera que hablaban de que el joven príncipe Yu tenía un temperamento extraño, así cuidadosamente dijo: "Heredero, perdóname por ser honesto. Los hombres no pueden..." "No digas más". Yu She tiró el documento a un lado y recogió uno nuevo. Agitó las manos, "Vete". El médico imperial escapó cautelosamente. Tan pronto como el médico imperial se fue, el mayordomo Feng entró. "Heredero..." Yu She miró hacia arriba. "¿Y ahora qué?" El mayordomo Feng dijo: "Alguien ha llegado del palacio". Yu She mojó su pincel en tinta. "Sólo envíalos lejos. ¿Qué? ¿Quieren que entre al palacio?" "No", el mayordomo Feng respondió de manera humilde. "El emperador ha convocado

al joven maestro Zhong". El mayordomo Feng dijo: "Hace unos días, los hermanos menores del príncipe Qian An entraron en el palacio. Originalmente, el emperador pretendía que el joven maestro Zhong fuera con ellos. Sin embargo, no esperaba que el joven maestro Zhong estuviera aquí. Al darse cuenta de que no se había ido, hizo algunas preguntas. Hoy, hay un banquete familiar en el palacio. El Cuarto y el Quinto Príncipe asistirán. Después de que el emperador se enteró de que el Joven Amo Zhong está en nuestra propiedad, envió a alguien aquí... Iré a notificar al Joven Amo Zhong ahora mismo y le diré que se cambie y se prepare para entrar en el palacio..." Yu She ajustó la punta del pincel y con calma dijo: "No va a ir". El mayordomo Feng se congeló. "¿Qué?" Yu She estaba ocupado con su escritura. "He dicho que no va a ir". El mayordomo Feng rió secamente. "El emperador lo ha convocado. ¿Cómo podría no ir?" Yu She se veía indiferente. Después de terminar el documento en sus manos, lo dejó a un lado. Al notar que el mayordomo Feng seguía a su lado, frunció el ceño.

"¿No has oído lo que acabo de decir?" El mayordomo Feng estaba increíblemente conflictivo. "Heredero, ¿qué estás haciendo? No es que el joven maestro Zhong nunca haya visto al emperador antes. Ya ha entrado en el palacio muchas veces desde que regresó a la capital. Esa vez que fue, ¿el emperador ni siquiera le regaló los escritos y pinturas del Viejo Preceptor Imperial Shi? Es fácil decir que todavía es algo amable con el Joven Maestro Zhong..."

Yu She se burló. Como si no hubiera oído nada, cogió otro documento y siguió trabajando. El mayordomo Feng estaba atascado en un dilema. Se rió secamente. "Heredero, ¿qué es lo que realmente está mal?" La cabeza de Yu She fue bajada mientras miraba el documento. Murmuró para sí mismo: "No quiere ver a Zhong Wan... Está usando esto como una oportunidad para ponerme a prueba". El mayordomo Feng no lo entendió. "Ese día, hice un intercambio con él por Zhong Wan. Se dio cuenta de que estaba motivado, así que naturalmente se sintió feliz. Sin embargo, no pudo evitar que se le ocurrieran otras ideas. Se sentía..." Yu She recogió el pincel de nuevo. Mientras escribía, dijo: "Sintió que yo admitía la derrota, que podía usar a Zhong Wan para amenazarme... Xuan Qiong y Zhong Wan ya son enemigos jurados. Quiere que se encuentren para que Xuan Qiong pueda humillar a Zhong Wan. Como tal, esto me haría ser cauteloso." Yu She se burló. "El juego de los reyes..." El mayordomo Feng se quedó en blanco por un momento. "Entonces... ¿qué debemos hacer?" "Tenemos que hacerle saber que no puedo ser controlado tan fácilmente." Los ojos de Yu She se volvieron rojos lentamente. Sin embargo, su tono seguía siendo normal. "Finalmente ha encontrado mi debilidad. Debe estar muy feliz, ¿verdad?" Yu She se burló. El mayordomo Feng rió secamente. "Pero si eres tan protector con él, ¿no sería eso más fácil para el emperador entender que te preocupas por el Joven Amo Zhong?" "Nunca he querido ocultar eso. ¿Por qué debería tener miedo de que lo descubra? No menciones ninguna tontería sobre cómo debería tratar a Zhong Wan fríamente, sólo porque me preocupo por él. Me niego a seguir viviendo de una manera tan

asfixiante." Yu She levantó la mirada y de repente se rió. "¿Sabes cuál sería la mejor respuesta? Hacerle saber claramente que aprecio a Zhong Wan, que voy a protegerlo. Si le hacen daño de alguna manera, soy capaz de hacer cualquier cosa." Yu She se burló de sí mismo. "¿Quiere ver cuál de nosotros está más loco? ¿Cuándo he temido a alguien en lo que se refiere a este tema? ¿No ha tenido siempre miedo de que yo muera? Entonces de ahora en adelante... debería empezar a preocuparse por la seguridad de Zhong Wan también." El mayordomo Feng tragó. Ahora lo ha entendido. Yu She estaba mostrando su debilidad al Emperador Chongan. De esta manera, el emperador Chongan entendería que mientras Zhong Wan estuviera bien, Yu She también lo estaría. Si algo le sucediera, Yu She se amotinaría. "Dile a la persona del palacio," dijo Yu She mientras tiraba el documento a un lado, "que Zhong Wan no irá. En el futuro, no hay necesidad de venir a convocarlo. El emperador naturalmente será capaz de entender lo que quiero decir. Ya no organizará a propósito un banquete para tratar de disgustarme". El mayordomo Feng quería tratar de convencerlo un poco más. Aunque Yu She había perdido hace tiempo su afecto por el Emperador Chongan, no había necesidad de hacer las cosas tan deliberadamente. Después de todo, ese era el emperador. Antes de que pudiera decir algo más, Yu She añadió, "Hace unos días... reflexioné mucho." El mayordomo Feng levantó la cabeza. "¿Um?" Yu She dijo humildemente: "Ese día, sospeché que me había vuelto completamente loco. Después de considerarlo repetidamente, me pregunté a quién podría confiar a Zhong Wan si algo me sucedía." "Pensé toda la noche, pero no se me ocurrió ni un solo nombre." "Estos años, yo... tampoco sé qué vida he estado viviendo. He sobrevivido hasta ahora, pero no puedo encontrar a alguien a quien dejarle un huérfano."

Yu She dijo ligeramente, "No hay necesidad de persuadirme para que actúe con más tacto. Aquellos que no tienen a nadie en quien confiar sólo pueden confiar en ellos mismos. Como no confío en ellos, no hay necesidad de que me comprometa con la esperanza de que, en el futuro, ellos cuiden de Zhong Wan por alguna apariencia de amistad... no contaría con ellos." El mayordomo Feng suspiró, luego se dio la vuelta y se fue. Salió del estudio. Tan pronto como levantó la cabeza, vio a Zhong Wan que estaba de pie fuera de este. Feng rió secamente. "Joven Maestro Zhong, ¿cuánto tiempo lleva aquí?" Zhong Wan se rió un par de veces con dificultad. "Durante mucho tiempo... escuché que alguien vino del palacio para convocarme, así que quise notificar a Yu She que iba a hacer un viaje al palacio." El mayordomo Feng se echó a reír. "No hay necesidad. Esto... Bueno, ya lo has oído." Zhong Wan asintió suavemente. Había oído todo. Yu She había dicho que no había nadie con quien pudiera contar. Sólo podía confiar en sí mismo para todo.

...

GLOSARIO: 1.- Se refiere a una historia registrada en "Registros del Gran Historiador - Anales de

la Casa de Chen She", donde dos hombres pusieron una hoguera dentro de una jaula para que pareciera más como un fuego fantasma. Luego comenzaron a aullar como zorros. Esto hizo que la gente pensara que era un hecho sobrenatural, creyendo así lo que habían estado aullando (Chen había estado planeando una revuelta). 2.- Una vez más una historia registrada en "Registros del Gran Historiador - Anales de la Casa de Chen She", esta vez, sin embargo, escribieron "Rey Chen Sheng" en rojo en una cinta de seda, luego colocaron esta cinta dentro de un pez muerto en el mercado de pescado. Después, Chen Sheng le encargó a alguien que "comprara" el pescado. Luego "descubrió" que había una escritura dentro del estómago del pez, lo que significa que era un mensaje de los Cielos. 3.- No necesariamente un niño. También podría ser un amigo, un miembro de la familia, básicamente cualquier persona que no tenga a nadie en quien confiar después de su fallecimiento. En este caso, se está refiriendo a Zhong Wan.

NOTA DE TRADUCTORES: Oh my God YS!

Capítulo 57

Zhong Wan se quedó fuera del estudio durante una hora. Cada vez que los sirvientes pasaban, lo miraban con asombro. Se frotó la cara. Se dio la vuelta y se fue a su propia habitación. Ahora mismo, se preguntaba cómo reaccionaría Yu She si se hubiera apresurado a entrar en el estudio y le hubiera explicado las cosas. Si hubiera revelado toda la información sobre sus origenes que había desenterrado. Zhong Wan se volvió impulsivo muchas veces, pero también se obligó a suprimirlos. Definitivamente necesitaba obtener la gracia de Yu She aún más antes de que pudiera hacer esto. Suficiente, para que, aunque Zhong Wan conociera su pasado, no se pusiera tan furioso como para echarlo. Al contrario, él podría explicarle esas piezas de información secreta. Estaría dispuesto a dejarle quedarse y convertirse en su consejero. Zhong Wan realmente no tenía la menor confianza en esto. Después de todo, venía de la hacienda del Príncipe Ning. En el presente, era posible que Xuan Rui luchara por el trono. ¿Pensaría Yu She que Xuan Rui envió a Zhong Wan a su lado como espía? Parecía que ahora, el mejor método era... Zhong Wan murmuró: "Dejarlo que me folle una vez". Sólo una vez. Entonces Zhong Wan estaría seguro de poder engañar a Yu She para toda la vida. Sus palabras asustaron a la sirvienta, que había venido a entregarle su medicina, hasta el punto de tropezar. Zhong Wan la ayudó a estabilizar el tazón de la medicina. "¿Por qué estás tan asustada? No muerdo." En guardia, la pequeña sirvienta miró a Zhong Wan. De principio a fin, lo vio como una mala persona. No habló. Después de ver a Zhong Wan terminar de beber la medicina, salió corriendo con el tazón vacío.

Antes de la cena, Yu She había sido convocado. Esta vez, no fue el Emperador Chongan quien causó problemas por nada. Informó a Yu She sobre los disturbios en la frontera norte. Hoy en día, una señal de disturbios había aparecido en la corte. Si tenía algo que ver con Yu She, el Emperador Chongan aún quería que estuviera presente. Él no estaba dispuesto a hacer esto. Anteriormente, con el fin de proteger a Zhong Wan, ya le había prometido al emperador que no eludiría sus responsabilidades nunca más. Y ahora, era incapaz de rechazar la petición del emperador, de guardia en cualquier momento. Zhong Wan miró el reloj de arena. Suspiró. Originalmente, había planeado quedarse con Yu She después de la cena. Pero ahora, parecía que no habría ninguna posibilidad. Él probablemente no volvería por ahora. Se sentía un poco cansado. Desde que tomó la medicina prescrita por el médico imperial, su salud mejoró. También durmió más profundamente que en el pasado. Cada día, su sueño era dos horas más largo que el del día anterior. Por lo tanto, una vez que el cielo se oscurecía, la somnolencia lo alcanzaba. Se frotaba los ojos. Reflexionó sobre si debía entrar directamente en la cámara interior de Yu She, cuando de repente, un sonido débil salió de la reja de la ventana. Su corazón tembló. Se adentró en la habitación. La pequeña sirvienta ya se había ido. Primero, Zhong Wan cerró la puerta. Luego abrió la ventana. Lin Si se volteó cuando saltó dentro. Hizo un gesto: "Quería venir por la mañana, pero la seguridad de la propiedad es demasiado estricta. Cuando el Joven Príncipe Yu se fue, la mitad de los soldados de la familia se fueron con él. Sólo entonces pude entrar a hurtadillas".

Zhong Wan asintió. "¿Están bien Xuan Yu y Xuan Congxin?" Lin Si también asintió. Dijo con lenguaje de signos, "Muy bien. La joven señorita siguió preguntando por ti". "Es bueno que no haya pasado nada" Zhong Wan señaló con emoción. "Originalmente, quería sacarlos de la capital lo más pronto posible. Pero ahora, se ve

innecesario. No sabemos donde Tang Min llegará a Qian An. Si el ya... entonces, Qian An ya no es un lugar seguro" Si Tang Ming realmente llevó a Xuan Rui por el mal camino para hacer algo estúpido, entonces estos dos niños podrían alegar ignorancia y no estarían implicados. Tan pronto como L