1.Realidades y Mitos Del Liderazgo

REALIDADES Y MITOS EN EL LIDERAZGO La habilidad de liderazgo constituye uno de los conjuntos de capacidades más importan

Views 6 Downloads 1 File size 97KB

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Recommend stories

Citation preview

REALIDADES Y MITOS EN EL LIDERAZGO La habilidad de liderazgo constituye uno de los conjuntos de capacidades más importantes que en un mundo en cambio necesita. Este hecho ha ido poniéndose en evidencia a medida que hemos intentado adaptarnos a los progresivos cambios experimentados por nuestras sociedades y lugares de trabajo. Al tratar de tomar las riendas de nuestro destino e intentar conducir el de nuestra familia, nuestras comunidades, nuestras organizaciones y nuestro planeta, se nos hace cada vez más patente la necesidad del liderazgo eficaz como una de las claves para nuestro éxito y la supervivencia en el futuro. Pero, ¿qué es el liderazgo?, ¿Quién lo posee?, ¿Pueden desarrollarse estas capacidades, o bien se trata de algo con lo que hay que haber nacido? Hay quienes afirman que el liderazgo debe ser aprendido y ganado a pulso. Otros, en cambio, aseguran que se trata de un don que no puede ser enseñado. Las descripciones del liderazgo eficaz enfatizan frecuentemente lo que ha resultado adecuado en determinado negocio, cultura o entorno. Sin embargo, las acciones, el estilo o las características que conviertan a un líder en “bueno” en un determinado contexto pueden resultar ineficaces e incluso devastadores en otro. Otros estudios que dirigen su atención a los resultados del liderazgo eficaz señalan que los buenos líderes “crean visión”, “movilizan el compromiso”, “reconocen necesidades”, etc. Sin embargo, no basta con conocer simplemente estos objetivos. La clave para alcanzarlos realmente estriba en disponer de las capacidades mentales y de comportamiento necesarias para ponerlos en práctica. Al definir qué es el liderazgo eficaz resulta importante distinguir entre un “líder”, “liderazgo” y “liderar”. La posición de “líder” es un papel en un sistema concreto. La persona en el papel formal de líder puede o no poseer capacidades de liderazgo y ser o no capaz de liderar. “Liderazgo” se relaciona fundamentalmente con las habilidades de la persona, sus capacidades y su grado de influencia. Buena parte del liderazgo procede de personas que no son “líderes” formales. “Liderar” es el resultado de utilizar el papel y la capacidad de liderazgo de cada cual para influir en alguna forma sobre otras personas. En su sentido más amplio, el liderazgo puede ser definido como la capacidad para influir en otras personas para la consecución de algún objetivo. Es decir, un líder conduce a un colaborador o a un grupo de colaboradores hacia determinado fin. En negocios y organizaciones se suele decir que el “liderazgo” es lo opuesto a “dirección”. Esta última

expresión se define por lo general como “conseguir que las cosas se hagan a través de otros” mientras que “liderazgo” sería “conseguir que otros hagan las cosas”. Así pues, el liderazgo está íntimamente relacionado con motivar e influir a otros. Sin embargo, en las visiones más actuales de liderazgo, los líderes no tienen influencia por el mero hecho de ser “jefes” o “comandantes”. Se trata más bien de personas comprometidas con “crear un mundo al que las personas quieran pertenecer”. Este compromiso requiere de una combinación especial de modelos y habilidades que permitan manifestar efectiva y ecológicamente las visiones que guían a quienes se comprometen con el cambio. Entre esas habilidades se incluyen las de comunicación, interacción y gestión en el seno de cualquier organización, red o estructura social, con el objetivo de encaminar a cada cual hacia el logro de sus aspiraciones más elevadas. Así que para saber cómo identificar a un líder solo debemos mirar a nuestro alrededor y observar quién está dirigiendo a otros. Es simplemente observar a la gente y descubrir quién influye en ellos, o quién logra atraerlos. Así es como se puede descubrir a un líder. Para tener más clara esta idea vamos a identificar algunos mitos del liderazgo: 1.) Los líderes nacen, no se hacen. Este es un mito muy común, y quiere decir que hay personas que cuando nacen ya lo traen en sí y hay otros que cuando nacen no lo traen. Es como si dijéramos que aquellos que lo tienen prosperan en la vida, y los demás forman una fila y marchan tras de ellos por el resto de sus vidas. Ahora bien, por supuesto que hay personas que nacen con una tendencia para ser líderes, así como hay otros que nacen con una tendencia hacia la música o algún otro tipo de talento. Hay gente que nace con una tendencia hacia la aptitud de liderar quizás más que otros, pero debemos entender que cualquiera de nosotros podemos aprender cómo liderar. Este es un mito enorme que hace que mucha gente nunca se preocupe por aprender sobre liderazgo. 2.) El liderazgo es una habilidad poco común. Algunas veces vemos a los líderes y pensamos que son seres místicos. Nos decimos que los líderes tienen una habilidad muy especial que

solo unos pocos poseen. En realidad si es poco común, pero no la habilidad del liderazgo en sí, sino que es poco común que se enseñe. En realidad, la mayoría de la gente no es líder, porque no le han enseñado cómo serlo. La verdadera razón por la cual hay tan pocos líderes no es porque debe haber pocos líderes, es porque a la gente no se le enseña cómo ser un líder. 3.) El liderazgo existe sólo en lo más alto de una organización. Muchas veces la gente piensa que la razón por la que no asiste a una conferencia de liderazgo es por no ser el presidente de su empresa, por no estar en la cima. Y muchos piensan que los líderes están en lo más alto, y si no se está allí, quiere decir que los conceptos sobre liderazgo no le pertenecen. Pero en este sentido hay que entender que liderazgo no es igual a posición, es igual a influencia. El cómo influenciemos a las personas determina cómo lideramos, y cada uno de nosotros tiene algún grado de influencia. Por eso todos podemos liderar a una organización desde un punto intermedio, si tenemos influencia. No se necesita estar al frente de una organización si se sabe cómo influenciar a la persona que influencia. Por eso no se trata de posición, se trata de influencia. 4.) Todos los líderes tienen personalidad carismática. Tenemos la idea de que los líderes tienen cierto carisma, lo que hace que la gente no pueda evitar seguirlos. Una especie de poder magnético. Por supuesto que hay también líderes carismáticos y es grandioso tenerlos. De hecho, eso es lo que nos hace disfrutar seguirlo a él o a ella. No obstante, aunque el carisma es importante, éste por sí solo no te hace un líder. Hay muchos que tienen carisma pero que no son buenos líderes. Mientras que hay otros que carecen de ella y que son muy buenos líderes. El carisma no es una cualidad innata del ser humano. Algunas veces confundimos el carisma con personalidad. Pero en realidad el carisma es un estado mental. La gente que es carismática piensa diferente a aquellos que carecen de ella. La principal diferencia entre la gente que tiene carisma y la que no la tiene, es que quien tiene carisma se enfoca en los demás, los carismáticos hablan acerca de las cosas que le interesan a las otras personas. Por el contrario, los que no tienen carisma se enfocan sólo en sí mismos. La persona que no tiene carisma espera que todos hablen con ella, que todos sean amigables con ella primero. Cuando hablamos de líderes hay que entender lo que el carisma hará por nosotros y lo que no hará. El carisma le permite a un líder cruzar la

puerta. En otras palabras, si eres carismático la gente dirá: “ven aquí”, porque le gustas. Pues aunque con el carisma cruzarás la puerta, la credibilidad hará que permanezcas dentro. El carácter y la credibilidad de una persona son mucho más importantes. Carisma es algo así como la carta de presentación, la crema del pastel. El carácter es toda la substancia. Así que cuando la gente dice: “es que todos los líderes son carismáticos”, no es verdad. Si se puede elegir entre estas dos cualidades, es mucho mejor elegir el carácter, ya que es mucho más importante que el carisma. 5.) Los líderes controlan mediante la manipulación. Existen líderes que manipulan, pero esto no es de lo que se trata el liderazgo. La diferencia entre manipulación y motivación es que la manipulación consiste en movilizar a la gente para el beneficio del líder, mientras que la motivación consiste en movilizar a la gente para el beneficio de todos. Y esto es lo más saludable, ya que los líderes mueven a la gente. Los líderes lideran. Bibliografía DILTS, Robert. Liderazgo creativo. Ed. URANO

Programación Neurolinguística.

MAXWELL, John C. Desarrolle el líder que está en usted. 1. El papel del líder Explica, ¿Qué personas pueden ser consideradas líderes? (Mínimo 4 renglones)

2.

Líder, liderazgo y liderar

Elabora un cuadro comparativo en el que destaques cuál es la diferencia en los tres conceptos antes mencionados.

3.

Mitos del liderazgo

Explica que otros mitos se tienen acerca del liderazgo y cómo se puede dar ruptura a esas ideas (Mínimo 5 renglones)

4. Conclusión ¿Consideras qué tienes madera de líder? Argumenta tu respuesta explicando si tu aportación es afirmativa ¿Qué rasgos hay en ti que te hacen líder?, si tu respuesta es negativa expresa ¿Qué te hace falta para ser un líder? (Mínimo 6 renglones)